La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación




descargar 93.08 Kb.
títuloLa Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación
fecha de publicación28.10.2016
tamaño93.08 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación.



 

 

La acción evangelizadora de la Iglesia es su mejor identidad, prolonga la presencia de Jesús que sigue anunciando el Reino y llevando la salvación a los hombres de todos los tiempos.

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación.


 

 

 miniatura














 miniatura

 

miniatura miniatura http://ts1.mm.bing.net/images/thumbnail.aspx?q=1452491418052&id=78c7f84958ebb8b2632537068adc1607&url=http%3a%2f%2fdidaskalosbarranquilla.files.wordpress.com%2f2011%2f01%2fjesus_medico.jpghttp://ts4.mm.bing.net/images/thumbnail.aspx?q=1357124998523&id=474396c5754f5a2754fb909d138658d9&url=http%3a%2f%2fi67.photobucket.com%2falbums%2fh298%2fkurisusu%2fpic20healing20jesus20child.jpghttp://didaskalosbarranquilla.files.wordpress.com/2011/01/jesus_y_nic3b1o.jpghttp://humanizar.es/typo3temp/pics/30d8a45a06.gif

Videos

miniatura miniatura

Salud - Definición


¿Se Puede definir Salud?

Salud es la vivencia armoniosa, gozosa, responsable e interactiva de la herencia, realidad social, condiciones de vida, calidad de las instituciones y del comportamiento personal en de todas y cada una de las dimenciones de la persona: física, emocional, intelectual, social, valórica y espiritual.

En todas la etapas del arco de la vida.

En todas la relaciones personales y comunitarias.

En equilibrio con la ecología; aceptando, integrando y elaborando positivamente los límites, impotencias, heridas y zonas oscuras de la existencia humana (enfermedad, discapacidad, agonía, muerte, duelos) .

Posibilitando al hombre alcanzar su autorrealización y plenitud humana en sintonía con la volunta de Dios

 

Salud - Los cambios


El siglo XVIII trae el desarrollo industrial y también el concepto de utilidad y una nueva mentalidad. Un persona es útil cuando produce y rinde cuantitativamente. El enfermo no sólo no produce sino que consume. Por eso será considerado dentro de la categoría de valores no sólo como una persona inútil sino perjudicial porque gasta bienes de la sociedad.

Imaginemos la situación socio-sanitaria a mediados del siglo XIX. El pudiente podía pagar a su médico que incluso improvisaba su "clínica" en piezas de la casa del enfermo. El ciudadano con el seguro incipiente podía ser atendido en centros de dicho seguro y en el consultorio del médico. Para el resto, existían los hospitales, centros de beneficiencia, dotados con pocos recursos...

Pero vendrán grandes cambios: gran progreso de la higiene pública y privada; el nacimiento del primer ministerio de salud (departamento de salud, 1869, inglaterra para favorecer sobre todo esa higiene), superación y control de las epidemias debido, en gran parte, al invento del microscopio, con el que se pudieron descubrir los microorganismos y combatirlos con las vacunas.

En el siglo XX aparecen los diagnósticos precisos gracias a los laboratorios y técnicas de aparatos como las imágenes diagnósticas... y hasta los transplantes.

Y más novedades: la aparición (siglo XX) de los seguros obligatorios de enfermedad. La medicina pasó de ser preponderantemente domiciliaria a convertirse en hospitalaria. El hospital se convierte en el centro del sistema sanitario.

La medicina se hospitalizó y todo acto médico debía realizarse en el hospital. El médico rehuye el viejo rol de generalista (médico de cabecera) para asumir el nuevo de especialista, motivado por la revolución tecnológica con sede en el hospital. La universidad formará especialmente al médico "hospitalario" y especialista, y lo hará en el mismo hospital (prácticas y residencias).

Y siguen nuevos aspectos: cambia el paciente. La nueva medicina hospitalaria ya no irá dirigido a los pobres de solemnidad sino a los productores y consumidores, quienes constituyen el centro de la actividad económica.

