La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento




descargar 101.09 Kb.
títuloLa buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento
página2/3
fecha de publicación20.01.2016
tamaño101.09 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   2   3

Almacenamiento y transmisión. La humanidad ha inventado mecanismos para almacenar y divulgar la ingente cantidad de información que posee (libros, bibliotecas, CD-ROM, Internet…). Gracias a ello, no es necesario que cada nuevo individuo empiece de cero y adquiera por propia experiencia todo el saber que la humanidad ha ido acumulando a lo largo de siglos. Este hecho es fundamental para garantizar el avance de las ciencias.


Veamos qué características posee el lenguaje humano para contribuir de manera tan eficaz al proceso del conocimiento y su relación con el pensamiento y la realidad.
2.1. CARACTERÍSTICAS DEL LENGUAJE
Aunque el resto de las especies animales domina estrategias, más o menos elaboradas y eficaces, para comunicarse, únicamente el ser humano posee un lenguaje que le permite transmitir hechos, no sólo presentes, sino pasados o futuros, reales o imaginarios…
Desde la lingüística (ciencia que estudia el lenguaje. Tiene un origen bastante reciente; se suele fechar en el siglo XIX, aunque, para algunos pensadores, no alcanzaría plenamente la categoría de ciencia hasta el siglo XX. La lingüística, además, se puede dividir en distintas ramas: gramática, sociolingüística, dialectología…), se considera el lenguaje la facultad humana de comunicarse mediante un sistema de signos. Esta facultad se manifestaría en la lengua concreta que emplea cada hablante y poseería estas características:


  • Es arbitraria o convencional. El dibujo de una puesta abierta es un signo que indica dónde se encuentra la salida. La palabra salida es también un signo que nos proporciona la misma información. Sin embargo, entre estos dos signos existe una diferencia: en el primer caso, se da una relación de semejanza entre el signo y lo que representa. En cambio, en el segundo, no hay relación lógica de parecido; es decir, no hay nada en la palabra salida que nos dé pistas de cuál puede ser su significado. Se trata de un signo convencional o arbitrario. Por eso, en lenguas distintas existen palabras diferentes para expresar el mismo concepto; por ejemplo, ext (en inglés), sortie (en francés), uscita (en italiano).

  • Es articulado y, por tanto, creativo. Una lengua es un sistema complejo; cualquiera que haya intentado aprender una lengua extranjera lo sabe. Sin embargo, en realidad, se compone de un reducido número de elementos. El castellano, por ejemplo, tiene 24 fonemas. Formamos mensajes a partir de lal combinación o articulación de estos pocos fonemas en estructuras más complejas como palabras u oraciones. Esta carácter articulado de la lengua garantiza su creatividad (podemos producir un número ilimitado de oraciones) y originalidad (estas oraciones pueden ser completamente nuevas, nunca antes oídas)



EL SIGNO LINGÜÍSTICO

Tradicionalmente, se descompone en varios planos:

  • Significante: realidad física que percibimos.

  • Significado: concepto o idea asociada a un significante.

  • Referente: realidad a la que remite el signo lingüístico.

GATO

Significado: animal doméstico de la familia de los felinos.

Significante: g/a/t/o/

Referente:






2.2. LENGUAJE, PENSAMIENTO Y REALIDAD
Cuando aprendemos una lengua extranjera, asociamos las ideas o conceptos que ya tenemos con nuevos significantes. Sin embargo, cuando en la infancia aprendemos a hablar, no sólo hemos de aprender a reconocer y pronunciar una sucesión de fonemas (significantes), sino que también hemos de construir y asociarle una idea o concepto (significado).
Para construir un concepto, por ejemplo, el de árbol, hemos de abstraer de la realidad lo que tienen en común todos los árboles que hemos visto (pinos, robles, plataneros, manzanos…) y prescindir de las diferencias superficiales (altura, forma del tronco y de las hojas, colores…). Mediante este proceso de abstracción, reducimos, ordenamos y clasificamos la multiplicidad de percepciones del entorno en conceptos universales, que contribuyen a nuestra comprensión de la realidad.
En este proceso de conceptualización de la realidad, además, estamos dotando al pensamiento de su materia prima. Los conceptos o imágenes mentales nos permiten reflexionar, anticipar, recordar, imaginar…, en definitiva, pensar.
La relación entre lenguaje, pensamiento y realidad es indiscutible. Como hemos visto, el signo lingüístico y las palabras se descomponen en tres planos, que se pueden asociar a cada uno de estos ámbitos:


  • Significante: sucesión de fonemas y, por tanto, perteneciente al ámbito lingüístico.

