2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad




descargar 78.06 Kb.
título2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad
página1/3
fecha de publicación25.10.2016
tamaño78.06 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3
DERECHOS DE LA PERSONALIDAD.

 Sumario.

1. Introducción.

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad,

3. Sus diferencias con los derechos humanos.

4. Características de estos derechos.

5. Análisis particular de cada derecho.

  1. Derecho a la vida

  2. Derecho a la integridad física y psíquica

  3. Derecho al honor

  4. Derecho a la intimidad personal y familiar

  5. Derecho a la propia imagen

6.  Protección civil a los derechos de la personalidad.

7. Conclusiones.

                                                                                                 

1.  Introducción.

Este trabajo tiene por objeto hacer un breve análisis sobre los derechos de la personalidad, que son los mismos derechos humanos pero protegidos por la legislaciónes distintas en el ordenamiento Juridico salvadoreño,  ya se encontraban regulados en el Derecho Romano. Sin embargo, muchos de los códigos salvadoreños no los contemplan ni regulan en forma tacita. La explicación de esta omisión tal vez se deba a que estos ordenamientos legales tomaron como ley modelo, otros codigos extrangeros.   Es por ello que su inclusión en la constitucion nacional de 1983 vigente1, merece un digno reconocimiento y  favorecer la difusión de estos derechos subjetivos2 públicos.

 2.   Concepto y naturaleza jurídica

Podemos considerar los derechos de la personalidad como el conjunto de derechos fundamentales que protegen los bienes constitutivos del núcleo más íntimo del ser humano. Son derechos  que le son necesarios  para lograr sus fines y que, en consecuencia, le pertenecen por el solo hecho de ser persona.

  El derecho es un término análogo, por lo que se aplica a varios objetos de conocimiento que son en parte semejantes y en parte diferentes. En primer término, derecho es lo justo objetivo que se le debe a otro. Derecho es también la norma de conducta imperativo-atributiva, impuesta en forma obligatoria por la autoridad competente para regular la vida dentro de la sociedad. Y finalmente, derecho es la facultad, derivada o protegida por la norma jurídica,  para exigir  lo suyo de cada quien,  lo que  a cada uno le corresponde.3  

 Los derechos de la personalidad no son otra cosa que derechos subjetivos humanos. De ahí que estos derechos se ubiquen en la tercera de las connotaciones anteriormente señaladas. Son facultades derivadas de una norma de Derecho Natural, que halla su fundamento en lo que es adecuado a la propia naturaleza humana. Gracias a ellos se tiene la posibilidad de exigir lo que a cada persona le corresponde.

En lenguaje ordinario, los derechos humanos son los derechos naturales de la persona humana. Por el hecho de ser persona, cada hombre es titular de un conjunto de derechos que le corresponden naturalmente, anteriores a cualquier intervención del Estado y que deben ser reconocidos y protegidos por éste.

 En los países de Derecho Romano Canónico (Derecho escrito por oposición a derecho consuetudinario o Common Law), en donde sus normas fundamentales se encuentran plasmadas en un documento jurídico político llamado Constitución,  los medios de protección a los derechos humanos fundamentales,  se encuentran ahí mismo establecidas.

 Además de los derechos humanos que  se encuentran protegidos y garantizado su ejercicio en la Constitución, existe otro cuerpo de derechos humanos que sin dejar de ser derechos fundamentales y originales, se refieren al núcleo más íntimo de las personas y que se denomina “Derechos de Personalidad”.

 3. Diferencias entre los derechos humanos fundamentales (derechos políticos) y los derechos de  la personalidad.

 a)      Por el bien jurídico protegido.

 Los derechos fundamentales protegen los derechos humanos en general, desde la vida y la salud hasta los derechos políticos y sociales, como el derecho de voto y el de ser oído y vencido en juicio. Los derechos de la personalidad constituyen un núcleo íntimo de derechos de la persona,  como el derecho al nombre, al honor y a la fama, a la imagen, a la intimidad, etc.

 Tanto los derechos fundamentales como los derechos de la personalidad son derechos humanos y tienen las mismas características de ser innatos, inalienables, absolutos y esenciales y pueden ser los mismos. La diferencia se encuentra en que los derechos de  la personalidad se ubican en la esfera de mayor intimidad de las personas.

 b)      Por el orden legal en donde se encuentran protegidos. 

