En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de




descargar 0.6 Mb.
títuloEn todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de
página2/19
fecha de publicación05.01.2016
tamaño0.6 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

Objetivos

La enseñanza del Acondicionamiento Físico en el Bachillerato tendrá como finalidad el desarrollo en el alumnado de las siguientes capacidades:

  1. Conocer el propio cuerpo, adquiriendo confianza para incrementar las posibilidades de ejecución a través del desarrollo de sus propias capacidades físicas como mejora de su salud.

  2. Aplicar y valorar de manera autónoma los sistemas, métodos y medios adecuados para la puesta en práctica de las actividades físico-deportivas que contribuyan a mejorar su condición física y en consecuencia, su calidad de vida.

  3. Comprender e interpretar los aspectos más importantes de la teoría del entrenamiento deportivo de forma que le permita elaborar y ejecutar los programas de entrenamiento que haya diseñado.

  4. Realizar periódicamente los controles pertinentes (tests) según el protocolo establecido para cada uno de ellos, y aceptar las posibles modificaciones del plan de entrenamiento.

  5. Participar en actividades físico-deportivas de distinta índole, contribuyendo a su organización, incluidas aquellas con soporte musical, reconociéndolas y valorándolas como un medio de acondicionamiento físico.

  6. Desarrollar una actitud crítica ante la oferta existente de actividades físicas y diferenciar las dirigidas a la mejora de la salud de las orientadas a obtener como objetivo el rendimiento físico, valorando las salidas profesionales basadas en la actividad física.

  7. Conocer los hábitos saludables que influyen en la condición física, como la nutrición, la higiene, el entrenamiento invisible y las diferentes lesiones deportivas, con el fin de optimizar el acondicionamiento físico.

  8. Buscar y tratar a través de las TIC, recopilando información, seleccionándola, analizándola y realizando informes o exposiciones, con el vocabulario propio de la materia, en relación con los contenidos del acondicionamiento físico, en especial para diseñar, ejecutar y evaluar el plan de entrenamiento.

  9. Valorar y realizar preferentemente la ejecución del plan de entrenamiento utilizando el medio natural de Canarias, aprovechando la disponibilidad y potencialidad del entorno, evitando el impacto ambiental y procurando utilizar los juegos y deportes tradicionales canarios como contenidos que permiten el acondicionamiento físico.

Contenidos

I. Contenidos comunes

  1. Uso preferente de las tecnologías de la información y la comunicación, incluidas sus posibilidades interactivas y colaborativas, para la obtención, consulta, interpretación, ampliación y comunicación de la información necesaria para el desarrollo de los contenidos de la materia.

  2. Respeto del alumnado entre sí y hacia el profesorado, así como colaboración entre iguales y con los docentes, en las diferentes actividades propuestas.

  3. Interés por la elaboración y ejecución de los planes de entrenamiento conducentes al desarrollo de los hábitos saludables y de la calidad de vida, la ocupación de su ocio, su integración y socialización.

  4. Desarrollo de la propia superación mediante la práctica física reparadora de su autoestima y autoconcepto, con el reconocimiento y valoración de sus propias limitaciones.

  5. Utilización del vocabulario propio de la materia.

II. El acondicionamiento físico: su estudio y puesta en práctica

  1. Evolución del concepto de condición física y de la práctica del acondicionamiento físico (mantenimiento, alto rendimiento, salud, ocio y recreación). El entrenamiento deportivo.

  2. Relación entre salud, calidad de vida y acondicionamiento físico.

  3. Conocimiento de las bases anatómicas y funcionales del cuerpo humano.

  4. Estudio de las leyes de la adaptación como principios fisiológicos básicos.

  5. Interpretación de los principios de la teoría del entrenamiento.

  6. Profundización en el reconocimiento de las capacidades físicas condicionales.

  7. Análisis de las capacidades coordinativas.

  8. Conocimiento y ejecución de los sistemas, métodos y medios del entrenamiento.

  9. Utilización de la planificación y programación deportiva con conocimiento de las estructuras temporales.

  10. Iniciación en el conocimiento del aprendizaje motor.

  11. Aplicación de los tests y pruebas de campo como instrumento de evaluación para el seguimiento del plan de entrenamiento.

  12. Valoración de la realización de sesiones prácticas controladas en el entorno natural canario y de actividades recreativas y deportivas, especialmente enraizadas con los juegos y deportes canarios, así como de las diseñadas con soporte musical.

