Y comercio




descargar 467.54 Kb.
títuloY comercio
página1/9
fecha de publicación11.03.2016
tamaño467.54 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Literatura > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9




MINISTERIO

DE INDUSTRIA, TURISMO

Y COMERCIO

SUBSECRETARÍA

Subdirección General de Estudios y Planes de Actuación



PAPEL INFORMATIVO Nº 8

LAS PLATAFORMAS TECNOLÓGICAS

(Enero 2006)


ÍNDICE

  1. Introducción 4

  2. Las Plataformas Tecnológicas 6

    1. Creación e implementación 8

    2. Participantes y estructura 9

    3. El papel de la Comisión Europea 10

    4. Situación actual 12

  3. Las plataformas tecnológicas españolas 12

  4. Las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas 13

ANEXO I: Relación de plataformas tecnológicas europeas 15

ANEXO II: Relación de plataformas tecnológicas españolas 44




Resumen:
El logro de los objetivos de la Unión Europea de crecimiento, mejora de la competitividad y sostenibilidad, depende de la investigación y avances tecnológicos a medio y largo plazo en un conjunto de sectores estratégicos. Las “plataformas tecnológicas” son el instrumento con el que la Unión Europea va a abordar el reto planteado.
Las plataformas tecnológicas juegan un papel fundamental en la estructuración del área de Investigación Europea al reunir a los diferentes agentes implicados en un campo para definir e implementar la Agenda Estratégica de Investigación. Sus propuestas han permitido que el diseño del VII Programa Marco para la Investigación se ajuste a las necesidades de la Industria.
En los casos en los que las agendas de investigación sean tan ambiciosas que requieran, para su implementación, la movilización de grandes inversiones públicas y privadas y una gran masa crítica de investigadores, se presenta en el VII Programa Marco un nuevo instrumento: Las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas (Joint Technology Initiatives).
Coincidiendo con la Presidencia Austriaca de la Unión Europea, los días 4 y 5 de mayo de 2006 se celebrará en Viena, la “Conferencia de Plataformas Tecnológicas Europeas”.