Los derechos fundamentales se encuentran protegidos en la Constitución.

Los derechos de la personalidad están regulados y protegidos tambien por esta. Puede darse una doble protección a estos derechos. Por ejemplo, el derecho a la vida se encuentra protegido tanto por la Constitución como por la legislación Civil 4.

 c)      Por el medio de defensa.

Los derechos fundamentales son protegidos por las garantías individuales y, cuando han sido violados, se restablecen mediante el juicio de amparo que se tramita ante las autoridades judiciales.

 Aunque la primera parte de la Constitución (parte dogmática) se intitula “DERECHOS INDIVIDUALES”, es necesario distinguir los términos. No son lo mismo los derechos garantizados que las garantías del ejercicio de los mismos.   

 A pesar de que el título primero se denomine “DERECHOS INDIVIDUALES”, los que del artículo 1 al 28 se enlistan son los derechos fundamentales, no todos son las garantías.   Las garantías son los mecanismos que hacen posible el ejercicio de los derechos cuando éstos han sido violados por alguna autoridad.

Los derechos de personalidad se protegen por medio de los juicios de responsabilidad civil y daño moral.  Mediante el juicio de responsabilidad civil, la persona que ha sufrido una lesión a sus derechos de la personalidad puede reclamar el pago de los daños y perjuicios que se le hubieren causado, y a través del juicio de daño moral, puede reclamar además una indemnización pecuniaria por el sufrimiento que se le ha causado.

 4.  Características de los derechos de la personalidad.

Los derechos de la personalidad, al ser derechos naturales, gozan de las mismas características de todos los derechos derivados del Derecho Natural. Éstas son:

  I  Esenciales. Esencia de una cosa es el conjunto de las propiedades que la constituyen como tal. Es aquello por lo cual un ser es lo que es y no algo diferente. Los derechos de la personalidad se encuentran dentro de estas propiedades, por lo que sin ellos las personas dejarían de ser personas humanas.

 II   Personalísimos. Cada persona es un ser único e irrepetible, con un conjunto de derechos que sólo a ella le corresponde ejercer y que por lo tanto no puede realizar a través de representante o de terceras personas.

 III. Originarios e Innatos. Estas dos características de los derechos de la personalidad son similares. Son derechos propios de la  naturaleza humana, por lo que la raíz y el origen de ellos se encuentra en la propia naturaleza y los adquiere la persona desde el momento de la concepción.

 IV. Sin contenido patrimonial. El contenido de los derechos de la personalidad es tan valioso que no puede ser apreciado en dinero. Ello significa que no pueden ser objeto de transacción comercial ni de transmisión alguna, por la que se obtenga a cambio un pago o compensación.

V.   Absolutos. Son absolutos los derechos que valen en todas las circunstancias y frente a todas las demás personas. Y no pueden ser disminuidos ni relativizados bajo ninguna circunstancia ni por persona alguna.

 VI.  Inalienables e Intransmisibles. Como se apuntó en la fracción IV, al no tener contenido patrimonial, los derechos de la personalidad no pueden ser objeto de enajenación (alienación) ni de transmisión.

  VII.  Imprescriptibles. El transcurso del tiempo no puede ser nunca la causa de la adquisición o pérdida de estos derechos . Los derechos de la personalidad permanecen con la persona desde antes de su nacimiento hasta su muerte. El hecho de que una persona, por su conducta negativa o su comportamiento inmoral, haya conculcado su imagen, no significa que haya perdido su dignidad de persona y aun así conserva sus derechos fundamentales. 

 VIII.   Irrenunciables5 Ni siquiera la voluntad libre de una persona puede privar de su eficacia a estos derechos, por no tener contenido patrimonial. Solamente los derechos patrimoniales pueden ser objeto de renuncia.

 5. Análisis de los derechos de la personalidad en particular.

 I.- Derecho a la vida6.

El derecho a la vida constituye el derecho humano básico y fundamental. Comienza con la concepción y es anterior a cualquier otro derecho. La vida es el don más preciado de la persona. Es un derecho previo y básico en el orden al cual los demás derechos surgen como complementarios.