Surge un nuevo sistema de financiación. De la "caridad del estado" se pasa a la justa distribución de los impuestos de los ciudadanos, destinados a la salud. También el ciudadano gastará cada vez más de sus ahorros en salud (seguros particulales, fármacos...). La vieja relación paternalista de médico mutará por una relación igualitaria. Surge la conciencia en responsabilidad en salud y de protagonismo en el proceso de recuperación.

El hospital deja de ser un lugar marginado y de marginados para ser uno de los más importantes centros de la vida social. Allí ya se nace y se muere. Es un lugar de "exigencias". Reactiva la economía.

 

Salud - Conceptos


Y todavía máscambios: se renueva ahora el concepto mismo de salud. El 22-7-1946, en NuevaYork se firmó la Constitución de la Organización Mundial de la Salud, organismodependiente de la O.N.U. En el preámbulo se define saludasí:

Un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solamente ausencia de enfermedad o dolencia, al que tiene derecho toda persona sin distinción de raza, credo...

En una sociedad de consumo, de un orden político de bienestar, con economía neocapitalista, con ética utilitarista, surge el concepto de salud en términos de bienestar. Salud es felicidad, un bien antropológico, un derecho innato a la dignidad de la persona, un bien tutelado. Se considera un derecho en el momento de la historia en el que surgen los derechos de los enfermos.

A la salud se le reconoce un contenido, ya no es visto como una simple ausencia de afección, lesión o disfunción. Ser sano es mucho más que no estar enfermo.

La salud es una experiencia sentida, gozosa, plena y armónica de todas y cada una de las dimensiones de la persona. Por eso, hoy hablamos de:

  • Salud física

  • Salud emocional

  • Salud intelectual

  • Salud social

  • Salud religiosa

¡Y cómo no! Hablamos de salud económica, laboral, política, ética y ecológica.

Custodiar y promover la salud es un deber primario de los estados.

Este concepto de salud acapara todo "tipo de dolor y sufrimiento" y se adentra en el ámbito de la vida humana entera. Medicina va a equiparse a salud (1 Congreso Iglesia y Salud, Ed. Edcice, Madrid 1995, pp. 93-98). La medicina del bienestar medicaliza la vida humana, tal es así que, por ejemplo, detecta la responsabilidad psíquica en el hecho jurídico; medicaliza la política (ésta ha de ser dadora de higiene y salud); medicaliza la economía capitalista que ve la salud como un bien de consumo; medicaliza la técnica y hasta la ética: lo técnicamente posible en medicina es bueno. "Las enormes posibilidades de la medicina han sacado de la esfera metafísica y moral y, con ello también de la religiosa, el problema del dolor, la pregunta sobre su sentido planteada por la inteligencia y el corazón, trasladándola a la esfera práctica" (F. J. Buytendick). Y se medicaliza la discapacidad, la vejez y la muerte.

Salud - Nuevas Tendencias


Pero en la década de los ochenta nacen nuevas sorpresas. Se da una explosión de coste/beneficio. Se empieza a cuestionar si es viable ofertar ilimitadamente recursos en salud y en todas las condiciones, ya que surge la relación coste/eficiencia (v.g. en enfermedades terminales), se cuestiona también si actuando así no se lesiona la justicia distributiva de los ciudadanos contribuyentes.

La misma O.M.S., sin cambiar su definición sobre salud, es la que va a introducir matices significativos. En Alma Ata (1978), hablando sobre la atención primaria declaró:

"Tienen los gobiernos la obligación de cuidar la salud de sus gentes, hecho que sólo puede cumplirse mediante la adopción de medidas sanitarias y sociales adecuadas. Uno de los principales objetivos sociales de los gobiernos, de las organizaciones internacio-nales y de la comunidad mundial entera en el curso de los próxi-mos decenios, debe ser el que todos los pueblos del mundo alcan-cen una vida social y económicamente productiva.

La atención primaria de la salud es la clave para alcanzar esta meta como parte del desarrollo, conforme al espíritu de justicia social".