1. Introducción
En marzo del 2000 el Consejo de Europa celebrado en Lisboa llegó a un importante pero difícil compromiso: hacer de la economía europea la más dinámica y competitiva del mundo en tan sólo 10 años; este acuerdo se denominó la Estrategia de Lisboa.
De hecho, la estrategia de Lisboa constituye el programa de la UE para alcanzar el equilibrio entre el crecimiento económico, la competitividad y el empleo, por un lado, y la sostenibilidad social y medioambiental, por otro.
En este contexto, la actividad europea debe centrarse en el desarrollo de la productividad y el valor añadido de sus productos y servicios, es decir ha de tener una economía basada en el conocimiento.
La inversión en conocimiento es el mejor medio —si no el único— de que dispone la UE para estimular el crecimiento económico y crear más empleo de mejor calidad, garantizando a un tiempo los avances sociales y la sostenibilidad medioambiental.
En su calidad de impulsora de la producción y la explotación del conocimiento, la investigación constituye ante todo un eje para la ejecución de la estrategia de Lisboa.
El grupo de alto nivel sobre la estrategia de Lisboa, presidido por Wim Kok, reconoció el papel básico del conocimiento y recomendó que la UE hiciera de la realización de la sociedad de conocimiento su máxima prioridad. En sus propuestas para la revisión de la estrategia de Lisboa, la Comisión hizo especial hincapié en el conocimiento y la innovación como motores del crecimiento europeo y propuso una serie de medidas para intensificar los esfuerzos destinados a convertir el conocimiento en factor multiplicador del crecimiento. El Parlamento Europeo aprobó sin reservas este mismo mensaje en su Resolución de marzo de 2005 «Orientaciones para la política de apoyo a la investigación de la Unión», basada en el informe de la Sra. Locatelli.
La UE ha corroborado recientemente su objetivo de Lisboa al más alto nivel. En el Consejo Europeo de marzo de 2005, los Jefes de Estado y de Gobierno declararon su propósito de aumentar el potencial de crecimiento económico y reforzar la competitividad europea mediante la inversión en los ámbitos prioritarios del conocimiento, la innovación y el capital humano.
Cómo poner en marcha el «triángulo del conocimiento»
Para poseer una economía verdaderamente competitiva y basada en el conocimiento, Europa tiene que mejorar su capacidad para crear dicho conocimiento a través de la investigación, difundirlo por medio de la formación y aplicarlo gracias a la innovación.
En la actualidad la UE sólo destina un 1,96 % de su PIB a la investigación y el desarrollo (frente al 2,59 % de los EE. UU., el 3,12 % de Japón y el 2,9 % de Corea). La distancia que separa hoy día a los EE.UU. de la UE puede cifrarse en unos 130 mil millones de euros al año (atribuibles en un 80 % a la diferencia de gasto en investigación y desarrollo del sector privado).
En marzo de 2002 el Consejo Europeo de Barcelona estableció como objetivo el incremento del esfuerzo investigador europeo, hasta situarlo en un 3 % del PIB de la Unión (dos terceras partes de la inversión debería proceder del sector privado). El Consejo Europeo de marzo de 2005 acaba de corroborar este objetivo, cuya consecución exigirá un esfuerzo renovado por parte de la UE y sus Estados miembros, a fin de consolidar la financiación pública de la investigación y mejorar las «condiciones marco» para la inversión privada en I+D+i y el rápido aprovechamiento de descubrimientos e invenciones.
En este entorno de revisión y relanzamiento de la estrategia de Lisboa, la Comisión Europea ha anunciado su intención de presentar propuestas para la adopción de medidas en ámbitos como la introducción de incentivos fiscales para la investigación y la innovación, la reconsideración de la normativa en materia de ayudas estatales para estimular la investigación y la innovación, la mejora y adaptación de los regímenes de derechos de propiedad intelectual, facilitar las operaciones de capital de riesgo a escala europea y el refuerzo de los vínculos entre las universidades y la industria.
Simultáneamente, la Comisión Europea está situando la economía del conocimiento en el foco de atención de numerosos programas financieros de la UE.
En este contexto, las plataformas tecnológicas se vislumbran como el elemento que va a permitir la coordinación de todos los esfuerzos.
2. Las Plataformas Tecnológicas
Las plataformas tecnológicas representan un importante avance con el que abordar alguno de los principales retos económicos, tecnológicos o sociales a los que se enfrenta Europa.
Existe una necesidad urgente de definir las prioridades, calendarios y dotaciones económicas en un conjunto de campos de alta relevancia social, pues alcanzar los objetivos de crecimiento, competitividad y desarrollo sostenible establecidos por la UE depende de los avances tecnológicos en dichos campos a medio y largo plazo. Este es el objetivo fundamental de las plataformas tecnológicas, que uniendo a los diferentes agentes implicados en torno a una visión común del futuro del sector concreto de que se trate, tienen por objetivo la definición de una Agenda Estratégica de Investigación (SRA en inglés) y la movilización de la masa crítica que permita el esfuerzo de investigación e innovación.

Las plataformas tecnológicas europeas, pues, son agrupaciones de entidades interesadas en un sector concreto, lideradas por la industria, con el objetivo de definir una Agenda Estratégica de Investigación (siglas en inglés: SRA) sobre temas estratégicamente importantes y con una gran relevancia social, en los cuales lograr los objetivos europeos de crecimiento, competitividad y sostenibilidad depende de los avances tecnológicos y de investigación a medio y largo plazo. Las plataformas tecnológicas se basan en la definición de una Agenda Estratégica de Investigación y en la movilización de la masa crítica de investigación y de esfuerzo innovador necesarios.

Aunque la primera plataforma tecnológica se estableció en el sector de la aeronáutica en el año 2001, el concepto desde entonces ha evolucionado mucho.

Su importancia actual reside en que se van a constituir en el mecanismo de financiación que la Comisión Europea está poniendo en marcha de cara al Séptimo Programa Marco de I+D+i.


