2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio




descargar 471.39 Kb.
título2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio
página7/11
fecha de publicación20.10.2016
tamaño471.39 Kb.
tipoInvestigación
b.se-todo.com > Derecho > Investigación
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

5. Presupuestos epistémicos del Nuevo Paradigma Emergente

El saber básico adquirido por el hombre, es decir, el cuerpo de conocimientos humanos que se apoyan en una base sólida, por ser las conclusiones de una observación sistemática y seguir un razonamiento consistente, —cualesquiera que sean las vías por las cuales se lograron— debieran poderse integrar en un todo coherente y lógico y en un paradigma universal o teoría global de la racionalidad. "La aspiración propia de un metafísico —dice Popper— es reunir todos los aspectos verdaderos del mundo (y no solamente los científicos) en una imagen unificadora que le ilumine a él y a los demás y que pueda un día convertirse en parte de una imagen aún más amplia, una imagen mejor, más verdadera" (1985, p. 222).

Pero un paradigma de tal naturaleza no podría limitarse a los conocimientos que se logran por deducción (conclusiones derivadas de premisas, axiomas, postulados, principios básicos, etc.) o por inducción (generalizaciones o inferencias de casos particulares), sino que se apoyaría en una idea matriz: la coherencia lógica y sistémica de un todo integrado, similar a la coherencia que tienen todas las partes de una antigua ciudad enterrada, que se va descubriendo poco a poco, ya que esas partes fueron diseñadas y construidas con unas metas muy claras. Esa coherencia estructural, sistémica, se bastaría a sí misma como principio de inteligibilidad.

Así, la epistemología emergente no postularía un punto arquimédico del conocimiento sobre el cual descansar, y del cual se deducirían jerárquicamente todos los demás conocimientos. Esto sería sólo algo similar a una revolución copernicana: pasar de un geocentrismo a un heliocentrismo. Más bien, estaríamos aquí siguiendo el esquema astronómico de Hubble, quien demostró que el universo carecía de un centro. En consecuencia, cada sistema subsistiría gracias a su coherencia interna. De igual forma, un cuerpo de conocimientos gozaría de solidez y firmeza, no por apoyarse en un pilar central (modelo axiomático), sino porque ellos forman un entramado coherente y lógico que se autosustenta por su gran sentido o significado.

En fin de cuentas, eso es lo que somos también cada uno de nosotros mismos: un "todo físico-químico-biológico-psicológico-social-cultural-espiritual" que funciona maravillosamente y que constituye nuestra vida y nuestro ser. Por esto, el ser humano es la estructura dinámica o sistema integrado más complejo de todo cuanto existe en el universo. Y cualquier área que nosotros cultivemos debiera tener en cuenta y ser respaldada por un paradigma que las integre a todas.

En consonancia con todo lo dicho, necesitamos un paradigma universal, un metasistema de referencia cuyo objetivo es guiar la interpretación de las interpretaciones y la xplicación de las explicaciones. Por lo tanto, sus "postulados" o principios básicos de apoyo serán amplios; no pueden ser específicos, como cuando se trata de un paradigma particular en un área específica del saber. Todo ello implica un enfoque básicamente gnoseológico, es decir, que trata de analizar y evaluar la solidez de las reglas que sigue nuestro propio ensamiento, aunque, en muchos puntos, la actividad gnoseológica no puede desligarse del análisis de la naturaleza de las realidades en cuestión.

Es de esperar que el nuevo paradigma emergente sea el que nos permita superar el realismo ingenuo, salir de la asfixia reduccionista y entrar en la lógica de una coherencia integral, sistémica y ecológica, es decir, entrar en una ciencia más universal e integradora, en una ciencia verdaderamente interdisciplinaria y transdisciplinaria.

Por lo tanto, cada disciplina deberá hacer una revisión, una reformulación o una redefinición de sus propias estructuras lógicas individuales, que fueron establecida aislada e independientemente del sistema total con que interactúan, ya que sus conclusiones, en la medida en que hayan cortado los lazos de interconexión con el sistema global de que forman parte, serán parcial o totalmente inconsistentes.

Las diferentes disciplinas deberán buscar y seguir los principios de inteligibilidad que se derivan de una racionalidad más respetuosa de los diversos aspectos del pensamiento, una racionalidad múltiple que, a su vez, es engendrada por un paradigma de la complejidad. Hasta donde yo conozco, solamente Edgar Morin en su obra Ciencia con Consciencia, Fritjof Capra en la tercera edición de la obra El tao de la física y mi propia obra El paradigma Emergente, han abordado la temática de lo que pudiéramos llamar "postulados" de este paradigma de la complejidad.

