[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012]




descargar 294.09 Kb.
título[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012]
página1/9
fecha de publicación11.03.2016
tamaño294.09 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9



[BORRADOR DE PROPUESTA DE 46 PUNTOS

- VERSIÓN - 14 de enero de 2012]


REFORMA ACADÉMICA DE LA UNIVERSIDAD DISTRITAL “FRANCISCO JOSÉ DE CALDAS”
PREÁMBULO
IDEA DE UNIVERSIDAD Y DE EDUCACIÓN SUPERIOR
En el marco del Proyecto Universitario Institucional PUI y el Plan Estratégico de Desarrollo 2007 - 2016- “Saberes, Conocimientos e Investigación de Alto Impacto para el Desarrollo Humano” se encuentran los principales referentes y fundamentos de la razón de ser de la idea de universidad, la cual está centrada en los siguientes principios: autonomía del pensamiento y del conocimiento con calidad y responsabilidad universitaria para la equidad, la movilidad y la proyección social. La universidad es una organización democrática, participativa y pluralista que garantiza una formación humanística, ética, crítica, innovativa y creativa en los campos de la ciencia, la tecnología, el arte y la cultura; una universidad investigativa, profesional y ciudadana para la convivencia y el desarrollo humano y social sostenible, la libertad, la justicia, la paz y los deberes y derechos consagrados en la Constitución Política de Colombia.
La Universidad se debe principalmente a la Nación y está al servicio de ella , la Ciudad – Región Capital y a todos los ciudadanos que con sus tributos la financian; en tal sentido, es una universidad que asume la idea de lo público como el espacio y el campo de acción para el mejoramiento de la calidad de vida y una mejor comprensión y transformación de las realidades sociales y culturales.
Consideramos la universidad como un proyecto político, social, cultural y educativo que asume la educación como un derecho social comunitario, un bien común de la sociedad y un proceso social mediado por prácticas políticas, económicas y sociales con la pretensión de sustituir conceptual y estructuralmente la relación sujeto-objeto, educación, producción-consumo, por una relación de equidad, inclusión, generación y distribución colectiva de riqueza –Ciencia y tecnología para el desarrollo social a través de la inserción de la universidad en las políticas públicas educativas y universitarias de la ciudad y que contribuye a solución de los problemas de la ciudad y del país–. Una universidad que imparte y desarrolla una educación de alta calidad humana y académica, responsabilidad social individual y colectiva y competitividad social.
El Proyecto Educativo de la Universidad Distrital se inscribe en una concepción de la acción universitaria como espacio de formación y proyecto de la cultura. Si se entiende la educación, según Fernando Savater (1998), como “el acuñamiento de lo humano allí donde sólo existe como posibilidad” para hacer del mundo una morada donde podamos reconocernos, reconciliarnos, vivir y compartir mejor”, tenemos entonces que entender que la educación superior complementa el proceso de otras instancias educativas y busca contribuir en la constitución de sujetos sociales que, como egresados, puedan construir futuros posibles para sí mismos, para otros y para la sociedad. En este contexto se propone desarrollar los principios orientadores de la Universidad, teniendo en cuenta los siguientes referentes sobre la Educación1:


  • Pensar en una educación orientada hacia el futuro, en palabras de Gadotti (2003), una educación que “rebata y supere los límites impuestos por el Estado y por el mercado, por lo tanto, una educación mucho más orientada hacia la transformación social que a la transmisión cultural”.




  • Una educación que muestre que el conocimiento es histórico y socialmente construido, con lo cual se hace visible el carácter perfectible y de aproximación del conocimiento humano, como tarea de la comunidad académica y demás actores sociales. El desarrollo de los procesos del pensamiento y el conocimiento permitirán aprender a pensar, a sentir a conocer y aprender a relacionarse con el mundo a través de formas del saber que constituyen sistemas de interpretación y de acción para el mejoramiento de la calidad de vida.




  • Una educación que aborde los principios de un conocimiento pertinente (Morín, 2001), entendido como aquel conocimiento contextualizado, global, que relaciona el todo y las partes, lo multidimensional del ser humano y de la sociedad como elementos que se complementan. Un conocimiento que aporta a la Universidad en la excelencia académica (Plan de Desarrollo UDFJC, 1992), en su organización como productora de conocimientos y centro de saberes y concibe la investigación y la creación como actividades permanentes, fundamentales y sustento del espíritu crítico para alcanzar proyección distrital, nacional e internacional.




