Hacia una historia del diseño en mexico




descargar 388.33 Kb.
títuloHacia una historia del diseño en mexico
página1/10
fecha de publicación04.02.2016
tamaño388.33 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
HACIA UNA HISTORIA DEL DISEÑO EN MEXICO
VOL. 1

REPORTE DE INVESTIGACIÓN

Hacia una historia del diseño en México

Vol. I

SEMINARIO PERMANENTE DE PROFESORES

DE LA DIVISION DE CIENCIAS Y ARTES PARA EL DISEÑO
UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA
Unidad Azcapotzalco
México 16, D. F.

UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA

UNIDAD AZCAPOTZALCO

DIVISION DE CIENCIAS Y ARTES PARA EL DISEÑO

C. Y. A. D.
DEPARTAMENTO DE INVESTIGACION

Y CONOCIMIENTO PARA EL DISEÑO
PRIMER VOLUMEN

RELACION DE TRABAJOS


1.

Consideraciones Preliminares

3










2.

"Hacia una Teoría Científica de la Historia

del Diseño. Marco Teórico General Parte I

Arq. Rafael López Rangel.


9










3.

Algunas consideraciones sobre el problema de

la vivienda en el México contemporáneo.

(Documento de apoyo)

Arq. Rafael López Rangel.


95










4.

El despunte de la Arquitectura Funcionalista

en México. Resumen analítico de documentos

hemerográfícos sobre la arquitectura en 1932-1933.

Arq. Vladimir Kaspé.



125










5.

La arquitectura mexicana en los cuarentas.

Parte I.

Arq. José Luis Benlliure


141



UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA

UNIDAD AZCAPOTZALCO

DIVISION DE CIENCIAS Y ARTES PARA El DISEÑO

C. Y. A. D.
DEPARTAMENTO DE INVESTIGACION

Y CONOCIMIENTO PARA EL DISEÑO
SEMINARIO PERMANENTE DE PROFESORES DE LA DIVISION DE CIENCIAS Y ARTES PARA EL DISEÑO, UAM-AZCAPOTZALCO
HISTORIA DEL DISEÑ0 EN MEXICO PERIODO 1920-1940
REPORTE DE TRABAJO DEL SEMINARIO DE INVESTIGACION
El objetivo de la investigación para irse efectuando a largo plazo, y con metas mediatas e inmediatas, abierto a la comunidad universitaria, es realizar la Historia del Diseño en México con prioridad en la época contemporánea para conocer los orígenes de los problemas que enfrentamos actualmente y así plantear alternativas de nuestra producción de diseño en relación a la investigación docencia y trabajo profesional.
Este programa se inicio a partir de junio de 1978 en el cual se ha ido realizando un primer proyecto que abarca diferentes etapas.
1a. ETAPA

Junio-agosto 1978, en la que se realizó la definición de un Marco Teórico de Referencia y Marco Específico con las disciplinas del Diseño Arquitectónico, Industrial y de la Comunicación Gráfica, al mismo tiempo, se estableció una propuesta de periodización y un proceso metodológico para la caracterización de los objetos en un período determinado.

2a. ETAPA

Octubre-diciembre 1978, aplicación de la mitología para definir la época seleccionada (1910-1940 aproximadamente) y caracterizarla en un sentido general. Al mismo tiempo, cada grupo inició el proceso para caracterizar los objetos en la época en cuestión.
En esta misma etapa se fueron especificando las características de 1ª formación económica-social del lapso seleccionado con las correspondientes asesorías de especialistas en la que colaboraron profesores de la División de Ciencias Sociales y Humanidades de nuestra Unidad así como profesores de la UNAM-Unidad Acatlán.
Paralelamente a este trabajo cada grupo elaboró una propuesta para definir los rasgos generales que caracterizarían la producción de los objetos ubicándolos en la época según sus propios intereses disciplinarios, terminándose así esta segunda etapa del proyecto y abriéndose para el trimestre de invierno (enero-marzo, 1979) una tercera etapa que consistirá en el muestreo de los objetos de cada disciplina.
3a. ETAPA
Trimestre de invierno de 1979.
a) Retroalimentación de Marco Teórico de Referencia Específico.
b) Caracterización de los objetos por cada disciplina.
c) Muestreo.
d) Apoyos y asesorías especializadas.

