Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.”




descargar 81.05 Kb.
títuloResponder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.”
fecha de publicación27.10.2016
tamaño81.05 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
PROYECTO DE EDUCACION SEXUAL (PES) 2012


RESPONDER AL CONCEPTO DE UN SER HUMANO DINAMICO E INTEGRAL Y A UNA ESCUELA QUE LO POSIBILITE. LA EDUCACION SEXUAL ES UNA CONSTRUCCION PERMANENTE DE ESPACIOS QUE PERMITAN EL DESARROLLO DE PROCESOS DE AUTONOMIA, AUTOESTIMA, CONVIVENCIA Y SALUD.”

PSICOLOGO CARLOS BORJA

PSICOPEDAGOGA MARINA MONSALVE C.




INSTITUCION EDUCATIVA DISTRITAL

ATABANZHA

BOGOTA D.C.

2012 – 2016

JUSTIFICACIÓN

El proyecto de educación sexual, es una propuesta de trabajo con la comunidad educativa, para abordar problemas significativos en el contexto de nuestra población, relacionados con los derechos sexuales y reproductivos, prevención del abuso sexual infantil, prevención de alcohol y sustancias psicoactivas y construcción de ciudadanía. Dicho proyecto esta dinamizado por el Departamento de Orientación con la colaboración de algunos docentes de la jornada mañana y tarde, los padres de familia y los directivos docentes.
Dadas las características del entorno se perciben circunstancias de alto índice de madres cabeza de hogar, embarazos no deseados, ausencia de padres por motivos laborales, los mitos y creencias al respecto, el acceso desmedido a información sobre sexo, la vulnerabilidad infantil (acoso sexual, trabajo de menores). Se promueve el Proyecto de Educación Sexual (PES), para formar en la vida y en la autoestima, para contribuir a la formación integral del ser humano, para posibilitar el bienestar mediante hábitos sanos con respecto al ejercicio de la sexualidad.
Si la comunidad posee información adecuada sobre la sexualidad, estará  en mejores condiciones de potenciar su propia vida personal. Si bien es cierto, cada persona  experimenta la sexualidad de distinta forma; en ella influyen experiencias sociales, es decir, es de carácter pludimensional, desde una perspectiva biológica, psicosocial, conductual, clínica y cultural. Por ende el aprendizaje de la sexualidad contempla el conocimiento del individuo y de la intrincada naturaleza del ser humano.

El manejo de una información fundamentada y responsable debe servir para prevenir embarazos en adolescentes, enfermedades de tipo sexual, aparición de problemas sexuales y  proporcionar una mejor educación sexual a nuestros estudiantes.

MARCO CONCEPTUAL
La sexualidad y la reproducción están íntimamente ligadas a la calidad de vida, tanto en el ámbito de lo individual como de lo social. La salud sexual y reproductiva (SSR) se refiere a un estado general de bienestar físico, mental y social, y no a la mera ausencia de enfermedades o dolencias en todos los aspectos relacionados con la sexualidad y la reproducción, e implica la posibilidad de ejercer los derechos sexuales y reproductivos (DSR).
Un buen estado de SSR implica: a) la capacidad de disfrutar de una vida sexual satisfactoria, sin riesgos; b) la posibilidad de ejercer el derecho a procrear o no; c) la libertad para decidir la tenencia, el número y espaciamiento de los hijos; d) el derecho a obtener información que posibilite la toma de decisiones libres e informadas sin sufrir discriminación, coerción ni violencia; e) el acceso y la posibilidad de elección de métodos de regulación de la fecundidad seguros, eficaces, aceptables y asequibles; f) la eliminación de la violencia doméstica y sexual que afecta la integridad y la salud; g) el derecho a recibir servicios adecuados de atención a la salud que permitan embarazos y partos sin riesgos, y h) el acceso a servicios y programas de calidad para la promoción, detección, prevención y atención de todos los eventos relacionados con la sexualidad y la reproducción, independientemente del sexo, edad, etnia, clase, orientación sexual o estado civil de la persona, y teniendo en cuenta sus necesidades específicas de acuerdo con su ciclo vital.
La educación en y para la paz, la convivencia y la ciudadanía, aborda la educación para la sexualidad desde tres aspectos:


  • Diseño y aplicación de políticas públicas articuladas intra e intersectorialmente para desarrollar en todos los actores educativos, la autonomía moral y ética a partir de la reflexión sobre la equidad, el respeto y la valoración de la diversidad sexual y de género.




