Elogios a La Reconexión




descargar 0.9 Mb.
títuloElogios a La Reconexión
página2/30
fecha de publicación12.03.2016
tamaño0.9 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30

Alabanzas a La Reconexión


La Reconexión debería ser leído por los pacientes no sólo para que se puedan sanar a ellos mismos, sino para ayudar en la sanación de otros y, a través de su ejemplo, poder informar a sus médicos convencionales de la medicina energética actual y el poder sanador de La Reconexión.»

Doctor Gary E. R. Schwartz, y Doctora Linda G. S. Russek, directores del Laboratorio de Sistemas de Energía Humana de la Universidad de Arizona; y autores de The Living Energy Universe: A Fundamental Discovery That Transforms Science And Medicine.

«Un libro maravilloso que describe la evolución de un doctor-sanador, contada con agudeza, humor y gran perspicacia. Las curiosas historias y experiencias del Doctor Pearl que llevan al desarrollo de la Sanación Reconectiva son a la vez edificantes y conmovedoras. Eric Pearl ha recibido un don sin igual, que él nos transmite a todos nosotros. Su propuesta sobre la Sanación Reconectiva es simple, aunque sus efectos son profundos. Representa una nueva y no dirigida forma de sanación energética que va más allá de las fórmulas, técnicas y manirás de las que hemos dispuesto hasta ahora para trabajar en este planeta. Yo lo recomiendo especialmente para los terapeutas, así como para todos los que estén interesados en despertar su propio potencial de sanación.»

Doctor Richard Gerber, autor de La curación energética7 y Vibrational Medicine For The 21st Century.

«La Reconexión es una historia real bien escrita que podría realmente inspirar a la gente a seguir su camino espiritual y convertirse en sanadores.»

Doctora Doreen Virtue, autora de The Lightworker's Way, Healing With The Angels y Los niños de cristal8.

LA RECONEXIÓN

Sana a otros; sánate a ti mismo

Doctor Eric Pearl

A mis padres, por darme la vida y por darme el valor de vivir su verdad.

A Salomón y Aarón, por darme entendimiento ... y por darme la validación que necesitaba para seguir adelante.

A Dios/Amor/Universo, por dar.

Prefacio


Estás a punto de leer un libro sobre un valiente y comprensivo médico, el Doctor Eric Pearl, quien descubrió que la clave para la salud y la sanación está en lo que él llama La Reconexión. Cuando le oímos hablar por primera vez en el Programa de Medicina Integradora del Doctor Andrew Weil en la Universidad de Arizona, nos sentimos inmediatamente impactados por la honestidad y sinceridad del Doctor Pearl. Era un hombre que estaba dispuesto a renunciar a una de las consultas quiroprácticas más lucrativas de Los Ángeles para adentrarse en un viaje de sanación espiritual y formular algunas de las más importantes y controvertidas preguntas de la medicina y la sanación de hoy en día.

¿Juega la energía, y la información que conlleva, un papel principal en la salud y la sanación?

¿Pueden nuestras mentes conectarse con esta energía, y podemos aprender a aprovechar esta energía para sanarnos a nosotros mismos y a los demás?

¿Hay una gran realidad espiritual, formada de energía viva, con la que podemos aprender a conectarnos, que no sólo fomenta nuestra sanación personal, sino la sanación del planeta entero?

Nos preguntamos: «¿Habrá perdido la razón el Doctor Pearl? O, ¿se habrá reconectado con la sabiduría de su propio corazón y el corazón de energía viva del cosmos?».

La verdad es que, cuando vimos al Doctor Pearl por primera vez, no lo sabíamos. Sin embargo, el Doctor Pearl había sido destinado a «predicar con el ejemplo». Esto incluía llevar sus afirmaciones -y sus talentos- a un laboratorio de investigación cuyo lema es «Si es cierto, debe darse a conocer; y si es falso, encontraremos el error».

