Introducción a la criminalística




descargar 65.84 Kb.
títuloIntroducción a la criminalística
fecha de publicación26.10.2015
tamaño65.84 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos


INTRODUCCIÓN A LA CRIMINALÍSTICA.

  1. DEFINICIÓN.

Existen diferentes denominaciones y diversos conceptos acerca de la Criminalística, según las escuelas que la inspiran o la naturaleza que se les atribuye.

Antes de dar una definición del término Criminalística, es conveniente presentar algunos conceptos teóricos doctrinarios referentes a esta ciencia.

Hans Gross, Juez Instructor y profesor de derecho penal en la Universidad de Crastz, en 1984, publicó el libro “Manual del Juez de Instrucción como sistema de Criminalística”. Los antecedentes que le sirvieron a Hans Gross para crear la criminalística fueron:

  • La Fotografía Judicial (iniciada por Reiss).

  • El Método Antropométrico de Alfonso Bertillón.

  • Algunos otros procedimientos empíricos empleados entonces para la identificación del delincuente.

El vocablo “Criminalística” se usó por primera vez en alemán bajo la denominación “Kriminalistik”. En francés se le conoció con el nombre de “Criminalistique”. Posteriormente en italiano y en español se aceptó “Criminalística”.

HANS GROSS definió a la Criminalística como el “Arte de la instrucción judicial, fundada en el estudio del hombre criminal y los métodos científicos de descubrir y apreciar las pruebas”.

Posteriormente, han existido otros estudios con criterios jurídicos, científicos o técnicos policiales ya sea como arte, ciencia, disciplina o simplemente como una técnica, tomando diferentes denominaciones: Técnica Policial, Policía Científica, Policiología, Tecnología Policial, Policía Judicial Científica y otros de menos importancia, predominando siempre el término Criminalística.

Para las definiciones que presentaremos más adelante llegaremos a la conclusión de que Técnica Policial, Policía Científica, Policiología, Tecnología Policial, Policía Judicial Científica y Criminalística, vienen a ser prácticamente lo mismo, ya que tienen por finalidad aportar a los magistrados, abogados, policías y en general a los que, de alguna manera, participan en la administración de justicia, procedimientos científicos, que les permiten conocer el “ cómo del delito, a fin de establecer indicios, examinarlos, someterlos a pericias, buscando evidencias y aportando las pruebas para llegar a conocer la verdad y poder establecer la responsabilidad del autor o autores y otros que hayan participado en los hechos.

Es difícil abordar la definición de Criminalística por ser una ciencia amplia y compleja, que corresponde al conjunto de principios, reglas y técnicas aplicadas al campo policial y judicial, o sea, toda la dinámica del procedimiento jurídico.

Criminalística según los profesores LEOPOLDO LÓPEZ GÓMEZ y JUAN ANTONIO GISBERT CALABUIG en el “Tratado de Medicina Legal”, la definen como “El estudio de las técnicas médicas y biológicas, usadas en la investigación criminal sobre las huellas y los objetos de los hechos delictuosos” agregando, “Que la Criminalística en la justicia Criminal científica, es la enciclopedia del peritaje porque eleva científicamente, por medio de análisis, los simples indicios al rango de pruebas”.

HAWSSERER, la define como “El conjunto de conocimientos sobre las cosas que tienen vinculación con el delito o que puedan encontrarse en conexión con el mismo o que resulten útiles para su descubrimiento”.

ALBERTO HELLWING (Juez de Postdam), sostiene que “En su conjunto es la enciclopedia del peritaje, es la prueba del porvenir”.

EDMUND LOCARD, la conceptualiza como “La investigación de la prueba del delito mediante el establecimiento de las pruebas indiciarias y la agrupación de las nociones en un cuerpo de doctrina”.

VINCENZO MANZINI (penalista italiano), dice: “La llamada Criminalística es el conjunto de los diversos conocimientos prácticos que son necesarios a un magistrado penal, nociones que van desde la historia del folklore, desde la antropología a la mecánica, desde la química a la agricultura, de la psicología a la balística, que le serán utilísimos por cuanto el magistrado es el perito de peritos”.