En el contexto de la estrategia diseñada en Lisboa y en el Consejo de Barcelona, las plataformas tecnológicas representan un cambio de enfoque muy importante, pues permiten a la industria tomar la iniciativa en esta área. El resultado dependerá de:


  • La capacidad de la industria para definir, a nivel europeo, una visión y unas necesidades comunes, y

  • La capacidad de toda la comunidad I+D+i para asumir este nuevo papel de la industria europea, incorporando el resultado de su visión en las estrategias de cada uno de sus miembros.


Los aspectos clave que conlleva el concepto de plataforma tecnológica son:


  • La Agenda Estratégica de Investigación es el documento básico en el que se plasma la estrategia a desarrollar.

  • Son lideradas por la Industria y con objetivos relacionados con el crecimiento y la competitividad.

  • Flexibilidad: no “un tamaño sirve para todos”.

  • Apertura y transparencia: reglas claras de participación.

  • Amplia implicación de diferentes entidades (industria, autoridades públicas, investigadores, sociedad civil, usuarios y consumidores, etc.).

  • Valor añadido comunitario: beneficios significativos para diversas políticas comunitarias (medio ambiente, transporte, energía, etc.) .

  • Implicación de las autoridades nacionales.

  • Enfoque operativo desde las fases iniciales.

  • La intensa investigación es una precursora de la comercialización futura.

  • Mercado potencial identificado para las tecnologías implicadas, cubriendo la cadena completa desde la investigación y el desarrollo tecnológico hasta la penetración futura a gran escala en el mercado.

  • Educación y formación; comunicación y difusión.


Por otra parte se debe señalar que las plataformas tecnológicas implican un conjunto de oportunidades y de riesgos:
Las oportunidades están relacionadas con:


  • Mejor orientación de los esfuerzos fragmentados en el área de I+D+i hacia la competitividad europea.

  • Mayor colaboración entre los participantes en I+D+i.

  • Mayor coordinación de las políticas y actividades europeas, nacionales y regionales de I+D+i.

  • Mayor implicación de los mercados europeos del capital en la financiación de actividades de I+D+i.


Los riesgos están relacionados con:


  • Apertura y transparencia: equilibrio entre de la necesaria participación de todas las partes implicadas y la eficiencia operativa necesaria para la implementación.

  • Implicación de las PYMES, las cuales representan la amplia mayoría de la estructura industrial europea.

  • Aspectos relacionados con la transferencia de tecnología y la propiedad intelectual: equilibrio entre difusión de resultados y rentabilidad de las inversiones.

  • Seguimiento y control: equilibrio entre un alto grado de libertad en la definición de las actividades de I+D+i con el necesario seguimiento y control de los logros alcanzados (a largo plazo).



2.1. Creación e implementación
La experiencia muestra que las plataformas tecnológicas siguen unas fases o estadios comunes desde el momento en que se inician las primeras reuniones con el objetivo de su creación hasta su pleno funcionamiento:


Fase 1: Creación de las plataformas tecnológicas: El primer paso para la creación de una plataforma tecnológica consiste en la reunión de todos los agentes claves del sector. Sin menoscabo del papel de liderazgo y dirección que corresponde a la industria, la función catalizadora de la Comisión es fundamental en estos primeros pasos de las plataformas tecnológicas.
Fruto de este primer estadio será un documento (“Vision Document”) en el que se plasmará la visión del sector en un horizonte de 10 o 20 años.


La apertura y transparencia son factores clave para el desarrollo exitoso de las plataformas tecnológicas. Los líderes de las mismas se comprometen a respetar un código de buenas prácticas en este sentido.
Los participantes en las plataformas crearán y harán públicas las reglas de participación, que han de ser claras y transparentes y asegurarán la transparencia total (página web, conferencias, informes, etc.).


Fase 2: Una vez constituidas las plataformas tecnológicas las principales actividades de las mismas se centrarán en la consecución de los siguientes objetivos:


  • Definición de la Agenda Estratégica de Investigación, donde se establecen las prioridades y necesidades de investigación, desarrollo y aplicación a medio y largo plazo para una tecnología determinada. Asociada a la Agenda se formulará una estrategia con vistas a alcanzar los objetivos marcados.

  • Puesta en marcha de los mecanismos de financiación, pública y privada, necesarias para la implementación de las estrategias de I+D+i definidas.

