Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte




descargar 131.01 Kb.
títuloParte B. Visiones de la Ciencia Primera parte
página1/2
fecha de publicación25.10.2015
tamaño131.01 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2
Parte A: Conceptos introductorios
Historia de la ciencia: Cosmología-Física: Aproximación a la historia de las cosmologías. Las cosmologías antiguas. Teorías de este siglo: Teoría del Big-Bang. Teoría del Universo Estacionario. Biología: Debate Espontaneísmo vs. antiespontaneísmo. Preformacionismo vs. epigénesis. Debates sobre el origen de la vida: teorías de Oparin-Haldane y teoría de la Panspermia
UNIDAD 1:
Identificación de problemas y primer acercamiento a las siguientes temáticas: teorías rivales, elección de teorías, articulación de teorías. Anomalías. Hipótesis auxiliares y ad-hoc. Entidades observables y teóricas. Marcos teóricos, paradigmas, revoluciones científicas. La ciencia antigua y la ciencia moderna: diferencias.
UNIDAD 2: Elementos de lógica
Proposición. Conectivas lógicas. Tipos de razonamientos: inductivos, deductivos y abductivos. Formas de razonamiento. Razonamientos deductivos. Validez y verdad. Algunas formas de razonamiento: Modus ponens, modus tollens, falacia de afirmación del consecuente.

Parte B. Visiones de la Ciencia - Primera parte

Historia de la ciencia: historia de las teorías acerca de la herencia: La teoría de Mendel. Las teorías posteriores hasta el descubrimiento del ADN y del código genético
UNIDAD 3: Estructura de una teoría
Método inductivo: método por el cual los científicos descubren “leyes empíricas” a partir de la observación de un mismo fenómeno en varias ocasiones diferentes. Esa regularidad en las observaciones, se pone en evidencia por medio de una “inferencia inductiva”, que se aplica a todos los casos posibles.

Al formular una hipótesis de tipo general, se pasa del nivel I de las “afirmaciones empíricas singulares” (el tamaño de las venas y de las arterias de determinado paciente) al nivel II de las “leyes empíricas” (Hº, todos los individuos poseen arterias cuyas secciones disminuyen con la distancia al corazón). Cuando deducimos desde las “leyes empíricas” a los “enunciados observacionales” previos, se llama deducción, y se llama predicción, cuando lo hacemos desde “enunciado observacionales” nuevos.
Método hipotético-deductivo: afirmaciones referidas alguna “entidad teórica” (no observable), y al ser generales, se expresa en “leyes teóricas” (sí la ley contiene sólo términos teóricos, es “ley teórica pura”. Cuando, además tiene términos observacionales, es “ley teórica mixta”). Se diferencia al “método inductivo” ya que este conjetura la existencia de una “entidad no observable”. En cambio el primero, a través de la “ley” no puede referirse a ninguna entidad que no estuviera contenida en las observaciones, de este modo, no puede formular leyes que aluden a “entidades teóricas”.

Hervey, postulaba la existencia de los vasos capilares que conectaban las arterias con las venas de modo que la sangre circulaba en un solo sentido no generalizaba “observaciones previas”, porque los vasos capilares no son observables (para la época). “Todos los individuos poseen vasos capilares que contactan las arterias con las venas”: ni “afirmación empírica general”, ni “ley empírica”. Él tuvo que postula su existencia en vez de mostrarla. Acá, realiza un “salto creativo”, es el III nivel “entidades teóricas” (nivel I: “afirmaciones empíricas singulares”; nivel II: “afirmaciones empíricas generales”; nivel III: “entidades teóricas”).

