Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion




descargar 197.82 Kb.
títuloSe entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion
página3/4
fecha de publicación19.10.2016
tamaño197.82 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4



EL MUNDO EN EQUILIBRIO
El mundo puede ser representado como un sistema o como una colección de sistemas o sub sistemas que actúan y se interrelacionan unos con otros dentro de una realidad dinámica.
A pesar de toda esta enorme dinámica de fuerzas, de acción y reacción entre los diferentes sistemas, no existe un caos, si no un cierto orden y equilibrio que dan mas una impresión de acciones y relaciones suaves mas que pronunciadas.
Este fenómeno de acción equilibrada puede ser explicado a partir de dos concepciones diferentes.

Una de ellas es el aparente equilibrio del sistema según la mecánica newtoniana y la otra es la teoría general de sistemas.

EL EQILIBRIO Y LAS LEYES DE NEWTON
Isaac Newton (1642 - 1727) definió varias leyes sobre el movimiento o mecánica.

La primera de ellas señala que cada objeto o cuerpo persiste en un estadote descanso o inmóvil, o con un movimiento uniforme en línea recta, hasta que sea forzado a cambiar de este estado por fuerzas ejercidas contra el.
En el caso de los sistemas, sabemos que estos están compuestos de millones de sub sistemas que no parecen estar inmóviles, ¿entonces, como podríamos explicar esta contradicción aparente con la ley de newton?; pues para esto newton presento su tercera ley que dice: a cada acción sigue una reacción igual, vale decir que la acción de mutua de dos cuerpos, del uno sobre el otro es siempre igual y en dirección opuesta.
Esta tercera ley de newton a dado origen al principio de acción - reacción que señala que cada acción se encuentra acompañada de una reacción, también se conoce este principio como el de causa - efecto.

Entonces podemos decir que el mundo permanece en equilibrio gracias a que los cambios que se producen entre los sub sistemas se cancelan unos con otros, permaneciendo así el sistema total (la tierra) en equilibrio.

EL EQUILIBRIO Y LA TEORIA GENERAL DE SISTEMAS
Desde el punto de vista de la variabilidad del sistema total en relación a la variabilidad de sus partes existe una definición que expresado en palabras significa que un objeto es un sistema cuando la variabilidad que experimenta la totalidad es menor que la suma de las variabilidades de cada una de sus partes o componentes.
Este fenómeno lo podemos observar, en las actividades de la totalidad de las abejas en un panal.
Mirando en forma global, nos parece estar observando una enorme variabilidad en la conducta particular de cada abeja o grupo de abejas. Sin embargo, si consideramos al panal como una totalidad, podremos observar que su conducta es bastante equilibrada y ello nos permite predecir el comportamiento del panal como una empresa productora de miel de abejas.
Si unimos los dos conceptos, la variabilidad de los subsistemas y la variabilidad del medio, podemos comprender el equilibrio que puede mostrar un sistema.
Frente a los cambios externos que se producen en el medio, el sistema provisto de los homeostatos (derivado de homeostasis) necesarios, aminora esos impactos, desarrollando programas pre establecidos que tienden a hacer posible una serie de reacciones internas del sistema que lo defienden de las variaciones del medio.
Por otra parte, la sinergia tiende a nivelar los cambios internos que sufren los subsistemas.

Todo esto hace que el sistema tenga la propiedad de autocontrol y de autorregulación que lo lleva hacia un equilibrio homeostático o hacia un “estado permanente” que se caracteriza por la mantención de una relación determinada y estable entre la energía que entra al sistema (corriente de entrada) y la energía que sale del sistema (corriente de salida).

LA EVOLUCION EN EQUILIBRIO
En el corto plazo, las acciones y reacciones de un sistema no aparecen reflejadas en el carácter general del sistema, pero son fuerzas latentes que tratan de llevar al sistema a un cambio muchas veces impredecible.
Existen entonces dos fuerzas o dos aspectos fundamentales en el comportamiento de los sistemas.
Uno de ellos son las fuerzas que resisten los cambios bruscos y severos, y el otro aspecto es que los ciclos son rara vez o nunca similares.
En otras palabras, existen en la naturaleza fuerzas que buscan mantener un tipo particular de equilibrio al resistir los cambios rápidos, y fuerzas que demandan cambios, pero producidos por procesos lentos y evolutivos.

