7. Bibliografía y Webs




descargar 78.93 Kb.
título7. Bibliografía y Webs
página1/3
fecha de publicación27.10.2016
tamaño78.93 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Derecho > Bibliografía
  1   2   3
TFG-2013/14


José Luis Fernández Fernández

Centro Asociado de Cantabria

Comentario de texto. Línea 2

Tutora: Kira Mahamud.

Joseluisfernandez2@hotmail.com



La Pedagogía del Oprimido como contraposición de los valores educativos y sociales de la actualidad. Influencia de la Pedagogía Crítica en los años 70.

motion.jpg


Índice. Pág.

1. Introducción……………………………………………………. 3

2. Contexto de la obra…………………………………………….. 5

3. Ideas principales……………………………………………….. 6

3.1. La liberación………………………………………………. 6

3.2. La dominación…………………………………………….. 9

3.3. La educación………………………………………………. 11

4. Influencia de la Pedagogía Crítica en la

España de los años 70. Los Movimientos

de Renovación de Pedagógica…………………………………. 14
4.1. Los Movimientos de Renovación

Pedagógica (MRP)………………………………………… 16
5. Relación con la Educación Social…...…………………….…… 18

6. Conclusiones……………………………………………….….. 21

7. Bibliografía y Webs……………………………………….…… 22


  1. Introducción.

El propósito de este trabajo va a ser triple: comentar la obra “Pedagogía del oprimido” del autor Paulo Freire, analizar su repercusión en España en los años 70, desde el enfoque de la Pedagogía Crítica a la que el autor pertenece y emplearlo para el examen de la situación educativa actual.

Actualmente en España y en todo el mundo, distintos planos económicos, laborales, educativos y multiculturales, viven el asedio de una globalización económica, de marginación tanto laboral como educacional, guerras imperialistas, ayudas humanitarias a pueblos que no se valen por sí mismos, etc. Ante estos escenarios, y como estudiante de Educación Social me surgen interrogantes como ¿es la educación que se imparte en España, la que necesitan nuestros jóvenes? ¿Cubre las necesidades? ¿Es lo que queremos? ¿Existen alternativas? A partir de estas interrogantes y con la convicción de que transformar el mundo, o por lo menos la oscura realidad que se cierne sobre nuestra sociedad, decidí centrar mi ensayo sobre Paulo Freire y en concreto sobre su Pedagogía de liberación, para conocer qué actuaciones se llevaron a cabo en otras épocas históricas convulsas como la actual. Como futuro profesional de la Educación Social he dirigido mis intereses a una pedagogía que se preocupe de la poca satisfacción que existe en materia educativa de los más desprotegidos.

Mi motivo o predisposición hacia Paulo Freire viene dado por la sucesión de ideas, que evocan imaginación y que a través de las metáforas aparecen multitud de reflexiones donde nada tiene un sentido univoco, palabras como: deshumanización, liberación, concienciación, transformación, participación, te remiten a una escena actual, palabras llenas de valores que como educador me gustaría transmitir. Por eso este ensayo no va a tener una hipótesis de mejor o peor, de si o de no, es un ensayo personalista de búsqueda de valores, gestados en “los oprimidos” como denominó Freire a las personas marginadas de su país, las que sufrieron las consecuencias opresoras de un sistema capitalista, a los cuales alfabetizó con el fin de darse cuenta de la realidad que estaban viviendo y enfrentarse a ella, por sí mismos (autonomía) para cambiarla.

