Santiago de Cali 21 de julio de 2014




descargar 103.8 Kb.
títuloSantiago de Cali 21 de julio de 2014
página1/4
fecha de publicación23.01.2016
tamaño103.8 Kb.
tipoDocumentos
b.se-todo.com > Derecho > Documentos
  1   2   3   4
INSTITUCION EDUCATIVA

LA ANUNCIACION

ECONOMIA POLITICA
Santiago de Cali 21 de julio de 2014

PERIODO III

RESPONSABLE: LIC. FREDDY CASTILLO

TEMA: EL PODER

PLAN CLASE 1

TEORIAS DEL ORIGEN DEL PODER
En la historia ha habido varias maneras o formas de pensar de donde venía el poder que le era otorgado al líder de un Estado.




Teorías religiosas




En la Edad Medieval, los reyes eran designados por Dios para que gobernaran en su nombre, con lo cual un rey era la representación de Dios en el poder. Estas creencias son provenientes del Nuevo Testamento y debido al gran peso de la religión en esta época fue la teoría aceptada.
Después llegaron las teorías contractualitas, las cuales dicen que el poder político está basado en un trato entre los miembros de la población, hay 4 teorías contando hasta la actualidad, son dadas por Hobbes, Locke, Rousseau y Rawls.
Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVI-XVII, defiende que, los hombres al nacer somos iguales en derechos y poder para conseguir aquello que quieren, esto crea rivalidad entre todos y se hace valer la ley del más fuerte, en la que uno intenta dominar para sentirse más seguro. Es en este momento dice Hobbes que no hay ningún tipo de sociedad y que solo existen guerras entre los hombres, para lo solución de este problema se propone que todos los hombres cedan su poder a alguien que después garantice que sus derechos estarán a salvo.
John Locke, filósofo inglés del siglo XVII-XVIII, piensa que los seres humanos tienen una serie de derechos naturales,(vida, libertad propiedad..) por ello deben de seleccionar un poder que les pueda garantizar estos derechos, de ese modo se crea la sociedad civil y política.

El origen del poder político se halla en la decisión de preservar unos derechos y si el poder elegido no es capaz de garantizarlos se derroca y se selecciona a otro poder más eficaz, de modo que el ser humano escoge la forma de vida más conveniente para alcanzar su felicidad.
Rousseau, filósofo francés del siglo XVIII, considera que los seres humanos, antes de vivir en sociedad, somos buenos e inocentes, aunque si no viviésemos en sociedad nunca habríamos llegado al progreso y la educación.

De pronto surge el Estado, al ser humano se le vende el Estado como algo maravilloso además les dice que el Estado de naturaleza en el que viven es lamentable. Cuando todo el mundo se unió al Estado, empezó la desigualdad y la pérdida de derechos y libertad. Según Rousseau debería existir lo que él denomina la teoría del contrato social, en la cual explica que debe haber grupos que protejan los derechos e intereses de la población, y que una persona pueda seguir siendo libre como en "el estado de naturaleza". Estas asociaciones, que en nuestra era vendrían a ser sindicatos, se consiguen mediante la voluntad de las personas para el bien común.

En el s XVII y XVIII empiezan a desarrollarse planteamientos democráticos, es decir, el gobierno actúa en nombre del pueblo. Son denominadas teorías de soberanía popular. En 1776 con la guerra de independencia de los EEUU se crea un decreto "Declaración de Independencia de los EEUU" con el que se garantizan los derechos de todas las personas. Después en Francia con la revolución francesa se crea "la Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano" (pero no de la mujer) para establecer leyes y derechos. Finalmente tras la 2ª WaW, se crea "la Declaración Universal de los Derechos Humanos", en el que hay una frase, la cual dice "La voluntad del pueblo es el fundamento de la autoridad y del Estado". Quiere decir que en base a lo que quiera el pueblo el Estado tiene que actuar en base a las voluntades que tiene el pueblo.


