De octubre de




descargar 0.71 Mb.
títuloDe octubre de
página4/20
fecha de publicación18.01.2016
tamaño0.71 Mb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

PUNTO 6 DEL ORDEN DEL DÍA: EXPRESIONES CULTURALES TRADICIONALES





  1. El Presidente recordó que en la apertura de la sesión ya expuso la metodología y programa de trabajo acordado para la presente sesión en lo que atañe al punto 6 del orden del día. Recalcó que esta metodología es flexible. Indicó que pretende que la metodología se mantenga acorde a los fines previstos y orientada a la consecución de los mejores resultados posibles. Asimismo, recordó que el tiempo será limitado y que las distintas versiones del documento, fruto de las revisiones que se realicen a lo largo de la semana, se distribuirán solamente en inglés. Habrá servicio de interpretación: en la sesión plenaria, a los seis idiomas de las Naciones Unidas, y en las deliberaciones del grupo de expertos, al inglés, francés y español. Dijo que estará dispuesto a mantener cualquier consulta con la delegación o grupo de delegaciones que así lo deseen, siempre que la programación y la logística lo permitan. Asimismo, estará dispuesto a celebrar cualquier consulta con los coordinadores de cada uno de los grupos, de ser necesario. Y también estará dispuesto a mantener cualquier consulta con el Grupo de Representantes Indígenas como viene siendo la práctica en todos los CIG. En el marco de este punto del orden del día, se refirió también al Anexo del documento de trabajo WIPO/GRTKF/IC/25/4: “La protección de las expresiones culturales tradicionales: Proyecto de artículos”. También hizo referencia a tres documentos de información: “Glosario de los términos más importantes relacionados con la propiedad intelectual y los recursos genéticos, los conocimientos tradicionales y las expresiones culturales tradicionales” (WIPO/GRTKF/IC/25/INF/7), “Recursos Disponibles en las páginas del sitio web de la OMPI Dedicadas a los Conocimientos Tradicionales, las Expresiones Culturales Tradicionales y los Recursos Genéticos” (WIPO/GRTKF/IC/25/INF/8) e “Informe del Taller de expertos de las comunidades indígenas y locales sobre propiedad intelectual y recursos genéticos, conocimientos tradicionales y expresiones culturales tradicionales” (WIPO/GRTKF/IC/25/INF/9). Estos tres documentos constituyen simplemente recursos de información y no tienen que ser objeto de aprobación alguna. El Presidente señaló que había distribuido un breve documento oficioso, preparado por él mismo, en el que expresa su punto de vista sobre las principales cuestiones que han de ser objeto de negociación. Aclaró que dicho documento no es un documento de trabajo, sino simplemente un documento de reflexión. Dijo que algunos de los puntos recogidos en ese documento oficioso tratan de la meta de las negociaciones, que no es otra que conseguir un acuerdo para proteger debidamente las ECT inspirándose para ello en la protección que confiere la P.I. Habida cuenta de las declaraciones y acuerdos internacionales existentes, el CIG debería en primer lugar tratar de determinar qué derechos, medidas y mecanismos serían necesarios y convenientes para proteger las ECT en forma análoga a la protección de que goza la P.I. para, a continuación, abordar el mandato de elaborar un instrumento inspirado en la P.I. que reglamente dichas ECT. El CIG debería sopesar los objetivos referidos a la P.I. que convenga dar a dicho instrumento, así como el daño que ese instrumento de P.I. pretenda afrontar en el marco de su protección. El CIG deberá poner en claro cómo se plasmarán en el instrumento las cuestiones fundamentales de definir el concepto de la materia, determinar los beneficiarios, fijar exactamente el alcance de los derechos y acotarlos por la vía de unas excepciones y limitaciones apropiadas. Indicó que en la sesión deberán dedicarse esfuerzos a vincular las disposiciones sustantivas con los correspondientes objetivos. Dijo que confía en que, durante los debates, el CIG tratará de abordar adecuadamente el contenido de los objetivos y principios, vinculándolos a las disposiciones concretas objeto de negociación. Añadió que, al idear las soluciones, convendría establecer, de manera transversal, las cuestiones que se pueden y deben abordar en el plano nacional y aquellas que se tienen que reglamentar en la esfera internacional. Con respecto a las segundas, se deberán considerar los aspectos que se pueden reglamentar mejor gracias a los acuerdos internacionales vigentes o los que son propios de otros foros internacionales. El Presidente abrió un turno de palabra y propuso que las intervenciones se ciñan a las cuestiones generales que se exponen en todo el proyecto de artículos relativos a las ECT y no a uno u otro artículo. Encareció a las delegaciones y a los observadores que indiquen el artículo sobre el que intervendrán para que los facilitadores puedan tomar debida nota de las opiniones expresadas. Rogó, en particular, que se expongan ideas y perspectivas nuevas sobre las cuestiones expuestas en el documento. Asimismo, solicitó a las delegaciones que, cuando hagan uso de la palabra, procuren unir el comentario sobre las cuestiones o artículos con los correspondientes objetivos de política o principios rectores generales referidos a esas cuestiones expuestas. De esa forma, los facilitadores podrán comenzar a precisar los objetivos y principios rectores que presentan particular interés para las delegaciones, así como aquellos otros que guardan relación directa con el texto. Indicó que tras las exposiciones de las distintas delegaciones, solicitará que se celebre una reunión del grupo de expertos, en la que invitará a los facilitadores a proseguir con su labor. Antes de abrir el debate para que se formulen comentarios generales, y habiendo informado al CIG acerca de la selección de los facilitadores, agradeció la presencia en la sala de plenos de Su Excelencia el Sr. Thani Thongphakdi, Embajador y Representante Permanente de Tailandia ante las Naciones Unidas en Ginebra, cuyo Gobierno convocó amablemente la reunión informal celebrada en Bangkok entre el 5 y el 7 de julio de 2013, tal y como apuntó en la sesión de apertura.