Salto creativo: dos corrientes de la filosofía de la ciencia para explicarlo (problema que surge en el contexto de justificación). La “descripción inductivista de la ciencia”, que parte de conjeturar la existencia de una entidad no observable, por lo tanto, postula a una “entidad teórica” con un fin explicativo y que reconoce el método inductivo como explicación del modo en que los científicos llegan a formular sus leyes (los III niveles). La segunda corriente, no reconoce dicho método inductivo y se denomina “descripción hipotético-deductivista de la ciencia”. Para ésta última, la formulación de toda “ley” o “conjunto de leyes” (empíricas o teóricas) conlleva un “salto creativo” por parte de quien la formula. Luego se extraen por “deducción” algunas “conclusiones” o “consecuencias” que permitan la “confrontación” de esas leyes con la “experiencia” (flecha hacia arriba: salto creativo (inducción para la anterior); flecha para abajo, deducción)
La contrastación: es el paso de puesta a prueba de una hipótesis confrontándola con algún caso que todavía no haya sido observado. Ve si las predicciones se cumplen o no. Si se cumple, aspiramos a obtener una “corroboración” de la misma (no hablamos de “verificar”, porque sería una “afirmación general” que un futuro opacaría la posibilidad de una “refutación”). Los pasos son: luego de “deducir” un enunciado de observación (nivel I) a partir de una “ley empírica” (nivel II), a este enunciado de observación (que hemos “deducido” de la “ley”) lo llamaremos “consecuencia observacional” (C.O.).

“Todos los individuos poseen arterias cuyas secciones disminuyen con la distancia al corazón” (consecuencia observacional). Esta “ley” se dio a partir de las “observaciones” de los pacientes 1, 2 y 3. Para que la hipótesis se sostenga, es primordial que deba darse en cada uno. El siguiente paso es confrontarla con algún caso que todavía no haya sido observado. Si la ley se “corrobora”, valdrá para el paciente 4: “CO se cumple”, de lo contrario, se “refuta”: “CO no se cumple”.
Enunciados singulares y generales. Enunciados de observación. Concepto de consecuencia observacional. Resultado de la contrastación: refutación y corroboración.
Dificultades en la aceptación de hipótesis (¿verificación o corroboración?): Asegurar que siempre que se cumplan las premisas se cumplirá la conclusión, es “falacia de afirmación del consecuente” (lo mismo que deducir la verdad de p). Por lo tanto, “no es cierto que q entonces p sino sólo que p entonces q”. Cada C.O. verificada es un caso de “corroboración” de la Hº (no: verificadas, comprobadas o demostradas). Ejemplo: “la nieve es agua congelada” (Hº), llevada a la experiencia, mi C.O. es: “si tomo esta porción de nieve y la caliento a más de 0ºC se volverá líquida”, mi estructura lógica del razonamiento sería (dificultad), p (Hº) y q (C.O), pareciendo razonable admitir como válido que p entonces q (admitimos: la verdad de q y que p no puede darse sin q), por lo tanto, deduciendo p (verificando esa Hº), estaríamos razonando así:

  1. p entonces q Premisa

  2. q Premisa

Conclusión: p

Dos objeciones: que p no sea el único enunciado del que pueda deducirse q y siga siendo igualmente válidos (r entonces q, s entonces q, etc.) e incluso contradictorios entre ellos (Ej del patio, puede estar mojado si llueve o si no llueve y lo baldearon, dos alternativas contradictorias), ejemplo, que hayan sustancia distintas al agua que también se fundan, transformen o volatilizan a los 0ºC provocando la misma condensación o; que una Hº dada pueda llevar a varias C.O. distintas, por ejemplo, siendo simultáneamente cierto: p entonces q1, p entonces q2, p entonces q3 etc. Si “la nieve es agua congelada” (p), no sólo se deberá fundir a 0ºC, sino que además deberá tener cierta respuesta a los rayos x, densidad, proporción etc
Dificultades en el rechazo de una hipótesis (¿cuál es el enunciado que se refuta?): cuando no se verifica alguna C.O. se habla de “falsación” o “refutación” (llevamos la porción de nieve a más de 0ºC y no se funde, resultado: “no q” o “negación del C.O.”). Si era cierto p entonces q y vemos que nos da “no q”, es indudable que también es “no p”. Pero para deducir q, no usamos solamente p, sino que además otras hipótesis llamadas “hipótesis auxiliares” (Ej. P1 “la nieve es agua congelada”; p2 “el agua congelada funde a 0ºC”; p3 “la presión atmosférica es normal en este momento”). Entonces, cuando decimos p entonces q, llamamos p a toda esas conjunciones, donde p1 es nuestra Hº fundamental, y las otras, auxiliares. Se da el esquema “modus tollens”, no p, que es mismo que negar que sean verdaderas p1, p2 y p3.
Hipótesis auxiliares.
(Otra dificultad en el rechazo de hipótesis) Hipótesis ad-hoc ("buenas" y "malas"): (hipótesis para el caso) es el argumento que salva la Hº de una refutación gracias a una Hº adicional que fue necesario agregar. Se da sólo para una teoría (para una ley empírica, la Hº ese refuta, un C.O. no se cumple, y sólo se aplicaría, referida a un error en la observación) con términos teóricos, donde existe una falla en las predicciones. Pero no se abandona la Hº, sino que dan “argumentos adicionales” para explicar la aparente contradicción entre las predicciones de esa ley y las observaciones registradas.

