A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX




descargar 3.68 Mb.
títuloA la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX
página13/121
fecha de publicación26.10.2015
tamaño3.68 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   121

Resumiendo lo del colapso solar: La evidencia de que las explosiones de hidrógeno (la fusión termonuclear) son la causa de energía solar (luz solar) sería la presencia de una gran cantidad de radiación por neutrinos; pero tal evidencia no existe. En cambio, la evidencia de que el colapso solar (encogimiento gradual) es la causa, ha sido definitivamente demostrada. Los evolucionistas rechazan el colapso solar como la causa, (1) puesto que eso significaría que la edad de nuestro sol y de nuestro universo no podría ser de más unos pocos millones de años; (2) porque sus teorías cosmológicas estarían en error, y (3) porque la teoría del Big Bang sería eliminada.

¿Pero que no hay alguna evidencia que apoye la teoría del Big Bang? Los evolucionistas sólo pueden presentar DOS, y aquí están:

  1. LA RADIACION DE FONDO (BACKGROUND RADIATION), QUE NO ES EVIDENCIA DEL BIG BANG.

El hecho. Hay una tenue cantidad de radiación de calor por todo el espacio. Se le llama la Radiación de Fondo (Background Radiation), y puesto que emana uniformemente de todas direcciones, se cree que existe por todo el universo. Es una muy pequeña cantidad de “calor,” de hecho, sólo 2.730 K. sobre el cero absoluto. (Los 0o K equivalen a -270o C ó - 454o F).

La teoría. Se dice que La Radiación de Fondo (también llamada radiación de microondas), descubierta primeramente en 1965, es la única y mejor evidencia de que el Big Bang ocurrió, pues se asegura que son los residuos y últimos remanentes que quedaron tras la explosión del Big Bang.

Los científicos dijeron que la Radiación de Fondo probaría su teoría en cuatro maneras: (1) Porque vendría de una sóla fuente y dirección: El Big Bang. (2) Porque tendría la fuerza radiactiva correcta y acorde con la teoría matemática del Big Bang. (3) Porque emitiría el espectro apropiado. (4) Porque no sería una radiación uniforme.

Pero es fácil darse cuenta que si esta es la mejor evidencia que los teóricos pueden presentar para apoyar su especulación, seguramente que es muy débil.

1. Es omnidireccional. La radiación de fondo viene de todas direcciones en vez de una sola. La teoría del Big Bang necesita que viniera de una sola dirección (de donde el Big Bang ocurrió). Desde su descubrimiento, los científicos no han podido igualar su radiación direccional (su isotropía), con las predicciones del Big Bang. Su omnidireccionalidad nos indica de dónde viene la radiación de fondo: “La radiación de fondo” es realmente, una leve cantidad de calor emitido por las estrellas en todo el universo. ¿Qué no es de esperarse que las estrellas emitieran una leve cantidad de calor hacia el espacio?

2. La radiación de fondo no concuerda con la teoría, por ser demasiado débil. Debería de ser mucho más potente. *Fred Hoyle, un prominente astrofísico del siglo XX, dijo que debería ser mucho más fuerte.

3. A la radiacion de fondo le hace falta el debido espectro. No tiene la capacidad del “cuerpo negro” ideal (su capacidad de absorber totalmente la luz), lo que correspondería con los cálculos de Max Planck. O sea que esta radiación no corresponde con el teórico espectro del cuerpo negro de 2.7 K. que requiere la teoría del Big Bang.

4. Su espectro debería ser mucho más caliente de lo que es. El calor emanado por esta radiación, debería de tener una temperatura mucho más alta de la que tiene, o sea, que esta radiación debería de emitir un espectro de cuerpo negro de 100o K, lo que es mucho más del espectro real de 2.73o K que actualmente tiene.

5. La radiación de fondo es demasiado uniforme. La teoría necesita que sea mucho mas irregular y “con cúmulos” (o “fluctuaciones de densidad”) para que pudiera explicar cómo es que se pudieran formar estrellas a partir de la explosión del Big Bang. En años recientes, se han detectado algunas leves variaciones en su regularidad, pero esto todavía no es suficiente para apoyar la teoría. “Parece difícil de creer que, considerando que la materia visible es claramente acumulada y agrupada en todas las escalas, el gas intergaláctico sea invisible, uniforme y homogéneo.” (*G. de Vaucouleurs, “The Case for a Hierarchical Cosmology,” Science 167, p. 1203).

