Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud




descargar 424.42 Kb.
títuloReglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud
página7/10
fecha de publicación27.10.2016
tamaño424.42 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

Lineamientos

Se establecen las condiciones requeridas para el funcionamiento de los programas de tratamiento para las personas con dependencia al tabaco.

A. Acceso, Disponibilidad y Admisión

A.1. Los servicios deben ser accesibles por medios ordinarios de transporte público, tanto para el paciente, como para el personal que labora en el programa.

A.2. Cada proveedor de servicios debe contar con un horario visible de atención al público, congruente con el tipo de servicios que ofrece.

A.3. La admisión al programa debe contar con valoración médica hecha por profesional autorizado e incorporado al respectivo Colegio Profesional. Esta valoración, debe garantizar que los servicios ofrecidos corresponden a las prioridades de atención de la persona, vinculados directamente con el tabaquismo.

A.4. Previamente a la admisión en el programa, se debe proveer al paciente y su familia, información exhaustiva y asequible sobre los servicios ofrecidos, nombre del personal responsable, tipo de tratamiento, su proceso y duración. Tal información debe ser provista por personal calificado y dejar documentada en el expediente.

A.5. Para la admisión al programa no podrá existir discriminación alguna a nivel general:

a) de tipo racial, étnico, cultural, ideológico, político, religioso o filosófico;

b) relativas a padecimientos físicos o psiquiátricos que afecten o hayan afectado a la persona dependiente de tabaco,

c) relativas a su condición socioeconómica,

d) relativas a los antecedentes de tratamiento

e) relativas a su condición legal o antecedentes penales

B. Evaluación

B.1. El programa debe garantizar la evaluación inicial integral de la personas, que permita detectar los trastornos físicos, emocionales, situación social y desempeño laboral, para establecer las prioridades de intervención en un plan de tratamiento.

B.2. El programa debe efectuar la evaluación diagnóstica integral, de cada persona, en todas las áreas eventualmente afectadas por el tabaquismo, que incluya la historia de consumo, junto con los antecedentes comórbidos físicos y mentales, así como examen físico completo. Tal evaluación debe ser hecha por personal calificado, según el área de competencia

C. Contenido, Prestación y Organización del Servicio

C.1. Toda persona, debe contar con un plan de tratamiento. El mismo debe diseñarse por profesionales calificados, y adaptarse a las necesidades y demandas del paciente, debe tomar en cuenta:

a) el patrón de consumo de tabaco,

b) la severidad de la dependencia,

d) la condición física y psiquiátrica,

e) la condición psicológica,

f) la situación social y familiar.

g) las áreas ocupacionales y funcionales afectadas

C.2. La evolución y seguimiento del paciente, debe estar acompañada por el equipo técnico, en función del plan de tratamiento. Cualquier modificación al plan individual debe realizarse de común acuerdo con el paciente y siempre debe buscar la superación del tabaquismo.

C.3. El programa debe garantizar, que las personas responsables de la atención se capaciten, al menos una vez al año.

C.4. El programa, debe incluir la atención a los familiares afectados indirectamente por el tabaquismo en el paciente.

C.5. El programa debe garantizar los medios necesarios para proveer una atención inmediata y calificada a cualquier paciente que sufra de complicaciones asociadas a la condición por la cual está siendo atendido.

C.6. El programa debe garantizar la equidad de género.

C.7. El programa debe garantizar espacios para la exploración y desarrollo de habilidades para la vida, que promuevan el desarrollo integral, dentro de un ambiente controlado que se debe basar en el enfoque de derechos.

D. Egreso, Referencia y Seguimiento

D.1. El plan de tratamiento debe especificar los criterios para establecer si el paciente logra los objetivos propuestos, que deben ser congruentes con el tipo de programa que se desarrolla.

D.2. Cuando el equipo técnico detecte necesidades, que no pueden ser suplidas por el programa vigente, el paciente debe ser remitido al servicio que requiere según su necesidad. Toda referencia a otro servicio o programa debe constar en el expediente.

D.3. Se debe implementar una estrategia de seguimiento, orientada a la prolongación del estado de abstinencia del consumo de tabaco, mediante la prevención de recaídas.

