Índice






descargar 78.53 Kb.
títuloÍndice
fecha de publicación21.02.2016
tamaño78.53 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos

Índice


Introducción 2

Inseminación artificial 3

Definición 3

Procedimiento 3

Variantes de la inseminación artificial 4

Tipos de inseminación artificial 5

Inseminación artificial homologa 5

Finalidad 5

Definición 5

Esterilidad 5

Ventajas contra riesgos de inseminación artificial 6

Consideraciones generales 7

Consideraciones especificas 8

Contraindicaciones 8

Requisitos 9

Consentimiento de la pareja 9

Criterios de cancelación 9

Alternativas ante el fracaso de la técnica 10

Inseminación artificial heteróloga 10

Definición 10

Consideraciones para la inseminación heteróloga 10

Aspecto legal 11

Otros tipos de inseminación heteróloga 12

Inseminación de la mujer soltera 12

Consideraciones en diferentes países 12

Valor moral 12

Inseminación post mortem 13

Consideraciones para la inseminación post mortem 13

Valor moral 14

Interés del niño y su derecho de identidad 14

El principio de verdad biológica 14

Sobre el anonimato del donante 15

Conclusión 17

Referencias 18

“Uno de los mayores bienes de la humanidad es la posibilidad de transmitir la vida y este valor tiene su acción más perfecta en el amor de la pareja”

Raúl Garza
INTRODUCCIÓN

A nadie resulta extraño que el hombre busque hasta el último recurso que pueda existir para lograr la procreación dentro del matrimonio. Sin embargo, ¿qué pasa cuando está no se da por el mero acto sexual, es decir, cuando se tiene que recurrir a las técnicas asistidas? o ¿qué pasa cuando se aplican estas pruebas fuera del matrimonio?

A continuación se presentará una de las alternativas más famosas para llevar a cabo la procreación de una manera asistida y esta es la inseminación artificial. Si bien, no es la única alternativa ya que dentro de las técnicas de reproducción asistida también se encuentra la fecundación in vitro y la transferencia intrauterina de gametos, sin embargo esta investigación esta dedicada completamente a la inseminación artificial, ya que es la más famosa, la más antigua y la más experimentada, según Garza (2000).

Existe una gran controversia al tratar el tema de la inseminación artificial, pero es imposible tener una opinión personal sin conocer del tema, es por eso que he decidido primero poner la información y los puntos de vista científicos, morales y jurídicos, ya teniendo esta información pienso que podemos tener un panorama completo para tomar una decisión y/o un punto de vista critico.

A saber la inseminación artificial puede dividirse en dos criterios partiendo del hecho si el procedimiento se da dentro del matrimonio o fuera de él.

La inseminación artificial homóloga es la inseminación de la mujer casada con semen de su pareja. Y es la más documentada e incluso, ha sido aceptada por la sociedad. Pero para desgracia de muchos moralistas, no es la única que existe también se puede dar el caso de la inseminación en una mujer soltera, o en una casada con semen de otro hombre que no es su esposo, a esta inseminación extramarital se le conoce como heteróloga.

INSEMINACIÓN ARTIFICIAL

Definición

Según la Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología (2011) la inseminación intrauterina o inseminación artificial (IA) es un procedimiento en el cual los espermatozoides del eyaculado son capacitados, seleccionados y concentrados para luego ser inyectados dentro del útero de la paciente en el momento de la ovulación. El material seminal puede ser fresco o previamente congelado (Garza, 2000).

Spallanzani (1776) fue quien estudió el efecto al congelar los espermatozoides y Hunter (1799) obtuvo la primera gestación de una mujer con semen inoculado de su marido y esto sirvió de pie para la primera publicación de este caso por Simsen Estados Unidos. Montegazza,(1886) propuso la creación de bancos de semen congelado, y en 1899, Dickinson practicó en Estados Unidos la inseminación artificial con semen de donador y para el años 1953 se dieron a conocer inseminaciones artificiales exitosas con semen congelado (Garza, 2000).

Para realizar la inseminación artificial, primero se debe evaluar la causa de la esterilidad. Se monitorea la ovulación para establecer el momento adecuado en que debe llevarse a cabo este procedimiento para hacer posible la fecundación.