“El problema está en reconciliar la aparente uniformidad de la primera expansión, indicada por la regularidad en la radiación de fondo, con las estructuras de gran envergadura observadas (como las estrellas, planetas, etc.), pues una explosión cósmica perfectamente uniforme, habría producido sólo una nube de gas, cada vez mas delgada.” (*Peter Pocock and *Pat Daniels, Galaxies. 1988, pag. 117).

6. Todos los puntos mencionados arriba (omnidireccionalidad, muy leve cantidad de calor, superficie regular, con fluctuaciones en su fuerza radiactiva) es lo que esperaríamos del calor radiante de los múltiples billones de estrellas diseminadas por todo el universo. Sería comprensible esperar que todas esas estrellas emitieran una leve cantidad de calor radiante, uniforme y omnidireccional, y también sería de esperarse que ese calor radiante emitido por las estrellas, mostrara a tan grandes distancias, muy leves fluctuaciones. ¿Acaso no emiten hacia el espacio, cada una de ellas, calor y ocasionalmente gigantescas llamas luminosas? Si usted no cree que las estrellas emiten calor hacia el espacio, entonces usted no cree que es el sol el que lo mantiene cálido.

3. LA DESVIACION HACIA EL ROJO (THE REDSHIFT). QUE NO ES EVIDENCIA DEL BIG BANG O DE UN UNIVERSO EN CONSTANTE EXPANSION.

El hecho. La luz relativamente blanca, puede ser descompuesta por un prisma triangular de vidrio, en todos los colores del arco iris. Lo mismo se le puede hacer a la luz emitida por las estrellas, usando un espectrómetro. Unas bandas oscuras y verticales, marcan el espectro en varios puntos. Analizando estas bandas oscuras, se puede determinar el tipo de elementos que hay en cada estrella. El tipo espectral es una forma de clasificar a las estrellas, con base en su espectro, temperatura superficial, y masa. Un espectrograma es la fotografía del espectro de una estrella. La espectroscopia es el estudio de los espectros. El color ultravioleta está en uno de los extremo del espectro, y tiene una frecuencia más alta y una onda más corta que la luz azul visible. La luz infrarroja, está en el otro extremo del espectro visible (los astrónomos la llaman “roja”).

Toda estrella desvía la luz hacia el rojo en diferente grado (o sea que, el espectro entero de esa estrella está desplazado hacia el extremo rojo). Mientras más lejana esté una estrella o galaxia de nosotros, más desvía su luz. A esto se le llama desplazamiento hacia el rojo (ó Redshift en inglés).

La teoría. Los “Bigbangers” (como los llaman los científicos) teorizan que esta desviación hacia el rojo (Redshift) demuestra que el universo está en constante expansión, a partir del punto del Big Bang, y ellos basan su hipótesis en la teoría de que la velocidad es la única causa del desplazamiento hacia el rojo (Redshift). Esto significaría que si la luz esta viajando hacia nosotros, su longitud de onda es levemente comprimida o acortada, y esto ocasionaría que se desviara hacia el azul (con dirección al ultravioleta); pero si se está alejando de nosotros, la longitud de la onda se alargaría, con lo que se causaría una desviación de la luz hacia el rojo (Redshift), o sea, con dirección hacia el infrarrojo. “Este Redshift, observado en las líneas espectrales de galaxias distantes e interpretadas como un efecto Doppler (por la velocidad), es la clave a la cosmología.” (*Carl Sagan, Cosmos, pag. 252).

¿Que causa la desviación hacia el rojo (Redshift)? Es obvio que la distancia de la estrella tiene algo que ver con el Redshift. He aquí CUATRO explicaciones científicas para el REDSHIFT, cada una de las cuales es aceptada por varios científicos:

  • La Desviación hacia el rojo, por la velocidad (The Speed Redshift). También llamada La Teoría Doppler Del Redshift. Aquí, la desviación ocurriría si la estrella estuviera alejándose de nosotros. Los evolucionistas dicen que todas las estrellas se están alejando de nosotros, y que no hay otra causa para los Redshifts registrados. Pero hay otras tres posibilidades:

  • Los Redshifts gravitacionales: El efecto de la gravedad sobre los rayos de luz, les ocasionaría una pérdida de energía en el haz de la luz en movimiento. En 1915, *Albert Einstein predijo que la gravedad podría desviar la luz, ocasionándole una desviación hacia el rojo (Redshift), lo cual más tarde, se comprobó como cierto. Cuando la luz viaja hacia nosotros desde estrellas muy distantes, al pasar cerca de otras estrellas, su haz se desacelera levemente, ocasionando que su espectro se desvíe hacia el rojo. “Los conceptos de Einstein sobre la gravedad, le permitieron predecir que la luz emitida por una fuente con un campo gravitacional muy fuerte, sería desplazada hacia el rojo (La desviación de Einstein).” (*Isaac Asimov, Asimov’s New Guide in Science, 1984, pag. 50). Sin embargo con el fin de ponderar sus teorías del Big Bang y de un universo en expansión, los evolucionistas ignoran las desviaciones ocasionadas por la gravedad, el efecto Doppler de segundo orden, y por la pérdida de energía.

  • La Desviación Doppler de Segundo Orden (SECOND-ORDER DOPPLER SHIFT): Una fuente de luz moviéndose en ángulo recto con relación a un observador, siempre será desviada hacia el rojo (Redshifted). Esto ocurriría si el universo se estuviera moviendo lentamente en una gigantesca órbita alrededor de un centro. Ya sabemos que todos los cuerpos en el universo están orbitando y, a la misma vez, moviéndose en otra dirección con todo y su órbita. Pues bien, mucho de ese movimiento esta en ángulo recto con respecto a nosotros.

  • Desviación por pérdida de energía (Energy Loss Shift): Las ondas de luz por sí mismas, podrían perder energía al viajar a través de largas distancias. Esto explicaría muy convenientemente, el por qué las estrellas más lejanas a nosotros, tienen las desviaciones hacia el rojo (Redshifts) mas dramáticas. Por eso, también se le llama la desviación de luz cansada.

Los teóricos del Big Bang mantienen que la desviación por velocidad (Speed Redshift) es la UNICA causa para la desviación hacia el rojo (Redshift), ya que así, ellos pueden decir que el universo se sigue expandiendo como resultado del Big Bang.

Pero la evidencia revela que sostener la teoría de la desviación por velocidad, como la UNICA causa de la desviación hacia el rojo (Redshift), es un error:

1. Casi todas las estrellas y galaxias tienen desviación hacia el rojo. Este hecho está de acuerdo con las desviaciones por efecto gravitacional, por efecto Doppler de segundo orden, y por pérdida de energía; pero si sólo se acepta la teoría de la velocidad como causa de la desviación hacia el rojo, eso significaría que ¡prácticamente todo el universo se está alejando de nosotros y nuestro planeta! En una verdadera teoría de un universo en expansión, todo se estaría alejando de un punto central localizado en algún sitio, pero no de nuestro planeta. Si el Big Bang en realidad ocurrió, el universo estaría precipitándose hacia afuera del sitio donde ocurrió la explosión, y ¡no de nuestro planeta! Por ejemplo: Una bomba explota en el espacio, lanzando esquirlas por todos lados. Algunos pedazos volarían en dirección nuestra, mientras que los demás, viajarían en otras direcciones. Esta diferencia se puede medir. Algunos pedazos volarían hacia nosotros, otros, a un lado de nosotros, y otros alejándose de nosotros. Así, si hubiera ocurrido un Big Bang, podríamos localizar su origen midiendo las desviaciones hacia el rojo; pero, en cambio, sólo encontramos evidencias de que todo en el espacio ocasiona desviación hacia el rojo, o sea que todo supuestamente, se esta moviendo en dirección opuesta a nosotros. Este punto refuta ambas teorías, la del Big Bang y la de un universo en expansión.

2. Las estrellas y galaxias más cercanas son las que muestran menos desviación hacia el rojo, y además, algunas de las estrellas más cercanas, se están moviéndo hacia nosotros, y aún así, presentan desviación hacia el rojo. Mientras más tiene que viajar la luz estelar para llegar a nosotros, más serían desaceleradas por los dos tipos de desviación mencionados.

