Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober




descargar 0.57 Mb.
títuloLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober
página6/13
fecha de publicación19.01.2016
tamaño0.57 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

COSAS QUE RECORDAR CUANDO CRIAMOS NIÑOS ÍNDIGO


Kathy McCloskey, Ph.D.


  1. Sea creativo al establecer limites.

- Haga espacio para energía física adicional. Incorpore esto en la mayoría de las situaciones (tales como enseñar, establecer límites y lograr que se hagan las labores hogareñas).

- Permita que las fortalezas del niño establezcan los limites, y no al revés. Podrían sorprenderse de lo que un índigo puede hacer. ¡Prueben los limites de manera segura!.

- Más que todo, pídale al niño que lo ayude a establecer los límites. De hecho, muchos Índigo estarán muy complacidos en establecer los limites por sí mismos, con la ayuda del adulto


  1. Sin darles a estos niños las responsabilidades del adulto, trátenlos como adultos y compañeros

- Déndle a estos niños explicaciones de adultos, la palabra al tomar decisiones de todo tipo y. sobre todo, ¡muchas opciones!

- No les hablen desde arriba.

- ¡Escúchenlos! Son sabios, y sabrán cosas que ustedes no saben.

- Respétenlos de todas las formas, como lo harían con sus propios padres o con alguien muy cercano, un querido amigo.


  1. Si les dicen que los aman, pero los tratan de manera irrespetuosa, no confiarán en ustedes.

- Ellos no les creerán que los aman si no los tratan de manera amorosa. Todas las palabras del mundo caerán en oídos sordos.

- La manera en que manejan su propia vida y "administran" su propia familia es una evidencia directa para el Niño Índigo sobre si los aman o no


  1. Interactuar con los Niños Índigo es un trabajo y un privilegio.

- Ellos los descubrirán en todos los engaños. ¡Ni siquiera lo intenten!

- Cuando tengan dudas, no solamente deben preguntarle a los mismos niños, sino también a otros adultos que tengan experiencia con Niños Índigo.

-No olviden darse tiempo para observar a los Niños Índigo interactuando entre ellos, hay mucho que aprender ahí.
No olviden: Ellos no solamente saben quiénes son, también saben quiénes son ustedes. El rostro y la mirada de los Niños Índigo no dan lugar a equivocación, son miradas muy viejas, profundas y sabias. Sus ojos son las ventanas de sus sentimientos y de su alma. Parece que no pueden "fingir" como otros lo hacen. Cuando los lastiman, estarán decepcionados de ustedes, e incluso podrán cuestionarse la "sabiduría" de haberlos elegido! Pero cuando los aman y reconocen lo que son, se abrirán a ustedes como nadie en la vida.

ABURRIMIENTO Y HONESTIDAD

Debra Hegerle


Los Índigo son ABIERTOS y HONESTOS, esto no es una debilidad, sino su mayor fortaleza. Si no son honestos y abiertos con ellos, ellos seguirán siendo los mismos con ustedes: sin embargo, no los respetarán. Esto es algo serio con los Índigo, porque se sostendrán en su integridad con ustedes, igualando tu presión con presión, hasta que despierten a la realidad, retrocedan, o renuncien. De las tres respuestas, la de renunciar es la peor. Ellos no respetan a aquellos que no trabajan el proceso, y abandonar significa que no están cumpliendo con su responsabilidad. Retroceder está bien, porque demuestra que aún están trabajando el asunto, y ellos respetan eso. Si reconocen el verdadero valor de este maravilloso don, las cosas resultarán bien porque no esperan la perfección en ustedes, pero sí esperan que sean honestos!

El aburrimiento puede traer arrogancia en los Índigo, así que no dejen que se aburran. Si actúan con arrogancia, significa que necesitan un nuevo desafío y nuevas fronteras. Alimentando sus cerebros y manteniéndolos ocupados es la mejor forma de tenerlos alejados de las travesuras. Sin embargo, si hacen todo esto y aún hacen travesuras ocasionales, es porque están creando una experiencia de vida para sí mismos que, si se observa con más cuidado, podrá revelarles mucho sobre su plan de vida. Fluir simplemente con ello en esos momentos es lo mejor para todos.
Pueden distinguir esta situación del aburrimiento porque, o no los podrán detener, o lo descubrirán después que haya pasado!
Los Índigo sobresalen en un medioambiente en el cual los límites de lo que es aceptable y de lo que no es aceptable, están bien establecidos, pero en los cuales se promueve la exploración abierta dentro de esos límites Esto significa que los padres, maestros y auxiliares tienen que ser capaces de establecer y mantener límites claros, y sin embargo, lo suficientemente flexibles de ser ajustados y cambiados cuando sea necesario, basados en el crecimiento emocional/mental ¡y los Índigo crecen rápido!

SER FIRMES, PERO JUSTOS, es necesario por su bien y el nuestro.
ENVIANDO MENSAJES POTENTES Y POSITIVOS A LOS NIÑOS
Por Judith Spitler McKee, Ed.I


Todos los niños requieren un intenso y personal cuidado, atención, tiempo, ánimo y guía de parte de los adultos. En general la interacción adulto-niño necesita ser emocionalmente cariñosa, amorosa, calmada e intelectualmente clara y estimulante. Los mensajes verbales y no verbales que se les envían deben expresar alegría y bienvenida, como si ellos fueran los alegres invitados en nuestras vidas.
Muchas veces los adultos sienten, actúan y hablan de forma que hacen sentir a los niños como si no fueran bienvenidos; como si fueran malos, o una carga o un estorbo. Esta clase de mensajes negativos son extremadamente dañinos para el crecimiento, aprendizaje, la lucha y la creatividad de los niños, quienes ven a los adultos como modelos y como su apoyo. Los niños interpretan estos mensajes como: “Soy un niño malo” o “Aquí no soy querido”. Estos mensajes dolorosos de temor disminuyen la habilidad de los niños de responder y pueden ocasionar serias atrofias en su desarrollo en general.

