Ian gough. "Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?"




descargar 24.86 Kb.
títuloIan gough. "Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?"
fecha de publicación26.10.2016
tamaño24.86 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
IAN GOUGH. "Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?".

En este texto el autor plantea un análisis a partir de la definición de las necesidades de las personas y las necesidades del sistema capitalista y la posición que asume el estado de bienestar para satisfacerla. Gough se propone en su obra tomar una posición más matizada y esperanza respecto a la posición de autores como Gray, quien considera que las necesidades de las personas y el capital están irreconciliablemente opuestas, y que es poco o nada lo que estado de bienestar puedes hacer al respecto. Para esto se formula las siguientes tres interrogantes:


  1. ¿Que son las necesidades de las personas?

  2. ¿Que son las necesidades del capital?

  3. ¿Puede el estado de bienestar reconciliarlas?



1.- ¿Que son las necesidades de las personas?
Para dar respuesta a esta pregunta es importante aclarar la diferencia que existe entre deseo y necesidad, el primero se relaciona con objetivos que derivan de las preferencias particulares y el entorno cultural de un individuo, mientras que la segunda se refiere implícita o explícitamente a una categoría particular de objetivos que se consideran universables, es decir, que si no se satisface puede producir un daño serio, entendiendo “daño serio” como el impedimento para una participación social exitosa.
A partir de los planteamientos de Doyal y Harris, quienes afirman que la vida social es una característica esencial de los seres humanos, Gough deduce que la “participación” es el objetivo fundamental de toda persona, y a partir de allí define lo que serian las necesidades humanas, haciendo una diferenciación entre necesidades básicas y necesidades intermedias. Las necesidades básicas consisten en esa precondiciones universales que permiten tal participación en la propia forma de vida, estas son la salud física y la autonomía. Estas necesidades pueden satisfacerse a través con una variedad de satisfactores específicos (bienes, servicios, actividades y relaciones que satisfacen necesidades en contextos particulares) y es por ello que define una serie necesidades intermedias que no son más que las características universales de los satisfactores; dichas características son esenciales para proteger la salud y la autonomía de las personas, y se agrupan en once categorías:


  • Alimentación nutritiva y agua adecuadas

  • Vivienda adecuada

  • Trabajo seguro

  • Lugar físico no peligroso

  • Cuidados de salud adecuados

  • Seguridad en la infancia

  • Relaciones primarias significativas

  • Seguridad física

  • Seguridad Económica

  • Control seguro de la natalidad y crianza de niños

  • Educación básica


Gough plantea en definitiva que las necesidades universales y objetivas existen, que todas las sociedades comprenden, por definición, instituciones dirigidas a la producción, reproducción, transmisión cultural y autoridad política; y que si bien hay algunos métodos mejores que otros para mejorar las formas en que se satisfacen las necesidades, el proceso de identificación de políticas sociales apropiadas debería combinar dos aproximaciones:



  • delinear de lo general a lo particular el conocimiento codificado de expertos y profesionales

  • delinear de lo particular a lo general el conocimiento empírico de personas comunes en su vida cotidiana.


Considerando que la pertenencia a cualquier grupo social implica obligaciones o deberes, y que se presupone que alguien es capaz de cumplir dichos deberes; la asignación de un deber implica que la persona esta capacitada y acreditada para la satisfacción de las necesidades requeridas para asumir ese deber. Pero si el grupo social es grande y no hay nada que podamos hacer individualmente para satisfacerlas se requerirá el apoyo de instituciones que garanticen la satisfacción de las necesidades de los extraños; y esta es, a grandes rasgos, su definición de estado de Bienestar: “derechos públicos o títulos de derechos para el bienestar humano en general y para un nivel mínimo de bienestar en particular, independiente de los derechos basados en la propiedad o el ingreso. De esta manera fundamenta que la existencia del Estado de Bienestar es moral.
Diversos autores han realizado criticasa esta posición de Gough (pag 28) por considerar que desarrolla una teoría muy estrecha de la necesidad, y que es incoherente cuando trata de identificar los estándares de satisfacción de necesidades básicas. Sin embargo las refutaciones sostienen que una concepción del estado de bienestar fuerte, amplia y basada en el derecho todavía esta vigente.

