Debate sobre la clonación




descargar 14.29 Kb.
títuloDebate sobre la clonación
fecha de publicación21.02.2016
tamaño14.29 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
Debate sobre la clonación

¿Qué es la clonación?

Puede definirse como el proceso por el que se consiguen, de forma asexual, dos copias idénticas de un organismo, célula o molécula ya desarrollado. El proceso de clonación a partir de células adultas ya diferenciadas ha sido el resultado de mínimo 40 años de investigación en diferentes áreas del conocimiento, como la genética y la biología reproductiva. El sincronizar tanto la célula donante como la receptora permitió el éxito final de un procedimiento que se creía imposible. Este avance científico abrirá nuevos horizontes especialmente en el campo de la biotecnología, pero es precisamente su aplicación lo que tiene hoy al mundo, tanto científico como político, en reflexión y legislando al respecto.

Desde cuando se ha hablado de clonación

El anuncio hecho público en febrero de 1997, sobre el primer mamífero logrado a través del proceso de clonación, despertó toda clase de interrogantes, temores, admiración y especulación en diferentes ámbitos, que van desde los científicos hasta los religiosos, pasando por los legales.

Si bien, el hecho científico como tal es de gran valor para el desarrollo del conocimiento y hace realidad un evento que hasta este momento se consideraba imposible y que sólo hacía parte de la ciencia-ficción, esto no imposibilita el cuestionamiento sobre la aplicabilidad y desarrollos futuros, teniendo como base esta metodología.

Por lo tanto, se hace necesario el conocimiento y comprensión de lo que significa la clonación y con base en esto, acercarnos a la construcción de una posición crítica que nos permita evaluar el pro, contras y alcances de este nuevo hecho científico.

¿Para que la clonación?

Si bien el adelanto científico es innegable y visto el hecho estrictamente como aporte al conocimiento y adelanto tecnológico, solo puede despertar admiración, pero su análisis debe ir más allá y evaluar los alcances y repercusiones biológicas, sociales y políticas.

El objetivo inmediato de los clones es lograr la producción de medicamentos para humanos, disponer en los laboratorios de animales clonados en número suficiente que sirvan como modelos de experimentación de enfermedades en los cuales investigar y ensayar antes de pasar a los hospitales; además la clonación masifica los recursos disponibles por ingeniería genética, tales como vacunas, medicamentos, proteínas para combatir enfermedades como la hemofilia.

En primer lugar, se manipularían los genes de una célula de oveja, transfiriendo el gen humano encargado de producir una proteína anti-hemofílica. A continuación, se clonaría esta célula utilizando el mismo proceso con que fue creada Dolly, y de esta manera nacerían ovejas que fabricarían en su leche proteínas humanas con los cuales se podría combatir la hemofilia.



Como respondió el mundo ante la clonación

Dos días después de que los científicos escoceses anunciaran que habían creado una oveja clónica, científicos y políticos de Europa y Norteamérica expresaron que se prohibiera por la ley la aplicación de la técnica en humanos, con esta iniciativa, los implicados esperan evitar que la ciencia se utilice para hacer una selección genética de la especie humana.

Para países como Francia, Italia, Alemania, Reino Unido, Dinamarca, España y Suecia, la clonación de seres humanos están tipificada como delito en el nuevo Código Penal y castiga con penas de uno a cinco años de cárcel.

Para los Estados Unidos, la situación es ligeramente diferente, los experimentos de clonación en humanos no están previstos por la legislación. Para salvar esta laguna legal, el presidente, Bill Clinton, encargó a la Comisión Nacional de Bioética para elaborar un informe en un plazo de 90 días sobre los grupos trabajando en esta línea. En 1995, Clinton firmó una ley que prohibía la financiación pública de investigaciones genéticas destinadas a producir personas clónicas. Sin embargo, no hay ninguna ley que impida a los laboratorios privados investigar en esta línea.

Aunque puede resultar incoherente para los científicos que la ciencia tenga que ser controlada por ley, ya que le correspondería a los propios científicos hacer este trabajo, confiemos en la cordura de la sociedad para no terminar reafirmando la célebre frase de Bertrand Russell «a menudo los conocimientos científicos más profundos son convertidos en medios de destrucción masiva». La clonación y buena parte de la manipulación genética pueden convertirse en la estrategia más elaborada en contra de la vida.

