Transcripción digital: Martín Macedo




descargar 189.44 Kb.
títuloTranscripción digital: Martín Macedo
página4/4
fecha de publicación20.10.2016
tamaño189.44 Kb.
tipoTranscripción
b.se-todo.com > Derecho > Transcripción
1   2   3   4
kimon, punto muy importante para el diagnóstico y la cura de cualquier molestia hepática, pero, es curioso, no lo vi mencionar en ningún libro sobre anatomía. Entonces presionad ese punto y si sentís un sufrimiento profundo, será lamentablemente vuestro hígado. Si os resulta difícil buscad el recuerdo de vuestra madre, de vuestra vida anterior, cuando éramos peces: el ombligo. Entonces a 3 o 4 cm al sesgo del ombligo, más bajo hacia la izquierda, está el punto para el diagnóstico y acupuntura del hígado: este punto no tiene nombre, los acupuntores no lo conocen. Llamémoslo x, es un punto muy sensible. Al presionar sobre ese punto no podéis fallar. Sobre todo acostado y con las piernas replegadas. Hay que presionar un poco más abajo, porque los órganos han descendido a esa posición. Entonces todos lo sienten, sobre todo los que tienen una arruga vertical entre las cejas, o dos o tres, es mortal, una situación desesperada. Máxime si se trata de una mujer. Yo también tengo tres, y las trato de ocultar. Es señal de que el hígado anda muy mal. El hígado es donde se almacena el glucógeno, la condensación del azúcar, lo más yin. El doctor Nahita ha tratado, desde hace seis años, 600 casos abandonados por los médicos. ¿Qué hacen en casos como el de Isabel?

Dr. Baudry – Dan anti-tónicos, digitalina, suprimen totalmente la sal y recomiendan tomar azúcar.

Georges Ohsawa – Y dan cortisona, y aún más grave, el cortensil, veneno terrible. A veces dan cloropromasina, para matar todo el sistema nervioso. Lo hacen sin esperanza y porque lo tienen escrito en los libros de medicina. Isabel está así por culpa de la vacuna. La trataron muchos médicos, pero finalmente vino aquí. ¿Y para el niño qué hacen?

Dr. Baudry – Le dan el suero de Pasteur, el porcentaje depende de su constitución, y para el corazón dan tonificantes cardíacos, alcanfor o cafeína y, pocas veces, digitalina. Si hay riesgo de infección dan antibióticos.

Georges Ohsawa - ¿Y cómo lo alimentan?

Dr. Baudry – Una dieta y caldo de verduras y sobre todo jugos de fruta.

Georges Ohsawa - ¡yinnización, yinnización, yinnización! ¿Cuál es el veneno más yin? El de víbora, que es muy yin, y que no soporta el frio, y sale sólo en verano y se esconde en invierno. Si uno es mordido, y queda deteriorado y violeta, hinchado ¿qué hacen si es demasiado tarde para el suero?

Dr. Baudry - Amputan

Georges Ohsawa – En vez de curar, destrucción total. La mano no vuelve a crecer. Eso no es una cura. Lo hubiesen amputado o intoxicado, yinizado y anoche ya estaba muerto. Para salvarlo le dimos Ranshio, el remedio más eficaz para esos casos. También shio ban y kudzu. Luego vomitó mucho. Anteanoche y ayer de mañana vi un recipiente lleno de bilis negruzca, y eso continuó todo el día. Siguió vomitando y hacia el final, sus vómitos eran verdes, todo el yin eliminado automáticamente. Lo ayudó ser más o menos macrobiótico desde hace un año, a pesar de su glotonería. La única falta cometida fue la cantidad: mucho arroz y sal. Se volvió muy nervioso, colérico, mal receptor. Creo que su mujer tuvo grandes dificultades por culpa de eso, muchos conflictos, porque es muy violento.

¿Bueno, qué es? Lo habéis comprendido. Anoche y hoy de mañana lo vi. Tenía grandes dolores y se revolcaba sobre el suelo. Primero sufre el estómago, después el hígado. Estaba siempre vomitando. Vomitó como 4 litros de bilis y descargó todo el exceso de yin que tenía en el hígado. Ahora se siente mejor, desde ayer de tarde, a las 15 hs está con hambre, pero su brazo está cada vez más hinchado, hasta el hombro. Si se hubiese internado, lo cortarían para salvarle la vida. Se lo confié a Madame Riviére, que tiene mucha experiencia, aunque nunca encontró un caso tan desesperado. Yo estaba preocupado y sólo conseguí dormirme a las 2 de la mañana. A cada momento temí que vinieran a decirme que había muerto, pero por suerte, tuvo éxito nuestra estrategia.

