1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas




descargar 80.83 Kb.
título1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas
página1/3
fecha de publicación21.10.2016
tamaño80.83 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3
¿ENERGÍA PARA QUÉ, PARA QUIÉN Y A QUÉ COSTO? AGENDA DEL MOVIMIENTO

MOVIMIENTO COLOMBIANO EN DEFENSA DE LOS TERRITORIOS Y AFECTADOS POR REPRESAS ¡RÍOS VIVOS!

Documento de trabajo de MRV frente a la actual Política minero-energética y ambiental de Colombia

1.- Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas.

La producción y uso de la energía es el aspecto medular de todo ecosistema y demás formas de vida. Aunque millones de personas, y entre ellas cientos de líderes, no lo reconozcan, la evidencia devela que existe un fuerte encadenamiento entre las crisis actuales y la cuestión ecológica. La Tierra es un súper-organismo, la “gaia”, un sistema vivo de frágil equilibrio, severamente afectado por todas las formas de producción y organización social antropocéntricas y depredadoras de los humanos que han de superarse si hemos de aspirar a un mundo mejor. Somos humanos, pero también somos biológicos. En consecuencia y en esencia, la relación que hemos de resolver para allanar el camino hacia una eco-sociedad es la relación de profunda desigualdad e inequidad no solo entre los seres humanos, sino de éstos con todos los seres de la naturaleza. Superar la fase depredadora de la especie de que nos habla Albert Einstein.

La provisión de energía primaria a partir de los combustibles fósiles (petróleo, carbón y gas natural) ha traído como consecuencia una aceleración del cambio climático de la tierra, desencadenando grandes desequilibrios y tragedias naturales provocadas por el hombre. De ninguna manera es una idea alarmista. Se trata de la consecuencia directa del consumo de combustibles fósiles: producen la emisión de gases que contaminan y se acumulan en la atmósfera y resultan tóxicos para la vida. No son renovables, se agotarán las reservas en el medio y largo plazo de una vida humana y contaminan más que otros productos que podrían haberse utilizado en su lugar.

Existe una relación entre pobreza y consumo de energía en las sociedades humanas capitalistas o pro-capitalistas actuales.

  • En los países desarrollados se consumen unos 10 kilovatios, en los países menos desarrollados se consume sólo 1 kilovatio por habitante.

  • La utilización de energía está íntimamente ligada al nivel de industrialización de un país. Así, por ejemplo, Europa utiliza treinta veces más energía que un país en vías de desarrollo, y los Estados Unidos, cuarenta veces más.

  • El consumo de energía eléctrica aumenta exponencialmente.

  • El 88% de la energía procede del carbón, gas natural y petróleo: combustibles fósiles no renovables.

  • Para 2100 (o antes) las fuentes de energía que ahora conocemos se habrán agotado.

La cantidad de energía que se consume en el mundo anualmente es aproximadamente 85 billones de KWh. Esto es lo que se puede medir, es decir, la energía que se compra, vende o comercializa. No hay forma de saber exactamente qué cantidad de energía no comercial consume cada persona (por ejemplo cuanta madera se quema, o que cantidad de agua se utiliza en pequeños saltos de agua para producir energía eléctrica). Según algunos expertos esta energía no comercial puede constituir como máximo una quinta parte del total de energía consumida. Aunque fuera este el caso, la energía total consumida por el mundo significaría sólo 1/7.000 de la energía solar que incide sobre la superficie de la Tierra cada año.

(http://www.housebanc.com/ENERGiA%20SOLAR%20FOTOVOLTAICA/cual_es_el_consumo_mundial_de_energia.htm, 10 de julio de 2010)

En 2005 la energía hidroeléctrica suministró el 16,4% de la electricidad mundial. Aún siguen diseñándose grandes presas. Sin embargo, la energía hidroeléctrica no es probablemente una de las mejores opciones para el futuro de la producción energética en los países desarrollados dado que los mejores lugares para ello en estos países ya están siendo explotados o son incompatibles por otras razones, entre ellas por motivos medioambientales.