LADISLAO THOT, afirma que “La Criminalística es la ciencia auxiliar del derecho penal que se ocupa de los métodos y modos prácticos de dilucidar las circunstancia de la perpetración de los delitos e individualizar a los culpables”.

DÍAZ DE ACEVEDO, conceptualiza a la Criminalística como “Un conjunto de conocimientos técnicos ajenos a la ciencia médica, aplicadas a la resolución del proceso penal y civil”.

Finalmente, acorde con los adelantos del saber humano definiremos a la Criminalística como La ciencia jurídica, metodológica y técnica que integra las diferentes disciplinas del saber científico aplicables a la investigación del delito, a fin de establecer a través del estudio y/o análisis de los indicios o evidencias el móvil, las pruebas, circunstancias y los medios empleados para su ejecución, así como la identificación del autor o autores.

Las diferentes definiciones de Criminalística tienden a resumir la necesidad de establecer dentro del proceso investigatorio, una correlación entre la identificación del autor o autores de un hecho delictuoso y la producción de la prueba de culpabilidad, buscando la verdad como único sustento de la utilización de las ciencias auxiliares del derecho penal.

La esencia de la Criminalística es descubrir y comprobar todos los aspectos relacionados con un delito, es decir el cómo, dónde, cuándo y quién del delito.


  1. IMPORTANCIA.

La importancia de la ciencia Criminalística radica en el hecho de contribuir al esclarecimiento de la verdad en la investigación del delito. Dicho de otra forma, una de sus relevantes tareas es la formación científica y profesional de cuantos administran la Justicia.

Esta calidad de Criminalística hace de ella un instrumento valioso e inobjetable de cuantos la utilizan, por lo que no debemos descuidar los progresos tecnológicos y avances de los conocimientos sobre la materia.

La Criminalística en nuestro medio, es patrimonio de la Policía Técnica, la cual a través de su organismo rector (Dirección de Criminalística) apoya técnica y científicamente al Estado en la investigación de un hecho delictuoso.


  1. LA CRIMINALÍSTICA COMO CIENCIA.



  1. Naturaleza.

La naturaleza científica de la Criminalística es indiscutible. Su contenido ha tenido variantes desde un simple conjunto de reglas prácticas hasta el conjunto heterogéneo de conocimientos tomados de otras ciencias para llenar sus fines en cuanto a la investigación del delito y del delincuente se refiere.

El rango científico de esta disciplina puede encontrarse en la definición de la Escuela Alemana que afirma simple y llanamente que: “La Criminalística es ciencia de la investigación criminal”.

  1. Método.

La Criminalística, al igual que las demás ciencias, está constituida por un conjunto de conocimientos y procedimientos propios, ordenados en principios debidamente comprobados y relacionado entre sí.

Su método es el llamado “Experimental” y su fin es encontrar la verdad.

La Criminalística, en cuanto a sus principales funciones, nos capacita para conocer la verdad de las cosas, materia de sus estudios y luego, nos adiestra para hacer bien tales cosas. Para llegar a esa verdad, se impone la ejecución de los siguientes procedimientos:

  • Comprobación.

  • Sistematización.

  • Objetividad.

Es decir, no se limita a recoger indicios o la evidencia que cae en su dominio, sino que éstos han de ser sometidos a diversos experimentos y comprobaciones. El desarrollo de esta labor, así como sus resultados por más justificados que estén, obedecerán a una organización metódica y sistematizada, finalmente el saber científico de la Criminalística, en cuanto a su objetividad se pone al servicio de la administración de la justicia, para combatir el delito, contribuyendo a su esclarecimiento y señalando a los autores.

  1. LA CRIMINALÍSTICA Y LA INVESTIGACIÓN CRIMINAL.

La Escuela Alemana afirma al respecto: “La Criminalística es la ciencia de la investigación criminal”, dando a entender que la investigación criminal sin la Criminalística no sería científica, sólo alcanzaría a ser una técnica policial, es decir, un procedimiento empleado por la policía sin la aplicación de conocimientos científicos.