  • Significado: idea o concepto asociado a un significante y, en consecuencia, propio del ámbito del pensamiento.

  • Referente: objeto, cualidad, proceso… al que nos referimos y que, por consiguiente, pertenece al ámbito de la realidad.



EL RELATIVISMO LINGÜÍSTICO
Edgard Sapir (1884-1939) y Benjamín Lee Whorf (1897-1941), después de investigar diversas lenguas, llegaron a la conclusión de que no todas segmentan la realidad de la misma manera. Así, por ejemplo, la tribu de indios creek designa el color verde y el amarillo con la misma palabra, porque no distingue uno de otro. Por otra parte, los esquimales no poseen una sola palabra para referirse a la nieve, sino que disponen de tantas como estados y tipos de nieve distinguen en la realidad.

De casos como éstos, Sapir y Whorf dedujeron que nuestra lengua determina la forma de percibir la realidad y, por tanto, nuestra concepción del mundo, que será distinta de la de los hablantes de otra lengua. Esta teoría, que no ha podido ser demostrada, cuenta con adeptos y detractores. Entre los últimos están todos aquellos que se niegan a aceptar que haya insalvables diferencias culturales causada lingüísticamente.
Sin embargo, esta relación, por evidente que sea, suscita muchos interrogantes filosóficos: ¿es posible el pensamiento sin lenguaje?, ¿qué es anterior, el lenguaje o el pensamiento?, ¿una lengua concreta determina nuestra forma de pensar y, por tanto, cómo entendemos la realidad? Sobre estas cuestiones hay diversas y controvertidas teorías filosóficas. En el cuadro que hay al margen explicamos una de las que ha tenido mayor relevancia filosófica, el relativismo lingüístico.



TEORÍA INNATISTA DEL LENGUAJE
Para Noam Chomsky, tenemos una predisposición innata para el lenguaje, ya que todo ser humano, en condiciones normales, es capaz de aprender una lengua, en un período relativamente corto y a partir de escasos estímulos. Para Chomsky y sus seguidores, esta predisposición consiste en la posesión universal de mecanismos para crear oraciones correctas. Estos mecanismos constituyen una especie de gramática interiorizada, que explicaría por qué los hablantes somos capaces de crear oraciones gramaticalmente correctas y de valorar la corrección o gramaticalidad de oraciones que nunca hemos oído. Todo ello, incluso, sin haber estudiado gramática.

Las teoría lingüísticas de Chomsky han resultado atractivas para muchos pensadores; sin embargo, también han tenido detractores. Básicamente, se oponen a ella aquellos que se niegan a admitir la existencia de ningún tipo de capacidad innata. Para estos pensadores, el lenguaje se adquiere culturalmente por aprendizaje.


2.3. EL CONOCIMIENTO PROPOSICIONAL
En el primer apartado, hemos dado ejemplos del tipo de información que constituiría conocimiento teórico: descripciones (Esta mañana se han registrado temperaturas de 20 y 27 ºC), explicaciones (Las altas temperaturas se deben a la existencia de una capa de nubes bajas) y predicciones (Para mañana se esperan temperaturas similares, pues la concentración de nubes permanece inalterada). En los tres casos, se trata de proposiciones.
No todas las oraciones de una lengua constituyen proposiciones. Así, ninguna de estas oraciones puede considerarse una proposición: “¿Está mitificada la ciencia en nuestra sociedad?”, “¡Ojalá se descubra un remedio para la diabetes!”, “Hay que respetar a las personas mayores”. Una proposición es una oración declarativa que afirma o niega algo. Por tanto, oraciones como las anteriores no son proposiciones interrogan o prohíben, pero no afirman o niegan algo.
Existen dos tipos de proposiciones:


  • Proposiciones empíricas: afirman o niegan algo acerca del mundo. Tienen contenido empírico que se puede contrastar con la experiencia. Por ejemplo, “El Ebro pasa por Zaragoza” o “El tabaco produce cáncer”.