Benjamín Jacobs

La autoridad per se no es dañina. Pretender eliminarla, sería una tarea inútil e imposible, es inherente a nuestra condición humana. En el estudio de las relaciones de poder en las organizaciones, habrá que considerar que la autoridad presenta distinta naturaleza de acuerdo con la intención de quien la ejerza. Existen personas que usan su poder para sus propios intereses, para destruir, para dañar. Es la autoridad esclavizante, propia de las personas sadomasoquistas. Hay otras, en cambio, que emplean su poder para la consecución de una causa común. De igual manera, existen dos formas de obediencia: la servil y la libre. Por eso, es muy importante estudiar muy detenidamente el poder, particularmente la naturaleza de la obediencia.

Todos los sistemas sociales, y particularmente el nuestro, funcionan a través de un red de reciprocidades de obediencia común. En todos ellos existe un marcado diferencial de poder que caracteriza toda la red de relaciones y es, precisamente, el fenómeno de la obediencia que nos develará todo un conjunto de fenómenos que operan tras la conducta humana. Estamos "programados" por una compleja, densa, difusa e impalpable red de autoridades superestructurales de la sociedad (escuela, universidad, partidos políticos, iglesias, estado, familia, medios de comunicación, instituciones, organizaciones, hospitales, tribunales) para creer y para hacer lo que se dice, para aceptar sin mucho análisis y cuestionamiento sus "verdades". Estas instituciones, que conforman lo que Foucault denominó "un sistema de micropoderes," tienen la función de congelar las conciencias de los individuos a través de procesos subliminares de condicionamientos, que inhiben la actividad creadora del individuo y lo hacen renunciar a su deseo de libertad, ejerciendo un control internalizado, el cual es, en muchos casos, la forma más represiva de control. No es fácil visibilizar este proceso, debido a su compleja red de relaciones que se yuxtaponen y se imbrican unas en otras, y cuyo resultado es un individuo educado con una mentalidad opuesta al desarrollo pleno de sus facultades y a su misma práctica.

La función de la educación está muy bien condensada en la frase, atribuida a Bernard Shaw, y que Gabriel García Márquez cita en su famosa obra Vivir para contarla: "Desde muy niño tuve que interrumpir mi educación para ir a la escuela". Albert Einstein se refirió al papel de la educación de la siguiente manera: lo único que interfiere con mi aprendizaje es mi educación (Thorpe, Scout, 2001, p. 16)

Aunque el poder puede existir en las situaciones conflictivas y no conflictivas, por lo general, las personas actúan, en lo que Michel Foucault describe como la "microfísica del poder" con innumerables puntos de enfrentamiento. De aquí que sea muy importante estudiar, con profundidad, las relaciones que suceden entre los individuos y los grupos sociales, en un contexto determinado, para descubrir los procesos de obediencia y mando: la relación entre los dominantes y los dominados y, principalmente, la relación de los dominados entre sí. Es importante, en este aspecto, que los profesionales analicen, con mucho cuidado, cuál es su ubicación en esta "microfísica del poder", cuál es su práctica concreta en estas relaciones de poder para entender la dinámica de los movimientos sociales, de los grupos sociales que operan al interior de las organizaciones, de las intenciones que subyacen en las conductas de las personas. El conocimiento de cómo opera el poder en un contexto específico facilitará al individuo saber si su práctica es coherente con determinado movimiento social.

Hemos planteado anteriormente cómo la disposición a obedecer y la disposición a mandar existen en todos los individuos al igual que en los animales, con matices e intensidades distintas. A algunas personas les gusta más mandar que obedecer y a otras, lo contrario. ¿Cuál es más fácil de las dos? Para algunos estudiosos del tema, es más fácil obedecer que mandar. Yo no estoy tan seguro que esa sea la regla general, en individuos normales. Hemos visto cómo en la disposición al mando y a la sumisión influyen aspectos genéticos (ADN) y sociales, y que aún en la carga genética existen diferencias: individuos que vienen dotados de una carga genética mayor hacia el mando que otros. La dinámica de la autoridad es muy compleja.