Criterios:

  • No cabe sólo el argumento, se debe explicitar la hipótesis y contrastar.

  • Su uso repetitivo puede construir un estancamiento del conocimiento. Parte de la práctica científica es la de decidir en qué momento se dejan de formular.

  • Si se refuta la Hº principal y algunas Hº ad-hoc siguen en pié, no debe inducirnos tomarnos de ellas como Hº importantes.

Ejemplo, Hº “la información genética está localizada en el ADN nuclear” (entidad teórica: información genética).

  • Primera posible falla. Parece deducir de la Hº la siguiente afirmación, Hº derivada 1º “Una diferencia en la duplicación del ADN (mutación) siempre es acompañada de la aparición de nuevos rasgos” (nivel II). Parece válido afirmar, que un paciente que muestra diferencia en la secuencia del ADN, deberá mostrar una alteración de los rasgos (nivel I). Esta afirmación es C.O. de la primera Hº. Si el paciente no muestra las alteraciones predichas ¿la Hº ha sido refutada? No. Debido a que la Hº contenía términos teóricos (información genética) cuya definición nunca es completa sino que se obtiene a medida que se conocen sus relaciones con lo observable. Hº ad hoc: “algunos pares de nucleótidos del ADN nuclear no aportan información para la síntesis de proteínas”, o bien, “algunos pares de nucleótidos contienen información repetida o redundante”. Ahora, ¿Cómo argumentará el científico? Que al producirse la mutación, esta resultó ser neutral o que otros pares de nucleótidos asumieron el rol de sintetizar las proteínas necesarias para los rasgos originales. Por lo tanto, es posible encontrar casos en los que el fenotipo no se haya visto alterado.

  • Segunda posible falla (relación ejemplo anterior). Se sigue, que observar una célula con el ADN correctamente copiado y que presente rasgos distintos será una observación refutatoria de la Hº. Pero, cuando extrajimos la Hº derivada 2º no hemos mencionado que hay una serie de factores que intervienen en el proceso de obtención de rasgos como perturbaciones provenientes del medio. Si los hay, la refutaríamos. Pero si hacemos explicito ese conocimiento (argumentación del científico), diremos que salvo que haya perturbadores provenientes del medio exterior a la célula, si el ADN no sufre errores de copia entonces no habrá diferencias en los rasgos. Esquematiza: Hº “la información genética está localizada en el ADN nuclear”; Hº aux. “no hay factores perturbadores”; Hº derivada 2: “Si no hay errores en la copia del ADN no habrá diferencia en los rasgos”


Entidades observables: Las leyes empíricas contienen términos observacionales (referido a entidades observables).
Entidades teóricas: entidades, cualidades y relaciones que son imperceptibles, pero que podemos tener conocimientos de ellas, gracias a que están relacionadas con cuestiones perceptibles (Ej. Marca de un tensiómetro y presión arterial). Ley teórica (referido a entidades teóricas).
Se sugiere que ambas tienen un límite vago e impreciso, y además, puede variar de una disciplina a otra:

  • Primer problema. Instrumento para la detección de ciertas entidades. En sentido estricto, cuando medimos la presión arterial no la observamos, sino, la lectura de un valor en la escala del tensiómetro. Decimos “observamos” el valor de la presión arterial porque conocemos la forma de interacción del instrumento con la presión arterial. Coincidimos en clasificar a la presión arterial como una entidad observable (luego de haber aceptado la Tº del funcionamiento del instrumento). La “carga teórica” es esa aceptación (la “presión arterial” es una “entidad observable” con “carga teórica”). Aunque la carga teórica también se relaciona al uso de la “observación” (Ej. la datación de un resto orgánico).