  2. Su Excelencia el Sr. Thani Thongphakdi dio las gracias al Presidente en nombre de la Delegación de Tailandia por su dedicación y compromiso con el proceso del CIG. Indicó que está seguro de que, bajo su dirección, se realizarán importantes avances en la sesión en curso. Dijo que, con vistas a acelerar la labor del CIG, respalda plenamente el método de trabajo propuesto por el Presidente, ya que gracias a él se establece un equilibrio entre las sesiones plenarias y las sesiones informales, permitiendo al mismo tiempo que los Estados miembros sigan deliberaciones informales en calidad de observadores, aun sin estar en la mesa de negociación. También apoyó al Presidente en su esfuerzo por convocar “consultas informales”, de ser necesarias. Declaró que fue un honor y un placer para su Gobierno acoger en Bangkok una reunión informal sobre propiedad intelectual en relación con los recursos genéticos, los conocimientos tradicionales y el folclore, celebrada del 5 al 7 de julio de 2013. Recordó que al llamado Encuentro del CIG asistieron casi setenta países y organizaciones y que en él se brindó a los asistentes la oportunidad de examinar y debatir cuestiones pendientes en relación con los RR.GG., los CC.TT. y las ECT. Aún más importante, los asistentes pudieron debatir el modo de seguir adelante, que será la cuestión que abordará el CIG la semana próxima, analizando y evaluando los textos relacionados con estas tres materias, para después formular una recomendación a la Asamblea General en el marco del punto 7 del orden del día. Dado que muchas de las cuestiones planteadas en el Encuentro del CIG podrían ser de utilidad para las deliberaciones en esta sesión, la Delegación de Tailandia informó sobre algunos de los puntos debatidos más pertinentes. Señaló que en lo que respecta a las ECT hubo varios puntos de convergencia entre los asistentes. Se convino en general en que es el momento de retomar los principios y objetivos de política. En cuanto a la definición de materia protegida, pareció haber conformidad en que podría eliminarse la lista ilustrativa en la que se enumeran los tipos de ECT, si bien podría añadirse una nota al pie en caso de considerarse necesario. En cuanto a la forma de abordar la cuestión referente al término “naciones” del artículo 2, se consideró que la solución del artículo 2.2 del proyecto de artículos relativos a los CC.TT. es una opción adecuada. Dada la similitud y las sinergias existentes entre los objetivos y los principios recogidos en los textos relativos a los CC.TT. y a las ECT, deberían invertirse esfuerzos en armonizar los objetivos y principios de ambos textos y crear un único conjunto de objetivos para ambas materias. Una de las cuestiones que quedaron pendientes de negociación fue el empleo en el artículo 1 de las expresiones “artística y literaria” y “actividad intelectual creativa”, puesto que quizá no sean aplicables a todas las ECT. Asimismo, permanecen vivas las inquietudes suscitadas por la falta de claridad en lo que se refiere a los beneficiarios de la protección. Señaló que en la parte del Encuentro del CIG dedicada a analizar la forma de avanzar, se alcanzaron varios puntos de convergencia relevantes. Dados los importantes derechos morales y patrimoniales asociados a estas materias y la cuantiosa inversión realizada en el proceso del CIG, los asistentes manifestaron unanimidad a la hora de admitir que a este respecto debe alcanzarse un resultado tangible y provechoso. Visto que aún quedaron puntos de envergadura por resolver, se concluyó que es importante la adopción de un compromiso político que lleve aparejada la toma de decisiones en el contexto político o normativo y que favorezca el avance del proceso. Aunque algunos de los asistentes se mostraron a favor de elaborar tres instrumentos independientes para los RR.GG., los CC.TT. y las ECT, respectivamente, la mayoría se decantó por la flexibilidad en cuanto al número de instrumentos dedicado a estas materias, dadas las similitudes, diferencias y sinergias que existen entre ellas. A pesar de que se habló de cosechar rápidamente resultados, se pactó que todas las cuestiones deben progresar al mismo ritmo y de un modo equilibrado, y ultimarse simultáneamente en un único compromiso. Los asistentes apoyaron que el mandato del CIG sea renovado, si bien con indicación expresa de las cuestiones identificadas que requerirán de trabajo adicional. En el Encuentro del CIG se solicitó que se estudie la posibilidad de fijar una fecha límite para la celebración de la conferencia diplomática. Se propuso que en el año próximo se celebren tres sesiones del CIG en las que se aborden por separado cada uno de los temas (RR.GG., CC.TT. y ECT) y una cuarta sesión previa al período de sesiones de la Asamblea General para debatir aspectos técnicos de cuestiones de carácter transversal y, asimismo, se propuso que se prevea también la celebración de una reunión de altos funcionarios en la que, entre otras cosas, se debatan cuestiones de política y proporcionen orientación a este respecto. En el Encuentro del CIG también se habló de la necesidad de llevar a cabo estudios adicionales y actividades paralelas con el fin de crear oportunidades para el intercambio de conocimientos y prácticas óptimas, especialmente en lo que se refiere a los requisitos de divulgación. Además, se señaló la necesidad de intensificar la colaboración con los representantes de los pueblos indígenas y comunidades locales, de manera que se logre una mejor comprensión de las materias, se facilite a dichos representantes su contribución al proceso y se fomente la confianza. Entre las cuestiones expuestas pendientes de negociación se encuentra la de determinar si la redacción del instrumento o instrumentos jurídicos internacionales se basará en un enfoque basado en medidas o en un enfoque basado en los derechos, y si el instrumento o los instrumentos serán o no vinculantes. La Delegación dio las gracias al Presidente del CIG por asistir al Encuentro. Asimismo, agradeció al Sr. Ian Goss, Director General, Programas Estratégicos, Propiedad Intelectual de Australia, al Sr. Emmanuel Sackey, Examinador Jefe, ARIPO, y a la Sra. Kim Connolly-Stone, Asesora Jefe, Propiedad Intelectual de Nueva Zelandia, que participarán como moderadores de las sesiones y prepararán un conjunto muy amplio y útil de documentos sobre los RR.GG., los CC.TT. y las ECT, respectivamente. Por último, agradeció el inestimable apoyo de la Secretaría de la OMPI, especialmente el brindado por el Sr. Wend Wendland, Director de la División de Conocimientos Tradicionales. Recordó al Comité que a la salida de la sala de plenos se han dispuesto ejemplares impresos de la Reseña del Encuentro del CIG, elaborada por su Presidente.

  3. El Presidente dio las gracias a la Delegación de Tailandia, encabezada por Su Excelencia el Sr. Thani Thongphakdi, por la amplia información actualizada que ha facilitado acerca de las consultas informales celebradas bajo los auspicios de su Gobierno sobre asuntos referentes a la labor del CIG. Dijo que confía en que las delegaciones tomarán nota de los puntos destacados en su intervención y en la reseña del Presidente del Encuentro del CIG. Propuso, previa consulta celebrada con los coordinadores de los grupos regionales, que los facilitadores de la presente sesión sean el Sr. Tom Suchanandan, de Sudáfrica, y el Sr. Dominic Kebbell, de Nueva Zelandia. Recordó al Comité que fue la Sra. Kim Connolly-Stone de Nueva Zelandia quien desempeñó con anterioridad las funciones de facilitadora, pero que obligaciones en su país le impiden hacerlo en el presente. Dio las gracias a la Delegación de Nueva Zelandia por brindarse de nuevo a prestar su asistencia, y a la Delegación de Sudáfrica y el Grupo Africano por proponer la candidatura de un colega con experiencia para proseguir la labor del CIG. Tal y como indicó anteriormente, los facilitadores se verán asistidos por el Sr. Goss, de Australia, en calidad de Amigo de la Presidencia. El Presidente abrió el debate para que se formulen comentarios de carácter general sobre el proyecto de artículos relativos a las ECT, y volvió a instar a las delegaciones y a los observadores a que indiquen el artículo concreto y los objetivos de política y principios clave a los que se refieran sus comentarios.

  4. La Delegación de Bélgica, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo B, señaló que el CIG ya ha realizado importantes progresos en el examen de las prácticas nacionales y el esclarecimiento de las posiciones divergentes. No obstante, está también convencida de que debe continuar la labor para subsanar las divergencias y, en algunos casos, los conflictos entre los objetivos de política y los principios rectores generales. Resaltó que además la labor del CIG debe seguir siendo incluyente, tener en cuenta los intereses de los miembros, y ser de naturaleza participativa. Dijo que el CIG debería seguir pensando en preservar la solidez, riqueza y accesibilidad del dominio público, así como las obligaciones y flexibilidades contempladas en los acuerdos internacionales relativos a la P.I. El Comité debería tratar de lograr un resultado equilibrado que ofrezca suficiente seguridad jurídica y flexibilidad en la esfera de las ECT. Añadió que en este contexto, el Grupo B está dispuesto a continuar la labor con miras a concluir el texto de uno o varios instrumentos internacionales, con independencia de la naturaleza que presenten. Hay que hallar una solución que en términos prácticos permita alcanzar de sustancialmente los objetivos, sin perjudicar con ello negativamente a la creatividad. En cuanto al examen y balance intersectorial de los asuntos contemplados en el marco del punto 7 del orden del día del CIG, la Delegación indicó que aunque es la Asamblea General la que tiene la prerrogativa de tomar una decisión final sobre el asunto, el Grupo B confía en que el CIG podrá formular una recomendación consensuada en la sesión en curso. Manifestó que sigue dispuesta a colaborar de manera constructiva a fin de alcanzar un resultado mutuamente aceptable.

