Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales




descargar 0.59 Mb.
títuloPrimera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales
página1/14
fecha de publicación05.08.2016
tamaño0.59 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
DERECHO CIVIL I

TEMA 1. EL DERECHO CIVIL ESPAÑOL
PRIMERA PARTE. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales.
La pregunta ¿Qué es el derecho civil?, aparentemente sencilla en su formulación, es susceptible de ser enfocada con gran variedad de matices. Podemos plantearnos cómo se define, panorámicamente, su contenido mínimo, averiguar cómo se limita la materia civil, cuál es la diferencia radical que separa a esta de las demás partes del ordenamiento jurídico. El problema conceptual puede contemplarse también desde el punto de vista lógico-dogmático de una definición que permita encuadrar o encasillar el derecho civil dentro de algunas de las categorías lógicas de tipo abstracto, elaboradas por la teoría general del derecho.
1/ El sentido histórico del derecho civil: el ius civile

Llamamos derecho civil a la manera o a la forma, históricamente condicionada, de estudiar una parte o un sector del ordenamiento jurídico. Tanto el criterio lógico para aislar dentro de la totalidad del ordenamiento jurídico esta parte o este sector y llamarlo derecho civil, como el criterio o los criterios para analizarlo y exponerlos se encuentran en función de la línea de la evolución histórica del pensamiento jurídico de nuestra civilización.

La nota característica del ius civile en la nacionalidad es que el derecho civil sería el que cada pueblo creó para sí, el que es propio de cada ciudad. El ius civile se contrapone al ius gentium que es un sistema de derecho común a todos los pueblos, a todas las naciones, por ser producto de la razón natural.

Otros textos contraponen el ius civile al ius praetorium o ius honorarium. Pero no hay en realidad una contraposición, sino que el uis honorarius significa la renovación del ius civile provocada por las nuevas necesidades y los nuevos hechos. El ius civile como derecho del cives, del ciudadano romano, no se identifica con el derecho privado pero dentro del ius civile hay instrucciones que son extrañas al derecho civil (carácter penal, procesal y las administrativas o políticas).
2/ La idea del derecho civil en la edad media

La caída del Imperio Romano de Occidente se produce en el año 476 DC comenzando la Edad Media. Por lo que afecta a nuestra disciplina, durante muchos años no va a existir más derecho que la costumbre, el fuero (normas jurídicas de un determinado lugar), los estatutos de las ciudades e incluso el estatuto de las corporaciones o gremios. Hay pues, un acusadísimo particularismo jurídico.

A partir del siglo XII los glosadores de Bolonia estudian el derecho romano mediantes glosas y exégesis, desde entonces es cuando se va a identificar el derecho civil con el romano. De ahí que los glosadores y comentaristas mostrasen un mayor atención hacia normas e instituciones privadas, empieza por tanto, abrirse camino la idea del derecho civil como derecho privado.

El derecho civil, entendido como derecho romano, va a desempeñar un papel sumamente importante en la Edad Media: el derecho común. El derecho civil va a ser el derecho común, un derecho normal frente al que los derechos particulares son anomalías.
3/ El derecho civil en la edad moderna

En la Edad Moderna, el estado se convierte en el estado absoluto que tiende a que su derecho nacional sea exclusivo o predominante. De ahí que el derecho civil, entendido como derecho romano, sufra un gran eclipse, las glosas y comentarios a los textos romanos eran cada vez más contradictorios. La aplicación del derecho se había convertido en una tarea insegura ante tantas interpretaciones dispares. Los estados modernos, soberanos y absolutos, inician ante todo una labor de consolidación de su derecho nacional.
4/ Las codificaciones

La cristalización definitiva del derecho civil como derecho nacional privado se opera con la codificación. La idea de un código civil hay que ligarla con el pensamiento de la Ilustración y del racionalismo que dominó en Europa a partir del siglo XVIII. Hasta ese momento se acostumbraba, como ya hemos visto, a recoger las diversas leyes vigentes en un determinado momento en un solo texto, recopilándolas. La idea de a codificación es, sin embargo, más amplia que la de una pura recopilación de textos. Recopilar es reunir en un texto, por orden sistemático o por orden cronológico, las leyes que hasta un determinado momento han sido dictadas. Codificar es una tarea más ambiciosa. Una codificación es la reunión de todas las leyes de un país o las que se refieren a una determinada rama jurídica, en un solo cuerpo presididas en su formación por una unidad de criterio y de tiempo. El código civil es un cuerpo de leyes racionalmente formado y asentado sobre unos principios armónicos y coherentes. Un código es siempre una obra nueva, que recoge de la tradición jurídica aquello que debe ser conservado y que da cauces alas ideas y aspiraciones de todo signo vigentes en la época en que se realiza.