(http://es.wikipedia.org/wiki/Consumo_y_recursos_energ%C3%A9ticos_a_nivel_mundial#Energ.C3.ADa_hidr.C3.A1ulica_3, 10 de julio de 2010)

Los diez mayores consumidores de energía nucleoeléctrica 

País 

N° de unidades 

Total de MW(e) 

Estados Unidos 

109 

99.784 

Francia

56

58.493

Japón

59

38.875

Alemania

21

22.657

Federación de Rusia

29

19.843

Canadá

22

15.755

Ucrania

15

12.679

Reino Unido

12

11.720

Suecia

12

10.002

República de Corea

10

8.170

Total

335

297.978

Consumo mundial

432

340.347

http://centros6.pntic.mec.es/cea.pablo.guzman/lecciones_fisica/energia_electrica.htm,10 de julio de 2010

En cuanto a la gestión del agua, se requiere una revolución desde su concepción hasta su uso. La privatización y gestión de las aguas no son una opción sustentable. Las espantosas estadísticas lo demuestran: más de mil millones de personas sin acceso a agua potable aceptable, más de dos millones de niños/as que mueren cada año por el agua contaminada y el saneamiento ambiental inadecuado, cientos de millones de familias campesinas en tierras áridas pasando hambre, y ecosistemas de agua dulce que cada vez más quedan secos.

Así como la gran mayoría de las personas que viven sin acceso al agua potable vive en las zonas rurales de los países de la periferia, así también la mayoría de las 1600 millones de personas sin electricidad son campesinas. Las necesidades energéticas de las zonas rurales pobres pueden satisfacerse de la mejor manera mediante cocinas mejoradas, mini– y micro–centrales hidroeléctricas comunitarias, y otras fuentes de energía renovable, como bombas accionadas por el viento para alzar el agua subterránea. Las masivas obras hidroeléctricas que abastecen de energía mediante grandes líneas de transmisión hasta las minas, industrias y ciudades grandes rara vez benefician a la gente rural.

Tan sólo el desarrollo de la infraestructura hídrica y energética no podrá resolver los escandalosos problemas mundiales de la pobreza y desigualdad, por el contrario los agudizará. Pero – sin una realineación radical de las prioridades en los sectores del agua y la energía – la esperanza de agua y energía para todos seguirá siendo un derecho negado por el discurso del desarrollismo.

Patrick McCully es Director Ejecutivo de la Red Internacional de Ríos (International Rivers).

(http://www.internationalrivers.org/en/compartir-la-riqueza-del-agua-editorial, 8 de julio de 2010)

Las represas no son energía limpia

Existen por lo menos 12 razones para excluir a las grandes represas hidroeléctricas de los esfuerzos globales para promoverlas como Mecanismos de Desarrollo Limpio dados los impactos de estas megaobras sobre las personas, la naturaleza y las posibilidades del buen vivir. Las razones expuestas por la Organización Ríos Internacionales son:

  • Las grandes hidroeléctricas no contribuyen a la erradicación de la pobreza.

  • La inclusión de las grandes hidroeléctricas en las iniciativas renovables capturará los fondos de las nuevas energías renovables.

  • Los promotores de las grandes hidroeléctricas normalmente subestiman los costos y exageran los beneficios

  • Las grandes hidroeléctricas aumentan la vulnerabilidad al cambio climático.

  • Las grandes hidroeléctricas no producen el beneficio de la transferencia de tecnología.

  • Los grandes proyectos hidroeléctricos causan grandes impactos sociales y ecológicos negativos.

  • Esfuerzos para mitigar los impactos de las grandes hidroeléctricas usualmente fallan.

  • Los promotores de las grandes hidroeléctricas se oponen a las medidas para la prevención de la construcción de proyectos destructivos.

  • Los grandes embalses pueden emitir cantidades significativas de gases de efecto invernadero.

  • La construcción de las grandes hidroeléctricas es lenta, dispareja, inflexible, y cada vez más costosa.