APUNTES PARA UNA METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION HISTORICA DEL DISEÑO EN MEXICO
PROCESO METODOLOGICO GENERAL
1. Definición de objetivos.
2. Elaboración de un Marco Teórico de Referencia
3. Planteamiento de Hipótesis de Trabajo

3.1. Proposición inicial de periodización

3.2. Caracterización global de los "objetos" de diseño (por especialidades) por etapas en términos de su ubicación en la totalidad social.
4. Comprobación o rectificación de Hipótesis (poner a "prueba" las hipótesis).
5. Elaboración de conclusiones.

Los trabajos que presentamos ahora en tres volúmenes son por un lado, y en ese sentido es su mayor peso, un conjunto de aportaciones de carácter teórico general que tienen a conformar un Marco de Referencia para abordar el problema. Son de diverso rango y todas son para nosotros igualmente importantes. Por otro lado, se presentan también algunos ensayos con respecto a la época y a los temas específicos de la investigación. En lo particular el trabajo de Juan Manuel López sobre la historieta en México es guión de un audiovisual en proceso actualmente.
GRUPOS DE TRABAJO
Diseño Industrial

Fernando Shultz

Rocio Grediaga

Roberto López
Diseño Gráfico

Arnulfo Aquino

Liliana de Lassé

Colette Fine

Jorge Sánchez de Antuñano

Juan Manuel López

Daniel Prieto
Arquitectura

Antonio Toca

Teresa Ocejo

José Tercero

Vladimir Kaspé

Rafael López Rancel

José Luis Benlliure
Asesoría Teórica

Enrique Dussel

Rafael López Rangel
Coordinación

Rafael López Rangel

HACIA UNA TEORIA CIENTIFICA DE LA HISTORIA DEL DISEÑO
MARCO TEORICO GENERAL PARTE I

Arq. Rafael López Rancel
Hasta que punto es valido hoy el tratamiento común de las “cuestiones de diseño” (arquitectónico-urbano, grafico, industrial….), es algo que todavía hay que dilucidar, aunque el casi brusco apagón del estallido de la “racionalización operativa” y de la absolutización cibernética de los alexanders de la década de los sesenta, y en alguna medida la puesta es escena de la semiótica (que por otro lado ha constituido un verdadero boom con todos sus peligros), haya asestado un buen golpe a tal posición de indudable origen vanguardista. Recordemos para el caso, el paradigma -precisamente lanzado por el entonces brillante investigador de la Universidad de Berkeley- de que “el diseño es la invención de cosas físicas que exhiben un nuevo orden físico, una organización y una forma nueva en respuesta a la función (1), lo que esta implicando, y no es inútil subrayarlo a estas alturas, de que se trata en el fondo de tasar con el mismo rasero – de la matemática- a la diversa complejidad de cada campo especifico de la prefiguración. Al fin y al cabo la cuestión se generaliza (y se unifica), desde esa perspectiva, como una búsqueda, en todos los casos, del “ajuste de la forma con su contexto”. (2)
El sueño del racionalismo bauhausiano encontraba aquí su máxima expresión; y sus excesos cientifistas, su afán de logicidad, obviamente emparentados con la metafísica, nos han hecho pensar que se trata, cuando menos, de un eslabón terminal de la cadena racionalista contemporánea.
Hoy resulta que nos encontramos con hechos que en rigor obligan a especificar - y a dividir - la problemática, pero también a unificarla sobre bases mucho menos abstractas que la operacionalidad matemática, y esto sucede en el momento mismo de desprendernos del aprisionamiento de lo meramente tecnicista para ubicar a los objetos - y a sus procesos de producción y consumo- en situaciones sociales concretas.
Como cuestiones que nos llevan a la necesidad de especificación de una manera inmediata tenemos ni más ni menos las diferencias que cada campo presenta en su operación concreta y que en la cotidianidad de su producción marcan su diversidad, incluso en el interior de cada uno de ellos (lo que se deriva de la no completa homogeneidad de su producción en cuanto a medios, recursos, procesos, ideología, etc., y como parte de la ubicación en las contradicciones sociales). Y al mismo tiempo la consideración "sociológica" de la cotidianidad de los objetos, el reconocimiento de su origen de clase aún no suficientemente comprendido en todas sus implicaciones, sobre todo en las formales- implicando su papel en el mundo de los intereses materiales y, obviamente, el reconocimiento de su carácter significativo "más allá'' del mero utilitarismo funcional, lo que conlleva la obligada puesta en escena de la semiótica, aunque discriminadamente, al estar conscientes de que se trata en cierto sentido, como lo indicamos ya, de otro "boom" de la cultura contemporánea, lo que no nos debe llevar a negar sus logros ni a renunciar a sus posibilidades, sobre todo cuando el "significado del significado" (3) se aborda con sentido verdaderamente histórico.
