Respuestas de españA, portugal




descargar 0.6 Mb.
títuloRespuestas de españA, portugal
página7/17
fecha de publicación19.01.2016
tamaño0.6 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Literatura > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   17

El Conocimiento de uno Mismo y Krishnamurti

Nos visita una delegación de la Krishnamurti Foundation, entidad británica que tiene por finalidad difundir por el mundo el mensaje del conocido filósofo hindú, que nos visitara en 1935 y nos trajera su mensaje de renovación espiritual. Todos recordamos aquel acontecimiento tan importante, que desencadenó polémicas y controversias.

El pensamiento de Krishnamurti ha escapado ya de los límites de la India, y cuenta con innumerables adictos en Europa y América. El año pasado se inauguró en Brockwood, cerca de Londres, un centro educativo para adolescentes, similar a los que, en la India, imparten educación a miles de jóvenes de uno y otro sexo, bajo la orientación personal de Krishnamurti. Este filósofo sostiene que es el conocimiento propio del hombre donde se encuentra la llave para la revolución y cambio de las conflictivas circunstancias por las que atraviesa el mundo. Conociéndose a sí mismo, el hombre matará su actitud ante su prójimo y ante su vida, y su acción será libre y espontánea, y no condicionada por los sistemas de pensamiento y las religiones organizadas.

La delegación que nos visita ha organizado numerosos actos sobre la base de la exhibición de películas. Ayer miércoles, en Cine Universitario, calle Soriano 1226, a la hora 20, se proyectaron las conferencias pronunciadas por Krishnamurti en la Universidad de California sobre los temas “Inquiriendo” y “Libertad del Temor”. Mañana de tarde, en la Facultad de Ingeniería, los temas “Observándonos a nosotros mismos” y “Meditación”. El mismo viernes, de mañana, se proyectarán otros filmes en la Facultad de Humanidades.

Las personas que deseen obtener más información al respecto pueden hacerlo a través de los teléfonos 791767, 792056 y 223349, o dirigirse a los delegados Salvador Sendra y Márquez, en el Hotel Ermitage.
“El Día”, Montevideo 14/5/70

LAS FUNDACIONES KRISHNAMURTI
No obstante la renuencia de Krishnamurti en cuanto a crear organizaciones, llegó el momento en que hubo necesidad de establecer una institución sin fines de lucro y con carácter funcional para sustituir a Krishnamurti Writings, Inc.  originalmente creada por Krishnamurti y Rajagopal, pero que ahora estaba bajo el dominio enteramente del segundo- cuya disolución se había hecho imprescindible. Esta institución con sede en Londres, Inglaterra, es la Krishnamurti Foundation Trust Ltd., que inmediatamente se hizo cargo de todo el trabajo que generan las enseñanzas de K con la publicación de las pláticas y diálogos que él, ha venido pronunciando durante más de sesenta años en América, Europa y la India. Otra parte del trabajo que tenía que afrontar la nueva institución era la administración de las propiedades y la de los derechos de autor correspondientes a las obras de K ya que él no estuvo nunca dispuesto a figurar como dueño de las propiedades ni de los derechos de autor, prefiriendo que esto lo hiciese una organización dirigida por sus amigos.

Al principio se pensó, que esta institución sería la única Fundación en el mundo entero, y que ella a su vez establecería comités en cualquier continente. Sin embargo, pronto se comprendió que era necesario crear otras fundaciones con jurisdicción sobre determinados territorios. Esto dio origen a 1a creación primero de la Krishnamurti Foundation India y de la Krishnamurti Foundation of America después. Posteriormente se reunieron con K en Suiza sus amigos Enrique Biascoechea, Juan A. Parías y Salvador Sendra, que sugirieron a K la necesidad de establecer la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana, señalándole que hay 19 países de habla hispana en América más España en Europa, cuya población en su mayoría desconocen el inglés, y que por ello la Fundación Hispanoamericana podía atender con mayor eficiencia y prontitud todos los asuntos relacionados con esa zona que comprende aproximadamente a unos 300 millones de habitantes.

Deseamos dejar constancia aquí de que Brasil había creado desde el año 1935 la Institución Cultural Krishnamurti, que tenía a su cargo la traducción al portugués y la subsiguiente publicación en ese idioma de las pláticas y diálogos de K. Dicha institución se desenvolvía muy bien bajo la dirección del entrañable amigo Sr. Milcíades Pereira da Silva y de un grupo de sus amigos brasileros.

K escuchó atentamente a la representación de Hispano América y España y finalmente ofreció su apoyo y respaldo para la creación de la F.K.H. Después de varias reuniones en Saanen, los tres amigos, Biascoechea, Farras y Sendra, se trasladaron a Londres. Allí, en presencia de los amigos que integraban la Krishnamurti Foundation Trust Ltd. de Londres, se trató ampliamente el asunto, y gracias a la magnifica acogida que nuestra petición tuvo de parte de K, allí se aprobó la creación de la cuarta fundación: la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana.

