Bibliografía. Anexos




descargar 265.13 Kb.
títuloBibliografía. Anexos
página7/8
fecha de publicación22.01.2016
tamaño265.13 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Historia > Bibliografía
1   2   3   4   5   6   7   8

Comentario.


En estas propuestas, que modifican la morfología de la ciudad, queda por contestar la cuestión de los mecanismos para la intervención de los actores sociales.

De todos modos, es una señal significativa del interés por “rediseñar” la ciudad con criterios de intervenciones puntuales, de respeto a la trama existente, de pensar en la vida cotidiana de sus habitantes y de cuidado del medio ambiente.


Otras acciones significativas recientes en América Latina.

El rescate de la ciudad informal. “Favela - Bairro”.


En 1998 el municipio de Río de Janeiro tenía 5.5 millones de habitantes en una Región Metropolitana de 11 millones. El municipio cuenta con 600 favelas, en diversas partes de su territorio15. De acuerdo con Roberto Segre, ellas están ocupadas por 2 millones de pobres. Asimismo, están entremezcladas con sectores opulentos (R. Segre, 2000) La erradicación de las favelas ha sido intentada por sucesivas administraciones desde principios de siglo, sin éxito o con exitos parciales en el mejor de los casos. Sin embargo, al asumir la dirección del municipio César Maia en 1993 se inicio una transformación de gran calado: la sustitución de una planificación “genérica” por un conjunto de “proyectos estratégicos”, en una operación denominada “acupuntura urbana” (R: Segre, 2000). Este autor apunta que esas acciones se dieron en dos ejes: el Plan Río Cidade y el Plan Favela Bairro. El primero, consiste en una intervención en los espacios públicos de 17 barrios, con el cometido del impulso a la “identidad urbano-arquitectónica, estética y funcional” de esos espacios (R. Segre, 2000). El segundo está “orientado hacia la recualificación de los asentamientos precarios y marginales” para integrarlos a la “ciudad formal, ya dotados de los indispensables servicios básicos. (R. Segre, 2000.)

El acercamiento, e incluso identificación con el Proyecto Urbano, es notable en esos vastos programas, al integrar los diversos procesos que intervienen en la construcción de la ciudad y unir tres polos fundamentales: a.-Una idea de la ciudad en su conjunto, b.-La preocupación por la forma, el diseño y la identidad, y c.-La participación de la ciudadanía, incluida en ésta a los estudios y despachos de arquitectos locales, por medio de licitaciones para los proyectos. El tamaño de los sectores intervenidos ha sido creciente: desde 3, 000 hasta 20 000 y 50 000 personas (R. Segre, 2000.)

Dentro del gran conjunto de intervenciones en esos sectores, Roberto Segre destaca en su texto, dos favelas: Fernao Cardin y Parque Royal.
Figuras 20 y 21: Rehabilitación de Favelas. Río de Janeiro. 2000. Antes y después.
El Programa Servicio País y la planeación participativa local. Santiago de Chile

Este programa, enmarcado en el Plan de Desarrollo Comunal (PLANECO1997), tiene importancia para el objetivo que me he propuesto, porque representa una operación de gran magnitud para la rehabilitación y mejoramiento de asentamientos pobres, tradicionalmente marginados en todo el país. Para su realización fue incorporado un buen número de profesionistas de diversas disciplinas, y la metodología empleada tuvo múltiples variantes, que dependían a la problemática especial de cada comunidad. Empero, tenían una característica en común: “la importancia dada a la participación popular y el respeto por la cultura y la identidad local “(A. Gutiérrez Vilñuales, 2000)”

Reconversión de Puerto Madero, Buenos Aires.