  • Segundo problema. Clasificar entidades como las patologías. La esquizofrenia, la epilepsia o el cáncer no estamos seguros si son observables. Preferimos mantenerlas en “entidades teóricas”.


Carga teórica de las observaciones: la utilización de un instrumento o método para observar. Todo dato tendrá una C.T.
Las hipótesis subyacentes: ciertas Hº previas que guían –con o sin instrumento- la “observación” (observar es percibir e interpretar a partir de un estimulo). Estas a su vez, constituyen una “carga teórica” para esas observaciones.
Ese tipo de carga teórica se podría graficar cuando percibimos (observar: percibir e interpretar partir estimulo) un trueno (estimulo-ruido, percibimos(a la vez interpretamos)-trueno). Pero, ese estimulo puede haber sido una explosión, entonces, es aquí donde son predominantes las “Hº subyacentes” (está lloviendo o estoy pasando cerca mientras demuelen un edificio). La Hº subyacente jugará un rol principal en mi percepción, operará como “carga teórica” que hace interpretar el dato.

Crítica a los inductivistas: no se puede asegurar que en el proceso de generalización (acumulación de datos de observación (sin teoría) nos permite generalizar) no se han involucrado condimentos teóricos.
Clasificación de enunciados. Los tres niveles:

Afirmaciones empíricas singulares (nivel I). Enunciados referidos a una situación particular que describen lo observado (directo o mediante un instrumento).

Leyes empíricas (nivel II). Afirmaciones de fenómenos observables que por referirse a todos los casos posibles de ese tipo de fenómeno, tienen un alcance universal.

Las Hº o leyes teóricas (nivel III): enunciados generales que contienen al menos un término que denota una entidad teórica. Es “ley o hipótesis teórica pura” (principios internos) cuando contiene exclusivamente términos teóricos (Ej. venas y arterias), pero si además contiene términos observacionales (Ej. vasos capilares) es “ley o hipótesis teórica mixta” (principios puente). Ej. “Todos los individuos poseen vasos capilares que conectan las arterias con las venas”.

E

  • Para contrastar una Tº (explicando o prediciendo) son necesarias otras (no sólo las de la Tº) Hº enunciadas que sirven para contrastar o explicar: Hº auxiliares.

  • De los principios internos(observable) y puente(teóricas) + las Hº auxiliares, es posible deducir leyes empíricas. Estas últimas también, vía deductiva, obtener consecuencias observacionales.

  • En principio, las entidades teóricas no están bien definidas. Se ajustan con Hº ad hoc ante refutación. A menor refutabilidad Hº, menor precisión en predicción.
structura de una teoría según Hempel
:

Hipótesis H:

Principios internos

+

Principios puente




Refutación de las hipótesis

y remplazo de nuevas hipótesis
+


Hipótesis auxiliares



Hipótesis ad hoc: modificación de

Deducción hipótesis auxiliares


Leyes empíricas



Deducción


Consecuencia observacional

Datos de la experiencia
Comparación




Corroboración de H

Refutación de

H

Formulación de una Hº ad hoc

Formulación de una nueva Hª

Deducción de más consecuencias observacionales
Coincidencia No coincidencia










Hempel. El modelo nomológico-deductivo, como argumento explicativo, se aplica a la puesta a prueba de una teoría (y como se estructura): a partir de las leyes de la teoría junto con algunas hipótesis auxiliares, que entre otras cosas fijan las condiciones particulares en las que va armarse el dispositivo observacional, se obtenga una consecuencia observacional, que es lo mismo que obtener una “predicción”. Finalmente, con esa “explicación” (nomológica deductiva) también se obtiene una “consecuencia observacional de la teoría” (diferencia explicar v/s predecir).
Leyes empíricas, leyes teóricas, principios internos y principios puente.
UNIDAD 4: La explicación científica
Explicación y predicción en ciencias naturales:
La única diferencia es que lo que queremos “explicar” es un hecho que ya hemos observado que ocurre, mientras que al hacer una “predicción”, afirmamos que lo que dice la teoría y las condiciones que conocemos son correctas y completas, entonces, esperamos que el hecho predicho ocurra o haya ocurrido sin siquiera haberlo observado. La puesta a prueba de una teoría responde a eso, a que “explicamos” hechos ocurridos y observados por nosotros, pero “predecimos” otros que aún no hemos observado.

