1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina




descargar 467.27 Kb.
título1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina
página1/10
fecha de publicación05.01.2016
tamaño467.27 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10
TEMA 1.-

INTRODUCCIÓN A LA DISCIPLINA: CONCEPTOS GENERALES
1.- LA MULTIPLICIDAD DE SABERES Y SU APLICACIÓN A LA DISCIPLINA

La Educación mantiene estrechas relaciones con las Ciencias Sociales y Humanas por ser su objeto de estudio el hombre tanto en su aspecto individual como social.

Asistimos a un resurgimiento de un Humanismo que junto a ideales tradicionales incorpora ideas y valores novedosos: solidaridad, igualdad, integración de marginados y discapacitados, atención a la diversidad y derechos humanos; aspectos que pueden contemplarse en y desde la Educación.

El progreso de las ciencias parece ilimitado, surgen nuevas titulaciones que llevan a nuevas disciplinas y diferentes enfoques de las mismas.

La realidad se presenta siempre en una compleja interacción de todos los ámbitos que la componen, en la que el análisis es fundamental para aprehenderla y comprenderla. De ahí que el saber deba ser necesariamente interdisciplinar.

La interdisciplinariedad no pretende oponerse a la especialización, sino que pretende encontrar y definir elementos comunes a las disciplinas y buscar nuevos conocimientos surgidos por la interrelación de diferentes ciencias.

De las dimensiones en educación la dimensión antropológica entraña una necesaria interdisciplinariedad, pues el hombre está siempre en el centro del problema, constituye el eje sobre el que giran las cuestiones científicas y filosóficas. A su vez, esta dimensión tiene una vertiente individual y ecosocial, al estar la individualidad del hombre inmersa en un medio. Por ello, hay alternativas en cuanto al modelo de hombre, un modelo que se integra en la encrucijada delimitada por lo biológico, lo psíquico y lo ecosocial, e incluso lo espiritual; aspectos que interactúan entre sí y conforman la personalidad.

Es importante la “Interdisciplinariedad por el campo de intervención”, debido a la incidencia de distintos profesionales en el tratamiento conjunto que hacen de un mismo problema humano. La interdisciplinariedad se refleja en los equipos multiprofesionales, en los que el educador social puede desempeñar un importante papel tanto en los ámbitos educativos como sociales.
2.- LA INTERVENCION EDUCATIVA SOBRE PROBLEMAS FUNDAMENTALES DE DESDAPTACION SOCIAL COMO CAMPO DE LA EDUCACION SOCIAL

En la Educación Social pueden diferenciarse cuatro campos: Educación de Personas Adultas, Animación Sociocultural, Formación Ocupacional y Educación Especializada. Esta última es la que corresponde a las personas con problemas o dificultades de adaptación social.

La Educación Social, desde la unión entre su dimensión teórica y práctica, prepara a las personas para la vida social y pretende su participación en el bienestar y la mejora de la calidad básica de la vida humana, especialmente para los grupos sociales menos desfavorecidos o que se encuentran en situaciones de dificultad.
2.1- La intervención educativa en la Educación Social

Hablar de Intervención es hablar de Orientación. Orientación Educativa es la ciencia de la acción que estudia la fundamentación científica de las intervenciones dirigidas al desarrollo y al cambio optimizante del cliente, en su proceso cognitivo, vocacional y personal y de sus contextos.

La Orientación a personas con discapacidad o en situación de riesgo es un proceso de intervención educativa que debe incardinarse en los contextos familiar, escolar, laboral y sociocomunitario para potenciar la integración de la persona en función de sus necesidades especiales durante su desarrollo a lo largo del ciclo vital.

La orientación e intervención en personas con discapacidad y en situación de riesgo tienen unos principios generales: de prevención de alteraciones, del desarrollo y de intervención social; que no suponen obstáculo para unos principios específicos: de integración, de normalización, de sectorización de servicios y de individualización de la enseñanza

La orientación es acción y reflexión sobre la acción y a la vez tiene relaciones disciplinares con muchas disciplinas y campos del saber, por lo que la procedencia de saberes es múltiple.

Las ciencias sociales han adquirido importancia en la orientación a personas con discapacidad. El factor social en su faceta sociocomunitaria ha resurgido en los años sesenta ante la consideración del individuo como perteneciente a una comunidad y ante la necesidad de intervención en los problemas de alta incidencia y prevalencia, como las discapacidades y otras alteraciones causantes de inadaptaciones o factores de riesgo. La orientación mantiene relaciones interdisciplinares con materias y profesiones de carácter social, como la sociología de la educación, sociología pedagógica o pedagogía social y trabajo social.