  • Impulso a planes, programas y proyectos pedagógicos que promuevan la inclusión de la educación para la sexualidad con un enfoque de derechos constitucionales, derechos sexuales y reproductivos.




  • Promoción de acciones para el ejercicio autónomo, saludable, responsable y placentero de la sexualidad, y fortalecimiento de entornos protectores que garanticen y restituyan los derechos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes para prevenir toda forma de violencia, abuso y explotación sexual.


Sexualidad y Sustancias Psicoactivas
El conocimiento del efecto de las drogas en la sexualidad es bastante escaso, por la dificultad de distinguir entre los efectos de las drogas en sí y los efectos de las expectativas y la sugestionabilidad de quien las consume. Además hay que diferenciar los efectos de la droga cuando es un consumo esporádico o cuando se trata de un consumo habitual, ya que este consumo crónico puede producir muchas más dificultades en la respuesta sexual.

Alcohol
Es considerado por muchas personas como un poderoso estimulante que intensifica las relaciones sexuales, esto es debido principalmente a su efecto desinhibidor, ya que hace que la persona pierda el control sobre algunas de sus conductas. Pero tanto en varones como en mujeres produce efectos negativos sobre las señales fisiológicas de excitación sexual, ya que el alcohol es un potente depresor del sistema nervioso. En los varones puede producir grandes dificultades para conseguir y mantener una erección y eyaculación retardada o incapacidad para eyacular. Así mismo el alcohol debilita la eficacia masturbatória y disminuye la intensidad del orgasmo masculino.
En las mujeres, incluso ingerido con moderación, dificulta la respuesta orgásmica, retrasando temporalmente la llegada del orgasmo o disminuyendo la intensidad de este. Normalmente las personas dependientes del alcohol presentan disfunciones sexuales, en los varones normalmente se dan disfunciones eréctiles y eyaculación retardada (después de un período prolongado de tiempo y un esfuerzo extenuante) y en las mujeres disminución de la excitación sexual y disfunciones orgásmicas.
En ambos sexos provoca comúnmente reducción del interés sexual, impulsos sexuales bajos, dificultades para excitarse y problemas de la respuesta orgásmica. Por otro lado, el consumo continuado de cantidades de alcohol elevadas puede producir trastornos endocrinos, neurológicos y vasculares irreversibles, que reduzcan de forma permanente la respuesta sexual.
Anfetaminas
Las anfetaminas en pequeñas dosis son desinhibidoras y en grandes dosis suprimen el deseo o la excitación sexual. El uso prolongado de las anfetaminas puede producir un deterioro del sistema nervioso central que dificulte la respuesta sexual.
Cannabis
Algunos de los derivados del cannabis como el hachís y la marihuana son utilizados por muchas personas por el efecto de relajación física y mental que produce además, algunas personas dicen sentir un aumento del placer durante la relación sexual coital cuando consumen esta droga.
Esto puede ser debido a dos efectos del cannabis: la desinhibición que provoca olvidarse de los límites sociales adquiridos y tabúes personales que en algunos casos dificultan disfrutar de la sexualidad, y la mayor percepción de las sensaciones placenteras, sobre todo las táctiles. Además los efectos de las expectativas y la sugestionabilidad de quien la consume, pueden ser muy importantes. Sin embargo, el uso crónico del cannabis está relacionado con la disminución de los niveles de testosterona (hormona sexual masculina) lo que se traduce en una disminución del deseo en ambos sexos. En algunos casos, en las mujeres se produce una disminución de la lubricación vaginal, lo que en ocasiones hace el coito más doloroso.
Cocaína
Es quizá una de las sustancias que tiene más fama de ser capaz de aumentar la excitación y la respuesta sexual. Pero también se sabe que provoca disfunciones sexuales, sobre todo si se trata de un consumo crónico, ya que su uso prolongado puede producir un deterioro del sistema nervioso central que altere la respuesta sexual, produciendo en el varón disfunciones eréctiles y priapismo (erección mantenida y dolorosa). La cocaína, en cuanto que estimula el sistema nervioso central, puede facilitar la desinhibición, cambiando la percepción de uno/a mismo/a y de las propias experiencias o interacciones sexuales.
Algunas personas consumidoras creen erróneamente que frotar la punta del clítoris o glande con cocaína aumenta la sensibilidad y excitación sexual, pero esta droga se ha utilizado en medicina como un anestésico local. Es evidente, por tanto la importancia de las expectativas o sugestiones cuando se consume esta droga. El abuso crónico de la cocaína puede producir un deterioro del sistema nervioso central que dificulte la respuesta sexual.