¿Cuál es el mecanismo? Un gran yin penetra en nuestro cuerpo: el veneno. ¿Y qué produce? Penetra en la sangre que circula y nutre todas las células. Primero es atacado el parasimpático y lo contrae todo; entonces el estómago, la vejiga y los intestinos (órganos huecos) se contraen. Si todos los órganos estuvieran contraídos y apretados, eliminarían todo lo que es yin, el agua, el sudor y hormonas, entonces, el parasimpático produce anti-yin, anti-veneno y neutraliza el veneno, pero si es demasiado abundante la cantidad del veneno para ser neutralizado por una tal contracción, se paralizará el parasimpático. En la guerra movilizan a todos los hombres válidos para combatir a los invasores, y si éstos son numerosos, vencerán. Invaden y colonizan. Las mujeres no pueden combatir. Es la muerte. Pero este mecanismo es muy milagroso. Si el ataque es yang, primero es atacado el ortosimpático, porque es dilatador. Cuando recibimos un martillazo sobre la frente, enseguida hay hinchazón, dilatación de los capilares que enrojecen toda la frente, y si se ha rasgado la piel, sale sangre.

¡Es maravilloso! Contra yang, responde yin. ¿Quién ha fabricado tal mecanismo? Sólo os queda fortalecerlo, mantener sendos sistemas simpáticos en equilibrio: entonces sois perfectos, completos, independientes, y capaces de defenderos contra cualquier tipo de ataque desde el exterior. Doctor Baudry ¿Cómo se fabrica el suero de Pasteur contra el veneno?

Dr. Baudry – Supongo que primero lo inyectan a animales, se recoge su sangre que se sedimenta y cultivan el suero que ha producido anticuerpos para defenderse contra invasores, y este suero es inyectado al enfermo.

Georges Ohsawa - ¿Se les ocurren algunas ideas para inventar algo más eficaz desde nuestra perspectiva yin/yang?

Se pone sangre del paciente en una probeta. Después de un tiempo la hemoglobina se precipita y debajo queda algo límpido, transparente, yin. Si desciende demasiado rápido, os declaran gravemente enfermo, sin saber por qué. La sedimentación es muy rápida en los macrobióticos. Esta precipitación es empleada para medir el grado de salud. Cuando cualquiera comienza la Macrobiótica y después de unos días consulta a un médico, este lo pronunciará gravemente enfermo debido a la rapidez de sedimentación de su sangre, aunque no sabrá decir por qué ocurre.

Por ejemplo, si una persona macrobiótica toma una cucharada de gomasio con su arroz, o verduras, penetra la sal (del gomasio) ¿qué produce? Una excitación del ortosimpático, de modo que los músculos y órganos se hincharán, dilatarán. ¿Qué producirá esta dilatación? En el caso de una excitación del parasimpático, es como una esponja exprimida por la contracción, el líquido sale y después la sal y la persona siente sed. Si hay dilatación eso atrae al agua, por eso se siente sed después de tomar sal. Pero si la persona ha tomado sal en cantidad, en vez de excitar el ortosimpático, lo destruirá, entonces es la muerte. Si tenéis alguna duda, tomad 100 gr de sal junto con vuestro almuerzo y moriréis a la tarde. Si os queréis suicidar o matar a alguno, inventad alguna cosa muy yin o muy yang y no seréis acusado de asesinato. Es el crimen perfecto.

Si el yin que ataca es el azúcar, el parasimpático responde enseguida yanguizando y el azúcar es eliminada, neutralizada, y la persona está bien, pudiendo comer. Pero si continúa con lo mismo todos los días, o toma de una vez una gran cantidad de azúcar, esto destruye el parasimpático y el cuerpo se descompone, todo se dilata. Eso se nota por las orejas.

¿El ortosimpático actúa por eliminación?

Georges Ohsawa – Actúan los dos, también el parasimpático. Para eliminar el exceso de sal, todo se dilata, de otra forma el agua no puede eliminarse porque encuentra a las células hinchadas por el líquido intercelular, hay muchos orificios y sólo resta entrar, pero el para simpático neutraliza. Pero si uno toma una gran cantidad de sal, hay una dilatación excesiva de todos los órganos, células y músculos con gran sufrimiento. Son los calambres de los músculos sobre la faz interna, yang. Los de la faz externa: yin.

Si la actividad de los músculos comienza en la faz interna hay un repliegue. Si los músculos exteriores son extremadamente dilatados no pueden replegarse hacia el exterior y lo hacen hacia lo interior con una apariencia de contracción; no es yang sino yin. No hay que confundir, para curar hay que yanguizar. Por ejemplo, en el caso de la epilepsia, se da bromuro de Ca, o estroncio, que son muy yin, y en tal caso no hay cura. Con nosotros uno se cura en unos días. En Japón, el profesor Nahita curó a un epiléptico de 40 años, en tres días. Hoy tengo muchas otras cuestiones para esta noche. Aquí el doctor Nashi encontró el rio vecino unas algas pegadas a unas rocas, son muy yang ya que crecen en agua pura donde no hay suciedades, salvo algunos minerales, elementos, tiza, etc. Tienen olor a pez. Es una animalidad. El comienzo de lo animal. Las podéis recoger, secar y pulverizar y luego mezclar con un 10% de sal y cocinar con tamari hasta obtener una pasta que puede conservarse por años. Al tomar un poco todos los días uno se yanguiza. Es una mina de yang. ¡Qué fuerza yang!

26 de julio de 1963 (noche). Conferencia del Doctor Nahita

Sobre un pizarrón, escribió el doctor:

“Be your own doctor” (sea su propio médico). “Vivere parvo, vivere vero”. “Mens sana in corpore sano”. “Non credo”.