Por el contrario, los mensajes de alegría y bienvenida son interpretados por los niños como: “Soy un niño bueno; mi mundo es positivo y cariñoso”. Esta actitud incrementa la confianza de los niños y abre motivaciones internas para crecer, aprender, luchar y Crear.
Desarrollando la Confianza y la Desconfianza en los Niños
La confianza en los niños se desarrolla cuando sienten en sus cuerpos y en sus espíritus que sus necesidades básicas físicas, emocionales, intelectuales y creativas están cubiertas por las personas que los cuidan y especialmente por los adultos responsables de sus jóvenes vidas. Los mensajes que les envían los adultos deben ser más agradables que dolorosos, y deben estar basados en el amor y no en el temor. A través de la confianza se va tejiendo el tapete de la conexión mutua y el respeto entre niños y adultos.

A continuación algunos ejemplos de mensajes de tonos agradables o desagradables. Los detalles pueden cambiar para diferentes edades y situaciones pero el mensaje más importante es la interacción. Los siguientes son momentos donde usted puede hacer la diferencia:


  1. Su niña cubierta de barro entra a la casa sollozando. Ella quiere ser abrazada, busca refugio de un mundo que la perturba.

Una actitud adulta poco agradable, negativa: "No me toques con tus manos sucias. Eres un desastre. Apártate de mí”.

Una actitud agradable, positiva: "Cuando tu querías que yo te abrazara yo estaba pensando en que mi ropa se iba a estropear pero tu eres más importante para mí que mi ropa. Vamos a lavarnos. ¿Te gustaría buscar tu libro favorito y nos acomodamos a leerlo en el sofá?


  1. Su hijo se aproxima a usted cuando usted está pasando por un momento crítico en su vida.

Actitud negativa: usted pone los ojos en blanco a medida que el niño se le acerca y usted piensa, “aquí viene otro problema”, o “aquí está él/ella de nuevo”. ”¡Oh, no! No más trabajo para mí”.

Su cuerpo adopta una actitud defensiva, sus hombros se yerguen, aprieta los labios como preparándose para un combate.

Una actitud agradable: Usted pone gentilmente su mano sobre su corazón y piensa en el amor que usted y su hijo/a necesitan uno del otro y que pueden compartir. Permita que su cuerpo se relaje y sus ojos se suavicen, ahora usted puede enviar claramente un mensaje de amor: Tú eres bienvenido a mi vida.


  1. Su hijo hace, preguntas constantemente o necesita que se le repitan las instrucciones con más frecuencia de lo deseado.

Una actitud negativa: Con voz abrupta, desinteresada y disgustada usted envía mensajes como: “¡Tú realmente me aburres!, vete de aquí”, o “no te quiero aquí”. Esas frases usadas constantemente, pueden hacer sentir al niño que no es amado.

Una actitud agradable, positiva: Piense que su voz es un instrumento para enseñar y haga prácticas que le ayuden a modular su tono y su forma de hablar. Cuando usted se encuentre muy enojado y estresado, inhale dos veces profundamente para revitalizar el oxígeno en su cuerpo, así podrá pensar con más claridad. Entonces intente hablar más suavemente disminuyendo la velocidad con que lo hace.


  1. Sus hijos están sueltos en el mundo, fuera de su control


Una actitud desagradable, negativa: "¡No te subas a esa patineta! podrías romperte el cuello como la chica de la TV. Bájate antes que termines en un hospital". O esta: "No hables con desconocidos. Gente peligrosa acecha en todas partes. Llámame apenas llegues". Su actitud de estar continuamente esperando que pase lo "peor" llena a sus hijos de temor, de inquietud generalizada o una constante respuesta física al peligro. Estas emociones negativas llenan el cuerpo con hormonas especializadas para el temor y la lucha que pueden disminuir el sistema-inmunológico, produciendo enfermedades como dolores de oído y problemas digestivos.

Una actitud agradable, positiva: Sé que antes hemos hablado de la seguridad y de ser cuidadosos con personas desconocidas. ¿Quieres hacerme alguna pregunta antes de irte al concierto con tus amigos?. Sé que estarás bien porque eres precavido y sabes cuidarte tú mismo. Sé que actúas con tu cabeza y tu corazón. Recuerda que siempre podrás llamarme a casa si me necesitas o si sólo quieres hablarme. ¿Está bien?. Si usted afirma positivamente las acciones que usted quiere enfatizar, usted las está reforzando como hábitos en su hijo.


  1. Usted rompió una promesa que había hecho a su hijo

Una actitud desagradable, negativa: “Deja de gimotear porque no fuimos con tus primos a la feria. Ya es suficiente. A mí nadie me llevó a ninguna parte cuando tenía tu edad". Aquí, usted ha rehusado discutir las razones -no importa cuáles puedan ser- que le hicieron faltar a su promesa. Esto hace que los niños piensen que no les importan a los adultos, o que no se debe confiar en los adultos por tanto no se deben tomar como modelos.