El principal objetivo de este ensayo es analizar a través de tres ideas: la liberación, la dominación y la educación, la contraposición del actual sistema educativo, con la Pedagogía y los valores de Paulo Freire. Estas ideas están interrelacionadas entre sí y sin unas no existirían las otras, relación que se ve claramente en el texto analizado, pero que es de una claridad relativa en la sociedad actual, donde no parece que haya que liberarse, ya que entendemos que no estamos oprimidos y que tenemos la educación que necesitamos y como un derecho, por lo cual si miramos hacia la Pedagogía de Freire nos puede resultar descatalogada, fuera de la realidad, vinculada con el pasado o con ciertos países que nada tienen que ver con el nuestro. Por eso creo que vale la pena una reflexión sobre la Pedagogía de la liberación de Paulo Freire, que a través de la reflexión y la crítica adopta un carácter emancipatorio, una filosofía la de este autor que parece necesaria en unos momentos en que la figura de la persona crítica parece haber desaparecido. De hecho una de las motivaciones para realizar este trabajo es demostrar que la “Pedagogía del oprimido” sigue en plena vigencia y actualidad.

Analizaré las tres ideas arriba referidas a través de tres capítulos en el primero de ellos sobre la liberación contrapondremos la politización de la educación que hay en la actualidad, usada por el poder como sometimiento de las masas, ante la Pedagogía Freiriana de la interpretación de la realidad, la concientización y nuevas formas de organización social. En el siguiente capítulo analizaremos la dominación, actualmente definida en una pérdida de sí mismo por parte de las personas, como una alineación hacia el consumismo y el tener más y de un carácter “unidimensional”, ante la visión de Freire de una desalineación, un cambio de conciencia hacia un “ser más”, pidiendo un respeto a la diversidad y a la multiculturalidad. En el tercero de los capítulos analizaremos la educación (hoy tan de moda sobre todo en nuestro país, con una nueva Ley y sus repercusiones), con una tendencia en la actualidad que nos lleva a la marginalidad, una educación cada vez más destinada a quien pueda pagarla y sin olvidar dos términos fundamentales a los que se hacen referencia en la Pedagogía del oprimido, el carácter ingenuo de la actualidad y el crítico a través de lo que define Freire como Educación problematizadora.

La última parte del este ensayo la dedicare a la influencia que ha tenido la pedagogía de este autor en la pedagogía española de los años 70. Partiendo de una escuela errante del franquismo donde el 17,1% de los adultos en 1963 eran analfabetos un porcentaje muy similar a 1940, y donde el 0,5% de los universitarios eran hijos de obreros sin especializar. Con estos datos del Libro Blanco de la Educación, el contexto parece idóneo para que se pueda instalar una Pedagogía Crítica y máxime si en 1982 gana las elecciones el Partido Socialista. Pero la realidad es que esa renovación hacia una Pedagogía Crítica, quedó en manos de movimientos de profesores organizados, que pasó a denominarse movimientos de renovación pedagógica (MRP) y que con el paso de los años fue perdiendo incidencia, así esta última parte la dedicaremos a este movimiento, cómo surgió, cuál era su ideología y cómo incidió en la pedagogía española de aquellos tiempos.

Para la realización del trabajo, me basaré en su primera parte en la Pedagogía de Freire, concretándola en “la Pedagogía del oprimido” y complementada con el libro “la importancia de leer y el proceso de liberación”, así como el análisis de diferentes artículos sobre la educación y la sociedad actual, donde indagaré en cuestiones como la politización, la alineación, el consumismo y el estado actual de las escuelas, con el fin de entender cómo es nuestra sociedad y nuestra educación actual, sus valores y deficiencias, para poder contraponerlos a la Pedagogía de Freire. En la segunda parte del trabajo, investigaremos y analizaremos sobre la influencia de la Pedagogía Crítica en la España de la transición, centrando nuestra atención en los Movimientos de Renovación Pedagógica (MRPs).

  1. Contexto de la obra.

Freire criticó de forma implacable los métodos tradicionales de educación, su Pedagogía del Oprimido está escrita en 1969, una época en la que eran numerosas las críticas y las aportaciones teóricas contra la llamada “teoría del capital humano”, perspectiva teórica y metodológica que se había impuesto una década antes, con una visión optimista de que la educación era el instrumento igualador de las desigualdades.

