Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable




descargar 37.52 Kb.
títuloHomosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable
fecha de publicación21.01.2016
tamaño37.52 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable
Autor: Dr. Arturo Mendoza López

46. “¿Es la Heterosexualidad Una Desviación?”. La Asociación

Psiquiátrica Americana Prohíbe el Tratamiento a

Homosexuales”. XVII Reunión Científica Anual “Aniversario

Sigmund Freud” de la Asociación Psicoanalítica Mexicana.

Taxco, Guerrero, México. D.F, 28 al 30 de abril de 1995

68. “La Homosexualidad: Orgullo o Patología”.

XII Congreso Nacional de Psiquiatría Infantil. “Una Promesa

de Futuro” de la Asociación Mexicana de Psiquiatría Infantil.

Morelia, Mich. , México.

Octubre 19 al 21, 1998

89. “Hacia una Sexualidad Responsable”

Asociación de Psicoterapia Psicoanalítica del Bajío. Fiesta Inn

Hotel. León, Guanajuato. México. 5 y 6 de Junio del 2003
Políticamente correcto, moda, diversidad, pluralidad, relatividad, tolerancia. >de movimientos liberadores del 68 y liberación femenina.
Quiero denunciar que lo político, más que lo médico- académico ha sobrepasado el juicio de la Asociación Psiquiátrica Americana (APA) desde 1973, en una área que es importante para la práctica psicoanalítica, que es la sexualidad, específicamente la homosexualidad. ¿Cuáles es nuestra posición acerca de este tema? Ninguna, porque nadie nos ha preguntado, quizá ni nosotros mismos...

En el boletín informativo (Psychiatric News) de la APA el 3 de septiembre de 1993, (1), se reportó el resultado de una investigación de las posiciones oficiales de 125 organizaciones psiquiátrica de 34 países. Este muestreo se efectuó por la oficina de relaciones internacionales de la APA. México no fue incluido. En noviembre 19 de 1993 (2), salió en el mismo boletín una carta de los doctores Garrett Ryder Y Stephen Patton donde concluyeron que la "mayoría de los psiquiatras americanos están de acuerdo con la opinión de la mayoría del resto del mundo que la homosexualidad es probablemente una adaptación patológica". Sin embargo, el poderoso cabildo homosexual atacó este estudio basándose en los derechos humanos de los homosexuales. Y así se ha publicado en el citado boletín numerosas cartas criticando a los que expresan que la homosexualidad no es una condición “normal”.
La publicidad pro-homosexual que está muy bien orquestada económica y políticamente, desea entremezclar y con bastante éxito lo han logrado: lo médico-psiquiátrico-psicoanalítico y psicológico con factores legales revolviendo áreas que deben de separarse.

Este entretejer aspectos diferentes ha confundido a grupos con problemas de identidad y/o de maduración que busca justificar desviaciones sexuales y en primera instancia han influenciado la visión de la bi-homosexualidad como primer paso a normalizar perversiones bien establecidas nosológicamente en el pasado, que ahora se tambalean por los problemas políticos que distorsionan el enfoque tradicional psicoanalítico de la salud mental.
Algunos sexólogos proponen que toda práctica sexual es válida cuando es "aceptada" entre dos o más individuos o aún entre un ser humano y un animal irracional. ¿Aceptamos "neutralmente" que cualquier satisfacción sexual es válida nada más porque produce gratificación sexual independiente del objeto, aunque éste no tenga capacidad para aceptarlo? Como ocurre en la pedofilia. A propósito de la pedofilia les anunció que la revista "Homosexualidad" ya se ha propuesto “normalizarla". O sea, que lo que se promueve es que un adulto no sea considerado como anormal y menos como un perverso criminal cuando trate de seducir o forzar a algún menor para tener actos sexuales con él.
Este cabildeo, preciosa palabra de la lengua española, o "loobing" como se llama en inglés o "grillar" como se diría en Chilango moderno, produjo que en 1973 se haya realizado un "milagro científico" que fue el hacer desaparecer una entidad patológica "por decreto": la homosexualidad. En 1973 presionados por lo que el mismo Melvin Sabshin llamó "Guerrilla Teatral", se presionó violentamente el Congreso Nacional de la Asociación Psiquiátrica Americana, ¿adivinan dónde?... claro, en San Francisco, por el llamado Frente de Liberación Homosexual, para que así se quitara el diagnóstico de la homosexualidad en el Manual Diagnóstico y Estadístico II. Sin embargo, en ese entonces se concertó dejar la posibilidad diagnostica de "homosexualidad distónica". Me pregunto el porqué no añadieron el diagnóstico de "heterosexualidad distónica" para ser parejos, ¿no?, y hasta pudieron haber puesto diagnósticos como el de "normalidad distónica", al fin que?
Esta influencia continuó ejerciendo una presión constante, hasta que en 1987 (3) aún la homosexualidad "distónica" fuera borrada como diagnóstico y como consecuencia el tratamiento de estos individuos fue casi desterrado de la práctica clínica. El llamado "Gay Power" había triunfado.

