Apunte General: Derecho Civil I – Parte General




descargar 0.62 Mb.
títuloApunte General: Derecho Civil I – Parte General
página16/16
fecha de publicación16.01.2016
tamaño0.62 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

Unidad XVI: Eficiencia e Ineficiencia de los actos

  1. Eficiencia e ineficiencia de los actos jurídicos: Concepto. Ineficiencia estructural, dinámica, pendiente, absoluta y relativa. Concepto y características. Ubicación de las nulidades.

  2. La nulidad: Concepto y caracteres. Su carácter sancionatorio. Nulidad e inoponibilidad. Nulidad e inexistencia. Nulidad y esterilidad.

  3. Clasificación de las nulidades. Actos nulos y anulables; Nulidad manifiesta y no manifiesta; Nulidad absoluta y relativa; Nulidad total o parcial; Nulidad expresa y virtual. Sistema del Código Civil.

  4. Efectos de las nulidades; Entre pares, con respecto a terceros. Actos nulos y anulables. Obligaciones restitutorias derivadas de la nulidad. Las obligaciones resarcitorias. Los términos de prescripción de la nulidad.

  5. Confirmación. Concepto. Caracteres. Requisitos. Confirmación expresa y tácita. Efectos.


  1. Eficiencia e Ineficiencia de los actos jurídicos: Concepto: Un acto jurídico es eficaz cuando las partes han logrado lo que la ley le ha determinado. En oposición, cuando el acto jurídico no produce los resultados esperados, resultados negativos, se produce ineficiencia. Ineficiencia estructural: Cuando se predica la ineficiencia del negocio en razón de defectos o vicios en su estructura (atinentes a su estructura como ser: Capacidad de los sujetos, legitimación para actuar, inidoneidad del objeto, ilicitud de la causa), o en el contenido (vicios de la voluntad o de las formas), las privación de los efectos incide “ad origine” impidiendo la configuración de una relación idónea: Prima entonces la idea de nulidad del negocio, porque de un modo u otro, éste no es apto para producir regularmente los efectos jurídicos. Ineficiencia dinámica: Cuando el negocio contiene preceptos o condiciones que lo tornan condicional, o que por motivos sobrevinientes puedan las partes o los mismos acontecimientos aparejar su extinción, la ineficiencia que en ellos se produce es de carácter dinámica o sobreviniente. La rescisión es la facultad que tienen las partes, de común acuerdo para extinguir las obligaciones creadas. También lo pueden hacer unilateralmente cuando la ley así lo autoriza, poniendo a cargo de la parte que rescinde la reparación de los perjuicios ocasionados. Ineficiencia pendiente: La ineficiencia puede tener el carácter de pendiente, y lo es cuando se pacta un acto sujeto a una condición resolutoria, que en sí no afecta la existencia del acto, pero la incertidumbre recae con respecto a los Derechos adquiridos bajo tal condición, porque ellos quedarán pendientes de cumplirse la condición. El acto es eficaz, pero la tal eficacia está pendiente o sujeta a un acontecimiento incierto y futuro que podrá o no llegar a suceder, porque si la condición se cumple cesarán los efectos del acto. Lo ocurre con la eficacia pendiente en los actos sujetos a condición suspensiva, aunque el acto no produce efectos, aquí es ineficaz, pero esa ineficacia está pendiente que se produzcan la condición suspensiva, o sea el acaecimiento del hecho futuro e incierto. Ineficiencia absoluta y relativa: La ineficiencia es absoluta cuando el acto jurídico queda destituido de sus efectos para todos, inclusive los otorgantes. Es relativa cuando el negocio produce efectos frente a algunos solamente o cuando despliega consecuencias diferentes para diferencias grupos de personas o diferentes círculos de intereses. Ubicación de las nulidades: Las nulidades son para todo el Derecho Civil y para todo el Derecho Privado, porque no hay ningún otro cuerpo de leyes, u otro orden de disposición o de normas o reglas referentes a la nulidad. Las nulidades se refieren exclusivamente a los actos jurídicos. Quedan excluidos aquellos actos que no son jurídicos, e igualmente los hechos. De manera que los actos lícitos, y los ilícitos, no caen dentro de su normativa, sencillamente porque no son actos que vayan a producir “per se” consecuencias jurídicas. Estos aunque las produzcan, no tienen esa finalidad. El Derecho protege a los actos jurídicos, y en su consecuencia determinan los requisitos que éstos deben cumplir. Las fallas, deficiencias u omisiones a esas exigencias tornan al acto deficiente. Por eso se dice que la nulidad, es en principio una sanción impuesta por la ley al acto así celebrado o emitido. En conclusión, nuestro Código Civil regula esta materia en su Libro Segundo: de su Sección Segunda, en su Título VI: “De la nulidad de los actos jurídicos”.

