Derecho general como base de la parte especial




descargar 198.75 Kb.
títuloDerecho general como base de la parte especial
página1/6
fecha de publicación20.01.2016
tamaño198.75 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
  1   2   3   4   5   6
DERECHO GENERAL COMO BASE DE LA PARTE ESPECIAL
El derecho penal, más allá de ser un conjunto de normas jurídicas que establecen conductas ilícitas, para las cuales está reservada la imposición una pena o medida de seguridad; surge también como un medio de control social.

El Estado no es indolente con los agravios que puedan producir ciertos individuos a otros que también conforman el estamento social; en razón de ello, ha recreado formulas jurídicas de control y a la vez de protección; el ius puniendi, no sólo contiene poder sancionador, sino también la labor de desarrollar un plan estratégico en política criminal para crear instancias formales (para el control de aquellas conductas ilícitas) y la propia ley penal.

Sin embargo, para la realización final de imposición de penas o medidas de seguridad; se han establecido pautas jurídicas para su efectiva aplicación, estructurando el camino del delito para llegar a la demostración de culpabilidad o responsabilidad del imputado, debiendo tener presente, que la ley penal tiene por finalidad la prevención de delitos y faltas como medio protector y resocializador. Las medidas de seguridad persiguen fines terapéuticos, de deshabituación, de prevención y de custodia o vigilancia.1

Encontramos para su estudio, numeroso material, cada quien con pluma autorizada que define conceptos algunos dominantes, para el estudio de la Parte General del Derecho Penal.

Estos estudios, giran alrededor de definir el comportamiento humano y su actividad punible, así como la teoría del delito, estructura, relaciones y aplicación, revisando también la culpabilidad y sus justificaciones (como buzón de todas las conductas ilícitas), para finalmente conceptuar las sanciones penales.

La Parte Especial del Código Penal describe los diferentes tipos penales, esto es, como supuesto de hecho de la norma penal, establece qué comportamientos humanos constituyen delito y su correlativa sanción jurídica (pena), en estricta aplicación del principio de legalidad.2

El supuesto de hecho ya mencionado, describe determinado comportamiento, destacándose en él la mención del verbo comportamental, como por ejemplo: “matar (art. 106 C.P.)”, “lesionar (art. 121 C.P.)”, “violar (art. 170 C.P.)”, “estafar (art. 196 C.P.)”, etc; sin embargo, este verbo comportamental por sí mismo no tendría existencia sino es complementado con ciertos adjetivos, condiciones, calidad o cualidades que presenta tanto, el sujeto activo y pasivo del delito; citando como ejemplo: “El que mata a otro bajo el imperio de una emoción violenta” (art. 109º del C.P.), esta última expresión literal implica el acto de matar por estar el agente, condicionado al influjo de una emoción violenta.

También vamos a encontrar en el tipo penal, la mención de otros componentes, como el tipo objetivo que señala los sujetos procesales y otros datos palpables a la vista del operador, sea como autor o agraviado.

También debe mencionarse que otro componente constituirá la actitud psíquica desplegada por el autor del hecho ilícito, verificándose si actuó con dolo, culpa, etc, o en qué estado emocional y propósito desarrolló su comportamiento, con el subsecuente resultado final.

Asimismo, queda mencionar, que el derecho penal, otorga en algunos casos un significado propio a los entes jurídicos, como por ejemplo: “la luz eléctrica, que para el derecho penal es conocido como bien mueble" (art. 185 C.P.).

Ahora bien, toda conducta ilícita penal, daña, lesiona o pone en peligro un bien jurídico, siendo también estos elementos una condición para subsumir el hecho criminoso a determinado tipo penal.

El concepto de bien jurídico, que fue introducido en 1834 por Birnbaum, se mantiene como punto central de discusión en la disciplina penal, como por ejemplo para Binding el bien jurídico es una creación del Legislador, y, para Von Liszt el concepto de bien jurídico determinado socialmente es anterior al derecho3.