III. Los hábitos saludables y el acondicionamiento físico

  1. Reconocimiento de la higiene y salud para la calidad de vida.

  1. Importancia del conocimiento de la nutrición en la salud y su relación con la condición física.

  2. El entrenamiento invisible como favorecedor de la mejora de la condición física.

  3. Conocimiento de las actividades físicas como recurso para la potenciación de la salud. Actitud crítica ante el estudio, el análisis y las consecuencias del dopaje.

  4. Valoración del conocimiento de la naturaleza y del origen de las lesiones deportivas más frecuentes: su estudio, prevención y actuación inmediata.

  5. Ejemplificación de ejercicios contraindicados y de control postural, y su aplicación a los programas de mejora del acondicionamiento físico. Valoración de la importancia de su conocimiento como prevención de accidentes y lesiones deportivas.

  6. Aceptación y obediencia de las normas de prevención en las prácticas de riesgo.

IV. Oferta y demanda del acondicionamiento físico

  1. Análisis y estudio de las ofertas y demandas del acondicionamiento físico en el mercado laboral actual en los niveles europeo, estatal, autonómico, insular y municipal.

  1. Conocimiento y valoración de las salidas profesionales en el campo de la actividad física y del entrenamiento.

  2. Actitud crítica ante el acondicionamiento físico ajeno a la salud y a la calidad de vida.

Criterios de evaluación

  1. Diseñar de forma autónoma un plan de entrenamiento de la condición física orientada a la salud.

El criterio trata de evaluar si el alumnado es capaz de diseñar su plan de entrenamiento justificándolo suficientemente e identificando los principios del entrenamiento, las leyes de la adaptación que cumplir, las capacidades físicas condicionales y coordinativas para la mejora de la salud y calidad de vida, los métodos y medios de entrenamiento que mejor se ajustan a sus necesidades y a su entorno, así como todas las variables que afectan de una u otra forma al rendimiento físico.

  1. Ejecutar la planificación del entrenamiento diseñada para el incremento y desarrollo de la condición física.

Con este criterio se pretende comprobar si el alumnado, tras diseñarlo y elaborarlo, es capaz de saber hacer y llevar a la práctica su planificación, verificando que los sistemas, métodos y medios de entrenamiento utilizados se ajustan a sus necesidades y a las posibilidades de su entorno. Se valorará en el proceso de evaluación que las tareas y ejercicios puedan ser actividades recreativas, deportivas o con soporte musical, siempre que estén debidamente justificadas y controladas. El alumnado podrá ejecutar en la práctica el plan de entrenamiento de la condición física en colaboración con otros compañeros y compañeras, de forma que puedan cooperar respetando las particularidades de cada una de las personas.

  1. Evaluar el nivel inicial, la evolución y el nivel final de la condición física dentro del plan de entrenamiento, mediante los tests y pruebas de campo.

Este criterio busca constatar que el alumnado es capaz de conocer previamente a la puesta en práctica el nivel de condición física inicial, utilizando de forma correcta los protocolos necesarios de los tests y de las pruebas de campo elegidos. Además, se verificaría si identifica el grado de desarrollo que va alcanzando durante la aplicación del plan para comprobar, finalmente, si ha logrado el objetivo fijado al principio.

  1. Valorar la utilidad de los planes de entrenamiento y su puesta en práctica como forma esencial para incrementar y optimizar el estado general de su condición física, así como su ocio y socialización.

La aplicación de este criterio permite evaluar si el alumnado reconoce la importancia de disponer de un plan de entrenamiento propio que cumpla con los requisitos de la teoría del entrenamiento y de los hábitos saludables y lo pueda emplear como herramienta útil para llevar a cabo el logro de la condición física óptima y saludable. De la misma manera, se trata de comprobar si también se interesa por su puesta en práctica como un modo de desarrollar hábitos positivos que ayudan a ocupar su ocio, a mejorar su integración y a lograr su socialización.

  1. Valorar la confianza en las propias posibilidades que proporciona la realización del entrenamiento adecuado.

Con este criterio se pretende constatar que el alumnado adquiere conciencia sobre su propio cuerpo y sus facultades físico-motrices analizando sus potencialidades y limitaciones, asumiéndolas, y valorando sus posibilidades para desarrollar todo su plan de entrenamiento y que después le sirva para aumentar no sólo su condición física, sino también su autoestima como parte de su desarrollo personal.

