La Biblia Satánica




descargar 0.56 Mb.
títuloLa Biblia Satánica
página5/23
fecha de publicación17.01.2016
tamaño0.56 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

EL INFIERNO, EL DIABLO

Y CÓMO

VENDER TU ALMA




SATÁN ha sido, con toda seguridad, el mejor amigo que la Iglesia jamás haya tenido, ya que él la ha mantenido en el negocio todos estos años. La falsa doctrina del Infierno y del Diablo ha permitido a las Iglesias protestantes y católicas prosperar durante demasiado tiempo. Sin un diablo al cual acusar, los religiosos de la Vía de la Mano Derecha8, no tendrían con qué amenazar y amedrentar a sus seguidores. A guisa de advertencia, dicen. “Satán te guía a la tentación”; “Satán es el príncipe del mal”; “Satán es maligno, cruel, brutal”. “Si cedes a las tentaciones del diablo, seguramente sufrirás condenación eterna y te asarás en el Infierno”.

El significado semántico de Satán es el de “adversario” u “oposición” o el de “acusador”. La misma palabra “diablo” viene del hindú devi que significa “dios”. Satán representa oposición a todo las religiones que sirven para frustrar y condenar al hombre por sus instintos naturales. Le ha sido dado el papel de malo simplemente porque representa los aspectos carnales, terrenales, y mundanos de vida.

Satán, demonio por excelencia del Mundo Occidental, era originalmente un ángel cuyo deber era informar a Dios de los delitos e iniquidades humanas. No fue hasta el siglo XIV que empezó a ser representado como una deidad maligna que era parte hombre y parte animal, con cuernos y pezuñas de cabra. Antes que el Cristianismo le diera los nombres de Satán, Lucifer, etc., la parte carnal de la naturaleza humana era regida por el dios entonces conocido como Dionisios, o Pan, representado por los griegos como un sátiro o fauno. En sus orígenes, Pan era el “bueno” y simbolizaba la fertilidad y fecundidad.

Siempre que una nación asume una nueva forma de gobierno, los héroes del pasado se convierten en los villanos del presente. Lo mismo sucede con la religión. Los primeros Cristianos creían que las deidades Paganas eran demonios, y acudir a ellos era utilizar “magia negra”. A los milagrosos eventos celestiales los llamaban “magia blanca”; ésta era la única diferencia entre los dos. Los viejos dioses no murieron; cayeron al Infierno y se convirtieron en demonios. El coco9, los duendes, o espíritus “salvajes” empleados para asustar a los niños se derivan de varias creencias eslavas sobre espíritus que habitaban en pantanos. La raíz eslava “Bog” significa “Dios” lo mismo que la palabra hindú Bhaga, que significa “dios”.

Muchos placeres reverenciados antes del advenimiento del Cristianismo fueron condenados por la nueva religión. ¡Se necesitó muy poco para transformar los cuernos y pezuñas de Pan en un demonio más convincente! Los atributos de Pan pudieron transformarse fácilmente en los pecados con-castigo-incluido, y así quedaba completa la metamorfosis.

La asociación de la cabra con el Diablo se halla en la Biblia Cristiana. El día más sagrado del año, el Día de la Expiación, era celebrado cargando de pecados a dos cabras “sin mácula”, una como ofrenda al Señor, y una a Azazel. La cabra que llevaba los pecados del pueblo era arrojada al desierto y se convertía en “chivo expiatorio”. Éste es el origen de la cabra que aún hoy en día se usa en ceremonias de logias, tal como solía hacerse en Egipto, donde anualmente se la sacrificaba a un Dios.

Los demonios de la humanidad son muchos, y sus orígenes muy diversos. La celebración del ritual Satánico no adopta la invocación de demonios; esta práctica sólo es seguida por aquellos que temen las fuerzas que ellos mismos conjuran.

Supuestamente, los demonios son espíritus malévolos cuyos atributos conducen a la degradación de las personas o eventos con los que tienen contacto. La palabra griega demon denominaba a un espíritu guardián o fuente de inspiración; para asegurarse, los teólogos inventarían posteriormente legión tras legión de éstos heraldos de —malvada— inspiración.

Un indicio de la cobardía de los “magos” de la Vía de la Mano Derecha es la práctica de invocar un demonio en particular (el cual, supuestamente, sería un sirviente del diablo) para hacer lo que el mago le ordenase. El supuesto es que el demonio, no siendo más que un lacayo del diablo, es más fácil de controlar. La tradición Ocultista postula que sólo un hechiceros formidablemente "protegidos" o bien dementemente temerario, intentaría invocar al Diablo en persona.

El Satanista no llama furtivamente a éstos diablos “menores”, sino que invoca abiertamente aquellos que conforman ése ejército infernal de duradero ultraje —¡los Diablos en persona!

Como podría esperarse, los teólogos han catalogado algunos de los nombres de diablos en sus listas de demonios, pero el registro que sigue a continuación contiene los nombres usados más eficazmente en el ritual satánico. Estos son los nombres y orígenes de los Dioses y Diosas invocados, que conforman gran parte de los moradores del Palacio Real del Infierno.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

similar:

La Biblia Satánica iconTesoros de la biblia

La Biblia Satánica iconEl Lugar que ocupa en la Biblia el Libro de Romanos

La Biblia Satánica iconDigitalizador:  Nascav (España) l-01 – 09/01/04
«guerra mundial», «holocausto atómico» y «fin de ios días» están codificados en la Biblia junto a una fecha: 2006

La Biblia Satánica iconCreacionismo: defiende que la Biblia es la palabra escrita por Dios,...

La Biblia Satánica iconLa Biblia de estudio que le ayudará a comprender y aplicar la Plenitud...
«en el principio». Como Creador, el gobierno de lo creado debe estar en sus manos. Su benevolente intención de crear cosas «buenas»...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com