Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación




descargar 0.79 Mb.
títuloConcepto y Objetivos de la Historia de la Educación
página1/20
fecha de publicación03.08.2016
tamaño0.79 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20
Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación

El término de Educación es un término histórico ya que el arte de enseñar abarca desde la antigüedad hasta nuestros días, y aún así, continúa escribiendo su evolución en el libro de la Historia.
La Historia de la Educación, según J. M. Moreno y Otros se puede observar desde una triple consideración:


  1. Descriptiva: saber describir los hechos del pasado con total objetividad.

  2. Comprensiva: entender desde nuestra posición del presente las actividades del pasado.

  3. Valorativa: valorar objetivamente los hechos del pasado.


Algunos autores utilizan el término “Historia de la Pedagogía” mientras que otros prefieren “Historia de la Educación”. El primer término abarca el estudio de los sistemas y doctrinas pedagógicas mientras que el segundo se realza como un término más amplio ya que aquí se introducen los hechos educativos, los educadores, sus obras, las instituciones,... No es, por lo tanto, un compendio de sistemas, teorías o doctrinas, sino que su estudio va más allá incluyendo cualquier elemento de la enseñanza.
Un objetivo claro de la Historia de la Educación es el estudio claro y detenido del pasado de la Educación y de su evolución para comprender, explicar y mejorar su presente.

Educación y Enseñanza de la Historia Antigua


La Educación es tan antigua como el hombre mismo. Dicha Educación tiene connotaciones generacionales, esto es la transmisión de modo natural de padres a hijos como por ejemplo el lenguaje. No se hace de una manera consciente, ni los niños ni los adultos reflexionan sobre el hecho. En cuanto los individuos comienzan a darse cuenta y a reflexionar sobre ello la Educación adquiere carácter institucional como por ejemplo la creación de las escuelas atenienses.

Edad Prehistórica
En la Edad Prehistórica la transmisión de la Educación se fundamentaba en la cultura. Debido a que el hombre dominaba los recursos naturales, estas culturas se identificaban con la Naturaleza y fijaban su centro de atención en dichos recursos.
La Educación Prehistórica tenía las siguientes características:



  1. Imitativa: el joven llega a adulto intentando repetir en su propia vida lo que ve a su alrededor.




  1. Doméstica: junto a la madre y al padre los jóvenes van adquiriendo los usos, las costumbres, las ideas religiosas, los ritos y la mentalidad propia de la sociedad a la que pertenecen.




  1. Global: el sujeto no atiende a enseñanzas del pasado ni a previsiones del futuro; aprende lo que van a utilizar en su presente.




  1. Mágica: basan su cultura en su religión, en sus dioses, en sus mitos y todos los elementos que se incluyen en estos.


La mentalidad primitiva hace suponer un escaso desarrollo de las facultades superiores en el hombre. Sin embargo, el aspecto intelectual no está tan atrasado como parece indicar sus groseras costumbres. La inteligencia toma sus elementos de lo que ofrecen sus sentidos. Su vista y su oído aprecian sensaciones que pasan inadvertidas a los hombres de nuestro tiempo. Su educación es concreta, carece de ideas, se instruye por lo hechos y consecuencias naturales de ellos.
El hombre primitivo vive volcado al presente no percibe la deuda que tiene con el pasado ni proyecta su acción con miras a influir en el futuro. La mirada hacia atrás del hombre primitivo no pasa de su relación totémica, mezclada de religiosidad y de pensamiento mágico.
Poco a poco el hombre evoluciona y entra en reflexión sobre el proceso de su vida. De esa conciencia del tiempo surge una idea de hombre válida en el pasado que él debe conservar y legar al futuro, de aquí que se intente orientar los pasos de las generaciones para seguir la tradición de la historia.
A partir de aquí la educación no aspira a desenvolver un hombre o una mujer perfecta sino a preparar sujetos para su puesto en el orden establecido de las cosas. Existe una autoridad externa, despótica, que varía en los diferentes países. En China es la tradición fosilizada; en La India las castas; en Persia el Estado. En todos los países orientales esta autoridad externa determina el carácter de la educación.