Esto se confirma por los conceptos que aparecen en el Manual de Criminalística PIP de 1966, en donde al tratarse sobre la profesión policial sostiene: “Una de las fuentes de progreso y la más importante en la profesión policial es la Criminalística, mediante el dominio y la aplicación de esta ciencia, la policía empírica o policía técnica alcanza la jerarquía de policía científica y luego agrega, “La parte científica de la investigación criminal, está entregada a la Criminalística, ella resuelve científicamente los problemas relativos al delito y al delincuente”.

Por consiguiente, queda demostrada que la investigación policial, en la que se aplican conocimientos científicos y técnicos, no es investigación criminal, es mucho más porque viene a constituir la investigación científica del delito.

Es necesario, sin embargo, tener presente que la Criminalística no es sólo patrimonio de la policía sino también de los jueces instructores que investigan el delito y al delincuente para esclarecer las responsabilidades.

Lo es también, para los representantes del ministerio público que conocen el delito desde la etapa policial; para los magistrados de los tribunales correccionales y salas penales de la corte suprema; así como para los abogados defensores, los médicos legistas o forenses, secretarios de juzgados y otros que se encuentran vinculados a la administración de justicia.

  1. LA CRIMINALÍSTICA Y LA CRIMINOLOGÍA.

La Criminalística según su etimología, proviene del latín Criminis que significa: “Crimen o delito”, y del griego: Logos: “Tratado”; o sea que, vendría a ser la ciencia que “Trata del delito”, lo que en sí no es cierto, porque en realidad estudia al delincuente.

Así tenemos que la Criminalística se ocupa de estudiar o establecer las causas del delito o explicar éstas, por eso se le denomina la ciencia explicativo-causal del fenómeno delictivo.

En otros términos: busca el por qué se cometió el delito.

La Criminología tiene tres campos diferentes en su contenido, que son:

    • La Antropología Criminal, que se refiere en general a los caracteres físicos y psíquicos del hombre delincuente (César Lombroso).

    • La Sociología Criminal, que es el medio social que circunda al hombre. La Sociedad misma que influyen en las personas para la comisión de delitos, de allí la famosa frase: “Cada sociedad tiene delincuentes que ella ha creado”.

    • La Psicología Criminal, que se refiere a la parte de la psicología que estudia la mentalidad y la conducta social de los delincuentes; también se incluye la biología criminal que trata de demostrar que hay un verdadero interés por establecer las relaciones que hay entre el tipo psicológico y la constitución física de las personas.

En cambio, la Criminalística, como ya se ha señalado anteriormente, busca el “Cómo del delito, es decir, lo investiga. Trata de establecer las circunstancias de cómo ocurrieron los hechos, quién es el autor o quiénes los autores, busca indicios, acumula pruebas y posteriormente los pone a disposición de las autoridades encargadas de administra justicia.

HISTORIA DE LA CRIMINALÍSTICA.

  1. LA CRIMINALÍSTICA EN EL MUNDO.

Remontarse a tratar la Historia de la Criminalística es una tarea bastante controvertida, toda vez que las concepciones de la determinación de su objeto, áreas de conocimiento, métodos de investigación y relaciones con otras disciplinas han recibido diferentes denominaciones.

Las denominaciones presentadas con antelación y la falta de claridad con las otras disciplinas, nos obliga a tomar un marco de referencia que enmarque a la Criminalística dentro de la aplicación de recursos, métodos y procedimientos suministrados por la ciencia para la investigación policial, tendentes a esclarecer la existencia de los delitos y la identificación de los autores, contando con los indicios que aparecen en la escena del crimen como en el proceso investigatorio.