THE REDSHIFT—Aquí,en el texto original, se muestran ilustraciones de los cinco espectros; fotografías de objetos distantes en el universo tomadas con espectrómetro, ilustraciones que están de acuerdo con la teoría de la desviación por velocidad (Speed Theory Of Redshift). Arriba está un objeto estelar el cual, según la teoría de la velocidad, esta a 76 millones de millas de distancia y se está alejando de nosotros a una velocidad de 1,200 kilómetros por segundo. Se cree que la segunda esta a 1 billón de años luz de distancia y se está alejando de nosotros a 15,000 kilómetros por segundo. La tercera esta listada a 1.4 billones de años luz de distancia y 23,000 kilómetros por segundo. La cuarta se calcula a 2.5 billones de años luz y 39,000 kilómetros por segundo. El espectro de abajo se cree que esta a 3.96 billones de años luz de distancia y viajando a una velocidad de 61,000 kilómetros por segundo.

REDSHIFTS 28 y 38.

3. Hay evidencias de que los fotones (partículas de luz) sí se desaceleran, lo cual podría explicarse muy bien de acuerdo con las teorías de la desviación gravitacional y la desviación por pérdida de energía.

4. Los quasares refutan fuertemente la teoría de la velocidad como causa de la desviación hacia el rojo. Estos, son objetos celestes desconocidos, que muestran espectros con desviación extrema hacia el rojo. Pero si la teoría de la velocidad es aceptada como la causa de esas desviaciones, ellos estarían a unas imposiblemente grandes distancias de nosotros. ¡Algunos tienen desviaciones hacia el rojo de 200 a 300 por ciento! Esto equivaldría a distancias de hasta 12 billones de años luz y velocidades de alejamiento ¡excediendo un 90 por ciento la velocidad de la luz! Muchos astrónomos renunciaron a la teoría de la velocidad, cuando aprendieron esto. Y luego, vino el descubrimiento de quasares con desviación hacia el rojo, aún mayores: ¡300 a 400 por ciento! Finalmente, se encontraron tres quasares los cuales, según la teoría de la velocidad, se estarían moviendo a velocidades mayores que las de la luz. ¡Uno de ellos sería ocho veces más rápido que la velocidad de la luz! En un intento desesperado por salvar su teoría, los evolucionistas recalcularon el “Constante Hubble” que es la fórmula usada para calcular la velocidad de la luz; pero como no la pueden cambiar, ahora sí, ¡tienen un dilema en sus manos! Como escribió *Vincent A. Ettari, “Un aumento de 100 por ciento en la constante Hubble, disminuiría la edad estimada del universo en un 50 por ciento.” ¡Y ésto, los evolucionistas no lo pueden aceptar!

La luz tiene peso. Algunos sugieren que la luz y la gravedad no se pueden afectar mutuamente. Pero *Einstein tenía razón: La luz puede ser desviada por la gravedad porque tiene peso. Y porque la luz tiene peso, ¡puede ser desviada por la materia, y desplazada! Así, porque la luz pesa, las estrellas por donde pasa, la desvían levemente hacia el rojo. “Si en una balanza super sensible, uno de sus platillos se mantiene a oscuras, mientras que se deja que luz incida sobre el otro, la parte de la balanza iluminada, se va a mover discretamente, demostrando que la luz tiene peso. La presión de la luz sobre la superficie terrestre, se ha calculado en dos libras por milla cuadrada (90 kg por 2.6 km2).” (*Isaac Asimov, Asimov’s Book of Facts. 1979, pag. 330).
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   121

similar:

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconUnidad: El mundo en crisis durante la primera mitad del siglo XX

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconResumen Durante la primera mitad del siglo XVI y en la corte salernitana...

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconLa literatura de la segunda mitad del siglo XIX. El posromanticismo y el realismo

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconFue a partir de la segunda mitad del siglo XIX cuando los conocimientos de la

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconPauta de observación para power point y disertación sobre América...

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconLa literatura realista: la novela en la segunda mitad del s. XIX

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconDebido a un raro fenómeno, Egipto está soportando las nevadas más...

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconCreo que lo chido empieza por la mitad y lo más chido está ya como...

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconA finales del Siglo 16, en 1589, antes de la invención del Inodoro,...

A la memoria de George McCready Price, el escritor anti-evolucionista más poderoso de la primera mitad del siglo XX, y a Henry M. Morris, el creacionista de mayor influencia en la última mitad del siglo XX iconTeorías del desarrollo a principios del siglo XXI




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com