Nicotina
No está claro si el tabaco tiene efecto sobre el funcionamiento sexual, aunque uno de los aspectos asociados al tabaco es la queja de algunas personas de que el mal aliento (halitosis) de su pareja disminuye su libido o incluso llega a producir un cierto rechazo de la situación.
Opiáceos
El opiáceo más utilizado es la heroína que parece generar múltiples trastornos sexuales, sobre todo cuando su consumo es crónico. Las alteraciones del deseo sexual se dan habitualmente en ambos sexos además, el propio efecto de la acción de la heroína sustituye a la propia respuesta sexual ya que las personas consumidoras de esta droga señalan que es mucho más placentero e intenso que un orgasmo y sustituyen el deseo sexual por el deseo de conseguir heroína. En el varón habitualmente se produce un retraso en la eyaculación y dificultades en el mantenimiento de la erección.
Drogas de diseño
Las drogas sintéticas tienen normalmente propiedades alucinógenas similares a las de las anfetaminas, la más conocida y utilizada es el “éxtasis” (MDMA) usada por muchas personas para intensificar sus relaciones sexuales y su sociabilidad. Parece que la MDMA hace que el cerebro produzca más serotonina, una sustancia que afecta a nuestro estado de ánimo, cuyo efecto más característico es comunicación más e intima entre las personas, así como una sensación de calma, liberación de miedos y tensiones. Algunas personas consumidoras hablan de un estado emocional similar al enamoramiento, por lo que esta droga ha sido bautizada en muchas ocasiones como la “droga del amor”. Cuando se pasan los efectos de la droga las personas se sienten deprimidas, con una disminución en general del deseo sexual.
El “éxtasis” ensalza el placer de tocar y ser tocado/a debido a los cambios que produce en la percepción visual, aunque las expectativas y actitudes de cada persona ante esta droga determinan en buena parte estas sensaciones.
Nitrato de amilo
Habitualmente llamada popper, es un inhalante que aumenta la vasoldilatación es usada especialmente entre los homosexuales varones dado que mejora las relaciones anales por su efecto relajante sobre el músculo liso del ano.
PRINCIPIOS CONCEPTUALES
Los principios conceptuales que articulan el Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía son: ser humano, género, ciudadanía, educación, sexualidad, educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía.
Ser humano: sujeto social activo de derechos
El concepto de ser humano hace referencia al carácter igualitario de todos los sujetos, independiente de la época y el lugar. Esta igualdad se basa en la dignidad propia de todos y cada uno de los integrantes del género. Es el fundamento para una concepción universal de los derechos humanos y puede ser comprendida en tres aspectos globales interrelacionados. Primero, vivir como uno quiera, es decir la dignidad entendida como la autonomía o la posibilidad de diseñar un plan de vida propio. Segundo, vivir bien, tener unas ciertas condiciones materiales y sociales de existencia; y tercero, vivir sin humillaciones, poder tener integridad física y moral.
Así, los derechos humanos "los que poseen todas las personas en virtud de su común humanidad; son derechos relativos a vivir con libertad y con dignidad. Otorgan a todos exigencias morales frente a la conducta de individuos y frente al diseño de las prácticas sociales vigentes. Los derechos humanos son universales, inalienables e indivisibles. Expresan nuestros más profundos compromisos por garantizar a todas las personas la seguridad en el disfrute de los bienes y libertades necesarias para vivir dignamente". Cuando nosotros tenemos un derecho, al mismo tiempo tenemos un deber, entonces, en el momento en que nosotros respetamos ese derecho, debemos hacerlo cumplir y, al hacerlo, se hace un deber para todos.
Género y Ciudadanía
Esta concepción de ser humano tiene una mirada implícita de género. Así, comprende a hombres y mujeres como libres e iguales en dignidad y, por consiguiente, igualmente sujetos activos sociales de derecho. Reconoce sus relaciones sociales como producto histórico y cultural que ha instituido roles diferenciados en desmedro de la situación y posición de las mujeres. Por eso propende la equidad entre hombres y mujeres mediante el desarrollo de competencias ciudadanas. Así, cambian las relaciones democráticas entre hombres y mujeres y se reconoce de otra manera las circunstancias y el potencial de ambos para, por ejemplo, la promoción de nuevos y diferentes comportamientos culturales de género.