Una actitud, agradable, positiva: "Estuve tan ocupado/a en otro asunto que olvidé completamente llevarlos a la feria con sus primos. Lo lamento mucho. Ven, vamos a hablar de nuestros sentimientos acerca de esta situación”.
USANDO LOS SENTIMIENTOS DE CULPA Y VERGÜENZA DE LOS NIÑOS
Muchas veces los adultos usan la técnica de avergonzar y hacer sentir culpables a los niños porque esa fue la manera como ellos recuerdan que fueron tratados en su infancia. Además esta técnica altamente injuriosa parece funcionar muy bien porque los niños reaccionan diferente cuando son avergonzados, especialmente si es en público. En realidad esta técnica sí funciona ¡pero a un alto costo en el desarrollo de la personalidad del niño! La vergüenza y los sentimientos de culpa afectan la búsqueda de una expresión individual en el niño. La culpa y la vergüenza son emociones altamente dolorosas que frecuentemente bloquean en el niño su curiosidad, el juego y la creatividad. Los niños aprenden rápidamente a no ser abiertos u honestos con otros. En lugar de usar la culpa y la vergüenza piense y modele usted mismo el comportamiento que desea en su hijo. Aliéntelo a que intente de nuevo, explíquele las consecuencias de su comportamiento, y ofrézcale alternativas razonables.
Las situaciones que se relatan a continuación le mostrarán cómo superar las tácticas de culpa:


  1. Su joven o incapacitado hijo se moja en los pantalones.

Actitud desagradable, negativa: "Eres una chica mala, mala, mala! Sabes muy bien que no debes mojar tus pantalones, (ni el carro de la abuela). Lo hiciste a propósito. Bien, ahora tienes que secarte tu sola y limpia ese horrible olor sin mi ayuda. No lo vuelvas a hacer jamás. ¡No me vuelvas a avergonzar!.

Una actitud agradable, positiva: Oh, oh, parece que tuviste un accidente y mojaste tus pantalones. Está bien, no te preocupes. Te ayudaré a cambiar tu ropa para que te sientas mejor". Usted puede aprovechar esta situación para reír y leer juntos el libro de Taro Gomi

"Everyone Poops".


  1. Su hijo su muestra perezoso, come despacio, o rehusa comer ciertas comidas.

Una actitud desagradable, negativa: ¡De prisa! Te estás volviendo testarudo de nuevo y me estás haciendo esperar. ¡Come todas tus arvejas inmediatamente! Si no te comes las albóndigas de carne, te quedarás en la silla hasta que termines. Yo ya me voy y cuando regrese es mejor que esas albóndigas ya no estén en el plato. Déjate de tanta alharaca, si no te comes la comida te vas a enfermar."

Una actitud agradable, positiva: “Quiero que hagas lo mismo que yo. Voy a probar una cucharada de frijoles y arroz". Esta es un poco diferente de la que usualmente comemos nosotros pero tiene un sabor interesante. Bien, ahora tú prueba también una cucharada. ¿No crees que a tu osito le gustaría comer con nosotros?”. Esta actitud puede complementarse leyendo juntos algún libro infantil relacionado con la comida.


  1. Su hijo tiene temor obsesivo, exagerado e irracional a una situación, persona o animal.

Una actitud desagradable, negativa: "¡Por Dios Santo! Si es sólo un verso de seis líneas que tienes que decir en la presentación de la escuela. Otros niños tienen papeles mucho más largos que el tuyo Estás comportándote como un bebé. Véte a tu cuarto y dedícate a ensayar. Hazme sentir orgulloso/a de ti”.

Una actitud agradable, positiva: ¿Me puedes repetir el verso que tienes que decir durante la presentación en la escuela la próxima semana? ¿Me pregunto si el maestro te escogió a ti porque sabía que tú lo harías muy bien?. ¿Quieres ensayar el verso tú solo o quieres que le ayude?


  1. Su hijo parece desafiar las normas y la autoridad de los adultos y en la escuela ha dicho mentiras o cometido fraudes con las calificaciones o en otras actividades.

Una actitud desagradable, negativa: "¡Eres un miserable mentiroso! Deliberadamente me has avergonzado ante tu profesor con esa horrenda mentira que le dijiste (o haciendo fraude en una calificación, o faltando a la clase de baile o a la práctica de fútbol). Bien, si un día necesitas ayuda no esperes que yo te ayude, o tu profesor. ¡Quedas castigado por tres semanas!. No mereces que se te dé la oportunidad de ser escuchado después de esa horrible mentira. ¡Fuera de mi vista!

Una actitud agradable, positiva: "Lamento mucho que hayas tenido que mentir. Después de conversar con tu profesor entiendo un poco la situación pero quiero que tú me cuentes todo. Es necesario que hablemos de qué ocurrió y de tus sentimientos. Después tendremos que hablar sobre la forma como podemos solucionar este problema. Yo necesito estar seguro de que puedo confiar en ti, en que harás lo correcto y actuarás con honestidad en otras situaciones. Necesito tu cooperación ahora".
ETIQUETAR Y PONER APODOS
Los adultos tienen la costumbre de poner a los niños sobrenombres o apodos para diferenciarlos y calificarlos. Con frecuencia los calificativos y apodos son estereotipos de la cultura y el género que afectan a los niños en sus creencias y su independencia. Además, estos calificativos son unidimensionales lo que falsea el hecho de que todos nosotros tenemos múltiples talentos que debemos cultivar.