  • Muchos países ya son dependientes en demasía de la hidroelectricidad.

  • Las grandes hidroeléctricas resultan no ser renovables debido al problema de la sedimentación.

(http://www.internationalrivers.org/files/12RSumSpan.pdf , 8 de julio de 2010)

Por otra parte, la Comisión Mundial de Represas –CMR- estableció en el año 2000, en su informe Represas y Desarrollo, que el 60% de las cuencas de los grandes ríos del mundo estaban mediana o altamente modificadas por una o más grandes represas o trasvases lo cual significaba impactos irreversibles sobre los ecosistemas, como la contaminación de las fuentes de agua dulce y la afectación de grandes zonas de biodiversidad, pero aun así sus promotores se esfuerzan por promocionarlas como producción limpia.

¿Energía para quién?

En Colombia la energía es producida prioritariamente para la exportación a favor de la demanda de las empresas transnacionales de la industria minero-energética, petrolera y los agronegocios o para el consumo nacional de estas mismas industrias, además es necesario tener en cuenta que: a) este tipo de energía permite acceder al mercado carbono, negocio que garantiza a las grandes empresas y países desarrollados, continuar contaminando el ambiente, b) las industrias que consumen mayores cantidades de energía y de mayor voltaje la pagan entre 85 y 100 pesos KW/hora. Los pobres la consumen a 417 pesos el KW/h, c) La energía generada por hidroeléctricas (macro y microrepresas) no es renovable, ni limpia. Es más barata para los inversionistas y costosa para el pueblo porque:

  • Desplazan más que las guerras. Cientos de miles de personas son desalojadas de sus tierras ancestrales. En el mundo según los datos de la CMR, entre 40 y 80 millones de personas fueron desplazadas por represas hasta el año 2000. Según la ONU hasta el año 2009 por lo menos 33 millones de personas en el mundo fueron desplazadas por conflictos internos en los países.

  • Reducen drásticamente las poblaciones de peces, incluyendo la extinción de algunas especies.

  • Interrumpen los ciclos anuales de inundación destruyendo la producción de alimentos y de reproducción de la fauna.

  • Inundan lugares de valor natural o cultural extraordinarios.

  • Emiten gases de efecto invernadero como el gas metano aumentando la vulnerabilidad al cambio climático.

  • Aumentan desproporcionadamente la pobreza en las regiones donde se implementan

  • Se restringe el acceso al agua, la tierra y los recursos bióticos.

  • Se interrumpe la pesca artesanal y la agricultura tradicional de los terrenos aluviales, a causa de los cambios en el caudal y la reducción en el asentamiento de los linos.

  • Producen pérdida de tierras del valle, generalmente las más fértiles, que como en el caso de El Quimbo son escasas y básicas para garantizar la seguridad alimentaria, “suelos de formación aluvial de hasta 3 metros de profundidad efectiva, suelos orgánicos con una carga microbiológica natural de mucho valor”

  • Pueden generar sismicidad inducida.

  • El costo socioeconómico, ambiental y cultural no compensa los beneficios para la sociedad.

  • Producen cambios dramáticos en el flujo, la calidad, cantidad y uso del agua, los organismos bióticos y la sedimentación de la cuenca del río.

  • Por lo general desconocen la normatividad ambiental y de procedimientos legales en el proceso de licitación, en particular, la participación de las comunidades afectadas.

2.- Locomotoras del desarrollo energético- minero en Colombia

La construcción de los megaproyectos minero energéticos implica, entre otros aspectos, analizar qué visión de desarrollo los inspira. Existe un serio cuestionamiento mundial que se opone a la construcción de grandes represas tal como lo señalan los estudios publicados por la Comisión Mundial para Represas. No obstante, existe una ‘fiebre de represas’ en particular en América Latina donde las grandes corporaciones transnacionales y translatinas intentan acaparar el negocio de la creciente demanda de energía en la región.