  2. La nulidad: Concepto: Según el Dr. Borda, la nulidad es “la sanción legal que priva de sus efectos normales a un acto jurídico, en virtud de una causa existente en el momento de s celebración” y agrega el Dr. Rinessi que “al quitarle los efectos propios del acto, le atribuye otros efectos”. Caracteres: De la definición expresada, surgen los caracteres que distinguen a la nulidad de otras instituciones jurídicas que establecen la caducidad de los Derechos o de sus efectos: 1) En primer término la nulidad es una sanción legal, es decir, encuentra su fuente en la fuerza imperativa de la ley. Esta característica diferencia a la nulidad de la revocación o la rescisión, que operan en virtud de la voluntad particular; 2) En segundo lugar, la nulidad importa el aniquilamiento de los efectos propios del acto jurídico, es decir, de aquéllos que las partes quisieron constituir, cimentados en actos anulables o concluidos con personas incapaces de hecho; 3) Por último, la sanción de nulidad actúa en razón de una causa originaria, es decir, existente en el origen del acto. En este sentido, la nulidad corresponde a un modo de ser vicioso del acto. Su carácter sancionatorio: Cuando la estructura del acto no está de acuerdo a la ley, lo anula, lo está dejando sin efecto; Se sanciona la eficacia del acto. Se dice que la nulidad es la sanción establecida por la ley frente a defectos estructurales del acto impidiéndole que éste produzca los efectos propios a que estaba determinado a producir, determinando otros efectos, en razón de las circunstancias y momento en que acaece la sanción. Lo que ocurre es que habiéndose ejecutado el acto, la nulidad restituye las cosas a su estado anterior obliga a las partes a restituirse mutuamente lo que han recibido o percibido en virtud o por consecuencia del acto anulado (Art.1050 del Código Civil). Los daños y perjuicios son una consecuencia también del acto anulado. Los Arts. 105 y 1058 se refieren a la materia. En el primero de los artículos equipara el efecto del acto anulado al efecto de los actos ilícitos, que como consecuencia deben reparase los perjuicios producidos. En el segundo de los mencionados, se señala que en caso de no poderse demandar a los terceros los efectos de la nulidad, corresponderá en su caso demandar daños y perjuicios.

Nulidad e inoponibilidad: Mientras el acto inválido carece de efectos respecto de las partes, lo contrario ocurre con el acto inoponible, que siendo válido entre las partes no produce efectos respecto de determinadas personas ajenas a él, las que pueden comportarse como si el acto no existiese. Por ejemplo: El acto viciado de fraude, es decir, celebrado por el deudor en perjuicio de sus acreedores, no es oponible al acreedor de fecha anterior. Nulidad e inexistencia: Son dos categorías conceptuales que no tienen parentesco alguno entre sí, a punto tal que algunos autores las declaran incompatibles. La nulidad es una sanción o calificación de la ley que recae sobre un acto jurídico efectivo, para privarlo de sus efectos propios, o para significar la carencia de esos efectos. La inexistencia de los actos jurídicos es una noción primordial del razonamiento y de la lógica, que corresponde a ciertos hechos materiales, a los cuales falta algún elemento esencial para ser un acto jurídico, sea el sujeto, el objeto o la forma, entendida esta última como la manifestación de la voluntad del sujeto respecto del objeto. Nulidad y esterilidad: Ambas categorías se asemejan por la carencia de efectos, pero se distinguen por la razón de esa ineficacia. Los actos inválidos son tales por una imposición de la ley que los sanciona. En cambio, los actos estériles son ineficaces por una imposición de las circunstancias. Por ejemplo: La obligación de dar una cosa cierta que parece sin culpa del deudor antes de la entrega (conforme a los Arts. 578 y 584 del Código Civil).