  1. Reconocer, aplicar y valorar las pautas básicas de higiene y vida saludable, valorándolas, para poder establecer planes de entrenamiento que respeten la salud.

Este criterio busca verificar si los alumnos y alumnas identifican y llevan a la práctica los conocimientos mínimos necesarios en relación con todos aquellos hábitos saludables, en especial la nutrición, la higiene y el entrenamiento invisible, teniendo que estar expresados tanto en el diseño de la planificación como en su posterior puesta en acción. Asimismo, se pretende constatar que conocen y valoran que las prácticas higiénico-saludables conllevan un efecto positivo e inmediato que revierten en la mejora de la condición física y por tanto, en su calidad de vida.

  1. Diferenciar y saber aplicar las normas básicas de actuación ante posibles lesiones y accidentes menores en la práctica de la actividad física.

Con este criterio se pretende comprobar si el alumnado es capaz de reconocer posibles lesiones y accidentes que se puedan producir durante la práctica deportiva, distinguiendo la sintomatología básica del protocolo de actuación inmediato, que permiten que el alcance de éstos sea el menor posible hasta la intervención médica especializada.

  1. Analizar y estudiar las posibilidades laborales en torno a la actividad física en el mercado profesional actual.

Se trata de evaluar con este criterio si el alumnado identifica, tras un adecuado análisis, las posibles salidas profesionales relacionadas con la condición física y, por consiguiente, con la actividad física en sí misma, indagando en la situación del mercado laboral tanto a nivel europeo, nacional, como regional, insular y local, de tal manera que le sirva para averiguar y reconocer sus posibilidades futuras respecto a su formación académica y al campo profesional de su interés.

  1. Integrar el entorno natural de Canarias en el plan de acondicionamiento físico, respetando el medioambiente y valerse de actividades vinculadas con los juegos y deportes tradicionales canarios.

Se pretende comprobar con este criterio que el alumnado integra su propio entorno en el diseño de la planificación, recurriendo a los recursos naturales disponibles y a la posibilidad de llevarlo a la práctica en dicho contexto. Además, se busca evaluar la actitud de respeto al medioambiente, entendiendo que se puede sacar provecho de la naturaleza sin deteriorarla. De igual forma se constatará la utilización de actividades que están inspiradas o basadas en los juegos y deportes tradicionales canarios como una referencia, ya que son una muestra de la idiosincrasia social y cultural de las Islas.

  1. Recurrir a las tecnologías de la información y la comunicación como medio para obtener información útil aplicable a los conocimientos tratados acerca del ámbito de la condición física, recopilando, seleccionando, interpretando y empleando esa información en informes, exponiéndolos en el lenguaje propio de la materia.

Con este criterio se propone verificar que el alumnado emplea las tecnologías de la información y la comunicación, incluyendo sus vertientes interactivas y colaborativas, para recopilar, seleccionar, transformar y transmitir, todos aquellos datos y contenidos vinculados con el entrenamiento y la condición física, mediante informes o presentaciones, expresándose con el vocabulario propio de la materia. De esta forma el alumnado irá reconociendo, asimilando y ampliando los conocimientos tratados en el aula, pudiendo contrastarlos e incluso intercambiarlos dentro del grupo-clase. A la vez, servirá para reforzar, desde la transversalidad, la habilidad del alumnado en el empleo del recurso informático, tal como viene demandando la sociedad contemporánea y se contempla en los objetivos del Bachillerato.

Antropología y Sociología

Introducción

La antropología y la sociología son dos ciencias sociales independientes, pero tienen en común que incluyen en su investigación el conjunto de las manifestaciones de los seres humanos en toda su complejidad, analizando y sintetizando lo que son capaces de generar: la cultura, los grupos que forman, lo que comparten, los significados que emplean, cómo se organizan y relacionan, cómo aprenden, y las herramientas que fabrican y usan.

La antropología, básicamente, tiene como objeto de estudio al ser humano en el marco de la sociedad y cultura a las que pertenece. Se propone conocer el origen y desarrollo de la humanidad, en su enorme variabilidad, y sus comportamientos sociales a lo largo del espacio y el tiempo. Esta ciencia social integra las aportaciones y conocimientos ofrecidos por múltiples disciplinas naturales y sociales, relacionando elementos arqueológicos, económicos, sociales, religiosos, ecológicos, lingüísticos, ideológicos, etc.