  5. La Delegación de Polonia, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico, dijo que para el Grupo todos los asuntos del orden del día del CIG son importantes. Manifestó que confía en que se mantenga un debate constructivo sobre las cuestiones relativas a las ECT y agradeció al Presidente la elaboración de un documento oficioso de debate. Indicó que el Grupo está dispuesto a lograr una mayor convergencia en los debates sobre los artículos clave referentes a la materia protegida, los beneficiarios, el ámbito de protección, y las excepciones y limitaciones. Expresó que valora las presentaciones realizadas hasta el momento de las diversas experiencias nacionales, ya que han servido de ayuda para aclarar las respectivas posturas de las delegaciones. Dijo que, no obstante, en el texto persisten numerosas y apreciables divergencias que han de superarse. Recordó que el CIG tiene por delante la labor de adoptar importantes decisiones de política con el fin de alcanzar los objetivos de su mandato para el presente bienio. Recalcó que el resultado de las negociaciones en la presente sesión debe quedar orientado a las obligaciones y flexibilidades previstas en los tratados sobre P.I. vigentes. La Delegación se mostró dispuesta a continuar manteniendo negociaciones, siempre que éstas no repercutan negativamente en las normas internacionales de protección del derecho de autor concebidas para proteger las obras creativas. Asimismo, indicó que confía en participar en el proceso de revisión de los textos del instrumento o instrumentos jurídicos internacionales destinados a asegurar una protección eficaz de las ECT, los CC.TT. y los RR.GG., con el fin de presentar una recomendación a la Asamblea General en el marco del punto 7 del orden del día. Considera que para alcanzar un consenso sobre los tres instrumentos todavía es preciso mantener numerosos debates. La Delegación aseguró, en nombre del Grupo de Estados de Europa Central y el Báltico, que mantiene su compromiso de trabajar de la manera más constructiva posible y contribuir así al esperado resultado de los trabajos del Comité. Añadió que trata de hallar la manera de formular una recomendación a la Asamblea General que siente las bases para futuros instrumentos internacionales en materia de protección de las ECT, los CC.TT. y los RR.GG. Para concluir, indicó que confía en que todas las delegaciones que participen en el proceso de negociación exhiban un elevado nivel de compromiso, capacidad y habilidad para trabajar con espíritu de equipo de cara a la consecución de un compromiso satisfactorio.

  6. La Delegación de Trinidad y Tabago, haciendo uso de la palabra en nombre del Grupo de Países de América Latina y el Caribe (GRULAC), manifestó que está dispuesta a trabajar de manera constructiva con el fin de lograr resultados concretos antes de la celebración de la Asamblea General. Subrayó que las cuestiones abordadas en el CIG son de gran trascendencia para los países en desarrollo y, por extensión, para todos los países miembros del GRULAC. Indicó que se compromete a trabajar con otros grupos y Estados miembros en aras de ultimar, como mínimo, uno o varios instrumentos jurídicos internacionales para la protección de las ECT, los CC.TT. y los RR.GG. Para conseguir dicho objetivo, expresó su pleno apoyo a la aprobación en la próxima Asamblea General de la prórroga del mandato y el programa de trabajo del CIG. Ambos deberían incluir un plan factible en cuanto a la forma de avanzar. Reiteró su compromiso de trabajar de manera constructiva en el texto relativo a las ECT. Indicó que está convencida de que, una vez prorrogado el mandato del CIG, podrá convocarse una conferencia diplomática en el próximo bienio. Para lograr el objetivo de su convocación, todos los Estados miembros deberán regirse en la presente sesión de negociación por criterios de razonabilidad y flexibilidad. En cuanto al punto 7 del orden del día, el Grupo de Países de América Latina y el Caribe dijo que desea hacer balance de los tres textos en su redacción actual. Procediéndose así, debería poder ultimarse un marco para el mandato de la Asamblea General y un plan adecuado que desemboque en la convocación de una conferencia diplomática. Para finalizar, expresó sus deseos de éxito al Presidente en su continuada labor de dirección de las deliberaciones del Comité.

  7. El Representante de la CAPAJ dijo que el proyecto de artículos para la protección de las ECT debería ofrecer un marco legal que proteja el espíritu creativo de los pueblos indígenas y combata el pillaje y la piratería que han afectado a su patrimonio cultural. Añadió que dicho articulado debe basarse en la Declaración Universal. Indicó que, en aras de evitar listas ilustrativas o un texto demasiado extenso, el artículo 1 podría resumirse siempre que abarque los principales aspectos de la cultura, la mitología, la música, los rituales, los lugares sagrados y la arquitectura indígenas. En cuanto al artículo 2, manifestó que los beneficiarios de la protección deberían ser simplemente los pueblos indígenas, sin la imposición de ningún tipo de restricción en virtud de la legislación nacional, que limitaría su capacidad creativa y no les permitiría seguir generando cultura. Refiriéndose a la Opción 2 del artículo 3, el Representante señaló que la protección no debe ceñirse al patrimonio cultural, sino incluir la misma raíz del espíritu creativo de los pueblos indígenas, a fin de evitar su desintegración y distorsión. Sobre el artículo 4, la administración de los derechos no debería transferirse a terceros, por cuanto es esencial que exista un consentimiento libre, fundamentado y previo de los pueblos afectados. En lo que atañe a las excepciones y limitaciones, estas últimas deberían ser solamente aplicables a terceros, puesto que no deberían interrumpir ni perturbar el proceso creativo iniciado en el seno de los pueblos indígenas. Además, no debería existir límite alguno en cuanto a la duración de la protección. Por último, indicó que debería procederse a la supresión del artículo 11.

  8. El Representante de Tupaj Amaru instó al Comité a aplicar un método de trabajo transparente, estudiando los artículos uno a uno y mostrándolos en pantalla, de manera que los asistentes sepan de qué se habla en cada momento y cuáles son las modificaciones que se llevan a cabo. Señaló que la redacción del proyecto de artículos ha sido ampliamente modificada y que los cambios introducidos no siempre benefician a los pueblos indígenas. Recordó al CIG que él mismo presentó en su decimonovena sesión una propuesta de artículos redactada en español, y que en la vigésima primera sesión de este mismo Comité volvió a distribuir el texto, íntegramente modificado, en lengua inglesa. Manifestó su deseo de saber cómo ha abordado la Secretaría la versión más reciente de la propuesta de texto.

  9. La Delegación de El Salvador apoyó la declaración de la Delegación de Trinidad y Tabago en nombre del GRULAC. Subrayó su gran interés en la labor del CIG, y apoyó la convocación de una conferencia diplomática y la elaboración de un plan de trabajo que permita al Comité proceder a dicha convocación. En cuanto a los objetivos de política y, en concreto, el enunciado que indica que éstos “se examinarán en una etapa ulterior”, es necesario mantener un debate en profundidad, teniendo en consideración las políticas nacionales sobre cuestiones relacionadas con la protección de la cultura de los pueblos indígenas, que podría variar de un país a otro. En lo que atañe a la materia protegida, indicó que sería preferible redactar una definición sencilla y de amplio alcance con el fin de evitar una extensa lista ilustrativa que podría dejar fuera determinados elementos de particular relevancia para algunos miembros. Con respecto a los beneficiarios, la Delegación señaló que habida cuenta de la situación que atraviesa su país, debería quedar reflejada en el texto la cuestión de la diáspora o migración de las comunidades indígenas. Por último, acerca de las cuestiones del alcance de los derechos e intereses y su administración, y de las excepciones y limitaciones, dijo que se inclinaría por dejar que sea la legislación nacional la que las reglamente, aunque se mostró flexible a este respecto.