E. Expediente

E. 1. Debe existir un expediente para cada paciente. Deben incluirse todos los documentos que provean información pertinente sobre el tratamiento y su condición, así como el consentimiento informado. Se han de consignar los siguientes datos:

a) Datos generales, situación de salud, historia clínica, diagnósticos, tratamientos recibidos, examen físico, exámenes de laboratorio, entre otros

b) Situación específica relacionada con el motivo de ingreso al programa: Boletas de referencia, fecha de inicio, resultados de las valoraciones de los diversos miembros del equipo, historial de consumo de drogas que incluye el tabaco, enfermedades en general, manejo de medicamentos, diagnóstico inicial, instrumentos aplicados, resultados de estudios específicos de laboratorio y especialidades médicas.

c) Tratamiento: Planes de tratamiento individual, registro periódico y actualizado del proceso de tratamiento de la persona, duración o extensión del tratamiento, fecha y motivos de finalización, referencias a otros servicios. Plan de seguimiento y su evolución.

E.2. El programa, debe garantizar a la persona, el acceso a la información contenida en el expediente, cuando así lo requiera. La misma debe ser dada acorde a las condiciones de salud en que estas personas se encuentran, y estar debidamente reglamentado.

F. Derechos de las Personas

F.1. Todo programa y las acciones que de él se deriven deben estar enmarcadas en un enfoque de derechos. Regirán a este fin la Declaración Universal de los Derechos Humanos y todo tratado o convenio que, en esta materia, haya sido reconocido por el país.

F.2. Todo programa debe garantizar el cumplimiento de los derechos de las personas, descritos en los artículos 2 y 3 de la Ley No. 8239 y de cualquier otra que la sustituya o modifique.

F.3. Los pacientes, deben estar informados de la naturaleza y características del tratamiento, así como de los riesgos que entraña y los beneficios que pueden esperar del mismo. La información que se les facilite debe ser comprensible, exhaustiva y, en presencia de trastornos médicos, acorde a las condiciones de salud en que se encuentren.

F.4. Se prohíbe someter a pacientes, a cualquier tipo de amenaza, coerción o enajenación, ya sea de carácter físico, químico o psicológico, con el fin de modificar su conducta, o retener a una persona en un programa, cuando su vida no corra peligro.

F.5. Todo programa debe garantizar la confidencialidad respecto a la enfermedad adictiva del paciente. Se prohíbe el uso de simbología, signos externos o atuendos que revelen el padecimiento de la persona. Así, como cualquier actividad vinculada con ventas y recolectas de dinero, en las que se exponga la integridad física de la persona.

F.6. Se prohíbe toda actividad o procedimiento que sea violatorio de la vida íntima o espacios privados del paciente.

F.7. Se prohíbe cualquier tipo de prestación laboral directa o indirecta por parte del paciente, que exija subordinación, si no esta regulada formalmente como lo establece la Ley vigente en esta materia.

F.8. Los usuarios del programa, tienen derecho a plantear ante autoridad competente su inconformidad por los servicios recibidos.

F.9. El programa debe contar con un reglamento interno que regule las relaciones entre pacientes, el personal responsable de la atención, los familiares y allegados, que satisfaga los derechos consagrados en la legislación vigente, relativa a los derechos de las personas.

G. Recursos Humanos y Financieros

G.1. El programa debe garantizar la presencia, de personal calificado para ejercer la Dirección Técnica, durante el horario de funcionamiento, donde se ofrece la atención.

G.2. El programa debe tener acceso de personal calificado, para la intervención terapéutica de las personas dependiente de tabaco.

G.3. El programa debe garantizar el personal necesario, en programa de atención a las personas con problemas de dependencia al tabaco o sus derivados, tal como profesionales en medicina, psicología, enfermería, terapia física, terapia respiratoria, terapistas cardiacos, trabajo social, nutrición, consejeros certificados en la materia.

G.4. El programa debe garantizar, que el personal profesional se encuentra debidamente autorizado por el colegio profesional respectivo, para el ejercicio legal de su actividad profesional en el país.

G.5. El programa debe garantizar que el personal no profesional, se encuentra debidamente certificado en el país, para el ejercicio legal de su actividad, por la instancia técnica formalmente establecida en la materia.

