Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter




descargar 1.49 Mb.
títuloUna perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter
página8/69
fecha de publicación04.08.2016
tamaño1.49 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   69

DEFINICIONES TEÓRICAS

Cada una de las diferentes perspectivas teóricas define el desarrollo moral de manera diferente y procede de diferentes suposiciones. Las perspectivas psicoanalítica, de aprendizaje, cognoscitiva, humanística y teológica son discutidas en los capítulos respectivos de la obra Moral Development: Perspectives in Psychological and Christian Belief por Bonnidell Clouse. Aquí proveemos una breve reseña.



Teoría de Aprendizaje - (Comportamiento moral). "Ser moral es actuar de maneras que beneficie a la sociedad; ser inmoral es actuar de maneras que dañe a la sociedad” (p.168). La moralidad puede ser aprendida a través del condicionamiento clásico o instrumental y a través de la observación de otros (Clouse, 1993, capítulo 6).
Teoría Cognoscitiva - (Razonamiento moral). El desarrollo moral ocurre mediante del razonamiento y progreso a través de una serie de etapas. Este desarrollo ocurre dentro del individuo y corre paralelo al desarrollo intelectual (Clouse, 1993, capítulo 8).
Teoría Humanista - (Potencial moral). Cada ser humano nace con el potencial de desarrollar la moralidad que viene desde adentro del individuo y puede ser influenciada por factores ambientales. Siendo que cada individuo es un todo integrado, la moralidad no puede separarse de otras áreas en la vida de cada individuo (Clouse, 1993, capítulo 10).
Teoría Psicoanalítica - (Conflicto moral). Cada persona nace depravada, y para que ocurra el desarrollo moral, la persona tiene que superar el conflicto interno e internalizar las reglas y demandas de la sociedad. El tiempo óptimo para este desarrollo es cuando el individuo está entre las edades de dos y seis años, aunque el desarrollo moral puede ocurrir más tarde (Clouse, 1993, capítulo 4).


DIMENSIONES DEL CARÁCTER



El carácter tiene cinco dimensiones básicas, cada una de ellas importante para un entendimiento completo del carácter y de cómo se desarrolla: (1) moral y evaluativa, (2) de desarrollo, (3) motivacional, (4) social, y (5) espiritual. Vamos a examinar brevemente estas dimensiones para poder comprender más plenamente nuestra definición de carácter.

MORAL Y EVALUACIÓN


El carácter generalmente implica la evaluación del comportamiento, la rectitud y maldad de las acciones o pensamientos comparados con alguna norma de moralidad. Esto, por supuesto, implica la habilidad de pensar sobre asuntos morales y aplicar principios a la vida diaria. ¿Hasta qué punto vivimos de acuerdo a nuestros mejores impulsos?
"Dios requiere de usted que posea valor moral” (White, 2 Testimonies, p.130).
"Algunos hombres no tienen firmeza de carácter. . .Esta debilidad, indecisión e ineficiencia debe vencerse. Hay una indomabilidad acerca del verdadero carácter cristiano que no puede ser moldeado o subyugado por las circunstancias adversas. Los hombres deben tener columna vertebral moral, una integridad que no puede ser lisonjeada, sobornada o atemorizada” (White, 5 Testimonies, p.297).
"Carácter es el efecto total de las actitudes evaluadoras en la influencia social de su personalidad” (Ligon, pp.274-275).
"El carácter ha sido definido como "aquello que causa que una persona reaccione como lo hace en asuntos de elección moral. El buen carácter debe ser guiado por altos principios morales y no por la conveniencia o la comodidad personal” (Garrison, Kingsston, and Bernard, p.242).
"Quien se interesa en el carácter al más alto nivel --el de la conciencia y el apego a los principios morales-- debe preocuparse de las características personales que favorecen el desarrollo del carácter a este nivel.
"La primera de estas características es el entendimiento inteligente de los principios morales y la habilidad de aplicarlos a los problemas de la conducta diaria. La segunda, y más importante aún, es la convicción de que vale la pena sacrificarse por los principios morales--aún el sacrificio de la aceptación social y la popularidad.
"Solamente con estas características podrá poseer una persona un carácter estable; y sólo entonces puede comportarse con verdadera moralidad en las siempre cambiantes situaciones de la vida moderna. Esta persona será capaz de discriminar entre diferentes valores, y de desviarse de la situación reinante de la moral de la comunidad, cuando tal desviación es necesaria para la realización de principios morales más elevados. Sólo esta persona puede llegar a ser un líder moral” (Havighurst and Taba, p.189).
Josué 24:15: “... escogeos hoy a quién sirváis... Pero yo y mi casa serviremos a Jehová.” 