Teniendo en cuenta que los niños no saben distinguir entre ellos mismos y su comportamiento o los calificativos que se les pone por su comportamiento, los sobrenombres o apodos pueden convertirse en profecía. AÚN APODOS AMISTOSOS O CALIFICATIVOS QUE APARENTEMENTE SON POSITIVOS PUEDEN LLEGAR A SER MUY RESTRICTIVOS EN EL APRENDIZAJE Y CRECIMIENTO DEL NIÑO. Muchas habilidades e intereses puede que no sean detectadas en el proceso de desarrollo del niño y ciertos talentos naturales pueden marchitarse si no son cultivados o si no se les permite el espacio necesario.

Observe con atención las acciones entusiastas y los intereses de los niños y expóngalos a una amplia variedad de oportunidades, lugares, personas e ideas. Tales esfuerzos ayudarán a los adultos y a los niños a vivir juntos con un sentido de igualdad y mutua aceptación. A continuación, algunas sugerencias que le servirán para evitar los calificativos:


  1. Algunas veces su hijo le recuerda inconscientemente sus propios defectos, por cierto poco favorables.

Una actitud desagradable, negativa: “Ella es muy desorganizada. Su cuarto es una pocilga. Supongo que yo también soy así cuando tengo mucho que hacer, pero yo tengo que mostrarle el látigo para hacer que ella se vuelva ordenada. Ella odia esto, pero termina ordenando cuando yo estoy sobre ella", o, "Qué bien, actuando como una prima donna. La gente no te soporta cuando te comportas como si fueras la única en el salón. Deberías respetarme cuando estamos en público".

Una actitud agradable, positiva: “Aunque somos diferentes, en ciertas cosas nos parecemos , mucho. Ella es muy creativa y siempre está trabajando en muchos proyectos. Tenemos que trabajar duro para tolerarnos nuestro mutuo desorden ya que a ninguna de las dos le gusta organizar y limpiar o deshacernos de cosas que siempre creemos que podemos usar después”.


  1. Evite hacer sentir a su hijo unidimensional cuando usted sólo espera que él alcance logros en una sola área, o cuando cree que su hijo sólo tiene un potencial muy limitado o un rango de su personalidad muy sesgado. Evite también hacer comparaciones con miembros de la familia con la expectativa de que su hijo siga los mismos pasos.

Una actitud desagradable, negativa: “Yo siempre quise un hijo que se llevara bien con toda la gente y aquí está ella, la Señorita Popularidad. Ella hace hasta lo imposible por ser la niña más simpática en cualquier situación.”

“Todos mis hijos son deportistas. Con todo el tiempo que pasan en el gimnasio, seguramente conseguirán una beca deportiva en la universidad. Sin embargo, mi hijastro es el Señor Matemático, siempre serio y lógico. Él llegará lejos porque siempre afronta las dificultades. Él nunca toma riesgos”.
En el siguiente ejemplo, un adulto comparte con nosotros partes de su biografía de cuando fue niño, dando especial crédito a aquellos a quienes continuamente la ayudaron en su crecimiento y en la búsqueda de su propio camino. Esta técnica puede contribuir a que los niños liberen sus talentos naturales y a que exploren las mútliples posibilidades en un mundo siempre cambiante. Sabiendo en lo más profundo que alguien cree en usted y que continuará amándolo, esto le envía poderosos mensajes de que la vida es un viaje y un proceso para ser explorado personalmente y compartido con otros.
“Sé que tú estas luchando en esa familia (o en la escuela) para saber quién eres. Yo pasé por un período similar cuando tenía tu edad y te veo a ti preguntándote cómo es que eres diferente a los otros Bien, quiero que sepas que creo en ti y que te apoyaré en tu lucha por lograr lo que te apasiona. Yo estoy muy agradecida de que mi madre confió en mí y me dio amor y libertad para ser la persona que soy para incursionar en diferentes áreas. Ella no me clasificó ni a mí ni a ningún miembro de mi familia. Yo sabía que ella siempre creía en mí cualquiera fuera lo que decidiera hacer con mi vida. Yo siempre he sentido su amor y su luz en mi vida y siempre la sentiré”.
JUGANDO JUNTOS PARA CONSTRUIR, RECONSTRUIR Y MEJORAR LAS RELACIONES.
La confianza en nosotros mismos y en otros es básica en toda relación sana. Los niños que se desarrollan sobre bases sólidas y seguras de confianza pueden relacionarse y conectarse fácilmente con otros. Ellos quieren comunicarse, colaborar y ser co-creadores junto con los adultos y con sus propios compañeros. Esto se traduce en esperanza por un futuro inmediato y una confianza generalizada de que de alguna manera y ordenadamente, las cosas se darán para ellos con facilidad.

Cuando la confianza desaparece, nosotros debemos honesta y sistemáticamente tratar de reconstruir de nuevo la relación con los niños. Los pequeños que han sido avergonzados y a quienes se les hace sentir culpables por ser ellos mismos, se les debe restañar esas heridas para que puedan tomar confianza en la vida. Adicionalmente, si los niños han sido encasillados con sobrenombres y calificativos negativos, un proceso de perdón mutuo entre adultos y niños debe experimentarse a fin de equilibrar la relación.

Por suerte, existen sanadores naturales de las relaciones como disfrutar la naturaleza, las artes, la literatura, el juego, la risa. El juego es el compañero del crecimiento y el contexto interactivo menos amenazante en todas las edades. La diversión y la risa que resulta del juego crean un ambiente alegre que permite oportunidades únicas de conexión y significados de co-creación y propósito. Jugar juntos permite celebrar el flujo de la vida y la existencia juntos.
LA GRACIA DE UN NIÑO ÍNDIGO
Durante una charla a un grupo de personas, el Dalai Lama fue informado de la presencia de un niño con cáncer dentro de la audiencia que quería verlo. Con su efervescente y característica sonrisa, el Dalai Lama respetuosamente invitó al niño a subir al estrado y a que dijera a la audiencia lo que en ese momento tuviera en mente y quisiera decir. Sin titubear el niño se volvió a la multitud y dijo: "Yo soy un niño con cáncer, pero primero que todo soy un niño. Necesito jugar y necesito reír. Necesito que ustedes vean primero la alegría de mi corazón y entonces después, ustedes podrán ver que mi cuerpo tiene cáncer."