Este proyecto es considerado como uno de los “proyectos urbanos más exitosos de América Latina” (Jorge Moscato, 2000.) ¿Esto es así? Se trata, efectivamente, de una intervención de gran magnitud (721 has) que ha transformado un sector significativo de la ciudad, revalorando sus espacios y edificaciones. Con este proyecto se cubre un viejo sueño bonaerense –incentivado por Le Corbusier en la década de los 20- de conectar la ciudad con el majestuoso Río de la Plata. También se presenta como una acción que enfrenta el tradicional y ya histórico abandono de los centros de las ciudades latinoamericanas por parte de los grupos de altos ingresos, operación que ha provocado considerables espacios vacíos, muchos de ellos, deteriorados, entre el núcleo central y la periferia.


El abandono del puerto había convertido el espacio que ocupaba en un territorio de bodegas abandonadas –construidas a la manera de la arquitectura industrial inglesa- grúas enmohecidas y diques contaminados.

Es significativo que la reconversión de Puerto Madero haya pasado, luego de algunos antecedentes en la planeación de los años 80, por dos propuestas rectoras: la primera, en 1990 - 1991, realizada bajo un convenio entre la municipalidad de Buenos Aires y el ayuntamiento de Barcelona. La segunda, se inicia en 1991-1992, luego de fuertes polémicas y oposiciones a la propuesta catalana, y mediando una convocatoria nacional a. profesionistas. La nueva propuesta tiene un carácter distinto a la catalana.

Este, planteaba la creación de un nuevo barrio, con un considerable componente de vivienda y grandes espacios, cercano a un Proyecto Urbano en el sentido que se ha definido en este trabajo. En cambio, lo finalmente realizado, indudablemente es emanado de actores diferentes: es de naturaleza terciaria, para usuarios de altos ingresos. Pero al mismo tiempo significó la creación de un espacio público importante, de tres kilómetros de desarrollo, dentro de La naturaleza de este proyecto ha contribuido de manera determinante para que organismos financieros internacionales le confieran a Buenos Aires el atributo de “Ciudad Mundial”.16

Figuras 22, 23, 24, 25, 26, 27: Rehabilitación de Puerto Madero

Figura 28: Teodoro Gonzalez de León. Vuelta a la ciudad Lacustre. Valle de México.
Teodoro Gonzalez de León. Vuelta a la ciudad lacustre.
Las reflexiones hechas y los ejemplos presentados son sustanciales para demostrar lo siguiente:

La vinculación del Proyecto Urbano, en su enfoque integral, con el Desarrollo Sustentable puede constituir una estrategia para enfrentar la aguda problemática de las ciudades latinoamericanas.

Para llegar a esa vinculación, se requiere de la confluencia de las diversas disciplinas y prácticas que se ocupan de los procesos urbanos. Uno de los ejes explicativos es la relación de la modernidad social con la urbano edificatoria, social y ambiental.

Desde la disciplina de la creación del conocimiento, la epistemología genética y constructivista y la teoría de los sistemas complejos disipativos es el instrumento idóneo para lograr la integración de conocimientos y practicas para abordar la problemática planteada.

Una conclusión básica es el reconocimiento de la actual complejidad de las ciudades latinoamericanas. Si bien existe una diferenciación en relación con su tamaño, función y en consecuencia el tipo de actores sociales, se pueden percibir tendencias similares, aunque ahora se distinguen aquellos procesos de metropolización en algunos puntos de su territorio, en los cuales las patologías sociales y urbanas se agudizan al tiempo que expresan en su territorio una complejidad inédita. Por su parte, los procesos de globalización y la intensidad de las redes mundiales de ciudades, incorporan de manera ambivalente a amplias regiones del territorio, y tocan de manera también intensa a las metrópolis, aunque también a franjas como la de la frontera norte de México, y a litorales turísticos. En no pocos de ellos, las inversiones trasnacionales han creado extensos sectores exclusivos, para ofertarlos a clientela foránea, no arraigada en el lugar, creando una mayor segregación socioespacial. En buena medida, este hecho, manifiesta la presencia de estrategias socioespaciales a nivel internacional. Y resulta irónico -sólo en apariencia- que en algunos de esos sectores se apliquen los principios “sustentables” y de la “ciudad informacional” (Castells, Borja, 1999) del “Nuevo Urbanismo” norteamericano ( P. Calthorpe, A. Duany, 1993, Tello, 2001) en función con la mercadotecnia, como es el caso del Desarrollo Urbano “La Primavera” en Culiacán (Tello, 2001) y el “Proyecto río Sonora Hermosillo XXI” (E. Méndez, 2000). En ambos, una característica común, además es que “ignoran la ciudad preexistente” (E. Méndez 2000).Tales procesos implican el surgimiento de nuevos actores sociales en las ciudades, así como la profundización de la complejidad de su dinámica.