Estamos poco habituados todavía al pensamiento "sistémico-ecológico". El pensar con esta categoría básica, cambia en gran medida nuestra apreciación y conceptualización de la realidad. Nuestra mente no sigue sólo una vía causal, lineal, unidireccional, sino, también, y, a veces, sobre todo, un enfoque modular, estructural, dialéctico, gestáltico, interdisciplinario, donde todo afecta e interactúa con todo, donde cada elemento no sólo se define por lo que es o representa en sí mismo, sino, y especialmente, por su red de relaciones con todos los demás.

Evidentemente, estos cambios en los supuestos básicos, filosóficos y metodológicos, de las ciencias, guiarán inevitablemente hacia otros cambios en las ciencias mismas: cambios en los diferentes problemas dignos de investigar, en la formulación de hipótesis de naturaleza diferente y en la metodología y técnicas a utilizar.

6. Implicaciones para la Investigación

La naturaleza es un todo polisistémico que se rebela cuando es reducido a sus elementos. Y se rebela, precisamente, porque, así, reducido, pierde las cualidades emergentes del "todo" y la acción de éstas sobre cada una de las partes.

Este "todo polisistémico", que constituye la naturaleza global, nos obliga, incluso, a dar un paso más en esta dirección. Nos obliga a adoptar una metodología interdisciplinaria para poder captar la riqueza de la interacción entre los diferentes subsistemas que estudian las disciplinas particulares. No se trata simplemente de sumar varias disciplinas, agrupando sus esfuerzos para la solución de un determinado problema, es decir, no se trata de usar una cierta multidisciplinariedad, como se hace frecuentemente.

La interdisciplinariedad exige respetar la interacción entre los objetos de estudio de las diferentes disciplinas y lograr la integración de sus aportes respectivos en un todo coherente y lógico. Como señalamos, esto implica, para cada disciplina, la revisión, reformulación y redefinición de sus propias estructuras lógicas individuales, ya que esas conclusiones particulares ni siquiera serían "verdad" en sentido pleno. Ejemplos de ello los tenemos a diario en todas las disciplinas, pero, quizá, una de las que más nos afecta personalmente es nuestra medicina actual, que, siendo básicamente biológica, ignora la etiología no-biológica de muchas enfermedades y su correspondiente terapéutica, igualmente no-biológica.

Pero, podríamos, incluso, ir más allá y afirmar que la mente humana, en su actividad normal y cotidiana, sigue las líneas matrices de este nuevo paradigma. En efecto, en toda elección, la mente estudia, analiza, compara, evalúa y pondera los pro y los contra, las ventajas y desventajas de cada opción o alternativa, y su decisión es tanto más sabia cuantos más hayan sido los ángulos y perspectivas bajo los cuales haya sido analizado el problema en cuestión. Por consiguiente, la investigación científica con el nuevo paradigma consistiría, básicamente, en llevar este proceso natural a un mayor nivel de rigurosidad, de sistematicidad y de criticidad. Esto es precisamente lo que tratan de hacer las metodologías que adoptan un enfoque hermenéutico, fenomenológico, etnográfico, etc., es decir, un enfoque cualitativo que es, en su esencia, estructural-sistémico (ver Martínez M., 1994b, 1996).

Este enfoque es indispensable cuando tratamos con estructuras dinámicas o sistemas, que no se componen de elementos homogéneos y, por lo tanto, no se le pueden aplicar las cuatro leyes que constituyen nuestra matemática actual, la ley aditiva de elementos, la conmutativa, la asociativa y la distributiva de los mismos; las realidades sistémicas se componen de elementos o constituyentes heterogéneos, y son lo que son por su posición o por la función que desempeñan en la estructura o sistema total; por lo tanto, no son aditivas, ni conmutativas, como tampoco asociativas o distributivas; requieren conceptos e instrumentos adecuados a su propia naturaleza.

Ahora bien, los objetivos de una metodología sistémica no son posibles de lograr con una lógica simple, puramente deductiva o inductiva; requieren una lógica dialéctica, en la cual las partes son comprendidas desde el punto de vista del todo y viceversa. En efecto, la lógica dialéctica supera la causación lineal, unidireccional, explicando los sistemas auto-correctivos, de retro-alimentación y pro-alimentación, los circuitos recurrentes y aun ciertas argumentaciones que parecieran ser "circulares".

Por esto, se necesita una lógica más completa, una lógica de la transformación y de la interdependencia, una lógica que sea sensible a esa complicada red dinámica de sucesos que constituye nuestra realidad. Necesitaríamos, para nuestro cerebro, un nuevo "sistema operativo", un nuevo "software": pero, notaríamos –como ya señaló Galileo en su tiempo cuando no le comprendían las ideas heliocéntricas– que para ello "es preciso, en primer lugar, aprender a rehacer el cerebro de los hombres " (1968, pág. 119).