El maestro Español Berdugo Gómez la Torre (año 1996 pag. 31); precisa que el bien jurídico, lo constituyen todos aquellos valores fundamentales imprescindibles tanto para el individuo como para la comunidad, necesarios para el desarrollo de su personalidad y para garantizar el proceso participativo de los individuos en los diversos procesos sociales; por lo cual es necesario proteger la vida, salud, libertad, patrimonio, etc.

Para Zaffaroni la noción de Bien Jurídico no está referida a la cosa material o inmaterial. El legislador pretende mantener libre la relación de disponibilidad entre la cosa y el titular o poseedor de la misma, de allí que aparecen tres conceptos para ponderar cuando un Bien Jurídico está penalmente protegido: i) importancia del valor protegido; ii) facilidades para la vulneración de los bienes, y; iii) pluralidad de ataques.

También veremos en la Parte Especial, que los bienes jurídicos, podrán ser materiales (patrimonio, art. 186 C.P.), inmateriales (vida art. 106, C.P.) personales (honor, art. 132 C.P.), colectivos (salud pública, art. 296 C.P), estatales (falsificación de billetes, art. 252 C.P), que lesionan el interés social (aborto art. 114 C.P.) o los bienes jurídicos de libre disposición (art. 152 C.P.).

De otro lado, la Parte Especial, requiere de un cuerpo normativo penal actualizado, si bien contamos con un Código Penal que data del año 1991, es de considerar que éste Código se construyó normativamente bajo una concepción democrática del ius puniendi, de reducir la violencia institucionalizada a un mínimo de racionalidad, en cuanto a la inclusión de filtros de selección, para la clasificación de la conducta merecedora y necesitada de pena.4

Este Código Penal dividió la parte especial en 19 Títulos, empezando en proteger la vida como bien jurídico más importante (art. 106 C.P), hecho similar a la Codificación Argentina (art. 79), en otros países como Venezuela el bien jurídico preciado es la independencia y seguridad de la Nación (Art. 128 C.P.), en Chile son los crímenes contra la seguridad exterior y soberanía (art. 106), en Ecuador son los delitos que atentan contra la Seguridad del Estado (art. 115) y en Colombia empieza la Parte Especial configurando los delitos de Traición a la Patria (art. 111).

En la estructura de cada Título, confluyen los distintos tipos penales que dañan, lesionan o ponen en peligro determinado bien jurídico, por ello su nomenclatura general se basa en este último ente.

Encontraremos también, que cada Título está subdividido por capítulos, que no es más que la debida especificación al comportamiento y bien jurídico tutelado.

Bajo aquellos presupuestos, el Código Penal de 1991, trataba de concretizar los postulados de la moderna política criminal, sentando la premisa que el derecho penal es la garantía para la viabilidad posible en un ordenamiento social y democrático de derecho.5

Por hoy, este Código Penal, muchas veces modificado parcialmente, necesita de grandes cambios y análisis de la problemática de sobre-criminalización que conlleva su existencia, por lo cual se creó la Comisión Especial Revisora del Código Penal creada por Ley Nº 28891 del 13 de octubre de 2006.

El Juez Supremo Víctor Prado Saldarriaga, Comisionado Representante del Poder Judicial ante aquella Comisión Especial Revisora, sostiene en su propuesta “Dinamismo y utilidad de la Legislación Penal”, que: “se han propuesto para su incorporación un importante conjunto de modificaciones e innovaciones que buscan aportar mayor dinamismo y utilidad a las disposiciones e instituciones penales de nuestra legislación”.

Entre ellas, se han mejorado sustancialmente la redacción y sentido funcional de los artículos vinculados con el delito de omisión impropia y con el error culturalmente condicionado; así como las consecuencias jurídicas del delito.

Las penas privativas de libertad temporales se elevan al mínimo genérico de su duración a 2 años; la denominación de la pena privativa de libertad de cadena perpetua se varía a pena privativa de libertad indeterminada, la cual tendrá un mínimo de duración de 35 años.

La medidas de seguridad de internación son modificadas para darles la posibilidad de ser sustituidas o reemplazadas por medidas de seguridad de tratamiento ambulatorio, además, se incluye una nueva clase de medida de seguridad a la que se designa como restrictiva de derechos y que contiene importantes opciones como la de impedir que se frecuente a la víctima.

