Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo




descargar 68.69 Kb.
títuloProblemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo
página1/2
fecha de publicación03.08.2016
tamaño68.69 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2
TRABAJO MONOGRÁFICO DOMICILIARIO DE ANTROPOLOGÍA 2011

(2da evaluación)

INTEGRANTES:


  • Martínez Argibay, Sofía




  • Dussling, Silvia




  • Haves, Maria Belén


FECHA DE ENTREGA:



  • Sábado 25 de junio de 2011


TEMÁTICA ABORDADA:


  • Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo:

el lugar del Estado”

Racismo, Ciencia v Estado: una relación peligrosa
El movimiento nacionalsocialista en Alemania,

deberá velar para que, por lo menos en nuestra

propia patria, se defina al enemigo mortal y para

que la lucha contra él, sirva también a los demás

pueblos de guía luminosa hacia un porvenir más

risueño en pro de la humanidad aria.”
Adolf Hitler.
"El racismo ha sido históricamente una bandera

para justificar las empresas de expansión, conquista,

colonización y dominación y ha marchado de la mano

de la intolerancia, la injusticia y la violencia".

Rigoberta Menchú Tum. 1

INTRODUCCIÓN

La antropología, en tanto que es una ciencia social dedicada al estudio de la humanidad, tiene como objeto de investigación, entre otros, el fenómeno del “racismo”. La doctrina del racismo afirma que la sangre es la marca de la identidad nacional-étnica y sostiene que las características innatas determinan biológicamente el comportamiento humano.

El racismo se ha convertido en la bandera de imperios y pueblos, que justifican su ira en contra de los que son "diferentes". Los cambios que últimamente hemos vivido a nivel mundial, esta nueva era de la globalización, ha hecho que los pueblos enteros revivan los sentimientos de nacionalismo, desgraciadamente de manera errónea. A causa de líderes ambicionados con el poder, estos sentimientos de nacionalismo han sido conducidos a través de la ira, el odio, la intolerancia y la violencia. Muchos intelectuales, incluyendo científicos, han dado apoyo pseudo científico a las ideas racistas. Pensadores racistas del siglo XVII, como Houston Stewart Chamberlain (quien en su obra Los fundamentos del siglo XIX, publicada en 1899, ya expuso el principio del “pangermanismo” que propugnaba la conservación de la pura sangre germánica gracias a la lucha para mantener orillados todos los elementos extraños, y sobre todo al judaísmo y al catolicismo romano), ejercían una influencia considerable sobre mucha gente de la generación de Adolf Hitler.

En el presente trabajo intentaremos explicar y analizar la ideología y las prácticas políticas del partido Nacionalsocialista Obrero Alemán (NSDAP), mejor conocido como el partido NAZI, y su íntima relación con el racismo durante el desarrollo del Holocausto. Para realizar dicho análisis, nos basaremos en el primer capítulo del texto del historiador y escritor François Bedárida, “Le nazisme et le génocide”2. Asimismo, compararemos este tópico central con las distintas perspectivas antropológicas sobre raza y racismo de los siguientes autores: de la antropóloga Mirtha Lischetti utilizaremos el libro “Antropología”3, de su colega Patricia Monsalve, el caítulo titulado “La complejidad de la naturaleza humana” y del antropólogo Jonathan Marks, su publicación “La raza, teoría popular de la herencia”4. Además, trataremos de explicitar el modo a través del cual este partido, que toma el poder legítima y democráticamente en 1933, implementa distintas decisiones políticas, tanto durante como la etapa previa a la toma definitiva del poder gubernamental, que legitiman su ideología antisemita y a favor de la defensa de la raza aria. A raíz de este estudio, surgió la siguiente pregunta como primer disparador a analizar: ¿Cómo es posible legitimar una superioridad racial mediante políticas estatales que afectan a toda una sociedad?
¿QUÉ ES LA RAZA?

Durante el régimen nazista, varias fueron las medidas políticas llevadas a cabo por el líder de dicho partido, Adolf Hitler. Durante años, antes de convertirse en canciller de Alemania, Hitler estuvo obsesionado con ideas sobre la raza. En sus discursos y en sus escritos, Hitler difundía su creencia en la "pureza" racial y la superioridad de la "raza germana", lo que él llamaba una "raza aria superior". Declaró que su raza debía permanecer pura para poder tomar el control del mundo algún día. Para Hitler, el ideal "ario" era rubio, de ojos azules y alto.

El Holocausto fue la persecución y el asesinato sistemático, burocráticamente organizado y auspiciado por el Estado de aproximadamente seis millones de judíos por parte del régimen nazi y sus colaboradores. Los nazis, que llegaron al poder en Alemania en enero de 1933, creían que los alemanes eran una "raza superior" y que los judíos, considerados "inferiores", eran una amenaza extranjera para la llamada comunidad racial alemana.