Pero para comprender la obra de Freire es necesario conocer circunstancias de su vida, ya que están vinculadas. Nacido en Recife (Brasil) en 1921 y de formación católica, pronto tuvieron que trasladarse a Jaboato debido a la crisis económica, la prematura muerte del padre dejó a la familia en una gran dificultad económica, él mismo reconoce haber pasado hambre, experiencia que le hizo comprender a los pobres y para los que trabajó con su pedagogía, que se sustentó en un movimiento popular surgido en Brasil, para la alfabetización de los campesinos empobrecidos en la década de los sesenta.

Fundamentó está educación de adultos en el conocimiento de la realidad cotidiana, defendiendo que no podía basarse en el mero hecho de conocer letras, palabras y frases. Los métodos tradicionales no le parecían adecuados, por eso siempre ensayó nuevas formas de alfabetización. Pero en 1964 un golpe de estado, termina con el proyecto y le lleva a la cárcel, considerando su pedagogía como subversiva, termina exiliado en Chile.

Mientras en los países desarrollados como he comentado anteriormente se debatía sobre la Teoría del Capital Humano, en América Latina se hablaba entonces de un subdesarrollo, con grandes diferencias sociales e importantes sectores de la población sumidos en la más profunda pobreza, donde resaltaba la importante proporción de analfabetos. En los años 60 surgió la Teoría del Desarrollismo que percibió a la educación como un auxilio y complemento a la industrialización para enderezar su economía, a esas concepciones pedagógicas se le llamaron pedagogías desarrollistas. Estas tendencias se fueron desarrollando y aunque empezaron de manera experimental encontraron puntos en común, manifestados en la semejanza de inquietudes que recorrían la región. Fueron denominadas pedagogías de liberación y su máximo representante fue Paulo Freire.

En la Pedagogía del Oprimido, su crítica viene apoyada en la Escuela de Frankfurt donde hace referencia en todo momento a Fromm, con lo que deja ver el peso de esta escuela y las relaciones de Latinoamérica con la Pedagogía Crítica.

  1. Ideas claves.

3.1. La Liberación.

Hoy en día apenas se puede entender el término liberación, como he referido anteriormente no parece tener relación con el presente, sin embargo en la actualidad existe una politización de la sociedad, que transciende a diferentes facetas de la vida social, entre ellas la educación, para entender este término de la politización y por qué a mi entender necesitamos liberarnos, voy a seguir a Antonio Medrano que reflexiona sobre el tema.

Este autor nos define la politización como: “la injerencia, intromisión e invasión de la política en áreas que le son ajenas y no le competen (desnaturalizándolas y corrompiéndolas). Se trata de una enfermedad de la política: su hipertrofia que la convierte en un cáncer, con nefastas metástasis en el cuerpo social. Enfermedad, ésta, sumamente contagiosa y que se propaga con gran facilidad, infectando todo cuanto toca o cae en su radio de acción”. Atribuye el problema de nuestros tiempos a que “la política y lo político han experimentado un desarrollo completamente anómalo”, como consecuencia de una crisis espiritual que sufrimos y de la separación de los principios que deben guiar a la política, que nos aporta entre otros unos males como, la eclipse de la sabiduría, la ruina de los valores, la materialización de la existencia y la adulteración de la cultura. Considera que la política se ha impuesto como instancia suprema, dando su enorme poder a la economía, por eso hoy en día somos esclavos y estamos al servicio de estos dos grandes monstruos, que dirigen y controlan nuestras vidas. (Antonio Medrano)

Es evidente que la educación no se escapa de está politización, que se ha visto influenciada negativamente en nuestro país, por el cambio frecuente de las diferentes políticas educativas, con pocos criterios educativos y pedagógicos. Ante esta entrada de la política en las aulas con efectos demoledores, que ha provocado un descenso en la formación de las nuevas generaciones, no se augura nada bueno para el futuro.