Para el caso de Colombia, se afirma desde algunos círculos de poder económico que se trata de grandes inversiones para garantizar la autosuficiencia energética del país. Dónde quiera que sea se usan los mismos argumentos. Además, estos proyectos se justifican como parte del Plan Nacional de Desarrollo, de las Agendas de Productividad y Competitividad Nacional, así como las Agendas Internas de Productividad y Competitividad de cada uno de los departamentos como una de las “locomotoras del desarrollo”. Todos estos documentos fueron elaborados como parte de las adecuaciones normativas para la celebración de los TLC.

Esta postura fue ratificada por el presidente Santos, el 27 de febrero de 2012 en Popayán Cauca al expresar su apoyo incondicional a las empresas Emgesa Endesa Enel y su proyecto hidroeléctrico justificando el reciente desalojo violento de los afectados bajo el supuesto de que no permitirá la obstrucción de generación de “energía limpia y necesaria” para garantizar la “seguridad energética del país en el futuro”, cuando no es un secreto que la hidroeléctrica se subastó con la exclusiva función de producir energía para la exportación. Esto es corroborado por las investigaciones del Movimiento Ríos que ha señalado que Colombia produce más energía de la que consume, y que la instalación de tecnologías apropiadas permitirían mitigar la necesidad de construir más represas, además, en este mismo sentido, en mayo de 2011, un Informe, del Banco de Iniciativas para el Desarrollo de Antioquia señaló que “Colombia ya produce una sobre instalación de potencia eléctrica de 4761 megavatios”.

Pero también hay que mencionar el emplazamiento de otros proyectos hidroeléctricos que se ofrecen y se venden como energía limpia y renovable sin que por lo menos la totalidad de las comunidades afectadas hayan sido informadas. En la actualidad se impulsan 150 grandes represas y existen un poco más de 30 solicitudes de licencias ambientales en la ANLA para proyectos hidroeléctricos en todo el país. Los proyectos contemplan desde grandes centrales hidroeléctricas como las de Ituango, Hidrosogamoso o El Quimbo, a pequeñas microcentrales como el proyecto Sumapaz que incluye la construcción de alrededor de ocho microcentrales en los municipios de la Provincia del mismo nombre. Se suma a lo anterior el denominado Plan Maestro de Aprovechamiento del Río Magdalena en convenio con el Gobierno de China, la empresa estatal Hydrochina y Acción Social de Colombia, con un presupuesto de cooperación superior a los seis millones de dólares. El Plan incluye nuevas represas: Guarapas, 140 MW y Chillurco 180 MW (en Pitalito), Oporapa 220MW (en Oporapa), Pericongo 80 MW (en Timaná), El Quimbo 400 MW (Zona Centro del Huila), Betania 520 MW (construida en Yaguará), El Manso 140 MW (en Neiva), Veraguas 130 MW (en Aipe), Bateas 140 MW (en Villavieja) y continúan las de Basilias 140MW (en Natagaima), Carrasposo 170 MW, Nariño 200MW (en Girardot), Lame 560 MW (en purificación, Ambalema 160 MW (en Ambalema), Cambao 100 MW (en Cambao), Piedras Negras 100 MW (en Honda) y 3 represas más en Honda y el Tolima. El Plan considera que “el transporte de carga por el Río Magdalena se convierte en uno de los pilares estratégicos para la competitividad de la Nación, debido a los bajos costos y el desarrollo de infraestructura logística”

Adicionalmente para el departamento del Huila, la empresa Electrohuila viene proyectando 50 Pequeñas Centrales Hidroeléctricas -PCH- con la inversión de capital privado que se incorporarán al Sistema Interconectado Nacional para exportación. Actualmente, se han radicado 14 solicitudes ante la Corporación Autónoma del Alto Magdalena -CAM para Licenciamiento Ambiental que afectan las cuencas de los ríos: Bache (3 PCH), Las Ceibas, Cabrera, Venado, Narváez, Bedón, La Plata, Páez, Suaza, Guarapas, Naranjo, Aipe.