Contaré aquí tres casos que traté en mi hospital entre otros 600 casos “incurables”, que curé:

El primero es un bebé de 7 meses atacado por una poliomielitis infantil. Había sido nutrido artificialmente con leche de vaca, azúcar, etc. El bebé no estaba bien desarrollado y se lo veía delgado. Durante tres meses gritaba. Su madre consultó a varios médicos, que al final, lo abandonaron. No había más esperanzas. Tenía paralizados el brazo derecho y el codo y se la pasaba gritando. El padre y la madre eran impotentes ante esa desgracia; sentían mucho dolor y preocupación. Era su primer hijo. Al final, vinieron a verme. Durante tres días, les hice dar crema de cereales, el Kokkoh con un poco de sal. Al cabo de tres días, aumenta el apetito. Con anterioridad el bebé sólo tomaba unos 100 grs de leche de vaca y estaba muy delgado. El primer día tomó 300 cc. de Kokkoh, el segundo 500 cc. y el tercer día 800cc. Después de los tres días iníciales, ya no gritaba y una semana después consiguió mover el brazo derecho y pudo tomar su mamadera de Kokkoh con las dos manos. Pasado un mes estaba totalmente curado. El padre y la madre estaban llenos de alegría. El padre era tuberculoso; la madre sufría eczema: enfermedad alérgica. Esas enfermedades eran causadas por la mala cocina de la madre, rica en azúcar y en productos yin en todas sus formas. A los padres les gustaba el azúcar y la carne…

Segundo caso.

Una institutriz de 42 años. En la primavera pasada notó un tumor indoloro, grueso como un huevo de gallina sobre la mama izquierda. Había empezado a tomar medicamentos y, muy preocupada, fue a consultar al más célebre cirujano de Japón, el profesor Tasaki, este le aconsejó una operación inmediata, porque sin duda se trataba de un cáncer de mamas, y quería una extirpación total junto con los ganglios vecinos. Luego tendría que someterse a rayos X y bomba de cobalto. Era la única chance de curarse, le dijo. Pero después de visitar a esa clínica, comprobó que casi todos los enfermos operados por ese médico habían fallecido poco después y ella no quería morir así. De modo que fue al Dr. Nahita quien simplemente le ofreció el régimen macrobiótico, sin operación ni medicamentos. A ella le gustaba mucho el azúcar y las frutas. El doctor le prohibió totalmente la vitamina C, el azúcar, y toda bebida. Sus ganglios bajo cada brazo tenían el grosor de arvejas: ya había metástasis. El color del rostro era amarillento oscuro. Cualquier esfuerzo la cansaba enseguida. Después de poco tiempo desapareció la fatiga y volvió el apetito. A los tres meses mejoró el color del rostro y su disposición. A los 6 meses desaparecieron los ganglios bajo los brazos y el tumor sobre la mama disminuyó y se endureció. Se mantuvo durante aproximadamente un año con mi tratamiento. Cuando había visto al Dr. Tasaki, antes de observar la Macrobiótica, este le había dicho que sin operación radical moriría a los seis meses. Pero ahora, al año, está curada en un 80%. El tumor ha disminuido mucho. Ahora continúa el régimen macrobiótico en su casa, obteniendo una cura total. Su marido era cardíaco, con una gran retención de agua, y también sufría de neuritis. Solucionó todos sus problemas adoptando el régimen de su esposa, que ambos observan. El Dr. Tasaki había dicho que se dejaría cortar la cabeza si se salvaba la institutriz solamente con la Macrobiótica. Es un célebre oncólogo especialista…él mismo tenía cáncer en la encías y sufría desde hacía un año. Fue operado y luego irradiado y tomó todos los medicamentos conocidos. (Algunos meses antes de la partida del Dr. Nahita para Europa, el doctor Tasaki murió, a los 62 años, víctima de sus propias medicinas. Es muy notable).

Tercer caso

Asma bronquial y cardíaca y todas las enfermedades alérgicas. Todos los enfermos sufriendo esas enfermedades desde hace 10-20 años sin cura posible. Se les daba adrenalina, hormonas, efedrinas. Todos medicamentos que los envenenaban. Muchos pasaron años en cama, inmovilizados e incapaces de trabajar. A todos les gustaba mucho el azúcar y las frutas. En mi hospital todos se sometieron a una dietética estricta. Luego de tres semanas a un mes desaparecieron todos sus sufrimientos y después de tres meses, estaban totalmente curados. Todos los medicamentos anteriores fueron inútiles e ineficaces. En la actualidad hay tendencia en la Medicina oficial a tratar el asma y las alergias sin medicamentos. En nuestra clínica hubo también reumatismos y epilepsias completamente curadas.

A partir de mis experiencias personales, he comprobado que la filosofía de Extremo Oriente es la más eficaz de todas las terapias. De modo que basándome en mis experiencias sostengo lo siguiente: la dietética es la vida. Para ser su propio médico hay que conocerse a sí mismo. Ha comenzado la revolución de la Medicina, de la Química y de la Biología.