El reconocimiento de la dignidad inherente a toda persona permite y obliga a respetarla e integrarla a la sociedad a partir de su diferencia. Así, se forja una cultura de los derechos humanos, en la construcción de ciudadanía. Los proyectos pedagógicos de educación para la sexualidad asumen a los niños, niñas y jóvenes como sujetos sociales activos de derechos. Personas en proceso de desarrollo, con capacidades evolutivas que deben ser respetadas, protegidas y potenciadas para su desempeño como miembros actuantes de una sociedad incluyente, cuyo quehacer debe estar orientado a garantizar integralmente a todos las condiciones para el disfrute y el ejercicio legítimo y pleno de sus derechos fundamentales.
La escuela es el lugar más apropiado para hacer visibles las diferencias entre las personas, de manera que se permita aprender a reconocerlas, valorarlas y relacionarse con ellas e incluirlas. Por eso, la educación para la sexualidad supone la generación de espacios para el desarrollo de competencias y conocimientos, mediante las cuales los sujetos aprendan y velen por el cumplimiento de sus derechos sexuales y reproductivos y los de todos los miembros de la comunidad. La educación para la sexualidad comprende el desarrollo de competencias ciudadanas y científicas, propias de la dimensión de la sexualidad, como son:


  • Conocimientos específicos de la sexualidad (propios de los componentes, funciones y contextos), por ejemplo: los derechos sexuales y reproductivos, los métodos de planificación familiar, los tipos de enfermedades sexuales y reproductivas y las formas de prevenirlas o manejarlas, o los aspectos biológicos de la sexualidad.

  • Competencias cognitivas, tales como la capacidad para comprender lo que pueden sentir o pensar los miembros del mismo género o de otro frente a las diversas situaciones o elecciones; la capacidad de emprender acciones en contra de la discriminatorias por género u orientación sexual; la de prever las consecuencias de una acción determinada, en una relación de pareja o en el contexto familiar.

  • Competencias comunicativas, entre las que se debe promover la asertividad para negociar con la pareja el momento de tener relaciones sexuales y de usar anticonceptivos o decidir el número de hijos. La utilización de diversos medios y formas, verbales y no verbales, para expresar los sentimientos y los pensamientos involucrados en los diferentes tipos de relaciones eróticas y afectivas. También competencias comunicativas como la escucha activa y el diálogo respetuoso en la pareja, en la familia y en la sociedad.

  • Competencias emocionales, de igual forma, la escuela desarrolla capacidades para la identificación, la expresión y el control adecuados de las emociones propias y ajenas, así como la empatía.


Por eso, la Educación para la Sexualidad se propone como reto la promoción de conocimientos, habilidades, actitudes, valores y comportamientos que favorezcan la dignidad humana y el ejercicio de los derechos humanos sexuales y reproductivos, y el logro de la salud sexual y reproductiva, a partir de personas autónomas que establecen relaciones cada vez más pacíficas, democráticas y pluralistas. Esta propuesta pretende “asegurar que las escuelas favorezcan la vida saludable, el ejercicio de la ciudadanía y los aprendizajes básicos para la vida”.

OBJETIVOS


  • Fortalecer las capacidades de la población juvenil en habilidades para desarrollar procesos orientados a reforzar el conocimiento de sí mismos, como sujetos autónomos y capaces de establecer relaciones interpersonales y sexuales basadas en la información, el diálogo, el consenso, el respeto, el conocimiento de los derechos sexuales y reproductivos y la prevención del consumo de sustancias psicoactivas, como elementos protectores que reduzcan la vulnerabilidad frente al VIH/SIDA/ITS, embarazos no planeados y el consumo de sustancias psicoactivas




  • Formar al ciudadano y la ciudadana para la democracia sexual enmarcada en un contexto de profundo conocimiento de los derechos humanos y de valoración del respeto a los derechos de los demás, como regla máxima de convivencia humana. Esto implica profundo respeto por los estilos de vida sexual, de pareja y del género.