La India
Toda la cultura intelectual y por consiguiente, la educación de los indos se funda en los libros sagrados, los cuales llevan el nombre de Vedas. Estos libros son el tesoro de toda ciencia y conocimiento.
En esta cultura el pueblo por un lado es gentil, dócil, cortesano, industrioso y fiel en el servicio. Por otro impostor, ingrato, avaricioso y adulador.

Se divide en cuatro clases principales o castas: los Brahmanes, o maestros sagrados; los Kshatriyas, o soldados y reyes de la nación; los Vaisyas, o agricultores y comerciante; por último los Sudras, o sirvientes de las otras tres clases. Los brahmanes poseen la mayor influencia y son los depositarios de la enseñanza para todo el pueblo.
El sistema de castas de la India es el influjo dominante de la educación. Todo individuo nace en una de las cuatro castas principales y está obligado a aprender y a observar. Los Sudras y la mujer están excluidos de toda clase de instrucción.
A los seis o siete años el niño es enviado a la escuela. Ésta es presidida por un Brahmán quien no recibe un salario, sino donativos. La escuela está generalmente al aire libre, bajo la sombra de un árbol protector, y en ciertos momentos como la llegada del monzón, se refugian en un cobertizo.
Al mismo tiempo que los usos ceremoniales y la instrucción moral se enseña la lectura, la escritura y la aritmética. Las lecciones son aprendidas en voz alta. La disciplina es suave excepto cuando se tiene que aplicar algún castigo corporal.
El sistema de educación practicado en estas escuelas es muy defectuoso, y los niños realizan muy pequeños progresos; emplean dos o tres años a aprender a leer.
La educación superior en la india ha recibido desde antiguos tiempos una atención cuidadosa. Las instituciones superiores estuvieron abiertas a los estudiantes de la segunda y tercera casta aunque estaban destinadas principalmente a los brahmanes.
En el sistema de la india no se prevé nada respecto a la educación física. Su ideal de felicidad es una vida consagrada a la comida a la bebida y a dormir.


China
El carácter propio de la educación en la China, nace de la falta total de idealismo en su religión y en toda su cultura. Su religión se reduce a una serie de fórmulas rituales o ceremoniales.
La educación es forzosa y frecuentemente inculcada a la literatura clásica China. La enseñanza tuvo carácter político. Cada comunidad sostiene una o más escuelas primarias, mientras que las grandes ciudades tienen academias y colegios. Los maestros son, generalmente, competentes. Las escuelas están instaladas en habitaciones sin confort y sin mobiliarios.
Los niños son colocados bajo cuidado de un maestro a la edad de seis o siete años. Los primeros años de instrucción son consagrados a la lectura y a la escritura. La enseñanza es rutinaria, los alumnos repiten en voz alta lo que dice el maestro. La disciplina es severa; el maestro emplea la reprensión, el castigo, el hambre y la prisión.
La China es, entre todos los pueblos antiguos, el que ha tenido mayor número de escuelas, donde se ha abierto las puertas a todas las clases sociales. No importa tanto el progreso de las naciones ni el número de las escuelas, como el valor moral del maestro y de la enseñanza.

Persia
Los persas adoraban en un principio a los astros, a los elementos y a los fenómenos naturales. En sus doctrinas existían dos principios rivales y opuestos. Los persas creían en la supervivencia de las almas y en los castigos y recompensas de la otra vida.
La educación comenzaba en la familia. El padre era respetado y obedecido, gozaba de autoridad soberana. Formaba a los hijos moralmente, velar por su salud y hacer de ellos veladores sutiles de Estado. Entre las cualidades morales que cultivaban eran la obediencia, el amor a los padres, la justicia, el valor, la templanza y el deseo de agradar a su dios.
A los siete años el niño era considerado como perteneciente al Estado. La educación no era igual para todos y estaba reservada a las clases elevadas. Los libros sagrados estaban consagrados al arte de educar a la juventud. Los hijos de los pobres no recibían más que una educación rudimentaria. Los hijos de los nobles y los ricos eran educados en la corte del rey por hombres de conducta irreprochable.
De los quince a los veinticinco años se recibía la instrucción militar y se ejercitaba en la equitación y en el manejo de las armas.
De los veinticinco a los cincuenta años los persas eran soldados y tomaban parte en las guerras y en las expediciones.
A los cincuenta años los ciudadanos más cultos y más honrados se dedicaban a la educación.
Las clases comenzaban muy de madrugada; se reunían al amanecer en la plaza pública. Se dividían en grupos de quince y bajo la dirección de sus maestros o de sus instructores emprendían largas caminatas. Alternaban los ejercicios intelectuales con los adiestramientos militares. Los maestros exigían una relación de sus lecciones.
Esta educación se basaba en la experiencia militar debido a que esta civilización era un pueblo conquistador y en continuas guerras por lo que tenían que formar al pueblo para posibles enfrentamientos y conflictos.

