Apunte General: Derecho Civil I – Parte General




descargar 0.62 Mb.
títuloApunte General: Derecho Civil I – Parte General
página10/16
fecha de publicación16.01.2016
tamaño0.62 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   16

En las sociedades por esposos, el cónyuge que prestare su nombre como socio no será reputado como tal respecto de los verdaderos socios, tenga o no parte en las ganancias de la sociedad; Pero con relación a terceros, será considerado con las obligaciones y responsabilidades de un socio (conforme al Art.34). “Los esposos pueden integrar entre sí sociedades por acciones y de responsabilidad limitada…” (Art.27). El socio aparente “que prestare su nombre como socio no será reputado como tal respecto de los verdaderos socios, tenga o no parte en las ganancias de la sociedad; Pero con relación a terceros, será considerado con las obligaciones y responsabilidades de un socio, salvo su acción contra los socios para ser indemnizado de lo que pagare” (Art.34). “La evicción autoriza la exclusión del socio, sin perjuicio de su responsabilidad por los daños ocasionados. Si no es excluido, deberá el valor del bien y la indemnización de los daños ocasionados” (Art.46).

En las sociedades constituidas en el extranjero, “el representante de sociedad constituida en el extranjero contrae las mismas responsabilidades que para los administradores prevé esta ley y, en los supuestos de sociedades de tipos no reglamentados, las de los directores de sociedades anónimas” (Art.121).

En la Sociedad Colectiva, “Los socios contraen responsabilidad subsidiaria, ilimitada y solidaria, por las obligaciones sociales. El pacto en contrario no es oponible a terceros” (Art.125). En caso de renuncia, “el administrador, aunque fuere socio, puede renunciar en cualquier tiempo, salvo pacto en contrario, pero responde de los perjuicios que ocasione si la renuncia fuere dolosa o intempestiva” (Art.130).

En la Sociedad en Comandita Simple, “El socio comanditario no puede inmiscuirse en la administración; si lo hiciere será responsable ilimitada y solidariamente. Su responsabilidad se extenderá a los actos en que no hubiera intervenido cuando su actuación administrativa fuere habitual” (Art.137).

En la Sociedad de Capital e Industria, “El o los socios capitalistas responden de los resultados de las obligaciones sociales como los socios de la sociedad colectiva; quienes aportan exclusivamente su industria responden hasta la concurrencia de las ganancias no percibidas” (Art.141).

En la Sociedad de Responsabilidad Limitada, “…Los socios limitan su responsabilidad de la integración de las que suscriban, adquieran, sin perjuicio de la garantía a que se refiere el artículo 150”. (Art.146). “…Si los socios optan por realizar valuación por pericia judicial, cesa la responsabilidad por la valuación que les impone el artículo 150” (Art.149). Además, “…Los gerentes serán responsables individual o solidariamente, según la organización de la gerencia y la reglamentación de su funcionamiento establecidas en el contrato. Si una pluralidad de gerentes participaron en los mismos hechos generadores de responsabilidad, el Juez puede fijar la parte que a cada uno corresponde en la reparación de los perjuicios, atendiendo a su actuación personal. Son de aplicación las disposiciones relativas a la responsabilidad de los directores cuando la gerencia fuere colegiada…” (Art.157).