Durante la era del Holocausto, las autoridades alemanas persiguieron a otros grupos debido a su percibida "inferioridad racial": los romaníes (gitanos), los discapacitados y algunos pueblos eslavos (polacos y rusos, entre otros). Otros grupos fueron perseguidos por motivos políticos, ideológicos y de comportamiento, entre ellos los comunistas, los socialistas, los testigos de Jehová y los homosexuales.

En 1933, la población judía de Europa ascendía a más de nueve millones, y la mayoría de los judíos europeos vivía en países que la Alemania nazi ocuparía o dominaría durante la Segunda Guerra Mundial. Para el año 1945, los alemanes y sus colaboradores habían asesinado aproximadamente a dos de cada tres judíos europeos como parte de la "Solución final", la política nazi para asesinar a los judíos de Europa. Si bien las principales víctimas del racismo nazi fueron los judíos, a quienes consideraban el mayor peligro para Alemania, entre las otras víctimas se incluyen 200 mil romaníes (gitanos). Como mínimo, 200 mil pacientes discapacitados física o mentalmente, en su mayoría alemanes y que vivían en instituciones, fueron asesinados en el marco del ya explicado, Programa de Eutanasia.

Según el antropólogo Jonathan Marks, en su texto “La Raza, teoría popular de la herencia”, la raza se hereda según leyes no científicas, de acuerdo con un sistema cultural basado en el sentido común o popular. La herencia racial es cualitativa, mientras que la herencia biológica es cuantitativa y puede fraccionarse. La división y la clasificación son actos culturales; decisiones arbitrariamente impuesta sobre esquemas naturales. Para el autor nuestro modo de definir la raza no está determinado por la biología y no corresponde a la idea genética, en realidad, esto es precisamente lo que son las razas: grupos a los que se le han atribuido un nombre, una etiqueta, nada más. Nombrar es lo que da sentido. Esto es precisamente a lo que Marks denomina como “raza, teoría popular de la herencia”, ya que la concepción popular de la herencia nos hace creer que pertenecemos a un todo, siguiendo características en común con nuestros pares, perdiendo nuestra individualidad. La raza por tanto, no es una categoría derivada de la genética sino una teoría popular de la herencia. La raza existe indudablemente como categoría simbólica social, lo cual la convierte en un concepto más real e importante que si fuera biológico, es decir que la raza es una invención cultural, que está en el común colectivo de la sociedad, de los individuos, y la identidad es la manera política de plasmarlo, es decir, de organizarlo y categorizar a la masa humana.

Según el análisis realizado por la antropóloga Mitha Lischetti, de acuerdo a la evolución del hombre y de su historia, no se ha registrado un número significativo de diferencias entre las poblaciones geográficas en comparación con la variación genética y biológica entre los individuos, por lo tanto, señala la autora, es necesario comprender que las sociedades no han estado demasiado tiempo aisladas como para darle lugar a distintas razas, es decir, que en la actualidad todos tenemos semejanzas genéticas con el resto de la humanidad y por lo tanto es imposible catalogarnos en una determinada raza.; podríamos concluir personalmente de esta interpretación que hoy en día y hasta nuevos hallazgos, pertenecemos todos a la raza “humana”.

CONTEXTO HISTÓRICO Y SURGIMIENTO DEL NAZISMO

En forma general, el nazismo es una ideología alemana gestada en los años 20 pero que no alcanzará importancia hasta los años 30, momento en que las duras condiciones de paz impuestas en el Tratado de Versalles (1919) se juntan con la grave crisis mundial del Jueves Negro en 1929 (ver Gran Depresión). En Alemania la situación es más acuciante aún, ya que a los devastadores efectos económicos se sumaba la obligación de pagar el tributo de la derrota en la Primera Guerra Mundial, y el descontento popular ante la injusta situación que hacía que las calles se llenaran de manifestaciones extremistas de toda índole, tanto de izquierda como de derecha.[]

Esta situación culmina con el fuerte descrédito de las democracias liberales, dado que las dictaduras que surgieron demostraron ser capaces de controlar y resolver las crisis más efectivamente que las democracias.[] Tanto la URSS, como la Italia de Mussolini (quien fue elogiado por "hacer que los trenes corrieran a tiempo", es decir, por poner fin a las huelgas y caos económico que había dominado a ese país) y el Japón Imperial, países todos en los que se impusieron "gobiernos fuertes", no solo resolvieron la crisis a mediados de los 30 sino que fueron percibidas como restaurando el "orden social" aun con anterioridad a esa solución a problemas económicos.