La humanidad tiene la responsabilidad, responsabilidad derivada del principio de la selección natural, de la preservación y superación del individuo. La decisión es nuestra: o nos destruimos o nos desarrollamos. El principio de la selección natural no entiende de sentimientos. El panorama no es muy alentador. Y no es que seamos pesimistas; pero, las masacres, el odio, la envidia, la destrucción, el egoísmo son una constante en la ecuación del "desarrollo humano" y en el desarrollo organizacional. En efecto - dice el autor portugués, Premio Nobel de Literatura 1998, José Saramago - yo no sé quién soy. Pero, más que el yo me preocupa el otro, ese otro al que siempre definimos como enemigo. Por eso, la vida pacífica entre los seres humanos no existió nunca y, si existió alguna vez, no duró mucho. Esforzarnos por comprender al otro, que es nuestro semejante, es lo decisivo.

Las naciones alfa imponen sus razones a los países omega y son las primeras las que definen los términos de las ecuaciones que rigen el destino de las segundas, y los gobernantes de los países omega se rinden, incluso con orgullo, a la voluntad de los gobernantes del país alfa. Este proceso se repite, con distintas dimensiones y características, en las organizaciones de todo tipo. Nuestras conciencias están secuestradas, igual que nuestro lenguaje, nuestra identidad perdida. Muy bien lo dijo recientemente, en una entrevista, el ganador del premio Nobel de Literatura 2002, el escritor húngaro, Imre Kertész, con relación a cómo los sistemas secuestran el lenguaje: No, sigue secuestrado. Los medios y los periódicos crean su propio lenguaje en el que el individuo está perdido. Tenemos que volver al lenguaje del individuo. En el discurso aprendí que en un momento de mi vida decidí que mi única realidad era yo. Creo que todo el mundo debería tener ese momento, la libertad total del ser. Debemos rescatar nuestra propia identidad y debemos estar dispuestos a hacerlo por duro y difícil que sea el camino: Debe considerarse que no hay nada más difícil de llevar a cabo, ni éxito más dudoso, ni más peligroso de manejar, que iniciar un nuevo orden de cosas (Maquiavelo, Nicolás) La construcción de una nueva cultura y una nueva ética planetaria no es una opción, es una obligación. Una cultura y una ética que promueva y fortalezca el potencial de resistencia, con creatividad, ante sistemas dominantes que prohiben a las personas una vida digna, una educación que libere y no que domestique. Esa es nuestra misión. Misión que se desdobla en: misión individual y misión grupal. No bastan las buenas intenciones. De buenas intenciones está lleno el infierno.

Algunas consecuencias de las relaciones de poder en los individuos y en los grupos sociales

Las relaciones de poder pueden desencadenar los procesos siguientes: sumisión, identificación, interiorización y oposición.

Sumisión

La disposición a someterse, a acatar las órdenes de otros sin ofrecer resistencia puede estar motivadas por varios factores. Podría deberse a un cansancio y resignación, producto de la experiencia del individuo de derrotas pasadas, a la desconfianza en los dirigentes y en las organizaciones. Esta actitud de resignación no va acompañada de la aceptación pasiva por parte de la persona; más bien, indica un estado de impotencia frente al poder, sin llegar a tener ninguna identificación con la autoridad y está a la espera de que existan las condiciones mínimas para revelarse contra ella. Acata la autoridad mientras no puede hacerle frente; sabe, por experiencia, que no puede actuar si no existe el apoyo para su causa, pues sin este apoyo está nuevamente condenado al fracaso. No tiene prisa; pero, tampoco dispone de mucho tiempo. Sabe muy bien que esta situación debe ser coyuntural para que no tome impulso y que después resulte difícil detenerla, de manera que se debe actuar con mucha precisión y buen juicio. Si la situación lo obliga a ser sumiso, debe saber moverse con mucha rapidez y astucia entre los dédalos del poder. Es oportuno recordar, en este aspecto a Maquiavelo:

De manera que, ya que se ve obligado a comportarse como bestia, conviene que el príncipe se transforme en zorro y en león, porque el león no sabe protegerse de las trampas ni el zorro protegerse de los lobos. Hay, pues, que ser zorro para conocer las trampas y león para espantar a los lobos. Los que sólo se sirven de las cualidades del león demuestran poca experiencia (Maquiavelo, Nicolás, 1999, p. 67-68)