  • Fortalecer la identidad de cada uno de los miembros de la comunidad educativa, lo que incluye hacer más fuerte la autoestima, la autonomía, el autoconcepto, la comunicación asertiva y la creación de un proyecto de vida propio.




  • Promover el análisis crítico de los roles y la construcción de comportamientos culturales de género flexibles e igualitarios, que permitan a hombres y mujeres tener condiciones materiales y sociales dignas.




  • Promover el ejercicio de la libertad con límites consensuados: acompañar a nuestras/os jóvenes, niños y niñas, para que encuentren la mejor manera de tomar sus decisiones es un desafío que se aprende en la medida que se pueden negociar los límites y lograr consensos al servicio de las buenas relaciones.




  • Revisar permanentemente nuestro sistema de conocimientos y creencias frente a la sexualidad y la convivencia.




  • Sensibilizar y concienciar a la población en general sobre los principios y valores frente al ejercicio de la sexualidad.




  • Trabajar conjuntamente con entidades especializadas e informadas en educación sexual, de acuerdo con las problemáticas propias de los estudiantes de la Institución.




  • Permitir que las personas de una comunidad educativa se vayan transformando y consolidando como sujetos activos sociales de derecho y, de esta manera, se conviertan en promotores y defensores de los derechos humanos, sexuales y reproductivos.



