Sintesis pág. 4




descargar 244.44 Kb.
títuloSintesis pág. 4
página1/2
fecha de publicación28.10.2016
tamaño244.44 Kb.
tipoTesis
b.se-todo.com > Derecho > Tesis
  1   2



Trabajo publicado en www.ilustrados.com

La mayor Comunidad de difusión del conocimiento
DIRECCION MUNICIPAL DE SALUD

MARIANAO
FACULTAD DE SALUD FINLAY- ALBARRAN
DEPARTAMENTO DE MEDICINA GENERAL INTEGRAL

VARIABILIDAD CLIMÁTICA Y RIESGO DE EPIDEMIA POR DENGUE EN EL MUNICIPIO MARIANAO EN EL QUINQUENIO 2002 - 2006


AUTOR

Dr. Bárbaro Armando Fraginal Saavedra

Especialista de I Grado en Medicina General Integral

Profesor Auxiliar de Medicina General Integral

Policlínico Universitario Carlos Manuel Portuondo L.

TUTOR:

Dr. Pablo Ortiz Bultó

Doctor en Ciencias,

Instituto de Meteorología

Centro De Clima


CIUDAD DE LA HABANA

2008




Agradecimientos


Al Dr. Paulo Ortiz Bultó, por su constante dedicación habiéndome inculcado la importancia del mismo como tema actual.


A mis compañeros de trabajo, los cuales me han apoyado para la realización del mismo.
A la compañera Marta Dueñas, Jefe Técnico de la Unidad Municipal de Entomología, Epidemiología y Lucha Antivectorial, por haber ofrecido los datos estadísticos para la investigación.



Síntesis
Se diseñó una base de datos realizándose un análisis longitudinal, retrospectivo de corte transversal tomándose como base todos los reportes mensuales de focos e índices de infestación en el Municipio Marianao. Se logró determinar a través del registro de los índices de infestación de los años 2002 – 2006 el comportamiento de esta serie. Se estimaron mediante la variabilidad climática los peligros de una ampliación de la vulnerabilidad al Dengue de acuerdo a los registros estacionales e interanuales con la propuesta del Índice de Bultó, el cual refleja las variaciones estacionales e interanuales de la radiación solar, y el brillo solar como factores determinantes del clima y como variable esencial en la variabilidad del vector , determinándose que la Oscilación Térmica y la Insolación influyeron en los Índices de Infestación. En el comportamiento de los índices de infestación en los años de estudio se observó una tendencia global a la disminución, con zonas de alto riesgo en los meses pocos lluviosos. El número de focos presentó un patrón estacional condicionado por las variaciones del patrón climático, determinándose que en el periodo lluvioso el índice de infestación fue bajo.





ÍNDICE

  1. TITULO Pág. 1

  2. AGRADECIMIENTOS Pág. 2

  3. SINTESIS Pág. 4

  4. ÍNDICE Pág. 6

  5. INTRODUCCIÓN Pág. 8

  6. MARCO TEÓRICO Pág. 12

  7. PALABRAS CLAVES Pág. 17

  8. OBJETIVOS Pág. 20

  9. JUSTIFICACIÓN Pág. 22

  10. HIPOTESIS Pág. 29

  11. MATERIAL Y METODOS Pág. 31

  12. ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS Pág. 36

  13. CONCLUSIONES Pág. 44

  14. RECOMENDACIONES Pág. 46

  15. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS Pág. 48

  16. BIBLIOGRAFIA CONSULTADA Pág. 51

  17. ANEXOS Pág. 52





Introducción.

El Cambio Climático ha sido nombrado a la variación global del clima de la Tierra. Tales cambios se producen a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros climáticos: temperatura, precipitaciones, nubosidad, etcétera. Son debidos a causas naturales y, en los últimos siglos, también a la acción del hombre.

El término suele usarse, de forma poco apropiada, para hacer referencia tan solo a los cambios climáticos que suceden en el presente, utilizándolo como sinónimo de Calentamiento Global. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático usa el término Cambio Climático sólo para referirse al cambio por causas humanas.