Identidad

En este caso, el individuo deja de ser el mismo y se transforma en una persona idéntica a las demás y actúa tal como los poderosos esperan que lo haga. Es tal su identificación con los otros que resulta muy difícil distinguirlos entre sí. Al despojarse de su personalidad, se convierte en un autómata más y para compensar la pérdida de la personalidad, el individuo se conforma con su situación y busca el reconocimiento de los demás:

Es lo que les pasa siempre a los débiles: se extravían en su camino; y al final la fatiga les hace decir: ¿De qué ha servido caminar, si todo es igual?’’ A esa gente le gusta que le digan que nada merece la pena, que no se debe querer nada. Eso es predicar a favor de la esclavitud. Zaratustra, hermanos, viene como viento fresco e impetuoso para todos los cansados del mundo, pues va a hacer estornudar a muchas narices (Nietzsche, Friedrich, 2000, p.180)

Este proceso de automatización convierte al individuo en un ser inseguro y desamparado; de aquí que él busque la protección y esté dispuesto a someterse (incluso muy entusiastamente y con orgullo) a aquellas autoridades que le ofrecen seguridad y protección. Se somete al poderoso y, al mismo tiempo, se actúa como él; a pesar de que acepta el poder de los otros, no internaliza sus valores y las normas involucrada. En opinión de Erich Fromm, fue este proceso de identificación de la clase media con el poder alemán que caracterizó el núcleo del movimiento nazi.

Interiorización

A través de este proceso, llamado también proceso de socialización, el individuo hace suyos los principales valores del sistema dominante, se apropia de ciertas características que refleja el sistema de poder y se operan ciertos cambios en la conducta del individuo que tienden a ser más o menos permanentes. Estas características pueden ser denominadas como: valores, motivos sociales, actitudes, creencias, etc.

Los grupos que poseen recursos y, por tanto, poder, suelen imponer a la sociedad su sistema de ideas, el sistema de ideas de los que carecen de recursos es un sistema impuesto. Como el yo del individuo se encuentra debilitado, la persona es incapaz de darse cuenta de su inseguridad y de reconocer que los pensamientos y las emociones no son realmente de ella, sino que han sido recibidos desde afuera, interiorizados a través de instrumentos especializados en crear en los individuos el conformismo, la apatía, el temor y la aceptación pasiva del poder establecido. En muchos casos, los individuos llegan hasta admirar y servir a su opresor; admiración y servilismo que son productos de su temor hacia el poderoso. Existe una red bien organizada de instituciones, difundidas en la sociedad, encargadas del proceso de alienación de las personas. Instituciones como la iglesia, el estado, la familia, la escuela, la universidad, partidos políticos, los hospitales, las empresas son algunos de los mecanismos especializados en este proceso de socialización del conformismo. El individuo se convierte en un autómata: piensa, siente y quiere de acuerdo a lo que los demás piensan, sienten y quieren. De esta manera, el individuo cree que existe una relación de armonía con los poderosos, colabora con ellos y está dispuesto a defender los intereses de los que tienen el poder, porque cree que son sus propios intereses los que están en juego. Pierde, así, los últimos vestigios de su personalidad.
  1   2   3   4

similar:

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconSantiago de cali, 6 de mayo

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconSantiago de cali, 27 octubre 2013

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 icon11-1 Santiago De Cali,23 Febrero Del 2012

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconI congreso de Psicoanálisis Universidad Santiago de Cali

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconInstitucion educativa normal superior “Santiago de Cali”

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconProyecto de Ley presentado el día 27 de Mayo de 2014, ingresado por...

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconResolución Conjunta N° 1076/2014 y N° 2395/2014

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconArquidiócesis de cali

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconBúsqueda de Candidatos para concurrir a la Convocatoria pfis de la...

Santiago de Cali 21 de julio de 2014 iconColegio colombo británico cali




Todos los derechos reservados. Copyright © 2019
contactos
b.se-todo.com