El semen del esposo puede recogerse a través de la masturbación o durante la relación sexual, por medio del coito interrumpido. En el caso del donante se dará por mansturbación.
Procedimiento

Existen dos maneras de llevar a cabo la inseminación artificial, la primera es un ciclo natural, y la segunda, por estimulación ovárica. Se ha comprobado que las probabilidades mayores de embarazo se dan por la segunda opción. Se recomienda por lo tanto, que la inseminación ovárica sea practicada por un especialista con experiencia, ya que de no ser tratada correctamente puede conllevar riesgos para la salud de la mujer.

La estimulación de la ovulación consiste en un tratamiento hormonal que se efectúe con la administración de una serie de medicamentos y que está dirigido a asegurar la ovulación y a conseguir un mayor número de óvulos potencialmente fecundables. Para su control se realizan ecografías (ultrasonidos) periódicas, acompañadas en ocasiones de análisis de sangre. Estas pruebas tienen el fin de comprobar el aumento de los folículos y las concentraciones de hormonas para poder decidir el momento más adecuado para realizar la inseminación. (Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, 2011).

Para la muestra espermática, el esposo ha de acudir el día indicado para la inseminación, este debe dejar la muestra de semen, para que después sea procesada en un laboratorio. “No debe entregarse después de una hora de tomada la muestra y, en casos especiales, se deberá mezclar ésta con medio de cultivo específicamente preparado para este efecto” (Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, 2011).

En sus inicios la inseminación artificial se realizaba con todo el eyaculado; sin embargo, esta técnica se abandonó debido al riesgo de infección o de contracciones uterinas. Actualmente, el procedimiento de capacitación espermática se recupera y seleccionan los espermatozoides más hábiles y aptos, es decir, con una mejor morfología, estos serán colocados en un catéter flexible el cual será introducido al útero de la mujer.
Variantes en la inseminación artificial

Además de la inseminación artificial uterina donde el semen se procesa y los espermatozoides se reconcentran para ser depositados posteriormente en el útero usando un tubo (catéter) de material sintético delgado y flexible. Existen otros dos tipos de inseminación artificial estos son:

  1. Inseminación Artificial Intravaginal: En este tipo de inseminación artificial el semen, tal como es eyaculado, es colocado en el fondo de la vagina. Es la técnica de inseminación artificial que se utiliza en los casos de imposibilidad de realizar el coito por parálisis o disfunción sexual. El procedimiento es realmente muy sencillo ya que se puede realizar sin ayuda de terceros. Para ello, se deberá utilizar una muestra de esperma del esposo o del donante que hubiera seleccionado. Esta muestra deberá colocarse dentro de una jeringa estéril.

  2. Inseminación Artificial Intracervical: La inseminación artificial intracervical, o ICI, es uno de los tipos de tratamientos de inseminacion artificial que se realiza con mayor frecuencia. Este tipo de inseminacion artificial es un procedimiento relativamente rápido y generalmente indoloro que deposita espermatozoides de un donante o del conyugue de la mujer que se lo realiza, directamente en el cuello del útero, con lo que se aumentan radicalmente las posibilidades de que los espermatozoides se abran camino por el útero y las trompas de Falopio, donde puedan fertilizar el óvulo.


Tipos de inseminación artificial

Según la naturaleza de la infertilidad se puede distinguir dos tipos de inseminación artificial: inseminación con semen de la pareja e inseminación con semen de donante. A continuación se describirá cada tipo de inseminación.
Inseminación artificial homologa

Finalidad

Las técnicas de reproducción asistida, como la inseminación intrauterina, tienen como finalidad fundamental la intervención médica ante la esterilidad humana para facilitar la procreación. Sólo pueden llevarse a cabo cuando haya posibilidades razonables de éxito y no supongan riesgo grave para la salud de la mujer o de la posible descendencia. (Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, 2011).
Definición

La inseminación artificial homologa es cuando una mujer casada recibe el esperma de su esposo. Por lo tanto, el nacido será de ambos cónyuges. Harry Krause (1985) opina que la sociedad, a través del derecho, no tiene por qué interferir en una decisión que sólo compete a los padres. Desde luego, siempre que se hayan cumplido las normas mínimas que señalan los procedimientos adecuados y las personas capacitadas que deben intervenir.
Esterilidad

Según Garza (2000) es la incapacidad definitiva o irreversible para concebir, aunque en algunos casos esta imposibilidad natural puede corregirse por procedimientos medicoquirúrgicos.

