De octubre de




descargar 0.71 Mb.
títuloDe octubre de
página10/20
fecha de publicación18.01.2016
tamaño0.71 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   20

PUNTO 7 DEL ORDEN DEL DÍA: BALANCE Y EXAMEN DE, POR UNA PARTE, EL TEXTO (O TEXTOS) DEL INSTRUMENTO JURÍDICO INTERNACIONAL (O INSTRUMENTOS) QUE ASEGUREN LA PROTECCIÓN EFICAZ DE LAS EXPRESIONES CULTURALES TRADICIONALES, LOS CONOCIMIENTOS TRADICIONALES Y LOS RECURSOS GENÉTICOS Y, POR OTRA, DE LA RECOMENDACIÓN PARA LA ASAMBLEA GENERAL





  1. El Presidente recordó que, en octubre de 2012, la Asamblea General decidió que la labor del CIG para 2013 se llevase a cabo a través de tres sesiones temáticas a celebrar en febrero, abril y julio de 2013, dedicadas a los recursos genéticos (RR.GG.), los conocimientos tradicionales (CC.TT.) y las expresiones culturales tradicionales (ECT), respectivamente. Estaba previsto que dicha labor tomase como fundamento los textos existentes presentados por el CIG a la Asamblea General de 2012 como anexos A, B y C del documento WO/GA/41/15. La vigésimo tercera sesión del CIG se reunió en febrero de 2013 y debatió el asunto de los recursos genéticos. Al cierre de la sesión el 8 de febrero de 2013, el CIG elaboró, sobre la base del documento WIPO/GRTKF/IC/23/4, un nuevo “Documento consolidado en relación con la propiedad intelectual y los recursos genéticos” y decidió que ese texto, al cierre de la sesión el 8 de febrero de 2013, se transmitiera a la Asamblea General de la OMPI de septiembre de 2013, de conformidad con el mandato del Comité que figura en el documento WO/GA/40/7 y el programa de trabajo de 2013 que figura en el documento WO/GA/41/18. El documento remitido por la vigésimo tercera sesión del CIG se ha puesto a disposición de la presente sesión como un Anexo del documento WIPO/GRTKF/IC/25/5. La vigésimo cuarta sesión del CIG se reunió en abril de 2013 y abordó el tema de los conocimientos tradicionales. Al cierre de la sesión el 26 de abril de 2013, el Comité elaboró, sobre la base del documento WIPO/GRTKF/IC/24/4, un nuevo texto, “La protección de los conocimientos tradicionales: Proyecto de artículos Rev. 2”, y decidió que ese texto, en la forma en que constaba al cierre de la sesión el 26 de abril de 2013, fuese remitido a la Asamblea General de la OMPI en su período de sesiones de 2013. El documento enviado por la vigésimo cuarta sesión del CIG se ha puesto a disposición de la presente sesión como un Anexo del documento WIPO/GRTKF/IC/25/6. En la presente sesión, y durante su primera semana, el Comité se centró en el tema de las ECT. El Comité elaboró, sobre la base del documento WIPO/GRTKF/IC/25/4, un nuevo texto, “La protección de las expresiones culturales tradicionales: Proyecto de artículos Rev. 2”, y decidió que ese texto, en la forma en que constaba al cierre de la sesión plenaria el 19 de julio de 2013, fuese transmitido a la Asamblea General de la OMPI en su período de sesiones de 2013. El documento remitido ha sido elaborado y puesto a disposición como Anexo del documento WIPO/GRTKF/IC/25/7. De conformidad con el plan de trabajo para 2013, se dedicarán tres días de la presente sesión al punto 7 del orden del día, para examinar y hacer balance de los textos y los avances logrados hasta el momento en las sesiones temáticas de 2013 anteriormente mencionadas, así como para presentar una recomendación a la Asamblea General que tendrá lugar en septiembre de 2013. El Presidente recordó a las delegaciones que los tres textos temáticos ya han sido referidos y presentados por el CIG a la Asamblea General y que únicamente se ponen a disposición como documentos de trabajo para su revisión y examen. Por tanto, los trabajos no incluirán una renegociación de los textos ni otros proyectos adicionales. Propuso que el CIG pase a debatir en sesión plenaria la labor reflejada en cada uno de los textos de forma consecutiva. Instó a las delegaciones a expresar sus puntos de vista sobre el estado de cada texto al objeto de identificar áreas de posible convergencia y propuestas nuevas, así como a manifestar su postura sobre la naturaleza y el nivel de los trabajos adicionales necesarios para alcanzar los objetivos de las negociaciones, incluida la identificación de cuestiones pendientes concretas en cada uno de los textos a las que, de manera prioritaria, sea necesario prestar una mayor atención. Del debate se informará de la manera habitual en los informes de la sesión. A la conclusión de los debates consecutivos inicialmente mantenidos en sesión plenaria, el Presidente formulará una propuesta adicional sobre cómo avanzar en la formulación de una recomendación para la Asamblea General. El Comité abordará sus trabajos en dos fases. En la primera fase se examinarán los RR.GG., los CC.TT. y las ECT con vistas a documentar, si todo va bien, la formulación de una recomendación en una segunda fase. Una vez concluido ese trabajo, el Comité definirá la forma de debatir dicha recomendación. El Presidente señaló que permitirá la formulación de declaraciones generales antes de examinar y hacer balance de los tres textos.

