Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa




descargar 1.85 Mb.
títuloPaper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa
página3/45
fecha de publicación02.08.2016
tamaño1.85 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   45
28/4/10)

(Por Laura Plitt)

Las autoridades estadounidenses debaten en estos días cómo poner freno al derrame de petróleo que comenzó la semana pasada en el Golfo de México, cuando se hundió la plataforma de perforación Deepwater Horizon.

Si bien aún es temprano para calcular el impacto ambiental de este accidente, muchos creen que podría tratarse de uno de los peores desastres ecológicos en Estados Unidos.

Para tratar de entender el daño que éste y otros derrames de crudo pueden ocasionar en el medio ambiente, BBC Mundo conversó con Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa, una organización que trabaja en la protección y recuperación de los océanos del mundo.

¿Qué daños concretos causa un derrame de petróleo en el medio ambiente?

El impacto que causa de forma inmediata es que crea una película sobre la superficie marina que impide la entrada de la luz en el agua. Dentro del ecosistema marino hay diferentes especies, como es el caso de las algas, que necesitan la llegada de la luz para poder realizar la fotosíntesis. Si esto no ocurre, muchas de ellas pueden morir.

Después, tiene lugar una contaminación aguda, que puede llevar incluso a la muerte de muchos organismos, porque los contaminantes de los compuestos del crudo son tremendamente tóxicos.

A más largo plazo, el derrame provoca años en el sistema reproductivo y de alimentación de todos los organismos del ecosistema marino.

¿Cuáles son los ecosistemas más afectados por un derrame de petróleo?

Los más afectados suelen ser los ecosistemas que dependen de algas y plantas. Las praderas marinas suelen verse muy afectadas. También los arrecifes de coral, porque muchas de las algas que viven en simbiosis con los corales pueden morir. Sufren, sobre todo, las especies que viven fijas en el sustrato como las esponjas -y los corales también- que no pueden huir frente a una agresión de este tipo.

Otras especies que sienten el efecto son las que viven en la parte superficial del mar, como las tortugas, delfines y ballenas que tienen que salir a la superficie para poder respirar. Al entrar en contacto con este vertido pueden sufrir obturaciones en las vías respiratorias.

A las aves, por ejemplo, se les impregnan las plumas. Así pierden la capacidad de aislamiento que les da el aceite natural de las mismas y terminan muriendo de hipotermia. Otras veces mueren cuando intentan limpiarse de la contaminación, porque ingieren en el proceso los contaminantes del crudo.

¿Y los organismos más vulnerables?

Los más vulnerables son los moluscos y otras especies que se alimentan de filtrar el agua. Como el agua está contaminada, los contaminantes terminan en el organismo de los animales. También los mejillones, las ostras y las almejas son especies extremadamente sensibles al vertido de petróleo.

¿Dónde es más peligroso? ¿En medio del mar o en la costa?

Lo que sucede en alta mar es que hay menos praderas marinas y menos zonas de algas. El vertido termina depositándose en el fondo marino. En las zonas costeras, donde está el fondo arenoso, el petróleo se puede ir infiltrando poco a poco en el sedimento y a veces permanecer por más de un siglo.

El problema es que cuando se acerca a la costa puede afectar a más especies y sobre todo a ecosistemas mucho más productivos. En alta mar, normalmente, no hay tantas especies que dependan de la entrada de la luz en el agua.

¿Qué factores hacen que un derrame sea más nocivo para el medio ambiente?

Aparte de la distancia de la costa hay varios factores, como la cantidad de vertido y los compuestos químicos que tenga el crudo que se está derramando. Cada crudo tiene compuestos químicos diferentes, pero la mayoría puede tener hidrocarburos aromáticos policíclicos que son muy tóxicos o incluso benceno, que es cancerígeno.

En el caso del crudo ligero, gran parte termina evaporándose en la atmósfera. Eso no quiere decir que desaparezca, sino que estamos traspasando un problema que antes estaba en el agua al aire. El crudo ligero impregna menos la roca y es digerido más rápidamente por el medio ambiente. Pero, a largo plazo, los pesados son los más preocupantes.

