Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa




descargar 1.85 Mb.
títuloPaper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa
página7/45
fecha de publicación02.08.2016
tamaño1.85 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   45
19/7/10)

(Por Jeffrey Ball)

Ahora que ha sido detenido, al menos por el momento, el escape de petróleo en el Golfo de México, se puede empezar a hacer un balance de los daños causados a uno de los ecosistemas más valiosos y vulnerables de Estados Unidos.

Conocer con exactitud las consecuencias ecológicas de los millones de barriles de petróleo vertidos al Golfo en estos tres meses podría tomar años. Y la región ya ha sobrevivido a décadas de incursiones humanas manteniendo una biodiversidad legendaria. Pero los primeros indicios de los daños causados por el derrame de petróleo de BP PLC son alarmantes, dicen los expertos.

Desde el inicio del vertido, en abril, casi 2.200 aves han sido halladas muertas, la mayoría en Luisiana, junto con casi 500 tortugas, la mitad de ellas en Mississippi, según datos federales. Casi 950 kilómetros de costas del Golfo, están impregnadas de petróleo, la mayor parte en los pantanos de Luisiana. Esto pone en peligro, al menos temporalmente, explotaciones pesqueras de importancia económica crucial en la región, como el camarón y el cangrejo.

Mar adentro, científicos han hallado petróleo y metano sumergido. Algunos creen que estos globos tóxicos están disminuyendo el nivel de oxígeno en el agua, y que esto podría poner en peligro la fauna y la flora marinas, aunque no existe consenso en la cuestión.

Entretanto, nuevas investigaciones apuntan a que el petróleo estaría a punto de entrar en la cadena alimentaria del Golfo. Científicos de la Universidad de Southern Mississippi y la Universidad de Tulane han hallado partículas de petróleo en cangrejos jóvenes en varios puntos de la costa del Golfo. Los cangrejos “son presa de muchos de nuestros peces y de otros cangrejos, así que existe la posibilidad de que otras especies ingieran el petróleo a través de los cangrejos”, dijo Harriet Perry, directora de investigación pesquera del Laboratorio de Investigación de la Costa del Golfo en la Universidad de Southern Mississippi, una de las científicas involucradas en el trabajo.

Pruebas de laboratorio deberían determinar en el plazo de una semana si las partículas de petróleo provienen del pozo de BP, dijo Perry.

Los investigadores están más preocupados por el efecto del petróleo sobre los cangrejos y los organismos que se alimentan de ellos que por la posibilidad de que la personas coman pescado o marisco contaminado, agregó la científica estadounidense Perry. Eso se debe a que el gobierno ha clausurado la mayoría de explotaciones pesqueras de la costa.

Alrededor del 35% de las aguas federales de EEUU en el Golfo están cerradas; el 55% de la zona de explotación pesquera comercial en aguas saladas de Luisiana también está cerrado. Representantes del gobierno dicen que, según sus pruebas, la pesca proveniente del Golfo que llega al mercado, procedente de zonas pesqueras todavía abiertas, es segura para el consumo humano.

Equipos del gobierno y representantes de BP están caminando por las playas, volando sobre las ciénagas y recorriendo la costa en barcas para contabilizar los efectos medioambientales del derrame. Las pruebas que acumulen serán usadas para determinar -tal vez judicialmente- cuánto deberá pagar BP para restaurar el ecosistema del Golfo.

Pero el proceso es impreciso y sujeto a juicios individuales. Por una parte, algunos animales hallados cubiertos en petróleo probablemente murieron de causas naturales, y algunos probablemente no habrían sido encontrados de no ser de la intensa labor detectivesca que se está llevando a cabo como consecuencia del derrame, según apuntan funcionarios del gobierno federal. Por otra parte, muchos de los animales fallecidos a causa del vertido nunca serán encontrados, dicen expertos.

Los terrenos pantanosos de Luisiana han sufrido el mayor impacto del petróleo en la costa, y limpiarlos es mucho más difícil que raspar el petróleo de las playas de Florida, Alabama y Mississippi.

Las ciénagas han sido dañadas pero no han muerto, dijo Kerry St. Pe, director del Programa Nacional de Estuarios de Barataria-Terrebonne, en el sur de Luisiana. Muchos de los camarones y peces jóvenes que estarían madurando en las ciénagas en estos momentos probablemente estén muertos, dijo, y los manglares negros, una planta de pantano cuyos tubos verticales son particularmente sensibles al petróleo, han sufrido muchos daños. Sin embargo, dijo, “sabemos que estos pantanos sobrevivirán”.