  1. Clasificación de las nulidades: Las clasificaciones que integran la teoría de las nulidades, en nuestro Derecho, serán presentadas a continuación por un cuadro esquemático elaborado por el Dr. Llambías, que pone de relieve los fundamentos y las categorías de cada clasificación:




Fundamento de la clasificación

  1. Según la actuación patente o latente de la causa de la invalidez




  1. Según la índole rígida o fluida de la causa de invalidez.




  1. Según el rigor de la sanción de invalidez

  2. Según la extensión de la sanción de invalidez

  3. Según el carácter expreso o tácito de la sanción de invalidez.

Categorías de la clasificación

  1. Nulidad manifiesta

  2. Nulidad no manifiesta o dependiente de juzgamiento.

  1. Actos nulos (nulidades de Derecho).

  2. Actos anulables (nulidades dependientes de la apreciación judicial).

  1. Nulidad absoluta.

  2. Nulidad relativa.

  1. Nulidad total.

  2. Nulidad parcial.

  1. Nulidad expresa

  2. Nulidad virtual.


Actos nulos y anulables: Por la forma de presentarse el defecto a los "ojos del juzgador", los actos serán nulos o anulables. En los actos nulos el defecto se presenta al magistrado de modo manifiesto y rígido, es decir, que el defecto está claro, y que el juez que sentencia no necesita indagar sobre el tema –suponiendo éste que la ley es muy clara y no necesita investigación– y siendo muy precisa, sin variaciones –suponiendo que la ley también lo es, y que no admite variaciones, oscilaciones-, es decir, que la sentencia es rígida y no admite peros. Por el contrario, en los actos anulables el defecto que padece el acto es no manifiesto para el juzgador y graduable, es decir, que el vicio está oculto –de modo que se requiera una investigación para ponerlo de relieve–, y con el defecto indefinido –como consecuencia de la flexibilidad de la ley, es decir, que la jurisprudencia no fue específica en esa clase de actos nulos–. Nulidad manifiesta y no manifiesta: El Dr. Rivera anticipa que la mayoría de la doctrina identifica la clasificación de actos nulos y anulables con nulidad manifiesta y no manifiesta. Y finaliza éste argumentando que el vicio ha de ser manifiesto para el juzgador, en el sentido de que le permite subsumir ese vicio en una hipótesis normativa prevista, sin sujeción a una investigación previa, aun cuando para ello requiera de elementos extrínsecos. Nulidad absoluta y relativa: Por el sentido y gravedad del defecto y, en consecuencia, por el interés afectado con el acto alcanzado con la sanción de nulidad, ésta será absoluta o relativa. Sin embargo, nuestro Código nada expresa, por lo menos no explícitamente, sobre esta clase de actos nulos. Entonces, El Dr. Rivera explica este tema conforme a lo preceptuado por los Arts. 1047 y 1048. En la nulidad absoluta, el acto padece de un defecto esencial y permanente, es decir, de un defecto que afecta un interés general y subsistente. En cambio, la nulidad relativa es una nulidad menos severa, pues el acto al otorgarse padece un vicio que no es absolutamente sustancial y no es perdurable, es decir, que afecta un interés particular y no se proyecta hacia el futuro. Nulidad total o parcial: Según la extensión de la sanción, la nulidad será total o parcial. En el primer caso, todo el acto resultará ineficaz; En el segundo, sólo la cláusula o disposición viciada. Al respecto, elArt.1039 dispone: "La nulidad de un acto jurídico puede ser completa o sólo parcial. La nulidad parcial de una disposición en el acto, no perjudica a las otras disposiciones válidas, siempre que sean separables". Sin embargo, estas nulidades han sido fuertemente restringidas en materia de actos jurídicos bilaterales, particularmente en los contratos. Nulidad expresa y virtual: Según la opinión del Dr. Rinessi, el Art.1037 determina que los jueces no pueden declarar otras nulidades de los actos jurídicos que las que el código establece. Siguiendo el criterio de este autor, la nulidad es expresa cuando una disposición legal prescribe la sanción refiriéndose al objeto que se halla afectado. Las nulidades, agrega, son virtuales cuando sin resultar la sanción de la norma particular, se puede inferir de tales normas particulares, su extensión a otros casos que sistemáticamente pueda corresponder, en razón de la similitud de afectación. Sistema del Código Civil: Nuestro Código regula esta materia en su Libro Segundo: “De los Derechos Personales en las relaciones civiles”, en su Sección Segunda: “De los hechos y actos jurídicos…”, en su Título VI: “De la nulidad de los actos jurídicos”, desde el Art.1037 hasta el Art.1058.