  2. [Nota de la Secretaria: todas las delegaciones que formularon declaraciones generales dieron las gracias al Presidente por su labor de dirección.] La Delegación de Argelia, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo Africano, dijo que concede gran importancia a la labor del CIG y manifestó su opinión de que la conclusión de los trabajos del CIG contribuirá a incrementar la riqueza y nivel de desarrollo material de su población. Durante su mandato actual, el CIG tiene que agilizar las negociaciones basadas en textos con vistas a concluir uno o varios instrumentos jurídicos internacionales apropiados para la protección de los CC.TT., las ECT y los RR.GG. Con las tres reuniones organizadas en 2013, el CIG ha podido avanzar en los textos relativos a los CC.TT, las ECT y los RR.GG. En dichos textos, se especifican claramente las cuestiones controvertidas. Atañen a cuatro artículos (materia protegida, beneficiarios, ámbito de la protección, y limitaciones y excepciones). Ha llegado el momento de adoptar un enfoque integral y político para solucionar estas cuestiones. Con buena voluntad y un compromiso y participación decididos por parte de los Estados miembros podría fácilmente llegarse a acuerdos. En cuanto a cómo proceder, el Grupo Africano expresó su opinión de que cualquier hoja de ruta para que el CIG alcance los objetivos deseados tiene en primer lugar que establecer un calendario claro al objeto de que el texto o textos queden listos para la celebración de una conferencia diplomática y, acto seguido, señalar el número de sesiones del CIG necesarias para asegurar una adecuada preparación de cara a la celebración de dicha conferencia. El Grupo Africano expresó su firme convicción de que organizar los trabajos adicionales de esa forma es lo más conveniente para alcanzar el objetivo de las negociaciones. En su opinión, la Asamblea General tiene que enviar un mensaje claro a la comunidad internacional en lo que respecta al compromiso de los Estados miembros de concluir la labor del CIG. La Delegación de Argelia añadió que, en su opinión, la Asamblea General debe renovar el mandato del CIG para permitirle así redoblar sus esfuerzos de buena fe de cara a la ultimación del texto de uno o varios instrumentos jurídicos internacionales en 2015 y la convocación de una conferencia diplomática en el bienio 2014/2015. Para lograr dicho objetivo hacen falta más sesiones del CIG. Los Estados miembros tienen que reconocer que hay una necesidad de celebrar sesiones temáticas, así como sesiones intersectoriales que permitan enfocar de una manera integral los trabajos. El Grupo Africano mantiene su pleno compromiso y sigue dispuesto a considerar todas las propuestas que acerquen al CIG a su objetivo, que, para el Grupo Africano, no es otro que concluir un tratado jurídicamente vinculante para la protección de los RR.GG., los CC.TT. y las ECT frente a la apropiación y uso indebidos.