EL PRINCIPIO DE LA ORGANICIDAD
Se denomina principio de organicidad al proceso de evolución que tiende a aumentar el grado de organización que poseen los sistemas (sistemas abiertos y en especial los sistema vivos).

Parece ser que existe una tendencia natural, inherente a los sistemas vivos hacia la organización.

Y esta tendencia en muchos casos es independiente de los centros “ejecutivos” o directrices de esos sistemas.

La teoría de la evolución habla de una organización cada vez más compleja y la segunda ley, se refiere a la entropía creciente.
Estos dos principios esbozan una contradicción mas aparente que real, es decir que se puede salir del dilema planteado.
Ya al discutir la entropía, Wolfgang Wiese planteaba la opinión de que, junto a las conocidas leyes de la energía, debería existir una tercera ley, la ley de la organización.
Señala que la organización de un sistema es un principio que no se puede referir a fuerza o materia, “pero que, por si, es una magnitud independiente, ni energía ni sustancia, si no algo tercero expresado por la medida y el modo de orden”.
5

Definición de un Sistema Total



En el desarrollo de la teoría y el enfoque de sistemas, nos hemos referido a los sistemas en general (sistema social, mecánico, humano). Ahora, tomando en cuenta específicamente a los sistemas sociales, y más concretamente, a aquéllos cuyo objetivo es proporcionar bienes y/o servicios a la comunidad, es decir, en la empresa. Nuestro objetivo será discutir la definición o identificación de un sistema desde el punto de vista de un investigador que desea analizarlo.
Supongamos que el investigador se encuentra en condiciones de observar el todo o sistema total y tratemos de determinar los pasos que dará para alcanzar el punto desde el cual podrá observar ese todo. Su método, como lo plantea Churchman, “consiste en definir cuidadosamente de qué está hablando".
El término "sistema"; aunque puede ser definido de muchas, se le define como: “El conjunto de partes coordinadas para alcanzar ciertos objetivos”.

Para esto, debemos explicar qué es lo que entendemos por "partes coordinadas".

Específicamente, el objetivo del investigador de sistemas es definir cuidadosamente y en detalle cuál es el sistema total, el medio en que se encuentra, cuáles son sus objetivos y sus partes y cómo estas partes apoyan el logro de esos objetivos.
El investigador de sistemas deberá seguir los siguientes pasos si quiere su objetivo: Describir y Definir un sistema total.
Los pasos son los siguientes:


  • 1. Los objetivos del sistema total;

  • 2. El medio en que vive el sistema;

  • 3. Los recursos del sistema;

  • 4. Los componentes del sistema;

  • 5. La dirección del sistema;


Sin embargo, en ningún caso, estos pasos deben, forzosamente, tomarse de acuerdo con la secuencia aquí presentada. Más bien, a medida que uno avanza en el análisis y descripción del sistema, es probable que uno deba reexaminar el trabajo realizado en los pasos previos.

Este es un proceso lógico y la lógica es esencialmente un proceso de controlar y recontrolar nuestros razonamientos.
Con estas advertencias en mente, discutiremos estas cinco consideraciones básicas que el investigador debe tener presentes cuando se enfrenta con la tarea de definir y describir un sistema.

LOS OBJETIVOS DEL SISTEMA TOTAL
La definición de los objetivos de un sistema total no siempre es tarea fácil. Puede existir confusión en su determinación. Generalmente los participantes del sistema no se preocupan, aun cuando sus objetivos y definiciones puedan tener una serie de propósitos independientes de la actuación del sistema.
Churchman presenta el siguiente ejemplo:
El director de un departamento universitario desea obtener el mayor presupuesto posible para la operación de su unidad. Como consecuencia, debe defender su posición en diferentes comités, comisiones o consejos que forman parte de la estructura de la universidad.

En estas ocasiones debe plantear los objetivos del departamento en la forma más atractiva posible, ya que debe buscar el máximo prestigio y el máximo poder "político" con el fin de obtener ese mayor presupuesto.

Señalará la importancia de la docencia en ese campo, el valor que tienen para la comunidad los proyectos de investigación que en él se desarrollan, la alta calificación académica que poseen sus integrantes, etc.

Estos son algunos de los argumentos que plantea y que menciona como los objetivos del departamento en cuestión.