Esto abrió la puerta para poder hacer desaparecer cualquier enfermedad psicológica. Lo único que se tiene que conseguir es obtener una presión política eficiente para borrar del Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM) cualquier patología, ¿No es esto fantástico? La antipsiquiatría al fin ganó. Ahora podemos "normalizar" cualquier patología que queramos, cualquier enfermedad, trastorno, síndrome ú afectación, con solo ejercitar el derecho al voto. Así se lograría una democratización de las enfermedades.
Pocos de los psiquiatras recién entrenados saben que la homosexualidad fue quitada del DSM II en diciembre de 1973, por medio de un voto "democrático", pero muy apretado en el seno del consejo de la APA que dictaminó el: "la evidencia científica no demostró que la homosexualidad llenaba los criterios necesarios para llamarla una enfermedad mental". Debo de aclarar que la decisión tomada por el Consejo de la APA se efectuó por una votación que fue ganada para un solo voto, y que sólo por una diferencia de 9% de la membresía fue apoyado. Los pasivos que no votaron, no lo hicieron porque no creyeron que iban a perder frente a un grupo muy activo pero pequeñísimo que eventualmente formó la Asociación de Psiquiatras Homosexuales y Lesbianas.
15 años después en el DSM III el diagnóstico de "homosexualidad distónica" fue quitado, argumentando que los homosexuales frecuentemente se sienten incómodos al "salir del closet", por lo que sería de normal como proceso, que fuera distónica.
En un escrito que mandé a lo que se llama "cartas al editor", del boletín informativo de la APA, dije: "¿Cuánto se sienten incómodos cuando se dan cuenta que son afectados por una enfermedad psicológica o de otro tipo? o sea, el que alguien se siente incómodo al ser diagnosticado de sufrir una enfermedad no debe hacernos a abolir el poder clasificar a algo como patológico solo para quitar la incomodidad del paciente.
Imagínense ustedes lo que siente los pacientes que son a diagnosticados, por ejemplo, con un cáncer incurable. Yo diría que más que incómodos. ¿Tenemos que quitar el diagnóstico de las neoplasias para que los enfermos no se incomoden?
Es claro que la investigación que mencioné al principio descubre un fraude y una corrupción oficialista que tiene un poder, sobre todo, en las mentes de gente en entrenamiento, pero también los doctores Ryder y Patton aclaran que no todos los psiquiatras americanos y del mundo se han tragado esta influencia perversa.