  3. La Delegación de Bélgica, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, dijo que los Estados miembros del Grupo B están plenamente decididos a lograr un resultado equilibrado. Dicho resultado debe ser una solución que ofrezca claridad, seguridad jurídica y flexibilidad a todas las partes interesadas. La Delegación recordó que, durante los últimos años, el Grupo B ha participado de forma activa y constructiva en los debates. Aunque se han logrado avances, sigue habiendo cuestiones pendientes de resolver. El CIG ha logrado una mayor comprensión de las posturas ajenas en relación con ciertos intereses divergentes y/o en conflicto. No obstante, el Grupo B dijo que considera que los debates no han producido todavía resultados que puedan servir de base de uno o varios instrumentos de naturaleza jurídica, con independencia de su carácter vinculante o no. Sigue pensando que pueden lograrse resultados satisfactorios, siempre que el CIG cree las condiciones que hagan posibles esos resultados a través de una continuación de los debates que aproveche los últimos avances. Cualquier resultado debe reconocer que hay situaciones en las que es necesaria la protección de los CC.TT., las ECT y los RR.GG., aunque sin limitar la creatividad y la innovación. La Delegación reiteró el pleno compromiso del Grupo con el CIG y que trabajará constructivamente para abordar esas importantes cuestiones.

  4. La Delegación de Polonia, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico, manifestó que prevé que los presentes debates del punto 7 del orden del día concluyan con la presentación de una recomendación de consenso ante la próxima Asamblea General sobre el proceso del CIG, con vistas a renovar el mandato de este Comité. Ese mandato renovado permitirá que el CIG continúe con sus negociaciones basadas en textos durante el próximo bienio con vistas a dar por finalizado el proceso si la Asamblea General de 2015 decidiera en ese momento que se han alcanzado avances satisfactorios y significativos. El programa de trabajo establecido tiene que asegurar las negociaciones más eficientes, con el uso más eficaz de tiempo y recursos posible. En el futuro programa del CIG, los negociadores han de concentrase en las cuestiones pendientes más cruciales que continúan sin resolverse, antes de abordar cuestiones de menor importancia. Ese es el motivo por el que primero tendrán que acordarse los objetivos y principios. El Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico recordó el principio de “en igualdad de condiciones” como la base de la labor del CIG. También respaldó la necesidad de llevar por separado los textos debatidos. El Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico se expresó a favor del desarrollo de uno o varios instrumentos para la protección de los RR.GG., los CC.TT. y las ECT que cumplan los requisitos básicos de seguridad jurídica, claridad y flexibilidad. Reiteró que la naturaleza de ese instrumento o instrumentos tiene todavía que definirse. El Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico dijo que suscribe los logros y avances obtenidos gracias a la labor del CIG. Señaló que los debates han sido fructíferos hasta el momento. Los principales puntos de divergencia tienen que debatirse adicionalmente para poder alcanzarse un compromiso satisfactorio para todos. Sin embargo, advirtió de que los textos existentes sobre RR.GG., CC.TT. y ECT no están, técnicamente hablando, lo suficientemente acabados y maduros como para seguir avanzando en el proceso negociador. Reiteró su pleno compromiso con el proceso del CIG. Se manifestó plenamente a favor del objetivo de un enfoque equilibrado para abordar las cuestiones debatidas y reconoció la importancia de las ECT, los CC.TT. y los RR.GG., así como el papel que desempeñan en el patrimonio cultural y natural del mundo. Habida cuenta de la importancia y complejidad de estas cuestiones, lo más importante es que los textos estén técnicamente acabados y maduros.