Quien conozca la obra que han desempeñado la Krishnamurti Foundation Trust Ltd., de Londres, la Krishnamurti Foundation India y la Krishnamurti Foundation of America con sede en Ojai, California, convendrá que las tres instituciones han realizado eficientemente su labor difundiendo las enseñanzas de K en inglés, no solamente con la publicación de las obras de K sino también mediante la producción de videos, películas, etc. También ha sido muy notable su contribución al mantenimiento de las escuelas que ellas patrocinan en Inglaterra, la India y Estados Unidos de América. Por su parte, la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana hasta ahora ha concentrado su mayor esfuerzo y energía a la traducción al español y a la publicación en ese idioma de todas las obras de K publicadas en inglés durante los últimos 10 ó 12 años. Ultimamente ha iniciado también la labor de ponerle rótulos en español a distintos videos que contienen pláticas de K También ha patrocinado la creación de centros de información en distintos países de habla hispana.

Desgraciadamente, y debido a la ausencia de los recursos humanos y económicos que ello requiere, no ha cristalizado el propósito de establecer una escuela Krishnamurti en un país de habla hispana. Sin embargo, tenemos conocimiento de varios esfuerzos e intentos que en ese sentido se han realizado por amigos de K en Puerto Rico, Argentina y México. La posteridad dirá finalmente si en Latinoamérica o España surge alguna escuela Krishnamurti donde los niños puedan florecer dentro del ambiente y la educación que patrocina K que les permite desarrollarse como seres humanos íntegros.

FUNDACION KRISHNAMURTI HISPANOAMERICANA
Desde la década de los 40, en Puerto Rico se inició una serie de pláticas por radio en relación con las enseñanzas de K porque contábamos con la entusiasta colaboración que nos ofreció el locutor Sr. Rafael Quiñones Vidal, un buen amigo que durante muchos años se ha dedicado con seriedad y profundidad al estudio de las enseñanzas de K.

Como el amigo Quiñones Vidal era una persona muy conocida en el campo de la radio y su programa disponía de una gran cantidad de radioescuchas, desde esa época ya las enseñanzas de K tenían una amplia difusión en Puerto Rico. Después del programa de Quiñones Vidal, el director de otra estación de radio con quien nos unía una buena amistad, nos cedió un espacio de 15 minutos a la semana para divulgar las enseñanzas de K En este programa participaron varios profesores de la Universidad de Puerto Rico en Río Piedras que eran compañeros de Clara.

Debido a que en Puerto Rico vivían varias personas muy allegadas en el orden personal a K, y que estaban verdaderamente interesadas en sus enseñanzas,  como lo demuestran los programas radiales a que se hace mención anteriormente- puede decirse que Costa Rica y Puerto Rico son los dos países de habla hispana donde más pronto se difundieron dichas enseñanzas, tanto a nivel universitario como a nivel popular. También estaba la labor realizada en Puerto Rico por varios de los amigos de K que asumieron voluntariamente la tarea de traducir y publicar en Puerto Rico el Boletín de La Estrella y luego publicar en España la obra El Amigo Inmortal. Esto dio origen a la creación de organizaciones como la Editorial Krishnamurti y posteriormente de Ediciones Krishnamurti.

La Fundación Krishnamurti Hispanoamericana quedó constituida en el año 1970 y figuran como constituyentes los esposos Isabel y Enrique Biascoechea, los esposos Clara y Salvador Sendra, Miguel Angel Quiñones y Félix Márquez.

Cuando se estableció la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana quedó disuelta Ediciones Krishnamurti y ésta última pasó todo su capital a dicha Fundación. De un comienzo de unos $ 8.000 dólares que se habían reunido al principio por concepto de donativos, se le pasaron a la F.K.H. cerca de $ 50.000 dólares entre efectivo, libros en existencia y cuentas por cobrar.

Los integrantes de Ediciones Krishnamurti pasaron a formar parte de la Junta de Síndicos de la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana.

Los nombramientos para los cargos de Presidente y Secretario los hizo el propio K.

Por lo tanto, la primer Junta de Síndicos de la F.K.H. quedó constituida como sigue:

Juan A. Farías- Presidente

Salvador Sendra- Secretario

Félix Márquez- Tesorero

Enrique Biascoechea y Miguel A. Quiñones...
Esta Junta de Síndicos estuvo en funciones poco más de un año, pero transcurrido ese tiempo se produjeron las renuncias tanto de Farías como de Sendra. Al renunciar Farías a la presidencia, la Junta de Síndicos nombró interinamente como Presidente a don Enrique Biascoechea, persona que gozaba de toda la confianza de K.