En la Sociedad Anónima, “… Los socios limitan su responsabilidad a la integración de las acciones suscriptas” (Art.163). En la constitución sucesiva, los promotores responden ilimitada y solidariamente por las obligaciones contraídas para la constitución de la sociedad. Una vez inscripta, la sociedad les reembolsará los gastos realizados (Conforme al Art.182). “…Los directores, los fundadores y la sociedad en formación son solidaria e ilimitadamente responsables por estos actos mientras la sociedad no esté inscripta” (Art.183). El directorio podrá resolver la asunción por la sociedad las obligaciones resultantes de los demás actos cumplidos antes de la inscripción, y debe dar cuenta a la asamblea. “…Si ésta desaprobase lo actuado, los directores serán responsables de los daños y perjuicios aplicándose el artículo 274. La asunción de estas obligaciones por la sociedad, no libera de responsabilidad a quienes las contrajeron, ni a los directores y fundadores que los consintieron” (conforme Art.184). “… La sociedad es responsable ante los accionistas por los errores o irregularidades de las cuentas, sin perjuicio de la responsabilidad del banco o caja de valores ante la sociedad, en su caso” (Art.208). El Comité Ejecutivo “no modifica las obligaciones y responsabilidades de los directores” (conforme al Art.269). La designación de gerentes “no excluye la responsabilidad de los directores” (conforme al Art.270). Extinción de responsabilidad: “…Queda exento de responsabilidad el director que participó en la deliberación o resolución o que la conoció, si deja constancia escrita de su protesta y diera noticia al síndico antes que su responsabilidad se denuncie al directorio, al síndico, a la asamblea, a la autoridad competente, o se ejerza la acción judicial” (Art.274). Además, “la responsabilidad de los directores y gerentes respecto de la sociedad, se extingue por aprobación de su gestión o por renuncia expresa o transacción, resuelta por la asamblea, si esa responsabilidad no es por violación de la ley, del estatuto o reglamento o si no media oposición del cinco por ciento (5 %) del capital social, por lo menos. La extinción es ineficaz en caso de liquidación coactiva o concursal” (Art.275). “La acción social de responsabilidad contra los directores corresponde a la sociedad, previa resolución de la asamblea de accionistas… (Art.276). “En caso de quiebra de la sociedad, la acción de responsabilidad puede ser ejercida por el representante del concurso y, en su defecto, se ejercerá por los acreedores individualmente” (Art.278). “Los síndicos son ilimitada y solidariamente responsables por el incumplimiento de las obligaciones que les imponen la ley, el estatuto y el reglamento, Su responsabilidad se hará efectiva por decisión de la asamblea. La decisión de la asamblea que declare la responsabilidad importa la remoción del síndico” (Art.296). “Los directores y síndicos serán ilimitada y solidariamente responsables en el caso de que tuvieren conocimiento de alguna de las circunstancias previstas en el artículo 299 y no lo comunicaren a la autoridad de contralor. En el caso en que hubieren eludido o intentado eludir la fiscalización de la autoridad de contralor los responsables serán pasibles de las sanciones que determina el inciso 3 del artículo 302” (Art.305).

En la Sociedad en Comandita por Acciones, “El o los socios comanditados responden por las obligaciones sociales como los socios de la sociedad colectiva; El o los socios comanditarios limitan su responsabilidad al capital que suscriben. Sólo los aportes de los comanditarios se representan por acciones” (Art.315). “…Los directores, síndicos y fiduciarios son solidariamente responsables por la exactitud de los datos contenidos en el prospecto” (Art.340). “Los directores de la sociedad son ilimitada y solidariamente responsables por los perjuicios que la violación de las disposiciones de esta Sección produzca a los debenturistas” (Art.358). “El fiduciario no contrae responsabilidad personal, salvo dolo o culpa grave en el desempeño de sus funciones” (Art.359).

En la sociedad accidental o en participación, “Los terceros adquieren Derechos y asumen obligaciones sólo respecto del socio gestor. La responsabilidad de éste es ilimitada. Si actúa más de un gestor, ellos serán solidariamente responsables” (Art.362).

En las agrupaciones de colaboración, “Por las obligaciones que sus representantes en nombre de la agrupación, los participantes responden ilimitada y solidariamente respecto de terceros. Queda expedita la acción contra éstos, sólo después de haberse interpelado infructuosamente al administrador de la agrupación: aquel contra quien se demanda el cumplimiento de la obligación puede hacer valer sus defensas y excepciones que hubieren correspondido a la agrupación” (Art.373). “Salvo disposición en contrario del contrato, no se presume la solidaridad de las empresas por los actos y operaciones que deban desarrollar o ejecutar, ni por las obligaciones contraídas frente a terceros” (Art.381).