Ej. La Tº del Big Bang v/s la Tº del Universo Estacionario. Ambas explican la expansión del universo, pero la primera tiene una predicción verificada (gracias al COBE), permitiendo así, descubrir nuevos hechos que aún no han sido observados.

Existen, desde luego, científicos que proponen nuevas Tº que responden a ninguna Tº conocida.

Modelo nomológico-deductivo de Hempel (condiciones iniciales y leyes):

Es una explicación (como argumento) que se da bajo la lógica de un razonamiento deductivo. La conclusión es el enunciado del hecho que se desea explicar. Las premisas contienen una o más “leyes universales” y “condiciones iniciales” (que son los enunciados que fijan las características particulares de la situación). Tiene como requisito que la información citada en las premisas, sea relevante para lo afirmado en la conclusión.
Ej. ¿Por qué con la última lluvia que cayó se inundó buena parte de la Ciudad de Buenos Aires?
“La ciudad tiene desagües preparados para evacuar un caudal X de agua, y ese día, el caudal fue Y que es mayor que X”
Premisa 1 (como ley universal) “si en un conducto de líquido la cantidad que entra es mayor que la que sale el conducto rebalsa”

(a veces, suele no mencionarse)

Premisa 2 (como condición) “los desagües soportan un caudal X”

Premisa 3 (como condición) “el día D el caudal era Y”

Premisa 4 (como condición) Y es mayor que X

------------------------------------------------------------------------------------------------

Conclusión El día D los desagües rebalsaron.

Explicación causal y el problema de la asimetría: la ocurrencia de A se explica a partir de la ocurrencia de B, pues B, es causa de A (Ej. ¿Por qué caíste? Porque tropecé. Causa (tacita): tropezón). Basta con encontrar la causa de aquello que se quiere explicar. Pero la relación causal se caracteriza por la asimetría (la caída de un rayo es causa de incendio, pero el incendio no es causa de de la caída del rayo), por lo que el esclarecimiento ayuda a explicar y entender mejor el sentido.
Explicación estadístico inductiva de Hempel: son explicaciones estadísticas (mediante leyes estadístico-probabilísticos) de sucesos particulares. Se presentan como razonamientos inductivos o probabilísticos. El explanans (“ley estadística relevante” + “condiciones antecedentes”) confiere al explanandum un grado más o menos alto (requisito) de apoyo “inductivo” (o probabilidad lógica) hacia un hecho a explicar.
(L) Los fumadores empedernidos tienen una probabilidad X de contraer cáncer de pulmón

(
(P.L.) Juan tiene una probabilidad X de contraer cáncer al pulmón
C.A.) Juan es un fumador empedernido

---------------------------------------------------------------------------------

Juan contrae cáncer de pulmón
Nota: lo anterior, se enmarca en Los Modelos Estadísticos de Hempel. El deductivo estadístico (paso del explanans al explanandum se fundamenta en la teoría matemática de la probabilidad estadística) y el estadístico inductivo.

Factores de relevancia estadística (Salmon): Modelo alternativo (al de Hempel) de pertinencia estadística.


Hempel

Salmon

Argumentos inductivo (como método de explicación)

La explicación estadística no necesitan ser considerada como un argumento inductivo

Requisito de “alta probabilidad”

(Innecesaria para una explicación estadística correcta). Sustituye: “relevancia estadística”

Ej. queremos explicar la curación del resfriado común recurriendo a la siguiente generalización: “la vitamina C cura el resfriado común”

(se preguntaría) ¿Cuál es la probabilidad de curar un resfriado si uno toma vitamina C?