En forma similar, el gerente de una empresa (a través de su departamento de relaciones públicas) o el administrador de una agencia estatal, deben presentar una imagen social a través de los objetivos de esos sistemas. No lo hacen sólo para atraer clientela, sino también para atraer capitales y apoyo del medio. Recuérdese que la aceptación o "legalización" del sistema en el medio es una condición necesaria para su supervivencia.
En general, estas declaraciones de principios son denominadas objetivos por los miembros del sistema, pero para nuestros propósitos de investigación y análisis ellas son demasiado vagas y, en muchos casos, equivocadas.
Este tipo de objetivos ha sido denominado por algunos estudiosos como “no operacionales" y equivalen, como señalábamos hace poco, más bien a declaraciones de principios o propósitos que a objetivos concretos sobre los cuales dirigir la conducta del sistema.

Si tomamos estos objetivos no operacionales en forma demasiado seria, podemos llegar a errores y equivocaciones en la identificación de los objetivos reales del sistema comparado con aquellos definidos por ese sistema.

El gerente de una empresa industrial puede hacernos pensar que el objetivo de su empresa es prestar servicio a la comunidad, sobre la base de alguna utilidad, etcétera.
Estos objetivos no operacionales tampoco pueden dejarse totalmente de lado. En efecto, ellos cumplen una función bastante específica en la empresa o en el sistema social de que se trate:
Son objetivos generalmente no conflictivos y, por lo tanto, pasan a ser un mecanismo de cohesión del grupo humano que forma el sistema.

¿Qué investigador de un departamento universitario no va a estar de acuerdo en que él está allí para aumentar el conocimiento en ese campo determinado del saber?

¿Qué ejecutivo medio o alto de una empresa va a estar contra la idea de los "objetivos sociales" de la empresa?
Una forma, sugerida por Churchman, en que el investigador puede determinar los objetivos del sistema, es observando si el sistema, a sabiendas, sacrificará otros objetivos con tal de alcanzar aquellos definidos por autoridades del sistema.
Por supuesto que, así como es difícil definir los verdaderos objetivos de una persona, así también puede serlo determinar los verdaderos objetivos de un sistema.

Como personas, generalmente ocultamos nuestros verdaderos objetivos, pues nos parece que pueden no ser satisfactorios desde el punto de vista de otras personas o de la comunidad en que vivimos. Si ellos fueran publicitados, es probable que tuviéramos problemas en obtener los diferentes tipos de apoyos que necesitamos en la vida (empleo, aceptación social, etc.).
El propósito, entonces, del investigador es determinar aquellos objetivos verdaderos y operacionales.

Operacionales en el sentido que pueden ser medidos y que a través de esta medición se pueda determinar la calidad de la actuación del sistema, o la forma como está operando éste.
Algunos estudiosos de las organizaciones industriales señalan que se debe hacer una distinción entre los objetivos reales y los objetivos legitimados del sistema.

Estos últimos tienen que ver con la moral o la ética de los objetivos.
Por ejemplo, un investigador, siguiendo la filosofía de la teoría de sistemas puede definir los objetivos de un sistema de carreteras en términos de la cantidad de vehículos que pueden pasar a través de segmentos específicos de una de ellas dentro de un período dado de tiempo. Sin embargo, puede que este objetivo no se encuentre "legitimado" desde el punto de vista social, no sólo por el costo de los accidentes, sino por el ruido, por ciertos problemas ecológicos y los inconvenientes que pueden surgir para los pueblos y aldeas por donde dicha carretera pasa (y para aquellos que quedan fuera de ella).
Por lo tanto, en esta tarea de describir los objetivos reales del sistema (a través de la medición de su actuación) el investigador debe ser persistente (aunque con ello eventualmente pueda entrar en conflicto con sus colegas o clientes) y estar siempre alerta para no caer en la "falacia de los objetivos evidentes".

EL MEDIO DEL SISTEMA
Una vez que el investigador ha logrado clasificar los objetivos del sistema (o la medición de su actuación) el aspecto siguiente que debe estudiar y considerar es el medio que lo rodea. Este puede ser definido como aquello que está fuera, que no pertenece al sistema, que se encuentra más allá de sus "fronteras". También puede ser ésta una tarea difícil, pues no siempre es sencillo lograr este resultado.
Si observamos un automóvil, uno puede pensar, en un primer momento, que el medio de este sistema es todo aquello que está fuera del automóvil.