  5. La Delegación de Trinidad y Tabago, haciendo uso de la palabra en nombre del GRULAC, dijo que el Anexo del documento WIPO/GRTKF/IC/25/7 sobre las ECT, que refleja el resultado de los debates que han tenido lugar en el marco del punto 6 del orden del día de la presente sesión, dista de ser perfecto, puesto que todavía contiene corchetes y que, en algunos casos, da fe de las dispares opiniones de los Estados miembros. Pese a ello, la Delegación dijo que el CIG ha recorrido un gran trecho después de trece años de labor. El CIG ha conseguido elaborar un texto bastante acabado que, con trabajos adicionales específicos, podría convertirse en un marco jurídico más adecuado y equilibrado que satisfaga a todos los miembros de la OMPI. El GRULAC expresó su apoyo a la propuesta de presentar este texto, así como los otros dos textos sobre CC.TT. y RR.GG., a la Asamblea General para su consideración. También respaldó la propuesta de que la Asamblea General renueve el mandato del CIG para que el Comité pueda continuar su labor sobre las tres áreas temáticas en el transcurso de 2014. La Delegación expresó el deseo del GRULAC de celebrar tres sesiones del CIG independientes durante 2014 con el propósito de desarrollar y mejorar los textos actuales. Dichas sesiones deberían complementarse con reuniones adicionales en Ginebra convenientemente dotadas con cargo al presupuesto. El GRULAC dijo que está convencido de que este programa de trabajo hará posible la celebración de una conferencia diplomática en el transcurso del próximo bienio. Reiteró que la protección de las ECT, los CC.TT. y los RR.GG. reviste la máxima importancia para el GRULAC. El GRULAC manifestó que está totalmente comprometido con seguir avanzando en el marco de este proceso, así como su deseo de trabajar con otros Estados miembros durante los tres próximos días al objeto de establecer un plan de trabajo concreto para el CIG de cara a 2014.

  6. La Delegación de Indonesia, a través de Su Excelencia el Embajador Triyono Wibowo, Representante Permanente de la República de Indonesia ante las NN.UU., la OMC y otros organismos internacionales con sede en Ginebra, haciendo uso de la palabra en nombre del grupo de países de ideas afines, manifestó que el proceso del CIG deparará grandes beneficios y ventajas a la humanidad y que, por tanto, reviste la máxima importancia para los países de ideas afines. Señaló que en el proceso del CIG se han realizado avances. Sin embargo, todavía quedan algunas cuestiones fundamentales por resolver; en concreto, las referidas a la materia protegida, los beneficiarios y la transparencia. Manifestó esperanza de que el proceso del CIG concluya en tiempo oportuno con uno o varios instrumentos internacionales jurídicamente vinculantes. También abogó por que todas las partes contribuyan a fortalecer estos instrumentos poniendo a tal efecto fin al proceso de negociación. En el proceso de elaboración de los textos se precisa ser concluyente sobre los aspectos técnicos, así como imprimir empuje y atesorar una firme voluntad política. Respecto a los RR.GG., dijo que considera que la convergencia en cuestiones esenciales se ha acentuado gracias a la perspectiva brindada por otros instrumentos internacionales relevantes. En cuanto a los CC.TT., el texto actual contiene una serie de corchetes que habrán de dilucidarse si se quiere ganar en claridad y reducir las diferencias. El CIG tiene que explorar las similitudes y sinergias en los objetivos y principios con vistas a armonizarlos y conseguir plasmar unos objetivos y principios comunes en los textos tanto sobre los CC.TT. como sobre las ECT. Aunque es creciente el consenso en torno al texto de las ECT y su formato, los objetivos y principios de política han de depurarse aún más al objeto de facilitar los avances en las cuestiones más técnicas. Los países de ideas afines señalaron que existe una necesidad imperiosa de renovar el mandato del CIG si se quiere impulsar decididamente el plan de trabajo y concluirlo. La renovación del mandato durante el próximo bienio debe acordarse en el entendido de que ello permitirá fijar un marco temporal bien definido que garantice la conclusión de uno o varios instrumentos internacionales jurídicamente vinculantes, así como la convocación por parte de la Asamblea General de una conferencia diplomática en septiembre de 2014. La Delegación reiteró el pleno compromiso de los países de ideas afines con el objetivo de que el proceso pueda concluir de esta manera.

