Bibliografía




descargar 156.43 Kb.
títuloBibliografía
página1/3
fecha de publicación26.10.2015
tamaño156.43 Kb.
tipoBibliografía
b.se-todo.com > Derecho > Bibliografía
  1   2   3

Ribas Sébastian, Joan Proyecto de tesina e-mail: jribassebastian@gmail.com


PROYECTO DE TESINA

Máster en Comercio y Finanzas Internacionales – 2013-2014

UNIVERSITAT DE BARCELONA

Luces y sombras del sistema agroalimentario global: el impacto de las políticas de seguridad alimentaria en China sobre las exportaciones brasileñas de commodities

Los casos de la soja y la caña de azúcar desde la perspectiva de la soberanía alimentaria

Datos del estudiante

Joan Ribas Sebastian

Estudiante Módulo III MCFI

jribassebastian@gmail.com




ÍNDICE …………………………………………………………….. 2

TÍTULO ……………………………………………………………. 3

INTRODUCCIÓN ………………………………………………… 3

TEMA DE ANÁLISIS ……………………………………… 3

MOTIVACIÓN ……………………………………………… 6

OBJETIVOS ………………………………………………… 7

HIPÓTESIS DE TRABAJO ……………………………………… 8

ENFOQUE Y METODOLOGÍA ………………………………… 9

ENFOQUE ………………………………………………….. 9

METODOLOGÍA …………………………………………... 11

ÍNDICE POR CAPÍTULOS Y TEMAS DE TRABAJO ……….. 12

BIBLIOGRAFÍA ………………………………………………….. 14

CRONOGRAMA DE TRABAJO ………………………………... 16


TÍTULO

Luces y sombras del sistema agroalimentario global: el impacto de las políticas de seguridad alimentaria en China sobre las exportaciones brasileñas de commodities.

Los casos de la soja y la caña de azúcar 1 desde la perspectiva de la soberanía alimentaria.

INTRODUCCIÓN

TEMA DE ANÁLISIS

El descubrimiento de la agricultura permitió el desarrollo de sociedades sedentarias con sistemas jurídicos complejos y por tanto de las primeras civilizaciones. De hecho, la primera escuela económica que sistematizó con el método científico las investigaciones sobre fenómenos sociales en el siglo XVIII, la fisiócrata, definía la actividad agrícola como la única fuente de generación de riqueza, considerando improductiva la actividad comercial y artesana2. Esto les enfrentó a los mercantilistas y les valió la crítica de Adam Smith y los librecambistas, que si bien aceptaban que la agricultura era la más productiva de las actividades, consideraban también el comercio y la industria como tales.

El desarrollo de la agricultura protocapitalista se inició en Inglaterra en el siglo XVI, con el sistema de “enclosures”, potenciado por el comercio de lana para la emergente producción textil. Este modelo se prolongó por dos siglos hasta erradicar prácticamente al campesinado inglés a finales del siglo XVIII, que se vio proletarizado a través del éxodo rural a las ciudades para alimentar con su mano de obra la primera revolución industrial, u obligado a emigrar a las colonias. En las colonias de poblamiento como Estados Unidos, Canadá o Australia y en países en la órbita económica británica como Argentina, los colonos granjeros asimilaron rápidamente el capitalismo aplicado a sus explotaciones, normalmente latifundios de gran extensión muy intensivos en capital, mejor dotados tecnológicamente y orientados a la eficiencia económica más que a la subsistencia. El capitalismo agrario, sin embargo, no tuvo el mismo éxito en el resto del mundo. En la Europa continental imperaron las estructuras comunitarias feudales en el mundo rural al menos hasta la Revolución Francesa (en la que el campesinado tuvo por cierto una participación fundamental) y las revoluciones liberales de la primera mitad del siglo XIX3. La expansión colonial europea permitió a los agricultores asentados en nuevas tierras que aplicaron la lógica de explotación agraria capitalista comercializar más rápidamente su producción, dando origen durante la segunda mitad del siglo XIX al primer régimen agroalimentario4 de escala global, bajo la cobertura de un sistema internacional de libre comercio liderado por Gran Bretaña. La agricultura colonial, pues, centrada en los mercados industriales europeos, sentó las bases del modelo de intercambio desigual que radica en la persistencia del subdesarrollo actualmente en muchos países del Sur.

