Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá”




descargar 25.83 Kb.
títuloIntervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá”
fecha de publicación21.10.2016
tamaño25.83 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá”

Proposición 147 de 2014

H.C. Marco Fidel Ramírez Antonio
Viernes 12 de Diciembre de 2014
Señor Presidente y estimados colegas,
Me sumé a este debate en abril del presente año, el cual se llevó a cabo el pasado 16 de octubre. Sin embargo, este control político no culminó en aquella oportunidad, quedando pendientes tanto mi intervención como las explicaciones de la Administración, a la que deseo escuchar nuevamente, toda vez que ya tuvimos un encuentro respecto del tema que hoy nos convoca.
Esa reunión tuvo lugar el 25 de noviembre, en la cual el señor Secretario, Mauricio Bustamante nos recibió muy gentilmente, a mí y a un grupo de representantes de los sindicatos distritales de la salud y trabajadores del Hospital San Blas. La reunión fue fluida y benéfica, no obstante, luego de casi 20 días, hoy esperamos constatar la marcha efectiva de los compromisos.
Por lo tanto, agradezco que se haya agendado este cierre del debate, y de antemano señor presidente, le solicito confirme la inscripción del ciudadano Francisco Maltes, Ejecutivo de la CUT, (quien hablará en nombre de su organización, y de Sindistritales, ya que la señora Marta Pineda, su Presidenta, se recupera de una cirugía), y para que intervengan una vez yo finalice, y a quienes no tengo inconveniente alguno en cederles parte de mi tiempo, con su venia presidente.
Introducción:
Si bien es cierto que las empresas sociales deben tomar decisiones audaces, incluso impopulares (en este caso me refiero a los 22 hospitales que hacen parte de la red pública de Bogotá), tampoco es menos cierta la relevancia que tiene mantener balances adecuados en tales decisiones, para que no se vulneren los derechos de los funcionarios públicos, ni el servicio a los usuarios.
Es evidente que son muchos los desbalances o inconsistencias, de las cuales sólo me referiré a cinco, y algunas ponen en alto riesgo, las finanzas públicas de la salud en Bogotá:



  1. La equivocada estrategia de No Sustitución de Cargos vacantes


Lastimosamente, en nombre de la “rentabilidad”, cada vez que acontecen retiros de personal, se van dejando vacantes en las plantas de nóminas fijas de los trabajadores oficiales y empleados públicos, sobrecargando laboralmente otros puestos. Luego de un tiempo, esas vacantes, por la fuerza de la costumbre, parecieran “sobrar” y ser “innecesarias”, entonces, sencillamente van desapareciendo porque han quedado subsumidas por otras personas, y sin ganar más por ello, pero sí afectando el servicio, y el tiempo de los funcionarios para compartir con sus familias.
Algunos de estos cargos son de médicos especialistas y médicos generales. Uno entiende que se cambie la manera de contar con personal no misional ¿pero médicos o enfermeros? Independiente de la cantidad, no se puede desnaturalizar el objeto social de un hospital o una clínica y mucho menos cuando se trata de un servicio público de atención 24 horas todo el año.
Nótese que ya han tenido que reintegrar profesionales especializados en Área de Salud de Empresas Sociales del Estado como el Hospital San Cristóbal I Nivel, el Simón Bolívar III Nivel, el Rafael Uribe Uribe I Nivel, Usme I Nivel y el Tunal III Nivel, por dar algunos ejemplos.
Muy respetuosamente, de la misma manera en que advertí en otro debate muy diferente a este, me inquieta que los contratos mediante prestación de servicios se transformen en “contratos realidad” y luego tengamos los bogotanos que pagar demandas laborales por tales hechos que prometían en un inicio ahorrar en costos y gastos, pero deteriorando el servicio e incumpliendo las convenciones colectivas con los trabajadores oficiales y empleados públicos.
La Procuraduría General de la Nación también se refirió al mismo asunto mediante la circular 008 del 07 de mayo de 2013, en la cual menciona textualmente: “El contenido del articulo 48 de la ley 734 de 2001, tipifica como falta gravísima del servidor público, celebrar contrato de prestación de servicios cuyo objeto sea el cumplimiento de funciones púbicas o administrativas que requieren dedicación de tiempo completo e impliquen subordinación y ausencia de autonomía respecto del contratista”