El meollo del asunto es tener la inteligencia para discernir entre conceptualizaciones e implicaciones médico-psicológicas con derechos civiles y humanitarios, sentimientos y prejuicios homofílicos y homofóbicos, posiciones legales, religiosas, económicas, sociales, con preocupaciones de los seguros que cubren enfermedades psicológicas, con intereses políticos y finalmente con investigaciones médico-científicas.
Imagínense que grupos de individuos con trastornos mentales o médicos, ya sea deprimidos, obsesivo compulsivos, epilépticos, ulcerosos o cualquier otro que se organicen para presionar a que estos diagnósticos desaparezcan porque les molesta ser etiquetados. Si esta tendencia se diseminara los médicos ya no podríamos diagnosticar y aliviar al ser humano y sus padecimientos.
El chantaje usado ha sido el decir que las personas, profesionistas o no pero que insisten en separar al homosexual del heterosexual es porque les tienen tirria, maladversión o fobia y así estas personas se les acusan de ser homofóbicos. O por lo menos de que son homosexuales reprimidos como se vio en un artículo del boletín el 20 de septiembre de 1996. En la carta escribí que espero que otras entidades psiquiátricas o psicológicas no sean abolidas del DSM y también que ojala que no seamos acusados eventualmente de depreso-fóbicos, epilepto-fóbicos, ulcero-fóbicos, etc. Esta presión política- persecutoria ha amenazado a tal punto a los psiquiatras y psicoanalistas que difieren de la decisión oficialista de la APA que se han quedado mudos para evitar ser sancionados moralmente.
Hay que recordar que actualmente la moda estadounidense dicta que uno no puede criticar ciertas cosas, sin tener consecuencias negativas al externar opiniones llamadas "políticamente incorrectas".
En otra carta, que decidí ya no mandar al Dr. Cambel, director editorial del "Psychiatric News" trataba de criticar distorsiones de un admirado autor: el Dr. Judd Marmor. La carta, por demás cáustica, publicada por el doctor Marmor (4) me desilusionó ya que trastoca el sentido de otra carta que el ferozmente trata de devaluar y que también fue publicada en este boletín, enviada por los doctores Socarides, Kaufman, Trait y Voth (5), que claramente si distinguen los puntos de vista legales, religiosos, económicos, societarios, políticos, etcétera de los médicos.
En lo que ha sido una interesante guerra de cartas el 20 de mayo de 1994, (6) apareció la respuesta del Dr. Socarides al injusto ataque del Dr. Marmor. En esta el expone como los pro-homosexuales, como el Dr. Marmor, sienten que cualquier opinión profesional o reporte científico que indica que la homosexualidad es anormal, es un ataque a las personas, que no debe expresarse, desde luego yendo en contra de la libertad de expresión. También ilumina los métodos intimidatorios y el lavado de cerebro que la publicidad ha estado haciendo al público para "la normalizar" las conductas homosexuales y como esto a la vista del mal SIDA a estimulado su propagación ya que se propone una sexualidad sin límites. Finalmente se bloquea que los homosexuales obtengan ayuda profesional, lo cual es injusto.
En un programa del canal 13 apareció, por ejemplo, la directora de la Asociación del Claustro de Sor Juana Inés (asociación pro-lesbiana). La entrevistada enlistó los medios publicitarios que con eficiencia se han usado: películas (Filadelfia, La Jaula de las Locas, The Crying Game), obras de teatro, reportajes, manifestaciones, artículos en periódicos y revistas, debates públicos, programas de televisión ( ) y biografías, que han intentado "humanizar" y "generalizar" la homosexualidad. Yo creo que una de las influencias más determinantes desde el punto de vista profesional, para manipular el pensar de los psiquiatras, es que el periódico oficial de la Asociación Psiquiátrica Americana permite la publicación de escritos homofílicos con una extensión y frecuencia muchísimo mayor que los que discuten el punto de vista contrario.
En el ejemplar de 17 de junio de 1994, el Dr. Paúl Chodoff (7) ilustra con ejemplos como algunos pacientes tienen miedos neuróticos de ser homosexuales pero que al tratarlos, alivian al paciente de su sufrimiento. Así contra ataca la propuesta de que no deben de darse tratamiento al homosexuales ya que en ocasiones no lo son, aunque los pacientes lo crean.
Yo agregaría que es común en brotes psicóticos que el paciente se obsesione con pánicos homosexuales y los psiquiatras podrían verse impedidos en tratar dicho paciente con el temor de ser acusado de homofóbico.
