3. Literatura latina




descargar 3.08 Mb.
título3. Literatura latina
página1/131
fecha de publicación28.10.2015
tamaño3.08 Mb.
tipoLiteratura
b.se-todo.com > Ley > Literatura
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   131
COLECCION CONVIVIUM

MARIO MUNGE

INDICE:

CAPÍTULO 7 TEORIA: ESTÁTICA 317

CAPÍTULO 8 TEORÍA: DINÁMICA 372

PARTE III LA APLICACIÓN DE LAS IDEAS CIENTÍFICAS: DE LA EXPLICACIÓN A LA ACCIÓN 431

CAPÍTULO 10 PREDICCIÓN 487

CAPITULO 11 Verdad y Acción 535

Capitulo 12 OBSERVACIÓN 562

CAPÍTULO 13 MEDICIÓN CUANTIFICACIÓN 597

CAPITULO 14 EXPERIMENTO 643

CAPÍTULO 15 LA INFERENCIA CIENTíFICA 676

1. Historia del espíritu griego

por Wilhelm Nestie

2. Metafísica

por Emerich Coreth

3. Literatura latina

por Jean Bayet

. a la sintaxis estructural lA INVESTIGACION

5. ABC de la grafología

por J. Crépieux-Jamin 14)

6. Literatura griega. Contenido, problemas y

métodos

por José Alsina

7. Tragedia y política en Esquilo

por Carlos Miralles SU ESTRATEGIA Y SU FILOSOFIA

8. La investigación científica

por Mario Bunge

9. Historia de la filosofía

por Frederick Copleston Traduccion castellana de

10 Introduccion a la logica MANUEL SACIIISTAN

y al análisis formal

por Manuel Sacristán

11. Lógica de primer orden

por Jesús Mosterín

12. Los orígenes de la civilización anglosajona por Micaela Misiego

13. Teoría axiomática de conjuntos por Jesús Mosterín

14. Hipócrates y la nosología hipocrática por Eulalia Vintró

15. Salustio. Política e historiografía por José-Ignacio Ciruelo

16. Cálculo de las normas

por Migual Sánchez-Mazas EDITORIAL ARIEL

BARCELONA - CARACAS - MEXICO

AGRADECIMIENTOS

Este tratado es fruto de los cursos y seminarios sobre metodología y filosofía de la ciencia, destinados a estudiantes de filosofía y de ciencias y dictados por el autor en las Universidades de Buenos Aires, La Plata, Montevideo, Pennsylvania, Texas, Delaware y Freiburg i. Br. de 1957 a 1966. Las notas y borradores sucesivos fueron primero ensayados con dichos estudiantes y luego corregidos conforme a la experiencia recogida. Les estoy agradecido a todos esos estudiantes por haber actuado como grupo experimental, y particularmente a aquellos que me formularon pre guntas embarazosas.

También deseo agradecer a las siguientes personas observaciones y críticas, si bien ninguna de ellas vio el manuscrito completo: los Profesores Richard N. Adams (antropología, Texas), Haskell B. Curry (lógica, Ams terdam), Charles Hartshorne (metafísica, Texas), John P. Harrison (histo ria, Texas), R. Duncan Luce (psicología matemática, Pennsylvania), Mario

H. Otero (filosofía, Montevideo), Osvaldo A. Reig (zoología, Caracas), Víctor Sanz (historia, Montevideo), George Gaylord Simpson (zoología, Harvard), y Joseph H. Woodger (biología, Londres), el Dr. Carlos Bunge (química, Indiana), el Dr. James N. Hullett (filosofía, Dartmouth), Carlos Iraldi (psicoanálisis, Buenos Aires), Rubén Ramírez Mitchell (biología, Texas), Dr. Robert A. Schwartz (filosofía, Rockefeller), Guillermo Sarmiento

Sobrecubierta: Alberto Corazón .

(ecologia, Caracas) y mis ex-asistentes los Licenciados Julio C. Colacilli

6, edición: julio de 1979 de Muro (filosofía, Buenos Aires); Héctor Pozzi (ídern), Dra. Marta Santi de

Foschi (sociología, Stanford) y la Dra. Marta C. Bunge (matemáticas,

© 1969: Mario Bunge McGill)

Ç) 1969 y 1979 de la traducción castellana para España y América: . . .