Algo debe quedar absolutamente claro: el "teorizar" acerca de la unidad y diversidad de los campos del diseño, que obliga a profundizar en cada uno de ellos, y la necesidad de abordar tales cuestiones "poniéndolas en la historia" -es decir, en su movimiento real- surge entre nosotros de la urgencia de comprender la crisis actual de nuestras disciplinas -crisis que se arraiga y que forma parte de la crisis social de nuestros países capitalistas -y naturalmente de la de implementar acciones que respondan a ella. Por cierto, hemos esbozado ya algunas de las cuestiones que están en la base de la crisis y si quisiéramos englosarlas en un paradigma, diríamos que lo fundamental estriba en esa tendencia de "convertir todos los objetos en mercancía, propia del capitalismo". Es más, esa "conversión'', cuando se ve como ideología, parte del hecho de que la producción material (que es también en su medida producción intelectual) es en este modo de producción, producción de mercancías.
Así pues, el carácter mercantil de los objetos les señala básicamente su signo. Pero no se trata de una premonición maniquea. Su carácter ideológico, político, cultural, en fin, superestructural, y el propio manejo de lo mercantil en una sociedad estructurada por las contradicciones sociales satura el mundo de los "objetos" con esas contradicciones. Es más, los "objetos" son parte de las contradicciones.
Pero de cualquier manera, las abismales (e irresolubles en el marco actual) diferencias de "capacidad adquisitiva", resultado de un régimen de explotación, producen la terrible disparidad urbano-edificatoria y de los "objetos" en general que se expresa en la coexistencia de la carencia más dramática con la más insultante opulencia. El diseñador progresista se encuentra con un "mercado de trabajo" establecido por las clases dominantes y enfrentado paradójicamente a una demanda masiva de necesidades populares.
La actividad prefiguracional, proyectual, técnica y estética se ve implicada de manera absolutamente necesaria en una problemática política de magnitudes tan amplias que ha hecho que no pocos desesperados abandonen el diseño como actividad especifica, para abrazar una tarea teórica y a veces "práctica" que no sólo rebasa esa especificidad, sino que la desprioriza hasta su total subestimación.
Pero eso no elimina los problemas concretos del diseño ni en consecuencia la necesidad de atenderlos. Lo que nosotros pensamos al respecto es que no se trata de polaridades ni de hechos mutuamente excluyentes (el diseño, o la producción artística, y el "problema social") sino de problemáticas implicadas, y en cierto sentido, de la misma problemática. Y algo importante, las prioridades no implican desaparición ni postergamiento: deben significar, pues así se da la realidad, simultaneidad jerarquizada.
Estas discusiones incluso forman parte de la crisis actual y conmueven a instituciones educativas enteras, para bien o para mal; obviamente pensamos, más para bien que para mal.
Ya entrados en el problema específico, pero aún observando generalidades, nos enfrentamos con otros hechos aún no mencionados o no subrayados suficientemente pero de importancia fundamental, como lo son, en nuestros países, la dependencia tecnológica que incluso llega a la imposición total de procesos por parte de las empresas "transnacionales"; junto a esto, una gran desnivelación de recursos y de técnicas que coexisten, por así decirlo, hombro con hombro: la anarquía "liberal" de enormes sectores de la industria, incontrolada deliberadamente por el Estado; lo que imposibilita el enfrentamiento masivo y positivamente racional de las necesidades populares, sacrificadas así por el interés privado, y, nunca nos cansaremos de subrayarlo, el papel ideológico y político que a través de procesos y formas, que son al mismo tiempo contenidos (lenguajes) la clase dominante confiere a objetos y procesos.
Somos conscientes por cierto, que el diseñador no es - como nos lo hace aparecer la escuela liberal - un ente "técnico", neutro, abstraído de la problemática social.
En este sentido su papel es activo ante las implicaciones sociales de "su" diseño y éste mismo nunca tendrá carta de neutralidad. Es más, parte de su rol, es en sentido amplio, la producción (y por qué no decirlo, la creación) del lenguaje de la clase o capa social a la que pertenece, y/o a la que decide servir.
Ahora bien, la polémica en torno a las posibilidades de que el diseño incida en el cambio social, de que juegue un papel progresista, está también en el centro de la crisis y la manera práctica-teórica de responder a tal cuestión define ineludiblemente a sus postulantes. ¿Existe sólo una manera óptima, discriminada, de producir-circular-consumir los objetos, como podría hacernoslo pensar la instancia funcionalista? ¿Y, las "alternativas" se ponderan sólo en términos de eficacia? o ¿son alternativas ideológicas y políticas? o bien ¿los códigos, siendo códigos de clase, son "cerrados" necesariamente, sin posibilidad de apertura y por que no decirlo, de contestación. Evidentemente en el "diseño gráfico" esa posibilidad aparece clara por la propia naturaleza de sus medios expresivos. El problema se complica en la arquitectura, el urbanismo y naturalmente en el caso del diseño industrial.