El clima siempre está fluctuando de forma natural y muchos indicadores de salud manifiestan oscilaciones que responden a las variaciones climáticas estacionales e interanuales. Luego, la comprobación de estas relaciones no aporta, por sí misma, mucha información; únicamente corrobora que algunas enfermedades o indicadores de salud dependen de las estaciones climáticas (1).
Sin embargo, conocer estas relaciones contribuye a delimitar la línea basal (variaciones típicas en cada una de las escalas de las estaciones climáticas) a partir de la cual se podrían identificar las anomalías en las fluctuaciones estacionales o interanuales (nivel de variación en cuanto a la amplitud de la frecuencia e intensidad de las variaciones desviadas de la línea basal) que no son debidas a las fluctuaciones típicas de ese patrón. Todo lo cual brindaría la posibilidad de evaluarse como la ruptura de los patrones de variaciones típicas, que propicia condiciones de peligro en los indicadores de salud sensibles al clima, los que al combinarse con otros factores no climáticos y dependiendo de la enfermedad concreta de que se trate, modificaría la vulnerabilidad de la población a las variaciones climáticas.
Para el desarrollo de las investigaciones entre las condiciones climáticas y la transmisión de enfermedades infecciosas existen tres categorías (2): La primera está dirigida al análisis de las pruebas científicas entre las asociaciones de la variabilidad climática y la frecuencia de las enfermedades infecciosas en el pasado reciente; la segunda, al estudio de los indicadores tempranos de repercusión del cambio climático en la salud humana, que comienzan a manifestarse en las enfermedades infecciosas; y la tercera y última categoría, que está dirigida a la utilización de las evidencias y relaciones encontradas para la creación de modelos predictivos que permitan estimar la carga futura de las enfermedades y alertar sobre los brotes epidémicos. (3).

A pesar de los múltiples estudios realizados en cada una de las tres categorías, aún la comunidad científica no tiene claras las consecuencias de la variabilidad climática sobre la salud humana ya que no han sido totalmente estudiadas y por ello no están reflejadas en las políticas y en los procesos de la toma de decisiones, debido a que las respuestas de una misma enfermedad varían de una región a otra, aumentando el nivel de incertidumbre de los estudios hasta ahora realizados, lo que hace que se desarrollen nuevos estudios de carácter regional y local que permitan esclarecer la sensibilidad a los cambios y las formas de manifestarse en cada región climática partiendo de modelos que intenten describir las interacciones no lineales fuertes, que aunque tienen presente las variaciones no están reflejadas de manera explícita (4).

El trabajo centra la atención en el estudio de la variabilidad climática y vulnerabilidad al Dengue que nos permita ganar en claridad de hasta que punto nuestra población esta adaptada a la variabilidad climatológica actual y las alternativas a tomar ante el nuevo paradigma que enfrentamos con el Cambio Climático.



