La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme




descargar 40.53 Kb.
títuloLa obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme
fecha de publicación07.08.2016
tamaño40.53 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
Veterinaria
OBESIDAD EN EL GATO
 

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme tendencia a incrementarse, debido a que el aumento de la población felina en todo el mundo, se produce particularmente en gatos que van a vivir en departamentos, (confinados) lo cual implica poca movilidad (por falta de espacio y generalmente agravado por la castración), mucho alimento a su disposición y mal manejo del propietario, siendo esta la trilogía causante de la obesidad. 

 

La obesidad se ha definido como un estado físico con cambios de forma y aumento visible de tamaño (gordura) que lleva a más del 15 o 20 % de sobrepeso por acumulo de tejido adiposo. Este estado es realmente patológico porque produce un deterioro marcado de la salud y un acortamiento ostensible de la vida del paciente. En general la obesidad se produce por un excesivo consumo de calorías que sobrepasa las necesidades energéticas. Si bien los gatos en general controlan la cantidad de alimento que consumen, parece que algunos no poseen esta capacidad y comen en exceso sobre todo si el alimento es muy palatable. En otro aspecto, la conducta alimenticia puede estar asociada a estímulos condicionados previamente.

 

Habitualmente se observa una fase inicial o de ganancia de peso, donde se produce el exceso de ingestión de energía. Una vez llegado a determinado sobrepeso, sobreviene una fase estática o de mantenimiento, donde el consumo de alimentos se reduce al nivel de mantenimiento de esa nueva condición de peso.

 

FACTORES CAUSALES

 

Podemos clasificar dos tipos de causas; las de origen orgánico o metabólico de poca incidencia y las que podríamos definir como alteración del comportamiento alimenticio, que son las de mayor incidencia.

 

Causas orgánicas

 

Las alteraciones orgánicas o metabólicas que producen polifagia con ganancia de peso son en general de origen endócrino, como por ejemplo disfunción de la glándula tiroides (hipotiroidismo), de las adrenales (hiperadrenocorticismo), del páncreas (hiperinsulinismo, diabetes mellitus e insuficiencia exócrina) y de la hipófisis.

 

Causas conductales

 

Las causas de mayor importancia en esta patología se pueden definir como una alteración del comportamiento alimenticio, asociado a un mal manejo del propietario o a un propietario excesivamente permisivo con su mascota. Todavía no se sabe con exactitud porque ocurre esta alteración, aunque se cree que estarían implicados factores dietéticos, ambientales (aquí incluimos también al propietario) y muy probablemente genéticos.

 

a- Dietéticos: los alimentos altamente palatables y con gran porcentaje de grasa suministrados ad libitum favorecen el aumento de peso en el gato por un aumento de consumo y el rápido almacenamiento de la grasa en el tejido adiposo.

b- Genéticos: se han estudiado diversos tipos de predisposición genética en el hombre y en la rata (cepa Zucker), pero todavía no se han documentado en el gato. No obstante se supone que el número de células grasas de un individuo está regida genéticamente.

c- Farmacológicos: en algunos casos se puede producir el aumento de consumo de alimento inducido por drogas como el megestrol (anticonceptivo y regulador del comportamiento sexual del macho), el diazepan (ansiolítico y anticonvulsivo), primidona (anticonvulsivo), los corticoides (antiinflamatorios y antialérgicos), etc. en general estas drogas hay que suministrarlas por mucho tiempo, sumándose a su acción terapéutica, el efecto polifágico secundario.

 

d- Castración: el hipogonadismo es la disminución marcada de hormonas sexuales debido generalmente a la castración (en algunos casos puede producirse por alteraciones genéticas o congénitas). Parecería haber una mayor predisposición del macho castrado a la obesidad felina, pero en realidad hasta ahora la disminución o ausencia de testosterona y estrógenos solo se relaciona con la obesidad por la menor actividad física que se produce y en algunos casos con el aumento del consumo de alimento.