DE DESARROLLO
Peck y Havighurst, Piaget, Kohlberg y otros teóricos afirman que la moralidad se desarrolla a través de etapas bien definidas de crecimiento, aunque no todas las personas alcanzan los niveles más altos de desarrollo moral. Desde el punto de vista religioso, el carácter también se puede ver como de desarrollo, especialmente cuando se relaciona con el proceso de la santificación.
"Una definición del propósito de la educación moral como la estimulación del desarrollo natural es el área del juicio moral más claramente definida, donde pareciera haber considerable regularidad de secuencia y dirección en el desarrollo en varias culturas” (Kohlberg, 1969, p.252.).
"Central en la teoría de desarrollo moral de Kohlberg y a otras teorías de desarrollo cognoscitivo, es el concepto de la secuencia invariable de las etapas. Se mantiene que el desarrollo por etapas es irreversiblemente progresivo (pero que puede parar en cualquier etapa), sin regresiones en competencia, y sin brincar etapas” (Walker, 1982, p.1330).
"La formación del carácter es la obra de toda la vida, y es para la eternidad…. La cosecha de la vida es el carácter, y es lo que determina el destino, tanto para esta vida como para la venidera” (White, Conducción del Niño, p.148).
"La germinación de la semilla representa el comienzo de la vida espiritual, y el desarrollo de la planta es una figura del desarrollo del carácter. No puede haber vida sin crecimiento. La planta crece, o muere. Del mismo modo que su crecimiento es silencioso, imperceptible, pero continuo, así también el crecimiento del carácter. En cualquier etapa del desarrollo, nuestra vida puede ser perfecta; sin embargo, si se cumple el propósito de Dios para nosotros, habrá un progreso constante” (White, La Educación, p.105, 106).
Isaías 7:15-16: "En los primeros años de vida del niño, se comerá leche cuajada y miel. Pero antes de que el niño discierna entre el bien y el mal..” (Implicando que los niños, incluyendo Jesús, desarrollan la habilidad de escoger entre el bien y el mal).
Hebreos 5:11-14: "Tenemos mucho que decir sobre este asunto, pero es difícil explicarlo, porque ustedes son lentos para entender. Al cabo de tanto tiempo, ustedes ya debieran ser maestros; en cambio, necesitan que se les expliquen de nuevo las cosas más sencillas de las enseñanzas de Dios. Han vuelto a ser tan débiles que, en vez de comida sólida, tienen que tomar leche. . . La comida sólida es para los adultos, para los que ya saben juzgar, porque están acostumbrados a distinguir entre lo bueno y lo malo.” 