Al producirse mi renuncia (en noviembre 4 de 1971), don Enrique, en representación de todos los miembros de la Junta de Síndicos de la Fundación, me escribió una carta cuyo texto dice así:
Sr. Salvador Sendra

Apartado 20342

Río Piedras, P.R.
Muy estimado amigo:
Recibimos su carta del 4 de noviembre pasado, dirigida a los Síndicos de la Fundación, en la cual nos presentaba su dimisión como Secretario y Síndico de la misma.

En la reunión del día 26 de Noviembre pasado la Junta consideró su renuncia y acordó por unanimidad la siguiente resolución:

“Los Síndicos de la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana sienten profundamente verse obligados a aceptar la renuncia del Sr. Salvador Sendra. Al mismo tiempo desean hacer constar su sincero reconocimiento por la labor que él ha realizado en pro del mensaje de Krishnamurti por más de 40 años. Éste sentimiento provocado por la renuncia del Sr. Salvador Sendra queda en parte mitigado por la oferta que él ha hecho de seguir prestando su colaboración, cuando así se le solicite, en todo aquello que le sea posible”.

Al mismo tiempo que le transmito los sentimientos de simpatía de toda la Junta, aprovecho la ocasión para reiterarle mi sincero aprecio y afecto personal.

Muy cordialmente

FUNDACION KRISHNAMURTI

HISPANOAMERICANA
ENRIQUE BIASCOECHEA

Presidente Interino
Días después don Enrique  que también vivía en Morcelo, a unos pasos de mi casa- vino a verme e insistió que éste su amigo, aceptase ocupar el cargo de Presidente de la F K H para salir de la crisis que se había suscitado con la renuncia de dos de sus Síndicos.

Me resultó imposible aceptar la proposición de don Enrique, entre otras razones, porque mi función de editor me exigía viajar frecuentemente por América y España. No obstante, le prometí continuar prestándole toda mi colaboración a la F.K.H. Me parece oportuno expresar que mi trabajo de muchos años divulgando las enseñanzas de K y las obras de Teosofía, nunca estuvo motivado por cargo alguno. Ambos mensajes eran algo que había calado hondamente en mi conciencia y no necesitaba sostenerse a base de cargos.

Para el cargo de Secretario se designó al amigo Rafael Quiñones Vidal, que lo desempeñó hasta mediados del año 1973. El 1º de enero de 1974, la Junta de Síndicos de la F.K.H. nombró a mi buen amigo Armando Riesco Puyol como Secretario de la misma. El amigo Riesco se dedicó completamente a su trabajo y durante más de once años hizo una valiosa contribución en todo lo relacionado con la secretaría de la F.K.H. El renunció a su cargo en el mes de mayo de 1985.

Don Enrique Biascoechea que hacía meses se sentía bastante enfermo, recomendó a la Junta y ésta así lo aprobó, nombrar al Dr. Isidoro Alfonso Colón como Presidente de la F.K.H. Don Enrique murió en el mes de noviembre de 1974. El Dr. Colón continúa desempeñando la presidencia de la F.K.H. con la colaboración directa de la Dra. Engracia Cerezo viuda de Ponce y varios amigos más.

La F.K.H. ha dedicado todas sus energías a la traducción al español y a la publicación en este idioma de las obras de K publicadas en inglés en los últimos 12 años y además ha ampliado considerablemente la difusión de las enseñanzas, pues en la actualidad está editando en España, México y la Argentina. La traducción de las obras de Krishnamurti del inglés al español, desde el año 1974 ha estado a cargo de mi amigo Armando Clavier, residente de Buenos Aires y que durante años trabajó como artista en el teatro y en la Televisión. Desde entonces él se ha dedicado totalmente a este trabajo y lo ha estado desempeñando muy eficientemente.

Recientemente la F.K.H. ha comenzado a añadirle rótulos en español a algunos videos que contienen pláticas de K en inglés. Este método es muy ventajoso, pues permite retener la voz del propio K con el énfasis y la profundidad que transmiten sus palabras.

Con respecto al problema de los recursos económicos, me parece bien llamar la atención respecto a hechos que generalmente se pasan por alto cuando uno compara la labor realizada por la F K H., con las de otras Fundaciones. Por ejemplo, a la Krishnamurti Foundation India le ha sido posible establecer primero y mantener después varias escuelas en la India, debido principalmente al bajo costo de la vida que allí impera, cuando se le compara con el de los países de Occidente. En cuanto a la Krishnamurti Foundation Trust Ltd. de Londres se refiere, podemos señalar como un hecho que durante muchos años, unas cuantas personas que han estado asistiendo a las pláticas de Saanen y a las de Inglaterra, han contribuido a la difusión de las enseñanzas de K con donativos de consideración, y entre esas personas figuran latinoamericanos y españoles. Además, la misma presencia de K ha generado ingresos durante las pláticas que con frecuencia han excedido los gastos incurridos para celebrarlas. Sin embargo, ese dinero donado para la difusión de las enseñanzas de K lo ha recibido en su totalidad la Krishnamurti Foundation Trust Ltd. de Londres y lo ha utilizado para cubrir sus propias necesidades. Lo mismo ha sucedido con los donativos que con motivo de las pláticas anuales, se entregaban en Ojai para la difusión de las enseñanzas de K y que igualmente lo ha recibido en su totalidad la Krishnamurti Foundation of America.