 

e- Propietarios: algunos clientes que no han tomado conciencia del problema, justifican a su gato obeso diciendo por ejemplo " pero si come una sola vez por día", o también " solo come lo que indica el envase del alimento balanceado". Frente a esto es necesario aclararle (como vimos antes) que una vez que el gato llegó a un sobrepeso importante (más del 50 %) en general su actividad decrece mucho y su necesidad de alimento para mantenimiento es baja casi igual a la que tendría si tuviera un peso normal, porque el tejido adiposo que tiene en exceso es poco activo a nivel metabólico. En síntesis el gato obeso, come poco en relación con su tamaño, pero eso le alcanza para mantenerse obeso.

 

Otra situación puede ocurrir con gatos muy ansiosos que requieren comida permanentemente, a veces gimiendo y a veces agrediendo a su propietario, entonces éste se enternece con los primeros o es temeroso con los segundos y les dan de comer, creando con esto un reflejo condicionado donde el gato interpreta que para comer debe gemir o agredir, obviamente se debe romper este reflejo.

 

Un factor que conspira con la aceptación del problema por parte del propietario es el hecho de haber castrado al gato muy joven (sobre todo a los machos), con lo cual su período de crecimiento se prolonga un tiempo más del normal, dando como resultado un gato con un esqueleto más grande y más corpulento en general, esto hace que los propietarios tarden más tiempo en darse cuenta de la obesidad de su gato pues piensan que tienen un gato grande en lugar de ver la realidad.

 

ALTERACIONES SECUNDARIAS DE LA OBESIDAD

 

En muchas especies animales la obesidad produce serios riesgos para la salud, además no cabe ninguna duda que produce una importante reducción en la calidad de vida, en la siguiente lista se enumeran una serie de enfermedades que en mayor o menor medida se hallan asociadas a esta enfermedad:

 

1- Diabetes mellitus

2- Enfermedades del hígado (Lipidosis hepática)

3- Predisposición para el Síndrome Urológico Felino.

4- Alteraciones cardio-circulatorias (mayor esfuerzo cardíaco, hipertensión).

5- Alteraciones articulares

6- Mayor susceptibilidad a infecciones

7- Alteraciones dermatológicas (seborrea, hiperestesia, dificultad para cicatrizar etc.)

8- Dificultad respiratoria e intolerancia al ejercicio.

9- Predisposición al golpe de calor.

10- Trastornos reproductivos

11- Mayor riesgo anestésico-quirúrgico

12- Constipación (a veces asociada a megacolon)

 

DIAGNOSTICO

 

El diagnóstico de la obesidad en el gato es subjetivo y se basa en primer instancia en la observación del tamaño y forma corporal, la medición del sobrepeso y la apreciación del espesor de la grasa subcutánea.

Sabemos que un gato de raza o mestizo de tamaño medio tiene un peso de 3 a 4 kg. en la hembra y de 4 a 5 kg. en el macho.

En razas pesadas, habrá que atenerse al standard de las mismas. En diversas publicaciones, se consideran obesos a gatos que pesan más de 5,5 kg. y se recomienda una urgente disminución de peso para los animales que pesen más de 7 kg. Es importante controlar el peso de nuestras mascotas periódicamente desde el nacimiento, entre el 1º y 3º año de vida tendremos generalmente el peso normal del adulto, este es un dato que debe tenerse en la historia clínica de todo gato.

 

El depósito de grasa en el gato sigue más o menos un patrón definido, al principio se acumula en la cavidad abdominal y en la zona inguinal, esto dificulta la visualización en este período, más tarde comienza la deposición en el tejido subcutáneo que rodea al tórax y abdomen, también se acumula en cuello y papada donde da la impresión de una doble papada. Cuando tomamos conciencia que estamos frente a un gato gordo, generalmente ya tenemos un sobrepeso que va del 50 al 100 %(6 a 8 kg.).

 

Otra de las formas de determinar el estado de gordura es palpar las costillas y la columna vertebral, si la capa de tejido adiposo es muy espesa y no se pueden tocar con una leve presión, estamos frente a un gato muy excedido de peso.

