En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a




descargar 40.05 Kb.
títuloEn el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a
fecha de publicación22.02.2016
tamaño40.05 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
DERECHOS PERSONALISIMOS
ORIGEN e IMPORTANCIA: En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a “sua potestatis” poder sobre sí mismo.-

El primer jurista que abordó el tema fue el español Gomez de Amezcua que escribió “Tractatus de potestades in se ipsum”.

En nuestra época la recepción de los derechos personalísimos es universal, pues forman parte de las declaraciones internacionales de los estados. No se puede negar la importancia que tienen estos derechos. Son un medio eficaz para la defensa de la persona en su aspecto individual en la tutela de su dignidad y de su libertad.-

Nunca como ahora se ha hecho imprescindible organizar un sistema de defensas, que rescate al hombre y sus circunstancias personales de peligros o ataques individuales y masivos.-

  • Tienen efecto Nivelador, forman parte de la base común de perfecta igualdad.

  • Representan un medio propio del hombre para su perfeccionamiento y desarrollo.

  • Equilibran los intereses individuales con los sociales, preservando lo más importante de aquellos


NATURALEZA JURIDICA: Son derechos subjetivos, en tanto la vida, la libertad, el honor y el cuerpo constituyen bienes sobre los que se ejercen facultades de derechos subjetivos. No es posible desconocer el señorío que la voluntad de las personas ejerce sobre esos bienes, disponiendo sobre ciertos aspectos y exigiendo de los demás erga ommes, los comportamientos adecuados para su respeto. Si bien el objeto de estos derechos está íntimamente unido a la persona, no se confunde con ella.-
CARACTERES: -Innatos (connaturales o nacidos con el sujeto mismo desde su concepción)

  • Vitalicios ( lo siguen durante toda su vida)

  • Necesarios (como corolarios de ser innatos y vitalicios)

  • Esenciales (en oposición a eventuales los der. Personalísimos son el mínimo indispensable)

  • De Objeto Interior ( Son manifestaciones o facetas del hombre unidas a él)

  • Inherentes (porque son intransmisibles en virtud se su inesindible unión con la persona)

  • Extrapatrimoniales (no pueden ser medidos ni mensurados en dinero)

  • Relativamente indisponibles

  • Absolutos (oponibles erga ommes)

  • Privados y autónomos (surgen de la combinación de todos los caracteres estudiados).-


DEFINICION: Son derechos subjetivos privados, innatos y vitalicios, que tienen por objeto manifestaciones interiores de la persona, y que, por ser inherentes, extrapatrimoniales y necesarios, no pueden transmitirse, ni disponerse en forma absoluta y radical (Santos Cifuentes)
Son las prerrogativas de contenido extrapatrimonial, inalienables, perpetuas y oponibles erga omnes que corresponden a toda personas, por su sola condición de tal, desde antes de su nacimiento y hasta después de la muerte, y de las que no puede ser privado por la acción del Estado ni de ningún otro particular porque ello importaría desmedro o menoscabo de la personalidad (Rivera)
Hoy existe plena conciencia de que todo hombre es persona. Como explica Rivera siguiendo a Larenz, considerar jurídicamente al hombre como persona es lo que lo hace distinguir del resto de los seres vivientes. Toda persona tiene derecho a ser respetada como tal, a no ser perjudicada en su existencia (la vida y la salud) y en el ámbito propio de sí mismo (intimidad, honor), existiendo un respeto mutuo, que implica una relación jurídica fundamental.
De allí la repotenciación actual del personalismo ético como sustento de la relación jurídica fundamental, que se trasluce en las obras de Larenz y Santo Briz, y en el movimiento legislativo mundial que está valorizando la presencia del hombre como sujeto de derecho a través del reconocimiento de los derechos personalísimo (derecho a la vida, a la igualdad, a la libertad, la intimidad, el honor, la imagen, la identidad, la integridad física, la disposición del propio cuerpo y del cadáver)