Ilustraciones: La Primavera, Culiacán, Sinaloa, Hermosillo 2001

El Proyecto Urbano, vinculado al Desarrollo Sustentable, toma en cuenta de manera fundamental a los protagonistas sociales, es coherente con los equilibrios sociales y ecosistémicos, actuando en condiciones democráticas. En este sentido, el urbanismo se presenta con su naturaleza de acuerdos entre esos actores y no sólo como una disciplina meramente técnica y científica.

En fin, el Proyecto Urbano se ve profundizado y reforzado a través de su vinculación con el Desarrollo Sustentable. Se puede afirmar entonces que nuevos contenidos y estrategias del Proyecto Urbano, están ya planteándose, están en construcción, con las características siguientes:

1.- La acometida del rediseño, rehabilitación y transformación de los sectores urbanos debe implicarse en una operación que contemple tanto lo macro como lo micro, tanto la dimensión normativa como la interpretativa, tanto la estructura como la libertad de acción de sus protagonistas sociales. Es decir, debe involucrarse en una estrategia global de transformación de la ciudad, a través de lo que llamamos “proyecto de ciudad”, vinculado con sus “componentes territoriales”, aunque no en un sentido meramente físico-espacial sino en su compleja relacionalidad social.

2.- Se torna indispensable también la inclusión de la problemática urbana en los procesos ambientales, y en consecuencia de la Sustentabilidad del Desarrollo -de la cual nos ocuparemos más adelante con mayor detalle- tanto de la ciudad, como de los sectores a abordar.

3.- Es conveniente establecer criterios, en principio hipotéticos, de una geografía urbana que permita un manejo de sectores definidos en cuanto a su condición socioeconómica, cultural, ambiental, etc, que se pueden establecer en términos de la problemática que se pretenda abordar. En este punto tan importante, la participación de los grupos sociales es definitiva y le puede dar a esa “geografía” un carácter abierto no sujeta a una normatividad cerrada y meramente técnica, sino configurada en términos de las demandas y necesidades sociales.

4.- En una “geografía” de ese tipo, se incluirían los sectores, franjas o líneas urbanas de las grandes acciones inmobiliarias. Aquí, uno de los criterios del Proyecto Urbano sería tratar de paliar la deshumanización e inhabitabilidad a la que aquellas son proclives, pugnar por el no rompimiento de la continuidad formal de la ciudad, por el respeto a los ecosistemas y al hábitat de sus ciudadanos.

5.- Si bien el Proyecto Urbano actúa en sectores específicos de la ciudad, para hacerlo con eficacia tiene que plantearse una idea general del asentamiento en su conjunto para establecer y enfrentar la vinculación con éste. En consecuencia - y tal cosa se discute actualmente en múltiples instancias - se vincularía a un “Proyecto de Ciudad”, lo cual, evidentemente torna aún más compleja la problemática, e implica nuevas maneras de entender la planeación urbana y el “diseño” mismo de la ciudad.17

6.- Naturalmente, en la realización de estos propósitos cuenta de manera fundamental la voluntad política de los protagonistas urbanos, sobre todo de aquellos que tienen en sus manos las decisiones acerca del destino de la urbe.

Desatar un proceso de esta naturaleza firme al futuro de los habitantes de nuestras ciudades, que seguirán acrecentando su mayoría poblacional en las décadas venideras, entrando de lleno así al siglo XXI.

Un ejemplo paradigmático.