  • Educar en y para la Autonomía (Plan de Desarrollo, 2007-2016): En este marco, la Universidad define sus formas de gobierno y organización, y es propio de su naturaleza el ejercicio libre y responsable de la crítica, de la cátedra, del aprendizaje, de la información, de la expresión, de la asociación y de la controversia ideológica y política. La autonomía universitaria no es un fin para sí, sino un medio para lograr que se materialicen los principios y valores de la libertad, la justicia, la paz y el bienestar de los colombianos. En atención a su razón de ser, la Universidad tiene la responsabilidad de garantizar y consolidar las libertades de investigación, cátedra, aprendizaje, expresión y asociación (Plan de Desarrollo, 2007-2016:11-12).




  • Una educación que dé cuenta de la dimensión planetaria de los conflictos actuales de orden ambiental, social y cultural para que pueda hacer frente a sus problemáticas. Al igual que cualquier otro conocimiento, el del ser humano también debe ser contextualizado; en palabras de Morín (2001), la pregunta sobre ¿quiénes somos? es inseparable de ¿dónde estamos? ¿de dónde venimos? ¿y a dónde vamos? Todo desarrollo humano significa desarrollo conjunto de las autonomías individuales, de las participaciones comunitarias y del sentido de pertenencia con la especie humana. La educación deberá mostrar el destino individual, social y global de todos los humanos y nuestro arraigamiento como ciudadanos de la tierra.




  • Educar para enfrentar las incertidumbres, lo cual significa, según Morín, “la toma de conciencia de la incertidumbre histórica” (2001:84) (…) y de todas las incertidumbres producidas por los procesos complejos y aleatorios que nuestra mente no puede anticipar; no solo es la incertidumbre que genera el futuro que no conocemos, sino aquella que cuestiona la validez de los conocimientos y la de nuestras propias decisiones.




  • Una educación que promueva la comprensión y que permita abordar la interpretación y explicación de múltiples y complejos fenómenos del mundo, la naturaleza, lo humano y las interacciones sociales. Generar una apertura mental que, en la búsqueda de la otredad y la alteridad, pueda desarrollar la empatía hacia los demás, el respeto y el reconocimiento hacia las ideas y expresiones de la diversidad, mientras no estén en contra de la dignidad humana.




  • Una educación que promueva la ética del género humano (Morín, 2001): trabajar por la humanización y la dignidad, lograr la unidad planetaria en la diversidad, el respeto por el otro, la ética de la comprensión y la solidaridad. Todo desarrollo humano debe comprender la práctica de los derechos humanos, el reconocimiento de las autonomías individuales y colectivas, las participaciones comunitarias y la conciencia de pertenecer y actuar como miembros de la especie humana.




  • Educar para vivir con otros: hace referencia a la capacidad de relacionarnos e interactuar con otros en el marco de una cultura. "Aprender a vivir juntos" implica la conciencia de sí mismo como actor y sujeto de la historia y el reconocimiento del otro en su diversidad. En consecuencia, se materializan los principios de una universidad pluralista (Plan de Desarrollo, 2007-2016:11-12), abierta a quienes, en ejercicio de la igualdad de oportunidades, demuestren poseer las capacidades requeridas y cumplan las condiciones académicas exigidas en cada caso; democrática (Plan de Desarrollo, 2007-2016:11-12), por cuanto no puede estar limitada ni limitar a nadie por consideraciones de ideología, sexo, raza, credo o ideas políticas; popular: puesto que desde su origen, y a lo largo de su trayectoria histórica, la Universidad ha contribuido con la formación profesional, personal, humana y social de jóvenes provenientes de sectores desfavorecidos.




  • Una educación para la construcción de sentido. La asignación de sentido y de significado a la vida y al conocimiento en el marco de una cultura, como función integradora del Proyecto Universitario, permite superar el modelo de la educación superior como saber teorético o como simple vehículo de transmisión de habilidades básicas operacionales para la competitividad, tal como lo plantea Jerome Bruner (1997:s.p), "la tarea central (de la educación) es crear un mundo que dé significado a nuestras vidas, a nuestros actos, a nuestras relaciones.. .el objetivo de la educación es ayudarnos a encontrar nuestro camino en nuestra cultura, a comprenderla en sus complejidades y contradicciones".