Incluso podemos decir que todo lo que está más allá de la pintura exterior del vehículo conforma su medio.

¿Pero esto es correcto?

¿Es correcto afirmar que lo que queda más allá, o fuera de las paredes de una fábrica es el medio de ese sistema?

La fábrica puede tener representantes en diversos puntos del país, y aún en el extranjero, ya sea para la venta de sus productos o para la compra de equipos y materiales. Estas son, sin duda, partes del sistema total que constituye esa empresa industrial, y, sin embargo, estas partes no se encuentran dentro de sus paredes. Para complicar más este caso, es posible que el gerente general de esa empresa pertenezca a un determinado grupo de poder, a través del cual pueda ejercer ciertas presiones políticas y así obtener determinadas ventajas para esa empresa. Sus actividades políticas podrían ser consideradas como pertenecientes al sistema, aunque difícilmente podrían ocurrir dentro del espacio físico ocupado por la empresa. Esto nos puede llevar a concluir que, posiblemente, la pintura exterior del utomóvil no sea el limite o la frontera de ese sistema, como no lo es en el caso de la fábrica.

Se ha dicho que en esta edad de la tecnología eléctrica, el teléfono ha llegado a ser prácticamente una parte del individuo humano. En muchos casos parece difícil establecer una diferencia entre el oído. No podemos eliminar el teléfono que ayuda al oído. No podemos eliminar el teléfono, así como no podemos eliminar el oído de la persona. Así considerado, el teléfono sería una parte del sistema que hemos denominado ser humano.
Por lo tanto, el investigador de sistemas debe tener un criterio sobre el medio que se encuentre más allá de la observación de sus fronteras aparentes. Un criterio para enfrentar este problema es considerar que, cuando señalamos que algo queda fuera del sistema, queremos indicar que el sistema prácticamente no tiene control sobre ello, es decir, poco o nada puede hacer para modificar sus características o su conducta.
El medio corresponde a los "datos dado” al sistema y, evidentemente, desde este punto de vista constituye sus limitaciones.
El medio de un sistema estará determinado por el problema que tiene entre manos el investigador y, evidentemente, una forma de determinarlo es fijando las fronteras reales del sistema de acuerdo con el problema concreto.

El medio no es sólo aquello que se encuentra fuera del control del sistema, sino que también es algo que determina, en parte, la conducta de éste.
Sin duda alguna que uno de los aspectos más importantes del medio de un sistema social es su "clientela", o la demanda. Por supuesto que el sistema puede influir en ella a través de la publicidad, de los precios y en general, de la comercialización de su producto (sea éste un bien o un servicio). Pero, en la medida que la demanda sea determinada por el individuo externo, se encontrará fuera del sistema, en su medio y, pasará a constituir un dato o un factor limitante para ese sistema.
Un buen método para determinar si un aspecto determinado pertenece al medio o al sistema, lo proporciona C.W. Churchman. Señala que el medio no es el aire que respiramos, el grupo social al que pertenecemos o a la casa en que vivimos, no importa cuánto estos elementos parecieran estar fuera de nosotros. En cada caso uno debe hacerse dos preguntas:


  • ¿Puedo hacer algo frente a ello?

  • ¿Tiene importancia para mis objetivos?


Si la primera pregunta tiene una respuesta negativa y la segunda una positiva, ese aspecto constituye nuestro medio.
1   2   3   4

similar:

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconSe ha definido el sistema como un todo unitario organizado, compuesto...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconEmpezaremos por definir el Hardware: corresponde a todas las partes...
«Conjunto de los componentes que integran la parte material de una computadora». El término, aunque es lo más común, no solamente...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconUnidad 4 La Célula. Generalidades. La célula procariota. La célula...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconA) Explique las características estructurales del Aparato de Golgi (0,5 puntos)

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconDibuje el aparato reproductor masculino y femenino equino, resalte las partes y sus componentes

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion icon¿Conocimientos sobre la orgánica, división características? R= Dicen...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconResumen El presente trabajo de investigación bibliográfica trata...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconTodos los seres vivos se caracterizan por realizar tres funciones,...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconEs la unidad básica y autónoma de la organización de los seres vivos...

Se entiende por atributo las características y propiedades estructurales o funcionales que caracterizan las partes o componentes de un sistema relacion iconReconoce y distingue la energía y las propiedades que tienen los...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com