Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática»




descargar 0.66 Mb.
títuloResumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática»
página1/50
fecha de publicación02.08.2016
tamaño0.66 Mb.
tipoResumen
b.se-todo.com > Historia > Resumen
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   50


Salvador Freixedo
¡DEFENDÁMONOS DE LOS DIOSES!




EDITORIAL POSADA

© 1984, Editorial Algar, S.A.

Madrid, España ISBN 84-398-2245-6

Primera edición en México: marzo de 1985

§ 1984, Salvador Freixedo.

1985, Editorial Posada, S. A.

Oculistas No. 43/Planta alta Col. El Sifón 09400 México, D.F.

Hecho en México/Printed in México

Derechos reservados

ISBN 968-433-142-8


Índice


Índice 2

1 4

Introducción 4

2 6

Los dioses existen 6

Superhombres 6

Dioses 7

Grandes diferencias entre ellos 7

Los dioses tienen cuerpo físico 9

Ubicación de los dioses 9

La ciencia y los dioses 10

Los dioses y las religiones 11

El cristianismo y los dioses 11

Yahvé, un dios más 12

Mitología y dioses 13

¿Apariciones subjetivas? 14

Pruebas históricas 15

Las teofanías se repiten 17

Paralelos entre las teofanías 17

Hebreos y aztecas 18

Teofanía de los mormones 22

Los ovnis como teofanía 25

3 29

Las escaleras cósmicas 29

El hombre y el cosmos 29

Diferentes peldaños y escaleras 32

Seres extrahumanos 33

¿Superiores en sus valores morales? 35

Resumen de sus cualidades 36

Leyes del Cosmos 39

4 41

Cómo se manifiestan los dioses 41

Manifestaciones privadas 42

Apariciones 42

Iluminaciones 43

La «escritura automática» 45

Efectos de la iluminación 47

Mecanismo para captar discípulos 49

Contagio psíquico 50

Cualidades naturales de la mente 52

«Inspiraciones» y «ayudas» a individuos 53

Manifestaciones públicas 54

Ayuda a «causas» 56

5 57

Por qué y para qué se manifiestan 57

Por necesidad 58

Por placer 59

¿Qué placer? 61

Las ondas que emite el cerebro 63

Sangre y vísceras 64

Los ovnis y la sangre 69

También sangre humana 74

Por qué la sangre 77

Resumen y explicación 77

Qué buscan los dioses 82

6 83

Los juegos de los dioses 83

Explicación de sus estrategias 84

Las religiones 85

Guerras 91

Patrias 93

Diversidad de lenguas 94

Razas 97

Deportes 99

Grandes fuegos 100

Cremaciones de vegetales en la Biblia 107

Cremaciones de animales en la Biblia 109

Resumen 112

7 113

Por qué debemos defendernos de los dioses 113

«Operación Rama» 113

Nocivos a nivel individual 115

Nocivos a nivel social 118

Ayudan en lo que les conviene 120

Redentores, salvadores y avataras 121

Pros y contras de las religiones 122

«Principios morales» falsos 125

Una nueva moral 127

8 129

Cómo defendernos de los dioses 129

9 144

«Seréis como dioses» 144

Una frase clave 144

Evolucionemos racionalmente y sin miedo 147



1

Introducción




«En tiempos pasados los hombres estaban siempre en busca de dioses a quienes adorar. En el futuro, los hombres vamos a tener que defendernos de los dioses».

Con esta frase, terminaba mi libro «ISRAEL PUEBLO-CONTACTO». Desde entonces he seguido dándole vueltas al mismo tema y buscando hechos que sirviesen de apoyo a una teoría que a medida que pasa el tiempo, aparece menos como una teoría y más como un hecho incuestionable.

Por otro lado, este libro es en cierta manera, continuación lógica del mío anterior «Por qué agoniza el cristianismo». En él traté de demostrar la vaciedad del credo cristiano; en éste, trato de llenar aquel vacío, mostrando otro «más allá» u otra realidad trascendente que esté más de acuerdo con lo que nos dice la vida y la historia de la humanidad, por más que esa realidad trascendente esté disimulada tras mil sutiles velos.

Creo que ya va siendo hora de que la humanidad pensante —porque desgraciadamente la mayoría de la humanidad no es pensante— vaya arrancando estos sutiles velos y se encare con la tremenda realidad de que ha sido manipulada y en cierta manera engañada por los dioses. El que ayude a esta tarea —aunque corre el peligro de ser tenido por alucinado— estará haciendo una enorme contribución a la evolución de la raza humana.