Ariel, S. A., Tambor del Bruch. sin - Sant Joan Despí (Barcelona) Ha sido un alto privilegio el que los ilustrados directores de Ariel, S. A.,

encomendaran la traducción de este libro al Profesor Manuel Sacristán.

it 3 123 906 - 1979 No escapará al lector que el traductor ha debido superar la dificultad

84 344 1911 (( que presenta la pobreza de nuestro vocabulario filosófico, dificultad que

- no hubiera podido encarar siquiera de no poseer unu sólida versación y

Impreso en Espana rica experiencia.

1979. — 1. G. Seix y Barral Hnos., S. A. Dedico esta obra a mi mujer, Marta, quien me ha estimulado a escri

Av. J. Antonio, 134, Esplugues de Uobregat (Barcelona) birla y ha vigilado su gestación, criticándola sin merced.

M. BIJNGE

ÍNDICE

Un cuento para empezar . . . . 13

Cómo debe ósarse este libro . . . 15

PARTE 1 PLANTEAMIENTO E INSTRUMENTOS

CAPÍTULO 1. El planteamiento científico 19

1.1. Conocimiento: Ordinario y Científico 19

1.2. El Método Científico 24

1.3. La táctica científica 31

1.4. Las ramas de la ciencia 38

1.5. Objetivo y alcance de la ciencia 43

1.6. Pseudociencia 54

Bibliografía 63

CAPÍTULO 2. Concepto 64

2.1. Lenguajes científicos 65

2.2. Término y concepto 75

2;3. Extensión e intensión 84

2.4. División, ordenación y sistemática 94

2.5. De la sistemática preteorética a la teorética 102

2,6. Sistemática de conceptos 109

Bibliografía 116

CAPÍTULO . Dilucidación 118

3.1. Vaguedad y casos limítrofes 119

3.2. Precisión 129

10.1.

10.2.

10.3.

10.4.

10.5.

11.1.

11.2.

11.3,

Proyección .

Proyección estocástica

Proyección histórica

Potencia proyectiva

Dificultades y paradojas

Bibliografía

Verdad y acción

La regla tecnológica

La previsión tecnológica

Bibliografía

683

684

694

702

712

15.1.

15.2.

15.3.

15.4.

15.5.

15.6.

15.7.

Proyecto

Significación

Prueba de la contrastación

Inferei

Contrastacíón de proposiciones de observación

Contrastación de hipótesis

Confirmación y refutación

Una historia ejemplar: Torricelli .

Contrastación de teorías

Examen de teorías

Bibliografía

837

842

849

852

858

859

860

867

875

886

889

908

919

933

CAPÍTULO 12. Observación

Hecho

Observabilidad

Objetificación

Datos y evidencia

Funciones

Bibliografía

CAPÍTULO 13. Medición

Cuantificación numérica

Valor medio

Cómputo .

Escala y unidad

Técnicas .

Resultado .

Bibliografía

717

717

727

736

742

752

758

760

760

773

780

787

800

810

817

14.1. Cambio planificado

14.2. Control

819

819

82.4

CAPÍTULO 10. Predicción

CAPÍTULO 11. Acción

625

625

634

645

657

669

681

14.3.

14.4.

14.5.

14.6.

Funciones Bibliografía

CAPÍTULO 15. La inferencia científica

PARTE IV

LA CONTRASTACIÓN DE LAS IDEAS CIENTIFICAS:

DE LA OBSERVACIÓN A LA INFERENCIA

12,1.

12.2.

12.3.

12,4.

12.5.

13.1.

13.2.

13.3.

13.4.

13.5.

13.6.

CAPÍTULO 14. Experimento

UN CUENTO PARA EMPEZAR

Los cinco Sabios del Reino de *, de vuelta de una larga estancia en la República de °, se estaban quietos y temerosos ante su soberana la Reina: estaban informando a la Reina acerca de la Cosa Rara que existe en aquella república.

“Dinos, o sabio Prótos, ¿qué aspecto tiene la Cosa Rara?”, preguntó la Reina al sabio más anciano.

“La Cosa Rara a la que llaman Ciencia, oh Majestad, puede registrar y comprimir todos los hechos. En realidad, la Ciencia es un enorme Registro.” Así habló Prótos.

“ le corten la cabeza!”, gritó la Reina roja de ira. “ pode mos creer que la Cosa Rara es una máquina sin pensamiento, cuando hasta Nos tenemos ideas?” Tras de lo cual se dirigió a Deúteros, el más viejo de los sabios que quedaban.

“Dinos, oh sabio Deúteros, ¿qué aspecto tiene la Cosa Rara?”