  • Proposiciones formales: no tienen contenido empírico. No dicen nada acerca del mundo, sino de las relaciones entre símbolos. Por ejemplo, “2+2=4” o “En el plano, la recta es la distancia más corta entre dos puntos”.


Tanto si son formales como empíricas, para que una proposición contribuya al conocimiento ha de ser verdadera y justificable. Por eso, como veremos en el siguiente apartado, la cuestión de la verdad está muy relacionada con el conocimiento.

ACTIVIDADES


4. Di cuáles de estas oraciones son proposiciones y de qué tipo son:

- Todos los estudiantes estudian más de dos horas diarias.

- La suma de los ángulos de un triángulo es de 180º.

- Si bebes, no conduzcas.

- Más de dos tercios de la población mundial viven en la pobreza.

- Ojalá los gobiernos hiciesen algo por erradicar la pobreza en el mundo.
5. Explica las características del lenguaje humano y de qué manera contribuye al conocimiento.
6. ofrece una interpretación personal de esta afirmación de Herder: “Pensamos con la lengua, en la lengua y, a menudo, según la lengua”. DISERTACIÓN OBLIGATORIA.
7. Lee este texto y explica con tus palabras qué teoría se defiende en él y con qué argumentos se sustenta.
“La obra de Noam Chomsky –que representa uno de los marcos generales más coherentes para el estudio del lenguaje hasta ahora formulados- llegó por primera vez al conocimiento del público general debido a que, dentro de ese marco, sostenía que los seres humanos poseían una disposición innata para el aprendizaje de ciertos tipos de lengua. Dicho de otro modo: las lenguas que existen efectivamente son aquellas que los niños están predispuestos a aprender. Esta tesis se apoya en otros dos hechos: primero, que las lenguas humanas presentan notables similitudes; segundo, que los niños siguen caminos notablemente similares en el aprendizaje de sus respectivas lenguas. Ambos hechos podrían explicarse suponiendo que los niños poseen un equipamiento innato que los habilita par aprender sólo ciertos tipos de lengua, y que la forma que adopta su desarrollo lingüístico está determinada genéticamente.”



3. VERDAD Y REALIDAD
La verdad, así como su relación con la realidad, sus tipos y formas de reconocerla, han constituido uno de los problemas fundamentales de la racionalidad teórica y, por tanto, de la filosofía.
Fíjate en los siguientes enunciados o proposiciones en los que se emplea la palabra verdad o algún derivado de ella: “Santi buscaba a su verdadera madre”, “Aquel collar era de perlas de verdad”, “Es verdad que 2+2 es 4”, “Es verdad que María y Juan fueron al cine”. Aunque hay parentesco entre todos estos usos del término verdad y sus derivados, el significado no es exactamente el mismo en todos ellos.
Consideramos que hay hechos y objetos que son verdaderos o auténticos (verdadera madre, perlas de verdad). Pero, también, consideramos que nuestras afirmaciones o proposiciones pueden ser ciertas o verdaderas.
En los dos últimos ejemplos (Es verdad que María y Juan fueron al cien, Es verdad que 2+2 son 4), la verdad se aplica a una oración y no a un hecho. Cuando decimos “Es verdad que María y Juan fueron al cien”, lo que estamos afirmando es que la oración “María y Juan fueron al cine” es verdadera. Por tanto, estamos hablando de cómo es la oración (verdadera o falsa) y no de cómo son los hechos. Por esta razón, vamos a distinguir dos tipos de verdad: verdad de hechos y verdad de proposiciones, y tendremos que analizar los criterios para reconocerla, pero también las deficiencias de estos criterios.