  1. Efecto de las nulidades: La nulidad priva de aquellos efectos que las partes persiguieron al realizar el acto jurídico. En consecuencia, la nulidad origina la sanción que recae sobre las personas y consiste en la negación de la adquisición, modificación o extinción de Derechos a que estaba destinado el acto y a las consiguientes restituciones, si el mismo se ejecutó (conforme al Art.944 del Código Civil). Es decir que las cosas deben volver al estado en que se encontraban antes de otorgarse el acto jurídico (conforme al Art.1050); Para ello, desaparecen los Derechos y obligaciones que hubieran nacido de aquel acto y, en su caso, deben restituirse los bienes que se hubiesen entregado en virtud de él (conforme al Art.1052). Entre pares: El Dr. Rivera trata los efectos de la nulidad en relación con las partes, distinguiendo según que el acto se hubiere ejecutado o no: Cuando el negocio jurídico no fue ejecutado, entonces, el efecto es que las partes no podrán demandar su cumplimiento, y agrega este autor que las partes pueden oponerse a la nulidad por vía de acción o de excepción (conforme al Art.1058 bis del Código Civil); Y cuando el negocio jurídico fue efectuado, el Art.1052 dispone que: "La anulación del acto obliga a las partes a restituirse mutuamente lo que han recibido o percibido en virtud o por consecuencia del acto anulado". Con respecto a terceros: A la cuestión que se plantea, el Dr. Rivera la resume en los siguientes términos: Si el tercero (subadquirente), a quien el adquirente por acto nulo o anulable ha transmitido o constituido un Derecho real o personal, ¿se ve privado o no de esos Derechos como consecuencia de la declaración de nulidad? Este principio tiene aplicación en varias reglas particulares del Código: a) La primera parte del Art.1051 establece que todos los Derechos reales o personales sobre inmuebles, transmitidos en virtud del acto anulado, quedan sin ningún valor y pueden ser reclamados directamente del poseedor actual; b) El Art.3277 dispone que: "La violencia, el error, el dolo y las irregularidades de que adolezca el título del que transmite un Derecho pueden igualmente ser invocados contra el sucesor"; c) Del mismo modo quien sólo tiene un Derecho condicional, rescindible o resoluble, puede constituir hipotecas pero sometidas a las mismas limitaciones (Art.3125); La anulación del contrato de permuta tiene efectos contra los terceros adquirentes de la cosa inmueble objeto del contrato (Art.1487); d) Por último, el Art.2758 establece que el propietario que ha perdido la posesión del dominio de una cosa particular, tiene Derecho a la acción de reivindicación contra aquel que se encuentra en posesión de ella. Sin embargo, estas reglas tienen excepciones. Entre ellas cabe incluir al Art.1051 en su actual redacción, en cuanto establece en su última parte una excepción en favor de los terceros adquirentes de buena fe a título oneroso, sea el acto nulo o anulable.