LOS PROYECTOS URBANOS DE BARCELONA: ENTRE EL URBANISMO DEMOCRÁTICO Y LA GLOBALIZACIÓN.

Si alguna ciudad ha experimentado una transformación a base de Proyectos Urbanos de diversa índole, ésta ha sido Barcelona. Al mismo tiempo ha pasado por varias formas de relación entre los poderes públicos-la administración y la población. Esta relación ha determinado la naturaleza socioeconómica de los Proyectos. Se podría decir que el “urbanismo democrático”, que se dio desde el final de la dictadura franquista, y las fuerzas del capital inmobiliario –que se va intensificando a raíz de los juegos olímpicos, es una característica tensional de ese proceso de cerca ya de cincuenta años, y que ahora parece decidirse a favor de la globalización, la competitividad a nivel internacional, aunque no ha dejado de producirse la protesta y movilización ciudadana. Esta movilización, influye en el Ayuntamiento, es “tomada en cuenta” según la dialógica de sus fuerzas políticas, de tal manera que es evidente la disyunción entre dos o varias manera de concebir la ciudad.

Ahora, algunos datos generales: Barcelona cuenta con poco más de cuatro millones de habitantes: es la segunda ciudad de España,ya que está colocada después de Madrid, y es ya proverbial la competencia entre ambas, aunque a raíz de su etapa “posfordista” tiene mayor inversión ésta, sin que falte, de manera aparentemente paradójica, un buen volumen de capital madrileño.

Naturalmente es considerada el puerto de entrada de Europa al país, y forma parte del “Arco Mediterráneo”, junto con Marsella, Roma, Palermo, entre otros. Participa, de manera importante, en una de las áreas europeas de integración espacial.

Figuras 30 y 31: Barcelona y Europa
Cronología de la Planeación urbana de Barcelona:

Del PGM hasta el MPGM

1953. Plan de Ordenación urbana de Barcelona y su zona de influencia

1966 Plan Director del Área Metropolitana de Barcelona. AMB

70s Recalificación urbana del espacio publico

1976 Plan General Metropolitano de Barcelona

80s Creación de la estructura para desarrollar el proyecto Olímpico

90 Transformación de frente litoral Diagonal-Mar Poblenau

2000. MPGM para la transformación del distrito de actividades (FORUM de las CULTURAS).
Del Plan Cerdá al Proyecto Urbano democrático
Se considera que la Revolución Industrial, se dio en Barcelona a partir de 1834. La instalación de numerosas fábricas fue el punto de arranque de su expansión territorial cuya primera fase fue el célebre Plan Cerdá, de 1859 (el Ensanche), con un trazado hipodámico cruzado por dos diagonales.partir. En ese mismo año demuelen las murallas que resguardaban el asentamiento original. Y a finales del XIX, se produce la anexión a Barcelona de los municipios de su periférico, como parte de su ensanche.

A raíz la muerte de Franco y el fin de la dictadura, España se abre a la democracia y las fuerzas sociales contenidas pueden mostrarse y desarrollase de manera pública y lo que es mejor, con una expresión política.

El reto era doble: la satisfacción de las demandas urbanas de la población y las organizaciones sociales, y el compromiso con la identidad misma de la ciudad, y con un proyecto de modernidad. Como sea: se trataba de un compromiso sociocultural, a través, de una propuesta de Proyecto Urbano. Veamos como describe -en términos urbanísticos- V.Magnano Lampugnano esta problemática: “…en Barcelona se reclamaba la reparación puntual de una ciudad, en conjunto, conservada. También existía ya un plan, el Ensanche…desarrollado por el ing. Ildefonso Cerdá…practicable, y que seguía dominando la forma urbana.”(V.M. Lampugnano 1990, 1991).