El factor social hace tomar auge al enfoque comunitario, al pretenderse la modificación de las estructuras sociales que dificultan el bienestar de los individuos y de los grupos, apareciendo junto a la planificación, la evaluación y la intervención. La prevención pasa a ocupar un importante papel en una sociedad en la que es más fácil prevenir que actuar después de manifestado el problema.

La importancia de los vínculos comunitarios es fundamental para el desarrollo de la persona en equilibrio, desempeñando la comunidad un importante papel para que el individuo se integre.
2.2.- Problemas fundamentales de inadaptación social

Hay quienes en vez de problemas prefieren hablar de comportamientos que no responden a normas ni patrones usuales; pero independientemente de sus causas, todas estas personas necesitan una respuesta a sus necesidades especiales.

La inadaptación social puede deberse a varios tipos de discapacidades que dificultan la integración; a factores escolares, sociales y culturales que inciden el la inadaptación social o en la situación de riesgo de exclusión.
2.3.- CONCEPTOS GENERALES

  • Desadaptación e inadaptación

Desadaptación es pérdida de la adaptación, negación o inversión del significado. Inadaptado es el que no se aviene a ciertas condiciones y circunstancias.
Adaptar procede del latín “adaptare”, acomodar. Se considera comportamiento adaptativo a toda respuesta del organismo dirigida hacia el ambiente para adecuarse a las condiciones que presente. Si el ajuste es inferior al comportamiento habitual, la sociedad le considera inadaptado.
El sentido y el alcance de la inadaptación depende de la cultura, donde unos comportamientos son aceptados o rechazados en función de las exigencias del ambiente y los roles apropiados a la edad y grupo cultural de referencia. En términos generales, la inadaptación supone un desequilibrio entre individuo y medio, originada en uno de los elementos o en ambos a la vez.
Si la adaptación no es posible o deseable se selecciona un medio alternativo que posibilite alcanzar un mejor ajuste social. Si no es posible, debe configurarse el ambiente para lograr la adaptación, como en el caso de las personas discapacitadas.

  • Adaptación social y discapacidad

El concepto de discapacidad ha evolucionado desde la predominancia de los criterios psicométricos hasta la incorporación del comportamiento adaptativo por parte de la Asociación Americana sobre Retraso Mental. El retraso mental se relaciona con un funcionamiento intelectual por debajo de la media, originado en el periodo de desarrollo y asociado con deficiencias en el comportamiento adaptativo.
El déficit en la conducta adaptativa como criterio para identificar el retraso mental se define como las limitaciones significativas en la eficacia individual para satisfacer los patrones de maduración, aprendizaje, independencia personal y responsabilidad social esperados para una edad y grupo cultural, determinados por evaluación clínica y frecuentemente por escalas estandarizadas.
Para la Asociación Americana de Retraso Mental, este problema hace referencia a limitaciones sustanciales en funcionamiento actual. Se caracteriza por un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media, que generalmente coexiste junto a limitaciones en dos o más de las siguientes áreas de habilidades de adaptación: comunicación, autocuidado, vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad, autodirección, salud y seguridad, habilidades académicas funcionales, tiempo libre y trabajo. Marcando unas directrices que determinarán las necesidades de las personas y de los apoyos a prestarles. Ha de manifestarse antes de los 18 años
El retraso mental se considera como la interacción entre la persona con limitación individual y el entorno, estando en el funcionamiento resultante de las capacidades la persona en el entorno en que desarrolla su existencia

3.- El EDUCADOR SOCIAL Y LOS CAMPOS PROFESIONALES DE LA DISCAPACIDAD
3.1.- El Educador Social como profesional de la intervención para el cambio social

Hablar de intervención educativa es hablar de orientación. La orientación educativa y profesional se ha considerado como factor incidente en la calidad de la enseñanza, ampliándose los servicios para reforzar los equipos de orientación educativa y psicopedagógica en los niveles de infantil y primaria creándose departamentos de orientación en los institutos de educación secundaria.

El educador social es considerado como un profesional que interviene y es protagonista de la acción social conducente a modificar determinadas situaciones personales y sociales a través de estrategias educativas, para evitar inadaptaciones produciendo integraciones, en este caso de discapacitados.

García y Prado le consideran un agente de cambio social con un rol nuclear en la intervención socioeducativa, así como con una identidad profesional no estática sino con una formación inicial que se configura durante su trayectoria profesional dependiendo del campo en el que trabaje.