Tras el paréntesis proteccionista del periodo de entreguerras y la Segunda Guerra Mundial, en los países capitalistas el régimen agroalimentario se acomodó al nuevo sistema económico internacional keynesiano surgido en Bretton Woods, que generalizó el modelo de producción agrícola industrializado, imitando el modelo fordista. Aunque en la mayoría de países la agricultura familiar se mantuvo como un pilar del sistema productivo, se experimentó un proceso gradual de concentración de capital en el sector agrario, con un acelerado desarrollo de las industrias auxiliares como maquinaria, pesticidas y fertilizantes y de las cadenas de distribución de productos alimentarios. En relación al comercio internacional, el sistema de Bretton Woods se caracterizaba por la competencia de distintos intereses agrícolas apoyados en sus respectivos gobiernos, que mediante aranceles a la importación y subvenciones a la exportación, establecieron un sistema altamente proteccionista en Estados Unidos y Europa. El valor de los bienes agrícolas en el conjunto de las exportaciones mundiales de bienes entre 1970 y 2003 cayó espectacularmente del 22% a aproximadamente un 9%, y en el caso de los países en vías de desarrollo de un 42% a un 11%5. Pese a esa disminución en su volumen, los productos agroalimentarios fueron paradójicamente uno de los sectores más polémicos en las negociaciones para la liberalización del comercio emprendidas en el GATT6. Ello se debe, principalmente, a su consideración como sector productivo estratégico para garantizar los suministros de alimentos, mientras que en los países en vías de desarrollo, donde un 70% de la población depende directa o indirectamente, de la agricultura7, los avances en la liberalización de estos productos tendrían un gran impacto que se traduciría en un incremento de la renta.

En la década de los 70 hace su aparición el concepto de “seguridad alimentaria”, que ha evolucionado desde consideraciones de tipo cuantitativo y económico hacia una definición que tiene en cuenta la dimensión humana del fenómeno, derivando en una nueva perspectiva, la soberanía alimentaria, que servirá de enfoque teórico de esta monografía. La cuestión de la seguridad alimentaria se ha trabajado en marcos multilaterales como la Food and Agriculture Organization (FAO), el Comité de Seguridad Alimentaria de la FAO o el Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola. A raíz de la crisis alimentaria de 2006-2008, fuertemente influenciada por el elevado grado de financiarización de los precios de los alimentos en los mercados de futuros, los precios elevados y la volatilidad se han convertido en la "nueva normalidad"8. Estos acontecimientos sumaron 75 millones de personas a las cifras de hambrientos y condenaron a 125 millones a la pobreza extrema en todo el mundo, además de generar revueltas, inestabilidad social y violencia.

Desde los primeros años del siglo XXI se observan cambios tendentes a la multilateralización en el sistema internacional, puestos claramente de manifiesto a partir de la crisis financiera de 2007/2008 y la creación del G20. Los países emergentes, especialmente los denominados BRICS, han conseguido en este foro cuotas de poder político más acordes con su peso en la economía y las finanzas internacionales, lo que ha tenido sus efectos en las políticas globales de seguridad alimentaria. Entre ellos cabe destacar la creación del Global Agriculture & Food Security Program en la cumbre de Pittsburgh del G20 en 20099.