  1. La equivocada política de Reducción de Costos y Gastos


Tristemente, enarbolando la bandera de la austeridad y la racionalización de costos y gastos, y con la excusa del saneamiento fiscal y financiero y la Autonomía Administrativa, se han efectuado, por concepto de recargos nocturnos, dominicales, festivos y horas extras, el traslado de funcionarios a la jornada diurna convencional y con ello “ahorrarse” la carga prestacional.
Esta medida es entendible en sectores como ventas de servicios, atención presencial en bancos y entidades financieras o cualquier negocio privado en el cual es natural la alta rotación de personal y la temporalidad como ocurre en el turismo y la hotelería, PERO no ocurre así en el sector salud, que por su naturaleza vital y prioritaria, no debe bajar NUNCA el ritmo de sus labores, máxime si su servicio es de origen y destino público.
¿Cuán útil puede ser pasar un funcionario de planta, a la jornada diurna, para reemplazarlo con una persona contratada mediante prestación de servicios con el pretexto de reducir costos? Las cifras de gastos pueden disminuir, pero lo que los administradores denominan “costos ocultos”, podrían no sólo persistir sino además aumentar.
Cuando se dice “ocultos”, no se refiere a un asunto de corrupción, sino a que los supuestos ahorros, se dispersan de forma indirecta a otras partidas del pasivo. Por ejemplo, la disminución de costos de una nómina se refleja de inmediato en los estados financieros y con ello se puede “sacar pecho”, no así, los “costos ocultos”, que son difíciles de identificar y cuantificar, y sin embargo, abren fisuras.
En ese sentido, cada vez que al sistema de salud llega una queja de servicio que aumenta la percepción de imagen negativa, un incumplimiento logístico, una operatividad fallida, un cliente no atendido, la subutilización de equipos, instrumentos, herramientas y locaciones, o bien cuando las urgencias y emergencias son tratadas con displicencia a la dignidad humana, se convierten en “costos ocultos”, producto de la reducción de los mismos en otra partida, pero que no se registran, aunque su evidencia vocifere a gritos.
El saneamiento fiscal y financiero, avalado por el Ministerio de Salud, reúne este tipo de reducción de costos y gastos, cerrando unidades de servicio al ciudadano y por supuesto, eliminando vacantes o entregando cargos misionales por prestación de servicios.
Tales planes de saneamiento fiscal y financiero, no pueden ser la cicuta del sistema de salud pública, sino su medicina regenerativa para que cumplan su propósito original. Se requiere criterio de innovación y no el frío látigo financiero numérico en un asunto de impacto social. No es cerrando servicios, no es sacando personal de planta, las soluciones están en:
1) Recaudo de cartera, 2) Cobros jurídicos, 3) Restructuración de proveedores, 4) Revisión de contratos con personas jurídicas, 5) Reajustes de tarifarias SOAT, 6) Depuración real de las letras de pacientes sin capacidad de pago (en su mayoría personas fuera de la ciudad), 7) Estrategias interadministrativas (por ejemplo la Nueva EPS no contrata con la red pública), entre otras.




Insisto, invocar la Autonomía Administrativa, no debe ser la excusa para recortes que afectan el servicio, sino para mejorar la maniobrabilidad gerencial en pro de la calidad y la cobertura. De eso carecen los planes de saneamiento, son escasos en innovación y creatividad.


  1. Cumplimiento a las Sentencias C-614 de 2009 y C-171 de 2012


¿Qué acciones ha ejercido la Administración para cumplir las sentencias de la Corte Constitucional, las cuales obligan a que se vinculen por planta a los trabajadores?, esto con ocasión de que persiste la contratación por prestación de servicios y el “outsourcing”, como también, al parecer, se han venido negando los encargos al personal de carrera administrativa.
Por otro lado, frente a los estudios técnicos de las plantas de personal, los cuales son asumidos con recursos propios de cada hospital, ¿qué ha sucedido con estos estudios y cuáles son sus resultados prácticos en la realidad cotidiana de las Empresas Sociales del Estado en el Distrito? Algunos de esos estudios señalan la carencia de personal misional. ¿Será por eso que los están “engavetando”?
Es conocido al interior del sector salud del Distrito, que la suma de contratistas por prestación de servicios, duplica, e incluso triplica las nóminas fijas de trabajadores oficiales y empleados públicos de los hospitales y Empresas Sociales del Estado. Un sector que salva vidas, debe mantener las plantas de personal y podría ampliarlas.
Es extraño que un gobierno de izquierda, poco defienda la estabilidad laboral tanto para los que están en planta como la de los contratistas por prestación de servicios, quienes de tiempo en tiempo, no saben si les van a renovar su contrato, así como su remuneración tampoco es adecuada.