En el aspecto psicológico la esterilidad puede ser un factor de frustración que puede afectar en la relación de la pareja, afecta a nivel interpersonal e intrapersonal.

En la pareja puede crear cierta separación, mensajes constantes de reclamos, culpar al cónyuge de su incapacidad por procrear y en la persona estéril crea sentimientos de culpabilidad.

La esterilidad crea molestias, inconvenientes y ansiedad destruyendo la integridad psicofísica de la pareja, lo que aumenta la tensión en el matrimonio. En algunos casos puede esta situación llevar al divorcio, aunque no en todos.
Ventajas vs riesgos de la inseminación intrauterina (Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, 2011).

Ventajas de la inseminación intrauterina

  • No involucra la manipulación de los óvulos, sino sólo de los espermatozoides.

  • No se manipula la fertilización. Esta ocurre en el sitio donde naturalmente sucede.

  • El índice de embarazo está directamente relacionado con la edad de la mujer y las características espermáticas.


Riesgos

Los principales riesgos de la inseminación artificial son:

Síntomas leves debido a la introducción del catéter a través del cuello uterino:

• Dolor tipo cólico.

• Sangrado escaso.

Embarazo múltiple (más de dos fetos): es una complicación grave, que supone riesgos físicos para la madre y los fetos. En un embarazo gemelar la consecución del parto con fetos viables es de 98% aproximadamente. En el caso de una gestación con tres productos se obtienen fetos viables en 76% de los casos, aproximadamente. Este porcentaje se reduce a 10% en el caso de gestación de cuatro fetos.

Síndrome de hiperestimulación ovárica: consiste en una respuesta anormalmente exagerada al tratamiento de estimulación hormonal. Se pueden distinguir tres grados de hiperestimulación: leve, moderada y grave, apareciendo esta última en 1% de los casos. La hiperestimulación grave se caracteriza por la acumulación de líquido en el abdomen e incluso en el tórax, así como por alteraciones de la coagulación sanguínea y de la función renal o hepática, siendo necesaria la hospitalización para su tratamiento.

Embarazo ectópico: se define como la implantación de un embrión fuera su posición normal dentro del útero. El riesgo de un embarazo ectópico es 3% mayor después de una inseminación artificial que en los embarazos espontáneos. Riesgos de trasmisión de enfermedades de padres a hijos. Ninguno de los miembros de la pareja ha reconocido padecer enfermedades transmisibles, ya que en otro caso habría que valorar, mediante estudios genéticos oportunos, si es posible evitar la trasmisión del padecimiento a la descendencia o éste es compatible con la inseminación artificial. Este estudio deberá hacerse antes de iniciar el tratamiento. No obstante lo anterior, cuando se logra un embarazo por medio de la inseminación artificial, el riesgo de anomalías congénitas, enfermedades hereditarias y de complicaciones durante el embarazo y el parto es similar al de la población en general.

Riesgos psicológicos, que consisten en la aparición de trastornos psicológicos significativos como: Síntomas de ansiedad y depresión, tanto en el hombre como en la mujer. En algunos casos pueden surgir dificultades en la relación de la pareja. Momentos de mayor riesgo para presentar estos problemas son el período de espera entre la inseminación y la confirmación del resultado, así como ante los fallos repetidos de la técnica.

Riesgos perinatales: En el caso de mujeres de edad avanzada, aumentan los riesgos perinatales y posibles alteraciones genéticas.

Otros riesgos que excepcionalmente pueden aparecer son: infección genital, hemorragias, torsión ovárica y contaminación en el laboratorio.
Consideraciones generales

Este procedimiento sólo puede llevarse a cabo en mujeres mayores de 18 años de edad, que cuenten con un estado de salud óptimo tanto físico como emocional. La mujer casada debe contar con el consentimiento de su esposo.

La inseminación solo puede ser realizada por profesionales expertos en el área.

Deberán evaluarse los riesgos y consecuencias de la inseminación artificial para la pareja para tomar una decisión final.
Consideraciones específicas para la inseminación intrauterina (Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología, 2011).

  • Factor masculino alterado en grado leve o medrado

  1. Oligospermia: disminución del número de espermatozoides coexistentes en el eyaculado (5-19.9 millones de espermatozoides por mililitro).