¿La justicia social obliga a procurar "el perfecto bienestar" de todas las personas o preveer una atención primaria para todos? Pareciera que está pasando de una medicina de bienestar a una medicina como bien de producción.

Se diseñan en salud tres niveles bien diferenciados: primario (86 % de las necesidades comunitarias), secundario (12 %) y terciario (sólo el 2 %). Económicamente, en la relación coste/be-neficio, la asistencia primaria consigue mayor rentabilidad; en el secundario la rentabilidad es menor y en el terciario la rentabilidad económica es mínima. Según este esquema, el país desarrollado atiende adecuadamente los tres niveles. El país no desarrollado, carece de buen nivel terciario pero se esfuerza por tener un aceptable nivel primario. El país en vía de desarrollo suele invertir muchas de sus reservas en la asistencia hospitalaria terciaria sin cubrir por completo la atención primaria. Este último puede resultar el más antieconómico y el menos justo.

Salud - Los Síndromes


El nuevo concepto de salud tiene también sus síndromes. Así se habla del síndrome del enfermo-usuario que cree poder demandar infinitamente al estado todo sobre su salud.

Síndrome de la medicalización: todo quiere arreglarse con ir al médico o con un medicamento. Se tratan los síntomas pero no las causas. Hoy el estres, accidentes en rutas, violencia, suicidios, drogas, sida, alcohol, tabaco... producen más muertes que las enfermedades físicas. La prevención en enfermedades sociales es una asignatura pendiente. Consideremos tan sólo que en 1995, en Argentina murieron 12.000 personas en accidentes de tránsito.

Síndrome administrativo creando una tremenda e inoperante burocracia en un sistema de salud poderoso contra el enfermo y profesional y débil frente a las patologías.

Síndrome económico ya que la salud la actúa en sentido antidarwiniano, generando demanda ilimitada cuando los recursos son limitados.

Síndrome profesional. Los profesionales de salud van siendo funcionarios del sistema y de los centros de salud, ya que el hospital y la salud son una empresa. El parlamento confecciona leyes superando la decisión relacional médico-paciente que en ocasiones obligan a acudir a la objeción de conciencia. Los colegios de médicos van perdiendo su identidad. Se ha roto el sistema paternalista de relación con el enfermo pero no ha sido sustituido plenamente por una relación que contemple los tres principios de: justicia, benevolencia y autonomía. Se ve al médico cada vez más materialista, fruto de una situación social que lo supera. La imagen clasica del profesional se está ennegreciendo porque muchos están al servicio de la muerte como es el caso del aborto...

Síndrome de la deshumanización a nivel personal e institucional, fruto del positivismo racionalista.

Síndrome político ya que la salud era un buen negocio político y muy rentable. Hoy se han convencido que nunca podrá ser rentable y por eso...

Síndrome unidimensional: desde el pensamiento cartesiano el hombre enfermo fue contemplado como "res extensa" (cuerpo) y tratado biológicamente como una especie animal más, tarea del médico, dejando la "res cogitans" (espiritualidad y sicología) en manos de otros. El enfermo quedó dividido y no auxiliado en su totalidad. El trabajo interdisciplinario desapareció.

Síndrome de infantilismo ante el sufrimiento: el hombre moderno es más sabio ante el dolor, se sabe medicar mejor pero está resultando un auténtico analfabeto ante el resto. En una sociedad juvenalista y con nuevos tabúes se hace difícil elaborar sanamente las zonas oscuras de la existencia humana, asumir su verdadera responsabilidad en el proceso de su enfermedad y enfrentar la verdad en etapas terminales. No asumiendo con naturalidad una relación interpersonal adulta.

¡Muchos logros! ¡Mucho por mejorar!

 



Receta de Salud


Vida honesta y con honor.
En todo, morigeración.
Contodos, buena relación.
En el trato, nunca agresión.
Siempre, sanacomunicación.

En el hablar,mucha discreción.
No olvidar el buen humor.
En las comidas, moderación.
No a la automedicación.
Sí a la prevención.