Pensamos por lo demás que la respuesta a estas cuestiones, no se dará el margen de una práctica social.
Difícilmente podríamos desatar el nudo problemático de la actualidad si no lo concebimos como proceso, es decir, como historia. Coincidimos con U. Cerroni cuando toma de Wrights Mills aquello de "el presente como historia y el futuro como responsabilidad" nada menos que como el objeto de las ciencias sociales. Esto es válido en nuestro campo ya que partimos de que no hay una "historia" del diseño
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Hacia una historia del diseño en mexico iconHacia una conceptualizacion del diseño basada en el pensamiento complejo

Hacia una historia del diseño en mexico iconAproximaciones metodológicas al diseño curricular hacia una propuesta integral

Hacia una historia del diseño en mexico iconA historia de la filosofía de la ciencia hacia el final del siglo...

Hacia una historia del diseño en mexico iconIntroducción
«objetivamente» o no, por los historiadores. La aversión por la historia y el miedo ante su veredicto rio son incompatibles con la...

Hacia una historia del diseño en mexico iconResumen el argumento del diseño inteligente es muy débil porque puede...

Hacia una historia del diseño en mexico iconLa vida interior del sanador importancia del chamanismo para la medicina moderna”
«ahí fuera». Por tanto, no es sorprendente que el médico siempre parezca mirar hacia el exterior. A muy pocos se les ocurre que pueda...

Hacia una historia del diseño en mexico iconSexual. Hacia la construcción de una pedagogía del cuerpo

Hacia una historia del diseño en mexico iconUn líder es una persona que guía a otros hacia una meta común, mostrando...

Hacia una historia del diseño en mexico iconHistoria de la Educación Sexual en México

Hacia una historia del diseño en mexico iconEl lagrimal). Hacia dentro todos tenemos un pliegue que se nota cuando...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com