Ante este panorama, sería bueno contraponer y desarrollar el término liberación de Paulo Freire, que es la finalidad de su método pedagógico. Como él mismo nos dice, de la Pedagogía del Oprimido: ”es la Pedagogía de los hombres que se empeñan en la lucha por su liberación”, en tal lucha establece dos tipos de conciencias que necesitan liberarse, el opresor y el oprimido, los primeros como poseedores del poder y los segundos como víctimas de los poderosos, por lo tanto es importante contemplar las dos opciones de liberación, tanto opresor como oprimido tienen que liberarse, esto no se concibe en términos ideales, sino objetivamente, y a través de la praxis liberadora de los oprimidos. En lo referente al opresor tiene que alejarse de ese carácter asistencialista, de los gestos ingenuos y del individualismo, para ser capaz de un acto de amor hacia los oprimidos. Existe un proceso histórico entre ambos por lo que es necesaria una colaboración para un cambio en la opresión y, superar todas estas contradicciones.

Considera por tanto que es necesario un proceso de concientización, que a través de una reflexión facilitaría el paso de una conciencia ingenua a una conciencia crítica, con una praxis social y política, con nuevas formas de organización social y de gestión comunitaria. ¿Cómo llegar a esto, que parece una utopía? Otra de las grandes afirmaciones sobre la liberación, hecha por Freire es: “nadie educa a nadie, así nadie se educa a sí mismo, los hombres se educan en comunión mediatizados por el mundo”. Esta afirmación es la clave a nuestra anterior pregunta. Para él, es fundamental superar la contradicción educador- educando en la educación, basando esta relación en un compañerismo, en una fe profunda en el hombre por parte del educador, en su poder creador y transformador de la realidad. A través del dialogo el educador y el educando se transforman en un proceso de un crecimiento mutuo, en los que estos últimos dejaran de ser dóciles receptores, sino que se transformaran en personas críticas, activas, llegando a un conocimiento verdadero. El fin es la transformación de la realidad.

La liberación que produce la concientización exige una desmitificación total, en lo que es una antítesis de la politización de la enseñanza mencionada al principio del capítulo, también es la mirada más crítica posible de la realidad, por lo tanto nos desvelaría esa realidad para conocerla y descubrir los mitos de los que se valen las estructuras dominantes para mantener su realidad. Esa toma de conciencia que nos aporta la concientización, pasa por resolver el conflicto de quienes quieren ser personas libres para cambiar la sociedad. Si nos introducimos en la conciencia Freire analiza diferentes niveles que la persona irá alcanzando, hasta llegar a la del sujeto comprometido con él y con los demás, con responsabilidad social y política y con capacidad para interpretar los problemas.

Por lo tanto, aunque su método pedagógico va enfocado a alfabetizar al oprimido, sería válido para todo tipo de opresión, ya que se trata de “colaborar” para recuperar lo auténtico y la integridad del ser.

3.2. La dominación.

La dominación tiene en la actualidad un aliado perfecto en la alineación, ésta se fundamenta básicamente en la ignorancia y aunque se puede hablar de muchos tipos de alineación, nos centraremos en la social y en la educativa. Aunque solo le dedicaremos unas pinceladas para poder enfocar claramente nuestro tema, sobre ello podríamos tener innumerable información a través de los diferentes autores que han dedicado multitud de trabajos como: Marx, Ander Egg, Fromm e incluso podríamos nombrar a Piaget.

Podemos afirmar que los sectores populares son lo más manipulados, evidentemente porque son los que carecen de recursos intelectuales para poder hacer un análisis de una situación económica, social o política del país, por lo cual son los más vulnerables a sucumbir a la información que le pueda llegar, por lo tanto desde la clase dominante solo tienen que poner en funcionamiento a los medios de comunicación, para hacernos ver “su realidad” distorsionando y obligándonos a pensar según sus intereses, lo que sería un pueblo alineado. Esto sucede y sucederá mientras la escuela no proporcione a los alumnos formas para deducir sus propias conclusiones, y se deje de dedicar todo el tiempo a la instrucción, que evidentemente estará coaccionando las diversas opciones que puede haber al respecto. Lejos quedan los planteamientos de Piaget, donde los conocimientos de los niños no debían ser de forma mecanicista, rápidos e inconsistentes, sino comprendidos para poder ser aplicados en diferentes contextos.