Marco Teórico

Las investigaciones realizadas han permitido mejorar el entendimiento de las respuestas de los patrones epidemiológicos, con el fin de identificar las vulnerabilidades del sector de la salud y dejar las bases sentadas para la preparación y presentación de modelos de predicción de las enfermedades infecciosas tales como Infecciones Respiratorias Agudas, Enfermedades Diarreicas Agudas, Hepatitis Viral Aguda, Varicela, y el incremento de Focos de Aedes Aegypti con tendencia al aumento de la densidad y mayor riesgo de epidemias de Dengue; que resultan muy vulnerables a la variabilidad y al cambio climático.
La temperatura media anual de Cuba se ha incrementado de forma sostenida desde 1951 hasta la fecha, alcanzando en los años 1997 y 1998 los máximos valores de toda su historia. En su conjunto, el promedio de la temperatura de los años posteriores al 2000 resulta el más cálido de todos los registros climáticos disponibles. Las evaluaciones y resultados recientes de especialistas del Centro Nacional del Clima del Instituto de Meteorología indican que este aumento de la temperatura media anual se explica por un significativo aumento de las temperaturas nocturnas, lo que evidencia una mayor cantidad de calor disponible en la superficie terrestre en horas diurnas que debe liberarse a la atmósfera durante la noche.
El otro elemento del clima de Cuba donde se refleja de manera evidente la ocurrencia de cambios significativos en su comportamiento es el régimen pluviométrico. Es sabido que las estaciones climáticas de Cuba quedan definidas por las peculiaridades del régimen de precipitaciones, de donde se establece la subdivisión del año en dos semestres bien definidos: el semestre lluvioso, que se extiende desde mayo hasta octubre, y el semestre poco lluvioso desde noviembre hasta abril.
Por otra parte diversos estudios han demostrado que la frecuencia de sequías en todo el territorio nacional ha aumentado de forma significativa en los últimos decenios (9). Aunque este fenómeno tiene cierto carácter cíclico en el área geográfica de Cuba, la periodicidad y extensión de los procesos de sequía se han acentuado, especialmente hacia las provincias más orientales, lo que ha obligado a los especialistas sobre el tema a establecer un sistema de monitoreo de tales procesos, con el fin de alertar a tiempo a las autoridades competentes sobre las tendencias estacionales observadas, y de esta forma, hacer recomendaciones efectivas para el mejor manejo de los recursos como por ejemplo: los hídricos y la sequía e inundaciones.
Como paradoja de lo anterior, está aumentando la ocurrencia de fenómenos atmosféricos capaces de producir grandes volúmenes de precipitaciones e inundaciones, o sea, se evidencian alteraciones en la distribución espacio -temporal del régimen pluviométrico.
Por otra parte la disminución de las precipitaciones está vinculada a cambios más generales en los patrones de circulación que gobiernan los procesos sinópticos que afectan el territorio nacional. Ante un mayor calentamiento global, el desbalance de calor que genera la circulación general de la atmósfera se acentúa, lo que provoca una mayor actividad de la celda primaria de esta circulación o celda de Hadley. Ello repercute en el aumento de los días con buen tiempo, despejados, soleados y cálidos.
Por tanto, en términos generales se está produciendo una expansión del verano y una contracción de la duración del invierno en Cuba. En el primer caso, ello se refleja en un aumento del número de días consecutivos con temperaturas máximas superiores a los 30° C y mínimas superiores a los 20° C; mientras que en el segundo caso se rompe totalmente la continuidad del período invernal, incluso en la región occidental de Cuba, más expuesta a los procesos extratropicales típicos del invierno, algunos de estos cambios se expresan como:

  • Incremento en la temperatura media del aire.

  • Disminución de la oscilación térmica.

  • Aumento de las precipitaciones en el periodo poco lluvioso y disminución en el periodo lluvioso.

  • Comienzo tardío de las estaciones lluviosas (verano) y poco lluviosa (invierno).

  • Aumento de los eventos extremos, Ej.: Sequías, inundaciones, etc.

  • Huracanes de gran intensidad.

  • Eventos calidos (ENOS) y Eventos fríos (AENOS).




Palabras Claves

Cambio Climático: Se entiende un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del clima observada durante períodos de tiempo comparables.

Variabilidad Climática: Esta se refiere a las fluctuaciones observadas en el clima durante períodos de tiempo relativamente cortos.
Escala de Variabilidad:


  • Estacional: Son las fluctuaciones del clima a escala mensual.




  • Intraestacional: Son las fluctuaciones y oscilaciones que determinan las


condiciones de tiempo durante decenas de días o de uno o dos meses.



  • Interanual: Esta escala se corresponde con las variaciones que se



presentan de un año a otro de las variables climáticas.


  • Interdecadal: Son las variaciones y oscilaciones que se manifiestan en


el clima a nivel de décadas.

Índice de infestación: Proporción resultante del número de focos entre el universo de locales positivos por 2, expresado en porcentaje.

Adaptabilidad: Capacidad de predecir con antelación las variaciones climáticas para ofrecer la posibilidad de poder actuar a tiempo y reducir los impactos adversos, es decir adaptarse a los efectos de la variabilidad climática. Es un proceso paulatino, las medidas asegurarían una reducción continuada de la vulnerabilidad.



OBJETIVOS

GENERAL

Identificar el riesgo de epidemia por Dengue en el Municipio Marianao, Ciudad de La Habana con relación a la variabilidad climática en quinquenio 2002 – 2006.

ESPECIFICOS

  1. Describir la tendencia de los índices de infestación de acuerdo con la variabilidad climatológica en el quinquenio 2002 - 2006.