    1. VERDAD DE HECHOS


Cuando decimos: “Santi busca a su verdadera madre” o “Las perlas eran de verdad”, estamos utilizando este término como sinónimo de auténtico. Pero ¿esto significa que algunos objetos son auténticos y otros no? Para algunos filósofos, es preciso distinguir entre auténtica realidad: objetos y hechos del mundo tal cono son realmente (por ejemplo, cómo es realmente una amapola), y realidad aparente: forma como aparece o se manifiesta esta realidad (por ejemplo, roja para nosotros y violeta para las abejas).
La distinción entre realidad y apariencia ha sido objeto de una larga polémica en la historia de la filosofía. Sin embargo, ha predominado la concepción que considera que las apariencias son ocultaciones de la realidad. Las cosas no son como parecen (los objetos no empequeñecen cuando se alejan, el lápiz no se quiebra cuando se sumerge en agua…). Las apariencias nos engañan y ocultan la auténtica realidad, pues no nos dejan ver cómo son realmente las cosas.
Según esta concepción, la verdad se identifica con la realidad auténtica, en oposición a la realidad aparente; es decir, los hechos verdaderos son los hechos auténticos frente a los aparentes o engañosos. Por ello, se entiende la búsqueda de la verdad como un proceso de desvelamiento de lo auténtico, que, de otro modo, permanecería oculto por las apariencias.
3.1. VERDAD DE PROPOSICIONES
La verdad no sólo se atribuye a la realidad, sino, sobre todo, a las afirmaciones que hacemos acerca de ella. Así entendida, la verdad sería una propiedad que pueden tener nuestras proposiciones. Ahora bien, de la misma forma que diferenciamos dos tipos de proposiciones (empíricas y formales), distinguiremos, también, dos clases de verdad.
Verdad de las proposiciones empíricas
Respecto a la verdad de las proposiciones que afirmas algo de los hechos y acontecimientos del mundo, existen varias teorías:


  • La verdad como correspondencia. Considera que una proposición es verdadera cuando hay una adecuación entre lo que la proposición expresa y la realidad a la que se refiere. Por ejemplo, “María y Juan fueron al cien” es una proposición verdadera si María y Juan fueron al cine, y es falsa si no fueron. El primero que propuso esta teoría fue Aristóteles. Desde entonces, numerosos filósofos consideran que una proposición es verdadera cuando en la realidad sucede lo que ésta indica. Sin embargo, aunque esta teoría resulta muy intuitiva, no consigue determinar en qué consiste exactamente esta correspondencia entre el lenguaje y la realidad.

  • La verdad como coherencia. Considera que una proposición es verdadera si no entra en contradicción con el resto de las proposiciones aceptadas. Por ejemplo, la proposición “Si sigues hacia el horizonte, llegarás al fin del mundo” es falsa porque contradice numerosas proposiciones verdaderas (por ejemplo, “La Tierra es redonda”). El primer filósofo que la propuso fue Friedrich Hegel. Según Hegel, la verdad de una proposición no se determina por recurso a la realidad, sino al resto de las proposiciones de la teoría. Por tanto, la coherencia (no contradicción) de la nueva proposición con las que ya sabemos que son verdaderas indica que esta nueva también los es.
1   2   3

similar:

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento icon30 preguntas para no equivocarse en la aventura más importante de la vida
«amor hermoso». Porque el amor es hermoso. Los jóvenes, en el fondo, buscan siempre la belleza del amor, quieren que su amor sea...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento icon1. Presentación de la asignatura y sugerencias para el estudio
«La fe no es un refugio para gente pusilánime, sino que ensancha la vida. Hace descubrir una gran llamada, la vocación al amor, y...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconLa Sociedad Española de Enfermedad Celíaca se marca como objetivo...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconLa increíble variedad de vida sobre el planeta es producto de millones...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconEl término Ayurveda proviene del idioma sánscrito, antigua lengua...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconDebate sobre la clonación
«a menudo los conocimientos científicos más profundos son convertidos en medios de destrucción masiva». La clonación y buena parte...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento icon¿Cómo comenzó la vida? La hipótesis más aceptada entre los científicos...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconNuestra vida como seres vivientes es independiente de toda generación...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconLa bioética es la rama de la ética que se dedica a proveer los principios...

La buena vida es la vida inspirada en el amor y guiada por el conocimiento iconEl sobrepeso daña tu seguridad, tu vida social, tus relaciones afectivas,...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com