  7. El Representante de ADJMOR, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de Representantes Indígenas, dio las gracias al Presidente por permitirle tomar parte en el proceso. Asimismo, agradeció su ayuda a los facilitadores y a la Secretaria de la OMPI, así como a las delegaciones que han debatido sus posturas. Celebró el gran interés mostrado durante los debates por la protección de los CC.TT., los RR.GG. y las ECT de los pueblos indígenas y las comunidades locales. Instó al Comité a que encuentre soluciones de consenso que respeten los intereses de todas las partes. Reiteró su disposición a contribuir a la conclusión de las negociaciones, de conformidad con los diferentes instrumentos internacionales que reglamentan los derechos de los pueblos indígenas, que en última instancia traen causa de los derechos humanos fundamentales. En ese sentido, declaró que el Grupo de Representantes Indígenas hará una declaración más específica en la que expondrá sus recomendaciones para el programa de trabajo futuro.

  8. El Representante de Tupaj Amaru afirmó que, en su opinión, la labor del Comité había sido infructuosa. Los tres textos debatidos no incluyen ningún contenido económico, social o político con valor alguno. Añadió que los Estados miembros no tienen en cuenta las aportaciones de los pueblos indígenas. Señaló que el Comité ha debatido sobre cultura de una forma abstracta, siendo así que la cultura se asienta sobre unas bases económicas y sociales cuya solidez debe importar más que los denominados intercambios culturales. Dijo que no puede apoyar ninguno de los tres textos, que los mismos han quedado diluidos y no tienen en cuenta las aportaciones realizadas por su organización.

  9. La Delegación de la República de Corea mencionó las diferencias de opinión existentes entre los Estados miembros en lo tocante a las definiciones, los beneficiarios y los métodos de protección. Dijo que considera que esas diferencias obedecen a las distintas formas en que se entienden los RR.GG., los CC.TT. y las ECT, así como a las diferentes expectativas, experiencias y situaciones en esas áreas. Su opinión fundamental es que los RR.GG., los CC.TT. particulares y las ECT específicas deben ser protegidos adecuadamente frente a las distintas modalidades de utilización indebida. Al mismo tiempo, recordó que su país ha puesto en práctica sistemas de protección de la P.I. prácticos, como patentes y derechos de autor, cuya eficacia en relación con el desarrollo económico y las innovaciones ha quedado ampliamente demostrada. Indicó que un sistema de protección de los RR.GG., los CC.TT. y las ECT completamente nuevo y adoptado apresuradamente puede crear más problemas entre Estados miembros, pueblos indígenas y comunidades locales que las soluciones que aporta. La Delegación exhortó a que las definiciones y ámbitos de aplicación se establezcan claramente para garantizar una protección efectiva y seguridad jurídica. Hizo hincapié en que debe respetarse y mantenerse el actual sistema de protección de la P.I. Se reservó el derecho a volver a intervenir en el curso de los debates para aportar nueva información.

  10. La Delegación de los Estados Unidos de América dijo que continúa apoyando el proceso. Mostró su confianza en que, con la orientación del Presidente, el Comité pueda lograr unos resultados mutuamente satisfactorios. Señaló que, en el seno de la OMPI, la cuestión de la P.I. tiene distintos grados de apoyo, con algunos Miembros que abogan por una elevada protección de los derechos de P.I. y otros por una menor protección; algunos promueven la armonización de los sistemas, mientras que otros se oponen a dicho objetivo o defienden amplias excepciones y limitaciones a los derechos de P.I. Por tanto, no es de extrañar que el CIG se tome su tiempo para lograr un consenso sobre los temas que en él se abordan, es decir, los CC.TT. las ECT y los RR.GG., incluido el reto de cómo ocuparse de su mantenimiento y desarrollo, al tiempo que se promueve y conserva un dominio público pujante y sólido. La Delegación hizo suya la intervención formulada por la Delegación de Bélgica en nombre del Grupo B. Se declaró dispuesta a contribuir a la labor del CIG con vistas a alcanzar un consenso. No obstante, subrayó que le gustaría evitar compromisos que prejuzguen el resultado de la labor del CIG. Indicó que las negociaciones basadas en textos han dado como resultado tres documentos que reflejan el alcance de los debates. En su opinión, ello constituye un avance. Sin embargo, la Delegación lamentó la ausencia de un debate pormenorizado de los hechos, así como de un debate técnico significativo. En este sentido, se preguntó sobre cuáles son los ejemplos de ECT, CC.TT. y RR.GG. que todos aceptarían que han de protegerse. También expresó sus dudas sobre lo que se considerará como protección en el caso de esos ejemplos. Con un debate factual centrado en ejemplos, el Comité puede alcanzar una posición común y seguir progresando. Los estudios factuales sobre la aplicación en la práctica del requisito de divulgación también serán útiles para abordar el debate. Reiteró que es más fácil comprender la postura de los demás con hechos. Con margen de maniobra para debatir ejemplos y estudios factuales, la Delegación puede apoyar la ampliación del mandato del CIG. Señaló que considera que el Comité cosechará logros históricos durante ese proceso.