  1. Simples asociaciones: Son sujetos del Derecho, provistos por el concurso de los miembros que los constituyen, carentes de finalidad lucrativa. Las normas del Art.46 del Código Civil: A ellas se refiere el nuevo Art.46 que dice: “Las asociaciones que no tienen existencia legal como personas jurídicas, serán consideradas como simples asociaciones civiles o religiosas, según el fin de su instituto. Son sujetos de Derecho, siempre que la constitución y designación de autoridades se acredite por escritura pública o instrumentos privados de autenticidad certificada por escribano público. De lo contrario, todos los miembros fundadores de la asociación y sus administradores asumen responsabilidad solidaria por los actos de ésta. Supletoriamente regirán a las asociaciones a que este artículo se refiere las normas de la sociedad civil”. Constituirse en escritura pública o en instrumento privado de autenticidad certificada por escribano público, y designar a sus autoridades de la misma forma es un presupuesto necesario para que las simples asociaciones invistan la calidad de sujetos de Derecho. Caso contrario, carecerán de existencia como tales para el futuro y sólo pueden ser comprobadas por los propios asociados o por los terceros con respecto a los hechos pasados cumplidos por la entidad (conforme a los Arts. 1663 y 1664 del Código Civil). Se rigen consiguientemente esas asociaciones irregulares por los principios referentes a las sociedades civiles irregulares o de hecho (conforme al Art. 46).

Situaciones que se plantean: La controversia doctrinaria que se ha planteado era en torno a la personalidad de las simples asociaciones. El antiguo Art.46, antes de ser reformada por la Ley 17.711, establecía: "Las asociaciones que no tienen existencia legal como personas jurídicas, serán consideradas como simples asociaciones civiles, comerciales o religiosas, según el fin de su instituto". En el esquema del codificador, sólo eran personas jurídicas las enumeradas en el Art.33, pero la libertad de asociación garantizada por el Art.14 de la Constitución Nacional, permite a los hombres asociarse con fines útiles sin que, necesariamente adopten la forma de personas jurídicas. Evidentemente, Vélez no les reconocía el carácter de personas jurídicas a estas "simples asociaciones", limitándose a explicar en su nota al pie del artículo que se regirían en las relaciones entre sus miembros y con terceros, por las "leyes generales". ¿Tenían pues, estas entidades una personalidad distinta de la de sus miembros? ¿Cuál era el régimen aplicable a esta nueva categoría?

La opinión clásica dominante negó la subjetividad de estas asociaciones, de modo que se sostenía que sólo se trataba de un "condominio" formado por los asociados sobre los bienes aportados por cada uno de ellos; No tenía capacidad ni responsabilidad propia: Quienes actuaban y resultaban responsables –acreedores o deudores– eran todos los asociados que quedaban comprometidos por los actos de la comisión directiva, así como el mandante es comprometido por lo obrado por el mandatario. La jurisprudencia fue entonces evolucionando hacia una posición tendiente a reconocer a las simples asociaciones el carácter de sujetos de Derecho, siempre y cuando contaran con representación suficiente y tuvieran patrimonio propio, admitiendo así, la facultad de sus órganos para estar en juicio. Así, con la reforma de la Ley 17.711 que reconoce a tales entidades regularmente constituidas el carácter de sujetos de Derecho.

Elementos esenciales: Las simples asociaciones presentan los siguientes elementos esenciales: 1) Tienen pluralidad de miembros que con su actividad colectiva brindan soporte a su personalidad; 2) Son de duración indefinida; 3) Disponen de un fondo social; Y 4) persiguen un fin altruista o desinteresado.

