7. Bibliografía y Webs




descargar 78.93 Kb.
título7. Bibliografía y Webs
página2/3
fecha de publicación27.10.2016
tamaño78.93 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Derecho > Bibliografía
1   2   3

3.3 La educación.

Para enfocar el tema de la educación centraré mi exposición en un artículo publicado por Nico Hirtt, “los tres ejes de la mercantilización escolar”, ya que considero que es perfecto como definidor de la actual situación educativa mundial.

Este profesor belga, experto en las políticas educativas de la UE hace un análisis de cómo se está creando un plan para privatizar la educación en la comunidad europea. Augurando un futuro en el que podrá estudiar el que tenga recursos para poder pagarla.

Ateniéndonos a su artículo éste señala dos periodos claves en la política educativa, los años 30 del siglo pasado a los que califica como los gloriosos treinta, ya que es una ruptura con lo establecido hasta el momento, debido al desarrollo industrial que abre la “puerta” a la educación, marcado por la demanda de una mano de obra cualificada. El otro periodo lo determina en los finales de los años 80, con una adecuación profunda de la educación a las nuevas exigencias de la economía capitalista, que vienen marcadas por la crisis de una década antes que trae consigo una menor demanda de obreros cualificados. (Nico Hirtt, 2001)

A partir de este momento se da un nuevo contexto económico donde entran varios elementos en escena, las innovaciones tecnológicas y el desarrollo de las tecnologías de la comunicación, que fomentaran competitividad entre las empresas y un mercado laboral inestable, apareciendo una nueva economía fundamentada en los empleos de baja cualificación. Esta cuestión acarreará repercusiones a la educación, ¿si ya no hacen falta trabajadores cualificados, para qué mantener los presupuestos educativos? Ya sin miedo a equivocarnos se puede hablar de una educación al servicio de la economía, pero ya no a modo estatal sino europeo.

Esta inestabilidad laboral se traduce en un caos imposible de atajar, como solución se empieza a hablar de flexibilidad laboral, este nuevo término también influirá en la educación, ya que su finalidad empieza a ser la de “servir” a la economía y se resolverá con un aprendizaje a lo largo de la vida, pero este aprendizaje no va a tener ninguna pretensión humanística, no tiene nada que ver con la filosofía, el arte, la literatura o las ciencias, más bien se traduce en pasar la responsabilidad a la persona para ser empleable, a través de cursos y módulos, por lo tanto ya no es imprescindible acceder a una enseñanza superior y a través de internet se nos darán por un módico precio. (Nico Hirtt, 2001)

Por lo tanto ya se está abriendo la puerta a que el día de mañana estas empresas que se encargan de educarnos para que seamos empleables, cojan la batuta de la educación primaria y secundaria para acercarnos con eficiencia al mundo laboral.

Si volvemos la vista atrás en su Pedagogía del Oprimido, Paulo Freire ya nos prevenía de los intereses egoístas de los opresores camuflados en una falsa generosidad y criticaba el sistema tradicional de educación. Piensa que los problemas de la humanidad son derivados del hombre como “ser inconcluso” y su vocación de “ser más”. Por lo tanto su pedagogía no se basa en explicar a las masas, sino en dialogar. El método que nos propone y como se ha comentado anteriormente, es el de la transformación tanto del educador como de los educandos en educador-educando, en los que estos últimos pasan a ser agentes activos del proceso educativo, convirtiéndose en investigadores críticos en diálogo junto a los educadores.

Veamos a grandes rasgos en qué consiste su propuesta educativa.

Un primer concepto que encontramos dentro de su visión de la educación es el de la existencia del ser humano para transformar el mundo, esta transformación es un derecho que le otorga al hombre, por lo tanto su pedagogía va a ser una pedagogía transformadora, alejada de las transferencias de conocimientos y cercana a crear las posibilidades para su propia producción, una educación emancipadora. Basada en un fundamento moral, que parte del amor y con el diálogo como punto de encuentro pedagógico. Para él la igualación de los grupos sociales, tanto en las condiciones económicas y simbólicas tiene una vital importancia.