MARCO LEGAL

Derechos Sexuales y Reproductivos
Los derechos sexuales y reproductivos se encuentran protegidos por la legislación internacional referente a derechos humanos y por otros documentos de las Naciones Unidas; entre los principales instrumentos legales internacionales que los apoyan están: Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948); Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1976); Pacto de Derechos Económicos y Sociales (1976); Convención Internacional para la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (1981); Convención sobre los Derechos del Niño (1990), Declaración y Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Derechos Humanos, Viena (1993), Programa de Acción de la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo, El Cairo (1994), Programa de Acción de la Conferencia Mundial de la Mujer, Beijing (1995).
La aparición de la infección por VIH y el SIDA condujo a modificaciones importantes en todos los campos humanos. Uno de los cuestionamientos que la infección trajo consigo, hace referencia a los derechos sexuales de las personas. Estos surgen, en parte, a raíz de la intolerancia de los equipos de salud y de la sociedad como un todo frente a las minorías sexuales.
Los derechos y la salud sexual y reproductiva de adolescentes fueron ubicados en la agenda internacional desde la Conferencia Internacional de Población y Desarrollo, celebrada en El Cairo en 1994. El Plan de Acción resultante reconoce y aboga para que los países del mundo den respuestas adecuadas a las necesidades específicas de adolescentes y jóvenes frente a las dimensiones de la sexualidad y la reproducción, abordándolas desde la perspectiva de los derechos humanos, sexuales y reproductivos, y no solo desde el riesgo o la enfermedad. Y aún más allá del terreno de la salud sexual y reproductiva, la concepción de la sexualidad es entendida como una dimensión del desarrollo y bienestar de los y las adolescentes, que se nutre del entorno personal, familiar, social y cultural, a la vez que influye sobre él y lo transforma.
Por su parte, la Conferencia del Milenio, celebrada en el año 2000, sitúa a la salud sexual y reproductiva como uno de los grandes retos de la humanidad, y como un indicador del desarrollo de los países. Es así, que su objetivo central de avanzar en la superación de la pobreza se desagrega en otros objetivos primarios como la maternidad segura, la prevención del VIH/Sida, la igualdad entre los géneros -incluida la eliminación de la violencia y/o discriminación contra la mujer-, y la educación primaria universal, entre otros. Que un país garantice que sus niños, niñas, adolescentes, jóvenes y adultos puedan construir de manera saludable, autónoma y enriquecedora sus vivencias de la sexualidad, es una expresión de cuánto ha avanzado en el respeto y garantía de los derechos humanos, y en la creación de condiciones para un desarrollo sostenible y humanizador.
Hilos Conductores
Los Derechos Humanos Sexuales y Reproductivos son el marco de la propuesta del Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía y la guía de todas las acciones de los miembros de la comunidad educativa. En ese sentido, cualquier proyecto pedagógico en educación para la sexualidad y construcción de ciudadanía debe apuntar a la generación de un ambiente de ejercicio de los derechos humanos sexuales y reproductivos. Como una manera de articular esos derechos con los estándares de competencias en las instituciones educativas, y las distintas dimensiones y componentes de la sexualidad, el Programa estableció unos hilos conductores que son un apoyo para la implementación de proyectos pedagógicos en educación para la sexualidad.
Los hilos conductores, sirven como soporte pedagógico para el desarrollo de acciones encaminadas al ejercicio de los Derechos, a la vez que aseguran que las funciones (reproductiva, comunicativa relacional, erótica y afectiva), componentes (identidad de género, comportamientos culturales de género y orientación sexual) y contextos de la sexualidad (individual, de pareja, familiar y social) estén presentes a lo largo de todo el proyecto pedagógico. A cada hilo conductor le corresponde una competencia general, que se espera que todos los estudiantes hayan alcanzado al completar su educación media. Esto requiere desarrollar competencias específicas en cada uno de los grados, las cuales pueden ser definidas por la Institución, considerando conocimientos, actitudes y habilidades emocionales, comunicativas y cognitivas que permitan el desarrollo pleno de la sexualidad humana.
Los hilos conductores son los que garantizan, a partir de su relación con los estándares de competencias, que el proyecto pedagógico en educación para la sexualidad sea transversal y se articule al proyecto educativo institucional y al plan de mejoramiento institucional.
Política Nacional de Salud Sexual y Reproductiva
Este documento elaborado en febrero de 2003, presenta la política nacional de salud sexual y reproductiva (SSR) para el periodo 2002 a 2006. Parte de una conceptualización de la SSR, de acuerdo con lo planteado en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (1995) y la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (1994) que, a su vez, incorporan la definición de salud de la Organización Mundial de la Salud. Así mismo, incluye un análisis de la situación de SSR en Colombia, en el cual se muestra la relación entre SSR, derechos sexuales y reproductivos (DSR) y desarrollo, y se precisan los principales problemas en los temas prioritarios en torno a los cuales gira la propuesta: maternidad segura, planificación familiar, salud sexual y reproductiva de los adolescentes, cáncer de cuello uterino, infecciones de transmisión sexual incluyendo VIH/SIDA y violencia doméstica y sexual.
La política también retoma diversos antecedentes jurídicos y políticos, nacionales e internacionales, que respaldan la propuesta estratégica incluida, entre los que se destacan: las conferencias mundiales convocadas por la Organización de Naciones Unidas, particularmente la de Población y Desarrollo (El Cairo, 1994) y la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer (Beijing, 1995), y la Constitución Nacional y sus desarrollos, entre otros. El planteamiento básico es que los DSR son parte de los derechos humanos y, por lo tanto, deben trabajarse desde esta perspectiva, al igual que desde la perspectiva que reconoce que la salud es un servicio público.
Resolución 3353 de 1993
La Resolución número 3353 de julio 02 de 1993, por al cual se establece el desarrollo de programas y proyectos institucionales de educación sexual en la educación básica del país, en su Artículo 1, sobre la obligatoriedad de la educación sexual, menciona que “A partir del inicio de los calendarios académicos de 1994, de acuerdo con las políticas de las Directivas del Ministerio de Educación Nacional, todos los establecimientos educativos del país que ofrecen y desarrollan programas de pre-escolar, básica primaria, básica secundaria y media vocacional, realizarán como carácter obligatorio, proyectos institucionales de Educación Sexual como componente esencial del servicio público educativo.”
Ley 115 de 1994 y Decreto 1860 de 1994
De acuerdo con la Ley general de educación (115 de 1994) y su Decreto reglamentario 1860, del mismo año, menciona en su artículo 14, numeral 6, que: “Las acciones pedagógicas relacionadas con la educación para el ejercicio de la democracia, para la educación sexual, para el uso del tiempo libre, para el aprovechamiento y conservación del ambiente, y en general, para los valores humanos. Y el artículo 14 de la ley general de educación (115 de 1994), establece que: “En todos los establecimientos oficiales o privados que ofrezcan educación formal es obligatorio en los niveles de la educación preescolar, básica y media, cumplir con: [...] e) La educación sexual, impartida en cada caso de acuerdo con las necesidades psíquicas, físicas y afectivas de los educandos según su edad”.
PNDE 2006 -2016
La inclusión del Plan Nacional Decenal de Educación 2006 -2016 (PNDE) en los Planes de Desarrollo Territorial, en los planes sectoriales y demás iniciativas de planeación educativa y de desarrollo social, hará realidad la voluntad educativa de los colombianos, expresada en el documento final del Plan.
En la actualidad, la inserción del Programa de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía en el marco de competencias ciudadanas representa una oportunidad para complementar las respuestas a los retos educativos encontrados recientemente. Se trata de consolidar propuestas en educación para la sexualidad que den prioridad a los procesos que desarrollen competencias para la vida, desde la apropiación de conocimientos, capacidades, actitudes y disposiciones destinados a la formación de sujetos activos de derechos.