Cada día, unrato al aire y al sol.
En el ocio, sana distracción.
Sueño sosegado ysin interrupción.
Buena música, lectura y reflexión.
Deporte comunitarioy relajación.

En el trabajo,dedicación.
Huir del stress y depresión.
Con el pasado, reconciliación.
Mirar al futuro sin temor.
No caer en la desesperación.

En todo, noblemotivación.
Todos los días, una buena acción.
Perdonar y ahuyentar todorencor.
Regalar una sonrisa con amor.
Y fe, mucha fe en Dios.

P. Mateo Bautista
ReligiosoCamilo

Mensajes de Prevención


Accidentes | Adicciones | Alcoholismo | Ancianidad | Donación de órganos | Salud | SIDA | Suicidio | Tabaquismo

Accidentes

  • Si cuando las infringimos, las señales de tránsito hablaran, ¡qué cosas que nos dirían!

  • - Mi pequeña ya voy a buscarte volando.
    - Dime papá: vienes en auto o en avión.
    Prevención es amor.

  • ¡Por favor, ponte el cinto de seguridad! Quien te quiere bien te pide utilizar el cinto de seguridad.

  • La Vida es linda. Está llena de colores: rojo, amarillo, verde...Respetemos las señales de tránsito.

  • El tren de la vida se queja de cuántos, por imprudencia, al viajar en tren pierden su vida.

  • Antes de salir a la ruta, átese a la vida, átese el cinturón de seguridad.

  • Ponerse el casco conduciendo la moto es una manera muy buena de utilizar la cabeza.

Volver

Adicciones

  • El virus de la drogadiccón es el "des-encanto" de la vida.

  • La crisis familiar de comunicación y de contención puede ser la madre de todas las adicciones.

  • Contra la droga, la mejor prevención: dialoga con tus padres, dialoga con tus hijos.

  • ¿Saben porqué los narcotraficantes no se drogan? Por la mala calidad de su producto.

  • Del infierno de la droga de sale... con las comunidades terapéuticas.

Volver

Alcoholismo

  • El alcohólico bebiendo quiere ahogar las penas, pero las penas saben nadar.

  • Beber mucho no implica vivir mucho. La vida tiene otro sabor.

  • Del abuso del vino, nada bueno jamás vino.

  • Los grupos de alcoholicos anónimos son muy buena solución para el mal "trago" de la vida.

Volver

Ancianidad

  • El libro de la vida humana no tiene calidad si no se respeta su prólogo y epílogo naturales.

  • Ser abuelo/a es tener el placer de ver la tercera edición de la propia biografía corregida y aumentada.

  • El arte de envejecer es el arte de conservar siempre alguna esperanza.

  • La cultura de un pueblo se demuestra en el trato que da a sus ancianos.

  • Lo que nuestros viejos hicieron por nosotros y por nuestro país no tiene precio, pero ¿las pensiones tan bajas de nuestros viejos no son todo un desprecio?

  • Todos vivimos envejeciendo, pero ¿todos nuestros ancianos pueden envejecer viviendo?

  • Hay viejos que cuentan historias, pero no hay historia sin viejos.

Volver

Donación de órganos

  • La solidaridad de una persona muere después de donar sus órganos.

  • Dime qué donas y te diré quién eres.

  • Yo dono órganos, tú donas, él dona, nosotros donamos, ustedes donan órganos y ellos nos donan sus órganos.

  • Porque dono órganos, creo en la vida.

  • Tu corazón bombea sangre. ¿Bombea también la solidaridad para donarla?

  • Existe un remedio que sólo se produce en la fábrica de tu solidaridad: la sangre.

  • Donar sangre es uno de los regalos más preciosos que puede salir de nuestro corazón.

  • Hubo alguien que donó su cuerpo y su sangre aun en vida. Su nombre es Jesús.

Volver

Salud

  • Dame trabajo y te daré salud.

  • "Salud para todos para el año 2000" (OMS.)
    ¿Salud para todos para el año 3000?

  • Familia sana + trabajo + educación + valores = salud.