  11. La Delegación de Australia declaró que las negociaciones mantenidas en el marco del punto 6 del orden del día han sido las más decepcionantes de las tres de este tipo celebradas en 2013, en contraste con los significativos avances obtenidos sobre RR.GG., área en la que los partidarios de la divulgación acordaron un enfoque administrativo de la misma, en lugar de un enfoque basado en exámenes sustantivos. Asimismo, la reunión sobre RR.GG. consiguió reducir el significativo número de principios y objetivos inicial a dos objetivos fundamentales. Aunque la reunión sobre CC.TT. no consiguió avanzar tanto, por presentar una problemática política de fondo similar a la de las ECT, se llevó a cabo en un clima muy positivo, con debates intensos pero respetuosos y con compromisos. La Delegación instó a los Estados miembros a que se hagan eco del espíritu de las sesiones vigésimo tercera y vigésimo cuarta del CIG para avanzar en las negociaciones. Hizo hincapié en que los Estados miembros deben estar preparados para debatir cuestiones de política básicas de fondo y colaborar activamente entre sí. La Delegación expresó su deseo de que los Estados miembros estén adecuadamente representados por personal procedente de sus capitales o con sede en Ginebra de suficiente rango jerárquico y competencia técnica y política, así como con facultades para negociar sobre la base de estrategias de negociación claras y de buena fe. Instó a los Estados miembros a no llevar las negociaciones al debate norte-sur. La Delegación reiteró que Australia, aunque tiene la consideración de país desarrollado, tiene mucho en común con los países en desarrollo: Australia es un importador de conocimientos tremendamente diversos y presenta un grupo muy pujante de pueblos indígenas, muchos de los cuales tienen dificultades para superar los problemas sociales heredados del pasado. La Delegación hizo suya la declaración formulada por la Delegación de Bélgica en nombre del Grupo B acerca de la situación actual de las negociaciones. La Delegación considera que son necesarios trabajos adicionales y se mostró favorable a una prórroga del mandato de dos años más al objeto de poder continuar trabajando de forma equilibrada en cada uno de los tres temas y poder así hacer balance de ellos antes de 2014. Destacó las áreas principales sobre las que habrán de articularse los tres temas. En su opinión, los objetivos de las tres áreas temáticas deben consolidarse. Una lista consolidada de objetivos para las tres áreas, en lugar de listas diferenciadas, ayudará a centrar la labor del CIG de cara a la consecución de resultados fundamentales. Señaló que es aconsejable empezar a elaborar una declaración a modo de preámbulo que refleje los fines y que establezca vínculos con acuerdos internacionales como el CDB y la DNUDPI. Esto debe servir como señal de compromiso ante las principales partes interesada en estas negociaciones, los pueblos indígenas. En relación con los RR.GG., la Delegación manifestó que la cuestión normativa fundamental es la divulgación. Considera que no existe desacuerdo sobre la necesidad de adoptar las medidas preventivas propuestas en la recomendación conjunta presentada por algunos Estados miembros (“Recomendación conjunta sobre el uso de bases de datos para la protección preventiva de los recursos genéticos y los conocimientos tradicionales asociados a los recursos genéticos” (documento WIPO/GRTKF/IC/24/7)), pues las mismas son necesarias para sustentar cualquier enfoque normativo. Sin embargo, advirtió que la propuesta aborda el estado de la técnica anterior sometido a examen, sin ocuparse de la cuestión clave que preocupa a la mayoría de los Estados miembros, esto es, que quienes utilizan RR.GG. y CC.TT. para la innovación deben poder indicar claramente en las solicitudes de patentes que han cumplido con la legislación sobre acceso y participación en los beneficios. La Delegación señaló que la cuestión esencial que bloquea los avances es la falta de consenso en torno a los mecanismos de divulgación. Los principales motivos de preocupación se refieren a la posible carga sobre el sistema de P.I. y las empresas y las consecuencias indeseadas, que podrían sembrar incertidumbre en el sistema de P.I. o limitar el acceso a los RR.GG. y a los CC.TT. asociados a los RR.GG., obstaculizando de esta manera la innovación y el logro de beneficios económicos. En su opinión, todo ello debe centrar los debates sobre los RR.GG, es decir, ha de desarrollarse un enfoque de divulgación que aborde esos motivos de inquietud, al tiempo que se acomode a los objetivos del texto. La Delegación indicó que muchos de los argumentos en contra de la divulgación responden a un planteamiento anticuado, que no tiene en cuenta lo que se está debatiendo, a saber, un enfoque administrativo que no lleva aparejado un examen sustantivo. La Delegación instó a los Estados miembros a reflexionar sobre este punto y a venir preparados a futuras reuniones, centrados en lo que se debate y en lograr un resultado que tenga en cuenta los distintos intereses. En relación con los CC.TT. y las ECT, la Delegación señaló que hay un claro consenso en torno a la protección de los derechos morales. Sin embargo, queda bastante trabajo por hacer en lo tocante al desarrollo de un enfoque que aborde los derechos patrimoniales, al tiempo que equilibra las necesidades de titulares y usuarios, y que tenga en cuenta los diferentes entornos nacionales, incluido el marco jurídico y el contexto en que los pueblos indígenas y las comunidades locales operan. La Delegación dijo que considera esencial elaborar un acuerdo versátil que proporcione flexibilidad en lo relativo a la aplicación a nivel nacional. Destacó que en las dos materias protegidas, los CC.TT. y las ECT, existen cuestiones comunes clave sobre las que los Estados miembros tienen que alcanzar un consenso. Se trata de las siguientes: definiciones, beneficiarios, ámbito de la protección, y excepciones y limitaciones. Otra cuestión fundamental que los Estados miembros han de tratar es el impacto de la información públicamente disponible y cómo abordar el tema de los conocimientos difundidos. La Delegación añadió que sería bueno combinar los dos textos, medida que reflejaría asimismo la opinión de las partes indígenas interesadas según la cual las ECT son una expresión de los CC.TT. y que ambas categorías no son independientes. La Delegación dijo que carece de sentido abordar siempre las mismas cuestiones en reuniones diferentes. Expresó su deseo de compartir algunas palabras clave que deberían constituirse en señal de identidad de las negociaciones futuras: equilibrio, flexibilidad, fundamento, comprensión compartida, incluida la colaboración con partes interesadas, pueblos indígenas y usuarios clave. Por último, hizo hincapié en que lo más importante de todo es saber aunar madurez y voluntad política.