¿Hay alguna diferencia entre un derrame que tiene lugar en la profundidad del mar, como el del Golfo de México y un derrame en la superficie, como por ejemplo el del Exxon Valdez en Alaska o el Prestige en Galicia?

El impacto es distinto desde el punto de vista de la dirección que lleva el vertido. Cuando se produce en la parte superficial, parte de él pasa a la atmósfera y otra parte va pasando por toda la columna de agua como si fuera lejía, que va matando todo lo que encuentra en su camino, hasta que va a parar al fondo marino.

Cuando viene desde la parte profunda el viaje es el contrario, viene desde una zona que normalmente es muy poco perturbada, donde los animales suelen ser longevos y donde hay especies muy vulnerables. Luego, el vertido atraviesa la columna y llega a la parte superficial.

Es grave si gran parte del crudo pesado se queda en los sedimentos profundos. Como afecta a muchas especies longevas –que pueden tener entre 30 y 250 años- en comparación con las de superficie que viven menos tiempo, es muy difícil recuperar estos ecosistemas.

¿Cómo afecta la cadena alimenticia?

Afecta primero a las praderas marinas, a las algas, al fitoplancton que constituyen el primer eslabón de la cadena trófica. Si desaparecen las algas y el fitoplancton, todos los animales que se alimentan de ellos empiezan a tener problemas.

Lo que suele ocurrir es que los porcentajes de contaminación se van incrementando a lo largo de la cadena trófica. Si un alga tiene sólo un punto de contaminación, los herbívoros que se alimentan de ellas y comen diez algas tendrán 10 puntos de contaminación y los carnívoros que se alimentan de estos herbívoros tendrán miles de puntos de contaminación.

Por eso, especies como los salmones, los atunes o los tiburones son los que acumulan más sustancias tóxicas. De allí, la contaminación se transmite a los seres humanos.

¿Cuánto tiempo tarda en recuperarse un ecosistema dañado por un derrame de petróleo?

Hay ecosistemas que se pueden recuperar de una manera más rápida porque son más dinámicos. Pero si hablamos de ecosistemas de fondos marinos o de zonas costeras, en algunos casos su recuperación puede llegar a demorar hasta un siglo.

Lo normal, es que si el vertido no es enorme, el ecosistema se recupere en 10 o 20 años. Pero si el vertido penetra el sustrato marino, en la arena y el fango, tardará más en descomponerse y en recuperarse.

- Obama y el costo político del derrame (BBCMundo - 4/5/10)

(Por Carlos Chirinos)

Hace tan sólo un mes el presidente Barack Obama aseguró que eran imposibles los derrames petroleros como el que actualmente se vive en el Golfo de México, tras el hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon, contratada por British Petroleum (BP).

“Las plataformas petroleras de hoy no causan derrames. Ellas son tecnológicamente muy avanzadas”, dijo Obama el 2 de abril durante una visita a Carolina del Norte, cuando defendía su recién anunciada política de permitir exploraciones petroleras costa afuera por primera vez en 30 años.

“Incluso durante (el huracán) Katrina los derrames no vinieron de las plataformas sino de las refinerías en la costa”, remató el mandatario sin sospechar que apenas unas semanas después sería desmentido por los efectos del que podría convertirse en el peor desastre ecológico en EEUU.

Por lo pronto, los hechos forzaron al presidente a tragarse sus palabras y a que su gobierno suspenda temporalmente el plan de nuevas perforaciones con el que aspiraba construir la independencia energética de un país sediento de petróleo. La pregunta es qué tan “temporal” será esa suspensión.

“Muerto al nacer”

La semana pasada, a diez días del inicio del derrame, la Casa Blanca anunció la suspensión de las futuras perforaciones costa afuera hasta que se revise el accidente de la plataforma de BP, para complacencia de ecologistas y políticos que criticaron la decisión original.

“No quisiera estar el lugar de Obama”, aseguró Rick Kurtz, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Michigan.