2.- ¿Que son las necesidades del capital?
Gough se apoya en el modelo planteado por Wetherly que parte del hecho de que la principal necesidad del capital (según Marx) es la búsqueda del beneficio, es decir, la necesidad básica seria la ganancia, condición universal y necesaria para completar la supervivencia del sistema capitalista. Para producir ganancias, deben satisfacerse ciertas necesidades intermedias: un sistema legal, monetario, infraestructuras colectivas como el transporte y cierto nivel de sumisión de la población en general y de la población trabajadora en particular. Dichas necesidades intermedias requieren de satisfactores específicos que requiere un Estado respaldado por poderes coercitivos y con legitimidad territorial. El estado será presionado para buscar políticas funcionales para la satisfacción de estas necesidades.
El desarrollo capitalista empuja el estado a buscar políticas que permitan continuar la producción de la ganancia; la emergencia de un proletariado no propietario alienta ciertas formas de seguridad social. Pero los “satisfactores específicos” que se adapten variaran de acuerdo a muchos otros factores, y no pueden ser interpretados desde las necesidades abstractas del capital. El grado en que estas políticas dirigidas por el capital aumentan el bienestar humano variara. Tanto los capitales como las clases trabajadoras pueden ver una política social particular como de su interés, pero por razones bastantes diferentes.
En su análisis el autor cuestiona hasta que punto un sistema capitalista no regulado puede satisfacer las necesidades humanas. Expone los argumentos reconocidos de Mandeville y Adam Smith para dar una respuesta. Por un lado está el hecho de que los mercados pueden utilizar el conocimiento disperso de millones de personas aisladas, otorgándoles incentivos para actuar según esa información, así como para maximizar la producción en respuesta a la demanda de los consumidores. Por otro lado encontramos la afirmación fuerte de que el sistema de libre mercado fomenta la libertad de elegir y de actuar en las esferas del consumo y la producción, y de este modo, refuerza la autonomía humana. En definitiva ambos argumentos conllevan a deducir que existe una cierta vinculación entre mercados, descentralización, libertad y actividades ciudadanas.
Pero Gough también destaca que existen argumentos que van en la dirección opuesta y que son muchos, en los cuales se plantea que la búsqueda no regulada de la ganancia no tiene la capacidad de satisfacer las necesidades humanas por muchas razones que ya son conocidas, tales como: tendencias al monopolio, desempleo, ignorancia de los consumidores, incapacidad de los mercados para tomar en cuenta cuestiones como la contaminación, la producción autodestructiva de bienes posicionales cuya racionalidad radica simplemente en permitir a uno permanecer delante del resto, dilemas donde chocan las ventajas a corto y largo plazo.
La capacidad del capitalismo no regulado para desarrollar la democracia es débil. Serán los ricos y poderosos quienes se organicen mejor, y serán las políticas que apoyen a los mercados las que tengan las mejores oportunidades de ser escuchadas, no aquellas que compensen las necesidades humanas comunes. Una sociedad orientada solamente por las ganancias debilita la comunidad humana, sujeta la solidaridad a una completa cultura de individualismo posesivo. La búsqueda irrestricta de la ganancia puede ser un sistema eficiente para satisfacer ciertos deseos de algunas personas por medio de mercancías, pero eso es todo. L resto de nuestra compleja red de necesidades no puede ser satisfecha.
Para Gough, los intereses de los estados y las necesidades humanas están aumentando y puede ser imparable, la razón según sus ideas es la globalización. (Pag 38). Distingue cinco fuentes de poder estructural del capital:



  • su control sobre la inversión

  • su creciente movilidad en el tiempo y espacio

  • su poder asimétrico sobre trabajadores y sindicatos

  • su rol en el financiamiento de gobiernos

  • su poder ideológico para determinar agendas y colonizar áreas mas amplias de la vida social


Afirma que este poder estructural no es ilimitado, es variable y contingente según las instituciones y el poder de otros grupos.