Puede decirse con propiedad, que la F.K.H. se ha sostenido única y exclusivamente con los ingresos que ha recibido por los derechos de autor que pagan las casas editoras que publican las ediciones de las obras en español. Los donativos recibidos de los simpatizadores de la F.K.H., han sido, con pocas y honrosas excepciones, muy limitados.

En lo referente a los donativos a la F.K.H., hay una persona que ha contribuido de manera continuada y sólida al sostenimiento de la Fundación. Esta persona, desde que se reinició la publicación del Boletín de la F.K.H. ha estado sufragando en calidad de donativo, todo el costo de impresión de dicho Boletín y se ha responsabilizado con su distribución desde México. Esto no es todo, ella ha hecho posible la edición de determinadas obras de K en español, aumentando su propio pago por derechos de autor, para que la F.K.H. pudiese cubrir sus gastos y tener un pequeño ingreso. Esta persona, a quien me une una larga amistad y un verdadero afecto, es la Sra. Silvia Hernández viuda de Cárdenas, presidenta de la actual Editorial Orión de México, y que sigue estando asociada conmigo en algunos aspectos.

En contraste con sus ingresos, la F.K.H. ha sido muy generosa en todo lo relacionado con la difusión de las enseñanzas, sin importarle quién o donde se ha hecho el trabajo. Por ejemplo, en el año 1983 la Krishnamurti Foundation Trust Ltd. de Londres, hizo un llamado urgente para recaudar fondos con destino a la adquisición de un equipo moderno para poder tomar en vídeo a colores las pláticas de K tanto en Saanen como en Inglaterra. La F.K.H. consideró que ese empeño de la Fundación de Londres era una cosa vital y urgente; que era necesario contribuir con mayor aporte posible para comprar el referido equipo, pues había que aprovechar los pocos años de vida que le quedaban a K para tomar en vídeo y conservar para las futuras generaciones, la oportunidad de no sólo escuchar, sino también de poder ver a K. Y es así que la Junta de Síndicos de la F.K.H. aprobó unánimemente contribuir a ese empeño de la Fundación de Londres, con todo el capital que tenía en efectivo en aquel momento.

También deseo señalar que aunque la F.K.H. se ha visto imposibilitada de establecer una Escuela Krishnamurti, sin embargo, ha estado muy consciente de su responsabilidad en este aspecto y en varias ocasiones ha contribuido mediante donativos anuales al sostenimiento de las escuelas Krishnamurti de la India, de Brockwood Park y de Ojai. Es decir, la F.K.H. siempre ha considerado que la obra de K es una sola en todo el mundo, y que cualquiera que sea el lugar en que esté situada una Escuela Krishnamurti, son los seres humanos los que se benefician.

Para finalizar, algunos de nuestros amigos latinoamericanos se han mostrado sorprendidos de que Puerto Rico  una pequeña isla equidistante de Norte, Centro y Sur América- haya sido el centro donde se ha realizado todo el trabajo en español de la obra de Krishnamurti. Esto se explica con varias razones de peso:

a) Por ser esta isla un Estado Asociado a los Estados Unidos de América, donde todo el grupo de sus amigos (excepto quien escribe) conocen muy bien tanto el español como el inglés.

b) Una circunstancia especial que ha favorecido a esta isla, es el hecho de que aquí siempre ha existido una amplia libertad religiosa.

c) Los esposos Enrique e Isabel Biascoechea que residían en la isla, eran amigos personales de K desde hacía muchos años, pues desde la década de los 20 el amigo Biascoechea había sido el Representante de la Orden de la Estrella y también editor de la revista.

d) En Puerto Rico existía un interés generalizado por las enseñanzas de K.

e) En Puerto Rico se dio la feliz coincidencia de que un puñado de personas que convivíamos en la línea de la Asociación Conocimiento Propio y trabajábamos muy bien juntos nos dedicamos de lleno a esta labor. Eramos verdaderos amigos y cada cual traía algo especial, pero entre todos nos complementábamos en un buen equipo de trabajo. Este trabajo se hizo de manera desinteresada y gozosa; las enseñanzas de K habían cambiado nuestras vidas y compartíamos un íntimo convencimiento de que este mensaje de transformación era lo que la humanidad necesitaba. Los Biascoechea y los Sendra, aunque no siempre de acuerdo, nos queríamos como hermanos. Enrique tenía vasta experiencia administrativa, era un hombre de una gran percepción y de buen humor y carácter afable. Isabel había sido secretaria ejecutiva en la Universidad de Puerto Rico y como tal tenía muchas habilidades organizativas, secretariales y una atención por los detalles importantes. Yo era la persona de acción y el que viajó innumerables veces por las Américas desarrollando una red de difusión de las ideas y libros de K. Clara y Engracia Cerezo ofrecían unas mentes excepcionales, una preparación académica superior y un conocimiento extenso del inglés y el español. En fin nuestro equipo de trabajo fue algo muy especial.