“Obama está en medio de agua hirviendo. Tú vienes y dices que apoyas más perforaciones costa afuera y luego pasa esto. Tienes un potencial problema político en tu cara”, afirmó Kurtz.

Pero el problema parece que no se está generando en la oposición republicana, sino entre muchos congresistas del Partido Demócrata y entre grupos ecologistas, algunos de los cuales conformaron la base política que llevó a Obama a la presidencia.

El senador demócrata por Florida Bill Nelson, uno de los detractores del plan energético de Obama, aseguró que la idea de nuevas exploraciones marinas “estaba muerta al nacer” en lo que al Congreso se refiere.

Llamada de atención

“Es prematuro calibrar el impacto del derrame en los contratos futuros”, afirmó Frank A. Verrastro, experto en energía del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales de Washington.

Sin embargo, Verrastro considera “posible” especular con qué se establecerán controles y regulaciones más estrictas, así como nuevas exigencias de seguridad, que considera que resultarán de las revisiones que vienen.

“Mientras que algunos grupos y políticos han usado el accidente para reforzar el llamado para restablecer la moratoria en exploración costa afuera, el gobierno ha adoptado la pragmática y pensada aproximación de postergar nuevas concesiones a la espera de conocer qué fue lo que causó el accidente”, dijo Verrastro.

El presidente Obama ordenó a su secretario del Interior, Ken Salazar, que en un plazo de un mes presente un informe sobre qué nuevas tecnologías se necesitan para reforzar la seguridad de las plataformas de perforación y evitar derrames en aguas profundas.

“Esto lo cambia todo y las consecuencias serán duraderas e irreversibles, ecológica y políticamente”, aseguró Richard Charter, en un comunicado en la página web de Defensores de la Vida Salvaje, una organización ecologista basada en Washington.

“Esperamos que esta catástrofe sirva de llamada de atención para que el Congreso apruebe una legislación integral sobre cambio climático que nos ponga más allá de la perforación a lo largo de nuestras frágiles costas”, dice Charter en el escrito.

Problema bipartidista

La búsqueda de petróleo en la plataforma marina siempre ha sido un tema ambientalmente delicado.

En 2008 la propuesta de la campaña republicana en materia energética podía resumirse en la frase “taladra, nena, taladra”, que acuñó la entonces candidata a la vicepresidencia, Sarah Palin, en referencia a la exploración en Alaska, en el estado del que era gobernadora.

Quizá por eso los republicanos han sido muy cautos a la hora de criticar la respuesta de la Casa Blanca al accidente en el Golfo de México, como demuestra la posición expresada por Palin y otros líderes republicanos.

“Incluso con la más estricta supervisión del mundo, los accidentes pasan. Ninguna empresa humana carece de riesgos”, puso en días pasados en su página de Facebook, Sarah Palin, quien insistió en la pertinencia de su grito de campaña.

Legado de Katrina

Sin embargo, a medida que la mancha de crudo se expande y con ella el daño potencial que puede causar al delicado sistema de pantanos y humedales de la costa sur de EEUU, hay voces que señalan la “lentitud” del gobierno en responder al desastre.

Algunos incluso lo comparan con la muy criticada actuación del gobierno de George W. Bush tras el paso del huracán Katrina en agosto de 2005, a lo que el portavoz presidencial, Robert Gibs, dice no encontrar similitudes más allá de la geografía.

Katrina fue un punto que marcó la presidencia de Bush, por eso en la Casa Blanca no desean ni pensar que el derrame pueda llegar a tener el mismo efecto para el gobierno de Obama.

- Compañías implicadas en el derrame eluden culpas en el Senado (BBCMundo - 11/5/10)

Como si fuera una pelota, los responsables de las tres compañías implicadas en el vertido de petróleo del Golfo de México, aún incontrolado, se echaron la culpa unos a otros en el Senado de Estados Unidos.

En la primera audiencia pública sobre este desastre, el presidente de British Petroleum (BP), Lamar McKay, aseguró que “el equipo de Transocean falló” ya que, añadió, “era responsable de la seguridad”.