MOTIVACIONAL
Tanto del punto de vista secular como del religioso, el carácter (o la moralidad) de un individuo se puede definir con más precisión por las razones que están detrás de una acción particular que por la acción misma. Los motivos, o intentos, son cruciales en comprender una acción. Muchos teóricos enfatizan este punto y es central para el punto de vista religioso.
"No es nuevo el concepto de que el carácter debe definirse por las intenciones tanto como por la acción: "como el hombre piensa en su corazón, así es él.” En lo que tiene que ver con el carácter moral, la intención que cuenta es la intención de hacer bien o mal a otras personas” (Peck and Havisghurst, p. 2).
"Tanto en el sentido general como en los aspectos morales específicos, ellos (James McDougal and Freud), enfatizaron los elementos internos de la motivación y las intenciones como los principales determinantes del carácter” (Peck and Havighurst, p.1).
"Cada curso de acción tiene un doble carácter e importancia. Es virtuoso o malo, correcto o erróneo, de acuerdo con el motivo que lo impela” (White, Conducción el Niño, p.186).
"Es el motivo lo que da carácter a nuestros actos, marcándolos con ignominia o con alto valor moral. No son las cosas grandes que todo ojo ve y que toda lengua alaba lo que Dios tiene por más precioso. Los pequeños deberes cumplidos alegremente, los pequeños donativos dados sin ostentación, y que a los ojos humanos pueden parecer sin valor, se destacan con frecuencia más altamente a su vista” (White, El Deseado de Todas las Gentes, p.567).
Proverbios 21:2: "Al hombre le parece bien todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.”
1 Samuel 16:7: “. . . yo no escojo como los hombres lo hacen. Los hombres juzgan por la apariencia exterior, pero miro el corazón.” 

SOCIAL
Muchos autores seculares definen el nivel de desarrollo moral en términos del grado en que un individuo se conforma a las normas sociales de su grupo. El cristiano no puede aceptar este punto de vista porque el carácter debe ser un reflejo de la Ley de Dios y de la vida de Cristo. Estas normas para el desarrollo del carácter pueden estar en conflicto con las costumbres del grupo social. Sin embargo, siendo que el carácter se desarrolla dentro de un contexto social, y el carácter del individuo influye a otras personas, la dimensión social es importante para comprender el carácter. Mientras que es importante poder evaluar una situación desde el punto de vista moral, también es esencial poder tener la fortaleza interna y la integridad personal para actuar de acuerdo con las convicciones propias en una situación social. Proverbios 20:11 "Aun el muchacho es conocido por sus hechos, si su conducta fuere limpia y recta.”
"El carácter es la parte de la personalidad que está más sujeta a la aprobación social” (Havighurst and Taba, 1949, p.3).
"La moralidad viene de la palabra latina moralis; ésta significa "costumbres, maneras, o patrones de comportamiento que se conforman a las normas del grupo”…. Estos juicios llevan a la sociedad a declararlo como "moral" o "inmoral", dependiendo del grado de su conformidad” (Hurlock, 1967, p. 427).
Desde un punto de vista estrictamente antropológico y social, los juicios morales o inmorales dependen de las normas de la sociedad.
"Uno no puede ser moral hasta que reconoce las consecuencias sociales de las acciones de uno, y uno es moral hasta el grado en que uno controla su conducta tomando en cuenta las consecuencias” (Hurlock, 1967, p. 427).
"Sin embargo, el carácter, según lo definimos en CRP (Character Research Project), no tiene significado aparte de la acción, sentimiento, o pensamiento. . . Lo vigilamos mientras él se encuentra con su ambiente, y observamos la calidad de esa interacción” (Ligón, p.149).
Mateo 22:39: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”
2 Pedro 1:5-7: "Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.”
Referencia adicional: Levíticos 19:16-18.

ESPIRITUAL
Bajo el enfoque teológico del desarrollo moral, Clouse define moralidad como santidad. "La moralidad no puede ser separada de la virtud, y la virtud no puede ser separada de Dios” (p. 302). Esta definición incluye conflicto moral, comportamiento moral, razonamiento moral y potencial moral. Cada persona nace con capacidad para el bien y el mal y la que prevalece se determina por numerosos factores, incluyendo temperamento, modelo de los padres, maestros y compañeros, y castigos y reforzadores experimentados (Clouse, 1985, capítulo 6).