Obligaciones restitutorias derivadas de la nulidad: Si bien el criterio del Dr. Rinessi no es específico, sostiene que no cabe duda que las obligaciones restitutorias son efecto propio de la sentencia de nulidad (conforme a los Arts. 1050 y 1052 del Código Civil). A ello se le agrega el Art.1053, que regla acerca de la devolución de intereses o frutos, cuando la nulidad recayere sobre actos bilaterales. En tal supuesto, reafirma la norma, la restitución de los intereses o de los frutos debe hacerse a partir del día de la demanda de nulidad. La obligación de restituir tiene directa conexión con la acción de nulidad, en su consecuencia. Zannoni llega a la conclusión que en Art.1053 se presume la buena fe de las partes. Si ambas partes son de mala fe, o una de ellas lo fue, el supuesto cae fuera de la órbita de este artículo, y exige la aplicación de las normas derivadas de la restitución de los frutos por parte del poseedor de mala fe, o sea la aplicación de los Arts. 2438 y 2439 del Código Civil. Con respecto al Art.1054, la doctrina se muestra disconforme con la solución de la norma, por cuanto solamente podría ser aplicado al contratante de mala fe. No obstante, Zannoni ensaya otra solución, la del Art.1056 que obliga al contratante de mala fe a reparar los daños y perjuicios, que sería la compensación que podría oponer el poseedor de buena fue que hubiera percibido los intereses y frutos. En el caso de obligaciones de cosas consumibles, dispone el Art.1055, no habrá lugar a la restitución de las que hubiesen sido consumidas de buena fe.


Las obligaciones resarcitorias: El Art.1056 dispone que los actos anulados, pese a no producir efectos jurídicos, producen sin embargo los efectos de los actos ilícitos. En razón de la nulidad, que trae aparejado el quite de los efectos propios del acto, corresponderá la indemnización de los daños al interés negativo, que por supuesto provengan de quien haya sido el culpable de la nulidad y que por tal razón el acto o contrato no se llevó a cabo. También corresponderá, conforme al Art.1057, del supuesto de que, no obstante la nulidad declarada los efectos de la sentencia no puede extenderse a terceros que están protegidos por la norma del Art.1051 (subadquirientes a título oneroso).

Las términos de prescripción de la nulidad: La prescripción de la nulidad relativa es aceptada identificándola con el término común de diez años (Art.4012 adherido por la Ley 17.940). Aquí se extiende el plazo de diez años a las acciones de nulidad, tratase de actos nulos o anulables, con la excepción de aquellos que tengan un plazo menor. Tienen un plazo menor, las acciones de nulidad de los actos jurídicos por violencia, intimidación, dolo, error, o falsa causa, que prescriben a los dos años, a partir de que la violencia o intimidación hubiese cesado, y desde que el error, el dolo, o la falsa causa fuese conocida. Igual plazo se le otorga a la prescripción de la simulación, y el plazo se computará desde que el aparente titular del Derecho hubiere intentado desconocer la simulación (Art.4030). El Art.4031 prevé la prescripción, también de dos años, de la acción de nulidad derivada de la capacidad de obrar del otorgante, tanto referidos a los menores de edad y de los interdictos. El término de la prescripción comenzará a acorrer a partir de la mayoría de edad, con respecto a los menores, y de los interdictos desde que salieren de la curatela, es decir de su rehabilitación.