Freire mantiene que el diálogo juega un papel importante en la creación de nuevas posibilidades, que no se darán en la persona aislada, y describe los requisitos necesarios para un diálogo verdadero: el amor al mundo y al hombre, la humildad (a través de la fe, confianza y esperanza en el hombre) y un pensar verdadero. Una vez esclarecidos los fines y los medios, ya nos deja claro lo que pretende y cuál es el papel del educador, no se trata de imponer una visión del mundo sino de dialogar de su visión y de la nuestra, otorgándole así toda la importancia a la interacción horizontal en las relaciones humanas, rompiendo con el sentido de la verticalidad de la educación tradicional. Llegados a este punto se hace importante saber que temas son susceptibles de generar una importancia o un diálogo verdadero, abrirlos a la discusión pública le confiere racionalidad y un valor democrático. A tal respecto introduce “las situaciones límites” esta situación en la pedagogía del oprimido no es otra, que la del adulto analfabeto, pobre y sometido. Aunque en este sentido se pueden buscar muchas connotaciones filosóficas y transcendentales, Freire las plasma en algo obvio, fundamental y transformable, mediante la praxis, la reflexión y la acción.

Para encontrar estos temas generadores y con el fin de llevar a cabo una programación educativa, establece una investigación temática, su fin es el de encadenar temas significativos para crear conocimientos e interpretar problemas, cuanto más crítica sea la investigación más pedagógica será. En ella existen tres etapas, en la primera o etapa investigadora se delimita el área por parte del educador y el educando, a través de un reconocimiento del mismo (in situ) para conocerlo mejor, se empieza con un análisis que nos permita una decodificación y nos deje comprenderla mejor. Se toman notas y se registran observaciones que serán la base para discutir y escoger la información más significativa.

La segunda etapa o programadora, consiste en distribuir los temas generadores entre las diferentes ciencias para desarrollarlos en una totalidad, son presentados a un especialista que harán una “reducción” del tema y sugerencias, para ser devuelto a los educadores y poder debatirlo en los círculos de cultura. Esta devolución puede incorporar nuevos elementos que se han creído necesarios para enriquecer la investigación, que Freire denomina “temas bisagra”. Una vez elaborado el programa se pasa a una tercera etapa, que es la elección del canal y presentación del tema.

Concluiremos afirmando que desde este prisma tanto educador como educando salen enriquecidos al conocer el mundo, alejándose de una transmisión de conocimientos del sistema tradicional.

  1. Influencia de la Pedagogía Crítica en la España de los años 70. Los Movimientos de Renovación Pedagógica.

Siguiendo con mi exposición y al hilo del método de Freire, recuerdo hace poco tiempo escuchar una noticia y transcribo literalmente su título de uno de los diarios de edición digital: “Los estudiantes españoles a la cola, en resolución de problemas cotidianos”, la noticia en sí es la presentación por parte de la OCDE, de los resultados de PISA 2012, la prueba se realiza cada 3 años y mide las competencias de los alumnos de los países más desarrollados del mundo.

La pregunta por tanto es: qué ha pasado desde aquella escuela errante del franquismo donde el 17,1% de los adultos en 1963 eran analfabetos un porcentaje muy similar a 1940, y estos resultados de PISA 2012, máxime después de haber abordado como tema central de nuestro trabajo la pedagogía critica, y analizar su “fuerza” e importancia tanto en investigación como en la resolución de problemas.

Nos centraremos básicamente en los años postreros a la muerte de Franco en 1975. Tras su muerte recibimos como herencia una Ley General de Educación que había sido aprobada en 1970, reconocía una educación general básica, gratuita, obligatoria y unificada entre los 6 y 14 años. Se presentó como una Ley diseñada por técnicos, con el visto bueno de los organismos internacionales y con el beneplácito de los sectores capitalistas españoles, por lo tanto se puede hablar de una contradicción del momento, ya que no tenía mucha lógica para una política franquista abrazarse a una política capitalista, máxime si estaba sujeta a una tradición cultural española dominante y con presiones desde los poderes fácticos como la iglesia. Aunque era un sistema con una estructura bastante más adecuada y avanzada que las disposiciones anteriores, no fue considerado satisfactorio por los sectores opositores que se movilizaban por una democracia. Pero no es hasta 1977 cuando llega esta democracia, a partir de aquí se plantea afrontar los problemas del sistema educativo como: la reducción del alfabetismo, la calidad de la enseñanza, la educación de adultos, el papel de los profesores y su formación y la continuidad de la Ley del 70. En resumen una nueva política educativa.