(se preguntaría) ¿Cuál es la diferencia entre la probabilidad de curar un resfriado tomando vitamina C y la probabilidad de curarse sin tomarla?

“Factores causales”


Relevancia estadística: un factor A (vitamina C) es estadísticamente pertinente para que ocurra un evento E (cura del resfriado) si la probabilidad de que suceda E (cura) es distinta en presencia o ausencia de A (con o sin vitamina C).
Si se administra vitamina C, casi todos los resfriados se curan.

Teresa está resfriada y toma vitamina C

--------------------------------------------------------------------------------------

Es casi seguro que Teresa estará curada en una semana
Finalmente, el autor sostiene que la explicación científica genuina es la causal. Por lo tanto, la “relevancia estadística” es el paso intermedio que permite identificar “factores causales” para poder establecer una “explicación causal”.
Explicaciones teleológicas y funcionales:
La explicación teleológica explica los hechos a partir de propósitos o finalidades. Explicación no habitual en las ciencias naturales (aunque se da el caso, también lo hace la explicación funcional).

Ej. (Juan explica por qué compró un pasaje un pasaje a Madrid esta tarde) “pues pretendo visitar a mi hermano el mes próximo”. El caso explica un hecho ocurrido (Juan compró el pasaje) apelando a un propósito (el visitar a su hermano).

Ej. Los animales reaccionan de manera peculiar ante la presencia de algo extraño que ven como agresor. Algunos llaman la atención mediante ruidos y movimientos característicos para que el agresor los persiga. La explicación de dicha conducta es para que el agresor los persiga a ellos y así se alejen de sus crías (se explica la conducta actual sobre la base de que las víctimas tienen la finalidad de alejar al agresor de sus crías).
El modelo nomológico deductivo de Hempel se presenta como una teoría general de la explicación científica, aplicable –en principio- a todas las disciplinas científicas. Sin embargo, el propósito de la aplicabilidad de la estrategia explicativa a otras disciplinas científicas –como la Biología, Psicología o ciencias sociales en general- es donde emergen este tipo de explicaciones. Esto lo advirtió Hempel luego de terminar su modelo (1959). Él aborda este problema identificando una “explicación funcional” (que comenzaron aplicar Malinowski, Smith o Parsons) en dichas disciplinas, con un recurso lingüístico del cual niega su legitimidad (identificación de lo “teleológico” referido sólo a ese aspecto). Por lo tanto, para él, las explicaciones no son legítimas. Aduce que su modelo es inaplicable a la biología pero sí se aplica a las teorías físicas. Desde el punto de vista nomológico deductivo, el principal problema de las explicaciones funcionales es formal, porque es formalmente falaz y, en consecuencia, la relación de deducibilidad entre el explanans y el explanandum es débil. Desde los presupuestos del modelo de Hempel, la explicación funcional es una falacia de afirmación del consecuente. Advierte que cualquier afirmación a propósito de la existencia de los objetos de estudio de las distintas disciplinas no debería ir más allá de enunciado acerca de los datos perceptibles por los sentidos. El resto, es elaboración lógica con lingüística teleológica. El único valor que tiene las explicaciones funcionales son heurísticas, y que con el progreso del conocimiento científico, estas se deberán ajustarse a su modelo.
Leyes estadísticas: son aquellas que nos permiten predecir la composición de los lotes de casos (no importa el particular). Si un cierto porcentaje se repite de lote en lote, podemos conjeturar con un porcentaje enunciando una “generalización estadística”. Para contrastarla, debemos tomar lotes con características similares y ponerlos a prueba, y si encontramos la consecuencia observacional que buscamos, corroboramos la ley, si no la encontramos, estamos en problema.

