La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea




descargar 0.72 Mb.
títuloLa “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea
página4/22
fecha de publicación06.08.2016
tamaño0.72 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22
27/10/2000)

(Por Pedro Schwartz)
Pedro Schwartz es Presidente del MTS Spain, profesor de la Universidad San Pablo CEU de Madrid y Académico Asociado del Cato Institute.
Sólo entusiasmo concita el euro en España. Por eso los españoles no aciertan a comprender las razones de quienes, en el Reino Unido, Dinamarca y Suecia, se oponen al abandono de sus monedas nacionales. Ni siquiera entienden bien el por qué de los buenos efectos que la creación del euro ha tenido en las economías periféricas de la UE, especialmente las de Irlanda y España. El euro es una institución compleja, que deberíamos comprender a fondo si queremos evitar sorpresas desagradables…
En el Reino Unido, las razones de la resistencia son diferentes. Una gran mayoría del electorado recela de que el euro, además de fines de estabilidad monetaria y económica, persiga objetivos sobre todo políticos, Temen lo que muchos continentales desean, que el euro sea un instrumento de centralización política, una bandera para el nacionalismo europeo. Ya he dicho que el euro es una institución con muchas dimensiones. Numerosos británicos, preferirían una unidad atlántica que incluyese a los países americanos. También recelan de la mayoría de escoceses que quieren el euro lo deseen para poder separarse de Inglaterra. Pues eso: la unión monetaria puede acabar en una pelea entre sus miembros, en el enfrentamiento con Estados Unidos y en la disolución de viejos estados nación, lo que a algunos nos alarma.
(Sense and sensibility)
- Una economía de “servicios” que sirve para todo y se sirve de todo. O sea.
Prestamos en eurodólares
Los eurodólares son los dólares estadounidenses que se tienen en otros países, principalmente porque pueden ganar más intereses en el extranjero que en los Estados Unidos. Los primeros eurodólares surgieron porque quienes exportaban a los Estados Unidos adquirieron sumas considerables de dólares, superiores a sus necesidades. En vez de cambiarlos por su moneda nacional, los conservaban para prestarlos, como préstamos en dólares, a quién estuviera dispuesto a pagar una tasa de interés atractiva.
Resultó que muchas sucursales en el extranjero de bancos norteamericanos, así como los bancos nacionales de otros países, solicitaban esos dólares. Esto condujo al desarrollo del mercado de eurodólares. En la actualidad es un mercado bien estructurado y altamente desarrollado que opera sobre todo en Londres y el Caribe. No sólo extranjeros sino también estadounidenses colocan dólares en el extranjero para aprovechar las tasas más altas de interés. (El subrayado es mío)
El mercado de eurodólares encuentra su origen anecdótico en la preocupación de las autoridades soviéticas, en el contexto de la guerra fría de los años '50, de hacer fructificar sus reservas en dólares sin tener que colocarlas en el mercado financiero norteamericano. Es, sin embargo, la magnitud de las salidas de capitales norteamericanos lo que constituye la causa estructural del vuelo espectacular de este mercado en la segunda parte de la década de los '60.
El déficit creciente de la balanza de capitales norteamericana durante este período resulta de la conjugación de tres elementos: las inversiones masivas de las firmas norteamericanas en el extranjero, en Europa sobre todo; el techo de las tasas de interés por la reglamentación “Q”, que alentó los préstamos extranjeros en el mercado norteamericano y desalentó los depósitos en EEUU; la financiación de la guerra de Vietnam.