  12. El Representante de la CAPAJ dijo que durante el año en curso, en el que se han elaborado tres documentos, el CIG ha puesto de manifiesto su buena voluntad al permitir una mayor participación de los pueblos indígenas en el CIG, representados por el Grupo de Representantes Indígenas. En las sesiones vigésimo tercera y vigésimo cuarta del CIG se concluyó que los pueblos indígenas puedan participar en las reuniones del grupo de expertos. Ello ha constituido un avance, pues los representantes de los pueblos indígenas han podido aclarar numerosas cuestiones controvertidas. El Representante dijo que considera que los participantes pueden conciliar sus divergentes puntos de vista y adoptar un texto consolidado basado en los tres documentos actuales. En su opinión, y habida cuenta de que algunos Estados miembros contemplan la posible conclusión de un tratado internacional de carácter vinculante, es necesario debatir con mayor detenimiento las normas derivadas del Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) y de la Convención de la UNESCO para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003, así como tener en cuenta la jurisprudencia y la doctrina jurídica relativa a la participación de pueblos indígenas y comunidades locales. Esas normas internacionales reflejan las aportaciones, necesidades y creencias arraigadas de los pueblos indígenas. Recordó que en la vigésimo tercera sesión del CIG se ha formulado una propuesta para incluir a representantes de los pueblos indígenas en el equipo de los facilitadores, al igual que ya participan en las reuniones de los grupos de expertos. A juicio del representante, ello puede mejorar el proceso del CIG. Concluyó alentando a los participantes a proseguir con el debate con vistas a lograr un resultado positivo que satisfaga a los pueblos indígenas y a las comunidades locales.