El Laboratorio de Sistemas de Energía Humana de la Universidad de Arizona es fiel a la integración de la medicina mente-cuerpo, medicina energética, y medicina espiritual. Nuestro propósito al trabajar con el Doctor Pearl no fue probar que la Sanación Reconectiva funciona, sino más bien proporcionar al proceso de la Sanación Reconectiva la oportunidad de probarse a sí mismo.

Una conexión histórica con la Reconexión


Mi relación personal (habla Gary) con el concepto de reconexión se remonta a mi programa de doctorado en filosofía en la Universidad de Harvard a finales de los años 60. Me incorporé a una investigación revolucionaria sobre la autorregulación y sanación dirigida por uno de los médicos más integradores del primer tercio del siglo pasado.

En 1932, el profesor Walter B. Cannon de la Universidad de Harvard publicó su clásico libro The Wisdom of the Body. El Doctor Cannon describió cómo el cuerpo mantiene su salud -en inglés, health, del griego hael que significa «plenitud»- fisiológica a través de un proceso que él llamó «homeostasis». Según Cannon, la capacidad del cuerpo para mantener su plenitud homeostática requiere que los procesos de retroalimentación que hay en todo el cuerpo estén conectados, y que la información que viaja a través de esta red de autopistas de retroalimentación sea fluida y precisa.

Por ejemplo: al conectar un termostato a una caldera, si la temperatura de tu habitación baja del nivel establecido, la señal del termostato encenderá la caldera, y viceversa, y así se mantendrá la temperatura en tu habitación. El termostato proporciona la retroalimentación; el resultado es la homeostasis entre tu habitación y tú.

Lo que hace que todo esto funcione son las conexiones apropiadas dentro del sistema. Si desconectas la retroalimentación, la temperatura no se mantendrá. Esto, en una palabra, es la idea de la conexión de la retroalimentación.

Como joven profesor asistente en el Departamento de Psicología y Relaciones Sociales de la Universidad de Harvard, desarrollé la lógica que conduce al descubrimiento de que las conexiones de retroalimentación son fundamentales no sólo para la salud y la plenitud fisiológicas, sino para la salud y la plenitud en todos los niveles de la naturaleza. La conexión de la retroalimentación es fundamental en la plenitud; esto es: energética, física, emocional, mental, social, global y, sí, incluso astrofísica.

Propuse que «la sabiduría del cuerpo» de Cannon podía reflejar un principio mayor y universal. Lo llamé «la sabiduría de un sistema» o más simple, «la sabiduría de la conexión»:

Cuando las cosas están conectadas, ya sea:

1. el oxígeno al hidrógeno por vínculos químicos en el agua;

2. el cerebro a órganos fisiológicos por mecanismos neurales, hormonales o electromagnéticos del cuerpo; o

3. el sol a la tierra por la gravedad y las influencias electromagnéticas del sistema solar...... y la información y la energía circulan libremente, cualquier sistema tiene la capacidad de sanar, permanecer íntegro, y evolucionar.

Cuando fui profesor de psicología y psiquiatría de la Universidad de Yale desde mediados de los años 70 hasta finales de los 80, publiqué documentos científicos que cumplían este principio de conexión universal no sólo en la plenitud y salud mente-cuerpo, sino en la plenitud y salud en todos los niveles de la naturaleza (por ejemplo: Schwartz, 1977; 1984). Mis colegas y yo sugerimos que había cinco aspectos básicos para conseguir la plenitud y la salud: atención, conexión, autorregulación, orden y bienestar.

Paso 1: Atención voluntaria: Esto es tan simple como sentir tu cuerpo, y la energía que fluye dentro de él y entre el medio ambiente y tú.

Paso 2: La atención crea conexión: Cuando permites a tu mente, consciente o inconscientemente, experimentar la energía y la información, este proceso promueve conexiones no sólo dentro de tu cuerpo, sino entre tu cuerpo y el medio ambiente.

Paso 3: La conexión conlleva autorregulación. Como un equipo de atletas o de músicos que consiguen éxitos en el deporte o el jazz, las conexiones dinámicas entre los integrantes permiten que el equipo se organice y se controle (lo que se llama «autorregulación»), con la ayuda de entrenadores y directores.