  1. Determinar la influencia de la variabilidad climática como riesgo para la aparición de la enfermedad.





Justificación

El Dengue y la Enfermedad Hemorrágica por Dengue son una de las Enfermedades re-emergentes que azotan al continente y merece especial importancia en su vigilancia e investigación. Desde finales de la década de 1970, Cuba ha sido azotada por varias epidemias de Dengue. (1)

La primera epidemia de Dengue Hemorrágico en Las Américas se presentó en Cuba en 1981 con más de 344 000 casos; de ellos, unos 10 000 se consideraron graves o muy graves. Esta epidemia, causada por el virus del Dengue tipo 2, provocó 158 muertes, 101 de ellas en niños. El Dengue Hemorrágico es la forma más letal de Dengue y antes de 1981 solo se habían informado 60 casos en toda la Región. (1,2)

Las investigaciones realizadas en el Instituto Pedro Kourí (IPK), a partir de ese momento condujeron a importantes conocimientos epidemiológicos, virológicos y clínicos. En primer lugar, el estudio de las tres epidemias de Dengue Hemorrágico que han afectado a Cuba (en 1981, 1997 y 2001–2002) ha confirmado que la infección secundaria es grave en más de 97% de los casos.

Contrario a lo que se pensaba con anterioridad, estos estudios han demostrado que los casos graves pueden ocurrir aún habiendo transcurrido varias décadas entre la infección inicial por el virus del Dengue tipo 1 y la infección secundaria por el virus tipo 2. Eso significa que una vacuna realmente eficaz debe proteger contra los cuatro serotipos de Dengue a largo plazo, ya que de lo contrario, la propia vacuna podría sensibilizar a los vacunados y provocar Dengue Hemorrágico grave ante una infección secundaria por un serotipo diferente. Datos preliminares han demostrado que la presencia de anticuerpos producidos contra un serotipo de Dengue diferente del que provoca la infección ayuda a reducir la gravedad de la enfermedad. Estos anticuerpos desaparecen con el tiempo, lo que puede explicar por qué las infecciones secundarias producen con frecuencia casos más graves que la infección primaria. (5)

Sin embrago, los factores predisponentes a la aparición de la enfermedad no solo están relacionados con el vector, según investigaciones realizadas, la variabilidad climatológica y más recientemente acelerada por la influencia del hombre pone en evidencia la importancia del conocimiento de los Cambios Climáticos actuales como factor prediptivo. (9).

Factores como la temperatura, la oscilación térmica, la humedad, las precipitaciones, etc. por ejemplo ponen en evidencia esta influencia, las temperaturas extremadamente elevadas registradas en el Centro de Europa durante el verano de 2003 y en el norte y este de España han puesto de manifiesto la importancia que sobre la morbi-mortalidad presentan las mismas.
La acción del hombre como parte de los resultados acaecidos por el Cambio Climático mediante la contaminación atmosférica representa un riesgo ambiental con consecuencias perjudiciales para la salud. Este riesgo es conocido desde hace años y es mejor comprendido con las Investigaciones llevadas a cabo en los últimos años. Las emisiones a la atmósfera agravan los efectos de la contaminación del aire sobre la salud de los ciudadanos, no solo directamente por el impacto en los fenómenos meteorológicos, sino, de manera inmediata, por los efectos directos de los contaminantes para la salud. Durante demasiados años los esfuerzos en la mayor parte del mundo se han dirigido a tratar estos dos problemas separadamente. Se han intentado acciones, como las establecidas en la última Conferencia Mundial sobre Cambio Climático que instan a las naciones a tomar medidas preventivas, educativas e impactantes para paliar las acciones que sobre el Hombre y el Medio Ambiente esta teniendo el Clima.
Se consideró a modo de ejemplo, en la misma, que tanto desde el punto de vista de la vigilancia como de la investigación se considera necesario el establecimiento de un sistema de vigilancia epidemiológica de los efectos de la contaminación atmosférica por la proximidad con el continente africano, siendo lugar de tránsito obligado de aves migratorias y personas, y por las condiciones climáticas, cercanas a las de zonas donde hay transmisión de enfermedades vectoriales.
Se presentó también, como resultados de las proyecciones climáticas y de las salidas de los modelos, la evidencia de que el nivel de respuestas en cada una de las enfermedades es diferente, observándose que la magnitud de los impactos varía de una a otra enfermedad. Sin embargo, lo que sí es similar para todas las enfermedades en estudio es la tendencia al aumento y modificación de los patrones epidémicos. Por otro lado, el hecho de que la variabilidad climática este presente, como por ejemplo: los inviernos se hagan más cálidos y húmedos propicia mejores condiciones para la circulación de agentes bacterianos y el aumento de la densidad de los microorganismos (3,6,8,11), conllevando al aumento de otras enfermedades infecciosas, y no solo Dengue ,como se muestra a continuación:




  • Infecciones Respiratorias Agudas (IRA) (++) {Cambio en la distribución estacional pasa de bimodal a trimodal}

  • Enfermedades Diarreicas Agudas (EDA) (++) {Cambio del patrón estacional, desplazamiento del pico epidémico}

  • Hepatitis Viral (HV) (+) {Epidemias más frecuentes y corrimiento del patrón estacional}

  • Varicela (V) (+) {Desplazamiento del pico epidémico}

  • Número de focos Aedes aegypti ((NFAe) (++) {Tendencia al aumento de la densidad y mayor riesgo de epidemias de dengue con ciclos de dos años}






El Municipio se encuentra en la región del Caribe, sub.-región Caribe noroccidental, dentro de la zona climática tropical (Según la regionalización climática del nuevo Atlas Nacional de Cuba). El clima se caracteriza fundamentalmente por una elevada radiación solar que provoca altas temperaturas durante todo el año, aunque con un marcado ritmo anual; la variación estacional y espacial de las precipitaciones; la influencia casi todo el año de altas presiones y vientos alisios del Noreste, los que son sustituidos en invierno por vientos de dirección Norte asociados con el avance de los frentes y masas de aire frías que provocan cambios de tiempo con un descenso marcado de las temperaturas, además de una intensa evaporación y elevada humedad del aire.

  • La Temperatura: 24-26 oC (media anual).

34-36 oC (media máxima absoluta).

12 oC (media mínima absoluta).

  • Precipitación: 14-34 mm. (variación espacial y temporal).

Junio: 230.1 mm

Septiembre: 200.00 mm (Mayor volumen de precipitación)

  • Radiación solar: Alta y oscila entre 16 y 16.5 Mj/m2 y la insolación anual en el rango de 2700 a 2900 horas de luz.

  • Evaporación medial anual: Oscila entre 1800 y 2000 mm.

  • Humedad relativa: 7.00 horas (95%) y Humedad anual a las 13.00 horas (65%).

  • Vientos: son dominantes los del primer cuadrante, que van del Norte al Este, de los que son predominantes los alisios del NE, pero en invierno después de la entrada de los frentes fríos los vientos adoptan la dirección Norte.

El Municipio Marianao durante el quinquenio en estudio ha estado sometido a etapas intensivas de tratamiento antifocal y adulticida reforzado por acciones de promoción de salud con la necesaria intervención intersectorial y comunitaria. Las condiciones desfavorables del Medio Ambiente (condiciones higiénicas sanitarias) han sido causas determinantes en estas etapas. Sin embargo, es necesario definir otras causas, tales como las variaciones en el clima, que influyen en la Salud Humana.


  1   2

similar:

Sintesis pág. 4 iconSintesis deshidratación = síntesis por deshidratación (ver pagina 39 del libro)

Sintesis pág. 4 icon¿Qué nos enseña sobre el amor de Dios su manera de reaccionar ante...

Sintesis pág. 4 iconRecursos Pág. 20

Sintesis pág. 4 icon6-Bibliografía Pág. 7

Sintesis pág. 4 iconCuestionario (pág 5-6)

Sintesis pág. 4 iconBibliografía Pág. 35

Sintesis pág. 4 iconBibliografía pág. 27

Sintesis pág. 4 iconAula Pág. 4

Sintesis pág. 4 iconBibliografíA pág 33

Sintesis pág. 4 iconIndice pag




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com