3.- ¿Puede el estado de bienestar reconciliarlas?
En el análisis que promueve Gough se establecen diversas conclusiones respecto a este dilema.


  • En un escenario pesimista concluye que los intereses irrestrictos del capital privado entran en conflicto con el bienestar humano y lo retrasan de varias maneras y, que el poder estructural de los intereses de los capitalistas privados está creciendo en el mundo contemporáneo.




  • Si se enmarca en un escenario optimista concluye que la política social es, o puede ser, una fuerza productiva, y que es un error tratar a la política social, aun en la era de los mercados globales, simplemente como una carga en las economías capitalista (Pag 40)




  • Otra de las conclusiones del autor, fundamentado en Esping- Andersen, plantea que “los efectos del estado de bienestar no pueden ser comprendidos en forma aislada del marco político-institucional en el que están insertos”. Plantea que la adaptabilidad de los sistemas de bienestar a contextos competitivos cambiantes e internacionales varia de acuerdo a sus contextos nacionales.




  • Una ultima conclusión se fundamenta en el hecho de que según Gough continúan existiendo diferentes formas de capitalismo; el capitalismo social es precisamente que los negocios mismos incluirán intereses mas amplios, inspirados socialmente, no como un acto de altruismo sino porque les permitirá alcanzar mejor sus propias metas. El capitalismo corporativista integra a las fuerzas del mercado con otros dos modos de coordinación como intervención estatal y negociación publica. A partir de esta idea, el autor concluye junto a Theo Thomas que los derechos sociales y los niveles de bienestar humano están mejor garantizados por formas de desarrollo económicas guiadas por una autoridad publica eficaz, que garantiza derechos civiles y políticos para todo y está, así, dispuesta a presionar por la movilización política efectiva en la sociedad civil.



De igual manera, Gough analiza la idea de que diferentes regímenes de bienestar tienen diferentes impactos tanto en las necesidades humanas como en la competitividad capitalista. Plantea que las metas de crecimiento del nivel de empleo, igualdad salarial y ajuste fiscal, no pueden alcanzarse simultáneamente y que los diferentes regímenes de bienestar (liberal, conservador y liberal) sacrifican o llevan a cabo diferentes combinaciones de resultado (Pag 47). Sin embargo manifiesta que este conflicto representa la esperanza de que las necesidades del capital no ahoguen las necesidades de las personas.
Finalmente el autor concluye al con su obra, que los derechos a la satisfacción de necesidades debe trasladarse hacia instancias supranacionales. El estado de bienestar en el siglo XX equivalía, en la práctica, al estado nacional, pero esto ya no es una ecuación posible. Esta es un área donde tanto los argumentos morales como las presiones materiales están impulsando soluciones supranacionales. Todavía la reacción más común es la desesperanza: la globalización como un enemigo del bienestar humano. Esto es razonable si la globalización permanece como un fenómeno del mercado. La respuesta debe ser alguna forma de control del capital.

similar:

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconEl desarrollo sostenible puede ser definido como un desarrollo que...

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconEl estudio del comportamiento del consumidor y el conocimiento de...

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconJerarquía de necesidades de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconJerarquía de necesidades de Maslow
«autorrealización», «motivación de crecimiento», o «necesidad de ser» (being needs o b-needs). «La diferencia estriba en que mientras...

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconSe trata de un proyecto pionero que recoge una amplia variedad de...

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconEl poder del ello está en satisfacer las necesidades innatas

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconYa que cumplir y satisfacer las necesidades y expectativas de los...

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconLa salud y las necesidades básicas

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconSelección de ids a partir de las necesidades

Ian gough. \"Las necesidades del capital y las necesidades de las personas: ¿puede el Estado de Bienestar reconciliarlas?\" iconE maslow, humanismo y la perspectiva de las necesidades




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com