  • Educar para la descolonización y las nuevas formas de esclavitud, significa el reconocimiento de otras formas de saber, pensar, actuar y vivir en comunidad, así como la creación de escenarios para la construcción del libre pensamiento, del ejercicio del pensamiento crítico y creativo y del diálogo de saberes, desde una perspectiva intercultural e identitaria, en el contexto de América Latina.


En el contexto de la fundamentación y los principios del Proyecto Universitario Institucional, la Universidad determinó la Misión y la Visión Institucional:
Misión
La misión de la Universidad Distrital “Francisco José de Caldas” es la democratización del acceso al conocimiento para garantizar, a nombre de la sociedad y con participación del Estado, el derecho social a una Educación Superior con criterios de excelencia, equidad y competitividad mediante la generación y difusión de saberes y conocimientos, con autonomía y vocación hacia el desarrollo sociocultural para contribuir fundamentalmente al progreso de la Ciudad - Región de Bogotá y el país.
Visión
La Universidad Distrital Francisco José de Caldas, en su condición de Universidad autónoma y estatal del Distrito Capital, será reconocida nacional e internacionalmente por su excelencia en la construcción de saberes, conocimientos e investigación de alto impacto para la solución de los problemas del desarrollo humano y transformación sociocultural, mediante el fortalecimiento y la articulación dinámica, propositiva y pertinente de sus funciones universitarias en el marco de una gestión participativa, transparente y competitiva.
Principios y carácter: La Universidad Distrital es “organización del conocimiento y centro del saber que concibe la investigación como actividad permanente y fundamental y como sustento del espíritu crítico en el logro de la excelencia académica para la proyección distrital, nacional e internacional”2
La Universidad Distrital se concibe como el espacio social, institucional y cultural para la formación de ciudadanos, profesionales y líderes sociales, la construcción de conocimientos y saberes en cumplimiento de su responsabilidad social y la búsqueda de la excelencia académica, en el marco de la libertad de cátedra, la autonomía, la democracia, el pluralismo, el espíritu crítico, la ética, la estética y el bien común.