En las últimas semanas, el huracán Alex ha sido de ayuda, al crear oleaje que ha empujado parte del petróleo fuera de las ciénagas. Pero el petróleo presente en el agua presenta sus propios problemas.

Embarcaciones científicas que recorren el Golfo han detectado columnas sumergidas de petróleo, metano y “agentes dispersores”, rociados sobre el petróleo para intentar desintegrarlo e impedir que alcance la costa.

Los científicos temen que el petróleo y los gases sumergidos reduzcan el oxígeno subacuático necesario para sostener la gran variedad de vida marina, ya que las bacterias naturales que consumen el petróleo y el metano sumergido consumen mucho oxígeno.

El gobierno federal de EEUU ha dicho que un grupo de investigadores halló una de estas aglomeraciones, pero también comprobaron que los niveles de oxigeno en la zona se mantenían por encima de los niveles mínimos recomendados. Sin embargo, investigadores universitarios que examinaron una de estas columnas en otra parte del Golfo dijeron que detectaron niveles de oxigeno mucho más bajos.

Uno de estos investigadores, Samantha Joye, oceanógrafa de la Universidad de Georgia, apuntó que ella y sus colegas hallaron niveles reducidos de oxigeno sólo en áreas determinadas cerca del petróleo y metano sumergido. Todo el Golfo, dijo, “no se va a convertir en un pequeño Mar Negro”.

- Petroleras crean un consorcio para evitar futuros derrames (The Wall Street Journal - 22/7/10)

(Por Ángel González)

Cuatro de las mayores petroleras del mundo están uniendo fuerzas para erradicar los derrames petroleros en aguas profundas del Golfo de México con un plan multimillonario que intentará recuperar la confianza de la Casa Blanca después del desastre de BP PLC.

Se espera que Exxon Mobil Corp., Chevron Corp., Royal Dutch Shell PLC y ConocoPhillips anuncien hoy la formación de un consorcio que diseñará, construirá y operará un sistema de respuesta rápida para capturar y contener hasta 100.000 barriles de petróleo derramado a 3.000 metros de profundidad. La plataforma Deepwater Horizon alquilada por BP había estado filtrando hasta 60.000 barriles diarios por día a 1.500 metros de la superficie del mar.

El sistema, que consistirá en varios buques de recolección de crudo y una selección de equipos de contención submarina, se parece a uno que desarrolló BP durante los tres meses de intentos fallidos para solucionar el escape de petróleo, después de que la plataforma Deepwater Horizon explotara el 20 de abril.

BP, todavía comprometida en su esfuerzo por detener permanentemente y limpiar el derrame, no ha sido invitada a ser parte del consorcio. “No queremos distraerla de ninguna manera”, dice Rex Tillerson, presidente ejecutivo de Exxon, que está liderando el diseño y la construcción del nuevo sistema.

Aun así, BP, y otras empresas que operan en el Golfo de México, podrían usar el sistema de respuesta de emergencia.

Las compañías harán una inversión inicial de US$ 1.000 millones en el proyecto, que no tendrá ánimo de lucro y que por ahora ha sido bautizado como Marine Well Containment Co. Sin embargo, el costo de construir un sistema de este tipo y tener tripulaciones siempre en alerta durante años podría costar otros miles de millones de dólares.

Contra las críticas

El sistema de contención estará listo, según las previsiones, dentro de un año y medio, asegura Exxon. El objetivo principal del sistema será evitar que el petróleo se derrame sobre el océano en caso de una explosión catastrófica.

El equipo de respuesta debería estar en condiciones de movilizarse en un lapso de 24 horas, y estar completamente desplegado en semanas, señala Sara Ortwein, subdirectora de ingeniería de Exxon Mobil Development Company.

El nuevo plan apunta a calmar las intensas críticas de los gobiernos y el público contra la industria. A pesar de los avances tecnológicos que han permitido explotar petróleo y gas atrapados a varios kilómetros de profundidad, la industria no tuvo una respuesta efectiva para el desastre de Deepwater Horizon.

El mes pasado, los presidentes ejecutivos de Exxon, Shell, Chevron, ConocoPhillips y BP debieron soportar el enojo de los legisladores estadounidenses que los acusaron de usar planes improvisados para responder a los grandes derrames de crudo. Tillerson admitió que la industria no estaba preparada para una catástrofe de este tipo.

BP no respondió a un pedido de comentarios.

“Vamos a construir esto y, según mi visión, no vamos a usarlo nunca”, dijo Tillerson. Pero “es justo que el pueblo estadounidense y los reguladores esperen de nosotros más capacidad mecánica para lidiar de una manera más rápida con un evento así en un futuro”, en comparación con tener que improvisar una respuesta, agregó el ejecutivo.