El punto de vista de los Adventistas del Séptimo Día (ASD) sobre el desarrollo del carácter es un resultado de un punto de vista del mundo que incluye la Gran Controversia entre Dios y Satanás. Satanás atacó el carácter de Dios, diciendo que sus demandas eran demasiado grandes. Jesús vino a esta tierra como hombre y demostró obediencia perfecta a los mandamientos de Dios, mostrando así la naturaleza falsa de las insinuaciones de Satanás. Jesús vindicó el carácter de Dios. Este es el blanco del desarrollo del carácter cristiano: demostrar al universo que el carácter de Dios puede ser reproducido en sus hijos. Esto es crucial para probar la justicia de Dios. Desde este punto de vista, la dimensión espiritual es central en el desarrollo del carácter.
Nuestra habilidad de confiar en Dios para que desarrolle su imagen en nosotros es crucial en el desarrollo del carácter, porque el carácter cristiano no puede ser desarrollado por nuestros propios esfuerzos. Sin embargo, el blanco de reproducir el carácter de Dios en la vida de cualquier ser humano es inalcanzable con el esfuerzo humano solamente. El carácter puede ser verdaderamente desarrollado solamente en un contexto espiritual, porque la dimensión espiritual afecta todas las otras dimensiones.

LECTURAS SUGERIDAS
Diccionarios y enciclopedias bajo "carácter" y "personalidad”
Clouse, Bonnidell. (1993). Teaching for moral growth.
Fowler, John M. The Concepts of Character Development in the Writings of Ellen G.
White, pp.74-98, 218-221.
Hersh, Richard H., Miller, John P. And Fielding, Glen D. (1980). Models of moral education, pp. 107.
Kuzma, Kay and Jan. (1979). Building character, pp. 22-69.
Lickona, Thomas J. (1991). Educating for character: How our schools can teach respect and responsibility. Versión en español: (1995). Educación del carácter.
White, Elena G. Índice. Busque bajo “carácter”.
CAPÍTULO CUATRO

CRITERIOS SOBRE EL CARÁCTER
¿Puede juzgarse el carácter? ¿Cuáles son los criterios? ¿Qué revelaciones sobre el carácter han sido dadas? ¿Cómo pueden los diez mandamientos revelar el carácter de Dios? ¿Cómo puede la vida de Cristo en la tierra proveer criterio para el desarrollo del carácter? ¿Cuáles criterios para el desarrollo del carácter son revelados por la naturaleza? ¿Cuál es el objetivo del desarrollo del carácter? ¿Por qué se le llama al carácter “el pasaporte al cielo?”
Este capítulo busca abordar algunas preguntas fundamentales relacionadas con el desarrollo del carácter. Primero, ¿es posible juzgar (evaluar) nuestro carácter o el de otros? A los maestros y padres se les pide regularmente que hagan evaluaciones. De hecho, la responsabilidad de ayudar a un niño o adolescente a desarrollar el carácter supone que alguien más (el padre o maestro) puede evaluar donde el niño necesita ayuda. Sin embargo, siempre es difícil e incierto evaluar las cualidades internas del carácter. Segundo, ¿Qué criterios se utilizan para evaluar el carácter? El punto de vista secular y el religioso tienen respuestas muy diferentes a esta pregunta. Tercero, ¿hay ejemplos de caracteres que provean una guía para el crecimiento del carácter? Otra vez, el punto de vista secular y el religioso consideran la respuesta de maneras muy diferentes. Y finalmente, ¿cuál es el objetivo del desarrollo del carácter?
Siendo que los puntos de vista secular y religioso proveen respuestas muy diferentes y, algunas veces, opuestas a estas preguntas, este capítulo está organizado alrededor de una comparación del punto de vista secular y el religioso del criterio para juzgar el carácter, revelaciones (modelos de carácter) y el objetivo del desarrollo del carácter.


1   ...   4   5   6   7   8   9   10   11   ...   69

similar:

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconPerspectivas del desarrollo humano perspectiva psicoanalítica

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconMaestría en Educación Desarrollo del Carácter

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconPrograma psicología del desarrollo

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconConcepto de psicología del desarrollo

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconPsicología del Desarrollo Breve introducción

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconEs una enfermedad al gluten de carácter permanente que provoca, en...

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconResumen En este texto presentamos el desarrollo de una herramienta...

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconTema 1: historia y conceptos de la psicología del desarrollo

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconUniversidad cristiana del sur

Una perspectiva cristiana sobre la psicología del desarrollo del carácter iconDentro de las corrientes teóricas del campo de la psicología el humanismo...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com