“La Cosa Rara, Majestad, no es un registrador pasivo, sino un atareado molino de información: absorbe toneladas de datos en bruto y los elabora y presenta en orden. Mi decisión es que la Ciencia es un enorme Calcula dor.” Así habló Deúteros.

“ le corten la cabeza!”, gritó la Reina verde de ira. “dCómo pode mos creer que la Cosa Rara es un autómata si hasta Nos tenemos caprichos y flaquezas?” Tras de lo cual se dirigió a Trítos, el de media edad.

“Dinos, o sabio.Trítos, ¿qué aspecto tiene la Cosa Rara?”

“No hay tal Cosa Rara, Majestad. La ciencia es un Juego esotérico. Los que lo juegan establecen sus reglas, y las cambian de vez en cuando de un modo misterioso. Nadie sabe a qué juegan ni con qué fin. Admitamos, pues, que la Ciencia, como el lenguaje, es un Juego.” Así habló Trítos.

“ le corten la cabeza!”, gritó la Reina amarilla de ira. “ podemos creer que la Cosa Rara no se toma las cosas en serio, cuando hasta Nos somos capaces de hacerlo?”

Tras de lo cual se dirigió a Tétartos, sabio maduro.

“Dinos, oh sabio Tétartos, ¿qué aspecto tiene la Cosa Rara?”

“La Cosa Rara, oh Majestad, es un hombre que medita y ayuna. Tiene visiones, intenta probar que son erradas y no se enorgullece cuando no lo

14 UN CUENTO PARA EMPEZAR

consigue. Yo creo que la Ciencia —y reto a todos a que me refuten— es un Visionario Flagelante.” Así habló Tétartos.

“ le corten la cabeza!”, gritó la Reina roja de ira. “Este informe es más sutil que los otros, pero ¿cómo podemos creer que la Cosa Rara no se preocupa de justificación ni gratificación cuando hasta Nos pode mos hacerlo?”

Tras de lo cual se dirigió a Pentós, el joven sabio.

Pero Pentós, temiendo por su vida, había huido ya. Huyó sin parar durante días y noches, hasta que cruzó la frontera del Reino de * y llegó a mi oficina, en la que ha estado trabajando desde entonces. Pentós ha terminado de escribir su voluminoso Informe sobre la Cosa Rara, su Ana tomía, su Fisiología y su Comportamiento, que yo he traducido al inglés. Aún acosado por sus dolorosos recuerdos de las rudas costumbres vigentes en el Reino de “, Pentós desea permanecer en el anonimato. Teme, acaso con razón, que esta exposición de la Cosa Rara será poco gustada, puesto que la gente prefiere sencillos credos en blanco y negro en los que pueda creer con certeza. La impresión de Pentós sobre la Cosa Rara es, en efecto, mucho más complicada que los modelos del Registro, el Calculador, el Juego o el Visionario Flagelante, aunque reconoce su deuda para con sus cuatro desgraciados y difuntos colegas.

Todo eso explicará al lector por qué el quinto informe acerca de la Cosa Rara aparece con un título distinto y bajo otro nombre de autor. Esperemos que este expediente salve a Pentós de la ira de los celosos seguidores de credos sencillos (°).

(*) Nota añadida en pruebas. Los cuatro Sabios del Reino 0 siguen vivos. Prótos y Deúteros sobrevivieron porque el verdugo s encontró en ellos cabeza que cortar. Trítos, porque tras la ejecución consiguió que le creciera un nuevo cráneo por convención, Tétar tos, porque se inventó un cerebro nuevo en cuanto le refutaron el que tenía.

CÓMO DEBE USARSE ESTE LIBRO

Este tratado de metodología y filosofía de la ciencia se divide en cuatro partes. La Parte 1, Introducción, ofrece un primer conspecto del esquema de la ciencia (Capítulo 1) y algunos instrumentos lógicos y semánticos (capítulos 2 y 3) que se necesitarán más adelante. La exposición de la investigación científica propiamente dicha empieza en la Parte II, sobre Las Ideas Científicas. En el principio fue el Problema, tema estudiado en el Capítulo 4. Luego se considera el intento de solución a un problema científico, o sea, la hipótesis (Capítulo 5). A continuación se considera la hipótesis en cuanto se la supone reproducción de una estructura objetiva. esto es, la ley científica (Capítulo 6). La construcción y el reajuste de siste mas de hipótesis y leyes —o sea, de teorías— se examinan en los Capítu los 7 (subrayando el aspecto formal) y 8 (subrayando el aspecto de con tenido). Luego viene la Parte III, La Aplicación de las Ideas Científicas. El Capítulo 9 trata de la aplicación de las teorías a la explicación, y el Capítulo 10 de su aplicación a la predicción y a la retrodicción. El Capí tulo 11, sobre la acción racional, pertenece a la filosofía de la tecnología. Por último, la Parte IV, La contrastación de las Ideas Científicas, empieza estudiando la observación (Capítulo 12), y luego pasa a estudiar la medi ción (Capítulo 13) y el experimento (Capítulo 14). La Parte IV termina con el estudio del paso de las conclusiones obtenidas de los datos a las hipótesis y viceversa (Capítulo 15).