Al principio de la década de los 70, se unió al grupo el amigo Armando Riesco, refugiado cubano que se había jubilado y deseaba pasar sus últimos años dedicado a la labor de dar a conocer las enseñanzas de K. Difícilmente se encontrará otra persona que haya trabajado con tanta dedicación a esta labor. Por doce años dio todo su tiempo, sin cobrar un centavo a su labor de Secretario de la Fundación. Hombre discreto, bondadoso, más bien callado, de una integridad sin par. Siempre ha preferido trabajar anónimamente, pero hay que dar honor a quien honor merece.

Otras personas han trabajado arduamente en esta labor. Las que he nombrado en esta sección, fueron las que más compartimos juntos por muchos años, pero de ninguna manera quiero olvidarme de otros muchos que han laborado y laboran todavía desinteresadamente.

Debido a esta serie de circunstancias, Puerto Rico reunía un ambiente muy favorable que difícilmente podía encontrarse en el resto de Latinoamérica o España. Finalmente es necesario tener que decirlo, pero es un hecho incuestionable, y es que los medios económicos que se precisaban para esta obra, no habría sido fácil reunirlos fuera de Puerto Rico.

ENRIQUE BIASCOECHEA
Dedico este capitulo a rendir un pequeño homenaje de recordación, de afecto y de admiración a mi entrañable amigo Enrique Biascoechea, con quien tuve la suerte de convivir muy cerca durante una buena parte de su vida. El y el que escribe estuvieron estrechamente unidos en todo lo que se refiere a la difusión de las enseñanzas de K. Difícilmente pasaba un día en que estando ambos en el mismo lugar no nos reuniéramos a conversar, pues o bien él iba a mi casa o yo iba a la suya.

Enrique, a quien con el transcurso de los años llamaríamos cariñosamente Biasco, me decía que él había comenzado a interesarse en las cuestiones esotéricas cuando vivía en Nueva York en su época de joven. La Luz de Asia de Adwin Arnold figuraba entre los primeros libros que leyó. Debe haberle causado gran impresión, pues después siguió con la lectura de varias obras sobre budismo y muchos años más tarde diría que se sentía más budista que cristiano.

De regreso a Puerto Rico se hizo miembro de la Sociedad Teosófica dentro de la cual era uno de los trabajadores más activos. Estableció nuevas logias y le dedicó mucho tiempo y entusiasmo a esta labor. Cuando la S.T. le dio énfasis a la próxima venida del Instructor Mundial, él se hizo también miembro de La Orden de la Estrella, y se mantuvo al día en todo lo que sobre este particular decía la Dra. Besant. Poco después lo nombraron representante en Puerto Rico de La Orden de la Estrella.

Nuestra amistad con Enrique Biascoechea y su esposa Isabel Vega se había establecido muy firme y cordialmente desde el año 1931. Los dos matrimonios vivimos muchos años primero en Cupey y después en Morcelo, Caimito. Todos los sábados nos reuníamos con un buen grupo de amigos en Cupey para estudiar las enseñanzas de K.

Cuando Clara sufrió una crisis física y emocional en el año 1926 debido a la muerte de su papá, Enrique le sugirió que fuese a escuchar a K en Ommen. En esa época ya Clara tenía amistad con Enrique, pues ella era profesora de la Escuela Superior en Ponce e iba con frecuencia a la logia teosófica de Ponce a escuchar las charlas que daba Enrique tanto de Teosofía como de las enseñanzas de K.

Enrique era una persona de carácter jovial, se ganaba fácilmente el afecto de los demás, era un gran amigo, y sobre todo, le entregaba su corazón y su vida a lo que él consideraba lo más importante, y es por eso que le entregó su corazón y su vida a las enseñanzas de K.

Como se ha expresado en otras partes de esta obra, él tenía una amistad personal muy estrecha con K que había comenzado en la época en que K era muy joven. Cuando él salía con K el joven, si éste se detenía frente a una vidriera y con una mirada o un gesto demostraba su interés en alguna prenda de vestir, él la adquiría y se la entregaba. En una oportunidad en que ambos se encontraban en la India, K se sintió muy agotado y débil al terminar la gira. Enrique entendió que K necesitaba atención médica e inmediatamente se lo llevó a Suiza, donde lo ingreso en la conocida clínica del Dr. Bircher Benner. Allí se le hicieron toda clase de exámenes y pruebas, le pusieron un tratamiento y K abandonó la clínica cuando se sintió mejor. Posteriormente Rajagopal quiso devolver a Enrique el dinero que había gastado, pero éste no quiso aceptarlo, diciendo que ése era un donativo personal.