El autor y coordinador de la nueva intervención, fue Oriol Bohigas, director del Departamento de Arquitectura y Urbanismo, quien planteó una estrategia denominada “matetástasis benignas,” o sean” arquitecturas ejemplares que fueron proyectados y realizadas aisladas para lugares aislados y necesitados de reparación, y que a partir de ahí, debían introducir la regeneración del entorno urbano gracias a su irradiación positiva” (V.M. Lampugnano, 1990, 1991) y así el espacio público se convirtió en un sistema articulador del espacio urbano. Como era de esperarse, un amplio equipo de arquitectos participó en esta empresa. François Tomás subraya que la idea de Bohigas y su equipo al referirse al papel que jugaría en la reestructuración de Barcelona era “construir la ciudad a partir de sus huecos”. Asimismo, nos recuerda la visión de este arquitecto acerca de que Barcelona parecía haberse construido por medio de “fragmentos” Con estas ideas, y la participación de la población, el criterio de Proyecto Urbano se estaba aplicando en Barcelona. Pero seguramente lo más significativo para esto fue la continuación y transformación de la traza urbana de Barcelona y las extensas acciones de rehabilitación del parque construido.

La construcción de las áreas deportivas, en vista para los juegos Olímpicos, la Vila Olímpica y la iniciación de la renovación del barrio de Poblenau, y la construcción de un conjunto de obras arquitectónicas de gran calidad, algunas de ellas, emblemáticas, representan la culminación de una etapa la del “urbanismo democrático” para ser sustituida por la franca orientación a la inversión privada bajo la idea, ya mencionada, de hacer de Barcelona una Ciudad Mundial. Habría que mencionar que que la apertura al mar de esta ciudad, fue uno de los acontecimientos socio - urbanísticos mas significativos de esta etapa, y que esta siendo una base importante para la participación de la segunda ciudad española en el desconcierto de la globalización. Surge así el proyecto 22@.
Figura 32: Monte Jui y el Anillo Olímpico.
La renovación del Poblenau. Nuevas tecnologías y renovación urbana: luces y sombras del distrito 22@Barcelona (Jordi Boixader Solá)

La renovación del Poblenou parte de la necesidad de identificar el lugar con el sistema económico global. Por lo tanto, solamente desde la intensificación de la competencia y la acumulación flexible podemos entender las transformaciones recientes del espacio urbano de Barcelona

El distrito 22@barcelona es una propuesta de urbanismo flexible e integradora de diversos usos que pretende la reconversión de un antiguo barrio industrial y posicionar la metrópolis en el mercado mundial de ciudades. Persigue un modelo de ciudad más densa, compacta y equilibrada a través de la plurifuncionalidad y la búsqueda de la incorporación tecnológica, pero al mismo tiempo contribuye a la homogeneización social, con una intensa cualificación del suelo.

Se sitúa el proyecto 22@ en el contexto posfordista de desarrollo para analizar el encaje del mismo a escala de la región metropolitana. Se discute el potencial de las nuevas tecnologías en los procesos de renovación urbana, el alcance de la refuncionalización como parte fundamental de la política urbana y la acción de los agentes locales. (Jordi Boixader Solé)

El proyecto 22@ apuesta por el capital privado, a diferencia de lo que ocurrió en la primera fase de la transformación del Poblenou, es decir en la Vila Olímpica. Los recursos municipales se destinarán en una proporción mucho mayor al área del Forum y a la renovación del entorno Sant Andreu-Sagrera. El triángulo descrito define la estructura espacial de la estrategia de transformación del levante de Barcelona.

Siendo así, una pequeña cantidad de dinero público, en términos relativos, debe movilizar una cantidad mucho mayor de dinero privado, y ésta es la lógica del agente público en el 22@: hacer de palanca, admitiendo que la implementación del plan depende fuertemente de la coyuntura del mercado, de forma que se diferirá en el tiempo.