G.6. El programa debe contar con un manual de lineamientos, procedimientos técnicos y administrativos, que no sea violatorios de derechos.

G.7. El programa debe especificar los mecanismos de supervisión y evaluación del personal para asegurar la adecuada prestación de los servicios.

G.8. Se debe hacer una evaluación periódica de los resultados del programa, para determinar la eficiencia y eficacia del mismo (evaluación del programa).

G.9. El personal que brinda la atención directa a la población debe conocer todos los aspectos del programa: metodología, metas, objetivos, indicadores, actividades y aspectos administrativos del mismo.

G.10. El programa debe considerar, en la selección del personal, las características de género de la población atendida hacia la que se dirigen los servicios.

G.11. Se debe contar con planes, que garanticen la sostenibilidad financiera del programa.

H. Manejo de Medicamentos

H.1. El programa debe contar con un plan de manejo de medicamentos, cuando se prescriben los mismos.

H.2. El plan de manejo de medicamentos debe ser supervisado por personal de salud capacitado en esta materia.

H.3. Toda persona que ingrese al programa con una prescripción médica o con un esquema de tratamiento, debe tener continuidad en su terapéutica, sólo puede ser interrumpida por recomendación médica con previa valoración.

H.4 Queda prohibido suspender algún medicamento prescrito médicamente, sin la valoración previa y autorización del profesional en medicina, que forme parte del equipo del programa; dicha suspensión debe quedar por escrito en el expediente.

Aplicación de los lineamientos

1. Calificación del funcionamiento del programa. Para determinar el nivel de cumplimiento de los lineamientos expuestos en el presente documento y sus apéndices y complementos, se utilizarán los criterios que se resumen en el siguiente cuadro:

Estatus

Calificación

Puntaje mínimo

Puntaje máximo

Excelente

91%

100%

 

Bueno

81%

90%

 

Deficiente

70%

80%

 

No apto

0%

69%

 

Se utilizarán las siguientes categorías para calificar los programas, según el puntaje general y estatus logrado:

1.1 Estatus APROBADO: El funcionamiento del programa queda autorizado.

1.1.1 Calificación EXCELENTE: El programa cumple con todas o casi todas los lineamientos y recomendaciones técnicas, anteriormente establecidas, para ofrecer una atención satisfactoria a la población usuaria. (Puntaje general de 91% a 100%)

1.1.2 Calificación BUENO: El programa cumple, en un nivel mínimo, con los lineamientos y recomendaciones técnicas, anteriormente establecidas, para ofrecer una atención aceptable a la población usuaria. (Puntaje general de 81% a 90%)

1.2 Estatus REPROBADO: El funcionamiento del programa queda desautorizado, porque las condiciones y desempeño del mismo no garantizan una atención de mínima calidad, a la población usuaria.

1.2.1 Calificación DEFICIENTE: El programa incumple con una cantidad tal de los lineamientos o recomendaciones técnicas anteriormente establecidas, que no se puede garantizar una atención de mínima calidad a la población usuaria. Sin embargo, es susceptible de mejoras para obtener el estatus de APROBADO. De no cumplir con las mejoras requeridas en el plazo de uno a tres meses, se reprueba el programa para su funcionamiento. (Puntaje general de 70% a 80%).

1.2.2 Calificación NO APTO: El programa incumple una cantidad tal de los lineamientos o recomendaciones técnicas anteriormente establecidas, que se desaconseja el funcionamiento del programa; por el riesgo que implica para la seguridad y atención de las personas usuarias del servicio. Sin embargo, es susceptible de mejoras para obtener el estatus de APROBADO. De no cumplir, con las mejoras requeridas, en un plazo de treinta días hábiles, se reprueba el programa para su funcionamiento. (Puntaje general inferior al 70%).

2. Metodología de cálculo.

Para obtener el puntaje general correspondiente al programa, se aplicará el cuestionario de evaluación, que es parte de esta normativa, en lo sucesivo llamado Instrumento.

Cada ítem del Instrumento descrito en el apéndice N° 4, debe valorarse según los siguientes criterios:

a) Valor 1: El programa cumple de forma satisfactoria el ítem.

b) Valor 0: El programa no cumple el ítem.

c) NA: Significa "no aplica" y se asignará si el ítem evaluado no corresponde al tipo de programa.