Aunque Enrique provenía de una familia de amplios recursos, vivía con gran sencillez y modestia. Era una persona que antes de comprarse un traje u otras cosas imprescindibles lo pensaba bastante y tenía muy presente no excederse en sus compras. No obstante esas características, entre los latinos, no he conocido otra persona que haya estado más al tanto que él en cuanto a las necesidades de K en las oportunidades que estuvimos juntos en Europa, América y la India. Más de una vez tuve ocasión de ser testigo de su gran generosidad para atender personalmente a K y para contribuir a la difusión de las enseñanzas. Me consta también y he conocido a varios anglosajones que han contribuido muy ampliamente para la difusión de las enseñanzas, pero que yo sepa, pocos latinos amigos de K demostraron la generosidad que era propia de Enrique Biascoechea.

En el año 1935 Clara regresó a Puerto Rico procedente de España vía Sur América, sin más compañía que nuestra primera hija Vidya, que entonces tenía unos nueve meses de edad. Cuando ella llegó al puerto de San Juan, allí estaban Enrique e Isabel esperándoles. Tan pronto como Clara bajó del buque cargando a Vidya y ésta vio a Enrique, se sonrió y le extendió los brazos para que él la cargara. Esto sentó las bases de una gran simpatía entre Vidya y Enrique, la que se mantuvo a través de los años. Para él la reencarnación no era una teoría sino un hecho, así que él entendía que Vidya muy bien pudo haber sido su hija en una encarnación de ambos en la India, y de aquí la simpatía que se había establecido entre los dos.

UNA PAUSA EN EL CAMINO
Mi dedicación durante medio siglo o más a la difusión de las enseñanzas de K pasó por un eclipse desde 1977 a 1983. Durante esos años y por varias razones, dejé de leer las obras de K. Entre esas razones hay un mal entendido cuyos detalles también prefiero omitir, pues son cosas que ocurren generalmente en todos los grupos e instituciones. También es un hecho que durante más de seis años dejé de asistir a las pláticas de K en Saanen y Ojai. En ese tiempo quise dedicarme a la lectura de La Doctrina Secreta, la ingente obra de Madame Blavatsky, y ahora me alegro de haberlo hecho. Por cierto que en el curso de esos años leí un artículo publicado en el New York Times donde se afirmaba que tanto Einstein como el Dr. Millikan  ambos ganadores del Premio Nobel de Física- tenían La Doctrina Secreta siempre en su mesa de trabajo. Ahora recuerdo igualmente que cuando leí parte de esta obra  en mi época de miembro de la logia teosófica de Valencia- me quedé asombrado por la valiosa aportación que ha hecho Blavatsky a la humanidad.

Después de haber estado leyendo La Doctrina Secreta, he leído las obras más recientes de K como Usted es el Mundo; también he leído Más Allá del Pensamiento, La Madeja del Pensamiento, La Llama de la Atención y finalmente La Mente que no Mide. La pausa que hice en la lectura de las obras de K ya terminó y he vuelto a ellas. Esta decisión la he tomado a conciencia y por mi propia voluntad, pues nadie ha participado en ella. De modo que he vuelto a evaluar las enseñanzas de K, pero esta vez con mayor objetividad que antes.

Para cualquier estudioso interesado objetivamente en la búsqueda de la verdad, la lectura de las obras de K mencionadas anteriormente, podrían darle una visión de mucho más valor que el que tendrían las palabras del que escribe. Y lo mismo puede decirse a los exigentes en cuanto a la lógica y a la razón. Y esto lo digo sin intención de endiosar a K. Sin embargo, el K que habla desde una plataforma no es el K común y corriente que come con los demás y que se ríe ante un chiste ingenioso, como le he visto hacer en varias ocasiones. No acierto a darle un nombre al K de la plataforma, pero el nombre no importa mucho, y a esa misma conclusión llega la autora de la obra Los Años de Plenitud.

Después de haber leído y escuchado a K durante más de medio siglo, me siento feliz de haberme salido de la etapa emocional y estar ahora en condiciones de aquilatar a K y sus enseñanzas a base de su propio valor.

KRISHNAMURTI VISITA A ADYAR
A pesar de su distanciamiento de la Sociedad Teosófica  si es que se le puede llamar así- y a instancias de la Sra. Radha Burnier, entonces Presidenta de dicha Sociedad, Krishnamurti visitó la sede central de Adyar en 1983 con motivo de celebrarse el centenario de la fundación de la S.T., y en esa oportunidad plantó allí un árbol que yo considero simbólico. Krishnamurti prometió establecer dentro de la propiedad de Adyar, una nueva escuela para niños, semejante a las que existen en otros lugares de la India, Europa y América.