Son esenciales y constituyen el mínimo indispensable para la persona y su consideración humana.
Los derechos personalísimos son el medio más eficaz de la defensa de la persona en su aspecto individual, la tutela de su dignidad y de su libertad. Si se presenta un conflicto entre la vida, la salud, imagen, honor o intimidad, algún otro bien de carácter patrimonial, se descarta la prevalencia de aquellos sobre éstos, no se discute preservar los derechos personalísimos. De nada valdría defender otros derechos (como los creditorios, o los reales) si no se antepusiera la defensa del derecho a la vida, el cuerpo o el espíritu.
En medio de la vorágine de la vida moderna, los avances de la ciencia (con la posibilidad de la manipulación genética y la globalización de las economías, las intromisiones en la intimidad) es necesario organizar un sistema de defensa que rescate al hombre y sus sustancias personales de peligros individuales y masivos.
La protección de los dchos. personalísimos es el medio más eficaz para evitar la masificación del hombre de los proyectos excesivamente totalizadores.
Asimismo, cumplen una función niveladora entre los hombres y se corresponden con el principio de igualdad ya que no se le pueden negar a nadie, corresponden a todas las personas por el sólo de hecho de serlo.
“Los derechos de la personalidad concebidos como derechos esenciales constituyen la manifestación más entrañable del sujeto, una zona inabordable de reserva conforme a la categorización de la doctrina más autorizada. El vigoroso proceso de constitucionalización del Derecho civil incorpora a nuestro ordenamiento dos declaraciones, ocho convenios y un protocolo (art. 75 inc 22 CN), instrumentos supranacionales que abastecen esta trascendente materia.” (Goldemberg)

Por lo tanto:

  1. Resulta necesario el estudio sistematizado de los dchos. personalísimos.

  2. Se hace patente la necesidad de considerarlos expresamente, frente a las condiciones de celeridad, masificación etc de la sociedad actual.

  3. Representan un medio propio del hombre para su perfeccionamiento y desarrollo.

  4. Equilibran los intereses individuales con los sociales.

  5. Forma un piso basado en la igualdad.


DIFERENCIAS CON LOS ATRIBUTOS INHERENTES A LA PERSONA:
La construcción jurídica de persona tiene cinco elementos reglados legalmente para reconocerla: sus atributos y que son: nombre, estado, capacidad de derecho, domicilio y patrimonio.
Estos atributos constituyen cualidades o propiedades del ser jurídico, por medio de las cuales el sujeto-persona puede individualizarse y formar parte de la relación de derecho (Cifuentes). Es decir que son las características o cualidades que permiten individualizar o identificar a la persona desde el punto de vista jurídico.
Se hace muy fácil confundirlos con los derechos personalísimos, pero estos atributos constituyen un "a priori" para obtener el concepto de persona individual, mientras que los dchos. personalísimos, como todo dcho. subjetivo, son un “a posteriori” que tiene y que goza una persona individual.

MARCO NORMATIVO: Si bien el código de Velez Sarsfield no tenía normas respecto de los derechos personalísimos, sin embargo en la nota al art. 2312, el ilustre jurista menciona Derechos que no son bienes y que tienen su origen en la existencia misma de las personas. Derechos subjetivos extrapatrimoniales que no eran derecho de familia.

Por ello podemos decir que estos derechos existían aunque no se trataran expresamente

La regulación de los derechos personalísimos fue secuencial y dispersa hasta la sanción del nuevo Código Civil.

Así existían normas en el código Civil que reconocían indemnizaciones por la afectación de derechos personalísimos en los delitos civiles art. 1078 del Código de Velez

En la ley 11.723 de Propiedad Intelectual se regulaba el derecho a la imagen.

La ley 21.173 incorporó el art. 1071 bis que trata el derecho a la intimidad en la década del 80.-

Pero el primer Estatuto regulatorio medianamente integral que trata estos derechos es la convención Interamericana de derechos Humanos, que nuestro país ratificó en la misma década y es conocido como el Pacto de San José de Cota Rica que en el año 1994 con la sanción de la nueva Constitución Argentina adquirió rango constitucional a través de la norma del art. 75 inc. 22.

La lay 24.193 de Transplantes de órganos que regula la disposición sobre el propio cuerpo e incluso sobre el cadáver en el caso de transplantes cadavéricos.
Toda esta dispersión legislativa tiene su cuna en el Der. Constitucional (público) y en el derecho Convencional y de ahí se trasvasa a las legislaciones civiles.