  2. Astenospermia: disminución de la movilidad de los espermatozoides presentes en el eyaculado (10-39% de formas móviles, según criterios de la OMS).

  3. Teratospermia: anomalías estructurales de los espermatozoides presentes en el eyaculado (10-39% de formas normales, según criterios de la OMS o 4-14% de formas normales según criterios de Kruger).

  4. Dificultad para la penetración de los espermatozoides en la cavidad uterina o el óvulo.

  5. Eyaculación retrógrada: (diabetes mellitus, radiculopatía o cualquier o debido a cualquier otro tipo de neuropatía adquirida).

  • Factor cervical alterado

  1. Alteración en el moco cervical

  2. Estenosis cervical

  3. Anticuerpos antiespermatozoides

  4. Alteraciones de la ovulación

  5. Infertilidad de origen inexplicable

  • Disfunción coital: cuando existen alteraciones en la capacidad de tener o mantener relaciones sexuales adecuadas.


Contraindicaciones

  • Factor masculino severamente afectado.

  • Afección tubaria.

  • Mujeres mayores de 40 años de edad.

  • FSH basal (día 2-5 del ciclo) >15 UI/L.

  • Endometriosis pélvica severa.

  • Infección genital activa.

  • Existencia de alguna contraindicación absoluta de

  • embarazo por razones médicas o psiquiátricas.

  • No aceptación por uno de los miembros de la pareja.


Requisitos

  • Consentimiento de ambas partes de la pareja.

  • Al menos una trompa de Falopio permeable y normal.

  • Ciclo ovulatorio (espontáneo o inducido con inductores de la ovulación).


Consentimiento de la pareja

  • Se debe tener un consentimiento por escrito y firmado por la pareja en donde se haya explicado en detalle, y con lenguaje claro y sencillo, lo siguiente:

  • En qué consiste el procedimiento, su indicación, probabilidades de éxito, riesgos y posibles complicaciones del tratamiento.

  • Que el procedimiento puede ser cancelado en cualquier momento, ya sea por razones médicas o a petición de la interesada, siempre que no suponga daño alguno para la paciente.

  • El costo económico del tratamiento.

  • La disposición del médico o del personal del Centro para ampliar cualquier aspecto de la información que no haya quedado suficientemente aclarado.


Criterios de cancelación

  • Desarrollo folicular inadecuado (menos de 1 mm/día) o falta de crecimiento folicular.

  • Ovulación prematura.

  • Falla en la administración de la GCh.

  • Muestra espermática el día del procedimiento con una cuenta total mótil menor de 3 millones/mL.

Alternativas ante el fracaso de la técnica

Si después de haber realizado tres a cinco ciclos de inseminación artificial no se ha logrado el embarazo, se recomienda un tiempo de espera y reflexión antes de adoptar una de las siguientes decisiones:

• Iniciar otras técnicas de reproducción asistida de alta complejidad (fertilización in vitro u otras).

• Plantearse la situación personal y familiar como pareja sin hijos o iniciar los trámites para informarse y, en su caso, solicitar la adopción de una niña o un niño.
Inseminación artifial heteróloga

Definición

La inseminación artificial heteróloga es cuando se utiliza semen de un donador (semen congelado de banco), y se indica cuando el esposo de la mujer no tiene espermatozoides o cuando es portador de alguna enfermedad hereditaria.
Consideraciones para la inseminación heteróloga (Aguirre, 1948).

  • Esterilidad absoluta del esposo: azoospermia, necrospermia

  • Incompatibilidad por factor Rh (el hijo puede resultar enfermo o el embarazo termina en alguna forma de eritroblastosis fetal

  • Impotencia temporal del marido y la esposa está cercana a la menopausia

  • Deficiencia seminal no favorecida con ningún tratamiento

  • Factores hereditarios

  • Espermatozoides móviles y estériles

  • Eugénica (repoblación)

  • Desarreglos nerviosos ligados a necesidad de maternidad insatisfecha

Este procedimiento presenta problemas de muy difícil solución, tanto en el orden religioso como en el moral, social, legal y familiar. Según Garza (2000) la práctica de la inseminación no puede ser considerada en forma biológica y médica exclusivamente, dejando a un lado el aspecto moral y el jurídico; “fuera del matrimonio debe considerarse como inmoral”- afirmó.
Aspecto Legal

La discusión en el plano doctrinal sobre el derecho a la inseminación artificial comienza en este punto. Las opiniones más radicales incluso han llegado a afirmar que esta inseminación configura un delito de adulterio y que como tal debe de ser tratado.