Para el cambio puede desarrollar tanto acciones directas como indirectas interviniendo, orientando y formando. Así, la intervención puede ser directa o indirecta, especializada o no, formal o informal, intencional o accidental, planificada o espontánea, global o específica, sistémica o parcial.
3.2.- Campos profesionales surgidos de las necesidades sociales en la atención a la Discapacidad

Todo currículo formativo de orientadores ha de basarse en un análisis de necesidades de la sociedad, y la respuesta a las mismas se plasma en los diseños curriculares. Se trata de responder a la demanda social formando expertos para prevenir alteraciones físicas, psíquicas, sensoriales y sociales; e intervenir, si el caso lo requiere, para facilitar su integración o adaptación en los diversos contextos.

Entre los campos que se abren para el educador social se encuentran los siguientes:

Campo de Orientación e Intervención Educativa en el contexto escolar


  • Equipos psicopedagógicos sectoriales.

  • Unidades y Departamentos de Orientación en centros educativos y privados.

  • Servicios de Orientación a personas con necesidades especiales.

  • Centros de Educación Especial.

  • Centros de Integración Escolar.

  • Centros de educación de alumnado con discapacidades psíquicas.

  • Centros de educación al alumnado con discapacidades físicas.

  • Centros de educación de alumnado con discapacidades sensoriales.

  • Servicios de Estimulación Temprana.

Campo de la Orientación e Intervención para la Formación e Inserción el contexto laboral


  • Formación para la Transición a la Vida Adulta.

  • Formación Profesional Especial.

  • Garantía Social para personas con discapacidad.

  • Servicios de Orientación e Inserción Laboral

  • Centros Ocupacionales

  • Talleres de Empleo para personas con discapacidad

  • Centros especiales de Empleo

  • Programas de apoyo a la integración de personas con discapacidad en empresas ordinarias

Campo de Orientación e Intervención en el contexto sociocomunitario


  • Centros de prevención de discapacidades.

  • Servicios sociales de base

  • Servicios de rehabilitación

  • Escuelas de Padres

  • Asociaciones de Padres con Hijos discapacitados.

  • Red hospitalaria pública

  • Centros de día y residencias para personas con discapacidad

  • Casas de acogida para personas con discapacidad

  • Casas de acogida para madres maltratadas e hijos con situación de riesgo

  • Organizaciones culturales, ocio y tiempo libre para personas con discapacidad

  • Centros de prevención y tratamiento de drogodependencias

Cada vez surgen nuevos campos de trabajo, por lo que deben actualizarse los conocimientos científicos para adecuarlos al tiempo, reflexionar sobre los cambios sociales producidos, analizar el contexto de trabajo y las influencias sociales que pueden afectarles. Una actitud deontólogica en la profesión es necesaria al tratar a personas con una problemática con grandes implicaciones, y el educador social debe ser un modelo de ética en su trabajo y fuera de él.

TEMA 2.-
DELIMITACIONES Y APROXIMACIONES CONCEPTUALES

EN LA INTERPRETACIÓN DE LA DISCAPACIDAD
1.- EVOLUCIÓN TERMINOLÓGICA Y CONCEPTUAL: LA HETEROGENEIDAD
1.2.- HETEROGENEIDAD TERMINOLÓGICA Y CONCEPTUAL

Algunas de las denominaciones empleadas en diferentes épocas han sido:

  • Referidas a personas con limitaciones psíquicas -oligofrénico, débil mental, disminuido, retardado, deficiente intelectual, subnormal, retrasado, discapacitado y minusválido-. Algunos de ellos todavía están vigentes, pero la denominación más adecuada es personas con discapacidad psíquica.




  • Referidas a personas con limitaciones físicas y/o sensoriales -lisiados, impedidos, tullidos, paralíticos, inválidos, desvalidos, mutilados, etc-. Actualmente se emplea personas con discapacidad física o sensorial (visual o auditiva).




  • Referidas al proceso de atención -prevención, reeducación, readaptación, rehabilitación, habilitación, correctiva, remedial, reinserción, recuperación, intervención educativa o psicopedagógica. El proceso comprende tres objetivos generales de acción: prevención, rehabilitación o intervención e integración.