Desde este nuevo enfoque de innovación educativa, inicio mi búsqueda sobre la presencia de una pedagogía crítica. Como es obvio para que exista una innovación tiene que haber personas interesadas en que haya un cambio, por lo cual es de esperar que sea necesario un nuevo sistema de formación del profesorado, sin embargo la corriente tecnicista ha sido la predominante en todo este tiempo y hasta la actualidad, pese a la emergencia de otras líneas en la década de los 80, como la constructivista sustentada fundamentalmente en Piaget, o la crítico-reflexiva con finalidad de innovar y transformar a través de la práctica educativa.

Si seguimos a Paz Gimeno Lorente (2013), en sus reflexiones sobre la pedagogía crítica, nos dice: “La formación inicial del profesorado adolece, en todos sus niveles, de una ausencia de teorías sociales críticas y de enfoques genealógico-críticos respecto a la historia escolar que ayuden a entender la función social de la escuela, no sólo en su presente, sino también en su pasado, así como sobre sus consecuencias para el conjunto de la sociedad. Esta ausencia, que es evidente en la formación de los profesores de Primaria e Infantil, es aún más ostensible en quienes van a ejercer la docencia en la etapa de Secundaria obligatoria y postobligatoria”. Por lo tanto una de las máximas para que exista un cambio, que es la formación del profesorado, no se da. Siguiendo a esta Doctora en Ciencias de la Educación que aboga por la construcción de una práctica docente desde los principios de la Teoría Crítica, pone en duda que la publicación de unos textos sobre diferentes autores o unas jornadas de algunos departamentos de didáctica, se pueden considerar Pedagogía Crítica, ya que a su parecer no tienen ninguna repercusión en la escuela española. Sustenta “que una educación crítica no puede desarrollarse nunca en un contexto escolar apoyado sobre unos valores hegemónicos que contradicen la finalidad de formar a unos ciudadanos críticos y rebeldes frente a las situaciones de injusticia”.

Lo que si constata es la existencia de algún grupo de movimiento crítico, aludiendo a los Movimientos de Renovación Pedagógica (MRP) sobre los que vamos a dedicar un apartado.

4.1 Los Movimientos de Renovación Pedagógica (MRP).

Aunque su nacimiento se sitúa en Cataluña a principios del siglo XX y muy cercano a la Institución Libre de Enseñanza, su desaparición fue total con la dictadura, por lo tanto situaremos su formación en el año 1976, en sus comienzos estaba formado básicamente por profesores que habían sido expulsados de la universidad en 1968 por el Régimen, en un principio se dedicaron a la formación de maestros desde las mismas residencias de estudiantes, para luego infiltrarlos en las diversas instituciones de formación de maestros. Por lo tanto hablamos de un crecimiento con independencia de las administraciones públicas y de las instituciones políticas, con autonomía y con progresiva entidad legal que le fue dando cada vez más presencia en el territorio nacional.

Con ánimo de llevar a cabo una renovación educativa y pedagógica, de un sistema caduco, insensible con la igualdad social, nada innovador y poco desarrollado, anclado en el siglo XIX con una evidente falta de financiación y carente de estructuras democráticas. El fracaso escolar era evidente, la formación de los profesores era escasa, débil e inadecuada, los MRP defendían la búsqueda de otra escuela innovadora, democrática y pública. Coincidieron en posturas antifranquistas rechazando todo el anterior tradicionalismo pedagógico, empezando a poner en marcha iniciativas como las Escuelas de Verano como alternativa democrática a la escuela franquista, influenciados por la sociología crítica marxista, por Freinet, Milani, la pedagogía liberadora de Freire, el movimiento desescolarizador, el análisis institucional, habían cambiado la forma de ver la educación por parte de muchos jóvenes profesores. Reconocer que en estos primeros momentos la asociación pedagógica Rosa Sensat fue la principal promotora de las actividades.

A través de jornadas pedagógicas, semanas, cursos, congresos, talleres formativos, actividades continuas de invierno y primavera, emergencia de nuevas asociaciones y movimientos pedagógicos, favorece que los Movimientos de Renovación Pedagógica, se centren en temáticas más específicamente didácticas y pedagógicas, cubriendo lo que se entiende como grandes carencias de la Administración en el campo de la formación permanente del profesorado. Se elaboran una serie de documentos que se conocerán como las “Alternativas Democráticas de la enseñanza”, en los que reivindicaban más puestos escolares públicos, gratuidad de la educación, dignidad salarial para el profesorado, calidad educativa criticando la falta de servicios de los centros, la masificación, se pedía más participación desde las juntas municipales para la gestión y de formación de asociaciones de padres.