  1. Pasivos de Cesantías Retroactivas


Sabemos que las 22 Empresas Sociales del Estado, adscritas a la Secretaría Distrital de Salud, presentan pasivos de cesantías retroactivas, sabemos también que se están llevando procesos de conciliación con base en la Resolución 154 de 2013 en cuanto a pensión, salud, riesgos laborales y otros, no obstante, este complejo asunto exige una mejor intervención:


  • El Hospital de Kennedy por ejemplo, a principios del segundo trimestre de este año, según Sindistritales, ya contaba con 80 funcionarios pendientes de que se les cancele las cesantías retroactivas, y al parecer, no se están cumpliendo los tiempos en que las Entidades de Salud se comprometieron.




  • Otro ejemplo es el Hospital de Engativá, según la misma organización sindical, existen acreencias que suman alrededor más de $6 mil millones, ello sin contar que, las conciliaciones con entidades privadas de salud y fondos de pensiones, cuotas partes, entre otros ítems del mismo pasivo, no están claras y constituyen montos considerables a depurar como parte de los saneamientos fiscales y financieros de la red pública de Hospitales del Distrito en sus diferentes niveles.



Se ha hecho caso omiso a las peticiones de los trabajadores, toda vez que no existe un informativo escrito para esas personas con el cual puedan ellas certificar una fecha de los pagos de sus cesantías, lo cual les dificulta para adquirir préstamos en las entidades bancarias porque no cuentan con respaldo para comprometer obligaciones futuras.


  1. Cierre de Servicios


Finalmente señor Presidente, antes de dar la palabra a Sindistritales y a la CUT, lo que más me impresiona, además de lo que he enunciado, es la vergüenza de cómo se cierran servicios a la ciudadanía con la excusa de NO SER RENTABLES.
La rentabilidad en las empresas del Estado, son posibles, pero su objetivo es justamente el de ser reinvertida para mejoramiento y ampliación del Sistema de Salud. Los privados pueden cerrar lo que quieran si así lo determinan, pero lo público, es lo único que tienen muchos ciudadanos ¿Cómo cerrarlo?
La rentabilidad debe ser un objetivo, pero no se logra “echando machete” a su objeto social, en detrimento del servicio y deteriorando a los servidores públicos. Esas son medidas que hoy poco funcionan. Algunas muestras son:


  1. El Hospital San Blas, está en peligro por su negligente gerenciamiento. El ex Gerente, Jaime Guillermo Díaz Chabur, es un ejemplo de ineficiencia, por eso finalmente tuvieron que retirarlo. Hoy, estamos a la expectativa de la señora gerente Luz Marina López, de quien, conforme a los compromisos adquiridos en la reunión del 25 de noviembre, haremos seguimiento. Este Hospital y otros, ya requieren cirugía de alto riesgo y un estricto postoperatorio.




  1. ¿Cómo es posible que se cierren servicios de Ginecología, Medicina Interna, Obstetricia, porque no son rentables?, el Hospital Pablo VI I Nivel en la Localidad de Bosa, ha cerrado las salas de Enfermedades Respiratorias ¿Cómo les parece?, las enfermedades respiratorias están en las “top 5” de dolencias que más aquejan a los colombianos y en especial a los bogotanos.




  1. En el Hospital de Suba, en el CAMI La Gaitana, cierran Pediatría, en el Hospital Vista Hermosa I Nivel, Centro de Atención Primaria en Salud Candelaria en Ciudad Bolívar, cierran la toma de muestras de laboratorio ¿Entonces cómo diagnostican? //NO HAY DERECHO//. Varios cierres definitivos y transitorios se encuentran en otros hospitales y con la excusa del saneamiento fiscal y financiero ¿Cuántos cierres más vendrán?


Señor Presidente, le solicito que Sindistritales y la CUT, cierren mi intervención y demos paso a la Administración si así usted lo avala señor Presidente. Marco Fidel Ramírez, el Concejal de la Familia está presente y denunciado. Muchas Gracias.
Proyectó. Carlos Torres


similar:

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconRed taes tb-vih/sida diplomado en tuberculosis, salud pública y la intervención enfermera

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconInforme de gestion regional bogota enero 2009- octubre 2010

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconPlan general de gestion y monitoreo uruguay – Versión Pública

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconIntervención pública, regulación administrativa y economíA: elementos...

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconTema 1: intervención en personas mayores. PLAN GENERAL DE intervencióN (pgi)

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconContaminacion del aire en bogota definición; fuentes móviles a gasolina...
Ley 99 de 1993 Artículo Del concepto de desarrollo sostenible. El Decreto 948 de 1999

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconProyecto de acuerdo no Por el cual se adopta el plan de desarrollo...

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconTemario de Radiofísica hospitalaria

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconMetodología en ingeniería en comunicación social. Apuntes generales...

Intervención “Gestión de la Red Pública Hospitalaria de Bogotá” iconConvocatoria a la licitación pública para celebrar contrato de obra pública a precios unitarios




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com