METAS
Los Proyectos Pedagógicos de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía deben tener las siguientes características:


  • Deben ser procesos participativos, es decir, involucrar a toda la comunidad educativa: docentes, directivos, estudiantes, padres y madres de familia.

  • Deben ser transversales: impactar toda la vida de la institución educativa, todas las áreas y los niveles, los espacios institucionales y los no curriculares.

  • Partir de situaciones cotidianas que se convierten en oportunidades pedagógicas para el desarrollo de las competencias necesarias para la construcción de un proyecto de vida con sentido.


CRONOGRAMA


FECHA

ACTIVIDAD

OBJETIVO

RESPONSABLES

LUGAR

Marzo 15 (jueves)

Proyecto de Educación Sexual.

Derechos sexuales y reproductivos y consumo de Sustancias Psicoactivas, Prevención del abuso sexual infantil.

Departamento de Orientación.

Aula Múltiple

Mayo 15 (martes)

Proyecto de Educación Sexual.

Derechos sexuales y reproductivos y consumo de Sustancias Psicoactivas, Prevención del abuso sexual infantil.

Departamento de Orientación.

Aula Múltiple

Septiembre 18 (martes)

Proyecto de Educación Sexual.

Derechos sexuales y reproductivos y consumo de Sustancias Psicoactivas, Prevención del abuso sexual infantil.

Departamento de Orientación.

Aula Múltiple


La base de la propuesta metodológica del proyecto son los talleres, con apoyo del diagnostico, conversatorios, direcciones de grupo entre otros, lo que permite adquirir conocimientos, analizar creencias culturales, generar inquietudes y expectativas en la comunidad y promover cambios de conducta de los estudiantes.


EDADES
 
 
 



7
 
 
  
 

10

CONTENIDOS SUGERIDOS

  • Identidad y rol de género: Ser niño. Padres y madres y su rol con respecto a los niños y amigos.

  • El cuerpo: Diferencias entre los cuerpos, aceptación del propio cuerpo.

  • Ciclo Reproductivo: Desarrollo psicosexual en la niñez, la adolescencia, la adultez y la vejez.

  • Crecer y desarrollarse: Cuidado del cuerpo, responsabilidad ante su cuerpo, abuso sexual, erotismo, sensaciones placenteras, intimidad.

  • Vínculos: Padre, madre, hijos, amigos, parejas.

  • Tolerancia.

  • Reciprocidad. Ternura.

  • Diálogo.

  • Derechos humanos del niño.

  • Mitos y tabúes de la sexualidad.

  • Lenguaje no sexista.

EDADES
 



11
 
 
 
 
 

14

CONTENIDOS SUGERIDOS

  • Autoestima

  • ¿Quién soy?

  • ¿Estoy cambiando?

  • ¿Qué quiero ser?

  • Pubertad y grupo de iguales.

  • Ética sexual. Ciclo Reproductivo

  • Desarrollo psicosexual en la niñez, adolescencia, adultez y vejez.

  • Comunicación Familiar.

  • Pubertad y erotismo.

  • Mitos y Tabúes.

  • Derechos humanos (sexuales y reproductivos).