Para frenar estas salidas de capitales, las autoridades norteamericanas introdujeron en 1963 una tasa sobre los empréstitos de los no residentes, que tuvo por efecto desplazar la demanda de financiación en dólares del mercado norteamericano hacia los euromercados, donde las filiales de los bancos norteamericanos podían operar con total libertad. La oferta de dólares en estos mercados emana, por una parte, de las instituciones y firmas norteamericanas desmotivadas por el nivel muy bajo de las tasas de interés en EEUU, y por otra parte, de los bancos centrales del resto del mundo que colocan sus reservas en dólares.
Fuera de todo control estatal, no obligados a constituir reservas obligatorias, los eurobancos -dicho de otro modo, los bancos que trabajan en dólares en suelo europeo, y por extensión los xenobancos, bancos que trabajan con todas las monedas fuera de sus territorios de emisión- pueden ofrecer remuneraciones elevadas a sus depositantes y tasas competitivas a sus clientes sin reducir sus márgenes de beneficios (Adda, 1996, t. 1, pp. 94 y siguientes).
Acudiendo a los bancos que han obtenido eurodólares mediante la creación de depósitos temporales de dólares en el extranjero, el director de finanzas puede negociar un préstamo de esos dólares. Como la mayoría de los bancos de los Estados Unidos cuentan con sucursales o corresponsales en el extranjero, el ejecutivo negocia simplemente el préstamo en eurodólares a través del departamento internacional del banco con el cual opera la empresa.
El costo de estos préstamos varía de acuerdo a las condiciones de oferta y demanda que prevalezcan en el mercado de eurodólares. A veces resulta menos costoso solicitar en el mercado de eurodólares que hacerlo en el país, y en ocasiones las disposiciones del gobierno, exigen que cualquier ampliación de capital extranjero se financie con recursos obtenidos fuera de los Estados Unidos. En los períodos en que esas disposiciones se encuentran en vigor, el director de finanzas tiene que acudir al mercado de eurodólares a fin de obtener los dólares necesarios para financiar las inversiones de la empresa en el extranjero.
El vencimiento del préstamo en eurodólares varía también mucho, aunque en su mayoría son a menos de un año y por periodos que resulten múltiplos de tres meses, es decir, 90 días, 180 días, etc.
El clásico préstamo en eurodólares no requiere saldo mínimo ni garantía. La tasa real de interés y la tasa nominal por lo general son más parecidas que en el caso de los préstamos nacionales, y el director de finanzas debe comparar la alternativa interna con base en su tasa real de interés.
Los eurodólares son activos y obligaciones en dólares establecidos fuera de EEUU. Esas transacciones conforman el mercado del eurodólar. Por ejemplo, cuando un banco en Londres o en Luxemburgo mantiene cuentas en dólares, la Reserva Federal de EEUU -aún tratándose de la moneda de EEUU- casi no puede utilizar los controles e instrumentos de regulación de los que dispone dentro de las fronteras del país. Por otra parte, los gobiernos involucrados pueden -y con frecuencia también quieren-, (para el caso Luxemburgo o Inglaterra) regular apenas efectivamente esos instrumentos financieros por tratarse de moneda extranjera, en este caso del dólar estadounidense. La fijación del encaje bancario, o la regulación de la cantidad de dinero (en este caso de dólares) resultan apenas posibles, de manera eficaz. (El subrayado es mío)
La formación del mercado del eurodólar fue un paso importante en dirección a la desregulación de los mercados de crédito nacionales y el surgimiento de los mercados financieros globales. El impulso esencial de los mercados del eurodólar tuvo lugar a través de los petrodólares en ocasión del aumento de los precios del petróleo luego de la crisis de 1973, y el abandono de la conversión dólar-oro por parte del gobierno de EEUU en 1971 y 1973.
- EEUU / Reino Unido: “relación especial” (BBCMundo.com - 17/11/03)