Globalmente se observa una tensión entre el componente productivo y el inmobiliario. En una dinámica iniciada a mediados de los ochenta, se asiste a la renovación del bloque local. (Jordi Boixader Solé)

Figura 33: Poblenou en la trama urbana de Barcelona.
El espacio publico del centro (1980) al litoral (2002). Hitos arquitectónicos y monumentalismo posfordista. Del Llobregad al Besós. 15 km de litoral.
Figura 35: El movimiento ciudadano a raíz de las obras de 22@


La oposición ciudadana al Proyecto 22@
Como era de esperarse, en la medida en que la globalización con su cauda de acciones en red se va implantando, bajo la cobija de la Unión Europea, se acrecienta la disyunción de ese proceso, con los intereses de los arraigos locales que demandan, naturalmente que no se destruyan ámbitos de la vida cotidiana. En Barcelona, en donde el movimiento ciudadano y el urbanismo democrático tienen una historia respetable se ha expresado en oposición a que el patrimonio histórico sea agredido, al desalojo de vivienda popular y media, y a que las empresas multinacionales y las inmobiliarias sean beneficiarias prioritarias del proyecto. Este movimiento ha logrado ser escuchado y ser beligerante en buena medida, a base de movilizaciones y la presentación de propuestas. Un resultado significativo de esto, ha sido la creación de Consejos Ciudadanos, que son escuchados por las autoridades. De esta interlocución ha surgido la denominada “el estilo Barcelona de Gobernar”, aunque hasta ahora ha prevalecido el predominio de los intereses inmobiliarios y del gran capital. Pero esta latente, como en todo el mundo, la perspectiva de una modernidad distinta, como una meta aún por conquistar.

Figura 36: Proyecto 22@

LOS PROYECTOS URBANOS DE EUROPEAN 4

Figuras 37, 38, 39, 30 y 41: Proyecto European 44

BIBLIOGRAFIA (aún incompleta)
De Courson Jaques, “Le project de ville”, Editorial Syros, Francia 1993.

García Rolando, “El conocimiento en construcción”, Ed Gedisa, 2000

Gobierno del Distrito Federal, “Metodología para la planeación participativa”, Editorial Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, México 1998.

.Gonzalez Lobo, Carlos, Vivienda y Ciudad Posibles”, ESCALA, Bogotá, 1999.

.Gutiérrez Ramón, (coord..)“La Otra Arquitectura. Ciudad, vivienda y patrimonio”

Participantes: María Antonietta Crippa. Enrique Ortiz Flores, Alberto Etchegaray Aubry, Luis González Tamarit, Maryano Arana y Salvador Schelotto, Ana Lúcia Meira, Eduardo San Martín, Enrique Bonilla di Tolla, Jorge Moscato, Jorge González Claverán, Doria Arizaga Guzmán, Alejo Gutiérrez Viñuales, José Manuel López Osorio, Ignacio Vélez Fernández, Faissal Cherradi, Roberto Segre, Nelson Inda, Martha Barrero Morales, Horacio Berretta, Mariana Gatani, Carlos González Lobo, María Eugenia Hurtado, Gilberto Flores Restrepo, Hugo Pereira, Carlos Eduardo García Vélez y Cortazar, José Ignacio Barassi, Humberto Eliash, Juan Sebastián López García, Martín Ramírez Pérez, Miguel Sorroche Cuerva, Erhard Rohmer, León Restrepo Mejía, Mederico Julio Faivre, Alfonso Govela, Hernán Montecinos Barrientos, Fernando Giordano. Editorial CONACULTA, Jaca Book, México-Millán, 2000.

Hiernaux, Daniel y Tomas Francois, “Cambios Económicos y Periferia de las grandes ciudades. El caso de la ciudad de México” (comp.). Edit IFAL UAM-X, México 1994.Participantes: Claude Bataillon, Daniel Hiernaux, Emilio Duahu, René Coulomb, Antonio Azuela de la Cueva, Victor Castañeda, Javier Delgado, Roberto Eibenschutz Hartman, Francois Tomas.

Iracheta X. Alfonso, “Hacia una planeación urbana crítica”, Editorial UAM Azcapotzalco y Gernica, México 1988.