  • Identificación de las acciones que es necesario emprender, en los campos de educación y formación con vistas a mantener e incrementar una fuerza de trabajo altamente cualificada que permita, a medio y largo plazo, la aplicación de las nuevas tecnologías.

  • Establecimiento de un proceso de comunicación continua, con la meta de concienciar a la opinión y mejorar el diálogo sobre los esfuerzos realizados por la UE en el sector tecnológico correspondiente.





Fase 3: Implementación de las Agendas Estratégicas de Investigación
La mayoría de las agendas estratégicas de investigación podrán ser financiadas a través de los instrumentos ya existentes y que tendrán continuidad durante el VII Programa Marco.


Por tanto, el apoyo de la Comisión para la implementación de estas Agendas se realizará a través de convocatorias abiertas de proyectos de investigación (proyectos integrados, etc.).


En el VII Programa Marco se crea un nuevo mecanismo de apoyo específico: las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas que es comentado posteriormente.

2.2. Participantes y estructura

La industria ha de jugar un papel de liderazgo en la creación de cada plataforma y en su desarrollo. Sin embargo, para ser eficaces, las plataformas han de implicar a otros participantes.

Participantes habituales en las plataformas son:

  • Industria: grande, media y pequeña, implicando a toda la cadena de producción y suministro, incluyendo a los suministradores y usuarios de componentes y equipos. También participarán entidades relacionadas con la transferencia de tecnología y el desarrollo comercial de tecnologías.

  • Autoridades públicas: en su papel de creadores de políticas y como patrocinadores financieros de las mismas, así como de promotores y consumidores de tecnologías. Debido a su naturaleza estratégica, las plataformas tendrán un nivel europeo, sin embargo, los niveles local, nacional y regional también deben ser tenidos en cuenta. Algunas plataformas tecnológicas europeas han creado los denominados “Mirror Groups”, con el objetivo de coordinar las actividades y facilitar el diálogo entre las plataformas europeas y sus correspondientes a nivel nacional.

  • Institutos de investigación y comunidad académica (especialmente para fomentar la relación industria/universidad).

  • Comunidad financiera: bancos privados (incluyendo el BEI), el Fondo Europeo de Inversiones, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), incubadoras de empresas, etc.

  • Sociedad civil, incluyendo usuarios y consumidores: asegurando que las agendas de investigación incluyen a los consumidores futuros. En algunos casos, la participación de sindicatos puede considerarse.




Aunque cada Plataforma cuenta con una estructura diferente, la organización suele ser la siguiente:



2.3. El papel de la Comisión Europea
La Comisión ha dejado claro que las plataformas tecnológicas no son iniciativas organizadas, controladas o dirigidas por la Comisión.
La Comisión Europea entiende que no es ni propietaria, ni conductora, ni gestora de las plataformas. La Comisión no se reconoce como homologadora de las mismas ni les quiere conferir un carácter institucional ni se considera oficialmente atada a sus visiones. Sin embargo la Comisión quiere ser dinamizadora de una estrategia “bottom-up” actuando como agente facilitador y sólo guiando a las Plataformas en lo que sea necesario.
Como consecuencia de esta nueva estrategia la Comisión ha decidido que sea la propia industria europea la que lidere la creación de dichas plataformas, la que defina sus propios modelos organizativos y la que se preocupe de buscar los instrumentos de financiación más adecuados. Las plataformas tecnológicas deben entenderse por tanto como un reto para la propia industria: debe organizarse como crea conveniente con el objetivo fundamental de definir sus necesidades que desde las capacidades existentes o que se deban crear en materia de investigación y desarrollo tecnológico les permitan posicionarse convenientemente en un mercado futuro altamente competitivo y globalizado.
Como consecuencia de este grado de libertad y de las diferencias estructurales de las diferentes industrias europeas las plataformas tecnológicas han surgido y han evolucionado de maneras muy heterogéneas dando lugar a modelos organizativos distintos. En estos modelos, en casos particulares, las asociaciones industriales adquieren un papel clave para asegurar la máxima participación de la industria europea.
A cambio del reto lanzado a la industria europea, la Comisión se compromete a orientar sus políticas de I+D+i de manera que estén alineadas con esa visión industrial y con las necesidades y planes de implementación que la propia industria diseñe. Para ello la Comisión redactará sus Programas de apoyo a la I+D+i incorporando las agendas científico tecnológicas que la industria, mediante las plataformas tecnológicas que ella misma cree, sea capaz de definir. Los instrumentos de financiación serán por tanto los instrumentos ya existentes pero con objetivos orientados hacia actividades estratégicas definidas por la propia industria.
Obviamente la Comisión debe ser capaz de combinar la libertad otorgada a las Plataformas con la necesidad de que los objetivos de la misma sean efectivamente representativos de los de toda la industria europea que dicen representar y no sólo de un reducido grupo de grandes consorcios industriales. Este es el reto que las plataformas tecnológicas plantean a la Comisión y para abordarlo ya ha establecido requisitos básicos de apertura y transparencia (“Openness and Transparency”) que figuran en un Código de Buenas Prácticas que todas las Plataformas deben asumir y que se refiere a aspectos como: rotación de los miembros del Consejo Asesor, establecimiento de reuniones periódicas con todos los miembros, apertura a la participación de nuevos miembros y establecimiento de páginas web para la difusión de sus planteamientos.
Vemos pues, que Comisión Europea no es la “propietaria” de las plataformas ni dirige la forma en que éstas desarrollan sus actividades, sino que propicia el enfoque “abajo-arriba” liderado por la industria, para definir las necesidades de investigación a medio y largo plazo a través de:


  • Su participación activa como observadora en muchas plataformas.

  • Si es necesario actuará como guía.

  • Dotando de financiación comunitaria, limitada a entidades operacionales (ej. Secretariado), a algunas plataformas cuyos objetivos y actividades están estrechamente relacionados con las áreas temáticas del VI PM y futuro VII PM.

  • Manteniendo el papel de patrocinador a través de la financiación continuada, cuando sea apropiado, de proyectos de investigación en colaboración con otras áreas implicadas.


Aunque los servicios de la Comisión no están vinculados a las opiniones de las plataformas tecnológicas, coordinan sus actividades en este tema, siguiendo el desarrollo y utilizando sus resultados en los casos apropiados durante el desarrollo de la política de investigación.
2.4. Situación actual
Actualmente ya hay agentes económicos europeos en diversos ámbitos organizándose a iniciativa de la Comisión en plataformas tecnológicas, con el fin de posicionarse de forma ventajosa de cara al VII Programa Marco, ya que se prevé que una parte importante de los recursos financieros del mismo se destinen desde un principio a dichas iniciativas.

 

Las áreas de investigación en torno a las que se están formando las plataformas tecnológicas han sido escogidas teniendo en cuenta cuestiones fundamentales para el futuro de la competitividad europea, como son:


  • Nuevas tecnologías que puedan provocar cambios radicales en sus sectores, si son desarrolladas y aplicadas de forma apropiada y a tiempo (por ejemplo la investigación en células de combustible e hidrógeno, la nanoelectrónica, etc.).

  • Reconciliación de diferentes objetivos políticos respetando el desarrollo sostenible (por ejemplo, abastecimiento de agua y sanidad, genómica de plantas y biotecnología, etc.).

  • Nuevos bienes o servicios públicos de carácter tecnológico, con importantes barreras a la entrada y rentabilidad incierta pero alto potencial socio-económico (por ejemplo, comunicaciones móviles e inalámbricas, medicamentos innovadores, etc.).

  • Asegurar los necesarios descubrimientos tecnológicos para mantener alto el nivel de competitividad en sectores con una importancia económica estratégica para Europa (por ejemplo, el aeronáutico, sistemas embebidos, etc.).

  • Renovación o reestructuración de industrias tradicionales (por ejemplo, la del acero).


Hasta la fecha de hoy han sido creadas 28 plataformas tecnológicas europeas. En el ANEXO I figuran los datos principales de las mismas.