(Por Ben Wright)
Desde los años de la Segunda Guerra Mundial, la relación entre Estados Unidos y el Reino Unido ha sido calificada de “especial”. Los valores culturales y la herencia histórica que los dos países angloparlantes comparten han sido vistos como el pilar de la cooperación diplomática y militar anglo-estadounidense.

Desde que el premier británico Winston Churchill acuñara el término de “relación especial” en 1946, y especialmente durante los años de la Guerra Fría, se hizo patente una particular cercanía entre ambos poderes. Y esta “proximidad” se manifestaba no sólo en el legado histórico y cultural común a las dos naciones, sino más concretamente en temas como la diplomacia y la defensa y cooperación nuclear.
Pero detrás del calificativo de “relación especial” se esconde un significado mucho más colorido y complejo de lo que la simplicidad de esa frase sugiere. Para algunos analistas la relación entre los dos países, más que especial, ha sido desigual, o marcada por la infidelidad o el desbalance.
Tiempos de crisis
Históricamente, los tiempos de crisis han hecho que aparentemente la “relación especial” a ambos lados del Atlántico florezca y aparezca como una relación monógama. El calificativo ha vuelto a aparecer para describir los nexos anglo-estadounidenses luego de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, e incluso el presidente, George W. Bush, dijo al Congreso en Washington, que su país no contaba con “un amigo más verdadero” que Gran Bretaña. Y es un hecho que el primer ministro británico, Tony Blair, ha dado todo el apoyo posible a Bush en su real -y retórica- “guerra contra el terrorismo”.
A lo largo del tiempo, ambos países han obtenido ganancias de su relación. Gran Bretaña ha podido continuar, mediante su relación con Estados Unidos, ejerciendo una influencia en los asuntos internacionales mucho más allá de lo que le permitía su estatus de antigua potencia imperial. Además de asegurar protección militar, Gran Bretaña ha podido continuar, mediante su relación con Estados Unidos, ejerciendo una influencia en los asuntos internacionales mucho más allá de lo que le permitía su estatus de antigua potencia imperial. Washington, por su parte, ha ganado un aliado leal en Europa, que durante los años de la confrontación con la extinta Unión Soviética le proporcionó una base estratégica en el Viejo Continente.
Discrepancias y presiones
A pesar de las ganancias, la relación no ha sido siempre armónica. Esto se hizo evidente durante la llamada Crisis del Canal de Suez, y otra vez, durante los días de la Guerra de Vietnam cuando Londres resistió las presiones de Washington para enviar tropas al país asiático. El premier británico, Harold Wilson, enfadó a Washington en la década de los años 60 al no comprometerse con la política estadounidense en el Lejano Oriente. E igualmente las objeciones británicas no fueron tomadas en cuenta en ocasiones como cuando la invasión estadounidense a la isla caribeña de Granada en 1983 y cuando Washington utilizó bases británicas para bombardear Libia en 1986.

Londres ha buscado en ocasiones contener o aminorar las acciones de Washington, como durante la Guerra de Corea, o por el contrario, más recientemente, en el período posterior a la Guerra Fría ha sido Gran Bretaña quien con frecuencia ha empujado a la acción a su aliado americano. Fue la primera ministra Margaret Thatcher quien pidió al primer presidente Bush actuar “con decisión” en el Golfo Pérsico, y fue Blair quien comprometió a un reticente Bill Clinton a intervenir en el conflicto de Kosovo.
Ruleta política
La “relación especial” anglo-estadounidense ha tenido a veces un matiz de relaciones personales a pesar de asimetrías ideológicas. Como ejemplos se pueden citar el entendimiento entre el conservador Harold Macmillan y el demócrata John F. Kennedy, que fue especialmente bueno, y el vínculo entre el republicano Henry Kissinger y el laborista Jim Callaghan.
Y aunque en la actualidad el republicano Bush y el laborista Blair reivindican una “relación especial” tanto en lo político como en lo personal, la realidad es mucho más compleja de lo que parece. En casa, el entusiasmo de Blair por las políticas de Bush le está costando la alienación de su propio partido.
Desde que la Guerra de Irak era sólo una perspectiva alarmante, muchos sectores del laborismo británico comenzaron a preguntarse qué tenía Gran Bretaña por ganar del apoyo a Estados Unidos. Aunque Blair estima que es mejor tener acceso discreto y directo al presidente de Estados Unidos en vez de vocear sus opiniones a través del Atlántico, de lo que se trata es de una riesgosa ruleta política.
Durante la Guerra Fría, el Reino Unido fue un vehículo clave entre Estados Unidos y Europa, y Washington valoró el papel mediador británico entre los dos continentes. Hoy, sin embargo, todo aparenta que Blair no ha podido reconciliar las diferencias entre Estados Unidos y Europa en temas como el sistema de defensa antimisiles, Irak, Kyoto, Medio Oriente y las relaciones comerciales.
Si Tony Blair no es finalmente capaz de tender puentes entre los dos lados del Atlántico su influencia tanto en Washington como en Europa puede comenzar a desvanecerse.
(Algunas consecuencias de la “relación especial” (hipocresías surtidas): donde dije digo, digo Diego. De Disneyland a Apocalipto)
- “Mentiras” sobre el cambio climático (BBCMundo.com - 25/2/02)
Un grupo de científicos de los Estados Unidos y el Reino Unido declararon que lo que se sabe sobre el cambio climático, no ha sido probado. Los investigadores sugieren que las emisiones de gas que producen el efecto invernadero, pueden no ser la causa principal del calentamiento global. Asimismo argumentan que las predicciones del aumento de la temperatura para este siglo son “desconocidas e imposibles de conocer”. Por otra parte dicen que la suposición de que sólo algunos científicos comparten este escepticismo es un “mito de los medios de comunicación”.
Conclusiones políticas