La revista The Theosophist publicó una fotografía de este acto y dio la noticia de este acontecimiento que la propia Radha me confirmó posteriormente durante la celebración del Congreso Teosófico que se efectuó en la Argentina en el mes de abril de 1983. Estos hechos me llenaron de júbilo y así lo hice notar a los amigos de los distintos países que visité en la gira de 1985 tanto en Latinoamérica como en España. Por consiguiente, esta visita de Krishnamurti a Adyar puso fin a una etapa de distanciamiento entre K y la S.T., y ahora no importa que cada cual siga su rumbo y proclame su propia vía de realización.

EL DOCUMENTAL EL RETO DEL CAMBIO
En 1984 al visitar a Ojai para escuchar las pláticas de K me encontré con la agradable sorpresa de que acababa de producirse la película The Challenge of Change (El Reto del Cambio), un documental fílmico que recoge la historia de la vida de K. Es también una síntesis de sus enseñanzas y de los diálogos que él sostenía con los estudiantes y con los profesores de las escuelas fundadas por él en la India, Inglaterra y Ojai en Norteamérica. El documental pone de manifiesto la asociación de K con la Sociedad Teosófica durante la primera etapa de su vida.

A mí me llenó de gran alegría que dicho documental se estuviese exhibiendo en el momento en que se había restablecido la amistad entre K y los directivos de la Sociedad Teosófica. De modo que se olvidó un pasado y se volvió a establecer la vieja amistad entre los amigos de K y los viejos teósofos que se habían sentido muy confundidos por la separación entre K y la Sociedad Teosófica.

Este documental me impresionó tanto que de inmediato  y con la colaboración del Dr. Colón, Presidente de la Fundación Krishnamurti Hispanoamericana- se hicieron las gestiones pertinentes con la fundación americana para adquirir una copia. La Sra. Erna Lilliefelt, presidenta de la fundación americana  donde se originó y se hizo realidad esta iniciativa- nos facilitó en venta una copia de tan valioso documental.

Hacía varios años que me había retirado de esta labor de estar viajando constantemente, pero la impresión tan profunda que me causó el mencionado documental, me hizo pensar en la alegría que tendrían los piases latinoamericanos al conocer por medio de una película la vida de K y sus enseñanzas. Y es por eso que con la ayuda de mi hija Vidya y de otros amigos, logramos doblarla al español. El texto fue traducido por Armando Clavier. Entonces inicié en 1985 un viaje que duró cinco meses visitando los países de Sur América, España y México para mostrar dicha película. La película se exhibió primero en Puerto Rico y en la República Dominicana y después en Caracas, Lima, Buenos Aires, Montevideo, Puerto Alegre y Río de Janeiro. Desde Río continué viaje a Madrid, Barcelona y Valencia, y más tarde regresé a América donde el documental se exhibió en la Ciudad de México, Cuernavaca, Puebla y Acapulco, siempre con gran asistencia de público. Una vez más pude constatar la gran cantidad de amigos que tiene K en nuestros pueblos latinos.

Ciertamente que me llenó de gran satisfacción la acogida tan entusiasta que se le dispenso a este documental, particularmente en la Ciudad de México, Buenos Aires, Montevideo, Río de Janeiro, Madrid y Barcelona, donde la cantidad de público que asistió era muy superior a la capacidad de que disponían los teatros, hoteles y salones de exhibición.

Esta gira operó el milagro de reunir a viejos miembros de la S.T. con los simpatizantes de las enseñanzas de K.

A continuación se transcribe la carta enviada a K al finalizar dicha gira, el 23 de agosto de 1985:
Querido Krishnaji:
Después de cinco meses de una gira por Sudamérica, España y México, llegué a Puerto Rico en agosto 20; precisamente el día que nuestro amigo Alfonso Colón salí para Londres. Por esta razón no tuve suficiente tiempo para darle un completo informe, como hubiera querido hacerlo, y él a su vez, pudiese llevarle a usted una impresión del éxito que tuvo en los países de habla española y portuguesa la película historial de su vida; me estoy refiriendo al documental “El Reto del Cambio” adquirido por mí de la Fundación Krishnamurti de América.

Verdaderamente la recepción fue extraordinaria, con asistencia de mucho público en Puerto Rico, Santo Domingo, Caracas, Lima, Buenos Aires, Montevideo, Río de Janeiro, Porto Alegre, Barcelona, Valencia, Madrid y México.

Los directivos de la Sociedad Teosófica, tanto como los amigos de Krishnamurti, se reunieron en el esfuerzo para preparar la presentación de la película en todas las ciudades mencionadas Me place manifestarle que tal cooperación fue uno de los objetivos que teníamos. Sentí que no era nada constructivo continuar con la barrera que existía por muchos años entre los teósofos y los amigos de Krishnamurti.