Esta simple historia tiene un profundo significado para todos los Niños Índigo. Sí, ellos son diferentes. Sí, ellos tienen almas muy antiguas. Sí, ellos vienen con propósitos especiales. Sí, ellos son seres inspirados. Sí, ellos tienen talentos y habilidades especiales. Sí, sí, sí: pero ante todo, ellos son niños. Recordemos esto para así poder alimentar apropiadamente su naturaleza especial.

Esta naturaleza especial de los Niños Índigo requiere de una técnica disciplinaria especial. A continuación Robert Gerard comparte con nosotros sus pensamientos y una guía de conducta para con los Niños índigo:
DISCIPLINANDO AL NIÑO ÍNDIGO

por Robert Gerard, Ph.D.
PARA UN NIÑO ÍNDIGO LA DISCIPLINA ES VITAL. Como ellos son tan creativos y atléticos, siempre están tratando de hacer cosas y de explorar más allá de sus limites. A la vez que quieren sentirse seguros también están constantemente explorando los límites de seguridad, y quieren saber además sobre las experiencias de vida que no les van a servir en sus altos propósitos. Frecuentemente escucho a los padres "decir" a sus niños qué pueden y qué no pueden hacer. Esta actitud sofoca su creatividad y reprime su natural expresión. Ellos responden entonces volviéndose defensivos y odiosos.
El término “Disciplina amorosa” lo he usado para significar un proceso disciplinario que intenta servir los intereses espirituales de los niños.
La disciplina amorosa está basada en las siguientes normas:
1. Mantenga al niño informado e involucrado en los asuntos
2. Prevenga malentendidos simplemente dando explicaciones.


  1. No reaccione ante su niño


4. Evite estar dando órdenes
5. Mantenga su palabra
6. Enfrente cada situación en el mismo momento en que ocurre.
7. No los golpee o use lenguaje ofensivo.
8. Deje que sus emociones le muestren amor.
9. Si tiene que darle una reprimenda trate de que esta situación se convierta en un "tiempo de interrupción". Háblele sobre la situación antes y después de la reprimenda.
10. Acérquesele siempre, después de una reprimenda y asegúrele que la situación ya ha pasado y que todo vuelve a ser como antes.
La gran sorpresa de actuar conforme a las normas anteriores es que su hijo lo respetará por su sabiduría y prudencia permitiendo a su vez que su energía Índigo florezca entre ustedes. Yo le concedo a mi hija Samaría abundante libertad y creatividad pero ella rara vez escapa al estricto ojo con que observo su actitud y comportamiento. Aparentemente puedo lucir como un padre estricto pero Samaría conoce muy bien los limites y cuando tengo que disciplinarla, ella me agradece por ser capaz de manejar la situación.

Un NO bien grande a los "padres sobreprotectores". En lo más profundo de sí mismos, muchos padres temen el abandono y la pérdida del amor de sus hijos. Estos padres tratan de ganarse el favor de sus hijos siendo demasiado indulgentes. Una vez que el niño se da cuenta de que pueden controlar el comportamiento de los adultos, ellos los controlarán sin duda alguna. Si se le permite, el niño índigo puede adoptar el papel de los padres. Esto complica las relaciones e induce al niño a adquirir los defectos de sus padres y a no vivir en su propio presente.

Los padres deben ser muy conscientes de su relación con un hijo Índigo. Quizá el consejo que recibí de una clarividente deba compartirlo aquí. "Roberto, SU HIJA NO NECESITA UNOS PADRES. LO QUE NECESITA ES GUÍA, AMOR Y DISCIPLINA. ELLA CONOCE SU PROPÓSITO Y MISIÓN... SEA SU GUÍA". Este consejo me ha ayudado enormemente.
LA EDUCACIÓN Y EL NIÑO ÍNDIGO
Uno tenía que atiborrar su mente con todas estas cosas, gústele o no. Esta coerción tenía un efecto deteriorante tan grande que después que pasé el examen final descubrí que tener que considerar cualquier problema científico resultó desagradable durante todo un año. Es un milagro que los métodos modernos de instrucción no hayan estrangulado totalmente el sagrado espíritu de la investigación: porque esta delicada planta, además del estimulo, necesita la libertad para sobrevivir; sin esto, naufragará y se arruinará sin duda. Es un grave error pensar que el disfrute de observar e investigar se puede promover por medio de la coerción y el sentido del deber.

- Albert Einstein

¿Qué podemos decir sobre la educación?, En pocas palabras, esta DEBE CAMBIAR PARA ACOMODARSE AL NIÑO ÍNDIGO. Y el giro que dará se deberá mayormente a la increíble frustración de los profesores y maestros quienes claman a gritos para que el sistema educativo preste atención y haga los cambios que se necesitan Algunos de los cambios que van a presentarse se deben a que eventualmente las calificaciones de los exámenes son muy bajas porque los niños están reaccionando a dichos exámenes y no porque ellos tengan un bajo nivel de pensamiento y de habilidades. Esto hará que los planificadores de la educación, los directivos y los sicólogos se pregunten si el concepto de la enseñanza y la capacitación está encajando con los exámenes.