La sociología trata esencialmente de la comprensión de hechos y procesos sociales tales como, por ejemplo, las desigualdades en la sociedad actual. Para la descripción de los fenómenos sociales y su posterior análisis, la sociología mantiene estrecha relación con las demás ciencias sociales, pero ha desarrollado su propia metodología empírica para la recogida y tratamiento estadístico de los datos.

En tanto que ciencias sociales, es preciso llamar la atención del alumnado sobre su carácter plural, a la vez sobre el hecho de que quienes se dedican a este campo lo hacen en su doble condición de observadores del mundo social y, al mismo tiempo, sujetos activos dentro de este, es decir, que ambas ciencias presentan un diálogo del ser humano como individuo y como colectividad social.

Los estudios antropológicos y sociológicos no se deberían limitar a las teorías tradicionales y clásicas, pues la humanidad está en constante movimiento, en una simbiosis con su cultura, de la que extrae normas de comportamiento y valores, y a la que aporta su propia praxis.

En su contribución pedagógica, esta optativa es básicamente formativa para la adolescencia, no sólo por sus contenidos socioculturales (el conocimiento de las costumbres, de las diferentes normativas, de los rituales, de las instituciones, de las jerarquías y procesos sociales, de las formas de vida, del trabajo y de la utilización del tiempo de ocio), sino también porque ayuda en la creación de hábitos de investigación, desarrollando el análisis y la opinión contrastada. Fundamentando valores de respeto y tolerancia desde el conocimiento del porqué de las diferencias.

La finalidad de esta materia en el Bachillerato es aportar conocimientos sobre la diversidad cultural de los pueblos y desarrollar el interés por los rasgos de identidad de la cultura propia, favoreciendo el análisis de la cultura y la sociedad canaria y su entorno, y valorando el patrimonio natural, cultural, social e histórico de Canarias.

Esta materia ofrece al alumnado el conocimiento de las dimensiones básicas de la estructura y el cambio en las sociedades, así como de los diferentes intercambios culturales producidos en los pueblos por el efecto de las migraciones y de la movilidad laboral y social, así como de la incidencia de este fenómeno en la construcción de la identidad de las personas. También tiene como virtud didáctica fomentar en los alumnos y alumnas la tolerancia y el respeto por las culturas y la valoración de las diferencias sociales, culturales, económicas, étnicas y de género de las distintas sociedades y grupos sociales, tomando como referente ético y legal la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Invitándolos a mirar más allá de su propio contexto social y cultural, la optativa permite a los alumnos y alumnas adoptar un punto de vista crítico y fundamentado para poder interpretar la sociedad y la cultura en su globalidad. Desde el conocimiento de la diversidad social y cultural, así como de las desigualdades y diferencias entre distintos modos de vida y comportamientos socioculturales, esta materia puede ayudar a que descubran formas de respuesta diferentes cuando los pueblos, grupos y movimientos sociales y políticos intentan resolver los problemas sociales, políticos, de género, étnicos, económicos, ecológicos, religiosos e ideológicos que se les presentan, pudiendo este análisis aportar al alumnado nuevos caminos para la creatividad y la innovación, así como otras vías de actuación para la resolución de problemas.

El alumnado de Bachillerato se encuentra en un momento de rápida evolución física, psicológica y emocional, en la etapa de su vida en la que se produce el desarrollo y asimilación de ideas y valores; vive en un mundo desigual y globalizado, en el que se le presenta un amplio espectro de interrelaciones de todo tipo. Estudiar esta materia, en su aplicación comprensiva y práctica (investigación social y trabajo de campo), le puede aportar autonomía e iniciativa personal para construir sus propias concepciones y modelos de actuación ante los retos de la vida y tomar sus propias decisiones; asimismo puede contribuir a su madurez personal y social, que le posibilitaría actuar de forma responsable.

La investigación social, con los alumnos y alumnas trabajando en equipo, permite desarrollar la competencia comunicativa mediante la elaboración del trabajo de campo, con las entrevistas y la redacción de informes, así como a través de las exposiciones en el aula. Además, los conocimientos que aporta la materia sobre pueblos y culturas, socialización, instituciones, desigualdades y conflicto social, ayudan a desarrollar en el alumnado su competencia social y ciudadana, animándolo a la participación solidaria en la mejora de su entorno, cultural, natural y social.