La evolución de la Criminalística surge como consecuencia de la búsqueda de la verdad a través de los medios de prueba, éstos en un comienzo fueron revelados por el “Juicio Divino” o “El Dedo de Dios”, según el hombre primitivo a través de las ordalías y el duelo, para pasar más adelante por la “Confesión” , considerada la reina de la prueba, con toda la secuela de abusos y torturas, para su aplicación, luego aparece la prueba “Testimonial” que se mantuvo por siglos y que también dio origen a muchos errores judiciales, por la declaración de testigos de buena o mala fe, pero en contraposición de los artíficos engañosos de la confesión o de los testigos, se acude al “Indicio”, conocido por el hombre primitivo, que era capaz de seguir por la huella de las pisadas a las bestias y encontrarlas, actitud que permanece dormida en los hombres de los tiempos modernos, nadie discute ya la primacía de la Prueba Indiciaria, que se desprende de los signos materiales de la actividad criminal “Mudo testigo que no miente”; el indicio es un hecho objetivo que debe ser atentamente observado y rectamente interpretado, para lo cual se requiere de una técnica adecuada.

Ahondando sobre las referencias históricas de la Criminalística, podemos citar en Grecia, el caso relacionado con Arquímedes y la corona de oro del Rey de Hierón de Siracusa. Arquímedes los dedos, crestas papilares y observó los orificios sudoríparos que se abren en su cima; pero hay que esperar 1823 para que sean revelados los nueves tipos de dibujos dactilares por el checo Juan Evangelista Purkinge, en su obra “Comentario de Exámine Phisicológico Organi Visus It Sitematies Cutanei”.

En 1858, Sir William Herschell, inglés, aplicó en Bengala con fines de identificación las impresiones digitales de los indígenas en los contratos, en vista de las negativas de reconocer sus firmas; sin embargo, le cabe el honor al inglés Henry Faulds, establecer el rol que podían desempeñar las huellas dactilares sangrantes o grasosas, descubiertas en el lugar del delito, conforme lo hace conocer en octubre de 1880, en la revista científica “Nature”, años más tarde pasaría a prestar servicios en la Scotland Yard.

Paralelamente Sir Francis Galton, estudioso especializado en los problemas de la herencia, sistematizó los dibujos dactilares y en 1900, publico su libro “Clasification and uses o finger prints”; también en 1891, Juan Vucetich, emigrado en la Argentina y funcionario de los servicios de policía en la ciudad de La Plata, como muchos otros, ha dado vida propia a lo que hoy conocemos como dactiloscopia.

  1. Desarrollo de la Criminalística en el mundo.

Describiendo esta obra, encontramos hombres en cuyos países de origen realizaron estudios que aportaron significativamente al desarrollo de la Criminalística, como señalamos a continuación:

  1. Alemania.



  • En 1814, Frauenhofer, de Múnich, descubre las rayas del espectro solar y en 1917, construye el Espectroscopio para estudios de emisión, de actual uso en los diferentes laboratorios, como son: Espectrofotómetro Visible y Ultravioleta, Espectrofotómetro Infrarrojo y Espectrofotómetro de Absorción Atómica.



  • En 1820 se inicia la enseñanza de la Medicina Legal, con fines de aplicación Criminalística.



  • En 1821 Kirchoff y Bunsen perfeccionan el espectroscopio.



  • En 1863 Ranke, en Múnich, inicia la enseñanza de Antropología, que con el tiempo fue de gran apoyo a la ciencia de la Criminalística.



  • En 1901 Liersch propone, como medio de identificación, el tatuaje policial.



  • En 1910 Weingart, en Leipzin, aplica la fotografía con fines judiciales.



  • Leharmn usa por primera vez los rayos ultravioletas filtrados, con fines judiciales.



  • En 1912, Alemania abandona la Antropometría como medio de identificación y la reemplaza definitivamente por la dactiloscopia.



  • En 1930 Gerlach y Achweitzar publican sus trabajos sobre Espectrografía general y especial aplicada a la policía y fundan la escuela de Espectroquímica en Múnich.



  • En 1924 Zlenke de Gotinga, publica su tratado de Medicina legal, de gran alcance Criminalístico.