Se esta estudiando la posibilidad de determinar el espesor de grasa por ultrasonido (ecografías) en la zona lumbar, como medio de evaluar la cantidad de grasa total del paciente.

Una vez confirmado el estado de obesidad, se deber determinar si es un problema relacionado con otra enfermedad de base (obesidad complicada) o si es debido solamente al exceso de consumo de energía ( obesidad simple).

Como vimos antes la obesidad complicada en general tiene una base de tipo endocrina representando en el hombre no más del 5% de los casos, si bien no hay datos para el gato, se presupone que la incidencia también es muy baja. No obstante se deberán hacer los estudios correspondientes para descartar estas enfermedades (dosaje de hormona tiroidea, de corticoides etc.).

Es imprescindible hacer una evaluación general del paciente con estudios de laboratorio como hemograma completo, química sanguínea, enzimograma hepático, análisis de orina y evaluación cardiológica, con el fin de determinar su estado clínico y la presencia de complicaciones (por ejemplo diabetes) que podrían modificar el tratamiento dietético de reducción de peso.

 

TRATAMIENTO

 

1- Aceptación del Propietario

 

El primer frente de lucha del Médico Veterinario es que el propietario tome conciencia del estado de su gatito y de los riesgos que ello representa. La mayoría de los propietarios de gatos, los sobrealimenta y están felices de tener un gato que ellos creen de gran tamaño, pero que en realidad es un gato obeso, además, todavía hay personas que relacionan la gordura con buena salud, lo cual es totalmente falso. En general les cuesta darse cuenta o aceptar que tienen un gato obeso y además, no lo relacionan con una condición patológica.

A consecuencia de esto, es probable que el gato concurra al consultorio por alguna visita de rutina como las vacunas o por problemas derivados de la obesidad, siendo este el momento en que el profesional deber hacer tomar conciencia del problema.

Es muy importante la colaboración del propietario y del resto de la familia que convive con el gato, para lo cual se le debe informar como se va a realizar el tratamiento, la duración estimada del mismo, las visitas periódicas que deber realizar y los análisis complementarios que se tendrán que hacer. También hay que informar que frecuentemente en las primeras semanas no hay una pérdida de peso importante, porque el organismo va a tratar de no perder muchas calorías, por lo tanto hay que continuar con el tratamiento estricto por lo menos durante 4 semanas antes de hacer alguna modificación.

 

Si el propietario y el resto de las personas de la casa no siguen estrictamente las indicaciones del profesional, el tratamiento fracasará, con lo cual se habrá gastado tiempo y dinero inútilmente, pero lo peor es que el gato seguirá sufriendo las consecuencias de la obesidad.

 

2- Dieta

 

El tratamiento de la obesidad se puede realizar manejando las siguientes variables: dieta, ejercicio, comportamiento, medicación y eventualmente cirugía. Los cuatro primeros se utilizan corrientemente.

Un concepto importante es que en el gato no se debe realizar la restricción calórica total (ayuno sólido total) porque se pueden producir serios trastornos hepáticos (lipidosis hepática), la recomendación es no producir un ayuno total de más de dos días y no perder más de 1 o 2 % del peso por semana. Al principio del tratamiento, se debe fijar un peso ideal al cual se intenta llegar en cada paciente, o hacerlo por etapas con reducciones del 15 % del peso hasta el ideal.

 

El Médico Veterinario debe realizar los cálculos de energía que debe consumir el gatito (para alcanzar el peso deseado), las cantidades adecuadas de alimento de acuerdo al tipo utilizado y la frecuencia de administración. Sabemos que un gato adulto promedio necesita para mantenimiento alrededor de 70 kcal/kg de EM /día (puede variar de 60 a 90 kcal/kg. según el grado de actividad). Se calcula proporcionar entre 50 y 75 % de ese requerimiento energético para el peso ideal y se estima una duración del tratamiento entre 4 y 6 meses. Se debe pesar al paciente cada 2 semanas para seguir su evolución y hacer los cambios necesarios.