Los fundamentos del nuevo código aluden expresamente que “se corresponden con la regulación infraconstitucional del derecho supranacional de los derechos humanos.-

Esta raigambre constitucional proyecta algunas consecuencias importantes, tal la eficacia directa conforme la doctrina del sef exeqiuting que los torna directamente operativos, aunque no exista una norma expresa.

La primera constitución que alude a la dignidad de la persona es la alemana, posterior a la segunda guerra.

La constitución peruana de 1984, cuyo autor fue el Dr. Fernández Sesarego considera que la dignidad comprende a todos los otros derechos.

El nuevo código regula los derechos personalísimos en 11 artículos desde el 51 al art. 61 inclusive cuyo soporte iusfilosófico es la integridad y dignidad corporal y espiritual de la persona.

El criterio clasificatorio adoptado es el propuesto por el Dr. Santos Cifuentes:

A la vida

Derechos Personalisímos A la integridad corporal

Libertad

Integridad espiritual

El Código propone algo novedoso: regula derechos y actos personalísimos.

Los derechos subjetivos poseen sujeto activo y sujeto pasivo singularizado ya sea personalizado o no.

Los actos personalísimos son conductas autorreferentes que quizás no tienen sujeto pasivo singularizado. Son conductas personales de contenido bioético que no exigen un obligado. Esto constituye un acierto.

El art. 51 propone “la persona humana es inviolable y en cualquier circunstancia tiene derecho al reconocimiento y respeto de su dignidad”- noción de integridad y dignidad-

El art. 52 trata la intimidad personal y familiar es novedoso y se vincula al precedente de la Corte Federal en Ponzetti de Balbín que alude a la intimidad familiar y debe integrarse con el art 1770 de reparación civil especial.

El art. 53 regula el derecho a la imagen, parecida a la establecida en el art. 11723 pero adecuado a esta época y que no solo contempla al retrato fotográfico.

Se habla de captación que también implica afectación y

Reproducción que no necesita tener ánimo lucrativo necesariamente, excepto consentimiento

El art. 54 regula los actos peligrosos, norma que se completa con la noción de asunción de riesgos de la responsabilidad civil y abre un rico campo en materia jurisprudencial.

El art 55 trata la Disposición excepcional de los derechos personalísimos (relativamente indisponibles) pero se puede consentir la afectación de manera parcial y suponen capacidad y competencia como en el consentimiento informado. O la asunción de riesgos en los Actos peligrosos.

El art. 56 regula conductas bioéticas autorreferentes vinculado al consentimiento informado

El 57 regula las prácticas prohibidas destinada a alteración genética del embrión, con excepción de las destinadas a prevenir enfermedades hereditarias.

El art. 58 regula la investigación en seres humanos.

El art. 59 el consentimiento informado para actos médicos e investigación en salud, también regulado en la ley 26.529 de derechos de los pacientes, modificada por la ley 26.742 que incorpora la muerte digna.

El art. 60 las directivas médicas anticipadas, también prevista en la ley que regula derechos de los pacientes, solo prohibiendo la eutanasia y que son ejemplo de conductas autorreferentes.

Y el art. 61 las exequias.

Esta regulación está imbuida de principios bioeticos como el resguardo de la dignidad, el respeto de la competencia relacionada a las conductas autorreferentes, la progresividad vinculado a la autonomía de las personas ejercida sin condicionamientos.

En cuando a la tutela de la libertad si bien no tienen mención expresa en el código se entiende que tienen suficiente desarrollo en los primeros 19 arts. de la Constitución Nacional.

Resultan de aplicación a la tutela de los derechos personalísimos los arts. 1711 a 1716 que regulan la tutela preventiva de la reparación civil, así como también el 1738 de reparación civil.
MEDIOS DE PROTECCION:
Desde el ámbito del derecho civil, existen tres tipos de acciones tendientes a proteger los derechos personalísimos: i) las acciones resarcitorias; ii) la reposición in natura; iii) la supresión o eliminación del ataque.

I: La INDEMNIZACION de los daños y perjuicios sufridos a causa de haber sido vulnerados los derechos personalísimos, se traduce en una compensación en dinero para tratar de obtener un equilibrio entre el bien perdido y el provecho que esa suma de dinero representa. La reparación está expresamente reconocida en los arts. 1738, 1740 y 1741 del CCyC.