  • En 1930, en Múnich las autopsias forenses eran realizadas por el profesor y su ayudante, los cuales por una disposición especial podían ir con la policía, en ciertos casos de importancia, al lugar de los hechos.



  1. Argentina.



  • En 1891 Juan Vucetich, organiza el Servicio Antropométrico con instrucciones generales, aprovecha investigaciones de Galton y logra catalogar 101 tipos a los que denomina Ignofalangometría, para posteriormente encontrar una fórmula con cuatro tipos fundamentales, arcos, presillas internas, presillas externas y verticillos, que denomina Sistema Dactiloscópico Argentino.



  • En 1894 el escritor Argentino, Francisco Latzina emplea el vocablo “Dactiloscopia” aceptado universalmente.



  • En 1913 se crea el Instituto Dactiloscópico y de Ciencias en la Universidad de La Plata.



  • En 1928 se crea un Laboratorio de Policía Científica con el nombre de Instituto Técnico de Investigaciones Criminales.



  • En 1938, se realizó en Buenos Aires, el primer Congreso Latinoamericano de Criminología, siendo uno de los temas oficiales la preparación científica del Juez del Crimen.



  • En 1935, el Inspector General de Policía Federal Argentino, Miguel Viancarlos crea la Sub-Clasificación natural de los verticilos dentro del Sistema Dactiloscópico Argentino.



  • En 1937 Carlos Urquiso, médico de profesión, da a conocer un Sistema de Identificación Pelmatoscópico, para recién nacidos.



  • En 1943, el Comisario PFA Ernesto Belaunde, inventó el Foto-Comparador, para peritajes balísticos.



  • En 1962, Roberto Albarracín, Julio Fortunato; crearon dentro del Sistema de Identificación Dactiloscópico, la Sub-Clasificación Mono dactilar.



  • En 1970, el Comisario Roberto Capello, utilizó el SCOPOMETRO ROSSET-PISANO, para descubrir un texto mecanográfico alterado.



  1. Bélgica.



  • En 1940, Lambert J.A Quetelet, sabio fundador de la Estadística, afirma que en el mundo no hay dos seres humanos exactamente del mismo tamaño, base de la Antropometría.

  • En 1910, Eugenio Stokis, Jefe del Laboratorio de Liega-Bélgica, presenta trabajos papiloscópicos palmar y plantar.

  • En 1924, Retcher, Mage, crean un Sistema Balístico, apelando directamente a la fotografía, para registrar cada una de las estrías que presentan los proyectiles incriminados y testigos.



  1. Chile.



  • En 1941, León Aliaga, dactiloscópico fundamentalista del Estudio Epidérmico escribió un manual “la Clave Dactilar”.

  • En 1942, Humberto Orrego Gouthier, funcionario del Servicio de Identificación, propuso el vocablo Papiloscopía.

  • En 1960, Luis Sandoval Smart, Jefe del Laboratorio de Criminalística en Santiago de Chile, escribió el Manual de Criminalística.



  1. Suiza.



  • En 1906, se crea el Instituto de Policía Técnica de Laussana, dirigido por Rodolfo Archivaldo Reiss y que posteriormente pasó a manos de Bischoff.



  1. Venezuela.



  • El 13 de Diciembre de 1941, se aprueba el uso del sistema dactiloscópico Decadactilar Venezolano o Clave Venezolana, de los expertos Hernán Suárez Mantilla y José Roberto Vivas para la identificación civil y policial.

  • En 1943, Carlos Urbaneja, publica su obra “Síntesis de los Sistemas Dactiloscópicos en Uso”.

  • En 1950, se publica la obra del profesor López de Zagredo “La Dactiloscopia Venezolana”.