En México, la inseminación heterológa no se tipifica como delito, aún cuando no mediara el consentimiento del esposo. En la ley mexicana, el adulterio presupone la relación carnal con persona de distinto sexo que haya sido cometido en el domicilio conyugal o con escándalo. Sin relación sexual, la inseminación no se configura como adulterio, no como ningún otro delito. Pero no sólo la inseminación no es considerada delito sino que está permitida y regulada por la Ley General de Salud, siempre que ésta se practique después de haber obtenido el consentimiento del esposo (Sesma, 2011).

En México, como en muchos otro países no se ha legislado sobre la inseminación artificial. Sin embargo, el medico es el responsable de asegurar el bienestar del matrimonio y del hijo que se espera tener (Aguirre, 1948).

  • Protección del medico: consentimiento escrito ante notario, con las huellas digitales de ambos cónyuges. Algunos exigen el consentimiento escrito del donador y el de la esposa del donador, con el fin de evitar chantajes, etc.

  • Protección de la madre: lo mismo que para la protección del medico. De antemano, la mujer debe avisar a otro medico para la atención del parto. Con esto se evitara de que la mujer pueda ser acusada de adulterio por su mismo marido.

  • Protección del hijo: certificado de nacimiento firmado por el partero en el que aparezcan el nombre de los padres. Así le ayudará a defender sus derechos de herencia en caso necesario.



Otros tipos de inseminación heteróloga

Inseminación de la mujer soltera

La inseminación de la mujer soltera plantea otra problemática. ¿Tendrá derecho una mujer a someterse a una inseminación, ya sea con aportación genética de su pareja estable o de un donador anónimo?

Algunas consideraciones para la inseminación de la mujer soltera en diferentes países (Sesma, 2011):

  1. La Ley española hace las siguientes consideraciones

  • siempre que la mujer sea mayor de edad

  • la mujer esta capacitada para obrar con independencia de su estado civil.

  1. En Italia, aún cuando no se ha legislado al respecto, existe una proposición de Ley presentada en la Cámara de Diputados el 9 de mayo de 1986. En este documento se propone que la mujer mayor de edad, no vinculada por matrimonio, pueda recurrir a la inseminación artificial si convive con un compañero estable.

  2. La Ley sueca de diciembre de 1984, puesta en vigor en marzo de 1985, permite la inseminación de la mujer cuando esté casada o cohabite con el hombre en condiciones semejantes a las del matrimonio, siendo indispensable en todo caso, el consentimiento escrito del marido o compañero.

  3. En Francia los bancos de esperma practican inseminación artificial únicamente a las parejas unidas en matrimonio y sólo cuando tenga por objeto remediar la esterilidad de la pareja.

  4. En la legislación mexicana no se impide a la mujer soltera, libre de matrimonio, capaz y mayor de edad, ejercer su derecho a recurrir a la inseminación artificial.

Valor moral según Garza (2000)

Los moralistas actuales siguen rechazando la inseminación artificial en el caso de una mujer sola. El deseo a la maternidad no justifica la forma de obtenerla, pues algunas de esas formas desintegran el mismo valor; con mucha más razón hay que descartar como inmorales aquellos bancos de semen en los que no están ausentes situaciones irregulares de este tipo.

La mayoría de los moralistas siguen descartando la inseminación con semen de donador, “todo ser humano que viene a la vida debe ser engendrado en una relación de amor de dos personas, de sexo diverso, ligadas por un vinculo legal; si no es así, se desvirtúa el sentido de la maternidad/paternidad humanas, trae problemas psicológicos; una desigualdad en la relación madre/padre/hijo, lesiona el principio básico de la familia, amenaza los fundamentos de lo humano y afronta al medico con exigencias radicales y excesivas.

Inseminación post-mortem

Esta inseminación no se refiere al donador anónimo que depósito su esperma en un banco y que muere después, sino a aquellos casos en que el donador es conocido, esposo o pareja de la mujer, y manifiesta su voluntad para que la inseminación se realice después de su muerte (Sesma, 2011).

Consideraciones para la inseminación post-mortem (Sesma, 2011).