Paso 4: La autorregulación promueve el orden. Lo que experimentas como plenitud, éxito, e incluso belleza, refleja un proceso organizador realizado por las conexiones que permiten la autorregulación.

Paso 5: El orden se expresa con bienestar. Cuando cada cosa está conectada correctamente, y las partes (los integrantes) están autorizadas a cumplir con sus respectivos papeles, el proceso de autorregulación puede ocurrir sin esfuerzo. El proceso fluye.

También es cierto a la inversa. Hay cinco pasos básicos para conseguir la desintegración y la enfermedad: desatención, desconexión, desregulación, desorden y enfermedad.

Si desatiendes tu cuerpo (Paso 1), se crea desconexión dentro de tu cuerpo y entre tu cuerpo y el medio ambiente (Paso 2), promoviendo la desregulación del cuerpo (Paso 3), que podría ser medida como desorden del sistema (Paso 4), y experimentada como enfermedad (Paso 5).

En una palabra, la conexión lleva al orden y al bienestar, la desconexión lleva al desorden y la enfermedad.

Cuando leas el libro del Doctor Pearl, verás que estos pasos conectados aparecen en todos los niveles de la vida, desde el energético, a través de mente-cuerpo, al espiritual. La clave para comprender este nuevo nivel de sanación es el prefijo «re»: reatención, reconexión, re-regulación, reordenamiento sanador.

Descubrir la Sabiduría de la Reconexión


En el musical de Stephen Sondheim Un domingo en el parque con George, que trata del pintor puntillista George Seurat, la creación de la belleza se describe como un proceso de conexión. Seurat fue un maestro en la organización y conexión de puntos de color, creando bellas imágenes que aún hoy admiramos. Sondheim nos recuerda la importancia de este proceso con su sencilla canción: «Conecta, George, conecta».

Durante la lectura de este libro, formarás parte de una experiencia de conexión sanadora. Tu mente y tu corazón se expandirán y unirán a medida que el Doctor Pearl conecta los puntos de su vida. Entrarás en el alma de un sanador que ha experimentado dudas personales y dolor mientras descubría el proceso de la reconexión, y presenciarás la profunda bendición y satisfacción que él experimentó cuando vio a sus pacientes sanarse.

No queremos insinuar que todo lo escrito en este libro esté reconocido científicamente. No obstante, tampoco lo hace el Doctor Pearl. Él comparte sus experiencias, ofrece sus conclusiones, y te lleva a que saques las tuyas propias. El viaje continúa.

El Doctor Pearl tiene un amplio compromiso con la medicina basada en la evidencia. Sus estudios científicos básicos dirigidos en nuestro laboratorio hasta la fecha son sorprendentemente consistentes con sus predicciones, y hay proyectos de futuros estudios clínicos. Como sugiere nuestro libro The Living Energy Universe, la sabiduría para sanar puede estar entre nosotros, esperando a que demos con la clave que servirá para propósitos mayores.

Puede que tú te sientas tan iluminado e ilusionado con este libro como nosotros. Doctor Gary E. R. Schwartz y Doctora Linda G. S. Russek

Doctor Gary E. R. Schwartz, profesor de psicología, medicina, neurología, psiquiatría y cirugía; es director del Laboratorio de Sistemas de Energía Humana de la Universidad de Arizona. También es vicepresidente de investigación y educación de la Fundación de la Energía Viva del Universo. Recibió su Doctorado en Filosofía en la Universidad de Harvard en 1971, y fue profesor asistente de psicología en Harvard hasta 1976. Fue profesor de psicología y psiquiatría en la Universidad de Yale, director del Centro de Psicofisiología de Yale, y codirector de la Clínica de Medicina Conductual hasta 1988.

Doctora Linda G. S. Russek, profesora clínica asistente de medicina y codirectora del Laboratorio de Sistemas de Energía Humana de la Universidad de Arizona. También es presidenta de la Fundación de la Energía Viva del Universo y dirige la serie de conferencias Celebración del Alma Viva (www.livingenergyuniverse.com).
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   30




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com