1 Einstein no sacaba buenas notas




descargar 1.04 Mb.
título1 Einstein no sacaba buenas notas
página14/30
fecha de publicación26.02.2016
tamaño1.04 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Ley > Documentos
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   30

14

Consejos prácticos para mejorar la concentración


Gonzalo sacaba unos cinco suspensos por evaluación. No daban con la tecla para motivarle a que estudiara. Le llevaron a un especialista que le diagnosticó un TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad). Le prescribieron una medicación que retrasó la madre y no empezó a tomar. Pese al diagnóstico, la atención era normal. El déficit lo tenía en la concentración. Las cosas le llamaban la atención, pero no era capaz de mantenerse atento más de un minutos o dos. Como la inmensa mayoría de los niños del primer mundo acostumbrados a un lenguaje muy visual y celérrimo. Empezó a hacer tres minutos de ejercicios diarios de concentración. Cada día subiendo el tiempo en que se mantenía concentrado. Al final volvió al especialista que le confirmó que la medicación — que no había llegado a tomar— estaba surgiendo efecto por- que estaba muy bien de atención y concentración. Es muy recurrente para profesionales de la psicología y la educación decir que un alumno presenta déficit de atención y concentración.

Hoy es tan frecuente que el diagnóstico no ha de ser nuestra preocupación. Al menos no tanto como saber el modo de evitarlo.

La concentración es, según la definió Webster: «la orientación de la atención», sobre algo.

Si mientras alguien lee, se le ocurre: ¡Qué hambre tengo!, ¿Qué comeré hoy?, ¿Dónde estará Fulanita?, ¿Qué pasará con aquel problema?, es evidente que no está concentrado.

La falta de concentración es uno de los principales motivos del escaso rendimiento de horas de estudio, o del tiempo pasado ante los libros abiertos.

La concentración está íntimamente relacionada con la buena lectura, con su velocidad y comprensión.

Es mayor la concentración cuanto más sentidos se activan al captar el mensaje de lo que se lee.

Por eso mejorará mucho la concentración si se siguen los consejos que veremos en el capítulo Leer mejor.

Por ahora, recordemos algunas sugerencias efectivas.

Consejos para concentrarse mejor


Ya que concentrarse es orientar la atención, es preciso aprender a evitar las distracciones internas y externas:

  • Preparándose antes de empezar a leer. Programando el tiempo a fin de no tener que interrumpirlo para hacer otras cosas.

  • Eligiendo un lugar adecuado.

  • Eliminando interrupciones. Colocándose lejos de teléfonos que puedan sonar, teniendo el material necesario al alcance de la mano, preparándose todo lo que sea necesario para no tener que levantarse en el tiempo previsto.

  • Eliminando distracciones acústicas. Procurando el mayor silencio posible, si el niño o adolescente es de las personas que necesitan silencio absoluto para concentrarse. Algunas personas creen que la música les ayuda a concentrarse. Si esto ocurre de verdad, es porque una determinada música puede ayudar a enmascarar otros ruidos del ambiente y ayudarnos de verdad a concentrarnos. Así ocurre igualmente por ejemplo con el sonido rítmico de una bomba de agua de un acuario. Cuyo ritmo puede ayudar a la concentración y ni siquiera llegar a oírse. O lo contrario, dependiendo de la persona. En cualquier caso, la música a gran volumen no ayuda, porque tiende a agotar los esfuerzos y la concentración.

  • Encontrando el momento adecuado. Si se tiene un hábito en el horario de hacer algo o estudiar, es más fácil que se haya habituado a condicionar los preparativos de ponerse a hacerlo, con la concentración, y le resulte más fácil hacerlo en ese momento particular del día.

  • Marcándose unos objetivos. Unos objetivos concretos y razonables de velocidad y tiempo ayudan a la concentración.

  • No retrasando las tareas. Haciéndolas ahora.

  • Evitando en lo posible inquietudes. En un momento de estrés, de asalto de problemas, de toma de decisiones complejas es más difícil concentrarse. Habrá que eliminar estas incertidumbres antes de pretender concentrarse o simplemente poner más empeño en la letra escrita que se lee y los anteriores consejos dados, para poner todos los medios posibles, conociendo la dificultad añadida que tiene en estas circunstancias la concentración.