A cada sección del Instrumento, que corresponde a un párrafo del apartado de lineamientos, se le asignará un puntaje parcial que se obtendrá de la siguiente manera:

a) Si aplican todos los ítemes: Se sumarán los valores de los ítemes de la sección y se dividirá entre el total de estos.

b) Si no aplican todos los ítemes: Se sumarán los valores de los ítemes que sí aplican al programa y se dividirá entre la totalidad de éstos.

c) Para obtener el puntaje general del programa que permite establecer su calificación, se han de promediar los puntajes de todas las secciones del Instrumento. Todas las secciones tendrán igual ponderación.

3. Interpretación de resultados.

3.1 Los programas que reciban una calificación de NO APTO, incumplen los lineamientos oficiales para brindar sus servicios, por lo que deben presentar en diez días hábiles, un plan intensivo de mejoras de cada ítem reprobado, factible de cumplir en treinta días hábiles, para optar por la APROBACION, de no lograrlo, se les asignará el estatus de REPROBADO, con calificación de NO APTO para funcionar.

3.2 En caso que la calificación asignada a un programa sea de DEFICIENTE, se concederá un plazo de uno a tres meses, según la cantidad de ítemes incumplidos, para proceder a su corrección. Si al cabo del plazo concedido no ha superado la calificación, se puede conceder por única vez una prórroga por la mitad del plazo anterior, a fin de que alcance la calificación que permita otorgarle el estatus de APROBADO. Una vez agotada la prórroga anterior, de no alcanzar el puntaje para lograr el estatus de APROBADO, el programa será considerado como NO APTO para funcionar.

3.3 Cuando la puntuación asignada al programa evaluado corresponda a las calificaciones de BUENO o EXCELENTE, se le otorgará el estatus de APROBADO, pudiendo ajustar los ítemes pendientes en el plazo que le señale el IAFA.

DISPOSICIONES FINALES

1. La aprobación de los programas, que prestan servicios a las personas con problemas de dependencia al tabaco o sus derivados, se otorgará por un período máximo de dos años, al determinar la congruencia entre la propuesta metodológica del programa (escrita), previamente avalada por el IAFA y el funcionamiento técnico o ejecución del programa.

2. Los programas deberán ser renovados, previa solicitud y presentación de la propuesta metodológica, al menos con tres meses de anticipación a su vencimiento. Su renovación estará condicionada al cumplimiento de los requisitos vigentes en esta materia.

3. Todos los programas estarán sujetos a la supervisión y seguimiento periódico por el IAFA, mediante las visitas que estime oportunas. Al constatar cambios en el programa que impliquen una variación negativa en la calificación asignada, se procederá a una nueva aplicación de la normativa para recalificarlo, aunque no hayan transcurrido los dos años de plazo.

4. Todos los programas que cuenten con el estatus de APROBADOS, pueden realizar seminarios, talleres y actividades de capacitación a la población general, previa aprobación del programa por parte del IAFA, para garantizar la idoneidad de esas actividades, en la materia que le compete a esta Institución.

5. .El IAFA debe gestionar la suspensión o cierre de los programas si incumplen la normativa estipulada al efecto, o cuando razones de interés sanitario o social así lo aconsejen, previa coordinación con el Ministerio de Salud y otros entes vinculados con la población.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10

similar:

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconReglamentos. Reglamento General de la ley del Medio y Reglamento...

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconSíntesis: Los efectos de la exposición al humo del tabaco sobre la salud de los niños

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud icon2definiciones para el propósito de esta norma se consideran las definiciones...

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconTelefonía móvil y sus efectos sobre la salud

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconProductos de tabaco – Requisitos de empaquetado y etiquetado. Cajetilla...

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconReglamento de la ley no. 489, ley de pesca y acuicultura

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconBibliografía El siguiente trabajo contendrá información a cerca del...

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconNo de reglamento de la ley de produccion y comercio de semillas

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconProyecto de Reglamentación de la Ley N° 29973, Ley General de las Personas con Discapacidad

Reglamento a la ley general de control de tabaco y sus efectos nocivos en la salud iconProyecto de Reglamentación de la Ley N° 29973, Ley General de las Personas con Discapacidad




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com