Quienes están en contra de la clonación

Horas después de que se conociera que un grupo de investigadores de la Universidad de Oregón logró realizar la primera clonación de células madre embrionarias con fines terapéuticos, el cardenal de Boston y responsable del Comité Próvida de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Sean O’Malley, advirtió que la técnica “va en contra de la dignidad de las personas porque trata a los seres humanos como productos”.

Humberto Arboleda, médico genetista de la Universidad Nacional, explica que el descubrimiento de los científicos estadounidenses consiste básicamente en tomar una célula diferenciada (en este caso, de la piel), extraer su núcleo y ponerlo en un óvulo de una mujer que se ha retirado previamente de un útero. A partir de esta unión, surge un embrión que reprograma toda la información de la célula y ésta vuelve a su estado de célula madre, la cual tiene una importante aplicación: puede reproducir todos los tejidos del ser humano, tal y como ocurre durante el proceso de formación de un bebé en el cuerpo de la madre.

El gran avance, dice Arboleda, es que ahora se pueden clonar células madre en el laboratorio para el tratamiento de enfermedades, y, si se quiere, implantar el embrión en el útero de una mujer para formar a un ser genéticamente igual al donador de la célula que se unió al óvulo.

Al respecto, O’Malley, quien hizo la primera reacción oficial de la Iglesia católica frente a la noticia, asegura que “la clonación humana con cualquier propósito es incompatible con la responsabilidad moral de tratar a cada miembro de la familia humana como un don único de Dios, como una persona con su propia dignidad inherente”.

Clara Inés Vargas, decana de la facultad de Salud de la Universidad Industrial de Santander, dice que el avance tiene dos caras: “por un lado, es maravillosos pensar que a futuro pueden desarrollarse órganos y tejidos que puedan curar enfermedades, pero la otra cara indica que estas células madres, desde las que podrían desarrollarse cualquier tipo de órganos, nervios, tejidos y vida, abren una puerta con posibilidades infinitas frente a las que hay que tener cuidado y necesitan una exhaustiva legislación mundial”.

El aspecto que más preocupa a quienes critican este hallazgo es que se abran las puertas de la clonación humana. Pablo Arango, médico experto en bioética de la Universidad de La Sabana, afirma que “este experimento realmente parece ser una clonación similar a la de la oveja Dolly, que fue un fracaso porque envejeció muy joven. Por lo tanto, es riesgoso y no es la manera más digna de crear una vida humana”.

Pero el cardenal O’Malley va más allá y asegura que esta nueva técnica será utilizada por personas que quieren producir niños clonados como “copias” de otras personas. “Tanto si se utiliza para un fin (terapéutico) u otro, la clonación humana trata a los seres humanos como productos, fabricados a fin de satisfacer los deseos de la gente. Un avance técnico en la clonación humana no es el progreso de la humanidad, sino todo lo contrario”.

Los alcances de esta descubrimiento son tales que Clara Inés Vargas plantea que en un laboratorio se podría elaborar un corazón capaz de mantener con vida a un ser humano hasta por 300 años, o que los deportistas se intercambien órganos que les permitan ser más competitivos: “esto sería jugar a ser creadores de vida, jugar al doping genético, buscar quizá crear superhombres que habiten otros planetas. La curiosidad científica puede llegar hasta la posible creación de híbridos entre especies”.

Por ello, dice Arboleda, “tendrán que aparecer regulaciones y normas muy precisas para este nuevo hallazgo. Los científicos tendremos que poner límites claros porque las posibilidades de experimentación son inmensas”.


similar:

Debate sobre la clonación iconDebate sobre el codigo real

Debate sobre la clonación iconClonación Reproductiva y Clonación Terapéutica: Dos vertientes distintas de una misma tecnología

Debate sobre la clonación iconClonacióN REPRODUCTIVA clonación terapéutica dos vertientes distintas de una misma tecnologíA

Debate sobre la clonación iconLíderes cristianos piden respeto a todos en el debate sobre la adopción por homosexuales

Debate sobre la clonación iconCon el término clonacion nos referimos a la multiplicación de organismos...

Debate sobre la clonación iconActividad de comentario de texto a propósito del debate ético sobre los derechos de los animales

Debate sobre la clonación iconClonacion creacion de una copia de una celula o de un organis vivo....

Debate sobre la clonación iconInvestigar e intervenir en salud mental tendiendo a la desmedicalización...

Debate sobre la clonación iconColección: a debate

Debate sobre la clonación iconClonacióN




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com