Las discusiones que se presentan a continuación vienen de educadores que están seriamente enfocados en el problema. Después, ofreceremos información sobre escuelas alternativas para Niños Índigo. Finalmente, ofreceremos algunos métodos para ayudar a los niños, métodos nuevos que están siendo aplicados a niños difíciles.

Queremos presentarles a Robert P. Ocker, un consejero de una escuela de enseñanza media en el distrito de Mondovi, Wisconsin. Un mercader de esperanza y un agente de cambio. Su pasión y propósito durante la mayor parte de su vida ha sido orientar a la juventud.
UN VIAJE AL CORAZÓN

Una visión educativa para los pioneros del nuevo paradigma
Por: Robert P. Ocker


Estamos atravesando un momento crucial en la educación y en la forma de criar a los niños: el momento de cambio de paradigma. Hay un sentir general de que la pregunta de cómo criar y educar a nuestros hijos es la pregunta más profunda con que nos enfrentamos hoy. La educación requiere de una nueva visión para los niños del Siglo XXI, ofreciéndoles esperanza e inspiración a todos los niños del mundo. Esta visión se puede encontrar en los sueños de los niños. Necesitamos un entendimiento profundo de la vida humana para poner en práctica una pedagogía comprensiva que sirva a la humanidad del nuevo milenio, esa humanidad que es por supuesto, los niños de hoy. Los niños son el más valioso tesoro y nuestro futuro depende de cuán profundamente podremos comprender esa vida humana.

Los educadores debemos admitir que así como exigimos una transformación de la actual estructura social, así también debemos exigir la transformación del arte de la educación que debe brotar de una fuente diferente. Por supuesto nosotros podemos hacer esa transformación ya que el arte de la educación depende de los educadores.

Los educadores debemos desarrollar un nuevo entendimiento de la naturaleza humana y ofrecer nuestra guía basados en ello. Debemos dar a nuestros niños y estudiantes el regalo de nuestra guía a través de una disciplina interna y de paz.
Debemos percibir la verdadera naturaleza de los niños a medida que ellos se desarrollan y permitirles su desarrollo como seres humanos. Son ellos quienes deben escoger cómo su naturaleza y esencia madurará en la edad adulta.

LOS EDUCADORES DEL SIGLO XXI GUIARÁN EL DESARROLLO DE LOS SERES HUMANOS OFRECIENDO EL REGALO DE LA DISCIPLINA INTERIOR. Con sabiduría y conocimiento guiaremos a niños de carácter para que se conviertan en individuos responsables, ingeniosos y amables.

Por lo tanto, como educadores, debemos convertirnos en los pioneros del paradigma, debemos revisar nuestros conceptos acerca del significado, propósito y función de la educación y presentar una nueva forma de pensamiento. Debemos enseñar a nuestros niños CÓMO pensar y no QUÉ deben pensar. NUESTRO PAPEL NO ES TRANSMITIR CONOCIMIENTO, SINO TRANSMITIR SABIDURÍA. La sabiduría es el conocimiento aplicado. Cuando damos a los niños sólo conocimiento les estamos diciendo lo que deben pensar, lo que supuestamente deben conocer y lo que queremos que ellos crean como verdad.

Cuando transmitimos a los niños sabiduría, no les estarnos diciendo lo que deben saber o lo que es cierto; en lugar de ello, les guiamos a que sean ellos mismos quienes busquen su propia verdad. Por supuesto no podemos ignorar el conocimiento cuando enseñamos sabiduría porque sin conocimiento no hay sabiduría. Cierta cantidad de conocimiento debe pasar de una generación a la siguiente, pero debemos permitir que los niños la descubran por sí mismos. El conocimiento con frecuencia se pierde pero la sabiduría nunca se olvida.

Yo imagino un sistema educativo basado en el desarrollo de las habilidades y capacidades del niño en lugar de desarrollar sólo su memoria. Los niños son nuestros guías; debemos darles la oportunidad de descubrir y crear sus propias verdades. El pensamiento crítico, la solución de problemas, la imaginación, la honestidad y la responsabilidad deberán ser el punto de partida de la educación de los niños del Siglo XXI.

MI VISIÓN DEL FUTURO DE LA EDUCACIÓN ESTÁ BASADA EN UN AMOR INCONDICIONAL. ESTA ES LA ESENCIA DEL NUEVO SER HUMANO. Nosotros, los educadores, debemos asegurarnos de rodearnos de colegas quienes tengan el corazón y el alma para educar los niños de hoy para ser la gente de mañana. Una educación real se preocupa del cuerpo, el alma y el espíritu, que debe ser intrínsecamente libre e independiente. La verdadera educación debe preocupase por darle vida a la gente. Los educadores daremos un extraordinario servicio a la humanidad si somos los pioneros en este cambio. Debemos renovar el sistema educativo para el mejoramiento de la humanidad. Si usted como educador toma parte de este viaje al corazón, los niños serán bendecidos y con ellos el futuro de toda la humanidad.
ESTRATEGIAS PARA GUIAR A UN NIÑO ÍNDIGO
Por Cathy Patterson


Soy profesora de educación especial y trabajo en un programa diseñado para ayudar a estudiantes con severos problemas de comportamiento. Corno podrá imaginar, por años he trabajado con muchos estudiantes con problemas de atención y perturbaciones emocionales y he dado apoyo tanto a profesores como a padres.