Este libro pretende ser una tal ayuda y soy comprensivo para los que piensen que desvarío. Yo también pensé durante muchos años que estas ideas eran desvaríos, hasta que conocí muchos hechos extraños que sistemáticamente habían estado ocultos a mi conocimiento, o habían sido presentados como meras fábulas. Cuando me convencí de que tales hechos eran tan reales como los que yo presenciaba todos los días en la vida normal, mis ideas acerca de los fundamentos y propósitos de la vida, sufrieron un tremendo estremecimiento. Algunas de ellas se derrumbaron estre­pitosamente, y otras completamente diferentes, comenzaron a tomar cuerpo y fuerza en mi mente. Yo lamento —y al mismo tiempo no dejo de admirarme— que otras personas con grados académicos y con inteligencia superiores a la mía, no sean capaces de deducir todas las enormes cosas que yo he deducido del mero conocimiento y convencimiento de la realidad de tales hechos extraños.

Las ideas que encierra este libro no sólo no son una locura, sino que son una explicación mucho más realista y hasta mucho más profunda que las infantilidades con que el cristianismo y las demás religiones han intentado por siglos explicarnos el porqué y el para qué de la vida humana. Si se desconocen o se rechazan estas ideas, no se podrá tener una idea realista de las raíces de la existencia humana y seguiremos teniendo las mismas ideas distor­sionadas que hemos tenido por siglos, de las religiones, de la historia, de las guerras, de la filosofía y de las culturas. La tre­menda realidad es que la humanidad sabe únicamente lo que los dioses le han dejado saber y cree lo que los dioses le han hecho creer. Pero ya ha llegado la hora de que los hombres sepamos todo lo que debemos y somos capaces de saber y ha llegado la hora de que no creamos nada o casi nada de lo que los dioses quieren que creamos para su conveniencia.

En vez de ser portavoces de ideas desquiciadas, estamos propugnando una profunda y nueva teología: la teología de los dioses (con minúscula).

La teología del «Dios verdadero y único» es falsa; la teología de los dioses falsos es la verdadera. La explicación de estas frases es lo que constituye la esencia de este libro; y desde ahora le decimos al lector, que se equivoca si interpreta estas palabras como indicadoras de que profesamos el ateísmo. Ateísmo integral es sinónimo de miopía mental o por lo menos de una gran confusión de ideas. Pero con la misma sinceridad tenemos que decir, desde el comienzo de este libro, que le retiramos nuestra fe como Dios Universal y Único al dios del Pentateuco, al que reducimos su categoría convirtiéndolo en uno más de los muchos dioses meno­res que a lo largo de la historia han estado utilizando a los hombres.

La parte más evolucionada de la humanidad está comenzando a sacudirse de una especie de mito de los reyes magos. Los niños cuando crecen, se dan cuenta de la piadosa mentira que sus padres les han estado contando por años; les basta con aprender a leer y ver en la parte inferior de los juguetes, el lugar donde han sido construidos o comprados, para comenzar a sospechar del bello embeleco tan celosamente guardado por sus padres durante tantos años. Los hombres y mujeres más desarrollados intelectualmente, también han aprendido a leer en la naturaleza muchas cosas que en la antigüedad nuestros antepasados no podían leer o porque se lo prohibían, o simplemente porque su adelanto técnico no los facultaba para leerlas.

Los reyes magos existieron, pero no son ellos los que les traen los juguetes a los niños; el dios cristiano de que se nos habla en el Pentateuco, también existió, pero no es el padre bueno que él quiso hacernos creer, y mucho menos es el Dios Universal, Crea­dor de todo el Cosmos. Es simplemente un suplantador más, que al igual que muchos otros semejantes a él, pretendió hacerse pasar por la Gran Energía Inteligente creadora de todo el Universo. En las páginas siguientes intentaremos presentar las razones en que nos basamos para defender una idea tan perturbadora y tan extraña a primera vista.


  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   50

similar:

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconCompetencia. Reconoce sus cualidades y capacidades y desarrolla su...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen El presente artículo tiene como cometido recorrer diversas...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen: Una de las obsesiones de la ciencia actual es aproximarse...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconPrincipio 1 observacion de las leyes y los principios del fsc el...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen La dislexia se expresa como una alteración del desarrollo...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconAsí mismo, es importante que la familia, en estrecha correspondencia...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen el argumento del diseño inteligente es muy débil porque puede...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen Los problemas ambientales que afronta el planeta tierra afectan...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen el objetivo central de este estudio fue analizar las manifestaciones...

Resumen de sus cualidades 36 Leyes del Cosmos 39 4 41 Cómo se manifiestan los dioses 41 Manifestaciones privadas 42 Apariciones 42 Iluminaciones 43 La «escritura automática» iconResumen con motivo del centenario del redescubrimiento en 1900 de las leyes de Mendel




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com