En CIVIL II (Obligaciones) podrán conocer qué es un daño y cómo se lo clasifica y cuando da lugar a la reparación. Aquí solo aprenderemos que existen dos tipos de daños: el patrimonial y el extrapatrimonial o moral.

El daño patrimonial es aquel que se traduce básicamente en daño emergente ( el perjuicio causado) y el lucro cesante ( lo dejado de percibir a causa de la conducta del agente), son apreciables en dinero porque se traducen directamente en dinero. En cambio, el daño moral o extrapatrimonial es "una minoración en la subjetividad de la persona, derivada de la lesión a un interés no patrimonial. Una modificación disvaliosa del espíritu, en el desenvolvimiento de su capacidad de entender, querer o sentir, consecuencia de una lesión que habrá de traducirse en un modo de estar diferente de aquel al que se hallaba antes del hecho, como consecuencia de este y anímicamente perjudicial" (Pizarro, Ramón Daniel)

De lo dicho, surge que el ámbito de los derechos personalísimos tiene mayor importancia la noción de este último daño moral, pues suelen lesionarse valores no medibles monetariamente.

El daño material requiere un reparación por el equivalente, en cambio en el daño moral, como no se puede medir monetariamente al bien ofendido, el resarcimiento es un aproximativo y por satisfacción o satisfactorio. No se llega a la restitución o reposición de equivalencia, sino que se trata de dar satisfacciones que las da el dinero: la moneda se proyecta como un medio de genera goces más o menos compensatorios con los sufrimientos soportados.

Sin embargo, en el ámbito del daño patrimonial, también puede darse su sufrimiento por la víctima de la lesión al honor, la liberta o intimidad, por vía, por ejemplo, de un descrédito que genera pérdidas de productividad o bien a través de los gastos que insume un tratamiento terapéutico para restablecer el equilibrio emocional perdido.

II: REPOSICION: Asimismo, se puede obtener una condena a la reposición en especie. Por ejemplo en el caso de que se haya lesionado el honor por medio de una publicación, la condena podrá incluir una nueva publicación rectificatoria.

También a través del derecho de réplica o de una retractación.

En cuanto al derecho a réplica, implica la posibilidad de dar respuesta a injurias, calumnias o ataques en general al honor, ya sea en forma personal o bien solicitando la rectificación de una noticia.

Importa la faculta del exigir al medio de comunicación donde aparecieron las ofensa, a que provea de un espacio de iguales características al brindado a la ofensa, para dar la versión real de la noticia.

III: En cuanto a la ELIMINACION O SUPRESION DEL ATAQUE, ésta puede consistir en una acción preventiva o en una acción inhibitoria.

La faz preventiva, cuando el ataque ha comenzado, tiene por fin evitar que continúe, generando más perjuicios, siempre que la acción sea de tipo continuada. Por ejemplo, en el caso de una publicación reiterada.

En cuanto a la inhibitoria, se desarrolla cuando la conducta está amenazando, pero no ha comenzado a ejecutarse. Se pide así que el juez imparta una orden de abstención, impidiendo que la lesión se consuma.

Expresamente el nuevo código contempla la función preventiva en los arts. 1710 a 1713 y, en lo puntualmente atinente al derecho a la intimidad o vida privada, estos medios previstos en el art. 1770.

Asimismo, es dable pensar en una acción de Amparo como mecanismo de defensa de los derechos personalísimos
Dres. Alejandra Curi - Lucas Trobo

similar:

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconHace mucho tiempo, en la antigua Grecia, hubo una edad de oro de...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconEs una noción que hace referencia a la diferencia, la variedad, la...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconBases teóricas para una hipótesis no canónica sobre el origen de...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconSí hubo una víctima del “bug del milenio”. aquí está la novela sobre tobíAS

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconEscribir sobre Derecho comparado es un reto pues, de suyo, la materia...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconLos objetos del derecho el objeto de un derecho subjetivo es la entidad...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconResumen en este escrito se hace una reflexión sobre la figura del...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconResumen se hace una revisión sobre la anorexia nerviosa complicada...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconObjetivos: Reflexionar sobre el derecho a la salud como un derecho...

En el Derecho Romano no hubo construcciones teóricas sobre estos derechos. El primer antecedente se encuentra en una sentencia de Ulpiano, que hace referencia a iconDurante casi todo el transcurso de la historia de la Física y de...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com