A finales del siglo XVIII Prusia tiene un código denominado Derecho Territorial General de los estados Prusianos, en el siglo XIX florece el fenómeno codificador el cual se abre con el código civil francés llamado Código Napoleón, en recuerdo del hombre genial que lo llevó a cabo en los días del Consulado. El código francés es una obra capital, de enorme influencia en el mundo, sobre todo en el siglo XIX. Fue el vehículo de las ideas de la Revolución Francesa, y responde a una ideología típica del liberalismo burgués. En 1811 Austria tiene su código civil y el Alemania el código civil se realiza a través de dos proyectos y se promulga finalmente en 1896, es con el código francés el prototipo de los códigos civiles europeos. Se ha de mencionar también el código civil suizo de 1908 que también fue tomado como modelo por algunos países europeos. La codificación italiana tomo como modelo el código francés, el ciclo de codificación ha continuado hasta nuestros días.
5/ El derecho civil en la actualidad

La evolución histórica del derecho civil nos lo presenta como un sector del ordenamiento jurídico que se ocupa de la persona y sus diferentes estados, de su patrimonio y del tráfico de bienes.

La codificación se basa en la afirmación del individuo frente al estado, sin cuerpos intermedios; el código civil aseguraba el libre desenvolvimiento del individuo, de su voluntad. De ahí que el principio de autonomía de la voluntad, con su reflejo en el derecho de propiedad que se concebía absoluto fuese el pilar de sustentación de todo el edificio. El sistema jurídico va a ser en realidad el sistema de los derechos subjetivos de poderes del individuo. Desde el punto de vista de la responsabilidad civil, el sistema se estructura sobre la base de que se indemniza daños y perjuicios sólo si se demuestra que el autor del hecho u omisión dañosa ha sido negligente.

Pero la evolución social ha ido por otros caminos. Los ideales de la burguesía no se han aceptado por inmensas capas de la sociedad sin poder económico, para las que el juego de la autonomía de la voluntad no significa más que la sumisión al más fuerte. por otra parte, el rechazo de un puro sistema liberar de la economía hace que la propiedad de los medios de producción no se identifique con la propiedad privada.

Todo ello indica que el estado va a intervenir decisivamente en la vida económica y jurídica, y que las normas no van a sancionar la autonomía de la voluntad individual sino que la van a dirigir a coartar en beneficio de los intereses colectivos para evitar un instrumento de dominación de los débiles.

Los principios escuetamente expuestos anteriormente producen un impacto en el derecho civil, que se traduce en una disgregación de su contenido. La disgregación como puro fenómeno externo e indice de una especialización técnica o científica, no tiene transcendencia grave. La gravedad radica en la consolidación de los desmembramientos, porque entonces se ha roto la unidad interna de derecho civil, y lo especial se hace en la práctica derecho común, y éste viene a tener un carácter residual.
6/ El nuevo quehacer del derecho civil

Este derecho civil actual desmembrado, patrimonializado, sometido a la influencia de la Administración Pública cada vez más potente, continúa poseyendo todavía una vigorosa propensión a ser aquella parte o sector del ordenamiento jurídico que tiene por objeto la protección y defensa de la persona y de sus fines dentro de la comunidad. El reajuste del derecho civil moderno exige también la actualización del derecho civil, tiene que ser el derecho de las formas de vida de la persona del tiempo presente.
7/ El derecho civil como derecho común

Por la amplitud de las disposiciones en que se encuentran contenidas, cabe clasificar las normas en normas de derecho común y normas de derecho especial. Son normas de derecho común aquellas que están destinadas a regular la realidad jurídica y social en todas sus facetas o aspectos de la vida social considerada en su totalidad. El derecho especial está constituido por normas cuya finalidad es regular materias o relaciones determinadas y concretas.