  10. La Delegación de la UE, haciendo uso de la palabra en nombre de la UE y de sus Estados miembros, señaló que el texto objeto de debate encierra una considerable complejidad, con numerosas opciones de política, alternativas y palabras entre corchetes. Manifestó que agradece el contar nuevamente con la asistencia de los facilitadores, quienes, según se espera, podrán ayudar a aclarar las distintas opciones de política y alternativas que figuran en el texto y contribuir así al avance de las deliberaciones y a unificar puntos de vista. Indicó que también confía en que las delegaciones sigan colaborando de manera fructífera y con espíritu de compromiso, y que en la sesión en curso se logren avances tangibles en un amplio elenco de cuestiones pendientes. Aún no se ha decidido la naturaleza del instrumento que ha de resultar de las deliberaciones de la vigésima quinta sesión del CIG y de otras sesiones del CIG. Teniendo esto presente, la Delegación dijo que considera que el mejor modo de impulsar el debate es que éste se centre principalmente en aclarar y delimitar los objetivos del texto y las opciones de política que en él se recogen. Reiteró la necesidad de que las disposiciones del documento relativo a las ECT sean equilibradas y equitativas. Reconoció el mandato emitido por la Asamblea General con respecto al programa de trabajo de la presente sesión del CIG, en la que se examinarán los cuatro artículos referidos a la materia protegida, los beneficiarios, el ámbito de la protección, y las excepciones y limitaciones. En particular, atribuyó gran importancia a la consecución de un acuerdo en torno a la definición de ECT recogida en el artículo 1, y de la de beneficiarios, en el artículo 2. Recalcó que a falta de un acuerdo previo en este sentido, resultará sumamente difícil concluir los demás artículos del proyecto. Hasta que no se alcance dicho acuerdo sería prematuro determinar la forma que adoptará el instrumento.

  11. El Representante de las Tribus Tulalip señaló que sus posesiones como tribus no constituyen derechos de P.I., sino patrimonio cultural inmaterial. Añadió que este patrimonio se corresponde en ciertos aspectos con el sistema de P.I., pero no conforma en esencia un sistema de P.I. Recordó al CIG que las Tribus Tulalip y otros pueblos indígenas llevan administrando y dirigiendo sus sistemas de conocimientos y han tenido en vigor normas legales y consuetudinarias al respecto desde mucho antes de que surgiera el sistema de P.I. Su patrimonio cultural inmaterial no está vinculado a la economía, sino que hunde sus raíces en un medio indígena con variadas connotaciones, como la espiritual, la histórica o la ancestral, todas ellas profunda e indisolublemente unidas. Los pueblos indígenas han tenido que reconocer, aceptar y abordar situaciones de profundos cambios. Por ejemplo, la población mundial entre el año 10000 a.C. y el año 2000 d.C., hace 10.000 años, era de 1 millón de habitantes. Cuando por entonces se intercambiaban conocimientos, se hacía entre poblaciones muy dispersas y muy distintas de las actuales. Actualmente, habitan el mundo 7.000 millones de personas. En 2016, se calcula que habrá en el planeta 2.000 millones de computadoras interconectadas y capaces de intercambiar información digital. Estas condiciones difieren considerablemente de aquellas en las que se empezaron a transmitir e intercambiar las ECT en el pasado. Al oír hablar de la importancia que tienen el dominio público y el equilibrio, así como las excepciones y limitaciones, y al mismo tiempo, al pensar en lo que ha sucedido con el patrimonio cultural de los pueblos indígenas, cabe preguntarse qué tipo de equilibrio habrá en el futuro. El Representante de las Tribus Tulalip manifestó su deseo de que el CIG sea cuidadoso y no establezca elementos de bloqueo o expulsión que, con el tiempo, despojen a los pueblos indígenas de su patrimonio cultural. Propuso que el CIG se guíe en su labor por dos tipos de principios: el principio de ausencia de maleficencia y el principio de no desposeimiento o no exclusión. Lo primero que implica el principio de no maleficencia es no causar daño. Dado que el CIG trata de resolver cuestiones en materia de P.I., debe asegurarse de que no se ocasionan verdaderos daños culturales a los pueblos que pretende proteger. En cuanto al principio de no desposeimiento o no exclusión, el Representante recordó que en 2007 fueron muchas las naciones que se adhirieron a la Declaración Universal. A pesar de que existían opiniones encontradas sobre la naturaleza de esta declaración, como mínimo, incluso entre aquellos entre los que era vista como una mera declaración de intenciones, sus países firmantes manifestaron estar dispuestos a aplicarla al menos en alguna de sus partes. No debe empezarse por quitar a los pueblos indígenas la posibilidad de ejercer el control sobre sus ECT o, en otro caso, la implementación de este régimen jurídico quedaría frustrada.

  12. La Delegación de Noruega señaló que es necesario llevar a cabo una labor que resulte más constructiva y encaminada a tender puentes entre las diferentes orientaciones de política de las partes interesadas. Para ello, todos los participantes deben exhibir una mayor flexibilidad. La Delegación reiteró su defensa de un dominio público sólido y robusto, capaz de impulsar la diversidad cultural, inspirar la creatividad y desarrollar nuevas expresiones culturales sobre la base del patrimonio cultural. Indicó que podría apoyar un enfoque de protección basado en los derechos, siempre que la limitación relativa al dominio público sea clara, precisa y proporcione seguridad jurídica a los usuarios. En el caso del enfoque basado en los derechos, hay que encontrar un equilibrio que garantice un dominio público rico y pujante. Indicó que también es importante que se tengan en consideración las obligaciones y flexibilidades previstas en otros tratados relativos a la P.I. En referencia al artículo 1, dijo que considera que los criterios de admisibilidad deben ser acumulativos. En cuanto al artículo 2, opina que los beneficiarios han de ser los pueblos indígenas o comunidades locales. Acerca del artículo 3 señaló que podría apoyar un enfoque basado en los derechos, siempre que se defina claramente la protección brindada y se recojan suficientes excepciones y limitaciones. Puso el acento en que para promover las expresiones culturales tradicionales y la creatividad es necesario salvaguardar la solidez del dominio público. En lo que respecta al artículo 4, la Delegación dijo que estaría dispuesta a apoyar el enfoque más breve y sencillo de la Opción 2. En el artículo 5, se decanta por la inclusión de una amplia lista de excepciones y limitaciones, incluida la utilización de las ECT en archivos, bibliotecas y museos con fines educativos y de investigación. Añadió que cualquier uso de las ECT basado en las excepciones y limitaciones debe respetar los derechos morales de los beneficiarios. En lo que atañe a la duración de la protección prevista en el artículo 6, la Delegación opina que la misma debe extenderse durante el tiempo en que las ECT continúen cumpliendo los criterios de protección. Dijo que cabe esperar que el balance que se va a llevar a cabo permitirá al CIG formular unas recomendaciones claras a la Asamblea General y que todas las delegaciones seguirán firmemente dispuestas a encontrar una solución equilibrada.