En relación a América Latina y Asia, entre la década de los 40 y los 80 del siglo XX aplicaron políticas desarrollistas, caracterizadas por la substitución de importaciones para promover la industrialización local. El campesinado de esos países estaba en una situación de debilidad debido a la explotación por parte de los terratenientes, la disolución de las relaciones tradicionales de cooperación y ayuda mutua, además de la sobreimposición al sector agrícola para financiar la industrialización. Este hecho, junto con el proceso de descolonización iniciado al finalizar la Segunda Guerra Mundial en el marco del sistema bipolar de la Guerra Fría, convirtió al campesinado del Sur en el principal apoyo a los movimientos de liberación nacional y para la reforma agraria, que en algunos países como China llegaron al poder.

Precisamente, por sus enormes dimensiones demográficas y económicas, el impacto de China en el mercado de commodities ha sido notable en los últimos años, especialmente desde su entrada en la OMC en diciembre de 2001, y se ha barajado como uno de los motivos (no el único, desde luego) de las crisis periódicas por el incremento de los precios de los productos alimentarios a escala global, como la vivida en 2006-2008. El rápido crecimiento de la renta per cápita en China ha llevado asociado unos cambios en los hábitos de consumo de la población en el país más poblado del planeta (cerca ya de 1.400 millones de habitantes), que están incrementando de forma acelerada el consumo de proteína de origen animal, y a una revisión de sus políticas de seguridad alimentaria. Pese a ello, las previsiones neomalthusianas más alarmistas10 sobre el posible colapso que el crecimiento de la demanda de proteína animal en China podría causar en la capacidad de producción mundial de grano no se han cumplido. No obstante existen al menos cuatro grandes retos para la seguridad alimentaria del gigante asiático, basada hasta ahora en su capacidad de autoabastecimiento: la necesidad de incrementar la productividad agraria; sus límites ecológicos; la liberalización del sector agrario en el marco de la OMC; y el encaje inclusivo de la población rural en el desarrollo del país.

Por otro lado Brasil, por su enorme potencial productivo gracias a la disponibilidad de tierras fértiles y clima propicio, es uno de los países con mayor capacidad de oferta de diversos tipos de cultivo, tanto para consumo humano como animal y para la producción de biodiesel. En la última década programas como Fome Zero o su sucesor Bolsa Familia11 han sido una de las banderas en el ámbito de las políticas sociales y de redistribución de renda del gobierno del PT, y han tenido un impacto considerable en la reducción de la pobreza y la desnutrición entre importantes capas de la población. Los buenos resultados en los últimos años de la balanza comercial brasileña han sido posibles en gran medida a las exportaciones de productos básicos, cuyos precios internacionales se han mantenido en niveles altos gracias, entre otros factores, al “efecto China”12.

Con todos estos elementos mi aportación original de conocimiento quiere centrarse de forma general en el estudio del grado de integración de dos de las economías emergentes más dinámicas, la brasileña y la china, centrándome específicamente en dos commodities sobre las que existe abundante material, a partir del diseño de las política públicas de seguridad alimentaria en el país asiático.

MOTIVACIÓN

Realizar una tesina es un ejercicio académico de primer orden en el currículum de cualquier estudiante y supone un reto intelectual para cuya consecución es fundamental la motivación del investigador. Por este motivo, el objeto de estudio ha de representar un estímulo. En mi caso, la elección del tema de estudio presenta los siguientes:

  • Esta es la segunda monografía que realizo para la obtención de un título de máster. Esta circunstancia me permite afrontar el reto de una tesina con un cierto conocimiento de causa, y con el planteamiento de poder continuar eventualmente vinculado al ámbito de la investigación con alguna universidad brasileña o latinoamericana en estudios de doctorado.

  • Por otro lado, es importante destacar que en los últimos 12 años mi experiencia laboral se ha desarrollado en el ámbito de la cooperación al desarrollo, donde desde ONGs y desde organismos públicos de cooperación descentralizada he tenido la oportunidad de conocer los procedimientos de definición de políticas públicas, así como la situación en varios países del Sur (especialmente Brasil, países árabes y Asia oriental) en materia de derechos humanos, empoderamiento y desarrollo local, capacidades productivas y medioambiente.