También sería injusto el prohibir el tratamiento de un homosexual en su periodo de rechazo a su orientación sexual cuando se le puede ayudar a aceptarlo como a cualquier otro paciente que quisiera idealmente no ser algo que es.
Aún la Asociación Psicoanalítica Americana, ha sido presionada, sobre todo por el Dr. Richard A. Isay, encargado del comité de homosexuales, lesbianas y asuntos bisexuales desde 1986 a 1993 para que se informe, como lo hizo el Dr. Ralph Roughton (8) jefe del Comité de la Homosexualidad de la Psicoanalítica Americana, que la Asociación Psicoanalítica Americana "está comprometida a una política no discriminatoria", refiriéndose a los homosexuales.
Ya no se puede rechazar al homosexual de ser entrenado como psicoanalista. Aquí de nuevo se intenta confundir lo discriminatorio (moral-político-legal, etc.) con lo médico, psicológico. Ya hace años que la Asociación Psicoanalítica Americana pidió que se legalizará el matrimonio entre individuos del mismo sexo (8 de febrero,1998) uniéndose a las peticiones similares de la Asociación Americana de Psiquiatría (15 de mayo 1998).
Existen entre seis y catorce de millones de niños en Estados Unidos cuyos padres son del mismo sexo. Se ha olvidado que los resultados de la investigación psicoanalítica dictan que la madures esta dado cuando la libido ha recorrido adecuadamente las etapas psicosexuales hasta alcanzar la genitalidad que requiere de la meta sexual del coito (pene-vagina) y no solo cuando existe metas parciales o cuando el instinto agresivo domina al libidinal.
Así, el homosexual no superó la etapa anal, la cual quedo demasiado libidinizada por lo que la etapa fálica con su Complejo de Edipo tampoco pudo ser tramitado adecuadamente. La identificación con una madre muy fuerte (fálica) no es equilibrada por la por una imagen fuerte del padre ya que éste es vivido como débil y lejano. Así, el homosexual es femenino pero con falo al cual le gustan los penes en su ano.
El narcisismo no resuelto es evidente, lo cual produce dificultades insuperables en la etapa de separación- individuación creando un caos en el desarrollo. La omnipotencia es tal que aunque lo más característico de la homosexualidad es la imposibilidad del embarazo, la procreación, o sea, el tener hijos, los homosexuales lo niegan maniacamente por medio de la adopción, o las peleas por la custodia de hijos hechos por medio del engaño. Esto aumenta la sensación del poder sin límites del “Gay Power”.
La presión hizo que aun la Clasificación Internacional de Enfermedades en su décima versión (CIE-10) se suavizara y escondiera el diagnostico de la homosexualidad.
Parece que tendríamos que volver aclarar y reafirmar que los médicos no somos discriminatorios en contra de los seres humanos que sufren una enfermedad pero si luchamos para abatir los padecimientos.
El otro argumento falso pero hábilmente esgrimido ha sido el que la homosexualidad no es fácil de curar. Se aceptamos la esencia de este concepto y nos dejamos vencer por lo que actualmente es incurable, tendríamos que también quitar otros diagnósticos como el de esquizofrenia, la psicosis maníaco depresiva, etcétera. El SIDA, por ejemplo pudiera ser re-clasificado como una actividad celular normal que lleva a la muerte como cualquier otro proceso humano tal como envejecimiento.
No sólo los estudios psicoanalíticos, sino también los estudios genéticos de por ejemplo Hammer de 1993, donde se encontró que en 33 de 40 homosexuales, un marcador genético en el cromosoma “Xq28”. Pero este y otros descubrimientos acerca de la homosexualidad han sido devaluados (y a la vez, irónicamente aceptados) ya que los grupos pro homosexuales definen las tendencias homosexuales como una "decisión" tomada por el homosexual de serlo y que esta "opción" debe ser respetada como un derecho humano. Pero al mismo tiempo desean privilegios especiales como grupos minoritarios basados en los mismos estudios genéticos (9), atacados por las razones que acabo de exponer y así argumentan que acuerdo a la constitución americana el ser "genéticamente" homosexual es un derecho civil inmutable.
Retomando el argumento de que la homosexualidad es algo escogido voluntariamente yo quisiera saber si esto debería de aplicar a individuos diabéticos y decir que han decidido ser diabéticos u otro ser migrañosos o fóbicos, etcétera. Yo no he conocido a nadie o sabido de alguien que haya sido reportado en la literatura mundial que en algún momento de su vida; haya pensado "creo que quiero ser homosexual...!si!, voy a decidir ser homosexual”. Y así lo decida cambiando su identidad y género sexual.
Se encuentra Pepito platicando con su maestra:

-Maestra, quiero ser homosexual.

- ¿Acaso estás loco Pepito? ¡Tendré que hablar con tu padre!

- Mi papá es homosexual también, maestra.

- Hablaré con tu abuelo entonces.

- Mi abuelo también es homosexual.

- ¿Será posible? ¿A nadie le gustan las mujeres en tu casa?

- ¡Sí... a mamá y a mi abuelita!
Otra falacia que algunos si se tragan es que si los zurdos son considerados normales, como una variación, porque los homosexuales no. Y si el ser ambidiestro pude considerarse como una ventaja porque la bisexualidad no.
Un hecho irrefutable es que el auto estima de los homosexuales ha sido mejorada en la época que más se necesitaba. Ellos han sido responsabilizados de la epidemia más mortal que ha azotado la humanidad desde el siglo pasado. Recordemos que se localizó al primer individuo, que en el continente americano, comenzó la propagación del SIDA. Esta persona era un aeromozo homosexual originario de Canadá. Yo pregunto si este factor es suficiente para que se borre el diagnóstico. ¿Será que queremos tratar de tapar el sol con un dedo cuando millones de ser los humanos mueren a causa del SIDA?
El defender el diagnóstico de homosexualidad como una desviación de la normalidad ha sido comparado hasta el extremo de equipararla al fascismo nazi como demuestra la crítica del Dr. Gershberg (10) en contra de las cartas de la Dra. Marcuse J. Santiago (11) (12). La Dra. Santiago iluminó las tendencias homofílicas de algunos homosexuales (en ese tiempo estaba en la cima de la política americana el problema de si los homosexuales deberían de ser parte de la armada americana). Ella le recuerda los hechos históricos de la "ciencia nazi" caracterizada precisamente para aplastar cualquier crítica divergente de opiniones para desaparecer la oposición. Táctica usadas por los grupos pro homosexuales para acallar "a los enemigos". La Dra. Santiago también informó que existen homosexuales en posiciones de poder en los ámbitos políticos, societarios y académicos, sustentados por "capital importante" que han influenciado políticas oficiales. Además añade certeros ataques a los Drs. Baker y Forstein. Al primero por no ver el hecho que los ataques sexuales a menores son un problema y al segundo por no tener el más básico sentido de empatía por los que sirven de "disfraces" para el homosexual, que aún no sale del closet y que usa a una esposa y unos hijos para tapar su homosexualidad, sin considerar el sufrimiento de estas personas como por ejemplo, al darse cuenta de la "sorpresa". Aquí en México no hace mucho supe de un homosexual que murió de SIDA, secretamente hasta los últimos meses de su vida, dejado destruida a su familia con cuatro hijas.
Al leer un periódico de San Francisco durante un congreso que asistí a esta preciosa ciudad, ya hace muchos años, me percaté que había más de veinte organizaciones de defensa de la homosexualidad que trabajaban muy activamente a su favor. Es lógico pensar que existen cientos de grupos pro homosexuales en Estados Unidos de América.
Una de ellas es la Asociación de Psiquiatras Homosexuales y Lesbianas que tienen quizás ya mil miembros asociados dentro de la Asociación Psiquiátrica Americana (18 de octubre de 1996). El Dr. Forstein apenas citado a según minuto presidió dicha asociación. O sea, que existe la posibilidad de formar la asociación de Psiquiatras Narcisistas o las de Enuréticos. ¿A ustedes cual les gustaría fundar o promover? ¿Que?, ¿que ya existe?
Para ir consiguiendo lo que al principio de la plática les comenté, el que ya se ha propuesto quitar el diagnóstico de pedofilia, el "poder homosexual" últimamente se ha dedicado a atacar el diagnóstico del trastorno de identidad de género en los niños. (21 de noviembre de 1997). O sea, que el sufrimiento inmenso que conllevan estos trastornos en el futuro no podrá ser tratado porque estos problemas pueden desaparecer por otro decreto político.