  13. La Delegación de Sudáfrica agradeció al Presidente su labor de dirección y su implicación personal, que lo han llevado a diferentes lugares del mundo, como Delhi, Pretoria y Bangkok, en pos de un consenso en el seno del CIG. Dio las gracias al Sr. Thani Thongphakdi de Tailandia por su informe sobre el Encuentro del CIG en Bangkok, y manifestó que suscribe plenamente su contenido. La Delegación apoyó la propuesta metodológica presentada por el Presidente. A su juicio, el CIG debe poner el acento en aquellas cuestiones susceptibles de ofrecer soluciones. El CIG debería ser capaz de reducir al mínimo los problemas técnicos, de manera que en futuras reuniones puedan identificarse más fácilmente los puntos de convergencia y de divergencia entre los participantes en el CIG. Todos los asistentes tienen el deber de alcanzar las metas fijadas. Instó a las delegaciones a proceder con diligencia conforme a un enfoque que guarde el equilibrio. Señaló que se tiende a mezclar cuestiones de política con mecanismos o medidas. Dijo que cree firmemente que poniendo el acento en primer lugar en las cuestiones de política, con mayor facilidad podrán abordarse los segundos. El CIG debería tratar de forjar un consenso sobre las cuestiones en las que los participantes coinciden, y no centrarse en aquellas que los dividen. En cuanto a las divergencias entre los participantes en el Comité, la Delegación instó a los presentes a mantener debates transparentes que permitan comprender las inquietudes de unos y otros. Recalcó que el CIG no tiene por objetivo sustituir los acuerdos internacionales vigentes ni modificar el sistema de patentes, sino tratar de hacer frente a los daños identificados y convenidos que ocasiona la apropiación indebida de ECT. Señaló que, en un momento dado, el texto relativo a las ECT parecía estar muy avanzado. No obstante, un año después este texto parece estar menos desarrollado que los correspondientes a los CC.TT. y RR.GG. Por consiguiente, invitó a las delegaciones a examinar el texto relativo a los CC.TT., comprobar los progresos realizados en éste y transponerlos al texto relativo a las ECT. La Delegación se mostró flexible en cuanto a la definición de ECT, especialmente en lo que atañe a los ejemplos presentados entre corchetes. Indicó que, en lo que respecta a los beneficiarios, se han hecho grandes progresos en el texto relativo a los CC.TT. Por tanto, señaló que dicho texto podría extrapolarse y utilizarse en el texto relativo a las ECT. La Delegación indicó que confía en que se alcance un consenso en cuanto al ámbito de la protección o que, al menos, puedan formularse dos enfoques claramente articulados, uno basado en las medidas y otro en los derechos. Recalcó que el CIG debe orientar su labor hacia la conclusión del proceso. En este sentido, considera que el punto 7 del orden del día, relativo a la labor futura, será trascendental para la decisión que se tome sobre la fecha de la conferencia diplomática. Coincide con el Representante de las Tribus Tulalip y defiende, al igual que éste, que las ECT y los CC.TT. representan para las comunidades locales un modo de vida y una fuente de sustento y que, por tanto, no deben reducirse a meros aspectos del sistema de P.I.

  14. El Representante del MEDPI recordó que el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas creó el MEDPI como órgano subsidiario que asiste al Consejo transmitiéndole, previa petición de éste, conocimientos especializados en determinadas materias atinentes a los derechos de los pueblos indígenas. Subrayó, con respecto a los artículos 1 y 2, que es necesario determinar con claridad cuál será la materia protegida y quiénes serán los beneficiarios. Deben establecerse una definición clara y adecuada, así como unos criterios de admisibilidad apropiados para las cuestiones objeto de debate en la presente sesión. Dijo que el MEDPI ha recibido recomendaciones de representantes indígenas acerca de la utilización de mayúsculas iniciales en el término “Pueblos Indígenas”, posteriormente remitidas al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Asimismo, señaló que en el artículo 2, la palabra “pueblos” sigue apareciendo entre corchetes. Recordó que el MEDPI basa su enfoque en el de la Declaración Universal. En este sentido, invitó al CIG a admitir que, con arreglo a la definición de la Declaración Universal, la materia protegida en este ámbito es mucho más amplia y está más exhaustivamente definida que en la definición propuesta en el Anexo del documento WIPO/GRTKF/IC/25/4.

  15. La Delegación de los Estados Unidos de América dijo que espera poder proseguir las negociaciones con otros Estados miembros con miras a elaborar uno o varios instrumentos jurídicos internacionales que aseguren la protección eficaz de los CC.TT., los RR.GG. y las ECT. Confía que en ese proceso puedan superarse las numerosas divergencias que aún persisten. Expresó su apoyo a la prórroga del mandato actual del CIG, con independencia de la naturaleza que revista el instrumento o instrumentos que resulten de tales negociaciones. Asimismo, mostró su interés por mantener un debate fructífero sobre los objetivos de política y los principios rectores generales. Si se logra unificar posturas sobre los objetivos y los principios, el Comité podrá establecer la naturaleza del instrumento o instrumentos jurídicos internacionales y lograr mayores progresos en la redacción de los artículos debatidos. Indicó que es consciente de que el enunciado “artística y literaria” recogido en el artículo 1 emana del Convenio de Berna para la Protección de las Obras Literarias y Artísticas (Convenio de Berna). También es plenamente consciente de que las cuestiones relativas al derecho de autor y otras materias que van a figurar en el instrumento no son, por diferentes motivos, las más adecuadas ni para los fines de dicho instrumento ni para los intereses de los pueblos indígenas. La cuestión de definir con precisión el ámbito de las expresiones que serán materia protegida constituye, sin duda, un claro exponente de lo anterior. La Delegación manifestó que, por el momento, preferiría mantener en el texto el enunciado “artística y literaria”. En la alternativa 2 del artículo 1.1, la expresión “exponente[s]” constituye la tentativa más reciente de definir el nexo vital entre los elementos expresivos de las ECT que podrían ser materia protegida y la cultura originaria o sustentadora asociada a la expresión en cuestión. Con la voluntad de definir este importante pero esquivo concepto, en el pasado se utilizaron términos como “característico” y “distintivo”. Señaló que la mayoría de las delegaciones parecen coincidir en que ha de establecerse algún tipo de vínculo con la cultura tradicional y que muchas de ellas parecen convenir en que las expresiones que no están o han dejado de estar ligadas a una cultura tradicional no deberían y no deben ser materia protegida. Resaltó que aunque quizá la palabra “exponente[s]” sea preferible a algunos de los términos empleados en el pasado, son aún varias las cuestiones importantes que quedan por dilucidar. Por ejemplo, los elementos expresivos de las culturas tradicionales, al igual que las propias culturas, no son estáticos, sino vivos y dinámicos. Habida cuenta de ello, la Delegación se preguntó qué significa que una expresión cultural sea exponente de una cultura tradicional del pasado, del presente o incluso del futuro. Con respecto al término “conocimientos tradicionales” que aparece en el mismo artículo, la Delegación, al igual que otras muchas más, respalda plenamente la postura de los pueblos indígenas según la cual en muchos sistemas de CC.TT., los CC.TT. y las ECT se encuentran íntimamente relacionados. Respeta este punto de vista. No obstante, en el marco de las deliberaciones del CIG, los debates sobre los CC.TT. y las ECT han seguido caminos separados, aunque paralelos. Dijo que mientras que los textos no hayan madurado más, preferiría mantener el término “conocimientos tradicionales” para no romper con la tradición de los debates del CIG.