El antiguo Egipto
Los egipcios creían en la inmortalidad del alma y en los premios y castigos de otra vida. Pensaban que las almas volvían a habitar de nuevo en los cuerpos; embalsamaban los cadáveres conservándolos con exquisito esmero. Dicha doctrina se haya contenida en los libros Herméticos, cuyo contenido eran himnos y cánticos sagrados y versaban sobre los conocimientos humanos. Todo templo egipcio debía poseer un ejemplar.
Los egipcios se dividían en tres castas:


  1. Los sacerdotes, que pertenecían a la casta más elevada y que poseían la máxima autoridad ante el pueblo y los faraones. Tenían el monopolio de la ciencia y el arte de gobernar.




  1. Los guerreros, que formaban la segunda casta y se les consideraban como nobles.




  1. El pueblo, que era la tercera casta y se dividía en varias corporaciones: agricultores, artesanos, banqueros, comerciantes y pastores.


Los egipcios apreciaron siempre la instrucción, utilizando la ciencia como medio de conquista de honores y fortuna. El no letrado era considerado como una bestia de carga, es decir, un esclavo.
Los maestros pertenecían generalmente a la primera casta y tenían como misión mantener la supremacía de los sacerdotes, la autoridad de la casta superior y la sumisión de los inferiores.
Hasta los cuatro años se entretenían únicamente con juguetes. Desde sus primeros años iban descalzos y con la cabeza rapada. La madre le inculcaba las lecciones de religión y moral.
La escuela era llamada casa de instrucción; el programa de estudios abarcaba: religión, urbanidad, lectura, escritura, cálculo natación y gimnasia. En ellas se enseñaba escritura de carácter hierático y demótico, dibujo, contabilidad, redacción literaria y geometría práctica. El paso de la escuela elemental a la superior se determinaba por un examen. Los estudios superiores tenían carácter técnico y profesional.
El modo de enseñar era completamente rutinario. Los escolares disponían de un silabario donde aparecían ordenados los signos usuales con su pronunciación y su significado. Los aprendían de memoria, los copiaban y cuando los distinguían sabían más o menos leer y escribir. El maestro supervisaba los ejercicios rectificando errores en el dibujo y la ortografía.
De todo esto podemos decir que los egipcios eran un pueblo muy instruido, dedicada al conocimiento de las ciencias y la escritura. Este conocimiento científico se basaba en el empeño de construir monumentos arquitectónicos en honor a sus dioses y faraones y de la vida de ultratumba.


La Antigua Grecia

La Hélade, lo que hoy llamamos civilización griega no era una unidad política, sino que su territorio estaba fragmentado en pequeños núcleos geopolíticos llamados polis, que eran ciudades – estado independientes política y económicamente. Lo que a los griegos les hacía sentirse unidos era la conciencia de tener una cultura común: la misma lengua el mismo pensamiento, la misma religiosidad.
Toda su cultura se basaba en la preocupación por el hombre. Surge una nueva forma de pensar basada en la razón, en la búsqueda de causas lógicas y razonables que expliquen todos los hechos. La belleza para ellos se alcanza con las proporciones, medidas, cánones que producen una armonía visual.
En el siglo V a.C. en Atenas se configura un régimen político basado en la igualdad y el gobierno del pueblo, en el que los ciudadanos colaboran en los asuntos públicos. Se conoce como democracia.
Objetivos de la educación
La educación del hombre se desarrolla en el aspecto moral, intelectual y físico para conseguir un perfeccionamiento que tenga provecho para la ciudad. Lo que intentaban era aumentar la fuerza, la agilidad, la belleza del cuerpo, la dignidad y aprender la idea de justicia junto al gusto por la belleza estética.
Materias que se impartían
Las materias que se impartían eran las siguientes:


  1. Religión: más que la religión se hablaba de un sistema de concepciones religiosas. En Grecia debe hablarse de religiosidad, de un sentimiento que la impregna todo y sirve de elemento conexionador entre los griegos.