La materia de Antropología y Sociología tiene la pretensión de aportar interés y comprensión por las diversas situaciones sociales y culturales que presentan los grupos e instituciones sociales: familia, pueblo, ciudad, estado, etc. También se propone, mediante el trabajo de campo y desde la lectura de textos especializados, ayudar al alumnado a desarrollar la iniciativa personal en su trabajo, desarrollando la capacidad de escucha y respeto por las opiniones de las demás personas.

El trabajo de investigación social persigue desarrollar en los alumnos y alumnas la capacidad de relacionar los conceptos aprehendidos de las dos disciplinas, y aplicarlos a las situaciones sociales y culturales concretas, tanto de los pueblos en épocas anteriores como de las ciudades actuales, e indagar en su entorno inmediato, analizando los elementos que integran la sociedad y la cultura canaria. Otra finalidad es el análisis de las sociedades y las culturas, valorando como referente objetivo la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Los contenidos se han organizado en cuatro bloques, que van gradualmente, desde los aspectos más teóricos de la antropología y la sociología, hasta sus respectivas metodologías y aplicaciones.

El primer bloque, «Contenidos comunes», está centrado en el tratamiento de los procedimientos y actitudes comunes al resto de los bloques.

En un segundo bloque, «La antropología», se abordan los conceptos, el vocabulario y las técnicas básicas de la antropología, desde las que el alumnado podrá analizar las diversas situaciones sociales y culturales y acercarse a los problemas que plantean los grupos sociales y las sociedades en su conjunto. Se trataría de cómo aplicar estos conceptos a situaciones sociales y culturales concretas permitiendo el análisis, no sólo de pueblos de la antigüedad, sino de sociedades actuales, abordándose además el estudio de la cultura y la sociedad canaria. Otro contenido sería el desarrollo de una actitud solidaria y tolerante en su análisis de las sociedades y las culturas, y el reconocimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como referente ético y legal. Se estudiarían, en fin, las transformaciones producidas por los diversos grupos sociales, valorando las diferencias sociales, económicas, étnicas, religiosas, sexuales, lingüísticas y culturales de los pueblos.

En un tercer bloque, «La sociología», dedicado exclusivamente a esta ciencia, se pretende profundizar en el conocimiento de la dimensión social del ser humano, de su inmersión en la estructura social, partiendo del grupo primario, la familia, hasta el más extenso, el estado. Se quiere que el alumnado convierta su situación social en un observatorio de la realidad.

Y un cuarto bloque, «El trabajo de campo», en el que se utilizará la metodología propia de la antropología y la sociología, para conocer, comparar y evaluar distintos tipos de grupos sociales, procesos y relaciones sociales, divergentes y convergentes, los roles de cada modelo social estudiado, las costumbres y sobre todo los modelos normativos y sus fines. Se pretende, además, el análisis de la sociedad considerada como un todo, un marco en el cual existen y se integran las instituciones, las comunidades, los individuos y grupos sociales, comprobando el carácter globalizador del fenómeno social, la sociedad como proceso de estructuración y agregación, y la manera en que los distintos aspectos sociales se conjugan dentro de una sociedad determinada.

Para impartir la materia sería recomendable usar un modelo metodológico acorde con su finalidad (el conocimiento y la comprensión de la diversidad cultural y social, de los pueblos y el análisis de la sociedad actual), de manera que el alumnado relacione el aporte teórico proporcionado por la materia con su trabajo personal, tanto individual como en equipo.

Es conveniente profundizar en los contenidos fundamentales de la antropología y la sociología, con el fin de lograr que el alumnado se familiarice con el lenguaje propio de estas disciplinas, sus métodos, enfoques y técnicas específicas de investigación, para su posterior aplicación; de ahí que los contenidos discurran siempre de lo más teórico (enfoques disciplinares, vocabulario, conceptos y definiciones) a lo más práctico (trabajo de campo, aplicaciones e investigación social).

Una estrategia podría consistir en partir del análisis ya hecho y contextualizarlo en la realidad más cercana al alumnado. Otro criterio metodológico podría ser, tanto para el trabajo individual como grupal, analizar documentos monográficos sobre distintas culturas o situaciones sociales, en lugares o condiciones sociales próximas o lejanas para los alumnos y alumnas, relacionando aspectos de esas culturas o situaciones sociales, lo que le permitiría compararlas con la suya propia, reflexionar y construir su propia opinión, desde las semejanzas y diferencias observadas.