Referencias Bibliográficas

Capra F. (1985). El punto crucial. Barcelona: Integral.

---, (1992). El tao de la física, 3ª edic. Madrid: Luis Cárcamo.

Derrida J. (1989). La desconstrucción de las fronteras de la filosofía. Barcelona:

Paidós.

Fried Schnitman D. (1994) (dir). Nuevos paradigmas, cultura y subjetividad. Buenos

Aires: Paidós.

Galilei, Galileo (1968). I due massimi sistemi del mondo. En Le opere di Galileo

Galilei (20 vols), vol. VII. Florencia: Barbera.

García Márquez G. (1990). Prefacio para un nuevo milenio. El Nacional, A-6, 21 febr.

1990, Caracas .

Gadamer H.G. (1977). Verdad y método: fundamentos de una hermenéutica filosófica.

Salamanca: Sígueme.

Geertz C. (1983). Local knowledge: Farther essays in interpretative anthropology. Nueva York:

Basic Book.

Guba E. (1990). The paradigm dialog. Nueva Delhi: Sage.

Guba E. Y Lincoln Y. (1994). Competing paradigms in qualitative research. En Dinzin

N y Lincoln Y.: Handbook of qualitative research. Thousands Oaks, CA.: Sage.

Hegel G. (1966, orig. 1807). Fenomenología del espíritu. México: F.C.E.

Heidegger M (1974). El ser y el tiempo. México: FCE.

Heisenberg W. (1958a). Physics and philosophy: the revolution of modern science.

Nueva York: Harper & Row.

Kuhn T.S. (1978). La estructura de las revoluciones científicas. México: FCE.

Lyotard J.F. (1994). La posmodernidad. Barcelona: Gedisa.

Martínez M. (1975). "La subjetividad en la ciencia". Atlántida (Caracas: USB), 3, 15-

20.

---, (1980). "Bases para un paradigma humanista en psicología: estudio crítico

epistemológico". Univ. Simón Bolívar. Caracas

---, (1982). La psicología humanista: fundamentación epistemológica, estructura y

método. México: Trillas.

---, (1984). "La investigación teórica: naturaleza, metodología y evaluación". Perfiles

(Caracas: USB), 15, 33-52.

---, (1987). "Implicaciones de la neurociencia para la creatividad y el autoaprendizaje".

Anthropos (Venezuela), 14, 95-124.

---, (1988). "Enfoque sistémico y metodología de la investigación". Anthropos

(Caracas: USB), 16, 43-56.

---, (1989). "El método hermenéutico-dialéctico en las ciencias de la conducta".

Anthropos (Venezuela), 18, 85-111.

---, (1993a). "El proceso creador a la luz de la neurociencia". Comportamiento

(Caracas: USB), 2, 1, 3-22.

---, (1993b). El paradigma emergente: hacia una nueva teoría de la racionalidad

científica. Barcelona: Gedisa. 2ª edic. México: Trillas, 1997.

---, (1994a). La investigación cualitativa etnográfica en educación: Manual teórico-

práctico. 2ª edic. México: Trillas.

---, (1994b). "Postmodernidad y nuevo paradigma". Comportamiento (Caracas: USB),

2, 47-62.

---, (1996). Comportamiento humano: nuevos métodos de investigación. 2ª edic.

México: Trillas.

---, (1977). La matematización del saber y sus límites: mito y realidad de los modelos

matemáticos. Argos (Caracas: USB), 25,

---, La Nueva Ciencia: su desafío, lógica y método. México: Trillas, en prensa.

---, A New Paradigm for Third Millennium Science. En "New Paradigms of Hope:

Proposals for the Third Millennium". Santiago de Chile. En prensa.

Morin E. (1982). Para salir del siglo XX. Barcelona: Kairós.

---, (1984). Ciencia con consciencia. Barcelona: Anthropos.

---, (1988). El método III: el conocimiento del conocimiento. Madrid: Cátedra.

Polanyi M. (1958). Personal Knowledge. Univ. of Chicago Press.

Popper K.-Eccles J. (1980). El yo y su cerebro. Barcelona: Labor.

Prigogine, I. (1994). ¿El fin de la ciencia?. En: Fried Schnitman D., 1994.

Prigogine I.– Stengers I. (1986) La nouvelle alliance: metamorphose de la science. 2da

edic. París: Gallimard.

---, (1988). Entre le temps et l’éternité. París: Fayard.

Snow C.P. (1977). Las dos culturas y un segundo enfoque. Madrid: Alianza Editorial.

Suppe, F. (1979). La estructura de las teorías científicas (Actas del Simposio: Urbana,

Ill., EE.UU., marzo 1969). Madrid: Editora Nacional.