  16. La Delegación del Japón dio su apoyo a los comentarios formulados, respectivamente, por la Delegación de Bélgica en nombre del Grupo B, la Delegación de la UE en nombre de la UE y de sus Estados miembros, y la Delegación de los Estados Unidos de América. Dijo que es vital alcanzar un entendimiento mutuo con sobre las cuestiones fundamentales, tales como la materia protegida de las ECT, los beneficiarios de la protección, y el futuro rumbo que adoptarán los debates del CIG. Señaló que es necesario mantener intensos debates sobre estas cuestiones, por cuanto el logro de dicho entendimiento mutuo servirá de base para la consecución de un resultado fructífero por parte del CIG. En relación con la naturaleza del instrumento, indicó que es prematuro decidir ahora, tanto el tipo de instrumento jurídico internacional por el que se debería decantar el CIG como si debería ser vinculante. En este sentido, la Delegación declaró que por el momento no puede señalar ninguna fecha concreta para la celebración de una conferencia diplomática. Comentó que está dispuesta a colaborar de manera constructiva en la vigésima quinta sesión del CIG con el fin de alcanzar un entendimiento mutuo sobre las cuestiones fundamentales. A su juicio, esto es esencial y constituye una vía adecuada para lograr un resultado concreto.

  17. La Delegación de Australia destacó que desde su redacción original en el proyecto de artículos, los objetivos de política y los principios no han sido nunca objeto de debate. Señaló que es importante revisarlos, apuntando que en el tiempo transcurrido desde entonces el texto se ha depurado considerablemente. La Delegación indicó que el texto recoge muchas declaraciones generales de principios y propuso que el grupo de expertos analice si quizá sería más adecuado recoger los objetivos y los principios en un preámbulo, o incluso determinar si son pertinentes, habida cuenta de la necesidad de mantener la conexión entre el proyecto de artículos y otros instrumentos internacionales pertinentes, como la Declaración Universal. No obstante, la Delegación indicó los objetivos que considera importantes: impedir la apropiación y uso indebidos de las expresiones culturales tradicionales; promover la innovación y la creatividad en las comunidades; promover el desarrollo de los pueblos y las comunidades indígenas, las comunidades tradicionales y demás comunidades culturales, así como las actividades comerciales legítimas, e impedir la concesión de derechos de propiedad intelectual no autorizados. A su juicio, tiene sentido tratar de establecer un único conjunto de principios y objetivos referidos tanto a los CC.TT., como a las ECT.

  18. La Delegación de Omán dio las gracias a la Secretaría por el esfuerzo dedicado a preparar los documentos para la reunión. Dio respaldo al enfoque del Presidente y dijo que considera que el CIG progresa en la dirección correcta. Indicó que los comentarios de carácter técnico formulados con respecto a diversos artículos resultarán útiles al grupo de expertos y facilitarán su trabajo.

  19. La Delegación de Egipto señaló que en todas las sesiones ha esperado con interés que el CIG establezca una base jurídica sólida sobre la que asentar una estructura normativa que permita a los Estados miembros brindar protección a las ECT. Sin embargo, parece que los participantes en el CIG no han hecho sino repetirse una y otra vez desde la primera sesión. Es necesario abreviar en las declaraciones generales y centrarse en debatir puntos específicos. Manifestó su firme esperanza de que la sesión en curso dé lugar a la redacción de artículos claros e inequívocos. Una de las principales dificultades reside en definir los diversos términos. La Delegación recordó al Comité que la cultura tiene una terminología y una semántica propias. En este sentido, quizá no sea posible alcanzar un acuerdo sobre todos los términos utilizados. Es necesario lograr un acuerdo en torno a los principios generales y dejar los detalles para las notas al pie o para que los resuelvan otros. Dada la cantidad de tiempo y esfuerzo dedicados al proceso de negociación del CIG, ya es hora de determinar cuáles son los principios aceptados por todos. De lo contrario, el CIG no va a hacer más que dar vueltas sobre lo mismo durante otros trece años.

  20. El Presidente declaró que le ha sorprendido el intento por parte de las delegaciones de reproducir en el instrumento elementos específicos de un país, un pueblo o una comunidad. Es necesario hallar puntos de convergencia, lo que significa que el texto definitivo estará relacionado con el propuesto, pero no será totalmente idéntico. Añadió que hay algunas cuestiones que, aunque ya deberían haberse solucionado, siguen pendientes. Instó al Comité a plantearse si este es el modo correcto de proceder y si es necesario que todas las delegaciones se cuestionen sus propias posturas y las de las demás.

  21. La Delegación de la India recordó al CIG que no debe apartarse de su principal objetivo, que es impedir la apropiación indebida. A este respecto, debería ser admitido por todos que los modernos sistemas de P.I. contribuyen sustancialmente a la apropiación indebida de ECT y de CC.TT. Al mismo tiempo, la Delegación indicó que considera importante reconocer el valor de las aportaciones realizadas por generaciones de comunidades para conservar el valor y la utilidad de los conocimientos. Subrayó que el aspecto que habría que tener más presente a la hora de elaborar el instrumento debería ser la forma de vida de dichas comunidades. En este contexto, indicó que le preocupa el uso de normas modernas de P.I. y, en particular, el uso del término “dominio público”. Si dicha expresión se utiliza en el sentido en que se emplea en el sistema actual de P.I., ello indudablemente irá en detrimento de los intereses de los titulares de CC.TT. En tal caso, el instrumento no cumplirá el propósito para el que se reunió al Comité. La Delegación manifestó que es consciente de que aunque tiene interés en proteger los CC.TT. y en crear un instrumento, es necesario hallar soluciones que permitan respetar las normas existentes sin menoscabar gravemente el objetivo para el que se elaborará el instrumento. Recalcó que se ha avanzado mucho en el documento relativo a los CC.TT. Destacó los grandes progresos realizados en los artículos 1 y 2 de dicho texto. Los elementos de P.I. introducidos en la definición de la materia protegida de las ECT siguen constituyendo los principales obstáculos para encontrar una definición viable de CC.TT. La introducción de la expresión “artística y literaria”, que procede del Convenio de Berna, suscita inquietud y por eso se mantiene entre corchetes. La Delegación se preguntó si debe o no mantenerse dicha expresión. En cuanto a la cuestión de la interrelación entre los CC.TT. y las ECT, resaltó que el proceso del CIG distingue artificialmente entre CC.TT. en un conjunto de normas y ECT en otro. Sin embargo, señaló que el contenido relativo a los conocimientos en el contexto de las ECT provoca un importante solapamiento entre las ECT y los CC.TT. en las respectivas definiciones. Tal vez se pueda hallar una solución adecuada cuando se unan los textos sobre ambas materias. No obstante, por el momento es necesario conocer y admitir la relevancia de dicho solapamiento. La Delegación se mostró flexible con respecto a la lista ilustrativa recogida en el artículo 1. En cuanto a los criterios de admisibilidad, resaltó que las normas formuladas se asemejan a las de la P.I. Los términos “singular” y “distintivo” se han tomado prestados de la terminología aplicada a los sistemas oficiales de P.I. Indicó que hay que volver a examinar este enfoque. Además, solicitó que los criterios sean independientes y no acumulativos. Recordó que la palabra “poseídas” fue introducida en la vigésima segunda sesión del CIG y que había presentado sus reservas al respecto, ya que entraña el concepto de custodia, que no siempre se ajusta a todas las formas de ECT. La Delegación dijo que sigue mostrándose flexible con respecto al artículo 2 hasta que se alcance una solución, la cual podría quizá dar cabida a la palabra “poseídas”. En referencia de nuevo al artículo 2, observó que aprecia mucha solidez en los trabajos realizados sobre el documento relativo a los CC.TT., especialmente en el artículo 2.1. Señaló que el Encuentro del CIG en Bangkok se atuvo a ese planteamiento. Afirmó que comparte el parecer de la Delegación de Sudáfrica de que hay que tomar el texto de CC.TT. sobre los beneficiarios y a continuación articular una solución sencilla en el texto relativo a las ECT, dado que los beneficiarios serán los mismos en ambos textos. En cuanto al artículo 3, reiteró su posición de que respalda un enfoque basado en los derechos. Añadió que las medidas de apoyo a dichos derechos se podrían incorporar con posterioridad. Señaló que el CIG debe examinar las distintas opciones del artículo 3 y hallar una solución adecuada. Por último, indicó que está dispuesta a escuchar sugerencias sobre la cuestión de las excepciones y limitaciones.