Para el cumplimiento de su misión, la Universidad se orienta por los siguientes principios:
Responsabilidad social. La Universidad Distrital es una institución estatal que concibe la educación como un derecho de los ciudadanos, pilar de la democracia, el desarrollo sostenible y la paz. Como oferente de un servicio público, cumple la función social de democratizar el acceso al conocimiento a sectores importantes de la población, en campos propios de la ciencia, la tecnología, la técnica, el arte, el deporte, los bienes y valores de la cultura y las demás formas del saber.
Autonomía: La Universidad Distrital es autónoma para desarrollar sus programas académicos en diversos campos del saber, investigativos, de creación, de extensión y de servicios, para designar su personal, admitir a sus estudiantes, disponer de los recursos y darse su organización y gobierno. Es de su propia naturaleza el ejercicio libre y responsable de la crítica, de la cátedra, del aprendizaje, de la información, de la expresión, de la asociación y de la controversia ideológica y política. Para su autonomía se apoya en la autorregulación con procesos de control y evaluación permanente.
Excelencia académica: La Universidad Distrital busca la excelencia en su organización como productora de conocimientos y centro de saberes y concibe la investigación y la creación como actividades permanentes, fundamentales y sustento del espíritu crítico para alcanzar su proyección distrital, nacional e internacional.
Libertad de cátedra: La Universidad Distrital, en su condición de ente universitario autónomo, y en atención a su razón de ser, tiene la responsabilidad de garantizar y consolidar las libertades de investigación, cátedra, aprendizaje, expresión y asociación. Igualmente, debe fomentar y consolidar la extensión y la prestación de servicios a la sociedad para orientar su desarrollo en lo cultural, científico, tecnológico, educativo y artístico.
Con fundamento en los anteriores principios, la Universidad Distrital es:
Autónoma: dado su carácter de institución de Educación Superior y pública, su vocación social y su compromiso con el desarrollo regional y local le ha permitido formar técnicos, profesionales y postgraduados que, por su calidad y compromiso, han tenido impacto en la sociedad. Su concepción está orientada a la formación de sus estudiantes en el espíritu científico, el arte, la cultura y en principios éticos orientados a forjar ciudadanos idóneos, y funda su existencia en el ejercicio de la investigación y la creación, la docencia, la extensión y la Proyección Social Universitaria.
Democrática: en cuanto a su carácter participativo y pluralista, razón por la cual no puede estar limitada ni limitar a nadie por consideraciones de ideología, sexo, raza, credo o ideas políticas.
Pluralista: en cuanto el acceso a ella está abierto a quienes, en ejercicio de la igualdad de oportunidades, demuestren poseer las capacidades requeridas y cumplan las condiciones académicas exigidas en cada caso.
Popular: puesto que desde su origen, y a lo largo de su trayectoria histórica, ha contribuido en número significativo a la formación profesional, personal y humana de jóvenes provenientes de sectores desfavorecidos de la población con el fin de que puedan aportar al desarrollo de su entorno.
Estos principios se consagran en su Estatuto General, Acuerdo No. 003 de abril de 1997, y el Proyecto Universitario Institucional PUI, “Educación de calidad para la equidad social”. Tales marcos institucionales podrán reformularse como producto de la participación de la comunidad universitaria, en la perspectiva de incorporar formas de organización y gestión adecuadas para asumir de manera pertinente su compromiso y responsabilidad social e histórica con la ciudad.
Referentes estratégicos para el desarrollo de la Universidad: Saberes, conocimientos e investigación de alto impacto para el desarrollo humano y social, en tanto idea que fundamenta la proyección de la Universidad Distrital, refleja no solamente el sentir actual de la comunidad universitaria y las demandas sociales a la Educación Superior, sino que al mismo tiempo ratifica su trayectoria histórica y los fines que a lo largo de su existencia la han caracterizado: su propósito de poner al servicio de la sociedad los avances científicos y tecnológicos, la educación, el arte y la cultura, mediante la formación de profesionales comprometidos con el conocimiento y su entorno social.
De allí que la idea fuerza remita al nombre de Francisco José de Caldas como figura emblemática en el nacimiento de la nación, en el desarrollo de las útiles ciencias exactas y en la formación de sujetos para “conocer y observar la naturaleza”, desde la visión científica de su época, reconociendo en ese proceso el valor de la investigación, la educación, las letras, las artes y la política.
Esa convicción se plantea en su Discurso sobre la Educación, donde señala: “Cuando el patriotismo está acompañado de sabiduría, es invencible, y uno y otro será siempre el fruto de una educación pública, gratuita, igual y bien dirigida a todos los jóvenes”.
Este sentido anima los propósitos del presente Plan, en cuanto a la reconstrucción de nuestra identidad histórica difusa y sobre la cual es necesario trabajar para lograr una mayor cohesión entre los miembros de la comunidad universitaria, una mayor coherencia con sus orígenes fundacionales y una mayor pertinencia en su prospectiva.
En ese sentido, se reitera su orientación hacia lo popular y al propósito de formar para transformar la naturaleza, la sociedad y el pensamiento, en tanto el cultivo del intelecto no riñe con el compromiso social, la sensibilidad, la creatividad, la creación y todas las expresiones de la cultura.
En ese punto de convergencia entre el pasado, el presente y el futuro deseable, la figura de “el sabio” Francisco José de Caldas emerge como un referente fundamental en cuanto permite la articulación del PUI “Educación con calidad para la equidad social” y las proyecciones del Plan de Desarrollo 2007-2016. “Saberes, Conocimientos e Investigación de Alto Impacto para el Desarrollo Humano y Social”. En consecuencia, desde cada uno de sus componentes se asume que sabio es quien se aplica a la comprensión de un determinado campo de conocimiento, pero a la vez es capaz de transferir a nuevas situaciones los conocimientos adquiridos mediante la investigación, siempre en la perspectiva de contribuir a la construcción de un mejor entorno para la humanidad, con base en principios y valores que reivindican la libertad, la autonomía, la emancipación, la equidad, la justicia social, el reconocimiento de la diversidad y la interculturalidad, entre otros.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconBorrador de trabajo. Versión (8 Mayo 2007)

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconBorrador versión Digital de la Guía Fitosanitaria casafe edición 2011

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconPropuesta de programa de farmacologia I (pg-201), carrera de medicina (primer borrador)

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconAnexos 22, 23, 24, 25, 26, 27, 28 y 29 de las Reglas de Carácter...

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconArchivo y borrador por Jacques Derrida1

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconA continuación les presentamos nuestro plan de acción de gobierno...

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconPuntos de Rastreo

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconPrograma versión Alumno de

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconSeleccióN Única 80 puntos

[borrador de propuesta de 46 puntos versióN 14 de enero de 2012] iconSeleccióN Única 80 puntos




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com