Según Olimpo Cárdenas Delgado, “en los últimos tres años el mercado de la energía eléctrica en el país ha movido en promedio 10 billones de pesos por año (9.7; 10.1 y 9.5)”. Hoy en el mercado eléctrico Colombiano están presentes las principales transnacionales del mundo tales como, EPSA y Emgesa, Endesa, Enel y las colombianas EPM, Isa e Isagen que son multinacionales con presencia en Centro y Sur América.

De los 14 mil GW/h que existen como reservas en el país, Antioquia posee el 43.2% lo que indica que “esta región podría garantizar el abastecimiento de energía eléctrica de todo el país”. Pero se proyectan 38 hidroeléctricas para el año 2023, 10 térmicas a gas, 16 a carbón, 4 a base de combustible líquido, para un total de 13.404 MG. Es decir, casi la misma cantidad que hoy tiene en energía eléctrica instalada el país. Razón por la cual, la denuncia de las comunidades tiene un aspecto central que nadie ha rebatido con argumentos: La energía producida es para la exportación. Ya existe interconexión con Venezuela y Ecuador y se estará construyendo la interconexión con Panamá que serán los ejes para enviarla al centro y sur del continente.

Como lo advierte Cárdenas: “Toda esta abundancia de energía en vez de ser factor de desarrollo humano, incrementa la desigualdad. Los industriales que consumen mayores cantidades de energía y de mayor voltaje pagan el KW/h mucho más barato, entre 85 y 100 pesos, porque lo pueden negociar con las empresas directamente y la compran en bloque en la bolsa de valores. Los pobres consumen a 417 pesos el KW/h”. Lo más grave es que para garantizar esta ineficiente e irracional realidad económica, los capitalistas seguirán desviando y desbordando ríos, apropiándose de las fuentes de agua, contaminando, represando, desplazando y asesinando a todos los que se opongan a su visión de desarrollo por lo que se hace necesario construir con la participación de todos los sectores de la sociedad “otro modelo de producción, distribución y gestión de la energía y de definición de prioridades. Un modelo reticular, descentralizado y eficiente basado en plantas de energía renovable de pequeña escala, que acerquen la generación de energía al consumo, eliminando la necesidad de enormes líneas de transmisión, que prohiba el despilfarro energético, que prevea la efectiva participación de las comunidades locales en los procesos de toma de decisión, de planificación y gestión y que no perjudique la salud de las personas y el medio ambiente”.

La postura de Santos evidencia el continuismo con las políticas neoliberales y las prácticas del pasado que han priorizado la confianza inversionista y la seguridad democrática para favorecer los intereses económicos de las corporaciones transnacionales frente al bienestar del pueblo colombiano, violando principios constitucionales y la ley. Desde esta perspectiva la opción es hacer parte de un ‘negocio’ que consiste en ‘invertir excedentes financieros de otras economías en la explotación de nuestros recursos naturales” en el que priman los intereses particulares sobre el interés público, ocultando que los denominados ‘dinosaurios modernos’ (las represas) están en desuso en el mundo y en América Latina y que existen otras alternativas energéticas viables y sostenibles que contribuyen al bienestar de las comunidades siempre y cuando se ponga en marcha bajo los principios de una propuesta de soberanía energética.
  1   2   3

similar:

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas icon14 de marzo dia mundial de acción contra las represas a favor de los ríOS, el agua y la vida

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconEs energía almacenada que puede liberarse como energía cinética bajo...

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconSon transductores que convierten la energía acústica en energía eléctrica

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconEl encuentro mundial del movimiento juvenil salesiano

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconRepresentado por la procuradora Dña. Alejandra Anie Martinez, bajo...

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconDÍa mundial contra el uso indiscriminado de agroquímicos

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconLa luz se define como la superposición de un gran número de ondas...

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconEl objetivo principal es evaluar la relación entre el movimiento...

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas icon1Titulo: Deterioro ambiental o social por la externalidad de costos...

1. Contexto Mundial de la Producción de Energía Eléctrica y el Movimiento contra Represas iconEn estos pacientes, sus ppios Ag, por diferentes mecanismos, comienzan...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com