  • Evitando la indisciplina. Algunas personas no se concentran porque nunca se han exigido a sí mismas. Les parece muy difícil empezar una tarea y mantenerse haciéndola hasta acabarla, si no les apetece en ese momento. Si así es, habrá que tomar estos consejos que estamos dando sobre la concentración como una buena oportunidad de llegar a mejorar también en la autodisciplina.

  • Desechando la actitud negativa. Es posible que no agrade el material que hay que leer o la tarea que hay que hacer. Conviene pensar en tal caso que la tarea ha de hacerse y solo uno puede hacerla. Y centrarse en los consejos anteriores.

  • Evitando la fatiga mental. Si se está muy cansado, será más difícil la concentración y habrá que elegir otro momento. Empeñarse en hacer algo cuando el cerebro no tiene fuerza por la hora que es, por ejemplo, resulta ilógico y nada práctico. Acostarse y dormir si es muy tarde, o tomarse una pausa de diez minutos, es mucho más efectivo.

  • Practicar y aumentar la capacidad de concentración. Si una persona necesita momentos de gran concentración, ha de practicar estos consejos dados en otros momentos de menor presión al principio, para coger el hábito de concentrarse. Nadie es capaz de concentrarse mucho durante un periodo de tiempo muy largo. Hay que empezar por eso por tiempos menores: 5 minutos, 10, 20.

Ejercicios para mejorar la concentración:


  1. Meirovitz y Jacobs nos proponen encontrar las 7 «N» de este texto. No todos las encuentran a la primera: LAS FICHAS INCLUIDAS EN ELTEXTO SON EL RESULTADO DE AÑOS DE ESTUDIO CIENTÍFICO COMBINADO CON LA EXPERIENCIA DE MUCHOS AÑOS.

  2. Cuenta el número de veces que aparece la letra “a” en el texto que sigue:

«ncunsnconscnasnlsanknsjknsanlkalkhuihauhuash-

duwbdbwhsbdiowbhdwhidobouhduiqwhduohwoi-

houqhduobubdhduohwoudbouqwbuohdouhoudhuo-

dbubuohduhudbudhudhuwhduwbdnwhubwduhu-

huwdbubdubdudbubdubwdubwuhuivhduhwduhudbu-

wbduiqhdiuhduqhudhwuqdhuhwubduwhsuhduhd-

uivbquwbqunoienoidosjiodsjiojsoijsoidjoisjoijdoijsoi-

joijdoisjoidjsijdoioijd.»

  1. Ahora cuenta las «c» y «e» del anterior texto.

  2. Recordar el dormitorio de un abuelo o un familiar, imaginarse en él, imaginar que se mira alrededor y describirlo con el máximo detalle posible.

  3. Cuenta de 0 a 32, de 4 en 4 (0, 4, 8...).

  4. Y ahora hazlo de 32 a 0 (32, 28, 24...).

  5. Con una pistola de agua o dispositivo semejante, escribir una palabra entera en una pared


1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   30

similar:

1 Einstein no sacaba buenas notas iconLa bomba atómica y Albert Einstein ¿Culpable o inocente?

1 Einstein no sacaba buenas notas iconTitus burckhardt
«física relativista» de Einstein; el «biologismo evolucionista» de Teilhard y la «psicología de las profundidades» de Jung

1 Einstein no sacaba buenas notas iconManual de buenas prácticas de manufactura

1 Einstein no sacaba buenas notas iconA informes y notas

1 Einstein no sacaba buenas notas iconSelección de notas

1 Einstein no sacaba buenas notas iconBuenas prácticas de manejo coloque aquí el logo de su empresa

1 Einstein no sacaba buenas notas iconAvances y Buenas Prácticas del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional

1 Einstein no sacaba buenas notas iconNotas para una definición de la modernidad

1 Einstein no sacaba buenas notas iconNotas sobre el estado ético de la tecnología génica

1 Einstein no sacaba buenas notas iconNotas a una instalación de carlos runcie tanaka1




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com