 El derecho a la vida constituye una condición de posibilidad para la existencia de todos los demás derechos. Este derecho implica, además, la existencia de una serie de derechos indispensables para su ejercicio, ya que sin la satisfacción de las necesidades básicas,  por lo menos, no se puede vivir.

 Los derechos de la personalidad, como todos los derechos subjetivos, se caracterizan por ser bilaterales. Esto significa que a cada derecho le corresponde correlativamente un deber. El derecho a la vida da a su titular el derecho a que se le respete su vida, pero al mismo tiempo le impone la obligación de cuidar y respetar su propia vida y la de los demás.

La protección al derecho a la vida se encuentra tanto en la parte dogmática de la Constitución, como en la ley LEPYNA, Codigo Penal y en la legislación civil. Protegen una serie de derechos que hacen posible el ejercicio del derecho a la vida. Así mismo, la legislación penal ha tipificado el delito de aborto7 y de homicidio para proteger el bien jurídico de la vida.

 Al  estudiar este derecho, dado que la existencia humana comienza desde el momento de la concepción8, es conveniente analizar los derechos del no nacido.

 a)  El no nacido es ya una persona.

b)  Tiene derecho a la protección de la ley.

c)  Puede ser instituido heredero y donatario.

 I.1. Atentados contra la vida.

El aborto. Se define el aborto como “la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez”. A pesar de que es generalmente aceptada la excluyente de responsabilidad cuando el aborto se realiza en ciertas circunstancias establecidas en la propia ley penal, como cuando peligra la vida de la madre,  esto no significa que no sea una conducta objetivamente ilegítima privar de la vida a un no nacido. Éste es uno de los actos de mayor injusticia, ya que la víctima, a quien se le niega el derecho a vivir, es el ser más inocente e indefenso de la creación. 

 La eutanasia. Aunque suelen distinguirse diversas especies, básicamente la eutanasia es conocida de manera general como la muerte sin dolor, ya que es la acción u omisión con la que, sin causarle dolor alguno, se provoca la muerte de una persona que se encuentra en estado terminal; es también, sin duda, un atentado contra la vida. Aunque se pudiera considerar que la eutanasia es un acto de piedad, porque se  provoca una muerte sin sufrimiento a una persona que ya no tiene ninguna posibilidad de vivir, con ella se priva al enfermo de la oportunidad de dar un significado trascendente a su sufrimiento. La eutanasia constituye un delito y  es inmoral, sobre todo cuando se hace sin el consentimiento del enfermo. La capacidad de encontrar en el sufrimiento una forma de trascender es privativo del ser humano. Éste tiene derecho a ser respetado en la etapa terminal de su vida.

 I:2. Reparación del daño por violación al derecho a la vida

Por mucho tiempo se pensó que la reparación del daño causado por la muerte de una persona era imposible de valorar, ya que la vida no tiene precio. Sin embargo, se ha considerado que es de justicia indemnizar a los herederos o familiares de la víctima, de quien muchas veces dependía su subsistencia. En el Codigo de Trabajo se establese la imdemnizacion9.

 II.- Derecho a la integridad física y psíquica10.

El derecho a la integridad, tanto física como psíquica, consiste en el derecho al respeto de la persona total, integrada de materia y de espíritu. El Diccionario de la Lengua Española define la integridad como “la cualidad de íntegro” e íntegro como aquello “que no carece de ninguna de sus partes”. Aplicados a nuestra materia, se puede decir que el derecho a la integridad consiste en el respeto a todas y cada una de las partes que integran la personalidad humana. 

 II.1. Atentados contra la integridad física y psíquica.

 a)   Lesiones.

Son los daños causados directamente a una persona en su integridad corporal. Las consecuencias de las lesiones pueden ser no sólo cicatrices sino también daños psicológicos que pueden afectar su integridad psíquica.

b)  Prostitución. 

Se define como Peores formas de trabajo infantil en la legislacion salvadoreña11. Nadie está autorizado a disponer del cuerpo de otra persona para actos en sí mismo inmorales,  ni siquiera con el consentimiento de ella. Se ha comprobado que la mujer que, por diversas razones como la miseria, la ignorancia o el estado de necesidad, se ve obligada a ganarse la vida con esta actividad,  sufre graves deterioros en su integridad psíquica y su autoestima se ve seriamente disminuida12.

 c)   Disposición sobre el  cuerpo propio y el cuerpo ajeno.