  • Uno de los aspectos en los que he trabajado desde el ámbito de la cooperación al desarrollo ha sido la soberanía alimentaria, concepto relacionado, aunque no sinónimo, de la seguridad alimentaria. He trabajado en proyectos de desarrollo local y soberanía alimentaria en Rio Grande do Norte, y de hecho estoy participando actualmente en un proceso de incubación de microempresas en ese estado nordestino, focalizadas en la producción de frutas tropicales deshidratadas ecológicas y de la agricultura familiar. Mi contacto con Brasil es constante (tengo dos viajes previstos a ese país en el periodo de realización de la tesina). También, gracias a las redes de contacto establecidas en mis últimos años de trabajo, tengo acceso a entrevistar a personas vinculadas a organismos como la FAO.

  • Durante 10 años he sido consultor de la UOC en los estudios de Asia oriental, concretamente en la asignatura de geografía. Esa región, con China como motor indiscutible, se ha convertido en el eje principal del comercio internacional. Durante la realización del MCFI he conocido a estudiantes chinos que han mostrado interés en participar en un estudio de mercado en China del producto de la agricultura familiar que las empresas incubadas están produciendo en Brasil (frutas tropicales deshidratadas ecológicas). Además a través del MCFI puedo contar con el acompañamiento del profesor Gu Yongtao en la parte de la investigación específicamente dedicada a China. En el periodo de elaboración de la tesina tengo previsto realizar un viaje a China, durante el cual quería mantener entrevistas con responsables de la definición e implementación de las políticas de seguridad alimentaria, así como de profesores de la Universidad de Agricultura en Beijing.

  • Las políticas de seguridad alimentaria tienen un componente geoestratégico de primer orden en las relaciones internacionales. Su definición tiene como objetivo garantizar el acceso de la población a alimentos saludables, en suficiente cantidad y a precios razonables, para garantizar las necesidades calóricas diarias para una vida sana y un desarrollo intelectual y físico adecuado de las personas. Si bien ese es su objetivo principal, hay otros elementos geoestratégicos que inciden en ellas, como la generación de biocombustibles como el etanol, los efectos medioambientales de las políticas agrarias elegidas para el estudio o el poder corporativo de los grandes conglomerados agroindustriales en la fijación de los precios internacionales en la fase actual del capitalismo financiero, que subyace en algunas dinámicas actuales como el acaparamiento de tierras por parte de fondos soberanos o grandes multinacionales, el uso de transgénicos, pesticidas y abonos químicos. Como politólogo especializado en el ámbito de conocimiento de las relaciones internacionales, el análisis de estos aspectos geoestratégicos en el comercio mundial de commodities supone un estímulo intelectual.

Una vez identificados los motivos de orden personal y académico que justifican mi interés por el tema elegido, puedo plantear los objetivos que persigo con esta investigación.

OBJETIVOS

De forma general lo que se pretende establecer en esta monografía es el grado de relación existente entre las políticas de seguridad alimentaria y los precios internacionales de las commodities en la última década. Como esta cuestión es excesivamente amplia hay que acotar el ámbito geográfico y el de las commodities elegidas, por lo que me centraré en dos países, China y Brasil, que por sus características socioeconómicos, demográficas, productivas y comerciales ofrecen altas probabilidades de influir, bien por el lado de la oferta o de la demanda, bien por su creciente influencia en el sistema financiero internacional como integrantes de los BRICS, en los precios internacionales de las commodities. La elección de la soja y la caña de azúcar como objeto de estudio se deriva de la abundancia de bibliografía y disponibilidad de datos sobre estos dos productos, así como su doble uso en el ámbito de la alimentación y la generación de combustibles renovables, aunque con fuertes impactos medioambientales. La elección definitiva de las commodities, no obstante, queda sujeta a un encuentro con GRAIN.