El reporte publicado en el Reino Unido por el Foro Europeo sobre Ciencia y Medio Ambiente, dice que las conclusiones sobre cambio climático a las que arriba el Panel sobre el Cambio Climático de las Naciones Unidas “se han politizado y no enfatizan la falta de certezas que son importantes a tener en cuenta en el momento de establecer normas”.
Entre las críticas más importantes a este panel se incluyen:


  • predicciones sobre cambios climáticos basadas en modelos y presunciones que “no sólo no se conocen sino que son imposibles de conocer dentro de los límites relevantes para la implementación de reglas”.

  • utilización de modelos que no describen adecuadamente las nubes, vapores de agua, aerosoles, corrientes oceánicas y efectos solares.


Los autores concluyen afirmando que “las simulaciones de las temperaturas superficiales hechas por el Panel sobre Cambio Climático, parecen más un modelo azaroso de curvas que una demostración genuina de la influencia del hombre sobre el clima global”.
- El cambio climático es “grave” (BBCMundo.com - 3/2/05)
La conferencia de 200 científicos que se celebró en Exeter, Reino Unido, sobre el alcance de la amenaza del cambio climático, finalizó sus dos días de deliberaciones con la conclusión de que el fenómeno es mucho más serio de lo que se pensaba.
En su informe final, los investigadores consideraron que los impactos del calentamiento global pueden observarse hoy en día en varias zonas del planeta. “Ecosistemas muestran los efectos del cambio climático. Cambios en el hielo polar y los glaciares y los regímenes de lluvia ya ocurren”, indica el documento.
Congregados en la conferencia “Evitando los Peligros del Cambio Climático”, los científicos no precisaron exactamente cuáles son esos peligros, pero según las palabras de la Secretaria de Ambiente del Reino Unido, Margaret Beckett, “ofrecieron un cuadro claro de lo que se espera”.
Dennis Tirpak, quien coordina las actividades vinculadas con este tema dentro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), dijo a la BBC que “esperamos que los políticos comiencen a repensar hacia dónde vamos”. “Lo que hemos tratado es de proporcionar una instantánea de toda la evidencia, y hemos acumulado un conjunto de evidencias que muestran que necesitaremos las dos, adaptación y mitigación”.
Ni dos
La Unión Europea sugirió en el pasado que era necesario limitar cualquier aumento en la temperatura global en dos grados, pero uno de los asistentes a la conferencia, el doctor Bill Hare del Instituto alemán de Investigación de Cambio Climático de Potsdam, opinó que incluso estos dos grados implicarían una tragedia. “Pienso que la ciencia está mostrando que este cambio puede ser incluso muy alto en un largo plazo. Creo que debemos mantener la temperatura más baja que ese nivel, o corremos el riesgo de aún mayores cambios”.
Según indicó el analista de Medio Ambiente de la BBC, Richard Black, las conclusiones del informe serán exhibidas en la cumbre de ministros del G8 (los siete países más poderosos del Planeta y Rusia) que tendrá lugar a fin de año en el Reino Unido. “El mayor desafío será persuadir a Estados Unidos que tome este tema seriamente”, agregó Black.
- Los costos del cambio climático (BBCMundo.com -
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   22

similar:

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconProgramación anual
«ciudadanía», y la Unión Europea propone fomentar la ciudadanía responsable en una sociedad democrática como fórmula para lograr...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconPido el valor de 20 mil veces el valor del reino unido por crimenes...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconUna investigación europea identifica variantes de genes asociadas al Alzheimer

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconUna investigación europea concluye que es posible la coexistencia...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea icon6. Anote as palavras que não conseguiu traduzir. A tradução livre...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconLa literatura española y su relación con la europea

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconNosotros, el pueblo, a fin de formar una unión más perfecta

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconNota de prensa investigadores de cic biogune participan en la red europea sysgenet

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconAnálisis forenses determinan que la superbacteria E. Coli europea...

La “Union” (Europea) que no quiere ser “Jack”: “British go home” (and God save the Queen) ¿Es imaginable una Unión Europea sin el Reino Unido? El Reino Unido y la Unión Europea iconSíntesis ], "unión" es la conversión de




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com