En este apartado se hará un análisis de actividades de disposición de órganos y tejidos del cuerpo humano, así como de cadáveres de seres humanos; éstos no son necesariamente atentados contra la vida, aunque pueden llegar a serlo.

 La introduccion al Codigo de Salud salvadoreño dice: “Ante la necesidad de adecuar las normas jurídicas a los cambios de la ciencia médica, para cumplir con los fines de la misma y asegurar la salud a la población, mejorando la calidad y expectativa de vida de ésta, se torna indispensable emitir las siguientes reformas al Código de Salud, específicamente en lo referente a los Trasplantes de órganos y tejidos, cuya regulación en la Sección Diecinueve de ese código, no responde a la realidad actual, ni está acorde con los avances de la ciencia médica en esta materia”.

Este mismo ordenamiento jurídico establece, que los trasplantes de órganos o tejidos en seres humanos vivos, podrán llevarse a cabo con fines terapéuticos, solamente cuando hayan sido satisfactorios los resultados de las investigaciones realizadas al efecto y representen un riesgo aceptable para la salud y la vida del disponente originario y del receptor13.

 Así mismo, la Ley en establece que la obtención de órganos o tejidos de seres humanos vivos para trasplante, sólo podrá realizarse cuando no sea posible utilizar órganos o tejidos obtenidos de cadáveres14. Se prohíbe realizar el trasplante de un órgano único esencial para la conservación de la vida y no regenerable, de un cuerpo humano vivo a otro cuerpo humano vivo15.

 Sobre el cadáver se puede disponer en vida, haciendo constar tal decisión en un testamento público abierto, o por escrito ratificado ante notario. Así mismo, se puede manifestar la decisión de disponer del cadáver, total o parcialmente, ante las autoridades de vialidad al momento de tramitar la licencia para conducir automóviles16.  

Cuando se trata de cadáveres de personas que estando vivos no han dispuesto nada  al respecto y se desconoce de familiares, podrán disponer de ellos, con fines terapéuticos o científicos17 y en forma gratuita.

III. Derecho al honor

Con la palabra honor se entiende el íntimo valor moral del hombre el cual es extraño a la tutela jurídica; la estima que de un sujeto tienen los demás, es decir su reputación. El patrimonio moral de las personas que consiste “en aquellas condiciones que esta considera como expresión concreta de su propia estimación, la cual en el fondo se basa en un sentimiento de la dignidad individual estos últimos se encuentran expuestos a ser vulnerados mediante ataques dirigidos contra la persona

El fundamento del derecho el honor tiene de acuerdo a la sala de lo constitucional dos aspectos básicos que son: uno subjetivo este se refiere a la inmanencia o mismidad que consiste en la estimación que cada persona hace de si misma o cualidad moral que se contrae al cumplimiento de deberes. El otro aspecto es de carácter objetivo y este consiste en la trascendencia o exterioridad integrada por el reconocimiento que los demás hacen de nuestra dignidad que es la reputación o fama que acompaña a la virtud

La valoración ética de la persona según el penalista chileno Alfredo Etcheberry puede referirse a tres aspectos:

  • Lo que la persona vale en realidad, metafísicamente considerada

  • Lo que esa persona cree que vale(autovaloración)

  • El sentimiento del honor esto es la voluntad de afirmar el propio valer o merito ante los demás
  1   2   3

similar:

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconLos derechos sexuales y reproductivos: concepto

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconResguardos indígenas naturaleza de las ips indígenas / ips indígena naturaleza jurídica

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconContrato de sociedad: su naturaleza y clases. ConstitucióN. Derechos...

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconTema 1: La conducta humana. Concepto y características. Personalidad: concepto y características

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconPrincipios fundamentales de la Bioética: dilemas éticos. Código deontológico....

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconResumen este ensayo, penetra en un nuevo abordaje sobre el concepto...

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconCompetencia: Analiza el concepto de personalidad, las teorías mas...

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconInforme de comentarios a la Ley producido en 2007 por el Equipo Interdisciplinario...

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconCuáles son los criterios diagnósticos generales de los trastornos...

2. Concepto y naturaleza jurídica de los derechos de la personalidad iconResumen En el presente estudio, emprendido con arreglo a lo dispuesto...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com