EDADES
 



15
 
  
 
 
 
 
 
 
 
 



CONTENIDOS SUGERIDOS

  • Conceptos Básicos: Definición de Sexualidad, identidad, orientación sexual, rol sexual, género, "normalidad sexual".

  • Ciclo Reproductivo: Desarrollo psicosexual en la niñez, la adolescencia, la adultez y la vejez.

  • Ética y sexualidad.

  • Resolución de conflictos y toma de decisiones.

  • Erotismo.

  • Ciclo de la respuesta sexual.

  • Función de la sexualidad.

  • Alternativas para la satisfacción sexual: Masturbación, fantasías. 

  • Métodos de planificación familiar.

  • Sexualidad u afectividad: Amistad, noviazgo, tolerancia, ternura, amor, relación de pareja.

  • Autoestima y sexualidad.

  • Sexualidad de riesgo: Embarazo indeseado, ETS, SIDA, aborto, infertilidad.

  • Mitos y tabúes.

  • Derechos humanos (sexuales y reproductivos).

  • Expresiones de la sexualidad.


BIBLIOGRAFIA
Decreto 1860/94, Por el cual se reglamenta la Ley 115, en los aspectos pedagógicos y organizativos generales. http://www.mineducacion.gov.co/1621/articles-172061_archivo_pdf_decreto1860_94.pdf

Instructivo de formación en derechos sexuales y reproductivos y prevención del consumo de SPA. http://intranetsdis.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/2.3_proc_mis_prestacion_servicios_sociales/3.%20DOC_JUVDeSyR.pdf

Ley 115 de Febrero 8 de 1994, Por la cual se expide la ley general de educación. http://www.mineducacion.gov.co/1621/article-85906.html

Módulo 1, La dimensión de la sexualidad en la educación de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes. http://www.colombiaaprende.edu.co/html/productos/1685/articles-172204_recurso_1.pdf

Módulo 2, El Proyecto Pedagógico y sus hilos conductores (Proyectos Pedagógicos de Educación para la Sexualidad). http://www.colombiaaprende.edu.co/html/productos/1685/articles-172208_recurso_1.pdf

Módulo 3, Ruta para desarrollar Proyectos Pedagógicos de Educación para la Sexualidad y Construcción de Ciudadanía. http://www.colombiaaprende.edu.co/html/productos/1685/articles-176712_archivo.pdf

Plan Nacional Decenal de Educación PNDE 2006-2016, Pacto social por la educación. http://www.plandecenal.edu.co/html/1726/w3-channel.html

¿Por qué Educar para la Sexualidad y la Construcción de Ciudadanía? (Educación de Calidad). http://www.mineducacion.gov.co/1621/propertyvalue-38519.html

Programa de Educación para la Sexualidad (Colombia Aprende, la Red del Conocimiento). http://www.colombiaaprende.edu.co/html/productos/1685/propertyvalue-38527.html

Programa de Educación para la Sexualidad, Mineducación y Fondo de Población de la Naciones Unidas (UNFPA). http://www.mineducacion.gov.co/cvn/1665/propertyvalue-38541.html

Resolución 3353/93, establece desarrollo de proyectos institucionales de Educación Sexual en la Educación básica. http://www.colegiomariainmaculada.edu.co/normatividad/resolucion_3353_de_1993.html


similar:

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconA través de los años, varias enfermedades han descompensado la salud...

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconSexual. Hacia la construcción de una pedagogía del cuerpo

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconInvestigación y de transferencia para ir conformando un marco conceptual...

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconEs necesario ubicar el subsistema Desarrollo Motor Humano dentro...

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconResumen Si aceptamos que existe una estrecha interrelación entre...

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconProyecto de Educación sexual integral

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconTranscripción: tía tuvo una inmensa dicha, Dios la señaló entre todos...

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconParece una pregunta fácil de responder, si la interpretamos del modo...

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconEl programa Nacional de Educación Sexual Integral (pnesi)

Responder al concepto de un ser humano dinamico e integral y a una escuela que lo posibilite. La educacion sexual es una construccion permanente de espacios que permitan el desarrollo de procesos de autonomia, autoestima, convivencia y salud.” iconEl constructivismo en el contexto de una educación integral jorge Capella Riera




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com