Me parece que la siguiente asociación que van a tratar de corromper será la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y de la Adolescencia. La Asociación Médica Americana ya fue infiltrada exitosamente (5 de mayo de 1995). Perdón, la Academia ya cayó en las garras, ya que en 1999 se aprobó por el Consejo el dictar que no hay evidencia que los padres homosexuales son diferentes de otros padres, que la orientación homosexual no está relacionada a la psicopatología y que tampoco se puede asumir que tener una pareja homosexual va a aumentar o a inducir a la orientación homosexual del niño. Además se dice que no hay una mayor inestabilidad en la relación parentales o en el desarrollo de niños disfuncionales y así se opone a que haya discriminación para que los homosexuales tengan el derecho de la custodia o que tenga la posibilidad de adoptar a un niño. Aquí no se tomo en cuenta los hallazgos científicos de que los homosexuales tienen un riesgo desproporcionadamente más alto de: depresión, trastornos de ansiedad, suicidio, uso múltiple de substancias ilegales y alcoholismo, trastornos de personalidad (narcisismo), victimización violenta, adquirir enfermedades trasmitidas sexualmente, promiscuidad, prostitución, etc.
Yo predije, usando mi bolita mágica consentida, hace más de 30 años de que la sociedad americana primero prohibiría el identificar a la homosexualidad como patología lo que ya ha sucedido, sino también que se sancionaría al que así lo viera. Hace ya diez años se comenzó a ser un hecho mi segunda predicción, ya que no se va a apoyar societariamente al psiquiatra que de un tratamiento a un individuo homosexual (13). Mi tercer y más desgarrada predicción de que eventualmente se exigiera dentro de la normalidad que los humanos sean bi u homosexuales también se está dando. En un programa de televisión americano se entrevistaron adolescentes que reportará un que tenían que fingir ser homosexuales para sentirse aceptados por los demás. Uno de ellos describió cómo había acordado con su mejor amigo el geñirse el ojo en público y a tomarse de la mano en la secundaria para que los otros piensen que ellos eran una pareja homosexual.
El Dr. Isay ha afirmado que “si un homosexual se volviera heterosexual por medio de un psicoanálisis, el psicoanalista habrá producido una psicopatología en el paciente” (6 de febrero de 1998). Lo último en la moda proselitista gay es el ataque a los terapeutas que se atreven a tratar un paciente gay sin ellos serlos. Así son acusados de usar técnicas coersivas, infames e inhumanas. Robert Spitzer quién lidereo en 1973 el movimiento despatologizador de la homosexualidad hace 2 años presentó su hallazgo, de que homosexuales altamente motivados pueden alcanzar la heterosexualidad y desde luego los resultados de su investigación fueron atacados con una furia por todos los medios posibles.
Recordemos que Woody Allen dijo que las posibilidades de conseguir una cita los viernes en la noche se dobla si uno es bi-sexual. O sea que el futuro pudiera ser que la bi o la homosexualidad se conviertan en un ideal y que la heterosexualidad se clasificará como patológica. ¿Se les hace exagerado?, a mí también me parece. Veamos que lo que ocurre en el futuro. ¿Ustedes que piensan?

similar:

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable icon2014 institución educativa estambul “sexualidad responsable para construir

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconResumen la sexualidad ocupa una parte importante de la vida. La llegada...

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconEl mundo de la homosexualidad

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconFactores Biológicos de la Homosexualidad

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconLa homosexualidad no es una enfermedad mental

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconPermisividad de la homosexualidad dentro de la población de la universidad...

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconDerecho comparado ~ filiacion ~ homosexualidad ~ vinculo biologico...

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconResponsable de la elaboración y compilación

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconLiderazgo consciente y responsable

Homosexualidad, Heterosexualidad y Sexualidad Responsable iconUnidad Académica Responsable: seccion de ciencias morfologicas




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com