  22. La Delegación de Nigeria manifestó que se siente desolada por la extensión y complejidad del proyecto de artículos. Dijo que considera que no es normal, porque tanto en los antecedentes del sistema de P.I., como de los tratados internacionales, deberían hallarse directrices acerca de un modo de proceder satisfactorio. Tal y como está, es muy improbable que el proyecto de artículos produzca resultados fructíferos. Indicó que espera que durante la sesión en curso el debate se ciña a los principios y obligaciones fundamentales. Recordó a los presentes que el CIG no va a hacer todo lo que todos desean en una única reunión, y que el instrumento o los instrumentos deben ofrecer una base sólida sobre la que asentar la labor permanente de la OMPI en relación con estas materias, teniendo presente la posibilidad de aprovechar los logros conseguidos en trece años de andadura. La Delegación recordó que no ha habido ni un solo tratado que haya sido perfecto desde el principio. Recalcó que no se ha debatido suficientemente la distinción entre los objetivos del tratado y los objetivos relativos a la protección de las ECT. En el texto hay una mezcolanza de ambos. Dijo que es necesario determinar los principales aspectos presentes en la protección de las ECT, a saber: el objetivo iv (“Impedir la apropiación indebida y el uso indebido de las expresiones culturales tradicionales”), el objetivo viii (“Promover la innovación y la creatividad de las comunidades”), y el objetivo xiii (“Impedir la concesión de derechos de propiedad intelectual no autorizados”). En su opinión, éstos son los principales puntos básicos de la protección de las ECT. Los objetivos i (“Reconocer el valor”) y ii (“Promover el respeto”) constituyen más bien los efectos derivados de un tratado efectivo. Destacó que es importante centrarse en lo que se quiere conseguir con la protección de las ECT, en lugar de en lo que es posible que se logre a través de la aplicación del tratado en el ámbito internacional. El primer caso se centra en la labor del Comité, y el segundo dependerá de la manera en que se incorpore dicho tratado a las distintas legislaciones nacionales. Con respecto al artículo 1, la Delegación comentó que exige desplegar una cierta creatividad. Recalcó que las diferencias no van a resolverse de manera plenamente satisfactoria, pero que quizá aún sea posible plantear la posibilidad de sustituir “La protección se aplica a las expresiones culturales tradicionales” por “La protección se aplica, entre otras, a las expresiones culturales tradicionales”. Esta última redacción ofrecería flexibilidad a los Estados miembros en el plano nacional a la hora de delimitar la materia protegida en sus propios Derechos nacionales y, al mismo tiempo, tal vez proporcionaría también algo de tranquilidad a las delegaciones que deseen una definición más específica. Añadió que, de la misma manera, en la alternativa 2, la expresión “son exponente[s] de” podría ser sustituida por “representan” o “son reflejo de”, mitigando así las diferencias, de forma que en el ámbito nacional quede margen para adoptar las normas internacionales de forma coherente con su legislación nacional o su contexto nacional. En cuanto a los beneficiarios, señaló que el propio término “beneficiarios” resulta problemático y poco concluyente. “Beneficiarios” puede hacer referencia tanto a los titulares de los derechos, como a aquellos que resultan beneficiados por la protección de las ECT, como la comunidad y el público. Es necesario analizar esta distinción y optar entre la redacción de una alternativa o la utilización de un lenguaje inclusivo que quizá guarde mayor coherencia con el objetivo que se pretende lograr. En cuanto al artículo 3, la Delegación recordó que es partidaria del enfoque basado en los derechos, pero recalcó, al igual que lo hicieron antes otras delegaciones, que se necesitan tanto derechos como medidas. Este principio está en consonancia con los planteamientos de otros instrumentos internacionales, tanto de la OMPI como de otros organismos internacionales, en los que se recoge una combinación de ambos elementos. Dijo que no conoce ningún tratado en el mundo en el que se prevean derechos y no medidas, o viceversa. Se reservó el derecho a volver sobre otros artículos en caso necesario.

  23. El Representante de Tupaj Amaru formuló comentarios sobre el artículo 1, indicando que a lo largo de los años se han suprimido elementos esenciales del mismo: mientras que el texto anterior hacía referencia a un instrumento jurídico internacional vinculante, el texto actual del proyecto de artículos no incluye ninguna disposición a estos efectos. El Representante insistió en que un instrumento jurídico internacional debe proteger las ECT y el folclore en todas sus formas materiales e inmateriales como una manifestación del patrimonio cultural colectivo transmitido de generación en generación. En su opinión, esto se atendría al texto relativo a los CC.TT. A continuación, el Representante habló de los criterios de admisibilidad. Indicó su deseo de sustituir los criterios de admisibilidad recogidos en el artículo 1.2 por los siguientes: “La protección se aplicará a las expresiones culturales tradicionales que son actividades colectivas y constituyen la memoria viva de los pueblos indígenas y comunidades locales, y que pertenecen a estos pueblos y comunidades locales como parte intrínseca de su cultura y su memoria e identidad histórica y social. Se transmiten de generación en generación”. En lo que respecta al artículo 1.3, el Representante indicó que opina que dado el carácter internacional del documento, debería excluir las referencias a la legislación nacional, ya que ésta debe armonizarse con el Derecho internacional.

  24. El Presidente preguntó si alguna de las delegaciones apoya la propuesta formulada por el Representante de Tupaj Amaru. Constató que ninguna lo respalda.

  25. La Delegación de Trinidad y Tabago, haciendo uso de la palabra en nombre propio, reiteró su plena disposición a colaborar con los Estados miembros en la presente sesión en curso con el fin de salvar cualesquiera distancias que se produzcan durante las negociaciones en curso. Declaró que la elaboración de un instrumento jurídico internacional vinculante para la protección de las ECT, los CC.TT. y los RR.GG. tiene especial trascendencia para los países en desarrollo, dado que allí habitan muchos de los pueblos tradicionales del mundo. En cuanto al proyecto de artículos, defendió que en la alternativa 2 del artículo 1 deberían incluirse las creaciones de carnaval en lo tocante a la materia protegida. La Delegación manifestó que, en su opinión, las creaciones de carnaval no encajan en el sistema de derecho de autor y deberían ser considerados como ECT. Dijo que considera que el concepto de creaciones de carnaval es relativamente nuevo y está adquiriendo cada vez mayor peso, tanto en los países desarrollados como en desarrollo, estando ya presente en eventos de todo el mundo: el carnaval de Río de Janeiro, el carnaval de Notting Hill de Londres, el carnaval de Phuket en Tailandia, y el “Mardi Gras” de Nueva Orleans. La Delegación indicó su deseo de apoyar la recomendación presentada a la Asamblea General de la OMPI con miras a que se prorrogue el mandato del CIG y se convoque una conferencia diplomática para 2015.