El objetivo general de la tesina es pues, desde la óptica de la soberanía alimentaria, confirmar si existe un impacto de las políticas de seguridad alimentaria de China sobre la balanza comercial de Brasil, y en caso afirmativo, tratar de cuantificarlo.

Como objetivos específicos me propongo los siguientes:

  • Contextualizar el sistema agroalimentario global actual en una perspectiva histórica

  • Analizar el papel de los BRICS en este nuevo sistema agroalimentario global

  • Conocer el grado de apertura comercial entre las economías china y brasileña en el ámbito de los productos agrícolas

  • Identificar los elementos económicos, financieros y políticos que conforman los precios internacionales de las commodities

  • Aportar un abordaje innovador al tema desde la perspectiva de la soberanía alimentaria

HIPÓTESIS DE TRABAJO

La hipótesis de trabajo planteada inicialmente será “Las políticas de seguridad alimentaria de China influyen significativamente en la balanza comercial brasileña a través del crecimiento de la demanda y de los precios internacionales de la soja y la caña de azúcar”.

Esta hipótesis de trabajo no es definitiva, ya que como explico en el apartado sobre metodología hay que completar la fase de observación para estar en condiciones de formularla de forma concluyente. No obstante esta propuesta cumple, a mi juicio, los siguientes requisitos propios de una hipótesis bien planteada:

Pertinencia: una hipótesis es pertinente si aclara un problema o lo replantea desde una perspectiva distinta. En este sentido la hipótesis aborda una parcela de conocimiento detallada en el ámbito del comercio internacional entre dos países relevantes por su pertenencia a los BRICS sobre la cual no he localizado ningún trabajo académico específicamente dedicado a ella. Además la formulación se basa en el enfoque novedoso de la soberanía alimentaria, y en un trabajo intensivo de documentación, entrevistas y revisión del estado de la investigación.

Plausibilidad: toda hipótesis indica una relación entre dos o más variables. En este caso las variables a considerar son “políticas de seguridad alimentaria de China”, “resultados de la balanza comercial brasileña” y “precios internacionales de la caña de azúcar y de la soja”. De forma intuitiva parece bastante plausible que pueda existir una relación entre ellas.

Verificabilidad: una hipótesis es una respuesta provisional, por eso es esencial que su referente empírico sea observable (a menos que se trate de una hipótesis especulativa) y que esté formulada en términos que dejen abierta la posibilidad de su verificación o su refutación. En este caso existen suficientes fuentes de verificación accesibles en inglés, francés, portugués y español (idiomas con los que puedo trabajar en una investigación) tanto sobre las políticas de seguridad alimentaria de China como sobre la balanza comercial brasileña y los precios internacionales de las dos commodities seleccionadas. En el análisis de China tal vez sea necesario contar con algún apoyo puntual en la identificación y traducción de fuentes en chino.

Simplicidad: A mi juicio la hipótesis planteada es simple y tautológica, lo que ha de facilitar el proceso de establecimiento de su verificación o refutabilidad.

ENFOQUE Y METODOLOGÍA

ENFOQUE

Todas las personas tienen derecho a una buena nutrición como condición sine qua non para un desarrollo pleno, físico y mental” (artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos)

En el estadio actual de desarrollo de las fuerzas de producción agrícola, la tierra podría alimentar normalmente a 12 mil millones de seres humanos. Alimentar normalmente significa proveer a cada individuo de una alimentación equivalente a 2.700 calorías por día. Sin embargo no somos más que siete mil millones de individuos sobre la tierra y cada año 826 millones sufren de subalimentación crónica y mutilante. Quien muere de hambre es víctima de un asesinato”. (Jean Ziegler)
La inquietante denuncia del profesor Ziegler plantea una serie de interrogantes en relación al actual sistema agroalimentario globalizado, basado en el modelo agroindustrial y la eliminación del pequeño campesinado y en la concentración del poder de decisión de los precios de los alimentos en manos de pocos conglomerados de la agroindustria. El derecho a la alimentación en el marco del derecho internacional se enmarca en los derechos humanos de primera generación, proclamados en San Francisco a finales de 1945. Sólo por ese hecho parece razonable cuestionar que los productos alimentarios, como garantía del sustento biológico y mental de las personas, deban ser tratados como una mercancía más con mercados absolutamente desregulados. La disponibilidad de alimentos, además, es un factor fundamental para la estabilidad social tal como se demostró en la crisis de los precios de 2006-2008.