Las consecuencias accesorias aplicables a las personas jurídicas adquieren, en el proyecto, autonomía sistemática al tratárseles en un título propio y como medidas aplicables a estos entes colectivos. Igualmente, se adiciona un artículo para establecer los criterios de fundamentación y determinación de las medidas que resulten aplicables al caso.

Por último, las medidas alternativas a la pena privativa de libertad de corta o mediana duración se estandarizan en su posibilidad aplicativa fijándose para todas ellas un límite común de 5 años. También se mejora sustancialmente la regulación de la sustitución de penas, agregándole como requisito el pronóstico favorable de conducta futura y causales especificas de revocación. Ahora bien, la conversión de penas subsiste como una medida subsidiaria y de utilización excepcional frente a las de suspensión de la ejecución de la pena o de reserva de fallo condenatorio.6

El derecho penal es cambiante según el paso de nuestra sociedad, por ello, hay preocupación en la comunidad jurídica en seguir adaptándose al sistema político que nuestra Constitución Política establece y a las evoluciones que presenta la política criminal, sin dejar de mencionar la dogmática penal, la criminología y la ciencia penitenciaria, quienes conforman también el gran campo que es el derecho penal.

Finalmente, debemos mencionar que no todas las figuras penales se encuentran insertas en el Código Penal, puesto que existen, diversas Leyes Penales Especiales, que regulan las variadas formar del quehacer criminoso y que son sancionadas en algunos casos de manera especial, como por ejemplo la Ley de los delitos Aduaneros (Ley N° 28008), Ley Penal Tributaria (Decreto Legislativo N° 813), la Ley de Lavados de Activos (Ley N° 27765 y sus modificaciones), etc.

Sin embargo, estas Leyes Penales Especiales, deben adaptarse a la moldura penal, tanto material como especial del Código Penal, para uniformar nuestra legislación penal y no tenerlas desperdigadas en las ya conocidas “leyes especiales”, aquellas conductas pasibles de sanción penal.

Esta adaptación conlleva a proponer cambios en el anteproyecto del Código Penal que se encuentra en proceso, considerando los novedosos sistemas de penas y las modernas tendencias en Política Criminal


DELITOS CONTRA LA VIDA, EL CUERPO Y LA SALUD
DELITOS CONTRA LA VIDA
Nuestra Constitución Política empieza protegiendo a la persona humana, tan igual de importante como la vida.7

Peña Cabrera Freyre (año 2007, pag. 43), refiere que, por ello, la posición – eminentemente humanista -, que caracteriza el texto punitivo, supone colocar en un primer rango de valoración, a aquellos injustos que atentan contra la vida humana. Según la exposición de motivos del Código Penal, sólo se selecciona, de las conductas socialmente dañosas, aquellas que se presentan como intolerables e igualmente los intereses sociales que aparezcan vitales para la colectividad, residiendo el carácter necesariamente fragmentario del derecho penal; procurando estructurar la parte especial para una sociedad pluralista, democrática y abierta. Muy lejos de dogmatismos morales y esquemas monolíticos, culturales y políticos.

El término “vida” proviene del latín vita; la ciencia la puede definir como aquella aptitud de poder dirigir los estímulos tanto físicos y psíquicos dentro de la comunidad.

Hay otros términos que definen el concepto “vida” que pasan hasta por lo religioso, sin embargo nos acogeremos a los términos más objetivos, para definir el comienzo y término de la vida humana.

Según nuestra Constitución Política la vida existe desde la concepción porque es sujeto de derecho en todo cuanto le favorece (Art. 2º acápite 1); la concepción también conocida como fecundación o fertilización, es la fusión de gametos para producir un nuevo organismo de la misma especie; por lo cual es punible todo acto que atente contra dicha concepción.

Existen diversas teorías sobre la definición del comienzo de la vida humana; Gastón Federico Blasi8, nos da unas pautas para conceptuar el comienzo de la vida humana; menciona en principio la teoría de la fecundación, también conocida como la teoría de la penetración del óvulo por el espermatozoide.