3. Las Plataformas Tecnológicas Españolas
Las plataformas tecnológicas españolas han surgido en algunos casos como nodos nacionales de las europeas, complementando a éstas, y en otros, como respuesta a un interés manifiesto de la industria española, sin existir equivalente europeo.
En las Conclusiones de la Conferencia “Plataformas tecnológicas europeas: Un camino hacia el futuro de la competitividad europea” patrocinada por FEDIT, se señala que “la implicación española en plataformas tecnológicas conlleva una serie de esfuerzos específicos, que deberían ser abordados”, y que se enumeran a continuación:


  • El pequeño número, en términos relativos, de grandes empresas españolas capaces de asumir un papel de liderazgo en la definición de una visión industrial a escala europea debe conducir a esfuerzos específicos por asegurar la participación de las mismas en los grupos de alto nivel de las plataformas y, sobre todo, a promocionar el liderazgo del resto de la industria española en sub-áreas industriales de su interés que se definan en las Agendas Estratégicas de Investigación.

  • Implementación real de los intereses industriales españoles definidos, bien a través de la participación en el diseño de las Agendas de Investigación Estratégicas Europeas, después de un análisis de los mismos, bien en el Plan Nacional Español de I+D+i.

  • Incremento estable de los mecanismos de financiación pública para apoyar las actividades de I+D+i lideradas por la industria, y derivadas de un análisis estratégico de los mismos (realizado a través de su participación en las plataformas tecnológicas europeas).

  • Definición de otros instrumentos financieros para atraer la inversión de capital privado español.

  • Apoyo específico en la definición de los mecanismos de transferencia tecnológica a implementar en las plataformas tecnológicas y en su utilización por parte de la industria española (principalmente PYMES).

  • Definición de sistemas de seguimiento y control adecuados para determinar la rentabilidad española de las plataformas tecnológicas (basado no solo en cuantificar la participación española en las actividades lanzadas, sino principalmente en los beneficios que esta participación supone para la industria española).

  • Equilibrio adecuado en el marco temporal, entre la correspondiente promoción de la participación de la industria española en las plataformas tecnológicas europeas y la necesaria preparación de la industria española para beneficiarse de esta participación.




En el ANEXO II figura la relación de las plataformas tecnológicas españolas.



4. Las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas
En los casos en los que las agendas de investigación sean tan ambiciosas que requieran, para su implementación, la movilización de grandes inversiones públicas y privadas y una gran masa crítica de investigadores, será precisa la creación de estructuras a gran escala que permitan establecer y coordinar los consorcios públicos-privados para llevar a cabo las agendas de investigación.
A través del artículo 1711 del Tratado de la Unión se podrán crear dichas estructuras, especialmente “joint undertakings” (empresa común).
A partir del examen de las plataformas y sus agendas estratégicas de investigación, se identificarán qué agendas se pueden implementar de esta forma.
Dichas agendas se incluirán en la propuesta del VII PM de la Comisión bajo el epígrafe: Iniciativas Tecnológicas Conjuntas (Joint Technology Initiatives), siendo necesaria la aprobación del Consejo y el Parlamento Europeo.

Las Iniciativas Tecnológicas Conjuntas necesitarán crear consorcios entre las entidades públicas y privadas implicadas y movilizar fuentes y mecanismos de financiación pública y privada, europea y nacional. Se podrán establecer entidades legales capaces de administrar los fondos destinados a cada Iniciativa Tecnológica Conjunta. Dichas entidades supervisarán la combinación y utilización de financiación pública y privada para implementar los programas de investigación indicados.
La participación activa de las PYME debe ser posibilitada y se deberán tomar medidas para asegurar una difusión amplia de los resultados a la industria.
Aspectos clave de la estructura financiera:


  • Los socios deberán demostrar su compromiso financiero. Referencia: 1/3 inversión pública, 2/3 inversión privada.

  • Fuentes de financiación, pública y privada, complementaria, a escala comunitaria (programa Marco, Fondos Estructurales) o no comunitaria (Eureka, Cost), o a escala regional o nacional.

  • Potencial para movilizar préstamos y otros instrumento financieros del BEI, EIF y bancos privados.

  • Se debe estudiar el tipo de asociación más apropiada, ya que ello repercutirá en la capacidad para optar a instrumentos financieros determinados, por ejemplo del BEI.