En cuanto al método estadístico el texto lo identifica como un problema, precisamente, por la imposibilidad de refutar la ley, porque si no se cumple el enunciado cae dentro del “conjunto complementario”. Además, su rechazo no descansa sobre una estructura lógica, como es el caso de la refutación de una “ley general” en la que basta una “consecuencia observacional” que no cumpla para mostrar su falsedad. En este sentido, no encontramos una refutación a la ley estadística, aunque podemos tomar una “decisión” sobre la aceptación o el rechazo de la misma.
Su utilidad radica en la toma de decisiones racionales referidas a esos casos de la vida cotidiana para tomar decisiones rápidas (90% probabilidad que llueva ¿lluevo el paraguas o no?), en la física cuántica, las ciencias sociales (Ej. sociología) etc.
UNIDAD 5: Falsacionismo vs. Inductivismo.
Diferencias que se dieron en la segunda mitad del siglo XX




Inductivismo (varios filósofos)

Hipotético-deductivo

Observación

Raíz del conocimiento científico

Toda observación tiene una ‘carga teórica’


Leyes

Se obtiene por ‘inducción’ a partir de una colección de datos

Se obtiene por ‘conjeturas’ (salto creativo)


Puesta a prueba leyes

Extraer las consecuencias observacionales de las leyes y ‘compararlas’ con los datos obtenidos en la ‘experimentación’


Luego corroboración ¿podemos agregar algo más?


A mayor corroboración mayor grado de confirmación de la Tº

Adherían, pero:

  • Anti-inductivista en el contexto de descubrimiento

  • Inductivistas en el contexto de justificación


Radicalización del método:

Falsacionismo (por Popper)





Inductivismo (varios filósofos)

Falsacionismo (Popper)

Observación

-Es la raíz y fuente única del conocimiento científico.

-Es la base (sumado a la experimentación) para elaborar una teoría y luego confirmarla validándola por la pureza dato observado.


-No es la raíz ni la fuente del conocimiento, sino que son las hipótesis. Esa es la tarea del científico, plantear nuevas Hº y Tº.

-Reconoce un doble sentido práctico. Las observaciones parciales como ‘guía en la formulación’ de la Hº (bajo una lógica de progreso del ensayo y error), y la observación como necesaria para ‘justificar y validar’ las nuevas Hº y Tº.

-Aunque advierte en la observación una carga teórica (expresada en las Hº subyacentes) que la torna falible: imposibilidad de observación pura.

Verdad

-La ciencia tiene como objetivo llegar a ella, pero reconoce que determinarla definitivamente es imposible, ante lo cual, busca la “probabilidad” ella.

-Su búsqueda permite modificar o generar leyes, teorías o hipótesis nuevas en un proceso acumulativo, agregándolo a lo existente bajo una noción de progreso, cuyo fin último, es compatibilizar mejor la Teoría de la Observación.

-No afirman “definitivamente la verdad” de la teoría, si afirma que “aumenta la probabilidad de verdad” en la medida que obtienen nuevas confirmaciones.

-No se llega a una “probabilidad de verdad”. En cada momento hay una teoría que sobrevive (a sucesivos intentos falsación) resultando ser la “mejor disponible” para explicar el fenómeno. Sería la “más cercana” a la verdad.

-La falsación es la que la acercaría a ella, y esa es la tarea del científico (se da en el contexto de justificación).

Justificación


-Contrastándola con los hechos a través de sus consecuencias observacionales.

Razonamiento de tipo inductivo: “dado que hasta ahora cada una de las C.O. fue verificadas, entonces puedo suponer con un ‘grado alto de probabilidad’ que la teoría se confirmará siempre”.

Ej.

Confirmo la teoría por 1era vez

Confirmo la teoría por 2da vez

Confirmo la teoría por 3era vez

-------------------------------------------

Es cada vez “más probable” que siempre confirme la teoría
algunas consecuencias observacionales que confirman la Tº de Medel:

  • Si se cruza un grupo de plantas de semilla lisa (pura) con un grupo de de semilla rugosa se obtiene en la primera generación todas semillas lisas.

  • Si se deja autofecundar un grupo de semillas de la primera generación se obtiene en la segunda generación un 25% de semillas rugosas y un 75% de lisas aproximadamente.

  • Si se cruza un grupo de plantas de semillas amarillas con un grupo de plantas de semilla verde se obtiene en la primera generación todas semillas amarillas.




-Como no hacerlo: a través del pseudo razonamiento de falacia de afirmación del consecuente, se configura cuando se efectúa una corroboración, si se cree que es una verificación. No garantiza la verdad de la conclusión. No sirve para afirmar la “verdad” hipótesis.
P entonces q

q

-----------------

p
-Con un razonamiento válido: Modus Tollens. Nos permite afirmar que nuestra hipótesis es falsa.