Con el fin de unificar criterios, la OMS propuso que se utilizara el término subnormalidad mental a nivel general y a nivel específico deficiencia mental para aquellos casos biológicamente determinados y retraso mental para los socialmente discriminados.
2.- TERMINOLOGÍAS Y CONCEPTUALIZACIONES VIGENTES
2.1.- ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD Y NACIONES UNIDAS

En 1983, el INSERSO edita la versión castellana de la clasificación publicada por la OMS: “Clasificación Internacional de Deficiencias, Discapacidades y Minusvalías. Manual de Clasificación de las consecuencias de la enfermedad (CIDDM)”. En ella se establecen distinciones entre deficiencia, discapacidad y minusvalía. El mismo año, las Naciones Unidas publican el “Programa de Acción Mundial para las Personas con Discapacidad”.

La aportación más importante de la CIDDM es su clasificación de las consecuencias de la enfermedad en tres niveles:

  • Deficiencia: toda pérdida o anormalidad de una estructura o función psicológica, fisiológica o anatómica. Pueden ser intelectuales, psicológicas, del lenguaje, de la audición, de la visión, viscerales, musculoesqueléticas, desfiguradotas, generalizadas, sensitivas etc. La pérdida puede ser permanente o temporal.

  • Discapacidad: toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Pueden ser de conducta, comunicación, cuidado personal, locomoción, destreza, situación, de una determinada aptitud, etc. Se trata de una disminución en la funcionalidad operativa del individuo.

  • Minusvalía: situación desventajosa para un individuo, consecuencia de una deficiencia o discapacidad, que limita o impide el desempeño de un rol que es normal en su caso (en función de edad, sexo y factores socioculturales). Puede manifestarse relacionada con la integración social, el trabajo, la independencia física, la autosuficiencia económica, etc.

En 2001, la OMS presenta la CIF (Clasificación Internacional del Funcionamiento, de la Discapacidad y de la Salud), que se ocupa del funcionamiento y la discapacidad asociados con las condiciones de salud. La palabra “funcionamiento” abarca como aspectos positivos la integridad funcional y estructural del cuerpo, incluyendo la psique; así como la actividad y la participación. Al término discapacidad, se le asigna una mayor amplitud al ser representativo de otros como deficiencia, limitaciones en la actividad y restricciones en la participación. En esta clasificación, se consideran deficiencia a los problemas en las funciones o estructuras corporales, como una desviación significativa o una pérdida.
2.2.- ASOCIACIÓN AMERICANA SOBRE RETRASO MENTAL

Esta asociación es la más antigua en su campo. Formada por profesionales y por otras personas preocupadas por el retraso mental y por otras discapacidades relacionadas, de ella emana el nuevo concepto de retraso mental, sustituyendo en su denominación el vocablo deficiencia por el de retraso. Su objetivo es avanzar en el conocimiento y habilidades de los profesionales en el campo del retraso mental mediante el intercambio de información; dirigiendo sus esfuerzos a mejorar las oportunidades en la vida de estas personas y sus familias, y proponiendo apoyos y servicios para una plena participación e inclusión en la comunidad.

En los años 60, en su Manual sobre terminología y clasificación sobre el retraso mental, se incluye por primera vez la alusión al comportamiento adaptativo como elemento relacionado con un funcionamiento intelectual por debajo de la media en los casos de retraso mental. Así, se establecen tres criterios para caracterizar el retraso mental:


  • Funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media, distinguiéndose cinco niveles de retraso al realizar un test de inteligencia: límite (83-67), ligero (66-50), moderado (49-33), severo (32-16) y profundo (menos de 16).




  • Manifestación durante el desarrollo, adolescencia y juventud incluidas, para englobar a todos los sujetos que presenten retraso mental debido a accidentes y abuso de sustancias tóxicas.




  • Deficiencias en el comportamiento adaptativo.

En 1973, se elimina la categoría límite, se reclasifica el cociente intelectual en: ligero (67–52), medio (51–36), severo (35–20), profundo (menor de 20). A partir del 1983 adquiere una mayor importancia la conducta adaptativa. Decrece la importancia del cociente intelectual; surgiendo una serie de profesionales que tratan de sustituir el modelo exclusivo del déficit por un modelo de competencias.

La AAMR se pronuncia al respecto por medio del manual Retraso Mental, redefiniendo el retraso mental como las limitaciones sustanciales en el funcionamiento actual, caracterizado por un funcionamiento intelectual significativamente inferior a la media, que generalmente coexiste junto a limitaciones en dos o más de las siguientes áreas de habilidades de adaptación: comunicación, autocuidado, vida en el hogar, habilidades sociales, utilización de la comunidad, autodirección, salud y seguridad, habilidades académicas funcionales, tiempo libre y trabajo. El retraso mental se ha de manifestar antes de los dieciocho años de edad. Así, el retraso mental deja de ser un rasgo absoluto del individuo, considerándose la interacción entre la persona con limitación intelectual y el entorno.