 

Con respecto a los alimentos, tenemos varias opciones; el alimento balanceado o la dieta común que consumía habitualmente, pero reducida hasta el nivel de energía necesaria, tiene el inconveniente, que también se reducen todos los nutrientes, por lo cual no es recomendable. Las dietas indicadas son las comerciales de bajas calorías (light) o las especiales para reducción de peso (estas son las ideales) como la r/d de Hill's, ambas tienen poca grasa (8 a 10%), mucha fibra (10 al 28%) y el resto de los componentes en las cantidades normales. En general con estas dietas el animal no queda con hambre, reduce su nivel de consumo de energía, y recibe lo que necesita del resto de los componentes nutritivos. Las dietas caseras no son recomendables porque no tienen un contenido energético uniforme además que en general son nutricionalmente inadecuadas.

En mi experiencia la utilización de los alimentos tipo light en forma libre, no logra producir pérdida de peso, en general esta variante esta indicada solo para mantenimiento una vez que se ha llegado al peso adecuado.

 

Estos alimentos para reducción de peso se deben mezclar al principio con el alimento habitual que consumía el gato para que lo acepte más fácilmente. La cantidad indicada para un día, se debe suministrar repartido en 4 a 6 veces (esto aumenta la pérdida de peso), es beneficioso utilizar comederos pequeños porque ejercen un influencia positiva en el propietario al ver un comedero bastante lleno y se puede mezclar con agua tibia para darle más volumen y palatabilidad.

 

3- Ejercicio y Comportamiento

 

Estimular el ejercicio mediante el juego, beneficia el gasto energético y colateralmente mejora la función cardiovascular, respiratoria y musculo-articular (sobre todo en un paciente añoso), además la mayor atención refuerza la relación social con su gato.

 

El manejo del comportamiento del gato que pide o exige comida también es muy importante y puede requerir la consulta con un especialista en etología, sobre todo si su actitud es agresiva. Como regla general diremos que no es buena idea tener al gato en la cocina mientras se prepara la comida, ni sobre la mesa o a los pies de los comensales cuando están ingiriendo cualquier tipo de alimento. Lo más indicado es ubicarlo en otra habitación mientras se realizan estas tareas o darle su comida al mismo tiempo.

 

Una complicación para el tratamiento es cuando hay varios gatos en la casa, porque el gordito va a tratar de comer la comida de los demás, por lo tanto hay que buscar la forma de que esto no ocurra, dándole de comer en un lugar aparte y no dejando comida de los demás al alcance del glotón.

 

4- Manejo Farmacológico

 

El manejo farmacológico de esta enfermedad estaría indicado como ayuda para controlar la ansiedad de esos pacientes que requieren comida en forma permanente, ya sea vocalizando o agrediendo, esto ayudará a los propietarios más inseguros en el manejo de la situación.

Se ha encontrado que el aumento de la serotonina en el hipotálamo (centro del hambre) produce la sensación de saciedad y baja el consumo de alimento. Debido a esto las sustancias que bloquean la captación neuronal presináptica de serotonina (5-HT), aumentan los efectos de loa misma. Los antidepresivos tricíclicos como la fluoxetina se utilizan en trastornos obsesivos compulsivos, miedos, fobias, depresión y ansiedad. Se ha observado la presentación de inapetencia y pérdida de peso en animales de laboratorio y humanos donde la obesidad era un trastorno obsesivo compulsivo. La fluoxetina se administra en dosis de 0,5 a 1 mg /kg./día vía oral y debe ser dada como mínimo por 4 semanas porque necesita un período de impregnación. Uno de los efectos secundarios a tener en cuenta en el gato es la retención urinaria. Creo que todavía se deben realizar más estudios controlados con estas drogas en el gato, pero por experiencias personales parecen tener buenas perspectivas.