Dado su carácter formativo, resultaría apropiado el recurso a algunos textos especializados en antropología y sociología, en los que se analizan culturas, comunidades, grupos sociales y pueblos y se destacan problemas concretos como la violencia, la guerra, el conflicto de clases, la socialización, el papel de la mujer en esas sociedades, etc. A partir de esas lecturas individuales y explicaciones en clase, por parte del profesorado, se sugiere realizar exposiciones y debates, con objeto de que incidan en una mejor comprensión de la necesidad de cooperación y respeto por las opiniones de las demás personas.

Asimismo, se podría utilizar una metodología interactiva, que favorezca en el alumnado la capacidad para aprender por sí mismo. Con el trabajo individual se fomentaría la lectura, la búsqueda de datos utilizando las tecnologías de la información y la comunicación, y el análisis de periódicos y de programas de televisión. También se recomienda favorecer el conflicto cognoscitivo, el contraste crítico y el debate, mediante textos o materiales audiovisuales atractivos y sugerentes (películas y documentales), así el planteamiento de situaciones cotidianas. En el trabajo en equipo el alumnado puede adquirir un aprendizaje cooperativo empleando, entre otros, los medios de comunicación electrónicos, además de aplicar los métodos apropiados de investigación y exposición, utilizando el trabajo de campo y los programas informáticos en las presentaciones. Además, el trabajo en grupo se podría orientar hacia la elaboración de proyectos de investigación social y antropológica sobre una ciudad, un barrio o un pueblo. Para la preparación y exposición de estos trabajos sería de gran ayuda la utilización de la comunicación electrónica y la organización de actividades que faciliten el contacto con jóvenes de pueblos, culturas y condiciones sociales diversas. En estos trabajos se le puede proponer al alumnado como estrategia el relacionar los aspectos teóricos con una reflexión sobre la emancipación de las personas, el género, la religión, las etnias, el desarrollo de los pueblos, etc.

Los criterios de evaluación deberán verificar si los alumnos y las alumnas han comprendido las teorías y los trabajos de investigación de ambas disciplinas, y si se han familiarizado con el vocabulario propio de la antropología y de la sociología. También se tratará de comprobar la capacidad del alumnado para analizar las situaciones culturales y sociales de grupos humanos determinados y de su entorno inmediato, utilizando para ello los conceptos adquiridos en la materia; siendo oportuno comprobar su capacidad para dar cuenta de los aspectos esenciales de las diversas realidades socioculturales, y al mismo tiempo, ser capaces de entender la cultura en su concepción global.

Otro criterio deberá permitir evaluar la capacidad del alumnado para utilizar procedimientos de comparación entre las diversas culturas, situaciones y condiciones sociales, y con la suya propia, así como la comprensión de los diferentes modos de vida, mostrando en sus análisis y valoraciones actitudes tolerantes y tomando como referente ético y legal la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Finalmente, se constatará si los alumnos y alumnas son capaces de expresar sus conocimientos y juicios de valor de manera contrastada, y manejando adecuadamente las tecnologías de la información y de la comunicación, como herramientas imprescindibles para abordar los estudios propuestos en la materia.

Para poder evaluar los contenidos y su grado de desarrollo, y la habilidad adquirida por el alumnado en el manejo de los métodos y técnicas de trabajo, se sugiere el diseño de actividades en las que pueda demostrar su capacidad de síntesis sobre los datos recogidos en el trabajo de campo y su destreza por los problemas sociales, las culturas y los pueblos. Además, convendría tener en cuenta la elaboración de cuadernos de campo, la realización de comentarios sobre documentales y películas, y su participación en debates en el aula y en exposiciones en clase usando programas informáticos.
Objetivos

La enseñanza de Antropología y Sociología en el Bachillerato tendrá como finalidad el desarrollo de las siguientes capacidades:

  1. Conocer y emplear con corrección el vocabulario específico de la materia.

  2. Analizar distintas situaciones sociales y culturales y los problemas que pudieran llevan implícitos: desigualdad social, sexismo, violencia de género, pobreza, racismo, xenofobia, sobreexplotación de los recursos, conflictos bélicos, etc.

  3. Adquirir una visión general de las características de las sociedades, teniendo en cuenta tanto la construcción y la evolución de la naturaleza humana como el desarrollo social y cultural de la vida social.