McKay apuntó que había que aclarar el motivo por el que no había funcionado el sistema de sellado de emergencia, un equipo situado en la parte superior del pozo con válvulas que permiten cerrarlo en caso de urgencia mediante control remoto.

“Claramente, es una pieza fundamental del equipamiento para garantizar el control hasta el momento que se sella con cemento”, aseguró. Aunque reconoció que los niveles de presión en el pozo eran “anómalos” antes de la explosión.

La explosión de la plataforma “Deepwater Horizon” dejó 11 muertos el pasado 20 de abril. Se calcula que desde entonces unos 800.000 litros de crudo se vierten cada día al mar.

Procedimientos “adecuados”

Por su parte, el director ejecutivo de Transocean, Steve Newman, respondió que esa sugerencia “no tiene sentido” ya que la función de ese sistema, explicó, es cerrar el flujo de petróleo o de gas si se produce un cambio brusco de presión en el interior del pozo durante las labores de perforación.

Añadió que los proyectos de producción de gas y petróleo en el mar “empiezan y acaban con el operador”.

A la pregunta de si creía que se habían seguido los procedimientos adecuados en este caso respondió que sí.

En cambio señaló a Halliburton, al asegurar que es responsable del cemento que se colocó días antes de la explosión y fracasó a la hora de sellar el pozo correctamente.

Tim Probert, de la división de negocios globales de Halliburton, se defendió asegurando que la empresa realizó el trabajo según los requisitos del propietario del pozo y los procedimientos habituales. Aunque reconoció que no se comprobó la resistencia del cemento.

Se lavaron las manos

Llegados a este punto, el senador republicano John Barrasso, harto de ver cómo unos y otros se lavaban las manos clamó: “Sólo escucho un mensaje y el mensaje es: no me culpen a mí”.

Como explica el editor de la BBC en América del Norte, Mark Mardell, “nadie quiere decir que la pérdida de vidas, el impacto medioambiental y las consecuencias económicas son culpa mía”.

“Aceptar la culpa tendría enormes consecuencias financieras y el presidente Obama quiere nuevas leyes que obligarían a muchas empresas a pagar de millones a miles de millones de dólares, y que se aplicaría a este accidente”, apuntó Mardell.

Cadena de errores

El objetivo de esta audiencia pública en el Senado sobre el derrame de petróleo era tratar de averiguar cuáles fueron los detonantes del desastre.

Como apuntó el presidente del Comité de Energía del Senado de EEUU, Jeff Bingaman, obedece probablemente a “una cascada de errores técnicos, humanos y en las regulaciones”.

QUÉ DICEN LOS IMPLICADOS

British Petroleum (operaba en la plataforma): “El equipo de Transocean falló, era responsable de la seguridad”

Transocean (propietaria de la plataforma): “Eso no tiene sentido, los proyectos de explotación empiezan y acaban con el operador”

Halliburton (realizó trabajos técnicos en la plataforma): “Los trabajos de cementación (...) se terminaron según los requisitos del propietario del pozo”.

- Las petroleras no están preparadas para desastres como el de la plataforma de BP (The Wall Street Journal -
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   45

similar:

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconLa crisis que estamos padeciendo?
«autopsia de la cebolla» que vamos a efectuar generara en nosotros –como ocurre habitualmente en la cocina– las lágrimas que todo...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconÉticas teológicas ayer y hoy

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconNathan Cross parece un hombre, pero es algo mucho más peligroso:...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconGvirtz, Silvina. La educación ayer, hoy y mañana: el abc de la pedagogía....

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconViendo como estamos de mal en panorama político, y para que no se...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconEl producto que hemos escogido a exportar e importar para realizar...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconLas mascarillas naturales son lo mejor para mantener un cutis bello,...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconBonita la tía Cristina, pero algo

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconAhora, como última clase de genética vamos a hacer como una retrospectiva...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconSÍndrome de doose: una epilepsia infantil poco frecuente
«sacudidas”» dede las extremidades superiores. Durante la consulta se observan varias de estas crisis que se identifican como crisis...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com