El profesor Thishima vendrá el 27; escribió un libro sobre esta revolución. Por ejemplo, la sangre y el mecanismo que la produce. Según la ciencia oficial, la sangre se produce en la médula de los huesos largos. Pero es falso. Hoy estamos totalmente convencidos de que la sangre se nutre por agregación, diferenciación y difusión en el intestino delgado. En su libro “La Incógnita del Hombre”, Alexis Carrel declaró: “ El hombre se desconoce a sí mismo”. Debemos conocernos. Todas las enfermedades son producidas por los propios enfermos. Si podéis comprender la causa de todas las enfermedades, podéis ser vuestros propios médicos.

Georges Ohsawa – Hace doce años, el doctor Nahita sufría de un cáncer del hígado. En Tokio frecuentó el Centro Ignoramus y allí, por mis libros, conoció mis enseñanzas, y mi discípulo Okada le instruyó, ya que él mismo se curó luego de haber sido desahuciado por la medicina oficial. El Dr. Nahita es vicepresidente de la Confederación de Médicos de Japón y presidente en Okayama. Por lo tanto, en Japón es una personalidad reconocida. Por eso no lo atacan porque nuestra dietética es tradicional en Japón. Gracias a él hay probabilidad de que Japón retorne a la Macrobiótica. El maestro Okada, como yo, no es médico. Hace 30 años uno de mis pacientes estaba moribundo. Se curó en tres meses. Era director de una importante manufactura de máquinas de coser que exportaba a EEUU. Este gran industrial enseño la Macrobiótica al Dr. Nahita. Podéis hacer lo mismo. El era mi estudiante enfermo. Estudió todos mis libros y ahora es médico de muchos médicos: el año próximo volverá sin duda. Su hija mayor, de 22 años, vendrá probablemente en unos días, para ocuparse con mi mujer de la “casa Zen”, en Múnich.

27 de julio de 1963

Una buena noticia: una señora cuenta sus molestias por comer fruta. En casa de unos amigos comió un durazno. Tuvo una reacción en los intestinos que duró toda la noche. Con eso comprendió yin y yang. Habló con sus amigos y hoy vienen todos aquí. Nosotros eliminamos enseguida. Somos como un instrumento de precisión. Eliminamos cualquier pequeño veneno. El amigo de esta señora tiene los pies hinchados y las piernas ennegrecidas y descompuestas. No fue al hospital y se auto-medica con hemostil. Tiene 82 años. Ahora debéis comprender qué es más importante. Nuestra estrategia es la vida cotidiana. Si la persona ha comido durante la juventud según las tradiciones, nada de chocolate o, por lo menos, poco, ni coca cola, y ha comido pan, eso es tradicional. Y es por esa razón que este señor de 82 años todavía vive a pesar de la tragedia en sus pies, destrucción total. Vive porque fue tradicional durante, por lo menos, 50 años. Lo felicito y ahora eliminará sus molestias en algunas semanas. Si uno desea ser compensado en la ancianidad hay que ser prudente en todo momento, yo mismo era pobre. Tenía 10 años cuando perdí a mi madre, que entonces tenía 30 años. Desde entonces me encontré en la profundidad de los males y responsable por mi hermano menor, y tuve que comer poco. También lo debéis hacer. Sé que no es fácil, es muy difícil.

El Sr.de 82 años – Sólo como al mediodía desde hace dos años.

Georges Ohsawa. ¡Eso es! Todavía está vivo su instinto. Encontró la verdadera medicina, comer poco. Por eso llegó a los 82 años.

El Sr. de 82 años – Mi esposa tiene 76 años, sufre de la tiroides.

Georges Ohsawa – Es debido a las frutas.

La Sra. – Si, me gustan mucho y también bebo demasiado cuando como.

Georges Ohsawa – Entonces es lógico lo que le ocurre ahora por comer fruta.

Sr. Duchet – Hasta ahora no había podido convencer a mi hijo. Está haciendo el servicio militar, y vino hasta aquí para escucharle. Ayer me pidió el Zen, y le di todos sus libros.

Georges Ohsawa – Esos son verdaderos regalos. Algunos matan a sus amigos, otros ofrecen alegría, la libertad infinita. Hay que distribuirlo todo, dar todo. Es el amor, la expansión infinita, que lo es todo. Ofreced, ofreced. Dar es bueno, pero si dais chocolate, podéis matar. Y se les dais mucho dinero a vuestros hijos, tendrán un final trágico, por haber sido mimados. Sólo hay que dar la alegría eterna, las llaves del Reino de los Cielos. Hay dos formas de dar: dar la verdadera vida o dar la vida aparente, transitoria. Muchos sólo dan el placer de las seis primeras etapas, pero no la séptima, la verdadera alegría.

Auditor – Le apliqué la Macrobiótica a dos ratones: les di cereales, y de vez en cuando, un poco de ensalada. Si se les ofrece arroz blanco o arroz integral, eligen el integral. Prefieren las verduras orgánicas; una vez les dimos carne y luego se pelearon y mordían.

Georges Ohsawa – Esta historia enseña algo muy importante: la nutrición cotidiana es fundamental. La belleza de Hollywood no existe. Hay que construir la belleza con lo que se come.