  4. Adoptar un punto de vista reflexivo e integrador respecto a los conceptos específicos de los diversos campos de la antropología y la sociología, con el fin de adquirir una comprensión global de la vida social y cultural.

  5. Identificar las principales situaciones y relaciones sociales, y las culturas y su evolución, analizar los diferentes hechos y procesos sociales, comprendiendo sus problemáticas materiales y sociales.

  6. Relacionar las transformaciones sociales y materiales que se producen en los distintos grupos culturales con las actuaciones adoptadas por estos ante los problemas que se les presentan.

  7. Utilizar de manera integradora los conocimientos sociológicos y antropológicos que se van adquiriendo, sea en debates en el aula sobre temas actuales, sea a través de la documentación adquirida por el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, incluidas sus posibilidades interactivas y colaborativas.

  8. Valorar los universales culturales que unen a las personas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, y comprender la diversidad social y cultural existente en nuestro mundo, adoptando una actitud solidaria, conociendo las interpretaciones y debates desarrollados sobre el proceso de construcción de las semejanzas y variaciones étnicas, lingüísticas, sexuales, religiosas, sociales, económicas y culturales.

  9. Reconocer e identificar los rasgos característicos de la cultura y la sociedad canaria, y promover su comprensión crítica, así como el compromiso con la defensa y conservación de su patrimonio cultural, natural y social.

Contenidos

I. Contenidos comunes

  1. Toma de conciencia sobre los factores influyentes en la conformación del individuo social.

  2. Desarrollo de las estrategias propias de la metodología científica antropológica y sociológica para la identificación de rasgos sociales y culturales.

  3. Adquisición y uso del vocabulario propio de la materia y capacidad de aplicación de las estrategias de trabajo específicas de la antropología y la sociología.

  4. Búsqueda de información, procedente de fuentes diversas (textos, documentales o películas), proporcionadas por el profesorado o consultadas en bibliotecas, videotecas, u obtenidas mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, incluidas sus vertientes interactivas y colaborativas; selección e interpretación crítica de la información y redacción de conclusiones, con presentación al resto del grupo de clase.

  5. Análisis comparativo de las distintas formas de vida, grados de desarrollo, transformaciones, problemáticas y rasgos culturales, de sociedades determinadas, tanto en la antigüedad como en la actualidad.

  6. Análisis de los rasgos distintivos de las diferentes culturas y de las relaciones existentes entre sociedad, política, religión, lenguaje y conocimiento.

  7. Valoración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como referente ético y legal.

  8. Desarrollo de las destrezas necesaria para la confección de un diario personal y de notas de campo, con aportaciones y argumentos de autoridad de antropólogos destacados.

  9. Adquisición de las técnicas de realización de debates y puesta en común de conclusiones. Participación en estos con rigor y mutuo respeto.

II. La antropología

  1. La antropología: objeto de estudio y fundamentos metodológicos. Los orígenes de la antropología. Las distintas perspectivas antropológicas.

  1. Diversidad humana.

  2. Intercambio cultural.

3.1. Etnocentrismo.

3.2. Interculturalidad y multiculturalidad.

  1. Lenguaje, pensamiento y cultura.

  2. Parentescos y grupos de filiación.

5.1. Matrimonio y familia.

  1. Sexo, género y cultura.

  2. Procesos simbólicos y comunicativos.

7.1. Religión, mitos, ritos y tabúes.

7.2. Arte.

  1. La sociedad y la cultura canaria.

8.1. Manifestaciones culturales y religiosas.

8.2. Expresiones artesanales y artísticas.

III. La sociología

  1. Introducción al objeto y métodos de la sociología. Los orígenes de la sociología y las diversas perspectivas sociológicas.

  1. Los procesos de socialización.

  2. Cambio social y modernización.

  3. Estratificación y desigualdades sociales en nuestra sociedad.

  4. Conflicto social.

  5. Instituciones sociales básicas: familia, educación y trabajo.

  6. Estado y poder. Legitimidad y autoridad.

  7. Los problemas del género y la sexualidad.

IV. El trabajo de campo: teoría y práctica

  1. Metodología de la investigación social.

  1. Técnicas de investigación sociológica.

  2. Técnicas etnográficas.

  3. Trabajo de campo.


Criterios de evaluación

  1. Conocer y utilizar los conceptos y métodos de trabajo de la sociología y la antropología, mediante el estudio de las características del ser humano y de su evolución, y el análisis de los distintos elementos que organizan y conforman la cultura (sociales, políticos, económicos y simbólicos) y que configuran los procesos de humanización, formulando hipótesis explicativas y comparaciones interculturales, y valorando críticamente los diferentes modos de vida.