La religiosidad griega se caracteriza porque concibe a los dioses de forma humana, no tiene dogmas, ni catecismo, ni predicciones, ni siquiera los conocemos por mitos y textos literarios. La madre, la nodriza y el padre son los encargados de impartir la religión; el niño aprendía a través de la observación de los padres.


  1. Literatura: la enseñanza literaria se enderezaba a la formación del gusto e infundirles amor a la virtud. Se basaba en la escuela de los poetas. En el hogar paterno recreaban a los niños con relatos. A los siete años ingresaban en las escuelas donde se empleaba la lectura de los grandes poetas. Se basaban en la Iliada y la Odisea pero practicaban la escritura gramática y composición de fragmentos de esos libros.




  1. Música: los griegos consideraban a la música como unos de los medios de educación. La educación musical se propone con un fin ético: dar flexibilidad al alma, regular sus impulsos desordenados, infundirles el sentimiento de virtud. Sus instrumentos eran la lira y la cítara, y sentían predilección por el canto y sus masas corales.




  1. Gimnasia: era indispensable para el desarrollo armónico del cuerpo que practicaban con esmero. Contribuían a la formación moral del niño, les acostumbraban a respetar la autoridad y la disciplina. Presentaban elegancia y donaire en la ejecución de los ejercicios. La danza era el complemento obligado de la música y la gimnasia.


De los libros más importantes podemos destacar la Ilíada y la Odisea. El primero es uno de los libros más importantes, a través del cual se aprende la historia de la raza, su teología y las ciencias sagradas. La Odisea les enseñaba las costumbres domésticas, su filosofía moral, su elocuencia, su genealogía, su geografía y fundamentalmente la filología y crítica de textos junto a la gramática.
La educación en Esparta
El odio de la población autóctona y sus frecuentes rebeliones por quitarse la fuerza represora obligaban a los espartanos a vivir siempre en pie de guerra, con lo cual su educación se basaba en actitudes bélicas.
La educación en la familia del niño era muy estricta, ya que si aparecía con algún tipo de deformación era condenado a muerte pero la decisión debía ser aprobada por el consejo de la tribu.
El joven espartano recibía la educación de sus padres intentándole alejarle de las malas compañías. Su objetivo era tener un cuerpo y un alma preparado para el sufrimiento. A los siete años pasaba a ser propiedad del Estado, quien respondía de su educación. Su objetivo era que el niño prestase un servicio militar al Estado.
Los jóvenes se dividían dependiendo de su edad: de siete a doce años, de doce a quince años y de quince a dieciocho años. Los grupos estaban formados por alumnos dirigidos por monitores quienes escogían a los más distinguidos e inteligentes. Debían aceptar las órdenes, los trabajos y aún los castigos sin demandar clemencia.
Los espartanos concedían escasa importancia al saber. Los niños aprendían a leer y escribir, cantaban las leyes y recibían lecciones de música.
La educación moral servía para formar el carácter del niño para acostumbrarle a las privaciones al dolor, al sufrimiento y a la separación de los padres.
La educación de la mujer espartana estaba condicionada, al igual que la del hombre, por la finalidad guerrera y belicosa del Estado. Practicaba toda clase de ejercicios físicos.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

similar:

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconConcepto de educación inducción dialéctica del concepto

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconVi- objetivos generales del Área de Estudios Sociales e Historia

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconLa historia de la educación está ligada de manera íntima a la historia...

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconConcepto e historia de la microbiologíA

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación icon1. 8-objetivos especificos de la educacion preescolar 12

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconEje temático 1: La historia del concepto de salud – enfermedad

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconResumen. Historia y evolución del concepto de desarrollo sustentable

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconObjetivos de la enseñanza de las ciencias naturales y educación ambiental

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconObjetivos Específicos del Área en la Educación Básica Primaria

Concepto y Objetivos de la Historia de la Educación iconHacia un concepto de Educación Física




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com