También me he encontrado con un gran número de niños que han sido catalogados como niños con desórdenes de la atención, quienes una vez suplidas sus necesidades emocionales, tanto en la casa como en la escuela, no han requerido continuar tomando la medicina, lo que significa que les fue dado un diagnóstico equivocado.

Por supuesto, hay niños con verdaderos desórdenes de la atención debido posiblemente a desequilibrios neurológicos o a daños cerebrales, y quienes no pueden funcionar adecuadamente sin la medicina apropiada. Estos son niños con verdaderos desórdenes de la atención quienes no son necesariamente Niños Índigo.

En la siguiente sección me gustaría discutir algunos de los nuevos cambios de energía de los que he sido testigo dentro del sistema educativo, así como algunos de los problemas y los viejos patrones de energía alrededor de la disciplina que está afectando a niños emocionalmente perturbados. Muchos de estos niños probablemente sean Niños Índigo.

Los viejos patrones de energía en las escuelas están basados en la creencia de que los niños son simples veleros a quienes se deben llenar de conocimiento por un experto, el profesor. En el sistema tradicional, los estudiantes aprenden cómo ser miembros contribuyentes en nuestra sociedad aprendiendo todo lo que se necesita para conseguir un empleo. El profesor los avergüenza y los compara unos a otros, lo que se supone que sirve para motivar a los estudiantes a producir y escribir más. En esta atmósfera cualquier niño que no muestre conformidad con el sistema es considerado un niño problema.

Por suerte, muchos educadores contemporáneos han desarrollado numerosas técnicas y estrategias más centradas en el estudiante como la autoevaluación, la autodirección de planes educativos, portafolio de logros. Por ejemplo, profesores de escuela elemental en la Columbia Británica no usan la letra "F" para indicar fracaso sino que en su lugar las letras EP que significa “En Progreso”, o sea que al estudiante le está tomando un poco más de tiempo para alcanzar los objetivos del curso.

Algunos educadores han introducido también programas que promueven las habilidades de liderazgo en los niños. Los padres están adoptando un papel más activo en las escuelas participando en los Consejos de Padres.

Uno de los últimos vestigios de la vieja energía en las escuelas tiene que ver con los métodos de disciplina que se usan. Desafortunadamente muchos niños todavía son sacados del salón de clase como castigo o enviados a la oficina del Director donde se les da un sermón sobre buen comportamiento. El último recurso si reinciden es enviarlos a casa. El problema con este sistema es que los niños aprenden a suplir sus necesidades de atención y reconocimiento de forma negativa. Aprenden a limpiar la atención cuando son sacados de clase al corredor, todos los demás niños se aprenden sus nombres, especialmente si esto pasa frecuentemente.

Desde su nacimiento los Niños Índigo necesitan reconocimiento y estatus. Si no son adecuadamente orientados, estos niños aprenden a suplir estas necesidades en forma negativa y a costo de su educación. Si se les manda a casa esto será el mejor premio que pueden recibir ya que no tendrán que hacer tareas y podrán ver TV o entretenerse con los juegos de video. Los padres se horrorizarían si se enterarán del tiempo que muchos niños pasan castigados en los corredores de las escuelas. Estas viejas prácticas disciplinarias están cambiando. Creo firmemente que los padres son parte integral de este cambio. Los padres necesitan comenzar a preguntar en las escuelas por las prácticas disciplinarias y deben preguntarse si las necesidades de sus hijos están siendo suplidas en dicha escuelas.
¿LAS NECESIDADES DE SUS HIJOS ESTÁN SIENDO SATISFECHAS EN LA ESCUELA?
Los niños necesitan seguridad, atención, respeto, dignidad y un lugar seguro al cual ellos se sientan que pertenecen. Las siguientes preguntas pueden ayudar a los padres a decidir si estas necesidades están siendo suplidas en la escuela:
1. ¿La escuela de su hijo tiene un plan disciplinario? ¿Acostumbran enviar los niños al corredor o los suspenden como solución a problemas de mal comportamiento? Si así es, sugiérales alternativas.

2. ¿Cuál es la atmósfera en el salón de clase de su hijo? ¿El trabajo de los niños se exhibe en las paredes del salón ¿Saluda el profesor a los niños con respeto? ¿Elogia el profesor a los estudiantes desde un enfoque positivo?

3. ¿En forma positiva permite el profesor que los estudiantes desplieguen actitudes de poder y responsabilidad tales como designar estudiantes como sus colaboradores, tareas especiales, un salón de la fama, etc.?

4. ¿Divide el profesor las tareas para no sobrecargar a los estudiantes?. Los estudiantes con problemas de atención necesitan ir paso a paso, de una tarea a otra y pueden requerir signos visuales tales como un tablero con estrellas donde se muestre en cuánto tiempo han terminado una tarea. Así, si ellos tienen muchas estrellas significa que tienen tiempo libre para usar a su voluntad o en otro proyecto

5. ¿Conocen los niños el propósito de las tareas? ¿Si un niño pregunta por qué tiene que hacer una tarea, el profesor le proporciona una amigable explicación o sólo las consecuencias si no la hace?

6. ¿Si los estudiantes tienen dificultad en entender un tema, el profesor adapta el material o lo modifica de manera que el estudiante pueda terminar el trabajo junto con el resto de los estudiantes en la clase?

7. ¿Si los niños no prestan atención a la clase, se les aparta de la persona o el objeto que distrae su atención? ¿Son mantenidos alejados de las actividades de la clase, o se sienten avergonzados y desconectados del grupo?

8. ¿Se concentra el profesor en informar sólo los problemas y no la conducta positiva del niño?