  • Si contaminamos el medio ambiente, la tierra, el agua... ¿podremos comernos el dinero?
    Recreemos la creación.

  • ¡Menos política en salud. Más política de salud!

  • Educar es salud. Con salud se educa.

  • Más vale vacunar que curar. Las vacunas no son sólo cosas de niños.

  • Prevención, previsión y precaución. La vida se lo merece.

  • La salud es barata. La enfermedad es muy cara. Más vale prevenir que gastar plata.

  • Las muertes por violencia son un gravísimo problema de salud. Su vacuna: la promoción de condiciones sanas de vida y de trabajo.

  • La prevención es el mejor seguro de vida.

Volver

SIDA

  • El SIDA tiene dos enemigos a muerte: la información y los valores de tu conducta.

  • El SIDA no cae del cielo. Prevención con valores.

  • El contacto directo con sangre, semen y leche materna infectados produce SIDA. Saneemos las fuentes de la vida.

  • Una prevención sin valores, ¿es prevención con valor?

  • SIDA, no da, SIDA, no da, SIDA, no da. El SIDA no es una tómbola.

  • No se trata sólo de conocer la verdad sobre el SIDA sino de vivirla. Información y prevención.

  • SIDA: hay amores que matan.
    El amor no es curio-SIDA-d.

Volver

Suicidio

  • La vida nunca se suicida. ¿Por qué el hombre sí?

  • El intento de suicidio no es mudo. Comunicar abre la puerta a la esperanza.

  • El suicidio no es un tabú. Se puede prevenir. Es una cuestión de vida.

Volver

Tabaquismo

  • Y mientras fumo..., mi salud se va con el humo.

  • Baje sus humos. Aumente su calidad de vida.

  • El fumador paga sus impuestos: al Estado, al cáncer, a la muerte...

  • Quien bien te quiere... no te hace fumar pasivamente.

Volver

 

Decálogo de nuestra salud mental

Sin salud mental no hay SALUD
DECALOGO DE NUESTRA SALUD MENTAL

Nuestra salud mental es:
1. Don y esfuerzo.
2. Derecho y deber.
3. Muy personal y muy comunitaria.
4. Un asunto de salud pública.
5. Prevenible y previsible
6. Comienza 25 años antes de que nazca el niño/a.
7. Su fuente es la salud emocional de la familia.
8. Va a la escuela: es materia de psicoeducación.
9. La Salud es una familia con seis hijas: salud física, salud emocional, salud mentalsalud social, salud valórica y salud espiritual.
10. La salud mental es la bisagra de la óptima personalidad.

Oraciones


Jesús es la salud


Señor,
Tú eres la salud.

Tú viniste para darnos Vida,
para ofrecernos nuevas posibilidades
y abrirnos nuevos horizontes.

Señor,
Tú ensanchas nuestro corazón
y das alas a nuestra libertad.

Tú curas nuestras heridas internas
y nos invitas a ser
dueños de nosotros mismos
y servidores de los demás.

Tú nos ayudas a vivir sanamente
las experiencias dolorosas de la vida
y a crecer desde la pequeñez.

Gracias, Señor,
porque has compartido nuestra vida
y, amándonos hasta el final,
nos has revelado
que sólo el amor sana y salva.

F. Alvarez 

 

 

 




Dios es sano


Dios, tiene palabras
y gestos sanos,
sanos son tus hechos
y saludables tus actitudes.

Dios, eres gratuito,
no eres avaro ni tacaño,
eres jovial, derrochas
simpatía y buen humor.


2Dios, no quieres el dolor,
amas la solidaridad en el dolor;
crees en la Vida
y transformas la muerte.

Dios, no ignoras jamás
nuestro sufrimiento;
tú mismo has muerto
en la soledad de la cruz.

Dios, valoras al hombre
por lo que es y no por lo que tiene;
aceptas a todos,
nadie es descartable.

Dios, nos eres fiel
aún en nuestro pecado;
nos haces felices
para hacer felices a los demás.