Los directivos de la S.T., en América Latina y España, con la excepción de uno de ellos en Argentina, estaban todos ansiosos por cooperar y adquirir los Videos Cassettes para usarlos en sus Logias. Por esta razón el trabajo de proveer Videos doblados en español es muy urgente. Esto fue informado en un memorándum que desde México traje para el Sr. Colón.

En México tuvimos en tres importantes auditóriums, sin ningún costo, actos para pasar los Videos. Especialmente deseaba llamarle la atención sobre la oferta que nos hizo un grupo de amigos en México de trabajar en la difusión de su mensaje. Si ello es posible, estos amigos desean tomar la responsabilidad de producir esos videos doblados en español. La naturaleza de esta oferta es tan importante, que a pesar de mis años, estoy dispuesto a regresar a México para hacer los arreglos pertinentes para este trabajo que habría de beneficiar a un público de habla española y portuguesa que está próximo a los 500 millones de habitantes.

Siento no haber tenido la oportunidad de haberle hablado en Saanen este año, para recomendarle algunos cambios que considero necesarios y urgentes Por ejemplo, el cambio de algunos directores de los Centros de Información. Pienso que es necesario que sean nombrados nuevos amigos a fin de que pueda inculcarse nuevas energías para dichos Centros.

En lo que a Puerto Rico se refiere, después de la desgraciada renuncia de nuestro amigo Armando Riesco, quien trabajó con admirable dedicación. Está claro para mí que la F.K.H., necesitará de alguna otra persona que ayude en tan vasta tarea, pues es obvio que el trabajo que hay es excesivo para una sola persona.

Le envío estas impresiones generales, así que ahora que está ahí con usted el Sr. Colón, puedan juntos considerar estos asuntos y tomar las pertinentes decisiones.
Con renovado afecto

Salvador Sendra
A los amigos teósofos y a las logias que visité en esta gira me permití sugerirles que en las logias teosóficas debe haber un tiempo para estudiar las enseñanzas de K. El objetivo de la S.T. sigue siendo el estudio comparado de las religiones y ese objetivo debe mantenerse, pero dándole cabida a las enseñanzas de K. Al margen de lo que otros puedan decir y de lo que algunos sostengan, me parece que lo indicado es considerar las enseñanzas de K como la aportación a la humanidad de uno de los psicólogos contemporáneos de mayor sabiduría. Sus enseñanzas tienen un gran paralelo con lo que decían los sabios de la antigüedad  que pudieron haber utilizado un lenguaje distinto al de K- pero que coinciden en cuanto a su profundidad con el cristianismo y el budismo en particular. Basta con citar algunos pensamientos de Gautama el Buda para comprobar mi afirmación anterior.
El título de este notable documental resume el objetivo del mensaje de Krishnamurti.

Para la revolución espiritual que florece en muchos individuos, no se trata de reclutar gentes que se unan para dar paso a una nueva Organización jerárquica que se extienda por todo el mundo.

El reto del cambio es sobre todo un reto al individuo. Un reto que si cunde, ha de calar hondo en cada conciencia y transformarnos. En verdad, avivar en cada ser humano el factor por excelencia revolucionario y unitario, que puede originar una transformación, por añadidura, de la sociedad humana.

Así que si esta película logró despertar el interés e iniciar una transformación en la conciencia de algunas gentes, entonces, vale la pena haber perdido casi la voz en el extenso recorrido que se hizo con ella en 1985, visitando los países Ibéricos de Europa y América. Vale la pena, porque si el mundo en que vivimos, necesita un cambio urgente, es inevitable que empiecen los seres humanos por erradicar de su mente-conciencia toda violencia, sentido de poder individual negativo y destructor. Lo que proponemos es pues la Revolución del Amor; la revolución que comparte creativamente. Tal es el Reto que vemos en el mensaje de Krishnamurti.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   17

similar:

Respuestas de españA, portugal iconEspaña, un país de grandes contrastes y mucha diversidad, se encuentra...
«comunidades autónomas». Hay diecisiete comunidades autónomas que se pueden comparar más o menos con los estados de Estados Unidos....

Respuestas de españA, portugal iconC ristóbal Colón, ¿un navegante espía sefaradita al servicio de Portugal?

Respuestas de españA, portugal iconRespuestas de la sociedad aragonesa de cardiologíA

Respuestas de españA, portugal icon2. Distintas respuestas a la pregunta por la ciencia

Respuestas de españA, portugal iconDe las preguntas y respuestas sobre el cáncer

Respuestas de españA, portugal iconSistema Sensorial: Recepción de estímulos y respuestas

Respuestas de españA, portugal icon13. los dominios y paisajes agrarios. Los condicionantes del paisaje...

Respuestas de españA, portugal iconRespuestas actividades del tema-5 : las proteínas

Respuestas de españA, portugal iconBibliografía de preguntas y respuestas de temas de salud ocupacional

Respuestas de españA, portugal iconPreguntas y respuestas temas 17-18-19 2ºbcn curso 2010-2011




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com