La empresa conjunta de los gigantes petroleros sigue el modelo de la Marine Spill Response Corp., una compañía financiada por petroleras y navieras en 1990 después de que el derrame del buque Exxon Valdez provocara una reestructuración de las leyes de contaminación. Dicha empresa sigue operando y puede trabajar en conjunto con el nuevo sistema de las petroleras.

Tillerson dijo que aunque el sistema está siendo diseñado específicamente para el Golfo de México, espera que los gobiernos de otras partes del mundo se interesen por él.

Alrededor de 40 ingenieros de las cuatro compañías involucradas han estado trabajando día y noche durante más de un mes, señala Ortwein, de Exxon Mobil Development.

- Lo que aprendimos del desastre en el Golfo de México (The Wall Street Journal - 23/7/10)

(Por Michio Kaku)

Si el derrame de petróleo en el Golfo de México fuera una tragedia, tendría tres actos. En el primero, veríamos el caos causado por una explosión de gas que cobró la vida de 11 trabajadores y desató la mayor catástrofe ambiental de la historia estadounidense. En el segundo acto, seríamos testigos de la confusión de los ejecutivos de BP mientras veían fracasar ocho intentos por contener, ahogar o sellar la fuga de crudo.

Ahora estamos lentamente entrando en el tercer acto, en el cual los ingenieros han aprendido dolorosamente algunas lecciones importantes y están a punto de calmar este furioso monstruo.

La pegunta que persiste es: ¿Por qué les tomó tanto tiempo? ¿Por qué no pudieron contener el escape hace semanas?

Durante tres meses terribles, los ingenieros y ejecutivos de BP han estado básicamente improvisando sobre la marcha, llevando adelante un proyecto científico de miles de millones de dólares usando a los estadounidenses como conejillos de indias. La ciencia necesaria para detener una fuga de petróleo a 1.500 metros bajo el nivel del mar debió haberse hecho hace años.

Cada uno de los ocho intentos para controlar el escape habría funcionado si la explosión hubiera tenido lugar a 60 metros de profundidad. La fuga en 1979 del pozo Ixtoc, en México, que entonces era la madre de todos los desastres petroleros, sucedió a 50 metros de profundidad y duró 10 meses. Al final, fue contenido con la perforación de un pozo aliviador. Las lecciones aprendidas en aquel y otros desastres petroleros hicieron pensar a los ingenieros de la industria que podrían contener cualquier fuga.

Las leyes de la física son diferentes a una profundidad de 1.500 metros frente a una de 60 metros. A 1.500 metros la presión es enorme: una persona sería triturada como una cáscara de huevo en décimas de segundos. Ni siquiera los submarinos militares pueden operar a estas profundidades. En su reemplazo, se usan submarinos robotizados controlados remotamente.

Además, en estas profundidades el metano se solidifica en una forma de hidratos que se asemejan al hielo. Se cree que la explosión original fue causada cuando se aplicó calor para poner el sello de cemento sobre el pozo, lo que expandió los hidratos de metano a gas, que a su vez subieron a toda velocidad por el tubo y luego explotaron. La presencia de estos hidratos de metano también frustró el primer intento de detener el escape. Más adelante, los ingenieros de BP tuvieron mayor éxito al bombear agua tibia por la tubería para prevenir que los hidratos bloquearan el tubo sin crear las burbujas de gas como las que causaron la explosión.

Al principio, los directivos de BP subestimaron el tamaño de la fuga. Aunque originalmente declararon que se estaban filtrando mil barriles de petróleo por día, también mostraron videos que mostraban imágenes sorprendentemente diferentes.

En los cursos básicos de física, los estudiantes aprenden que el caudal de una tubería es resultado del área de la tubería multiplicado por la velocidad del líquido. No hay que ser un científico consagrado para multiplicar estos dos números. Incluso un simple estimado aproximado de la fuga a partir de los videos podría darle una proyección de entre 40.000 y 60.000 barriles por día. ¿Dieron los directivos de BP cifras bajas e inexactas, tal vez porque pueden ser multados más de US$ 4.000 por barril por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos?

En el futuro, debería haber controles más estrictos sobre las perforaciones en aguas profundas y deberían implementarse sistemas redundantes, de modo que un pozo pueda ser tapado o desviado inmediatamente si el dispositivo de seguridad falla. También debería haber una flota de embarcaciones listas con coladeras, bombas centrífugas y grúas listas para manejar el crudo una vez que empieza a derramarse.