En nuestro ordenamiento jurídico se considera como derecho común al código civil, lo cierto es, que el código civil, pese a sus pretensiones originarias, no ha regulado por completo la vida social considerada en su totalidad. Existen fuera de él muchas leyes que afectan a cuestiones puramente civiles, además de las que el propio código declaró subsistentes al promulgarse.

El artículo 4º.3 del Título Preliminar, en razón precisamente de aquel carácter, preceptúa que “las disposiciones de este código se aplicarán como supletorias en las materias regidas por otras leyes”. Hay que entender, no obstante, que si esas leyes establecen otros criterios de supletoriedad, la disposición citada estará subordinada a los mismos. Desde este otro punto de vista completamente distinto se habla de derecho común: como contrapuesto al derecho foral.

Hay que destacar que los foralistas hablan de derecho común para referirse al derecho civil de sus compilaciones. Código civil, se dice, es derecho común para los territorios en que se rige, el derecho civil foral es derecho común en el territorio foral.
8/ Plan de exposición del derecho civil

Establecer el plan de exposición de una disciplina científica equivale ensayar su sujeción a sistema. Cuando la disciplina que pretende sistemáticamente tiene las peculiaridades características del derecho civil, la tarea se vuelve grave y peligrosa, pero esto conviene a todo plan de exposición del derecho civil alguna explicación preliminar.

Hay, ante todo, que preguntarse si la división del derecho civil, es una división perfecta o si, por el contrario, ofrece argumentos a la crítica. SAIGNY aseguraba que el derecho civil se compone de dos partes: Parte General y Parte Especial. La parte especial queda, a se vez, dividiva en cuatro grandes secciones que son: Derecho de Cosas, Derecho de Obligaciones, Derecho de Familia y Derecho de Sucesiones. El desmedido crecimiento de la parte general aconseja su reducción y la formación con ellos de una sencilla “introducción al derecho civil”, reservando para la primera parte institucional el “derecho de la persona”, exigido no sólo por la tradición jurídica, sino también, y aún con más fuerza, por el hecho, de ser la persona la primera realidad institucional del derecho civil.

La dimensión familiar del hombre obliga a convenir el “derecho familiar” en la segunda parte institucional del derecho civil. No obstante, el hecho de presuponer necesariamente el estudio de conceptos jurídicos de carácter patrimonial hace aconsejable posponer su estudio al del derecho de bienes. La dualidad, hoy clásica, entre derecho de cosas o tratado de los derechos reales y derechos de obligaciones debe ser unificada en un único “Derecho Patrimonial” o “Derecho de Bienes”, cuya unidad esencial innegable aparece dividida no sólo expositivamente, sino aún idealmente. No se niega, con ello, la distinción entre derechos reales y derechos de obligación, pero se le da su exacto valor de piezas secundaria e instrumental para una mejor exposición del “derecho de bienes”.

Queda por último el “Derecho de Sucesiones”, cuya especial naturaleza le pone en conexión con cada una de las ramas antes establecidas; el derecho de la persona por ser una derivación de la persona, por causa de su muerte; con el derecho de familia, por originarse normalmente en el vínculo familiar el título de sucesión, y con el derecho de bienes, por ser contenido de la sucesión las relaciones patrimoniales de l apersona. La división del derecho civil sería, pues, la siguiente:
I.- Introducción

II.- Derecho de la Persona

III.- Derecho Patrimonial o Derecho de Bienes

IV.- Derecho de Familia

V.- Derecho de Sucesiones

SEGUNDA PARTE. La pluralidad jurídico-civil del Ordenamiento español: los Derechos forales.
1/ La formación histórica del derecho español

Como todos los ordenamientos jurídicos, el derecho civil español es sustancialmente un producto histórico. Como producto histórico, el derecho civil español se forma con la confluencia sucesiva de dos ingredientes distintos: el Derecho Romano y el Derecho Germánico.
2/ La codificación en españa: los precedentes de la labor codificadora