Bibliografía

  1. Conferencia “Las Plataformas Tecnológicas Europeas: Un camino hacia el futuro de la competitividad europea”. Madrid, 4 de marzo de 2005. Contribución al acto de clausura del Sr. José Montilla, Ministro de Industria Turismo y Comercio “Las plataformas Tecnológicas Europeas: un reto para la industria española”

  2. Conferencia “Las Plataformas Tecnológicas Europeas: Un camino hacia el futuro de la competitividad europea”: Informe Ejecutivo. Conclusiones. Madrid, marzo de 2005.

  3. España pone en marcha sus primeras plataformas tecnológicas. Perspectiva: Revista de Innovación Tecnológica. Núm. 25. Año 2005.

  4. Hacer frente al desafío. La estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo. Informe del grupo de alto nivel presidido por Wim Kok.

  5. Las plataformas tecnológicas. Íñigo Segura Díaz de Espada. El País. 16-noviembre-2005.

  6. “Ciencia y Tecnología, la clave del futuro de Europa – Directrices para una futura política europea de apoyo a la investigación”. COM(2004) 353 final. Bruselas, 16 de junio de 2004.

  7. Las Plataformas Tecnológicas. Dossier Informativo. Fundación para el conocimiento.

  8. Technology Platforms, from Definition to Implementation of a Common Research Agenda. EUR 21265.

  9. Construcción del Espacio Europeo de la Investigación al servicio del crecimiento. Bruselas, 6.4.2005. COM(2005) 118 final.

ANEXO I
Relación de Plataformas Tecnológicas Europeas


  1. The European Hydrogen and Fuel Cell Technology Platform (HFP)  

  1. ENIAC - European Nanoelectronics Initiative Advisory Council  

  1. NanoMedicine - Nanotechnologies for Medical Applications  

  1. Plants for the Future  

  1. Water Supply and Sanitation Technology Platform (WSSTP)  

  1. The European Technology Platform on Photovoltaics  

  1. Technology Platform on Sustainable Chemistry  

  1. Forest Based Sector Technology Platform   

  1. European Technology Platform for Global Animal Health (GAH) 

  1. ERTRAC European Road Transport Research Advisory Council  

  1. ERRAC European Rail Research Advisory Council  

  1. WATERBORNE Technology Platform (Supported by ACMARE Advisory Council).  

  1. The Mobile and Wireless Communications Technology Platform (eMobility)  

  1. Innovative Medicines for Europe  

  1. Embedded Systems (ARTEMIS)   

  1. ACARE - Advisory Council for Aeronautics Research in Europe 

  1. The European Space Technology Platform (ESTP)  

  1. ESTEP - The European Steel Technology Platform  

  1. The European Technology Platform for the Future of Textiles and Clothing (ETP-FTC) 

  1. MANUFUTURE - Platform on Future Manufacturing Technologies   

  1. The European Construction Technology Platform (ECTP)   

  1. EuMaT - European Technology Platform for Advanced Engineering Materials and Technologies  

  1. The European Technology Platform on Industrial Safety  

  1. The NEM Initiative - European Initiative on NETWORKED and ELECTRONIC MEDIA  

  1. Food European Technology Platform "Food for Life"  

  1. Networked European Software and Services Initiative (NESSI)  

  1. EUROP, the European Robotics Platform

  1. Photonics21 - The Photonics Technology Platform

  2. European Technology Platform SMARTGRIDS. Electricity Networks of the Future





1. The European Hydrogen and Fuel Cell Technology Platform (HFP)



Objetivo




Facilitar y acelerar el desarrollo y la utilización de sistemas energéticos y tecnologías de componentes basados en pilas de hidrógeno y combustible con un coste competitivo, para su aplicación en el transporte y la energía estacionaria y portátil.

Facilitar la coordinación eficiente de los programas e iniciativas de investigación y desarrollo europeos, nacionales, regionales y locales.

Asegurar la participación equilibrada y activa de los principales agentes (industria, comunidad científica, autoridades públicas, usuarios y sociedad civil) y ayudar a la concienciación de las oportunidades del mercado y los escenarios energéticos de las pilas de combustible e hidrógeno.