  1. La legislación española la permite, pero sólo bajo ciertas circunstancias y requisitos, entre ellos, la manifestación de la voluntad del donante y que la inseminación se efectúe después de su muerte.

  2. En Francia no se ha legislado al respecto pero es famoso el caso Parpalaix que, después de un largo y complicado proceso, se resolvió en un fallo del Tribunal de Gran Instancia de Créteil en el sentido de que se practicara la inseminación a Corinee Parpalaix con el semen de su marido muerto.

Son tantas las dudas que deben ser resueltas antes de ser aceptada esta inseminación por las legislaciones, que la mayoría de ellas no la han regulado. Las corrientes contrarias a su aceptación sostienen que la muerte pone fin a la persona y si la inseminación se practica una vez que el donador ha muerto, ese hijo no tiene padre, puesto que no puede tener esta calidad quien ha dejado de existir.

La aceptación legal de la inseminación artificial depende de cada Estado, pero existen principios generales que son reconocidos como mínimos para llevar a cabo una inseminación artificial: el respeto a la voluntad de las parejas afectadas; que con las prácticas y sus consecuencias no se cause daño a nadie, al menos en esferas relevantes dignas de superior tutela; que no se contraríen las prescripciones prohibitivas, ni se contravenga con el total del ordenamiento jurídico y que exista una coherencia entre las normas con la moral y la idiosincrasia comunitaria (Sesma, 2011).

Valor moral según Garza (2000)

A pesar del número reducido de casos, la inseminación artificial póstuma, con semen congelado del marido difunto, gracias a la publicidad de los medios de comunicación social, ha suscitado una serie de debates sobre los aspectos morales, jurídicos y psicológicos.

Se reconoce de principio el lado positivo en el deseo de la viuda de tener un hijo de su esposo difunto:”es una cosa tan grande el querer prolongar en cierto modo la vida del marido concibiendo un hijo de él después de la muerte ¿por qué negarse a la realización de este deseo, si los bancos de semen lo hacen posible? (Francia,1994. Citado por Garza, 2000).

Una visión lucida no ha de dejarse guiar ciegamente por sentimientos en sí nobles; si examinamos las consecuencias globales de estas prácticas, la realidad parece más compleja: los efectos negativos, las consecuencias no deseables para el hijo y para la pareja son múltiples.

La aparición intencionada, programada, de un niño, de entrada “huérfano”, no tiene en cuenta sus verdaderos intereses; entra en la vida con el inconveniente de un padre ausente para siempre.

Intereses del niño y su derecho de identidad

El principio de verdad biológica

“El principio de la verdad biológica fue impulsado no sólo por cambios ideológicos y culturales, sino también –hay que reconocerlo– por los avances científicos que, por medio de test genéticos, hicieron posible la demostración probatoria tanto de la exclusión como de la inclusión de paternidad”

El principio de verdad biológica es un estándar normativo que va en beneficio del hijo procreado, pero que va más allá, por cuanto se entiende al derecho del padre formal a destruir la filiación que no corresponde a la realidad biológica, y ello aunque vaya en contra del interés del hijo, que podrá quedar sin padre legal. También se amplía al interés del padre biológico para impugnar la paternidad formal en beneficio no sólo del hijo sino del mismo progenitor demandante. Pareciera, en consecuencia, que el principio de verdad biológica es valorado no sólo como una expresión del principio de protección al hijo (favor filii) sino como una pauta normativa que interesa a toda la regulación de la filiación, con todos sus involucrados: padres e hijos.

El principio de verdad biológica es considerado un elemento que favorece una mejor organización y desarrollo de los lazos familiares que se generan por la filiación. En el fondo, la ley asume que la verdad, incluso aunque inesperada y a veces dura, es mejor que la falsedad y la mentira en la regulación de la familia: verita libera nos (la verdad nos hará libres).

Aunque en realidad gran parte de los casos el principio de verdad biológica tiene por beneficiario al hijo ya que él es el interesado en conocer quiénes son sus verdaderos progenitores y ello no sólo por la necesidad de reclamar de éstos los deberes de afecto y ayuda material conectados a la paternidad o maternidad, sino también porque él puede reconocerse y determinarse como individuo humano singular y único. La pregunta ¿de dónde vengo?, ¿cuál es mi historia?, se presentan como fundamentales para la construcción de una personalidad psicológicamente sana.