Las áreas de habilidades de adaptación determinan la dirección de los apoyos, existiendo grados diferenciadores:

  • Apoyo intermitente: caracterizado por su naturaleza episódica, siempre que sea necesario. Puede ser de alta o baja intensidad. Puntuales.

  • Apoyo limitado: apoyo intensivo caracterizado por darse en un tiempo limitado pero no intermitente. Suele requerir menor número de profesionales y menos coste que otros niveles.

  • Apoyo extenso: caracterizado por una implicación irregular en algunos entornos y sin limitación temporal.

  • Apoyo generalizado: caracterizado por su constancia y su elevada intensidad en distintos entornos, con posibilidad de mantenerlo durante toda la vida. Requieren más personal y duración.


2.3.- ÁMBITO EDUCATIVO ESPAÑOL: EL CONCEPTO DE NECESIDADES EDUCATIVAS ESPECIALES Y OTRAS APORTACIONES

Si la LISMI concedió especial importancia al término minusvalía relacionado con la integración social, la LOGSE introduce en el ordenamiento jurídico el concepto de necesidades educativas especiales como alternativa a otras terminologías, asociándolo a la política de integración en la enseñanza ordinaria. Partiendo de que todo alumno necesita de ayudas pedagógicas durante su escolaridad, se consideran necesidades educativas especiales las de los alumnos que, además y de forma complementaria, precisan otras menos usuales, temporal o permanentemente.

Así, la LOGSE contempla los mismos objetivos educativos para estos alumnos que para los demás, estableciendo el principio de la adecuación o adaptación de las enseñanzas a las necesidades de los alumnos, pues la enseñanza debe permitir a cada alumno particular progresar en función de sus capacidades y de sus necesidades, sean o no especiales.

3.- MODELOS CONCEPTUALES SOBRE DISCAPACIDAD
3.1.- MODELOS CONCEPTUALES Y EXPLICATIVOS CON UBICACIÓN TEMPORAL SOBRE PERSONAS CON DISCAPACIDAD PSÍQUICA





Concepción de la persona

Objetivos

Intervención

Demonológico


(Antigüedad, Edad Media)

Poseída por espíritus

Expulsar demonios

Exorcismos, conjuros, plegarias, trepanación

Médico biológico


(griegos, romanos y a partir del XVI hasta los 50-60)

Enfermo con trastornos cerebrales y de las vías neurológicas

La curación, evitando conductas desadaptadas

Hidroterapias, dietas especiales, curas de sueño, masajes, medicación, psicocirugía

Intrapsíquico


(desde finales del XIX)

Enfermo con trastorno de base psíquica

Reestructurar la

Personalidad sin tratar los síntomas

Asociación libre, análisis de conflictos, interpretación de sueños...

De conducta anormal

(desde principios del XX)

Tiene conductas desadaptadas aprendidas y déficit de conductas adaptativas

Tratamiento de síntomas y déficit,

entrenamiento en conductas adaptadas

Instrucción directa, técnicas de reforzamiento de conducta...

Cognitivo

(años 80)

Sin las estrategias cognitivas necesarias para aprender y sin conductas adaptadas

Enseñar estrategias para realizar tareas y mantener lo aprendido

Técnicas como. Inoculación del estrés, sensibilización encubierta...

Basado en la calidad

de vida (80-90)

Persona en desarrollo

-Igualdad de derechos, desarrollo comunitario

- Logro del bienestar físico, cognitivo, material y social

- Intervención en la comunidad para atender necesidades

- Técnicas de los modelos médico, cognitivo y de conducta anormal
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina icon1. diferencias con otros saberes

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconSaberes necesarios para la práctica educativa

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconAgrobiotecnología, Saberes Populares y Tecnología Agrícola

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconLiteratura comparada[1] es una disciplina[

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconFreire, Paulo. Pedagogía de la autonomíA: Saberes necesarios para la práctica educativa *

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconI – Histórico da disciplina no Ensino Médio o que é Sociologia

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconLos siete saberes necesarios para la educacion del futuro, segun morin

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconZera o su semilla (simiente – semen – esperma – genética). A abram...

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconLa Biotecnología es una disciplina que engloba conocimientos de microbiología,...

1. la multiplicidad de saberes y su aplicación a la disciplina iconPresentación del texto: Capítulo 4 de “Los siete saberes necesarios...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com