Ej.

p entonces q

no q

-------------------

no p

-Con éste si puede ser falsada. Buscan falsar las teorías. Cuando una hipótesis o una teoría no son falsadas, se mantiene provisionalmente.

-Tarea del científico es la falsación (sin grado de probabilidad de verdad): a mayor intento de falsación (golpes al metal templado o blando, analogía) de una teoría, mayor capacidad de temple de la misma (el metal templado que es más duro). Ej. “todos los cisnes son blancos” sólo nos hace necesario encontrar uno negro para falsar la generalización. El hipotético deductivo buscaría a todos los cisnes para comprobar que todos son blancos. Algo imposible.

-Ante dos hipótesis (o teorías) que intentan explicar el mismo fenómeno y que han resistido los intentos de falsación, debemos quedarnos con la más falsable: A mayor “número de posibles intentos de falsación” dado por la información adicional (por tanto diferente) generada por cada una, mayor será su potencial falsable.

Progreso científico

La ciencia progresa, porque el inductivismo aplica una práctica acumulativa impulsada por la búsqueda imperiosa de la verdad. Como sabe que nunca podrá determinarla definitivamente, busca acercarse a través de la “probabilidad”, permitiéndose modificar o generar leyes, teorías o hipótesis nuevas en un proceso acumulativo, agregándolo a lo existente bajo una lógica de progreso, cuyo fin último, es compatibilizar mejor la Teoría de la Observación.


El ensayo y error es visto como progreso. Para formular hipótesis tendremos ‘observaciones parciales’ que nos servirán de guía. Pasando esas barreras de ‘ensayo y error’, las observaciones serán cada vez menos parciales. Luego viene –por decisión del científico- la contrastación. Si pasa las pruebas, estaremos en posición de entregar nuestro aporte.

No sólo en la formulación sino que también en la flasación, aparece el descarte. En el descarte progresa la ciencia, a todas la teorías de que dispone las pone a prueba. Elimina las falsas y mantiene las restantes.


El confirmacionismo o inductivismo del contexto de justificación:
El falsacionismo de Popper:
Concepciones respecto del progreso científico:

Dificultades de ambas posturas:





Inductivismo

Falsacionismo




Observación con carga

“Toda observación está acompañada de cierta carga teórica (expresada Hº subyacentes) que torna falible la observación”
La base del inductivismo tambalea. Por lo tanto los enunciado observacionales ya no son seguros.

“Bajo la lógica de la refutación es imposible falsar un Hº. Al deducir sus consecuencias o al plantear las condiciones de una experiencia se filtran una o más Hº auxiliares”

Se pueden falsar el conjunto de Hº, pero nunca se podrá identificar cual es la falsa.

Imposibilidad de falsar Hº







“Imposibilidad de falsear Tº de manera definitiva”

Reconoce y es uno de los creadores de la carga teórica en la observación (Hº subyacentes).


No considera las Hº aux y ad hoc



Criticas con justificación históricas

Tº heliocéntrica de Copérnico (tierra alrededor del sol rotando sobre si misma). Se desprende el fenómeno del paralaje, pero la Tº no da cuenta de él (muy pequeño).



Criticas con justificación históricas

En Plotomeo esto no se presenta, es la mejor confirmada. No se debió desechar.

Era, entonces, una refutación. De hecho fue falsada, pero tardó 300 años en ser desechada.



  1   2

similar:

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconPrimera parte

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconPrograma primera parte

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconMetabolismo de xenobioticos primera parte

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconPatología benigna de esófago y estómago. (Primera parte)

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconContinuacion de la primera parte paginas: 177 al 229

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconEntrevista a María Inés Mato. Primera Parte

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconGrasas de Efecto by-pass en Rumiantes (Primera Parte)

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconPrimera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconParte 2 Evolución ¿Religión o Ciencia?

Parte B. Visiones de la Ciencia Primera parte iconAlo presidente nº 344 comuna el maizal. Entre lara y portuguesa. 29. 11. 2009 primera parte




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com