Por las sinergias internacionales descritas en la introducción de esta propuesta de tesina, la evolución del sector agrario en las distintas regiones del mundo se ha visto marcada en las últimas décadas por la globalización del modelo agroindustrial, que en Europa y Estados Unidos había reducido a la irrelevancia a los agricultores familiares desde la Revolución Verde en la década de los 60 y actualmente está desarrollando un acelerado proceso de acaparamiento de tierras y agua en América Latina, Asia y, sobre todo, el África Subsahariana13.

Los defensores del modelo agroindustrial argumentan que la especialización y los mercados a escala ofrecen una optimización de los recursos naturales, pero obvian las externalidades negativas que genera su modelo productivo, asumidas normalmente por toda la sociedad a través de los costes medioambientales y en la salud de las personas que trabajan en las plantaciones y de los consumidores. El modelo agroindustrial se basa en un postulado que, si bien podía ser aceptado como cierto en el siglo XVIII por el nivel de desarrollo de las capacidades productivas del momento, el capitalismo globalizado debería haber desechado: que los recursos naturales son infinitos.

En cualquier caso la evolución técnica y tecnológica permitieron desde el siglo XX garantizar la producción de suficientes alimentos para todos los habitantes del planeta, sin embargo el hambre y la desnutrición jamás afectaron a tantas personas como en la era contemporánea. ¿Dónde estaría la causa ahora? La explicación puede encontrarse en las tesis de Josué de Castro: “el hambre y la desnutrición no es un acontecimiento natural, sino el resultado de las relaciones sociales y de producción que los hombres establecen entre sí14. La violación del derecho universal a la alimentación es un arma política, y son múltiples los trabajos de académicos que así lo atestiguan.

Considerando la imposibilidad de que el/la investigador/a en las disciplinas ligadas a las ciencias sociales pueda abstraerse del entorno que trata de investigar, resulta fundamental que se defina desde el inicio del proceso el enfoque de su trabajo, sobre el que se construirá a lo largo de los meses una pequeña parcela de conocimiento y que condicionará sin duda los resultados de la investigación.

Así pues nos encontramos en una disyuntiva en la que, desde un enfoque de economía política, o bien se asumen los argumentos del modelo agroindustrial (uso de semillas transgénicas, agrotóxicos, abonos químicos, monocultivos) o bien los postulados de la soberanía alimentaria (empoderamiento del campesinado, agricultura orgánica, consumo de proximidad y temporada).

El enfoque epistemológico de esta monografía se basará en los postulados de la soberanía alimentaria15, entendida como el derecho de los pueblos para definir sus propias políticas agrarias y alimentarias de acuerdo a sus objetivos de desarrollo sostenible y seguridad alimentaria.

METODOLOGÍA

En cuanto a la metodología, basándome en el planteamiento analítico propuesto por Bunge, la investigación constará de cuatro fases:

Observación

Modelo observacional indirecto de tipo inductivo, basado en la búsqueda, investigación y análisis documental de datos particulares de China y Brasil a partir de fuentes institucionales y académicas (recopilación, catalogación y análisis de libros, artículos académicos, bases de datos de organismos internacionales (BM, FAO, FMI, ministerios de agricultura, etc.). En parte de la fase de observación se aplicará una metodología valorativa comportamental, fundamentada en el análisis de la participación de diferentes actores que intervienen en la fijación de los precios internacionales de las commodities estudiadas. Se prevé realizar un viaje a Brasil y otro a China para tratar de mantener entrevistas con responsables gubernamentales y especialistas académicos sobre el objeto de estudio.