Auditor – Mi hija embarazada comía mucha fruta, y a los seis meses tuvo un aborto.

Georges Ohsawa – Demasiado yin. Por eso el bebé desciende. ¡La naturaleza tiene mecanismos tan hermosos! Pero en realidad es muy simple. Sólo hay yin y yang, ese es el secreto de la vida, de la belleza y la salud. Todo depende de vuestra comprensión, de la ley fundamental: los dos antagónicos complementarios: el hombre y la mujer.

Entre vosotros muchos católicos protestan. ¿Por qué no pueden discutir tranquilamente? Es porque han comido carne. La carne es la verdadera causa de las guerras. Lo explicó anteayer el Sr. Duchet: debemos iniciar la revolución para salvar a la humanidad. Será una revolución biológica, fisiológica y personal, pero antes cada uno debe salvarse por su cuenta.

(Una señora cuenta el caso de un hombre que practica la cura estricta. Este señor reaccionó contra lo que el sensei Ohsawa dijo acerca de la ingratitud. Quería protestar, pero luego se fue. Más tarde, después de 10 días de comer arroz seco, comprendió lo que quería decir el sensei y ahora siente un gran agradecimiento y muy contento de que el sensei no siguió explicando, permitiendo que lo descubriera por sí mismo.)

L. – Por primera vez, hemos escuchado la conferencia de un doctor japonés que abandonó la Medicina Oficial y hoy es vicepresidente de la sociedad de médicos.

Georges Ohsawa . ¿Habéis todos aprendido la gimnasia espontánea? Se puede hacer en cualquier lado (dirigiéndose al Dr. Martin) – Cuanta cómo has visto al chico enfermo…

Dr. Martin – Tiene el brazo colorado e hinchado hasta el hombro y también sobre el lado izquierdo y sobre las costillas. Es la invasión del veneno. Donde tuvo la picadura (el dedo) hay una descomposición. Allí hizo un corte el Dr. Nahita y salió sangre negra. El brazo está completamente edematizado. Lo fajaron para reducir el edema y guarda cama.

Georges Ohsawa – Lo fui a ver a las 13 hs y lo desperté una hora más tarde. Está enajenado y completamente loco, violento. Le tomó los cabellos a la Sra. R. sacudiéndola, quedando ella con moretones en los brazos. Por causa de su glotonería este chico hubiese perdido el brazo o sido recluido en un hospital durante toda su vida. ¡Qué tragedia!

¿Sr. Baudry, qué vio Ud.?

Baudry – La vi a Isabel anoche, la pasó muy mal; le hicieron acupuntura y puedo descansar un poco, pero hoy seguía mal.

Georges Ohsawa – Es un caso desesperado. El doctor Nahita pensaba que era imposible curarla. Sus pulsos eran tan débiles que era difícil encontrarlos. Hoy estará mejor. La cura no toma una línea recta. Sube y baja, siempre yin y yang. El veneno organiza la invasión, es un ataque general. Nuestro cuerpo moviliza todos sus recursos contra el ataque, que se reduce.

Después de una o dos horas hay una nueva invasión y otra lucha encarnizada y desesperada contra el invasor. Si uno ha vivido la justicia durante la vida cotidiana, al final llegará la victoria. Pero si uno es anti-macrobiótico, pierde. Aun si se trata de una pequeña picadura (dirigiéndose a una señora con los pies gangrenados), pero como Ud. ha vivido durante 50 años según la tradición ya atravesó todas la dificultades. Dentro de un mes sus pies estarán completamente curados, y rejuvenecerá diez años.

Cuando hay una hinchazón, como la de Isabel, uno puede colocar ligeramente su mano sobre el vientre y, si no lo puede soportar, ponemos la mano sobre los riñones, mucho más soportable para cualquier tipo de enfermedad. (Dirigiéndose a la Sra. R.) – Por favor, cuente todo lo que vivió la noche pasada con el chico e Isabel ¡Ud. no pudo dormir!

Sra. R. – Después pude dormir un poco y me siento mucho mejor. A Isabel le hicieron acupuntura en los puntos de los pies. Lo hicieron tres veces: a las 2, 4 y 6. Luego durmió.

Georges Ohsawa – El punto de acupuntura más importante para el sistema renal se encuentra en la planta de los pies.

Hay que dar un golpe seco diez veces seguidas. Es, a la vez, el punto de acupuntura para diagnosis y tratamiento. Probad vosotros mismos sobre ese punto. Si hay un dolor insoportable, es porque los riñones están completamente bloqueados. Para eso dar 10 golpes secos cada mañana. Eso acelera la cura. La Sra. R. no siente nada. Quizás la mejor macrobiótica entre vosotros.

