La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo




descargar 8.39 Kb.
títuloLa naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo
fecha de publicación09.02.2016
tamaño8.39 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Historia > Documentos
Texto:
- La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo es crear. Cazar, guerrear, digerir, respirar, son formas de creación y de destrucción al mismo tiempo.

- Y entonces, ¿qué hacer? –murmuró Andrés-. ¿Ir a la inconsciencia? ¿Digerir, guerrear, cazar con la serenidad del salvaje?

- ¿Crees tú en la serenidad del salvaje? –preguntó Iturrioz-. ¡Qué ilusión! Eso también es una invención nuestra. El salvaje nunca ha ido sereno.

- ¿Es que no habrá plan ninguno para vivir con cierto decoro? –preguntó Andrés.

- El que lo tiene es porque ha inventado uno para su uso. Yo hoy creo que todo lo natural, que todo lo espontáneo es malo; que sólo lo artificial, lo creado por el hombre, es bueno. Si pudiera viviría en un club de Londres, no iría nunca al campo sino a un parque, bebería agua filtrada y respiraría aire esterilizado…

Andrés ya no quiso atender a Iturrioz, que comenzaba a fantasear por entretenimiento. Se levantó y se apoyó en el barandado de la azotea.

La conversación mantenida por Andrés Hurtado y su tío Iturrioz pertenece a una de tantas disquisiciones filosóficas que, a lo largo de El árbol de la ciencia desarrollan los dos personajes, como medio de revelar el pensamiento de Pío Baroja.

La obra puede fecharse, en su primera edición, en 1911, aunque la semilla se encontraba en Camino de perfección de 1902, y en el protagonista de la misma, Fernando Osorio. Posteriormente, El árbol de la ciencia fue introducido, con cierta arbitrariedad, en la trilogía La raza.

En este fragmento, Andrés y su tío discuten sobre uno de sus temas preferidos, la naturaleza misma del hombre. Sin embargo, la disputa fluye en tres momentos que estructuran el texto. En el primero, el tema principal es “la naturaleza” y la violencia que en ella se desarrolla. Hay que notar que Iturrioz, con una visión positivista que está presente en la época, y no olvidemos tampoco que desde su perspectiva de científico, ve los procesos de creación y destrucción como un devenir lógico “son formas de creación”, restando importancia a la muerte que tanto atemoriza a su sobrino, y de paso intentando quitarle de la cabeza la idea de muerte, que quizá Iturrioz ya intuye en él.

El texto gira hacia otro tema a partir de una expresión de Andrés que hace reaccionar a su tío, es “la serenidad del salvaje”. Andrés se refiere a la falta de remordimiento, pero su tío opina que un salvaje es, cualquier cosa menos sereno. Iturrioz está atacando las teorías de Rousseau y su “buen salvaje” que también están en la comunidad científica de la época. Para Iturrioz “El salvaje nunca ha ido sereno”. Él mismo explicita que “Si pudiera viviría en un club de Londres”. La sociedad, por tanto, no es para Iturrioz un foco de maldad, sino de perfeccionamiento.

En las últimas líneas, Andrés descansa del coloquio por su tío “comenzaba a fantasear”. Da por terminada la disputa, pero no debemos entender que Andrés desautoriza a su tío, porque apostilla que fantasea “por entretenimiento”.

Desde el punto de vista técnico, el lenguaje utilizado por Baroja denota dos personajes cultos en palabras como “inconsciencia”, pero también intenta reflejar el tono distendido de la conversación entre familiares en “lo revienta a uno”. El diálogo se sitúa en el presente del autor y en un espacio urbano (la terraza de Iturrioz). La tipología textual es el diálogo, propio de la conversación, pero es un diálogo referido, como nos lo muestra las intervenciones del autor “murmuró Andrés”. En la última parte del texto aparece ya claramente el autor omnisciente en tercera persona “no quiso”.

Con estas disquisiciones filosóficas, Baroja demuestra que está muy al tanto de su época y la problemática que el positivismo despierta. No en vano, su formación fue también la de médico. Conforme a la situación actual del mundo (guerra de Irak, problemas con Irán, problemas con Corea del Norte…), cabe más que nunca, o como siempre, preguntarse como Andrés si el hombre es bárbaro por genética, o como Iturrioz, si guerrear está en nuestra naturaleza. Yo he llegado a dos conclusiones: o no es algo innato en nosotros, y entonces podemos cambiarlo, o sí lo es, así que doy gracias porque estemos empezando a saber manipular los genes.

similar:

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconPrimera parte
«¿Cuánto vale eso?». Desde muy pronto aprendemos que prácticamente todo tiene un precio y que todo se vende. Cuando nos hacemos mayores...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconCiencias
«cosas» significa en el uso común «todo lo que existe, independientemente de la conciencia del ser humano». De un modo más preciso,...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconInforme de la Guía
«cosas» significa en el uso común «todo lo que existe, independientemente de la conciencia del ser humano». De un modo más preciso,...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconLa ecología como nuevo espacio de lo sagrado
«casa humana». ¿Cómo vamos a construir la casa, una casa que no es la casa de mi barrio, ni la casa de mis padres, sino la casa humana...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconEl Gran Superuniverso es ilimitado, al igual que es nuestro Padre...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconRazón para estudiar e interpretar los fenómenos de la naturaleza...
«Todo efecto tiene una causa», es decir, en el uni­verso se da un encadenamiento necesario de unos fenómenos con otros. Por ello,...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconPrincipal de los Libros presenta
...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconLas bacterias pueden crecer en tamaño como todo ser vivo, pero es...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconCassirer-Perspectiva filosófica La naturaleza humana es una naturaleza...

La naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo revienta a conciencia. La justicia es una ilusión humana; en el fondo todo es destruir, todo iconTodo grupo humano tiene comportamientos diferentes, que al ser comparados...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com