  13. La Delegación del Líbano señaló que debe alcanzarse un consenso sobre un tratado internacional, e instó a los Estados miembros a seguir debatiendo los detalles de los proyectos de documentos. Recordó que los documentos presentes son de carácter internacional y, por tanto, tienen que tener en cuenta principios generales que respondan a las distintas situaciones y necesidades de Estados miembros y observadores.

  14. La Delegación del Brasil hizo suya la declaración formulada por la Delegación de Indonesia, haciendo uso de la palabra en nombre de los países de ideas afines, así como la declaración realizada por la Delegación de Trinidad y Tabago, haciendo uso de la palabra en nombre del GRULAC. En su opinión, después de 12 años, ha llegado el momento de concluir instrumentos jurídicos internacionales vinculantes sobre las tres materias que el Comité debate. Recordó que ya se han dedicado muchos recursos personales y financieros al CIG. Estos esfuerzos no deben caer en saco roto y los futuros acuerdos deben concluirse durante el próximo mandato. Reconoció que el Comité hará frente a muchos retos en los dos próximos años y sugirió que los participantes colaboren entre sí con mayor dedicación en las reuniones informales para limar sus diferencias. Hizo hincapié en que esas reuniones informales deben seguir siendo transparentes e integradoras. A juicio de la Delegación, los trabajos deben organizarse de forma que hagan posible que el Comité concluya el texto con vistas a convocar una conferencia diplomática en el próximo bienio. Mostró su confianza en que el Comité pueda alcanzar un acuerdo sobre un número sustantivo de sesiones formales de intensas negociaciones.

  15. El Representante de las Tribus Tulalip dijo que considera que los textos actuales no están listos para una conferencia diplomática. Señaló que el Comité tiene que tener en cuenta toda la legislación nacional e internacional relevante. En su opinión, mientras que algunos aspectos del patrimonio cultural inmaterial competen al CIG, hay que admitir que muchos otros escapan a su alcance. El patrimonio cultural inmaterial de los pueblos indígenas está principalmente reglamentado por el Derecho consuetudinario, la legislación sobre derechos humanos, la DNUDPI, la legislación sobre el patrimonio cultural inmaterial, el Derecho internacional público y acuerdos constructivos, como los tratados, el Derecho constitucional, convenios, protocolos y otros instrumentos. El Representante subrayó que las negociaciones del CIG no pueden tener lugar al margen de esa legislación nacional e internacional, y que el Comité debe cerciorarse de que dicha normativa se incorpora al proceso de negociación. El Representante puso el ejemplo de la antigüedad del ser humano: los científicos asignan una horquilla de 250.000-400.000 años para la evolución del
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   20

similar:

De octubre de iconMinas, 22 de octubre de 2015

De octubre de iconMéxico, D. F., 17 de octubre de 2013

De octubre de iconBogotá D. C., jueves 4 de octubre de 2007

De octubre de iconDe un humilde jodedor1 (octubre 2009)

De octubre de iconAnuario liga buelna octubre

De octubre de iconLunes, 6 de octubre de 2014 indice

De octubre de iconSantiago de cali, 27 octubre 2013

De octubre de iconResolución No 12426 de 28 de Octubre 2002

De octubre de iconResolución No 12426 de 28 de Octubre 2002

De octubre de iconResolucióN 1799 de 31 de octubre de 2014




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com