También encontramos  la Teoría de la Singamia,  igualmente conocida como la teoría de la unión de los pronúcleos del óvulo y el espermatozoide.  Luego que el espermatozoide ha penetrado el óvulo, aproximadamente entre las doce y dieciocho horas posteriores, se produce la fusión de los pronúcleos de las células femenina y masculina.

La Academia Nacional de Medicina de Buenos Aires ha afirmado que “la unión del pronúcleo femenino y masculino dan lugar a un nuevo ser con su individualidad cromosómica y con la carga genética de sus progenitores. Si no se interrumpe su evolución, llegará al nacimiento.

Asimismo, tenemos la Teoría de la Implantación, o teoría de la Anidación o Nidación, de acuerdo a la cual “recién cuando concluye la implantación anidación del embrión en el útero” se habla de la vida humana.

Que más allá de los términos, señalados encontramos la Teoría de la Formación del Sistema Nervioso Central, igualmente conocida como la teoría de la aparición de la línea primitiva o surco neural, es decir que “recién al decimoquinto día de la evolución embrionaria aparecen los rudimentos de lo que será la corteza cerebral, por lo que recién comienza la vida con la presentación de la llamada línea primitiva o surco neural.

El derecho penal define a la vida humana dependiente, cuando el ser viviente se encuentra dentro del vientre materno, esto es, no tiene autonomía propia de subsistencia. Asimismo llama vida humana independiente, cuando el ser viviente se encuentra fuera del claustro materno, cuando por sus propios medios tiene capacidad de supervivencia. Acerca de ambos conceptos se han desarrollado muchas cuestiones doctrinales, las cuales tienen su propio fundamento, como las ya revisadas, ejemplo; la teoría de la concepción, anidación e incluso de plazos (3 meses)9. En cuanto al comienzo de la vida humana independiente, surgen también cuestiones que plantean que el comienzo se da con el corte del cordón umbilical; otros afirman con la respiración pulmonar, entre otros; sin embargo lo importante es que el ser nazca con vida.

Bajo Fernández10 comenta: “La verdadera clave de éste diferente régimen se encuentra en la muy particular relación de dependencia en que la vida humana se encuentra durante el proceso de gestación y en el significado que el nacimiento ostenta, al final de dicho proceso, como paso de la vida albergada en el seno materno a la vida albergada en la sociedad”.

Por otro lado en cuanto al término de la vida, no hay discusión en admitir que una persona fallece cuando no tiene signos vitales de vida; el problema se plantea cuando una persona aún teniendo signos de vida, es incapaz de mantenerse con vida por sí mismo; ejemplo: está sujeto a un respirador artificial; en estos casos, existe la probabilidad de estar frente a una ocurrencia de muerte legal, que señala la Ley Nº 28189, concordante con el R.M. N° 202-2008-MINSA, que prescribe en su artículo 3°: El diagnóstico y certificación de la muerte de una persona se basa en el cese definitivo e irreversible de las funciones encefálicas de acuerdo a los protocolos que establezca el reglamento y bajo responsabilidad del médico que lo certifica”.


DELITOS DE HOMICIDIO
HOMICIDIO SIMPLE

Esta conducta en su Artículo 106º refiere: “El que mata a otro será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de veinte años”.
  1   2   3   4   5   6

similar:

Derecho general como base de la parte especial iconApunte General: Derecho Civil I – Parte General

Derecho general como base de la parte especial icon1. 1 Derecho penal parte general

Derecho general como base de la parte especial iconParte general del derecho civil y personas

Derecho general como base de la parte especial icon* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats

Derecho general como base de la parte especial iconEl palenquero es la única lengua criolla de base léxica española...

Derecho general como base de la parte especial iconPor medio de la cual se reconocen las enfermedades huérfanas como...

Derecho general como base de la parte especial iconLa conducta punible desde la óptica del derecho penal especial

Derecho general como base de la parte especial iconDerecho a la salud y especial proteccion de personas portadoras del vih/sida

Derecho general como base de la parte especial iconObjetivos: Reflexionar sobre el derecho a la salud como un derecho...

Derecho general como base de la parte especial iconE. Derecho Penal Mínimo, Derecho Penal de II y III velocidad, la...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com