Un vistazo a las relaciones lógicas entre los capítulos puede ser de utilidad al lector para el uso del libro y para la comprensión de la filosofía de la ciencia que se propone en el mismo (vid, esquema en pág. sig.).

*Los párrafos entre asteriscos pueden omitirse en una primera lectura*. Lo que, en cambio, no debe omitirse son los problemas formulados al final de cada sección. La finalidad de éstos es triple: comprobar la compren Sión del texto por el lector, resquebrajar su fe en él y moverle a seguir pensando por sí mismo en el tema. Hay más de mil preguntas o dificul tades de este tipo. Cada conjunto de problemas ha sido ordenado a grandes rasgos por orden creciente de dificultad: los primeros de cada conjunto son corrientemente ejercicios, mientras que algunos de los últimos son ya

16 CÓMO DEBE USABSE ESTE LIBRO

problemas de investigación. Al distribuir esos problemas el director del estudio debe precisar y tener presente el conocimiento previo que requie ran en cada caso.

El planteamiento científico 2 Concepto

3 Dilucidación

Problema 4

Hipótesis 5

10 Predicción

Las discusiones con colegas teóricos de la ciencia o estudiosos de cues tiones metacientíficas se han evitado por lo común en el texto y se han remitido a los problemas. También las referencias bibliográficas se han rele gado a lós problemas y a las listas dadas al final de cada capítulo. Como consecuencia de ello, cada sección ofrece la posibilidad de una lectura seguida sin interrupciones.

El libro ha sido preparado tanto para lectura individual cuanto para usarlo en cursos de Método Científico y Filosofía de la Ciencia. Como el texto oscila constantemente entre un nivel de introducción y otro ya más elevado, puede adaptarse para usos bastante diversos. Por ejemplo, puede usarse como sustituto de lecciones “magistrales”, las cuales, realmente, parecen algo anacrónicas desde Gutenberg. Seguramente será más intere sante y fructífera una libre discusión del texto y de algunos problemas, así como de los resultados de una exploración de la bibliografía aconsejada.

Una última advertencia: todo libro que trate nuestro tema tiende a dirigir molestas exigencias a su lector, al que se pide que navegue cons tantemente entre la Escila de la ciencia y la Caribdis de la filosofía. El autor simpatiza con el navegante, pero no tiene mucho que ofrecerle para evitarle esa incomodidad; lo más que puede hacer es enunciar el siguiente truismo: el naufragio puede evitarse no navegando o adquiriendo por hábito la habilidad de navegar. Que el presente libro pueda ser un antídoto para los que se marean ante la mera idea de tener que aprender algo, y una modesta guía para los que desean contemplar más de cerca la Cosa Rara. Pero permítaseme recordar que no se pide a ningún guía que haga el camino por nosotros.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   131

similar:

3. Literatura latina iconLa literatura inglesa del siglo XX está prácticamente unificada con la literatura irlandesa

3. Literatura latina iconClase en que se puede organizer la literatura; tipo de literatura

3. Literatura latina iconDelincuencia juvenil en america latina

3. Literatura latina iconAmerica latina: desarrollo, capitalismo y democracia1

3. Literatura latina iconAsignatura: Las comunicaciones verbales en América Latina

3. Literatura latina iconDerechos económicos, sociales y culturales en América Latina

3. Literatura latina iconEl Desarrollo Económico de América Latina desde la independencia”

3. Literatura latina iconLa cruzada de los medios en América Latina”, de Denis de Moraes

3. Literatura latina iconª Reunión de la Red de Popularización de la Ciencia y la Tecnología...

3. Literatura latina iconPlan de Acción en Genética y Salud Pública en América Latina y el Caribe




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com