Este punto importante está prohibido y reservado solamente para los grandes maestros. Pero puede ser utilizado por una persona macrobiótica. Es muy práctico. Hay otro punto sobre el pie donde hay una elevación, a dos cm. más arriba y hacia atrás está el punto del riñón. Quien tenga mal los riñones sufre cuando se presiona este punto. Cualquiera de vosotros puede diagnosticarse una o dos veces por año, o masajear el lugar todos los días. Ahora los acupuntores usan agujas totalmente groseras. Conocí un acupuntor que ganaba mucho dinero. Estaba muy enfermo. Le aconsejé profundizar sus conocimientos de acupuntura y de Medicina extremo oriental. Lo aceptó aunque después me atacó. Se llamaba Hasimodo. Lo invité a mis conferencias, pero me atacó. Murió al año. Otro punto esencial. Si entre el pulgar y el índice uno siente algo sólido sobre el fondo , es porque están bloqueados los intestinos.

Otro dato muy importante:

Cuando se comienza la Macrobiótica a menudo se producen molestias mentales o delirios, sobre todo si el hígado está demasiado cargado o hinchado por haber comido golosinas, azúcar, etc. En un tal período de cura, es habitual. Para aliviarse puede reducir la sal. Pero no hay que tener miedo, estas son manifestaciones favorables, indicando una revolución cerebral. Hay que estar preparado. Yo creo que es bueno recibir un choque violento para revolucionar lo más pronto posible. Es un poco brutal, pero a mí me gusta una cura rápida, instantánea, no vale la pena tratar de graduar y sufrir durante meses.

En acupuntura tenemos 700 puntos importantes. Para curar, hay que usar varios puntos a la vez, como cuando se toca un piano. Hay que estudiar 20 años. Pero no olvidéis aquellos tres puntos importantes que indiqué. Hay que utilizar esos conocimientos con mesura.

Yo siempre tengo buenas noticias. Aquí traigo una foto enviada por cinco vietnamitas que me agradecen. Es un grupo de macrobióticos que adoptaron la dieta hace 3 meses y han curado todos sus malestares. Publicaron un panfleto. Con la foto incluyeron la carta de un japonés que junto con su agradecimiento me solicita permiso para traducir mis libros en idioma indochino.

Aquí hay un artículo mencionando la posibilidad de elegir el sexo de un hijo futuro.

Por favor hacedme alguna crítica al respecto.

La arrogancia es la enfermedad más difícil de curar, aún con la Macrobiótica. La arrogancia es la fuente de todos los males de la Humanidad. Sus síntomas son: temor, vanidad, ignorancia, egoísmo, orgullo, violencia, duda e intransigencia. Otros síntomas son la avaricia, timidez, indecisión, debilidad y sobre todo la ingratitud; porque el desagradecido y que ni siquiera agradece un vaso de agua, es el más pobre en este mundo, porque no conoce la dicha de reconocer. Por favor explicad en otros términos qué es la arrogancia, lo dicho es exterior, ahora explicad lo interior.

Respuesta - juicio nublado.

Georges Ohsawa – es un poco difícil para todos.

Respuesta – dualidad.

Georges Ohsawa – es un poco vago.

Respuesta – resistencia.

Georges Ohsawa – es en apariencia, debéis dar alguna explicación psicológica, más fácil de comprender.

Respuesta – el que no se conoce a sí mismo.

Georges Ohsawa - ¿cómo?

Respuesta – no tiene conciencia de los que es.

Georges Ohsawa - ¿qué es “lo que es”?

Respuesta – solitud, distanciamiento.

Georges Ohsawa – esto es en apariencia. ¿Cuál es el origen de esta actitud? ¿Será biológica y mentalmente desequilibrado o el desequilibrio es social? Quien crea ser el mayor malhechor, el mayor ignorante, el peor parecido en el mundo…revela el verdadero conocimiento de sí mismo, es lo mejor. Lo opuesto a la arrogancia.

¡Dudar de uno mismo tampoco es bueno!

Georges Ohsawa – No es cuestión de dudar, sino de saber que uno es el más pobre; y es la forma de volverse el más rico. Si uno admite ser el mayor ignorante, desea esforzarse y estudiar para profundizar sus conocimientos. El verdadero coraje viene de esa auto-conciencia. Si no llegasteis a ese estado de conciencia, aún debéis descender más para luego remontar.

Hablemos ahora del Orden del Universo, el Principio Unificador.

Ayer de mañana conté que yendo muy rápido a Marsella con Martin, hacía mucho calor. De modo que el gran calor me obligó a tratar de refrescarme. Todos lo hacen. Y para lograrlo hice como una vela con mi pañuelo. Si hace calor la gente se abanica. Si hace frio, se aproxima más al fuego. Así todos viven, practicando el segundo teorema del Principio Unificador: yin produce yang y a la inversa; o si no el teorema 12°: yin atrae yang, o yang atrae yin. Todos lo conocen y practican intuitivamente. Jamás nos equivocamos. Cuando uno tiene sed, toma agua y nunca una cucharadita de sal. Cuando hace frío nadie toma agua helada. Todos conocen el Orden del Universo y lo practican intuitivamente.

La séptima condición de la salud es la Justicia. En Francia, la justicia es algo complicado. En los grandes diccionarios occidentales tienen diversas definiciones un tanto incomprensibles. El de Estados Unidos dice: “La Justicia es algo que se busca y no se encuentra”. La enciclopedia británica: “La Justicia es ejercida por funcionarios, jueces, etc.”. La enciclopedia alemana: “Existe solamente en la sociedad. Se transforma con el tiempo y según la sociedad. Cada sociedad tiene su justicia (por lo tanto se trata de la justicia de los conflictos – sigue la definición alemana). La Justicia no existe en la naturaleza y en los mundos animal y vegetal”.