La plataforma y sus actividades contribuyen a una estrategia integrada para acelerar la creación de una economía sostenible del hidrógeno en Europa, concepto promocionado por la Comisión el 10 de Septiembre de 2003.










Página web: www.HFPeurope.org




 




Contactos




Nombre

Mr Alfons Westgeest

Teléfono

+32 2 774 96 52

e-mail

secretariat@HFPeurope.org







 




Contacto en España




Nombre

Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Miguel Manrique de Lara

e-mail

mmanrique@idae.es












CDTI

Joaquin Serrano Aguejas

jasa@cdti.es

2. ENIAC - European Nanoelectronics Initiative Advisory Council  



Objetivo




Incrementar la competitividad de la industria nanoelectrónica europea como un facilitador estratégico para la economía basada en el conocimiento, mediante el desarrollo el know-how de alta tecnología necesario para poder ofrecer soluciones propias en áreas de alto valor añadido y ser competitivos frente a EEUU y Asia.




 




Objetivos de la plataforma




Dominar la transición revolucionaria de micro a nanoelectrónica para:

Asegurar el liderazgo mundial en investigación

Reforzar la competitividad de la industria europea

Responder a las demandas futuras de la sociedad europea

Incrementar el empleo de alta cualificación

Hacer una Sociedad de la Información tecnológica y económicamente viable.




 




Página web: www.cordis.lu/ist/eniac




 




Contactos




Nombre

Mr Livio Baldi
STMicroelectronics

Teléfono

39-039-6035015

e-mail

livio.baldi@st.com







 




Contacto en España




Nombre

Centro Nacional de Microelectrónica (CNM)

Carles Cané

e-mail

cane@cnm.es







 





3. NanoMedicine - Nanotechnologies for Medical Applications  




Objetivo




Las nanomedicinas es un campo emergente y de rápido crecimiento con una gran fragmentación y falta de coordinación. La necesidad de una Plataforma Tecnológica ha sido identificada por agentes externos con el fin de:

Establecer una visión estratégica clara en esta área, identificar las áreas prioritarias de investigación, establecer una agenda estratégica de investigación, movilizar la inversión pública y privada, disminuir la fragmentación en la investigación nanomédica y reforzar la innovación en nanobiotecnologías para uso médico.




 




 




Página web: en preparación




 




Contactos




Nombre

Dr. Ottilia Saxl

e-mail

ottilia@nano.org.uk







 




Contacto en España




Nombre

Parque Científico de Barcelona, Universidad de Barcelona

Josep Samitier

Teléfono

93 403 44 75

e-mail

jsamitier@pcb.ub.es









4. Plants for the Future  




Objetivo




El objetivo principal de la plataforma es mejorar la explotación segura de la diversidad genética de las plantas para:

Producir productos alimenticios diversos de mejor calidad, saludables y a precios razonables, ofreciendo a los consumidores de dentro y fuera de Europa opciones reales para mejorar su calidad de vida.
Posibilitar la sostenibilidad medioambiental y agrícola, incluyendo biomateriales, bioenergía y recursos renovables.

Mejorar la competitividad de la agricultura, industria y silvicultura europeas.




 




 




Página web: www.PlantTP.com




 




Contactos




Nombre

Karin Metzlaff
EPSO

Teléfono

+32-9-331-3950

e-mail

plantTP@psb.ugent.be







 




  1   2   3   4   5   6   7   8   9

similar:

Y comercio iconComercio Exterior

Y comercio iconComercio e inversiones internacionales w&P

Y comercio iconEl Tratado de Libre Comercio

Y comercio iconRespuesta a Editorial de El Comercio

Y comercio iconDirección de Servicios al Comercio y a la Inversión

Y comercio iconMáster en comercio y finanzas internacionales

Y comercio iconCurso superior especialista en comercio internacional

Y comercio iconNo de reglamento de la ley de produccion y comercio de semillas

Y comercio iconII. marco de política en materia de comercio e inversiones 1 Introducción

Y comercio iconTesina de Master de Comercio y Finanzas Internacionales 2013-2014




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com