Otra posibilidad es utilizar inhibidores de las lipasas gastrointestinales como el orlistat, impiden la absorción de las grasas consumidas, no obstante se deben acompañar con dietas hipograsas.

 

MANTENIMIENTO

 

El problema no termina una vez llegado al peso ideal, pues luego hay que lograr el mantenimiento de ese peso, para esto se suministrar  una dieta de mantenimiento y se seguirán los controles periódicos aunque un poco más espaciados, esto permite hacer las correcciones de la misma en más o en menos según sea necesario. Nuevamente son recomendables los alimentos balanceados por tener una composición uniforme y ser fácilmente dosificable la ración correspondiente.

 

PREVENCION

 

La prevención debe comenzar desde los primeros meses de vida. Se sabe que la obesidad juvenil es mucho más difícil de manejar porque se basa en el incremento de la cantidad y tamaño de células grasas (obesidad hiperplásica), permaneciendo este aumento durante toda la vida del gato. (Fig. Nº5) En la obesidad adquirida del adulto (obesidad hipertrófica) sólo aumenta el tamaño de los adipocitos por lo cual es mucho más sencillo su control.

 

Es importante controlar el consumo de alimentos de acuerdo a los requerimientos de energía para la edad, la raza y la condición de castrado. En este momento se está comercializando alimentos específicos para gatos castrados (Royal Canin) en tres rangos de edad.

 

Hay algunos factores que influyen en la presentación y agravamiento de esta enfermedad:

  1. Castración (por la poca actividad posterior)

  2. Alimentos muy palatables.

  3. Mayor edad del paciente

  4. Razas predispuestas (no están determinadas en el gato)

  5. Propietarios permisivos, con sobrepeso, ancianos y que viven solos.

  6. Utilización de distintos tipos y/o marcas de alimentos en el mismo día (esto aumenta el consumo global)

El concepto más importante para prevenir la obesidad es suministrar solamente la cantidad necesaria de alimento para cubrir las necesidades energéticas de mantenimiento de nuestro gatito y controlar permanentemente su peso para regular esa cantidad.

 

CONCEPTOS IMPORTANTES

 

* La obesidad es la enfermedad nutricional más importante del gato.

* Existe una firme tendencia al incremento de esta enfermedad en el futuro.

* El alimento balanceado debe ser el único alimento suministrado al gato y la cantidad se debe medir durante toda la vida.

* Se debe controlar el peso de todo gato desde el nacimiento y durante toda la vida.

* El exceso de alimento consumido por el gato es la causa más importante de la obesidad.

* El mal manejo del propietario es un factor muy importante en la presentación y mantenimiento de esta enfermedad.

* Las dietas comerciales para reducción de peso son las ideales para el tratamiento de la obesidad en el gato.

 

http://www.loseskakeados.com

similar:

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconEl gato vago tiene el honor de invitarlos al gato fest 2013, el cual se realizará con motivo del

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconElaborar una presentación powerpoint sobre una enfermedad, con los siguientes puntos

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconCon la distinguida visita internacional del monje budista, cientifico,...
«Felicidad: una guía para el desarrollo de la habilidad más importante de la vida» y «¿Por qué meditar?». Recientemente publicó,...

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconEn las sociedades desarrolladas la obesidad (OB) es el trastorno...

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconDesde siempre, para la Medicina el dolor ha sido el síntoma más importante...

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconTambién son extensiones llanas amplias de terreno, pero con una altitud...

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconLos seres humanos modernos somos descendientes directos del
«gobierno» con los más fuertes y capacitados. Posteriormente se unificaría la autoridad máxima en la figura indiscutida del jefe...

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconEl trauma es una problemática que abarca toda la obra de Freud. Su...

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconCrear una presentación con los siguientes textos
«logía», -λογία, tratado, estudio nota 1 es la ciencia que estudia la conducta o comportamiento humano y los procesos mentales

La obesidad es el problema nutricional más importante del gato, con una presentación que varía entre el 20% y 30% de los felinos domésticos, y con firme iconImplementacion de un sistema informatizado para el control de los...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com