Capacidad y responsabilidad: Capacidad y responsabilidad contractual: A ese respecto, se considera por la jurisprudencia que las asociaciones tienen amplia capacidad para contratar, salvo para recibir donaciones en razón de lo dispuesto en el Art. 1806 del Código Civil. Por otro lado, al no estar reglamentadas las asociaciones que no son personas jurídicas, éstas se rigen por los principios de leyes análogas y los principios generales del Derecho, de ahí que se haya resuelto que la comisión directiva es una mandataria de la entidad, y observa Salas que "por leyes análogas se han entendido las normas que rigen las asociaciones con personalidad". En consecuencia, las "simples asociaciones" gozan de una capacidad de Derecho subordinada a los fines de su creación con las reservas correspondientes a las disposiciones legales restrictiva. Por las consecuencias de lo obrado por su Comisión Directiva dentro de las atribuciones estatutarias, responde la entidad con su propio patrimonio y subsidiariamente cada asociado por la porción viril correspondiente, por aplicación del Art.1747 que rige el caso según lo prevenido en el Art.46. En cuanto a los individuos actuantes no son responsables cuando claramente hubiesen obrado por la asociación. Si fallasen los requisitos enumerados en el Art.46; "Todos los miembros fundadores de la asociación y sus administradores asumen responsabilidad solidaria por los actos de ésta". Lo que no debe entenderse en el sentido de que ellos quedan obligados a cumplir lo que fuera la obligación a cargo de un sujeto inexistente, sino a reparar solidariamente el daño que experimentasen los terceros por la frustración de su Derecho. Capacidad procesal: La jurisprudencia ha admitido una amplia personería de las simples asociaciones para actuar enjuicio como parte actora o parte demandada, correspondiendo al presidente la representación judicial de la entidad, que queda acreditada por la presentación de documentos que acrediten el carácter invocado sin necesidad de que el mandato obre en escritura pública. Responsabilidad extracontractual: Antes de la reforma con la Ley 17.711, correspondía distinguir la responsabilidad de la simple asociación según que el hecho ilícito proviniera de un administrador o de un dependiente suyo. Si se trataba de este último, no había inconveniente para hacer valer la responsabilidad de la asociación –y subsidiariamente de los asociados por su porción viril–, pues no existía disposición restrictiva alguna y entonces funcionaba plenamente el Art.1113, solución que se extendía también al resarcimiento de los daños provocados en razón de las cosas de la entidad. Pero otra cosa ocurría si el hecho ilícito había sido realizado por un administrador –o comisión directiva– de la entidad, pues en tal caso ésta podía invocar la exención del antiguo Art.1720, que no admitía por su redacción, la discriminación entre delitos o cuasidelitos que habíamos hecho tratándose de personas jurídicas. Por tanto, ya se tratara de delitos o cuasidelitos civiles de los administradores, la simple asociación no respondía civilmente por esos hechos "a menos que hubiese obtenido algún provecho, y entonces su responsabilidad será en razón del provecho obtenido" (antiguo Art.1720). Es la aplicación directa del principio de enriquecimiento sin causa. Luego de la sanción de la Ley 17.711 no se suscita esa variante y siempre es responsable la simple asociación, así como, subsidiariamente, los asociados según una porción viril, por las consecuencias dañosas de los hechos ilícitos obrados por sus dirigentes, administradores o dependientes. Es lo que surge de la adaptación que el legislador hizo del Art.1720 a la disposición del nuevo Art.43. Extinción: La extinción de las simples asociaciones se produce por el acuerdo de los asociados en ese sentido. En tal caso la liquidación de sus bienes debe hacerse de conformidad a lo prevenido en los respectivos estatutos, dándoles el destino previsto en ellos. Si nada se hubiera dispuesto procedería aplicar por analogía el Art.50, que expresa que la aplicación del remanente de los bienes de la extinta persona jurídica se hará al objeto designado por la ley, luego de salvado "todo perjuicio a tercero y a los miembros existentes de la corporación" y sus bienes se reputan vacantes sin posibilidad de reintegro alguno a favor de sus asociados, por la independencia de personalidad de éstos en comparación con la de la entidad.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   16

similar:

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconParte general del derecho civil y personas

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General icon1. 1 Derecho penal parte general

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconDerecho general como base de la parte especial

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General icon* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconPrimera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconFacultad de derecho departamento de derecho civil y de familia

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconTeoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial...

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconInstrucción de la «Causa general»
«Causa general» sobre los hechos delictivos cometidos en todo el territorio nacional durante la dominación roja

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconEl Doctor Francisco Sintura Varela, Ex Vicefiscal General de la Nación,...

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconResumen Se plantea un panorama general de los desarrollos recientes...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com