EL ORIGEN DEL RACISMO NAZI

El racismo, especialmente antisemitismo racial, fue siempre una parte integral del Nacional Socialismo alemán. Los nazis percibían toda la historia humana como la historia de una lucha biológicamente determinada entre las razas. Postularon que los movimientos políticos como marxismo, comunismo, pacifismo, y internacionalismo, eran antinacionalistas y reflejaban un intelectualismo judío peligroso y racialmente basado. En la base del discurso nacionalsocialista, es posible discernir este claro tinte racista, en el cual se conceptualizaba a la raza como “principio central de la existencia humana, la clave de la historia del mundo, el fundamento de un conflicto apocalíptico que enfrentaba a arios y judíos”5. Es por esta razón, que para Hitler y todo su régimen político era tan importante la preservación de la sangre aria, en la que “residen la fuerza y la debilidad del hombre”. Consecuentemente, el objetivo primordial de la nación alemana era proteger la existencia y la reproducción de la raza aria y de su pueblo, la subsistencia de sus niños y la pureza de su sangre, la libertad y la independencia de la patria alemana. En este discurso, se le otorgaba a la raza aria y a los pueblos que la componen la dominación del mundo y la responsabilidad de asegurar el llamado espacio vital en donde desarrollarse, dejando fuera a los pueblos racialmente inferiores. El espacio vital consistía en nuevos territorios conquistados por el pueblo alemán en los cuales la nueva rada aria y verdaderamente pura pudieran desarrollarse cada vez más y mejor. El objetivo de Hitler para conseguir estas tierras, era el avance de las tropas alemanas hacia el Este, más precisamente a la URSS; país que además de su atractivo territorial, contaba con otra de las mayores amenazas y fuente de temor para el nazismo: el bolchevismo o el ejército rojo. Bedárida plantea que los nazis identificaban al pueblo judío con el bolchevismo ruso, como agentes de la revolución comunista y por ésta razón significaban una directa amenaza a la prosperidad del pueblo nacionalista alemán.

El origen ideológico del nazismo está marcado por el antisemitismo, como prejuicio y actitud hostil abierta y directa hacia el grupo judío en su totalidad y también grupos musulmanes y árabes. Hitler y otros líderes nazis consideraban a los judíos no como un grupo religioso, sino como a una "raza" venenosa que "vivía a costa" de otras razas y las debilitaba. El odio hacia este grupo no tiene que ver en sí, entonces, por la diversidad de las creencias religiosas, sino en tanto grupo étnico distinto, con características sociales, políticas y económicas diferentes. Esta característica racista no nace con el nazismo en sí, sino que se comienza a gestar durante el período de Weimar.6 Variadas fueron las teorías racistas previas al nazismo, de las cuales éste régimen político hizo uso para legitimar sus políticas antisemitas. En primer lugar, al ser refutada la teoría del creacionismo ante el desarrollo del evolucionismo, surge la teoría de la cosificación de la inteligencia, o monogenismo evolucionista y racista, durante el siglo XIX, que planteaba efectivamente la unidad humana pero con probadas diferencias intelectuales y morales entre las razas, las clases sociales y los sexos; éstas pruebas científicas sirvieron para explicar el colonialismo y el orden social que existía en aquella época. A raíz de esta corriente surge la craneometría, cuyo objetivo era establecer una simetría entre el tamaño del cerebro de determinado individuo con su capacidad intelectual, y así relacionar los distintos grupos humanos. En segundo lugar, también durante el Siglo XIX, se planteó la teoría de la recapitulación, que consistía en sostener que cada individuo atraviesa distintos estadios a lo largo de su vida que corresponder a las diferentes formas adultas de sus antepasados. El objetivo claro de esta hipótesis era legitimar y sostener la jerarquía de razas y el “paternalismo” social. En tercer lugar, encontramos la teoría del criminal nato, que sostenía que un 40% de los criminales actuaba por compulsión hereditaria y por esa razón era considerado un “salvaje normal” ya que su actitud era innata. Finalmente, encontramos las dos teorías más significativas para explicar, en parte, la base de legitimidad del nazismo racista: el Darwinismo Social y la Eugenesia.
  1   2

similar:

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconResumen Si aceptamos que existe una estrecha interrelación entre...

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconCassirer-Perspectiva filosófica La naturaleza humana es una naturaleza...

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconFacultad de Derecho y Cs. Sociales y Políticas

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconDirección General de Políticas Sociales

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconConsentimiento informado: reproducción humana asistida de alta complejidad...

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconTema 9: el entorno y su conservacióN. Relaciones entre los elementos...

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconQue ha transformado la naturaleza para obtener principalmente alimentos....

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconComo has estudiado en tus cursos de ciencias naturales e historia,...

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconLa naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo...

Problemáticas entorno a la complejidad de la naturaleza humana. Políticas sociales y racismo iconProblematicas y alternativas de solución de la producción de carne y leche en mèxico




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com