  1. Confirmación: Concepto: El Art.1059 lo define de esta manera: "La confirmación es el acto jurídico por el cual una persona hace desaparece los vicios de otro acto que se halla sujeto a una acción de nulidad". Caracteres: Desde el punto de vista de su naturaleza jurídica, la confirmación es un acto jurídico unilateral: a) Es un acto jurídico porque su autor la realiza con el fin inmediato de establecer una relación jurídica válida (conforme al Art.944) o mejor dicho de liberar a la relación existente del peligro de aniquilación; b) Es unilateral, porque basta para crearla la voluntad de una sola persona, en el caso la que es titular de la acción de nulidad. Acerca de esto dice el Art.1064: "La confirmación, sea expresa o tácita, no exige el concurso de la parte a cuyo favor se hace". Requisitos: Para que la confirmación produzca su efecto sanante no basta que ella revista las condiciones de forma adecuadas, sino que es indispensable la concurrencia de los requisitos de fondo señalados por la ley. El Art.1060 muestra los dos requisitos sustanciales de la confirmación: I°) Que haya desaparecido la causa de la invalidez primitiva, que haya cumplido la edad de veintiún años la persona que ha otorgado un acto jurídico durante su minoridad y que por ello es nulo; 2°) Que no concurra en la misma confirmación una nueva causa de invalidez, pues si así fuera, ella quedaría destituida de su efecto propio consistente en la sanción del acto inválido primitivo. Confirmación expresa: El Dr. Llambías afirma que la confirmación expresa es la que se realiza por escrito. Ésta se constituye en un acto formal, ya que ella debe hacerse por escrito, con los requisitos exigidos por el Art.1061, que continúa diciendo: "El instrumento de confirmación expresa debe contener, bajo pena de nulidad: 1°) La sustancia del acto que se quiere confirmar; 2°) El vicio de que adolecía; Y 3°) la manifestación de la intención de repararlo". De aquí se sigue que la forma necesaria de la confirmación expresa es la escrita con las indicaciones señaladas, todo ello bajo pena de nulidad. Es lo que dispone el Art.1062: "La forma del instrumento de confirmación debe ser la misma y con las mismas solemnidades que estén exclusivamente establecidas para el acto que se confirma". Confirmación tácita: Según el Art.1063 "la confirmación tácita es la que resulta de la ejecución voluntaria, total o parcial, del acto sujeto a la acción de nulidad".


Efectos de la confirmación: La cuestión de la fecha a partir de la cual produce su efecto sanante la confirmación, se presenta diversamente según se considere la situación de las partes del acto inválido, o de los terceros: a) Con relación a las partes del acto inválido, el Art.1056 expresa que: "La confirmación tiene efecto retroactivo al día en que tuvo lugar el acto entre vivos, o al día del fallecimiento del disponente en los actos de última voluntad…”. Su efecto consiste en expurgar a este acto del vicio que lo invalidaba, por lo que necesariamente debía proyectar su influencia sobre todo el lapso transcurrido desde que dicho acto pudo ser eficaz; b) Ocurre diversamente respecto de los terceros a quienes puede afectar la confirmación, previniendo el Art.1065, cláusula final, que "este efecto retroactivo no perjudicará los Derechos de terceros". Esto significa que si en el intervalo transcurrido entre la celebración del acto inválido y la confirmación se ha constituido un Derecho a favor de un tercero, el efecto retroactivo entre las partes no afecta para nada la situación del tercero.


Sandoval Silvio O. | Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y Políticas | Universidad Nacional del Nordeste Pág.

1   ...   8   9   10   11   12   13   14   15   16

similar:

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconParte general del derecho civil y personas

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General icon1. 1 Derecho penal parte general

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconDerecho general como base de la parte especial

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General icon* Libro de Texto: derecho penal. Parte general de Quintero, Morales y Prats

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconPrimera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconFacultad de derecho departamento de derecho civil y de familia

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconTeoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial...

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconInstrucción de la «Causa general»
«Causa general» sobre los hechos delictivos cometidos en todo el territorio nacional durante la dominación roja

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconEl Doctor Francisco Sintura Varela, Ex Vicefiscal General de la Nación,...

Apunte General: Derecho Civil I – Parte General iconResumen Se plantea un panorama general de los desarrollos recientes...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com