9. ¿Tiene usted una libreta de comunicaciones que el profesor firma diariamente y que le permite a usted conocer cómo le está yendo a su hijo en la escuela y está al tanto de todos los cambios positivos? Examine esta libreta diariamente y tenga conversaciones positivas con el niño sobre su comportamiento en la escuela.

10. ¿Cuál es su visión sobre la educación? ¿Es importante?. ¿Colabora usted con el personal de la escuela? ¿No le gusta el profesor que tiene su hijo? ¿Ha criticado usted al profesor delante de su hijo?
¿LAS NECESIDADES DE SUS HIJOS ESTÁN SIENDO SATISFECHAS EN SU PROPIA CASA?
Las siguientes preguntas le ayudarán a identificar si la atmósfera de hogar está ayudando a su hijo en su desarrollo
1. ¿Siente usted que la opinión de sus hijos es valiosa y que usted puede aprender de ellos? ¿O sencillamente usted está siempre enseñando y sermoneando en su relación?

2. ¿Escucha usted a sus hijos y se divierte con ellos? ¿Permite usted a su niño interior jugar con sus hijos?

3. ¿Respeta usted la privacidad y el espacio personal de sus hijos?

4. ¿Les explica las razones que algunas veces tiene usted para tomar ciertas decisiones?

5. ¿Con frecuencia alaba a su hijo y le ofrece tres cumplidos por cada critica que le hace?

6. ¿Enseña usted a su hijo a tener respeto y compasión por otras personas?

7. ¿Dedica usted tiempo a explicar a su hijo sobre diferentes aspectos del mundo como por qué necesitamos la lluvia? ¿Les escucha usted cuando ellos tratan de explicarle a usted sus propios puntos de vista sobre el mundo? Escuche sus explicaciones con atención aún si usted ya conoce esta información.

8. ¿Hace usted cosas por sus hijos que ellos pueden hacer por sí mismos?

9. ¿Tiene usted reuniones regulares con toda la familia para discutir las responsabilidades de cada uno y lo divertido que va a ser la próxima caminata? ¿Juegan sus hijos un papel importante durante estas reuniones y participan en la toma de decisiones? ¿Acuerdan en estas reuniones las consecuencias de ciertos malos comportamientos y el privilegio que se logra con los buenos?

10. ¿Escucha usted a sus hijos cuando se quejan de soledad y depresión o de sentimientos de aislamiento? ¿O disminuye usted la importancia de estos sentimientos por creerlos una fase pasajera en su desarrollo?

11. ¿Alimenta usted a sus niños con excesivas cantidades de azúcar y de conservantes? ¿Sufren los niños alguna alergia o muestran signos de hiperactividad después de ingerir ciertos alimentos?

ESTABLECIENDO LÍMITES Y NORMAS
Los padres no ayudarán a sus hijos simplemente explicándoles que ellos son "Niños Índigo" y permitiéndoles un mal comportamiento sin establecer límites y normas. Aún estos niños que eventualmente van a elevar la consciencia del planeta necesitan límites. El Niño Índigo necesita que se le corrija y que se le establezcan límites. Las siguientes sugerencias son estrategias efectivas para proporcionar disciplina preservando al mismo tiempo la dignidad del niño:
1. Cuando les dé una orden dígales algo como "necesito que me ayudes a quitar tus zapatos del hall de entrada por favor". La palabra clave es "NECESITO QUE ME AYUDES..."

2. Avísele a su hijo que debe estar listo unos minutos antes de una actividad tal como la cena.

3. Dé a sus hijos tantas oportunidades como pueda. Si normalmente a ellos no les gusta sentarse a la mesa, dígales que pueden escoger en pasar a ella en uno o dos minutos. Si ellos le presentan otra alternativa que es lógica, tal como que pasarán a la mesa después de organizar su juego, entonces acepte.

4. Déles una orden a la vez para no sobrecargarlos con muchas órdenes al mismo tiempo.

5. Coloque una silla en un espacio apartado y silencioso donde pueda enviar al niño cuando se comporta mal. Los niños no deben ser enviados a su cuarto como castigo principalmente si este está lleno de juegos y distracciones con los que ellos se pondrán a jugar, y no se sentirán castigados.

6. Los niños se sienten más seguros con rutinas regulares y responden mejor cuando tienen un horario definido para comer, dormir y jugar o simplemente un tiempo libre.

7. Recuerde ser consistente aunque algunas veces usted sienta que no tiene la energía para continuar su plan de disciplina. De otra manera, los niños pronto aprenderán que no necesitan cumplir las normas porque estas están cambiando constantemente.
HONRE A SU PEQUEÑO COMO SU

MÁS PRECIADO TESORO
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

similar:

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconLos niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconIntroduccion a los niños indigo

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconHospital de díA/ terapia intensiva para los problemas mentales graves...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconEs importante señalar que aproximadamente entre un 4 y un 8% de los...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconNo deje que los niños pequeños jueguen con el embalaje. ¡Existe riesgo de asfixia!

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober icon1. Enumera las causas que han incrementado los casos de obesidad...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconLos expertos estiman que tres a seis de cada mil niños, padecerán...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconLos niños de darwin
«niños de Darwin» en «escuelas» especiales, verdaderos campos de concentración, mientras grandes sectores de la población los demonizan...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconLos niños y las niñas de escasos recursos con dificultades de aprendizaje...

Los niños índigo los nuevos chicos han llegado padres: si tienen niños pequeñOS, este libro es para ustedes !!! Autores: lee carroll y jan tober iconEstrategias para aplicar en Conductas conflictivas de niños pequeños con síndrome de Down




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com