Son justicias relativas, y no absolutas. Todos debemos vivir la justicia absoluta, incambiable y eterna, sin comienzo ni fin. Y que todo lo domina. En otros tiempos la llamaban Dios, Amor, Paz, Reino de los Cielos, etc. A pesar de todos los profesores y grandes sabios que desconocen la justicia absoluta, la gente humilde la conoce. A menudo leemos en los periódicos que algún malhechor o asesino se suicida. La justicia es algo muy sólido, no la podemos cambiar o deformar. ¿Qué prefieren ustedes?, ¿la Justicia, o la ciencia moderna y su civilización? Muchos aprecian más la Ciencia que la Justicia. Entre vosotros hay dos que prefieren la Ciencia, por eso están enfermos.

Hace 60 años y un mes, yo era un muchachito de doce años. Con mis hermanos y hermanas fui llamado junto al lecho de mi madre que se moría. Había estado enferma seis meses y se atendía ella sola. A los 26 años había comenzado a estudiar Medicina occidental. Nunca fue a la escuela. Era una gran nadadora. Un día un maremoto transportó al mar un pueblo entero. Mamá tenía entonces 17 años y desde una colina vio a un joven que se ahogaba. Mi madre se precipitó al agua y lo salvó. Era mi padre. Se casaron tres años más tarde. Pero cuando ya tenían cuatro hijos mi padre la abandonó y mamá tuvo que ganarse la vida. Le atrajo mucho la civilización occidental, con su materialismo y tecnología. Y decidió estudiar esa Medicina para olvidar sus penas, su abandono. Terminó sus estudios y se convirtió en enfermera partera, atendiendo a los pobres gratuitamente. Dos o tres años después contrajo tuberculosis, vomitando sangre durante seis meses. Cada mañana enterraba sus vómitos de sangre en nuestro pequeño jardín. Nunca contó su tristeza ni sus dificultades psicológicas y financieras. Durante seis meses vivió tranquilamente hasta el día en que murió. Fue hace 60 años, un 12 de junio, y tuvo que partir dejando cuatro niños sin recursos. Nos dijo: “deben todos ser felices, para eso hay que estudiar. Nunca fui a la escuela. Sean buenos.” Nunca lloró. Toda su vida fue muy reservada. Estábamos todos sentados ceremoniosamente junto a la cabecera de su cama. Cambió el color de su rostro, que toqué pero estaba frío. Hasta entonces nunca había presenciado una muerte. Fuimos a jugar al jardín, hasta que vino un vecino y nos pusimos a llorar.

Su vida fue muy corta. Vivió 30 años en la profundidad de las dificultades y pobreza, abandonada por su esposo.

A los 71 años de edad, recién he comprendido el significado de la muerte de mi madre. Me enseñó la Justicia. Con toda su vida de pobreza y dificultades, nos enseñó la Justicia y el Orden del Universo: aceptarlo todo, porque cualquier dificultad y tristeza nos fortalece y profundiza. Aceptarlo todo, sin protestar, sin comprender, porque todo se arreglará en el Universo, ya que la Justicia lo domina todo en el mundo; aunque para unos pequeños niños, no hay forma de explicarlo. Pero ella la mostró con su conducta de toda su vida, y nunca con lágrimas. Eso lo comprendí por primera vez a los 71 años. Ella me dio una gran lección con la cual he vivido toda la vida. Fue una educación biológica, fisiológica, social y moral. Me lo enseñó sin palabras, por su comportamiento: “convencer sin hablar”. De modo que os ruego ser macrobióticos, y todos quienes os conozcan se convencerán con sólo verlos sanos y felices.

28 de julio de 1963: excursión a Vaison – Romaine

(El profesor Nahita canta un aire tradicional) ¡Habéis escuchado esta canción, es muy popular en Japón y muy amada allí! Hemos compartido una buena comida: arroz integral con verduras. Algunos no mastican bien, por eso no conocerán el Reino de los Cielos. Sólo la señora C. y la señorita con polio han masticado bien, pero la joven tomó postre, que tiene prohibido, por eso nunca conocerá la gran felicidad y no podrá curarse.