Planteamiento de hipótesis

Establecimiento deductivo de la hipótesis. En base a leyes universales o probabilísticas de tipo general, obtenidas como resultado de otras investigaciones académicas sobre la materia objeto de estudio, fijaré una hipótesis definitiva.

Deducción de conclusiones a partir de conocimientos previos

En esta fase se estructurará y analizará deductivamente la información recopilada, contemplando variables de soberanía alimentaria en su análisis, con el objetivo de proceder a la verificación de la relación entre las variables “políticas de seguridad alimentaria de China”, “resultados de la balanza comercial brasileña” y “precio internacional de la caña de azúcar y de la soja”. En la medida que se quieren obtener conclusiones sobre las relaciones comerciales entre esos dos países, habrá que recurrir a alguna herramienta econométrica.

Verificación

Retomando el método inductivo, trataré verificar la hipótesis mediante el establecimiento de su falsabilidad o refutabilidad. Como en la práctica totalidad de las investigaciones en ciencias sociales, difícilmente se podrán tener en consideración todas y cada una de las variables que podrían ser objeto de estudio, por lo que la inducción resultante será incompleta y por tanto las conclusiones obtenidas tendrán, si la investigación se realiza correctamente, carácter de ley probabilística.

Esta metodología combinará técnicas retrospectivas (análisis de documentación y bibliografía previa existente) con un trabajo prospectivo de campo mediante la aplicación de técnicas de recopilación de información:

  1. Cuantitativas, mediante herramientas econométricas que permitan el análisis de indicadores extraídos de bases de datos de la FAO, BM, OMC y ministerios de economía, comercio y agricultura de China y Brasil para medir el grado de seguridad alimentaria en China y los intercambios comerciales entre este país y Brasil.

  2. Cualitativas, especialmente a través de entrevistas con actores participantes en la definición de políticas de seguridad alimentaria o investigadores chinos y brasileños en este campo.

ÍNDICE POR CAPÍTULOS Y TEMAS DE TRABAJO

A continuación ofrezco una primera propuesta de índice, sujeta a las modificaciones que a lo largo del proceso de investigación se consideren oportunos. Los capítulos III, IV, V y VI están dedicados específicamente al objeto de estudio y a la aportación de nuevos conocimientos.

  1. INTRODUCCIÓN



    1. Agradecimientos

    2. Motivación

    3. Hipótesis y Objetivos:

      • Objetivo general

      • Objetivos secundarios

    4. Metodología Aplicada

  1. ANTECEDENTES.




    1. La configuración del sistema alimentario globalizado, una breve historia:

      • ¿Qué es un sistema alimentario?

      • De los orígenes de la agricultura a la emergencia del capitalismo agrario: el tiempo en que las ovejas se comían a los hombres

      • La expansión mundial del modelo agrario capitalista (s. XVIII – XX): un proceso con éxito desigual

      • La Revolución Verde: una transformación sin precedentes hacia el desarrollo y hegemonía del modelo agroindustrial

      • Una breve introducción al sector primario de los BRICS




    1. ¿Son los productos agrícolas y ganaderos un bien más en el comercio internacional?

      • El derecho humano a una alimentación saludable y equilibrada

      • La financiarización de los precios de los alimentos: mercados de futuros de commodities




    1. El juego de conflictos y acuerdos en la estructura de gobernanza alimentaria global

      • Organismos multilaterales: FAO, Comité de Seguridad Alimentaria, Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola, Programa Mundial de Alimentos

      • Movimientos Sociales: la Vía Campesina

      • El papel de las multinacionales de la agroindustria: acaparamiento de tierras, biotecnología y química, intereses corporativos y desestructuración del mundo agrario tradicional