Wilber K. y otros (1987). El paradigma holográfico: una exploración en las fronteras

de la ciencia. Barcelona: Kairós.

Wittgenstein L. (1967). Philosophical Investigations. Oxford: Basil Blackwell.

---, (1973). Tractatus Logico-Philosophicus (versión bilingüe alemán-castellano). Madrid: Alianza.

Control de lectura complementaria

Una vez terminado la lectura, análisis y concluida la reflexión grupal, responda las siguientes inquietudes y posteriormente colóquelas en el blog. Gracias.

1. Dé dos ejemplos, en cada categoría, de: a. problemas empíricos y b. problemas conceptuales.

2. ¿Son o no excluyentes las cuatro categorías expuestas en la lectura para la clasificación de los problemas? ¿Por qué?

3. ¿Por qué las ciencias del hombre solo plantean, según el autor, .problemas modestos?

4. ¿Cuáles son las condiciones para que un problema tenga la propiedad de ser un problema científico bien formulado?

5. ¿Cómo se define un sistema teórico?

6. Dé un ejemplo de un fenómeno o hecho social y plantee, en cada una de las 10 subcategorías, las preguntas pertinentes en la forma que Bunge lo hace con el concepto de poder.

7. Indique, en cada estadio, dos o tres preguntas sobre problemas particulares dentro del esquema general de resolución de problemas en las ciencias fácticas, de hechos de la realidad.

8. ¿En qué consisten los problemas filosóficos? ¿Cuáles son sus principales características?

Analisis de lectura: LECTURA COMPLEMENTARIA

http://grupo3cta4c.files.wordpress.com/2007/04/conacyt.jpg
Tomada de: Mario Bunge. La investigación científica.

Barcelona: Ediciones Ariel, 1969, págs. 208-230, 240-244.

Problemas científicos

No todo problema, como es obvio, es un problema científico: los problemas científicos son exclusivamente aquellos que se plantean sobre un trasfondo científico y se estudian con medios científicos y con el objeto primario de incrementar nuestro conocimiento. Si el objeto de la investigación es práctico más que teórico, pero el trasfondo y los instrumentos son científicos, entonces, el problema lo es de ciencia aplicada o tecnología, y no de ciencia pura (Cír. 1.5). Sin embargo, no es una línea rígida la que separa los problemas científicos de los tecnológicos, pues un mismo problema, planteado y resuelto con cualesquiera fines, puede dar una solución que tenga ambos valores, el cognoscitivo y el práctico. Así, por ejemplo, los estudios de ecología y etología de los roedores pueden tener a la vez valor científico y valor práctico para la agricultura y la medicina.

La clase de los problemas científicos .que es ella misma una subclase de los problemas de conocimiento puede analizarse de varios modos. Aquí se adoptará la siguiente dicotomía:

Problemas sustantivos o de objeto (Ej.: .¿Cuántos A existen?.)

Científicos de estrategias o procedimiento (Ej.: .¿Cómo contaremos los A?.)

Mientras que los problemas de objeto se refieren a las cosas, los de procedimiento se refieren a nuestros modos de conseguir noticias de las cosas, y a nuestro conocimiento en general. Los problemas sustantivos pueden subdividirse a su vez en problemas empíricos y conceptuales, y los de estrategia en problemas metodológicos y valorativos o de estimulación. La resolución de los problemas empíricos exige operaciones empíricas, además del ejercicio del pensamiento, mientras que los problemas conceptuales son objeto sólo de trabajo cerebral, aunque pueden requerir conceptualizaciones de operaciones empíricas y de datos. Los problemas metodológicos y valorativos son unos y otros conceptuales por lo que hace al modo de plantearlos y resolverlos; difieren en que, mientras que las soluciones a problemas valorativos son juicios de valor, las soluciones a problemas metodológicos están libres de valoración. Las tablas 4.2 y 4.3 exponen algunas de las especies más importantes de los cuatro géneros de problemas:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11

similar:

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconRazones epistemológicas, sociales y político administrativas para...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconInvestigación cientíFICA E investigación tecnológica como componentes...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconPuedan intentar pensar qué tipo de decisiones epistemológicas, científicas...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconEn una investigación, el doctor a administra a ratas dosis controladas...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconCuestionario relacionado con cuestiones sociales y éticas asociadas...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconUso de de evaluaciones virtuales de calidad tipo icfes para fortalecer...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio icon| historia | principales áreas de investigacióN | aplicaciones de...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconSe trata de paciente femenino de 58 años de edad que cuenta con los...

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconConsideraciones conceptuales para comprender el

2 consideraciones epistemologicas en la investigación de tipo integrativo para evaluar cuestiones sociales centradas en el cambio iconLista de cotejo para evaluar el comentario de la lectura




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com