En la actualidad todos criticamos la situación de los sistema educativos, por parte del Estado asumen que falta cierta calidad, los profesores piden más apoyo y recursos, los padres no creen que sus hijos estén siendo bien educados y los alumnos no quieren ir a las clases (siendo alarmante el fracaso y abandono escolar). Los sistemas educativos se reforman con suma facilidad, se hacen sobre reformas anteriores y ya todo el mundo ha perdido la noción de cuál es el fin de la escuela. Pero lo que no se ha perdido es el poder que tiene como espacio de domesticación, de unos niños que van a estar sujetos a una autoridad, que van a ver rotos sus lazos de compañerismo, solidaridad y amistad, y se les impondrá la competitividad, las comparaciones, la rivalidad en las notas, la separación entre buenos y malos. De este modo podemos hablar de una extirpación de cualquier tipo de resistencia del colectivo, de un método de individualización, que silenciará y dejará a la mayoría inútil a merced del sabio. Con este adiestramiento nos crean unas falsas necesidades que deben ser mantenidas y protegidas, que tienen un contenido y función social, establecidas por unos poderes externos sobre los que las personas no tienen ningún control, educándonos para consumir, mentalizándonos de que necesitamos trabajar para poder comprar sus productos, cuanto más trabajamos más podemos comprar y así acrecentar su dominio. Así funciona el sistema, con una educación egoísta y competitiva en la que vivimos de forma mecánica y no somos capaces de reflexionar sobre nuestro entorno.

Si volvemos sobre la Pedagogía de Freire, su pensamiento sobre la alineación nos conecta con Marx, a grandes rasgos este fenómeno consiste en la pérdida de sí mismo, la persona se alinea, se aparta de sí, producto de fuerzas mayores que le dominan y quieren desposeerlo de su humanidad. Freire reflexiona sobre el hombre sencillo de una sociedad capitalista del tercer mundo. En ella sucede que este hombre sencillo asume como modelo de hombre, la imagen del opresor. Como consecuencia de esto considera al oprimido como una conciencia dual, la suya y la del opresor, por lo que ansiará “tener más” en vez de “ser más” como sujeto, desarrollando sus capacidades, siendo libre, creando, generando cambios, en una palabra, humanizándose.

Dentro de este sentido alienante, también tiene en cuenta la prescripción de pautas, ya que el comportamiento de los oprimidos es un comportamiento prescripto, por la imposición de una conciencia a otra. Por lo tanto para Freire existen dos momentos, uno negativo que viene dado por la adopción de pautas ajenas y las expulsiones de estas, y otro positivo al ser remplazadas por otras que le darán la autonomía. Sin embargo considera que tanto la alineación como la deshumanización son superables, ya que las considera situaciones circunstanciales.

La premisa fundamental sobre la dominación, es la educación, Freire mantiene que ninguna educación es neutral, por lo tanto para él es fundamental que los oprimidos luchen continuamente y tengan acciones colectivas para poder liberarse ellos mismos de cualquier forma de dominación. Carga críticamente contra la concepción “bancaria” de la educación, el educando es visto como un depósito vacío donde se depositan o se transfieren unos conocimientos, tratándolos como objetos pasivos. Se transforma en un instrumento de dominación desde el momento en que la información del “narrador” está alejada de la realidad, o de una reflexión sobre ella. En la medida que esta visión bancaria anula el poder creador de los educandos, satisface los intereses de los opresores.

En oposición a esta educación bancaria, Freire propone como superación a la contradicción educador-educando, una educación liberadora o problematizadora en donde el dialogo juega un papel importante, ya que va unido a la realidad de los que dialogan, al problematizar la realidad a través del dialogo se rompe con el tradicional esquema de educador- educando, de esta manera la palabra cobra sentido, indagando sobre el mundo y sobre su transformación.
  1   2   3

similar:

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía páginas webs

7. Bibliografía y Webs icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

7. Bibliografía y Webs icon7. Bibliografía Bibliografía citada

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía 2

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía. 72

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com