En mi opinión personal este dato debe ser importante de aclarar a las personas que quieren tener una inseminación heteróloga, ya que el ser más afectado será el inocente procreado fuera de un hogar estable, con un padre ausente y peor todavía sin ni siquiera sabe quién este.

Sobre el anonimato del donante

La donación de gametos es generalmente un contrato gratuito, formal y secreto entre el donante y el centro autorizado. Es claro que el donante no desea establecer una relación de filiación con el menor que nazca después de practicada la inseminación artificial. El nunca manifiesta su voluntad pro creacional, pero resulta que la legislación mexicana actual no regula la donación de semen, de manera que el anonimato del donante no está protegido por una norma de carácter general, por lo tanto, los contratos que se establezcan no pueden contravenir a lo dispuesto en la legislación civil en materia de filiación (Sesma, 2011).

El artículo 382 del Código civil consigna que la persona que tenga a su favor un principio de prueba -y el contrato de donación y la inseminación lo serían- puede llevar a cabo una investigación de la paternidad. Si llegara a establecerse la paternidad en el juicio, surgiría, aunque esa no hubiera sido la intención del donante, una filiación con respecto al nacido con todos los efectos jurídicos. Maricruz Gómez de la Torre parece sostener que es posible la acción de investigación de la paternidad biológica: “Si bien estoy de acuerdo con las limitaciones establecidas, considero que el hijo que nace producto de la aplicación de una TRA [Técnica de Reproducción Asistida] con donante debe tener la posibilidad de saber que fue concebido por este procedimiento y quién es su progenitor biológico, cuando alcance la mayoría de edad…”

CONCLUSIÓN
En mi opinión estoy completamente de acuerdo con la inseminación homologa, ya que es el medio en como las parejas con problemas de procreación, puedan llegar a tener un hijo. Y más por que previamente se han establecido criterios y las consideraciones que se deben tener para practicar esta técnica, además que se considera las posibles ventajas y desventajas, así como los riesgos, tomando en cuenta todo esto, yo si apoyo la inseminación homologa. Por el otro lado la inseminación heteróloga pienso que va en contra de mis principios, ya que la bendición de traer hijos al mundo es por medio del matrimonio, fuera de él es más difícil la crianza y precisamente también el crecimiento sano del niño, a mi parecer es una forma muy egoísta querer traer hijos al mundo sin la figura paterna, cuando fue por un “accidente” (violación, el padre muere después o los abandona, etc.) la madre no es responsable, pero el hecho de que la mujer quiera tener un hijo nomas por gusto, sin ofrecerle un hogar establecido, me parece muy injusto, y por otro lado también la mujer que dentro del matrimonio quiere tener hijo de un donador, me parece muy riesgoso para la integridad de la familia, ella siempre sabrá que ese hijo no es de su cónyuge, el esposo tal ves no logré aceptarlo como hijo, y él hijo querrá saber quien es su padre, en fin, todos estos problemas y complicaciones pueden evitarse desde el principio si las cosas las hiciéramos correctamente, cómo se ha registrado desde la creación del mundo.

Referencias:
Aguirre, F. (1948 Abril). Hace 55 años Inseminación Artificial. Ginecología y Obstetricia de México. Vol. III pp.267-283.
Corral, H. (2010). “Intereses y derechos en colisión sobre la identidad del progenitor biológico: Los supuestos de la madre soltera y del donante de gametos”. Revista Ius et Praxis. Nº 2, pp. 57 – 88.
Federación Mexicana de Colegios de Obstetricia y Ginecología. (2011 Nov.) Inseminación artificial homologa. Ginecología Y Obstetricia De México, Vol. 79 (11), pp. 754-60.
Garza, R. (2000). Bioética. La toma de decisiones en situaciones difíciles. México: trillas.
Krause, H. (1985). "Artificial Conception: Legislative Approuche", Family Law Quarterly, vol. XIX, núm. 3, pag. 197.
Maricruz, G. (2007). El sistema filiativo chileno. Jurídica de Chile, Santiago.


similar:

Índice iconIndice ( irá al índice general) II. Factores de riesgo 4

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice

Índice iconIndice

Índice iconÍndice

Índice icon1.Índice

Índice iconIndice

Índice iconÍndice

Índice iconÍndice






Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com