  26. La Delegación del Brasil destacó que la labor realizada por el CIG reviste una especial trascendencia para los países en desarrollo y manifestó que confía en que bajo la dirección del Presidente se cosecharán resultados positivos. Se mostró plenamente dispuesta a concluir un instrumento internacional jurídicamente vinculante en relación con las tres materias objeto de debate en el CIG. Recalcó que la labor de elaborar un instrumento jurídico internacional para la protección de los RR.GG., los CC.TT. y las ECT exige grandes esfuerzos por parte de los Estados miembros. En el caso concreto de las ECT, las delegaciones deberían centrarse en el objetivo principal de alcanzar un acuerdo por el que se impida la apropiación indebida de ECT, en beneficio directo y efectivo de los pueblos indígenas y comunidades locales. A su juicio, el presente debate ha de centrarse en la esencia del acuerdo, esto es, los artículos 1, 2 y 3. Con respecto al artículo 1, la Delegación manifestó que, comparando las ECT con otras formas de expresiones culturales, considera que el principal elemento distintivo de las primeras es su naturaleza intergeneracional. Asimismo, observó que, en aras de la claridad y la certeza, es crucial incluir una lista no exhaustiva de ECT que pueden ser objeto de protección. Reiteró su predisposición y flexibilidad para plantearse otras alternativas a la inclusión de dicha lista de ECT. Para finalizar, dijo que los Estados miembros deben siempre tener en consideración los intereses y expectativas de los titulares de las ECT.

  27. La Delegación del Canadá se adhirió a la declaración formulada por la Delegación de Bélgica en nombre del Grupo B, y expresó su deseo de formular comentarios sobre los objetivos y los principios. Dio las gracias y felicitó al Sr. Kebbell y a la Sra. Suchanandan por su asistencia en calidad de facilitadores. Manifestó que está dispuesta a colaborar de forma constructiva con los demás Estados miembros en la presente sesión. Afirmó que coincide con la Delegación de Australia en que quizá sería más conveniente situar determinados conceptos en el preámbulo, y apoyó a la Delegación de los Estados Unidos de América sobre la idoneidad de la expresión “artística o literaria” en la definición. En cuanto a la definición, la Delegación, al igual que anteriormente la Delegación de Sudáfrica, se mostró flexible sobre la cuestión de la lista ilustrativa e indicó que confía en que con ello animará a los Estados miembros a retomar este extremo más adelante en la sesión en curso. Indicó que, al igual que en la sesión anterior, su país acogería con satisfacción un enfoque renovado y un debate sobre los objetivos y los principios. Añadió que los objetivos y los principios deben guardar coherencia con las disposiciones operativas. Considera que el hecho de dar respuesta, por una parte, a la pregunta de cuál es el daño que tratará de afrontar el instrumento relativo a la protección de las ECT y, por otra, a otras cuestiones planteadas en el documento informal preparado por el Presidente, resultaría constructivo y útil. Recalcó que en el apartado de los objetivos hay diversos párrafos que recogen múltiples ideas. Propuso que cada uno de los párrafos se centre en un objetivo único y concreto, y que no se repitan los objetivos. Señaló que varios objetivos y principios recogen un texto operativo y sustantivo que va más allá del marco de dichos objetivos y principios. La Delegación indicó que prefiere esto, si bien ese texto podría tener cabida en la parte dispositiva. Asimismo, resaltó que se requiere un trabajo importante en la redacción de los principios, ya que actualmente en esa sección hay diversos párrafos de una sola palabra que deben ampliarse o reformularse, reestructurarse o examinarse de nuevo. En lo que respecta al artículo 1, destacó que para completar la definición de ECT, los Estados miembros deben lograr un acuerdo mutuo para definir qué se entiende por “expresiones culturales tradicionales” y determinar a qué hace referencia esta expresión. Solicitó que se celebre un debate informado sobre el significado del término “expresiones culturales tradicionales”. Además, la Delegación declaró que los ECT requieren criterios de admisibilidad que puedan medirse objetivamente con el fin de reducir la inseguridad jurídica. En cuanto al artículo 2, dijo que cree que los beneficiarios deben definirse con precisión, de modo que el instrumento que se adopte pueda identificar y abordar con eficacia este extremo. Sobre el artículo 3 que, en su opinión, podría decirse que es el núcleo del documento en relación con los artículos 1 y 2, declaró que el ámbito de protección y las medidas para aplicar dicha protección deben abordarse de forma que den cabida, de forma equilibrada, a la flexibilidad nacional, preserven el dominio público y sean compatibles con el marco existente en materia de P.I., incluido el sistema de derecho de autor. Observó que estos objetivos no son contradictorios ni tienen por qué serlo. Resaltó que los Estados miembros deben poner empeño en hallar una complementariedad entre ellos con el fin de alcanzar de mutuo acuerdo una solución ventajosa para todos. Por otro lado, tomó nota del informe presentado por el Taller de expertos de las comunidades indígenas y locales sobre propiedad intelectual y recursos genéticos, conocimientos tradicionales y expresiones culturales tradicionales (documento WIPO/GRTKF/IC/25/INF/9). La Delegación se plantea en qué forma dicho informe puede contribuir a la labor del CIG y confía en debatir estas cuestiones en las reuniones del grupo de expertos. Recalcó que propondrá una redacción alternativa con el fin de abordar de manera constructiva algunas de estas cuestiones.

  28. El Representante de ADJMOR dijo que, a la hora de elaborar el texto objeto de negociación, es preciso tener en cuenta todos los instrumentos internacionales pertinentes, incluida la Declaración Universal. Dijo que considera que el instrumento en proceso de elaboración debería ser jurídicamente vinculante. Manifestó su deseo de formular comentarios sobre los artículos 2 y 3. Con respecto al artículo 2, propuso que los beneficiarios sean tanto los pueblos indígenas como las comunidades locales. Indicó que preferiría que se eliminen los corchetes que en el artículo 2 encierran a la palabra “pueblos”, puesto que la Declaración Universal hace referencia a los “pueblos indígenas”. Afirmó que le inquieta la frase “o según lo determine la legislación nacional o por tratado” recogida en el artículo 2 le inquieta. Explicó que la conjunción “o” entraña un carácter opcional y puede ser perjudicial para los pueblos indígenas en caso de que sus legislaciones nacionales no reconozcan sus ECT y sus CC.TT. En cuanto al artículo 3, el Representante propuso que se unan las opciones 1 y 2, dado que la opción 2 es complementaria de la opción 1 y la reforzará.

  29. La Representante del
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

similar:

De octubre de iconMinas, 22 de octubre de 2015

De octubre de iconMéxico, D. F., 17 de octubre de 2013

De octubre de iconBogotá D. C., jueves 4 de octubre de 2007

De octubre de iconDe un humilde jodedor1 (octubre 2009)

De octubre de iconAnuario liga buelna octubre

De octubre de iconLunes, 6 de octubre de 2014 indice

De octubre de iconSantiago de cali, 27 octubre 2013

De octubre de iconResolución No 12426 de 28 de Octubre 2002

De octubre de iconResolución No 12426 de 28 de Octubre 2002

De octubre de iconResolucióN 1799 de 31 de octubre de 2014




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com