Entre sus propuestas estaban la enseñanza como obligatoria y gratuita de 4 a los 16 años, planificación y gestión democrática de la enseñanza descentralizándola de la política, incorporar los centros privados a la escuela pública. Sobre la organización, proponían un ciclo único, una escuela unificada, una formación profesional politécnica, educación especial.

Por lo tanto podemos hablar de estos primeros años como los más productivos y prodigiosos, ya que eran tiempos de cambios y el contexto que ofrecía España era propicio para este tipo de movimientos, se calcula que unos 50 mil profesores podían ser integrantes de estos movimientos, donde se vislumbraba la aparición del capitalismo, existía la lucha de clases y se trataba de enterrar todo vestigio de la época franquista. En estos primeros años hay numerosas iniciativas sociales y culturales, destacar el nacimiento de las revistas pedagógicas: Cuadernos de Pedagogía, las catalanas Perspectiva Escolar y Guix, la gallega As Roladas o Colaboración.

En el año 1982 con la llegada del PSOE al poder, se puede decir que fue un punto de inflexión para los MRPs, en este momento la llamada transición política tocaba a su fin, las organizaciones sindicales empezaban a ser fuertes y el propio gobierno se autoproclama como definidor y portavoz de las renovaciones pedagógicas. En 1983 se celebra el primer congreso de los MRP y a él asiste José María Maravall como Ministro de Educación, en esta reunión se llegan a acuerdos de colaboración mutua, con el paso del tiempo se vio este gesto como una “jugada perfecta” por parte del político, ya que paulatinamente el gobierno y el Partido Socialista se fueron nutriendo de los mejores pensadores de los movimientos, debilitando y dejando en un mero espejismo su presencia en la actualidad.

  1. Relación con la Educación Social.

Son dos los grandes conceptos que podemos relacionar con la Educación Social, la Educación de Adultos o Educación Popular y la Pedagogía Crítica. Aunque como futuro educador, me gustaría también relacionar ciertos aspectos más cercanos a una definición mía como persona y como herramientas que voy a tener que utilizar el día de mañana. Dentro de su obra hay numerosos términos o conceptos sugerentes para ser adquiridos y poder aplicarlos, he escogido algunos pero soy consciente de que son muchos más: Concientización, organización social, fe profunda en el hombre y transformación de la realidad. Trataré de desarrollarlos como ya he explicado en relación con la Educación Social, conmigo como futuro educador y como continuidad a mi interés por realizar este trabajo en la persona de Paulo Freire.

* La Educación de Adultos: Para nuestra relación, la educación de personas adultas es un área de intervención de la Educación Social.

En América latina la Educación de Adultos se asocia con la Educación Popular, que nace para ofrecer un acceso y participación en la cultura, tanto cultural como artística, a las clases obreras. Como movimiento se inicia a finales del siglo XIX, ya en el siglo XX la instrucción va tomando mayor relieve a través de las escuelas de trabajadores y de las universidades populares. Desde un principio reclamó una educación gratuita y de igualdades, así como aprender los derechos esenciales de la ciudadanía. Supone el derecho a saber rompiendo con la educación como cultura de una élite y de intelectuales. Por otro lado este movimiento se plantea como transformador social, como hemos visto a través del ensayo Paulo Freire es una referencia en este tipo de educación, consiguiendo cambiar la prácticas educativas con los adultos con su pedagogía.

* La Pedagogía Crítica desde el paradigma sociocrítico: entendiendo por paradigma y de forma muy abreviada, un conjunto de creencias y actitudes que llevan implícita una metodología apropiada, la Educación Social tiene entre otros el enfoque del paradigma sociocrítico como una forma de ver el mundo o como estructura mental, por lo tanto la Pedagogía Crítica y la Educación Social comparten la perspectiva crítica.

Sus principios básicos toman como referencia la escuela de Frankfurt, esta escuela filosófica fue fundada en esa ciudad en 1923, y sus primeros representantes fueron, entre otros, Horkheimer, Adorno y Marcuse. Ellos fundaron el movimiento denominado “teoría crítica” que posteriormente influirá en las propuestas de Freire.

Pretende lograr una serie de transformaciones sociales, así como responder a los problemas derivados de ellas. Por eso: se fundamentará en el diálogo como referente para fomentar el conocimiento, que lo orientará para la mejora del ser humano en su contexto social, el sujeto será protagonista de su propia investigación, la praxis será orientada hacia la comprensión de la realidad con el fin de mejorarla y cambiarla.