Dios, nos ayudas a esperar
contra toda esperanza;
tienes por nombre Jesús:
SALUD-SALVACION.

Mateo Bautista

c


Padre, me pongo en tus manos


Padre:
Me pongo en tus manos.
Haz de mí lo que quieras.
Sea lo que fuere,
te doy las gracias.

Estoy dispuesto a todo,
lo acepto todo,
con tal que tu voluntad
se cumpla en mí
y en todas las criaturas.

No deseo nada más, Padre.
Te confío mi alma,
te la doy con todo el amor
de que soy capaz,
porque te amo.

Y necesito darme
sin medida,
con infinita confianza,
porque tú eres
mi Padre.

Ch. Foucauld

 

 

 


Estuve enfermo


Estuve enfermo y me dieron como único nombre
“cama 24”;
estuve enfermo y me preguntaron si venía
por el seguro o privado;
estuve enfermo y me operaron sólo porque
querían hacer prácticas;
estuve enfermo y me quejé del dolor y comentaron:
“se queja sin razón”;
estuve enfermo y oí decir: “No lo voy a atender
yo siempre...”

Estuve enfermo y me llamaron por mi nombre;
estuve enfermo y venían cada mañana sonrientes
a decirme “Buenos días”;
estuve enfermo y fui para ellos “alguien”
y no algo
estuve enfermo y venían a verme
para ofrecerme paz;
estuve enfermo, llegué con miedo al hospital
y me acogieron con solicitud y cariño.

Estuve enfermo y dieron vuelta mi almohada
para que estuviera mejor;
estuve enfermo y me trataron con competencia;
estuve enfermo y me dieron lo que más necesitaba:
cariño, comprensión, escucha y amor;
estuve enfermo y me dieron a Dios.

Mateo Bautista

 

 


Para el médico


Señor te pido por el médico:

que recibe a la persona y no sólo cura sus dolencias;
que extiende su mano llena de bondad para ayudar
y la retira vacía de intereses;
que se compadece de la ignorancia ajena
y no engaña recibiendo lo que no le pertenece;
que enjuaga las lágrimas del paciente
y no aumenta el sufrimiento sin necesidad;
que seca la sangre que corre
y no mancha sus manos con cirugías innecesarias;
que se preocupa por el rápido restablecimiento
y no busca una larga convalecencia;
que recibe el honorario justo
y no se ensucia con pagas indebidas;
que se compromete con la verdad
y no mancilla su profesión con la mentira;
que ayuda a recuperar el don de la salud
y jamás lo perjudica con su negligencia;
que mantiene la esperanza
y no apaga las últimas ilusiones;
que se mantiene fiel a la palabra dada
y no quebranta el juramento hecho;
que te agradece, Señor, el don de la ciencia
y no se atribuye la curación realizada;
que baja la cabeza ante el misterio de la vida
y no se cree su juez y señor;
que descubre y vive la belleza de su misión
y te alaba por la vocación recibida, Señor.
Amén.

Mezzomo

 


Hablo de la enfermera


Que une en su persona profesión y vocación;
que la monotonía del trabajo no insensibiliza
su corazón al sufrimiento ajeno;
que los propios intereses no le hacen olvidar
el gran interés: el bien del enfermo;
que sabe trabajar en equipo
haciendo del hospital un hogar para todos;
que atiende y llama al enfermo por su nombre
y lo considera alguien y no algo;
que acepta con paciencia
sus impaciencias;
que no sólo proporciona remedios
sino ternura, serenidad y paz;
que comprende sus miedos
y lo escucha con solicitud y cariño;
que intuye y respeta
sus necesidades humanas más profundas;
que está junto al enfermo con su presencia humana,
aún cuando profesionalmente nada pueda hacer;
que ora y aprieta las manos del enfermo
en el paso definitivo hacia la casa del Padre.

Mateo Bautista

 

 


Oración del Agente de Pastoral de la Salud


Jesús, escrito esta en tu evangelio:
Anuncien la buena noticia y curen a los enfermos.