La aplicación de este criterio persigue constatar si los alumnos y alumnas conocen y emplean los conceptos y métodos de trabajo de la sociología y la antropología, a través del estudio de las características del ser humano y de su evolución, y si usan adecuadamente las técnicas de análisis (recogida de datos a través de entrevistas, cuestionarios y encuestas…) para la descripción e interpretación de determinados hechos culturales y sociales. Además, el criterio quiere verificar la capacidad del alumnado para proponer hipótesis explicativas sobre la información recogida, así como para utilizar procedimientos de comparación objetiva entre diversas culturas, manteniendo una actitud de comprensión y de valoración crítica hacia ellas y los modos diferentes de vida.

  1. Analizar los acontecimientos y las causas de las transformaciones sociales y culturales de los distintos grupos humanos y comprender las actuaciones adoptadas por estos en la resolución de problemas.

Este criterio de evaluación pretende comprobar la capacidad del alumnado para analizar los grupos humanos y los acontecimientos sociales y culturales derivados de la evolución de estos, así como las transformaciones y cambios que se producen, identificando sus causas, tanto naturales (genéticas, climáticas, etc.) como socioculturales y materiales (problemas o coyunturas de desabastecimiento, supervivencia, competitividad y desarrollo económico, agrícola e industrial…), y comprendiendo las actuaciones adoptadas por estos grupos ante la diversidad de situaciones difíciles o necesidades para la resolución de problemas.

  1. Aplicar en sus juicios de valor actitudes tolerantes en el análisis de las distintas culturas, y reconocer la Declaración Universal de los Derechos Humanos como referente ético y legal de carácter mundial.

Este criterio trata de evaluar si el alumnado muestra una actitud tolerante cuando emite sus juicios de valor sobre las diferentes culturas, mostrando una actitud de respeto y comprensión hacia ellas, pero haciéndolo desde una perspectiva crítica basada en el reconocimiento de la Declaración Universal de los Derechos Humanos como único referente ético y legal, válido para aplicarlo a otras culturas.

  1. Planificar y elaborar trabajos de investigación, de forma individual o en grupo, manejando entre otras fuentes las procedentes de las tecnologías de la información y la comunicación, sobre aspectos culturales y sociales determinados, históricos y de la actualidad, incluyendo los referidos a su entorno, utilizando las técnicas y métodos propios de la sociología y la antropología y el vocabulario propio de la materia.

Este criterio pretende comprobar en el alumnado la capacidad para planificar y elaborar trabajos de investigación, de manera individual y grupal, confeccionando un diario personal y de notas de campo, sobre temas y asuntos culturales y sociales relacionados con la materia, tanto de la sociedad actual, de su propio entorno, como de sociedades a lo largo de la historia, indagando en diversas fuentes, incluidas las procedentes de las tecnologías de la información y la comunicación. También permite verificar la capacidad de los alumnos y alumnas para utilizar las técnicas y métodos de la antropología y la sociología en esos trabajos (observación, participación, entrevistas, cuestionarios, etc.), redactando con corrección y exponiendo los resultados con el vocabulario propio de la materia. Se valorará la creatividad de los planteamientos y el tratamiento de los problemas.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

similar:

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconResumen En este trabajo se intenta seguir el paso a las transformaciones...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconI. España desde la Constitución hasta nuestros días

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconPirámide de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconDe la lectura detenida de los presentes textos, se deduce que desde...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconEl agua a desempeña un papel muy importante para la humanidad desde...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconJerarquía de necesidades de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconJerarquía de necesidades de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconLa temática del liderazgo ha sido de las que mayor interés ha despertado...
«desde la hora de nacimiento, algunos hombres están señalados para obedecer y otros para mandar». Maquiavelo, en su obra de 1532...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconCasi todas las células de nuestros tejidos tienen un período de vida...

En todas las épocas, desde la prehistoria, pasando por las civilizaciones griega y romana, hasta nuestros días, el ser humano ha manifestado la necesidad de iconLas tecnologías imperantes. Así, desde Platón que consideraba el...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com