* La concientización: si la definimos como una acción cultural por la liberación, definición muy cercana a Freire, son varias las áreas de la Educación Social en la que se puede utilizar, por ejemplo podemos hablar de menores, un Centro de Reforma donde podemos estar trabajando y donde sus usuarios tendrán que adueñarse de su realidad conociéndola para después transformarla, desde una actitud crítica en la reflexión sobre la realidad. Lo mismo podríamos decir si estamos trabajando en un programa de toxicomanías, en una institución penitenciaria, en el área de género con el maltrato, en atención a inmigrantes y refugiados. Es una herramienta que debemos saber utilizar y no tanto como un componente pedagógico, sino psicológico. En Freire era la alfabetización la que englobaba la concientización, en nuestro caso sería ayudar a adquirir un pensamiento que contribuya a la inserción de la persona.

* Organización Social: Es uno de los conceptos que puede pasar inadvertido en la pedagogía de Freire, sin embargo para él tiene una enorme importancia, siempre presuponía a las personas organizadas en grupo y reflexionando sobre sus propias vivencias, como vimos anteriormente en su método utilizaba los círculos de cultura, donde el grupo se reunía para debatir. En sí una organización social tiene unos rasgos que aportaran: unidad, dialogo, conciencia crítica, no sectarismo y un proyecto. Por lo tanto como futuro educador que trabajaré con diferentes colectivos, potenciar el grupo será una de mis premisas. Muy cercano y vinculado a la organización está otro de los conceptos de los que se podía hablar y muy interesante en desde la visión de Freire, la participación.

* Fe profunda en el hombre: esta connotación la he escogido porque la considero muy vinculada a la formación del educador, me va a servir para hacer un breve recorrido personal y reflexionar sobre la importancia que tiene como herramienta, para mi futuro profesional.

Desde el año 1992 mi trayectoria profesional está vinculada a la Educación Social, he estado ejerciendo en asociaciones dedicadas a la rehabilitación de toxicómanos, acogida de menores extranjeros no acompañados y en la actualidad en salud mental, siempre me he considerado un buen profesional, dispuesto a ayudar y muy cercano a las personas, tanto compañeros como usuarios, sin embargo después de leer y reflexionar sobre esta connotación de Freire, como un aspecto o rasgo del educador, me he percatado que nunca lo he tenido en cuenta, es más, podría afirmar que un porcentaje muy alto de profesionales no tienen fe en el hombre, al contrario, de hecho pecamos de paternalismo y creamos una dependencia que tras leer a Freire se me antoja más utópica que real. Por lo tanto va a ser una herramienta que tendré en cuenta, tener fe en el hombre, en sus posibilidades, en sus ganas y en sus capacidades.

* Transformación de la realidad: al hilo de mi anterior acepción, este término también me parece muy relacionado con la Educación Social y con las funciones del educador, como relaté anteriormente en estos momentos desarrollo mi trabajo en una asociación dedicada a la rehabilitación de personas con enfermedad mental, donde la exclusión y la estigmatización por desgracia suele ser la realidad a la que se enfrentan, pero que también podía hacerse extensible a las toxicomanías o a los menores extranjeros. Por lo tanto considero como fundamental esta lucha por la transformación de la realidad que nos es transmitida por Freire. Como breve anécdota, un día fui convocado por la directora de un colegio de un pequeño pueblo, al que asistía un chico marroquí que estaba acogido en nuestro centro, me comentaba que el chaval (de 14 años) se había puesto muy violento durante el recreo, con insultos y amenazas, la consecuencia iba a ser la expulsión. Después de una larga y extensa charla, llegamos a unificar criterios y a valorar la posibilidad de que el chico no fuese el culpable de la situación, ya que era un chaval marroquí entre algo más de un centenar de españoles. En realidad existía un grupito de chicos que le increpaban a diario, se burlaban de él y esa fue su reacción.

Por lo tanto, transformar esa realidad pasa una parte a ser función del educador. Como principio a “solucionar el problema” ya que en ese momento transformar la realidad no existía dentro de mis conceptos, acordamos dar una charla por parte de un profesional del Centro de acogida, con el fin de dar a conocer nuestro trabajo y la realidad que rodeaba a los menores.
1   2   3

similar:

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía páginas webs

7. Bibliografía y Webs icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

7. Bibliografía y Webs icon7. Bibliografía Bibliografía citada

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía 2

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía. 72

7. Bibliografía y Webs iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com