Como el sacerdote y el levita no quiero pasar de largo del hombre herido y dolorido, sino determe como el samaritano.

Jesús, salud del Padre, configúrame con vos: sano, saludable, saneador, sanador y salvador.

Concédeme, por el Espíritu Santo la gracia de conocerte y reconocerte, amarte y servirte en cada sufriente.

Que todo enfermo sea mi hermano, y mi primer prójimo el enfermo más necesitado.

Jesús, yo, tu inútil siervo, confío en las promesas de la bendición para los servidores de los enfermos.

Si la herida del hermano tu curas, el Señor hará cicatrizar la tuya.

Vengan benditos de mi Padre, entren en mi celestial regazo porque estuve enfermo y me visitaron.

                                        Mateo Bautista

 

Bienaventuranzas


La salud | Los sanos | Los enfermos | Los que sufren | Los familiares | Los médicos | Los enfermeros
Otros profesionales | Los promotores de salud | Los hospitales | Los voluntarios | Los sacerdotes
Los consagrados | Los agentes | Los ministros de la comunión | Las instituciones | Los políticos
Los medios de comunicación | Los grupos de mutua ayuda | Los Laboratorios | Asistentes sociales

Más bienaventuranzas

La salud

1. Bienaventurados los que conciben la salud como una vivencia personal, responsable, gozosa; no como un producto final bruto.
2. Bienaventurados quienes viven la salud personal como un bien muy comunitario; y la salud comunitaria como un gran bien personal.
3. Bienaventurados los que han caído en el círculo virtuoso de la salud.
4. Bienaventurados los que viven la salud en clave de felicidad comunitaria.
5. Bienaventurada los que previenen la enfermedad. Más bienaventurados los que promueven la salud.

Volver

Los sanos

1. Bienaventurados los que son sanos, por mucho más que por ausencia de enfermedad.
2. Bienaventurados los que son como Jesús: sanos, saludables, sanadores, saneadores; y mediadores de la salvación.
3. Bienaventurados los que son sanos en todas y cada una de las dimensiones de su persona: física, emocional, intelectual, social, valórica y espiritual; con todos, en todo lugar.
4. Bienaventurados los que saben que Dios los quiere y quiere que se quieran... sanos: ayer, hoy y mañana.
5. Bienaventurados los sanos que educan con su salud.

Volver

Los enfermos

1. Bienaventurados los enfermos que nos sensibilizan, humanizan y evangelizan.
2. Bienaventurados los enfermos saludables para los demás.
3. Bienaventurados los enfermos que no chantajean con su enfermedad.
4. Bienaventurados los enfermos que poder visitarlos es una bendición y que, además, bendicen.
5. Bienaventurados los enfermos: sacramento de Cristo (Mt. 25, 36). También, los más chinchudos.

Volver

Los que sufren

1. Bienaventurados los que sufren con amor, por amor.
2. Bienaventurado quien no permite que le secuestren su sufrimiento sin elaborarlo.
3. Bienaventurado quien entrega su sufrimiento no para desparramarlo sino para ser iluminado.
4. Bienaventurados los que sufren por apegos..., si aprenden a liberarse.
5. Bienaventurados quienes prefieren padecer la injusticia antes que hacerla, para demostrar la justicia.

Volver

Los familiares del enfermo

1. Bienaventurados los que se familiarizan más con el familiar enfermo, menos con su enfermedad.
2. Bienaventurados los que comparten la ardua tarea de atender a su ser querido enfermo, sin sobrecargar a uno solo.
3. Bienaventurados los que no se dejan chantajear familiarmente por el enfermo.
4. Bienaventurados los que al servir al ser querido enfermo enseñan una escuela de amor sacrificado y caritativo a los más jóvenes de la familia.
5. Bienaventurados los que saben que la salud es muy familiera y que la familia ha de ser muy saludable: para nacer, crecer, envejecer, enfermar, morir y en el duelo.