Aquí tengo un libro sobre Vaison – La Romaine, una ciudad que tiene 1000 o 2000 años. Observen bien el teatro al aire libre, y podremos todos encontrar cosas enormes usando los lentes yin/yang. Vean esta cabeza en mármol: con sólo mirarla podemos ver cómo era su madre, lo que comía y cómo trabajó. Tiene buenas orejas, pegadas al rostro, valen millones de francos, que no se pueden perder. Esa era la constitución de los ciudadanos de Roma y por eso pudieron gobernar a casi toda Europa, o sea el imperio mundial de esa época. Durante cinco siglos crearon este gran imperio mundial. Vean esta cabeza: su boca es pequeña, hoy cosa rara. La nariz un poco hinchada, signo de hipertensión. El cerebelo mucho más desarrollado que el cerebro: es el signo más característico de un romano. Y explica cómo conquistaron el mundo. En la actualidad, Kuruschev es el más parecido. Los romanos eran muy yang. Pero nadie escapa al Principio Unificador: yin desemboca en yang y a la inversa. Todo lo que comienza tiene fin. Ya no existe el imperio romano. Lo que nosotros buscamos es algo infinito: la Libertad y la Felicidad Eterna. Si imitamos a los romanos, terminaremos como ellos. Visitando las ruinas, aprendemos algo muy importante para evitar el mismo destino. Vosotros, con los lentes yin/yang, lo veis todo, a través de todo y hasta a través de veinte siglos. En este libro que tengo, vemos la belleza de la mujer romana: yin, al contrario del hombre. Los mismos romanos tan yang, amaban las mujeres yin. El hombre y la mujer deben ser antagónicos. ¿En nuestra época, cuántas mujeres encontramos con características yin? Es muy raro, ahora muchas tienen caras cuadradas. Pero en Francia, hace un siglo, la belleza femenina era yin. Ocurre lo mismo en Japón. Vean las estampas japonesas. Ahora tengo un gran problema: nuestro gran amigo Henaff, encargado de nuestra fábrica-laboratorio para transmutar el Hg en Oro, el N en silicio, etc., mi amigo desde hace 35 años que luego llevé al Japón, muy contento de instalarse allí y trabajar, me pidió que le consiguiera una mujer muy buena y linda. Me dijo que anduvo buscando sin éxito. Entonces le pregunté: ¿qué es lo que buscas? Y me dijo: “prefiero una con un rostro un poco largo, todas las que me mostraste son caras cuadradas y eso no me gusta” A él le gustan los rostros que se ven en las estampas, pero hoy es difícil encontrar rostros largos (m´+as femeninos). Las japonesas han sido todas transmutadas. Hace 60 años todas tenían facciones muy yin. ¿Por qué ocurrió esto? Cambió la alimentación, ¿por qué?

29 de julio de 1963

¿Qué noticias hoy Monsieur Duchet?

Respuesta – un sabio llamado Müller, premio Nobel, propone que contra la radiactividad se depositen tejidos humanos en bancos para poder subsistir.

Georges Ohsawa – esto indica la ignorancia de los expertos, lo ignoran todo salvo su especialidad. ¿Han visto la película “El Salario del Miedo”?, su protagonista vivió así, pero aún no ha recibido su salario. Tendrá un final trágico. En apariencia es un muy buen macrobiótico, delgado, inteligente, pero no practica. La apariencia es contraria a la realidad.

Ayer fuimos a Vaison – La Romaine. Aquí tengo unas fotos representado romanos: mujer y hombre. Hoy es rara la forma yin en la mujer. Todos los protestantes tienen caras cuadradas, como Luther King, Göering, brazo derecho de Hitler, el mayor asesino, era muy yang; y Hitler era muy yin. Hitler era más equilibrado, pero una vez llegado al poder, y aconsejado por su médico, se vuelve vegetariano y tiene ojos sanpaku (nota del traductor: Hitler le ponía azúcar a todo lo que comía y bebía).

Entre nosotros un 75% es más menos sanpaku. ¡Cuidado! Julio César era muy yang y no quería a Brutus que era muy yin. Brutus lo mató. Si no amáis alguna cosa, si tenéis miedo, seréis como Brutus, que atraía el odio. No hay que evitar, debemos abrazarlo todo. En Vaison encontré muchas cosas, pero descubrí principalmente la ausencia de espirales. Salvo un tipo de espiral cuadrada con una pequeña espiral accesoria en un mosaico. Podemos ver entonces una gran diferencia entre la civilización mediterránea y la civilización céltica, que encontramos en el Norte de Europa hasta Karnak. Allí se encuentran muchas espirales. En Stonehedge, los menhires y domenes llevan todos una espiral y una doble espiral; esta última es más correcta, más perfecta. Tiene dos significados: la materialización y la inmaterialización. Muestro siempre la de la materialización porque es más simple que la de la inmaterialización que es invisible.
1   2   3   4

similar:

Transcripción digital: Martín Macedo iconAlumno: Carlos Eduardo Cueva Macedo

Transcripción digital: Martín Macedo iconBibliografía digital

Transcripción digital: Martín Macedo iconTelevisión digital terrestre en méxico

Transcripción digital: Martín Macedo iconTranscripcióN transcripción en procariotas

Transcripción digital: Martín Macedo iconMartin Heidegger y la esencia de la técnica

Transcripción digital: Martín Macedo iconGuillermo O. Martin (h) y Sofía N. Agüero

Transcripción digital: Martín Macedo iconAutora: Eduardo-Martín Larequi García

Transcripción digital: Martín Macedo iconIngº Mg. Sc. Jaime Martín Garcilazo Cornejo

Transcripción digital: Martín Macedo iconE empi gral. San Martín P. I. S. C. Física II

Transcripción digital: Martín Macedo iconIngº Mg. Sc Jaime Martin Garcilazo Cornejo




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com