  1. LA CRIMINALÍSTICA EN EL PERÚ.

La Criminalística es el quehacer intrínseco del investigador policial. En el Perú aquella como éste, se cimentan a fines del siglo pasado. No sólo el detective peruano vive inquieto por este conocimiento, lo han hecho también destacados estudiosos como el Dr. Óscar Miró Quezada de La Guerra, destacada criminólogo y catedrático principal de la facultad de Jurisprudencia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien en 1922, contagiado de este saber da su aporte a través de dos obras de significación y trascendencia: “ Antropología Criminal” con principios muy en boga en aquellos tiempos y cuyo primer título, “ la primonogenia” , estudia los factores que engendran el delito; en tanto que, en el segundo capítulo, “ criminalística”, se examinan los medios para descubrirlo y prevenirlo.

La Criminalística tiene 3 propósitos: la preparación de los hombres, la realización de los peritajes y la difusión de sus avances. Así pues el 15 de Diciembre de 1935, apareció un folleto muy valioso denominado “Boletín de Identificación y Policía Técnica del Cuerpo de Investigación, vigilancia e identificación.” Este fue posteriormente ampliado, y se torna en 1949, en la revista de Policía Técnica, bajo la dirección del inspector general del cuerpo de investigación “Vigilancia e Identificación”, Enrique Arenguena Iturbide.

El Instituto de Criminalística (INCRI) de la Policía Técnica del Perú; es el organismo de Ejecución de la Dirección de Criminalística. Fue creado por R.D. Nº 1286 del 31DIC69 asignándosele la categoría de División, dependiente de la DIRCRI; el 09ABR73, da inicio formalmente a sus funciones como es la formación de peritos, comenzando con el dictado del “Primer Curso de Grafotecnia”, con la participación de 30 Oficiales Subalternos. Su labor consiste fundamentalmente en realizar investigaciones para perfeccionar métodos, técnicas y procedimientos en el área de la criminalística, luego, efectuar la tarea de divulgación mediante otros medios de difusión; siendo su otra actividad, la de formar y perfeccionar peritos a fin de mantener los cuadros y mejorar el servicio criminalístico.

DISCIPLINAS AUXILIARES DE LA CRIMINALÍSTICA.

  1. FÍSICA FORENSE.

Determina las características y propiedades físicas de la materia aplicadas a la Criminalística.

Los diferentes capítulos de la Física, tales como la mecánica, calor, óptica, electricidad y magnetismo, se aplican para realizar determinaciones y exámenes físicos.

La exacta medición de las propiedades físicas de sustancias y compuestos mediante instrumentos cada vez más sofisticados, viene permitiendo la identificación de dichas sustancias y ha dado lugar al análisis por instrumentación, siendo de uso más difundido: La Cromatografía de gases, la espectrofotometría y la microscopía electrónica de barrido.

  1. QUÍMICA FORENSE.

Es una ciencia que estudia las propiedades químicas de la materia y sus transformaciones aplicadas a la Criminalística.

Se emplean los siguientes análisis:

  • Análisis químicos analíticos cualitativos y cuantitativos de drogas, fármacos y cosméticos.

  • Análisis toxicológicos en fluidos biológicos de personas u occisos.

  • Análisis químico-toxicológicos en muestras de cadáveres, en caso de muerte por envenenamiento.

  • Análisis bromatológico en alimentos, bebidas, estableciendo su estado o conservación, si se encuentran aptos o no para el consumo humano.

  • Análisis farmacológico, referente a la investigación de sustancias químicas y principios activos de las plantas.




similar:

Introducción a la criminalística icon1. Origen de la criminalística

Introducción a la criminalística iconManual de criminalística

Introducción a la criminalística iconManual de procedimientos de criminalistica de campo

Introducción a la criminalística iconManual de procedimientos de criminalistica de campo

Introducción a la criminalística iconSilabo criminalistica I (proceso regular) I. Datos generales

Introducción a la criminalística iconSeminario med leg criminalistica 5: el estudio del pelo

Introducción a la criminalística iconLa criminalística como ciencia y como arte

Introducción a la criminalística iconTaller com/manual-java/introduccion-java php >Introducción a Java...

Introducción a la criminalística iconIntroducción a la Epistemología Introducción

Introducción a la criminalística iconIntroducción




Todos los derechos reservados. Copyright © 2015
contactos
b.se-todo.com