    1. De la seguridad alimentaria a la soberanía alimentaria

      • Los alimentos como sector estratégico: orígenes del concepto de seguridad alimentaria

      • La soberanía alimentaria: una propuesta para el cambio de modelo de comercio internacional de commodities y la superación del intercambio desigual entre centro y periferia

  1. LAS POLÍTICAS DE SEGURIDAD ALIMENTARIA DE CHINA: EL OSO PANDA COME MÁS Y DIVERSIFICA SU DIETA




    1. Los campesinos, el partido y la crisis agraria

    2. La Ley de Seguridad Alimentaria de 2009 y la creación de la Administración de Alimentos y Medicamentos tras los escándalos alimentarios

    3. Evolución de la estructura del consumo agroalimentario en China

    4. Posición en el mercado internacional de commodities 2000-2012

    5. Perspectivas de futuro: ¿es sostenible el autoabastecimiento alimentario de China?




  1. ESTRUCTURA DE LAS EXPORTACIONES BRASILEÑAS DE COMMODITIES: EL ARARÁ JUBA LEVANTA EL VUELO




    1. Estructura de las exportaciones de Brasil: un modelo primoexportador

      • La productividad del sector primario brasileño: agroindustria vs. agricultura familiar

      • Programas de seguridad alimentaria vinculados a la erradicación de la pobreza: Pronaf, Fome Zero y Bolsa Familia

      • Posición en el mercado internacional de commodities 2000-2012




  1. EL COMERCIO DE SOJA Y CAÑA DE AZÚCAR ENTRE BRASIL Y CHINA




    1. Elementos definitorios del juego de conflictos y acuerdos en la estructura de gobernanza alimentaria.




      • Elementos de la oferta:

        1. Disponibilidad de tierras fértiles y agua

        2. Factores climáticos y ambientales

        3. Capacidad tecnológica

      • Elementos de la demanda:

        1. Biocombustibles

        2. Elaboración de piensos y alimentación animal y ganadera

        3. Efecto China

      • Elementos financieros: Chicago Mercantile Exchange




    1. Estudio del grado de elasticidad de la oferta




    1. Análisis y contextualización del mercado internacional de soja y caña de azúcar 2000-2012.




      • El mercado internacional de la soja: estructura y evolución

      • El mercado internacional de la caña de azúcar: estructura y evolución




  1. CONSIDERACIONES FINALES Y CONCLUSIONES.




  1. BIBLIOGRAFÍA

BIBLIOGRAFÍA

Altieri M.A., The Ecological Impacts of Large-Scale Agrofuel Monoculture Production Systems in the Americas Bulletin of Science, Technology & Society June 2009 29: 236-244, first published on April 21, 2009

Bello W, Food Wars, crisis alimentaria y políticas de ajuste estructural (2009) Virus Editorial http://www.viruseditorial.net/pdf/muestra_food-wars.pdf

Bravo, E. Encendiendo el debate sobre biocombustibles, cultivos energéticos y soberanía alimentaria en América Latina; Buenos Aires, Argentina. Capital Intelectual. 2007. 135.

Brown, L.R., Who will feed China? World Watch 7.5 (Sep 1994): 10 http://www2.lv.psu.edu/jxm57/explore/china2011/pdfs/Who%20will%20feed%20China.pdf

Brown L. R., Outgrowing the Earth, the Food Security Challenge in an Age of Falling Water Tables and Rising Temperatures, Earth Policy Institute, Norton & Co., Nueva York, (2005) ISBN 0-393-06070-5 (cloth) 0-393-32725-6
  1   2   3

similar:

Bibliografía icon3. Bibliografía citada en estos apuntes y bibliografía adicional

Bibliografía iconBibliografía. Consigna los libros de los cuales se extrajeron las...

Bibliografía icon7. Bibliografía Bibliografía citada

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía 2

Bibliografía iconBibliografía

Bibliografía iconBibliografía. 72

Bibliografía iconBibliografía XL




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com