Volver

Los médicos/as

1. Bienaventurados estos hombres y mujeres de bien, expertos en sanar, humanamente bien.
2. Bienaventurados los médicos/as que empiezan sirviendo a los enfermos y no terminan sirviéndose de los enfermos.
3. Bienaventurados los médicos/as que hacen más salud que medicina; más atentos a las necesidades básicas de salud de la población que a los casos raros de enfermedad.
4. Bienaventurados quienes comprenden: los enfermos necesitan las técnicas del profesional y al profesional de la técnica; no sólo en los cuidados paliativos.
5. Bienaventurados los médicos/as mortales, pacientes del Médico inmortal.

Volver

Los enfermeros/as

1. Bienaventurados los enfermeros/as que sirven a los enfermos con el mismo amor que una madre para con su único hijo enfermo (San Camilo).
2. Bienaventurados los enfermeros/as que atienden al sufrimiento del dolor del paciente y al dolor de su sufrimiento.
3. Bienaventurados los enfermeros/as que acompañan los últimos pasos del enfermo a la casa del Padre.
4. Bienaventurados los enfermeros/as con corazón en las manos.
5. Bienaventurados los enfermeros/as que entregan a su hora la medicina de la esperanza, de la que ellos son la farmacia.

Volver

Otros profesionales de la salud

1. Bienaventurados los honestos y eficaces administradores de la salud que roban... terreno a la enfermedad.
2. Bienaventurados los bioeticistas cuya ética tiene vida, cuya vida tiene ética.
3. Bienaventurados los visitadores médicos que alguna vez, no por equivocación, visitan a algún enfermo pobre.
4. Bienaventurado el personal de la limpieza, agentes de salud con sana y limpia humildad.
5. Bienaventurados los técnicos de salud que dialogan más con los enfermos que con los aparatos y estadísticas.

Volver

Los promotores de salud

1. Bienaventurados los promotores de salud que anhelan: ¡Todos por la salud! ¡Salud para todos!
2. Bienaventurados los promotores que pretenden: ¡Todo por la salud! ¡Salud para todo!
3. Bienaventurados los que hacen salud sin tener que curar la enfermedad.
4. Bienaventurados los promotores de salud ¡bien pre-vistos!
5. Bienaventurados los promotores de salud ¡bien pro-vistos!

Volver

Los hospitales

1. Bienaventurados los hospitales hospitalarios que reciben, curan y cuidan al enfermo como a sus amos y señores (San Camilo).
2. Bienaventurados los hospitales, feudos de la salud y no de la medicina; feudos de la sociedad y no de los políticos ni profesionales de la salud.
3. Bienaventurados los hospitales públicos que no son de segunda, ni de tercera, sino de primera.

similar:

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconResumen Este artículo hace un análisis crítico de la actuación de...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconResolución del Director Gerente del Servicio Murciano de Salud por...
«La aprobación de las plantillas de los distintos centros de trabajo y de las unidades organizativas»

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconAnthony Giddens Conciencia, propio-ser y encuentros sociales
«recobran» conciencia es directamente aplicable también a los animales superiores. Esta noción de conciencia evidentemente denota...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconCiencias
«cosas» significa en el uso común «todo lo que existe, independientemente de la conciencia del ser humano». De un modo más preciso,...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconInforme de la Guía
«cosas» significa en el uso común «todo lo que existe, independientemente de la conciencia del ser humano». De un modo más preciso,...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconLa nueva situación cultural y su influencia en la familia texto de...
«sí» del hombre es un ir más allá del momento presente: en su totalidad, el «sí» significa «siempre», constituye el espacio de la...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconLa naturaleza es lo que tiene; cuando trata de reventar a uno, lo...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconPaciente masculino de 69 años de edad quien acude al Servicio del...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconResumen en este escrito se hace una reflexión sobre la figura del...

La Pastoral de la Salud, es el servicio que acoge y orienta la totalidad de la persona. Es conciencia que hace renacer en todo el ámbito sanitario esas dimensiones humanizantes y evangélicas que no pueden pasar a un segundo plano en la atención del destinatario de nuestra actuación iconA La dieta de una persona es el régimen de comidas y bebidas que...




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com