Issi 147/1996 UNESCO, “The urban environment hábitat II and the challenge of the urban environment: bringimg together the two definitions of hábitat”, Blackwell Publishers, 1996

Villar Calvo Alberto, “La impotencia municipal en el ordenamiento urbano: herencia del centralismo y la subordinación”, Editorial FAPUR, México 1998

Lee, José Luis, y Celso Valdez, (comp.) “La ciudad y sus barrios” Participantes: Rafael López Rangel, José María Buendía, Carlos González Lobo, Hugo García, Alejandro

López Rangel, R. Proyecto Urbano y Desarrollo Sustentable. tesis doctoral. UAM-Az, 2000.

Ortega, Bernardo Navarro, Georgina Sandoval, Ernesto Licona, Daniel Manrique, Superbarrio, Armando Palomo, Alejandro Mangino, Lorenzo Gutiérrez.

Panerai., Ph.,Mangino, D. “Projet urbain,” Ed. Parenthéses, Marsella, 1999.

Morse, Richard. “Las ciudades latinoamericanas” SEP-SETENTAS, México 1973.

Neira Alva, “El desarrollo sustentable y las metrópolis latinoamericanas”, Editorial COLMEX, México 1996.

Revista Astrágalo, “Ciudad Pública - Ciudad Privada”, Celeste editores S.A., Septiembre 1997.

Revista del CLAD. “Reforma y Democracia” Ciudadanía y Espacio Público; no: doce; Caracas;

Revista: Current Anthropology, “Sustainable development in the mega-city: can the concept be made applicable?”, Volumen 36, número 4, Agosto-Octubre 1995.

Revista Economía Informa, “Economía y Medio Ambiente”, UNAM Diciembre 1996 - enero 1997.

Revista: Ekistics, “Global environmental response trough a local ecosystems mangement network”, No 352 Enero - Febrero 1992 y No 353 Marzo - Abril 1992.

Revista Environment and Behavior, “Multiplace analysis of the urban environment: a comparison between a large and a small Italian City”, volumen 28 No 6, November 1996.

Revista Internacional de Filosofía y Política, “La Ecología y los límites de liberalismo”, UNED y UAM Iztapalapa, 1999.

Revista Mexicana de Sociología, “Temas Urbanos”, Editorial UNAM, México 1984.

Revista Política en derechos ambientales en América Latina y el Caribe, “Las relaciones entre el desarrollo Sustentable y los Derechos Económicos, sociales y culturales: los avances recientes”, PNUMA 1994.

Revista Política en derechos ambientales en América Latina y el Caribe, “Volumen I - Nº 2”, PNUMA 1994.

Revista Red Nacional de Investigación Urbana, “Ciudades: vulnerabilidad, sustentabilidad y biodiversidad en sistemas urbanos”, Red Nacional de Investigación Urbana, Abril - Junio 1998.

Revista Sociológica, perspectivas y problemas teóricos de hoy, “Las consecuencias de la modernidad”, Editorial U.A.M. Azcapotzalco, Número 20 Septiembre-Diciembre 1992.

Rodríguez Gómez, Gil Flores, García Jiménez, Metodología de la Investigación Cualitativa, Ed. Aljibe, 1999. México 1999.

Ruano Miguel, “Ecourbanismo: entornos humanos sostenibles, 60 proyectos”, Editorial Gili, Barcelona España 1999.

Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda. DDF Metodología para la Planeación
1   2   3   4   5   6   7   8

similar:

Bibliografía. Anexos iconBibliografía anexos

Bibliografía. Anexos icon9. Bibliografía 10. Anexos

Bibliografía. Anexos iconBibliografía anexos

Bibliografía. Anexos iconBibliografía Anexos

Bibliografía. Anexos iconBibliografía Anexos

Bibliografía. Anexos iconNota: ver anexos de páginas web, libros y publicaciones sobre la...

Bibliografía. Anexos iconPor la que se modifican los anexos II y III de la Directiva 98/83/ce...

Bibliografía. Anexos iconAnexos 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28 y 29 de las Reglas de Carácter...

Bibliografía. Anexos icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía. Anexos iconParte III anexos otras fuentes de búsqueda fuentes de búsqueda




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com