El fenómeno codificador se inicia en España al mismo tiempo que en el resto de Europa, aunque en su evolución tropezara con una serie de dificultades. En el momento en el que se redacto la Constitución de 1812 de las Cortes de Cádiz, se concreta el ideal codificador con arreglo al cual los códigos civil, criminal y de comercio debería ser unos para toda la monarquía, sin perjuicio de las variaciones que por particulares circunstancias pudieran hacer las Cortes. La reacción absolutista de 1814 hace desaparecer el proposito de la codificación, que no reaparece hasta el segundo período constitucional, de 1829 a 1823. En este período se redacta el primer código penal !1822) y se publica un avance de los trabajos de un Proyecto de Código Civil redactado por la comisión nombrada al efecto. El segundo período absolutista (1823-1833) vuelve a conocer la desaparición del propósito codificador.
3/ El proyecto de código de 1851

El trabajo codificador no encontró el debido clima hasta la llamada década moderada que se inicia en 1843. Se crea entonces la Comisión General de Códigos, que tras varias vicisitudes redacta un proyecto de código civil que se remite al gobierno en 1851. Este proyecto (Proyecto de 1851) constituye un hito fundamental en el movimiento codificador en nuestro país. Sus características eran: que era decididamente liberal, moderadamente progresista y claramente afrancesado. El proyecto recoge una clara tendencia unificadora según la cual debía quedar derogados todos los fueros, leyes, usos y costumbres anteriores a la promulgación del código, en todas las materias que eran objeto del mismo, quedando sin fuerza de ley.

El liberalismo del proyecto se manifestaba sobre todo en la regulación del derecho de propiedad. Este a afrancesamiento se puede medir en varios sentidos. En primer lugar, el proyecto se inspira directamente en el código civil francés en cuanto a la forma. El afrancesamiento es muy claro también en cuanto a la doctrina en que se inspira el proyecto y sus redactores. Por último, se recogen una serie de principios jurídicos y de instituciones de claro origen francés.
4/ La codificación después del fracaso del proyecto de 1851

El proyecto no llegó a convertirse en código. El gobierno, probablemente para no agudizar el conflicto con las regiones que poseían sus fueros, vivo aún como consecuencia de las Guerras Carlistas, se limitó a someterlo a información de autoridades y corporaciones. Esta decisión política paralizó la corriente codificadora y la actitud jurídica tomó otros rumbos, dedicandose los legisladores a redactar una serie de leyes especiales. La primera de estas leyes es la Ley Hipotecaria de 1861, la Ley Hipotecaria aparece inmediatamente después de la desamortización (1856), y es a su vez, el presupuesto para la creación del Banco Hipotecario (1872). Otra ley importante fue la Ley del Notariado de 1862.

La revolución de 1868 da lugar a una nueva Constitución política ( que se caracteriza por ser más liberal y avanzada que las anteriores. Por una parte proclama por primera vez la libertad religiosa, lo caul obliga a redactar una Ley de Matrimonio Civil que no sólo regulaba el régimen del matrimonio, sino también el régimen patrimonial y personal de los cónyuges, la afiliación legítima y la ilegítima y la patria potestad, modernizando los conceptos de esta materia. Aparece así la Ley del Registro Civil del 17 de Junio de 1870.

Con la restauración borbónica en la persona de Alfonso XII se abre un período de paz que hará posible la definitiva redacción del código civil. Sobresale además en esta época la figura de ALONSO MARTÍNEZ, prohombre del partido liberal, a quien se debe considerar en muy buena medida como el autor de código civil. El problema más importante con que el código tropieza seguía siendo la cuestión foral. Para intentar resolverla, se dictó un real decreto de 1880 en el que se mandaba que se incorporaran representantes foralistas en la Comisión General de Códigos.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14

similar:

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconParte general del derecho civil y personas

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconApunte General: Derecho Civil I – Parte General

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconFacultad de derecho departamento de derecho civil y de familia

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconTeoria de los contratos conexos. Algunas de sus aplicaciones. Especial...

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconParte B. Visiones de la Ciencia Primera parte

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconN- tribunal primero civil, seccion primera

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales icon2. el código civil: estructura y contenido

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconDesglosando un concepto: La sociedad civil migrante

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconClaves del derecho de familia en el codigo civil y comercial

Primera parte. El Derecho Civil: concepto y contenido actuales iconEl derecho de sucesiones y los principios del codigo civil y comercial




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com