Y lo más importante, la ciencia necesaria para tapar escapes de petróleo a grandes profundidades tiene que completarse, de modo que cualquier tragedia futura no sea repetida como una farsa. Hasta que pongamos fin a nuestra adicción al crudo y desarrollemos fuentes de energía alternativa, tramas similares sin duda ocurrirán de nuevo.

(Kaku es profesor de física teórica en el City College de Nueva York, es autor de “Physics of the Impossible” (Física de lo imposible) y presentador de un programa con el mismo nombre en el canal Science Channel)

- Tony Hayward, una mala fama cimentada a base de meteduras de pata (El Economista - 26/7/10)

El cuestionado presidente de la petrolera británica BP, Tony Hayward, bestia negra de los norteamericanos, ha cimentado parte de su mala fama a base de meteduras de pata, con declaraciones o actos poco afortunados en el marco de su gestión de la marea negra en el Golfo de México.

Esta es una cronología de esas meteduras de pata:

- 3 de mayo: la culpa no es de BP

“No es nuestro accidente, pero es nuestra responsabilidad ocuparnos de él, detener el derrame, ocuparnos del petróleo en la superficie, asegurarnos de que no haya daños medioambientales o que sean mínimos”, afirmó Hayward al canal norteamericano CBS.

“Mantendremos nuestra bota sobre la garganta de BP para garantizarnos de que hagan todo lo necesario mientras nosotros hacemos todo lo que es humanamente posible para administrar este incidente”, declararía poco después el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs.

- 14 de mayo: la “minúscula” cantidad de petróleo

“El Golfo de México es un océano muy grande. La cantidad de petróleo que vertimos ahí es minúscula en comparación con el volumen de agua total”, explicó Hayward al diario The Guardian.

- 18 de mayo: un desastre “modesto”

“Creo que el impacto medioambiental de esta catástrofe probablemente ha sido muy, muy modesto. Es imposible de decir y prepararemos, cuando termine, una evaluación medioambiental detallada. Pero todo lo que podemos ver en este momento sugiere que el impacto medioambiental general será muy, muy modesto”, afirmó el presidente de BP al canal británico Sky News.

- 30 de mayo: Hayward quiere “recuperar su vida de antes”

“Lamentamos los trastornos que ha provocado esto en sus vidas. Nadie más que yo quiere que esto se termine. Me gustaría recuperar mi vida de antes”, declaró al canal norteamericano NBC, pensando manifestar su comprensión de cara a los familiares de los once empleados desaparecidos en la explosión y el naufragio de la plataforma Deepwater Horizon a fines de abril.

Tres días más tarde, Hayward pidió disculpas en forma pública por esas declaraciones, calificándolas de “hirientes y faltas de tacto”.

- 19 de junio: la regata de más

Tony Hayward, que había permanecido en Estados Unidos desde el inicio de la marea negra, se tomó un día de descanso en Inglaterra, pero provocó un escándalo al participar en una regata alrededor de la isla de Wight a bordo de un velero.

Esta noticia dio lugar a un diluvio de críticas, ya que los norteamericanos vieron un nuevo insulto a las víctimas de la marea negra.

“Esto forma parte de una larga serie de errores y meteduras de pata de comunicación. Pienso que todos podemos decir que Tony Hayward no empezará una segunda carrera en relaciones públicas”, concluirá el secretario general de la Casa Blanca, Rahm Emanuel.

- El CEO de BP podría recibir más de 13 millones por su salida de la petrolera (El Economista -
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   ...   45

similar:

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconLa crisis que estamos padeciendo?
«autopsia de la cebolla» que vamos a efectuar generara en nosotros –como ocurre habitualmente en la cocina– las lágrimas que todo...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconÉticas teológicas ayer y hoy

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconNathan Cross parece un hombre, pero es algo mucho más peligroso:...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconGvirtz, Silvina. La educación ayer, hoy y mañana: el abc de la pedagogía....

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconViendo como estamos de mal en panorama político, y para que no se...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconEl producto que hemos escogido a exportar e importar para realizar...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconLas mascarillas naturales son lo mejor para mantener un cutis bello,...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconBonita la tía Cristina, pero algo

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconAhora, como última clase de genética vamos a hacer como una retrospectiva...

Paper (II) Animal Spirits: “Historias” de ayer… y de hoy. ¿Aprendemos algo de las crisis? ¿Estamos mal, pero vamos mejor? La farsa continúa iconSÍndrome de doose: una epilepsia infantil poco frecuente
«sacudidas”» dede las extremidades superiores. Durante la consulta se observan varias de estas crisis que se identifican como crisis...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com